Cuando ore a Dios, una sus dos manos; le recordaran Sus diez mandamientos




Visitante # 141227


--TECLEE AQUI PARA DEJAR SUS COMENTARIOS--




¿QUE CREEMOS?

1) Creemos que hay un solo libro que posee absoluta e incontaminada inspiración Divina: el libro de Dios, que יהוה (el Creador y Juez del Universo) escribió con “su propio dedo”, sobre las dos tablas de piedra (los Diez Mandamientos).

2) Creemos que, a fin de aclarar la correcta interpretación (e implementación) de sus diez mandamientos, el Creador inspiro al profeta Moisés (con la posible ayuda del profeta Josué), quien escribió la profecía contenida en sus cinco libros: Génesis, Éxodo, Levítico, Números, y Deuteronomio (la Torah).

3) La profecía de Moisés (la Torah), no fue escrita sobre piedra, sino sobre rollos de papiro (o sobre pieles de ovejas).

4) Si el libro de Dios (los diez mandamientos) fue escrito sobre piedra, mientras que la profecía de Moisés fue escrita sobre papiro (o sobre pieles de ovejas), fue solo para enseñarnos que, así como la piedra tiene mucho mayor peso que el papiro (o que las pieles); de ese mismo modo, creer en (obedecer) los diez mandamientos, tiene mucho mayor peso que creer en cualquier profecía (la futura restauración de Israel, la futura reconstrucción del templo, la futura manifestación del Mesías, etc)

5) A consecuencia de lo anterior, creemos que la obediencia a los diez mandamientos, hace que el hombre entre en el pacto de su Creador; que obtenga el favor Divino, y que se convierta en parte del pueblo santo (apartado del mal) prefigurado por la nación Hebrea. Como esta escrito: «Y Él os anunció su pacto, el cual os mandó poner por obra; los diez mandamientos, y los escribió en dos tablas de piedra» (Deut. 4:13)

6) Por tanto, creemos que, el libro escrito por Dios (los diez mandamientos), así como los cinco libros de Moisés (que contienen su profecía), son la totalidad de la revelación Divina que el creyente necesita. Cualquier otro libro, no puede ser considerado sino comentario opcional; pues, añadirlo al anterior canon, equivaldría a robarle a Dios una porción del terreno espiritual que, en el corazón (alma) del creyente, demarcan sus diez mandamientos. Es decir, utilizar alguna otra cosa (la restauración de Israel, la reconstrucción del templo, la venida del Mesías, etc) para disminuir (dividir o diluir) el celo que, por guardar los mandamientos del pacto, debe caracterizar al verdadero creyente. Como esta escrito: «No añadiréis a la palabra que yo os mando, ni disminuiréis de ella, para que guardéis (sin la innecesaria distracción que surgiría de añadir libros adicionales) los mandamientos de Yah vuestro Dios, que yo os ordeno» (Deut. 4:2)

El Camino de Dios

El bienestar eterno del ser humano, esta contenido en la Escritura que dice: “Apártate del mal, y haz el bien, y vivirás para siempre. Por que Yah ama la rectitud, y no desampara a sus Santos” (Salmo 37:27-28). Y, en cuanto al significado de “hacer el bien”, este se encuentra resumido en el siguiente verso: “Oh hombre, El te ha declarado lo que es bueno. Y, ¿que pide el Señor de ti? Solamente hacer Justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios” (Miqueas 6:8).
Pero, alguien podría cuestionar esta interpretación, citando el verso que dice: “Hay camino que al hombre parece derecho, pero su fin es camino de muerte” (Proverbios 14:12). ¿Como podemos corroborar que “el camino” que agrada al Creador esta en hacer lo bueno (hacer el bien encarnado en sus diez mandamientos), y no en creer en este o aquel otro dogma religioso? La manera de hacerlo, es recordar la Escritura que dice : “Bienaventurados los perfectos de camino (¿Quienes son estos perfectos de camino?...); Los que andan en la Ley de Yah. Bienaventurados los que guardan sus testimonios, Y con todo el corazón le buscan; Pues no hacen iniquidad los que andan en sus caminos. Tú encargaste que sean muy guardados tus (diez) mandamientos. ¡Ojalá fuesen ordenados mis caminos, para guardar tus estatutos! Entonces no sería yo avergonzado (reprendido por Dios), cuando atendiese a todos tus mandamientos. Te alabaré con rectitud de corazón, cuando aprendiere tus justos juicios. Tus estatutos guardaré; No me dejes enteramente. ¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra. Con todo mi corazón te he buscado; No me dejes desviarme de tus mandamientos. En mi corazón he guardado tus dichos, para no pecar contra ti. Bendito tú, oh Yah; Enséñame tus estatutos. Con mis labios he contado todos los juicios de tu boca. Me he gozado en el camino de tus testimonios, más que de toda riqueza. En tus mandamientos meditaré; Consideraré tus caminos. Me regocijaré en tus estatutos; No me olvidaré de tus palabras” (Salmo 119:1-16).
Así, el camino que agrada al Creador, consiste en comprometernos con guardar los diez mandamientos de su Ley, que son el Pacto de Dios con la humanidad. Todo el que deja de observar esos mandamientos, abandona el buen camino; y, en su soberbia, se expone a caer bajo maldición, como esta escrito: “Reprendiste a los soberbios, los malditos que se desvían de tus Mandamientos” (Salmo 119:21). O, como también dijo el profeta Ezequiel: “Por tanto, así ha dicho Yah el Señor, vivo yo, que el juramento mio que menosprecio, y mi pacto que quebranto, lo traeré sobre su misma cabeza” (Ezequiel 17:19).
El verdadero creyente, anhela conocer el camino de Dios que constituyen sus mandamientos, como esta escrito: “Hazme entender el camino de tus mandamientos, para que medite en tus maravillas” (Salmo 119:27). Cuando el creyente comprende el camino Divino que son los mandamientos, su corazón se ensancha, y le impulsa a desear fervientemente transitar su jornada; Como esta escrito, “Por el camino de tus mandamientos correré, Cuando ensanches mi corazón” (Salmo 119:32). Pero, el corazón del impío, no es recto para con Dios (pues esta extraviado); el impío no aborrece la maldad; y, por ende, rehúsa comprometerse con el bien encarnado en los mandamientos. Como esta escrito: “Ha dejado de ser cuerdo, y de hacer el bien. Medita maldad sobre su cama; esta en camino no bueno (pues), el mal no aborrece” (Salmo 36:3-4).
En conclusión, "el camino de Yah", es hacer el bien encargado en sus diez mandamientos (su Ley). Por eso la Escritura dice que, los justos, son aquellos que tiene su corazón puesto en la Ley de Yah: “La boca del justo habla sabiduría, Y su lengua habla justicia. La ley de su Dios está en su corazón; Por tanto, sus pies no resbalarán” (Salmo 37:30-31). ¿Por que no resbalaran sus pies? Pues porque están afirmados sobre la piedra (las tablas de piedra en las cuales fueron escritos los mandamientos). Y, quien esta cimentado sobre la piedra (quien construye su vida sobre ella), vive seguro, pues descansa sobre un fundamento inconmovible. Por esto, aun los escritos Cristianos citan a Jesús de Nazaret (la paz y la bendición de יהוה sean con el) diciendo: “... Mas si quieres entrar a la vida (eterna), guarda los mandamientos... No matarás. No adulterarás. No hurtarás. No dirás falso testimonio. Honra a tu padre y a tu madre; y, Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Mateo 19:17-19).

«En nuestro Universo moral, existen tres grandes verdades. Y, toda otra verdad etica, esta directa o indirectamente sujeta a estas tres: (1) Yah (El Creador) es Uno solo: es decir, el Creador es único; pues, en toda su Creacion, no hay nada ni nadie con igual (o mayor) perfección ética que Yah. Por eso, solo Yah es digno de reinar, pues el suyo es un Reino Bendito (estando dirigido por el mas bueno y justo de todos los Reyes; uno en el cual no hay vicio ni defecto moral alguno). (2) En términos morales, Yah ha dado a los hombres un libre albedrío, a fin de que estos tengan la libertad de escoger su futuro; decidiendo si van a hacer lo bueno (sembrar el bien), o si van a hacer lo malo (sembrar el mal). (3) Yah no habrá de juzgar arbitrariamente a nadie; pues su Juicio siempre consistirá en permitir que cada uno “coseche” (reciba de vuelta con justicia) el mismo bien (o mal) que, con su vida, haya libremente y voluntariamente "sembrado" (dispensado a quienes le rodearon)»

El Hombre, Creado a Imagen de Dios

La Torah (Escritura Hebrea) enseña que, Adonai Yah (El Creador) lo hizo todo bueno. Pero también enseña que, luego de haber creado al hombre, Yah reconoció que "no era bueno que el hombre estuviese solo" (Gen 2:18). La realidad es que, si el hombre estaba solo, ¡el causante de ello no era otro sino El Creador! Es decir, el relato de la Creación muestra que (si nos atreviésemos a decir tal cosa) el Creador hizo "cosas buenas", pero tambien hizo cosas "no tan buenas". ¿Que hizo Yah con aquello que "no era tan bueno"? Pues que procedió a reconocerlo de inmediato (por iniciativa propia, y sin necesidad de que alguien tuviese que convencerlo). Entonces, luego de reconocer aquello que "no era tan bueno", el Creador procedió a "rectificarlo" (a, por así decirlo, "enderezar lo torcido"). En el caso de Adam, esa "rectificación" consistió en proveer al hombre de comunión y armonía con otro ser humano (con "Hava", o "Eva").
Como si lo anterior no fuese ya "difícil de tragar", la Torah tambien enseña que Yah (bendito sea) creo al hombre "a su imagen y semejanza" (Gen. 1:26). ¿Que significan estas palabras? Pues que, así como Dios hizo cosas buenas, y cosas no tan buenas, de ese mismo modo el hombre (creado a imagen y semejanza de su Dios) puede tambien escoger entre hacer "cosas buenas", y hacer "cosas no tan buenas". Pero tambien significa que, así como el Creador pudo reconocer (y enmendar) aquello que "no era tan bueno" (proveyendo al hombre comunión y armonía con su prójimo); de ese mismo modo el hombre puede reconocer y enmendar sus errores, entablando una relación de comunión y armonía con su prójimo.
El anterior relato tambien nos muestra que, si bien es loable hacer "solo lo bueno”, es aun mejor cuando, luego de haber hecho lo que "no es tan bueno", tenemos suficiente humildad como para (por iniciativa propia) reconocer nuestro error, y proceder a "enderezar" lo que hemos "torcido" (nuestra relación con el prójimo, sin importar si ese prójimo es el Creador, nuestros semejantes, o nosotros mismos).
La anterior verdad, esta confirmada en el siguiente Midrash Judío (Berachot 34b): “En el (sublime) lugar donde esta de pie el penitente (entiéndase, aquel que ha reconocido su error, y procedido a enmendarlo), no puede pararse ni siquiera el que es perfectamente justo”.
En resumen, si la Torah enseña que el hombre fue creado a imagen y semejanza de su Dios, es porque el Creador (bendito sea) anhela que el hombre obre de la misma forma que obro su Creador (durante el proceso de la creación del hombre): Es decir, que escoja hacer lo bueno; y que, cuando no lo haga, tenga la humildad y la honestidad de reconocerlo, confesando su error, y procediendo a rectificarlo. Esto es lo que al presente conocemos como «Teshuvah»; palabra Hebrea que significa "volver al camino recto" ("arrepentimiento sincero", o "confesión y conversión").

Refutacion De Un Falso Proverbio: Los hijos son responsables del pecado de sus Padres

"Vivo yo, dice Yah el Señor, que nunca más tendréis por qué usar este refrán en Israel. He aquí que todas las almas son mías; como el alma del padre, así el alma del hijo es mía; el alma que pecare, esa morirá. Y el hombre que fuere justo, e hiciere según el derecho y la justicia; que no comiere sobre los montes, ni alzare sus ojos a los ídolos de la casa de Israel, ni violare la mujer de su prójimo, ni se llegare a la mujer menstruosa, ni oprimiere a ninguno; que al deudor devolviere su prenda, que no cometiere robo, y que diere de su pan al hambriento y cubriere al desnudo con vestido, que no prestare a interés ni tomare usura; que de la maldad retrajere su mano, e hiciere juicio verdadero entre hombre y hombre, en mis ordenanzas caminare, y guardare mis decretos para hacer rectamente, éste es justo; éste vivirá, dice Yah el Señor"
(Ezequiel 18:3-9)


"El alma que pecare, esa morirá; el hijo no llevará el pecado del padre, ni el padre llevará el pecado del hijo; la justicia del justo será sobre él, y la impiedad del impío será sobre él. Mas el impío, si se apartare de todos sus pecados que hizo, y guardare todos mis estatutos (mandamientos) e hiciere según el derecho y la justicia, de cierto vivirá; no morirá. Todas las transgresiones que cometió, no le serán recordadas; en su justicia que hizo vivirá"
(Ezequiel 18:20-22)


Avinu Malkeinu (nuestro Padre y nuestro Rey), ten misericordia de nuestro extraviado pais; que vuelva a la obediencia de tus mandamientos, antes de que caiga por el precipicio al cual se encamina. Oramos confiados en la promesa (Deut. 28:1-14) que hiciste por medio de Moises, quien prometio que habrias de bendecir a todo aquel que guardase tus mandamientos. Es en el nombre de tu siervo Moises (creyendo en lo prometido por el), y no en nombre de nuestro propio capricho, que rogamos a ti, oh Señor Dios Omnipotente. Amen.


Adonai Yah (bendito sea) dice esto a todos los hombres: «¡Quién diera que tuviesen tal corazón, que me temiesen, y guardasen todos los días (de su vida) todos mis mandamientos; (¿Para que?) para que a ellos y a sus hijos les fuese bien para siempre (es decir, para que reciban bendicion en esta vida, asi como en la venidera)! -Deuteronomio 5:29. ¡Obedezca los Diez mandamientos de la Ley de Dios, y sera bendito para siempre!


Los Diez Mandamientos De La Torah (Ley) De Dios

  1. Creer en la Existencia y Soberania de Yah ( יהוה ), el Dios que liberto a Israel de la Esclavitud Egipcia
  2. No Adorar, No Orar, Ni tampoco Servir, a algo que tenga una imagen fisica; ni a dios alguno fuera de Yah
  3. No pronunciar el Nombre de Yah en Vano
  4. Observar el día de Shabbat
  5. Honrar a nuestros Padres
  6. No Asesinar
  7. No Fornicar, ni Cometer Adulterio
  8. No secuestrar
  9. No Difamar, ni Prestar Falso Testimonio
  10. No Intentar Traer dentro de la Posesión de Uno lo Que ya Pertenece a Otra persona

«Adonai Yah dijo a Salomon: “He aqui te he dado corazon sabio y entendido, tanto que no ha habido antes de ti otro como tu, ni despues de ti se levantara otro como tu” (1 Reyes 3:12). El Creador (bendito sea) prometio a Salomon que, en lo porvenir, no naceria hombre alguno con mayor sabiduria que la suya (esto incluiria a todos los hombres, sin importar si son profetas, mensajeros, maestros, reyes, o mesias). Asi, luego de experimentar el bien y el mal; la fama, el poder, el sexo, y las riquezas, el hombre mas sabio de todos, resumio la esencia de la Sabiduria Divina, diciendo las siguientes palabras: “El discurso ha terminado. Ya todo ha sido dicho. Honra a Dios, y cumple sus (10) mandamientos, porque eso es el todo del hombre (todo lo demas es secundario). Dios habrá de pedirnos cuentas de todos nuestros actos, sean buenos o malos, y aunque los hayamos hecho en secreto” (Eclesiastes 12:13-14, Biblia "Dios Habla Hoy"). En resumen, la Sabiduria Divina, consiste en reconocer que, por cuanto el Juez Supremo habra de juzgar un dia nuestras obras, debemos por tanto abandonar la maldad, para comenzar a hacer el bien que nos ha encomendado hacer, por medio de sus mandamientos. Esto, es todo lo que el hombre necesita para entrar en El Olam Ha-ba (La Vida Eterna); todo lo demas, es secundario; solo comentario explicativo»



«Mira, yo he puesto delante de ti hoy la Vida y el bien, la Muerte y el mal; porque yo te mando hoy que ames a Yah tu Dios, que andes en sus caminos, y Guardes sus (10) Mandamientos, sus estatutos y sus decretos, para que vivas y seas multiplicado...» (Deut. 30:15-16)



«Pesa exacta y justa tendrás; efa cabal y justo tendrás, para que tus días sean prolongados sobre la tierra que יהוה tu Dios te da. Porque abominación es a יהוה tu Dios cualquiera que hace esto, y cualquiera que hace injusticia» (Deut. 25:15-16)



«Nunca se apartará de tu boca este libro de La Ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Yah tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas» (Josue 1:8-9)



«Obedece mis mandamientos, y vivirás (para siempre); Y, (guarda) mi Ley, como (a) las niñas de tus ojos»- Prov. 7:2.



«La lengua y el corazón son las partes mas dulces del hombre; cuando su alma es pura, estando limpia de la injusticia, la crueldad, y el orgullo. Pero, La lengua y el corazón son las partes mas amargas del hombre, cuando su alma es impura, estando contaminada con la injusticia, la crueldad, y la soberbia.»



«Sacrifica a Dios alabanza, Y paga tus votos al Altísimo; E invócame en el día de la angustia; Te libraré, y tú me honrarás» -Salmo 50:14-15



«Cuando el Dios de los menesterosos y quebrantados habite dentro de su corazon, sera usted como las estrellas del cielo; pues la luz de sus buenas obras alumbrara la oscuridad moral de la noche que es el presente siglo»

La Estrella de David, que forma parte del Logo de la fe Hebrea de nuestro padre Avraham, esta compuesta por dos triángulos a manera de “puntas de flecha”. Estas dos “puntas de flecha” son exactamente iguales,pero una de ellas apunta hacia abajo, mientras que la otra apunta hacia arriba. ¿A que apuntan estas flechas? ¿Que significan? Significan que la Creación es reciproca: es decir, que tarde o temprano se nos dará lo mismo que hayamos dado; que cosecharemos el mismo bien o mal que hayamos sembrado. Pero, ¿por que forman la imagen de una estrella? Pues para recordarnos que, así como la luz de las estrellas es eterna e inmutable, así también esta verdad (la ley de “siembra y cosecha”, o “medida por medida”) es eterna e inmutable. ¿Y que significa el nombre Divino dentro de la estrella? ¿Porque aparenta ser la imagen de un hombre cuyo brazo y pierna derecha están dislocados (quebrantados)? ¿Por que esta su espalda encorvada, como quien lleva una pesada carga? La respuesta es que encontramos a Dios en el hombre cuyo brazo no es suficientemente fuerte como para permitirle ganar su propio sustento; encontramos a Dios en el hombre cuyas piernas no son suficientemente fuertes como para permitirle “subir la escalera del éxito”; encontramos al Creador en aquel que lleva sobre sus espaldas una pesada carga. En fin, encontramos a Dios al lado de aquel cuyo corazón esta quebrantado, como dice la Escritura: «Porque así dijo el Alto y Sublime, El que habita la Eternidad, y cuyo nombre es el Santo: YO HABITO en la altura y la santidad, y CON EL QUEBRANTADO Y HUMILDE DE ESPÍRITU»- Isaías 57:15. Note que el pasaje no dice que el Señor habita con los Judíos; con los Cristianos, o con los Musulmanes; dice que habita con "los quebrantados y humildes de espíritu" (sin importar si son Judíos, Cristianos, o Musulmanes). La Escritura confirma esto cuando dice: «Cercano está ADONAI YAH (El Señor) a los quebrantados de corazón; y SALVA A LOS CONTRITOS DE ESPÍRITU»- Salmo 34:18.
Pero, ¿Por que la letra Hebrea “yud” ( י ) hace parecer que el hombre de la imagen se encuentra dirigiéndose (orando) hacia el cielo? La respuesta es que, en el Hebreo en que que se escribió la Escritura, no había una designación separada para los números, sino que las letras tenían en si mismas un valor numérico. Y, el valor numérico de la letra “yud” ( י ) era de precisamente “10” (numero que significa algo completo y perfecto, tal y como Dios había ordenado a Israel guardar Sus diez mandamientos, a su vez símbolos de Su completa y perfecta voluntad). Es decir, el hombre que quebranta y humilla su corazón, para dejar que la voluntad de Dios (obedecer Sus Diez mandamientos) sea su propia voluntad, es un hombre completo y perfecto, que teme al Creador. Y este hombre completo y perfecto, puede estar seguro de que Dios escuchara atentamente su oración, como esta escrito: «Cumplirá el deseo de los que le temen; Oirá asimismo el clamor de ellos, y los salvará» (Salmo 145:19). Y también promete en otro lugar diciendo: «Los ojos de Adonai Yah están sobre los justos, Y atentos sus oídos al clamor de ellos» (Salmo 34:15).


«Donde hay Soberbia, alli habra ignorancia; mas, donde hay humildad, alli habra Sabiduria (Prov. 11:2)»



¿Quien es un creyente Hebreo?

Para comenzar, la palabra “Hebreo” significa “del otro lado”. Así, el mundo esta en un lado de la balanza, y el creyente Hebreo esta en el lado opuesto de esa balanza. Es decir, el mundo no creyente, vive según sus propios principios y leyes; vive para sacrificar sus valores al dios de su propio ego, que le demanda una insaciable cantidad de poder, riquezas, sexo, fama, y adulación. En cambio, el creyente Hebreo no vive para complacer su ego, sino al Dios de Israel. Este creyente pone los principios de la Ley de Dios por encima de los principios y las leyes de los hombres. En todo lo que este creyente hace, en todo lo que dice, y en todo lo que piensa, se pregunta a si mismo, “¿Agrada esto a Adonai (Yah)?, ¿Si muriese en este mismo instante, se agradaría Dios de lo que estoy haciendo, diciendo, o pensando? ¿Seria justo que el Creador recompensase mi aptitud, o seria justo que la castigase?
Así, nadie que elija a un líder inmoral, es un verdadero creyente Hebreo. Nadie que endose a un líder abiertamente mentiroso, injusto, u oportunista, es un verdadero creyente Hebreo. Nadie que de su endoso al fraude, al chantaje, a la usura, a la extorsión, o al oportunismo, es un verdadero creyente Hebreo.
En fin, el verdadero creyente Hebreo, es aquel que rige la totalidad de su vida por la Justicia moral, política, y social, que encarna la Ley de Dios: “Apártate del mal, y haz el bien, y tendrás una morada Eterna (tendrás una porcion en la Jerusalén Celestial)”- Salmo 37:27.



«Recuerde siempre que, a los ojos del Creador, somos lo que dicen nuestras acciones y nuestras aptitudes, no lo que dicen nuestras palabras. Vivamos de suerte que nuestras acciones y aptitudes testifiquen al mundo que somos parte del verdadero Israel; el pueblo que ha sido santificado (apartado del mal) para servir a Yah, el unico y verdadero Dios»



¿Donde esta Adonai Yah (bendito sea), el Dios de Israel?

Los seres humanos, tenemos una férrea creencia en un común pero imaginario concepto: creemos en algo llamado "la nada". La mayoría de nosotros, tenemos la firme (pero errada) convicción de que debe haber una infinidad de lugares en el universo, donde no hay absolutamente nada. De hecho, creemos tanto en este concepto, que hasta tenemos un refrán que dice: "¡Las cosas no salen de la nada!". El problema con esto, es que nunca hemos observado esa "nada". Es decir, no importa a donde enfoquemos nuestros telescopios, siempre detectamos "algo"; aun si solamente es tiempo/espacio, y "radiación de fondo". Es decir, si quisiéramos observar alguna "desgarradura" (o "discontinuidad") en la "tela" que comprende el tiempo/espacio del universo, tendríamos que alquilar alguna película de ciencia ficción pues, en la vida real, esa "nada absoluta" nunca ha sido observada.
Y este es precisamente el punto de encuentro entre la ciencia, y la religión judía. Vera, quienes seguimos la fe Hebrea de nuestro padre Avraham, creemos que יהוה (Adonai), el Dios al cual sirvieron Avraham y Moisés (así como todos los profetas), es la fuente y el Creador de TODAS las cosas. También creemos que NO HAY NADA QUE NO HALLA SIDO CREADO POR יהוה. Así, nuestra fe postula que יהוה "era" antes de que existiera nada en el Universo; antes de que existiesen las leyes físicas, antes que existiese el tiempo, el espacio, la materia, la energía, las dimensiones, las emociones, las ideas, o aun lo que conocemos como existencia misma. Pero, esa "nada" (o "falta de existencia") que estaba presente antes de que existiese “algo”, no es la "nada absoluta" en la cual siempre nos han querido hacer creer; no es un total vacío, sin capacidad para crear cosa alguna. Esa "nada" que precedió todo, es en realidad "algo"; un "algo" que excede al tiempo, al espacio, a la materia, a la energía, a las ideas, a las emociones, y aun a la existencia misma; un "algo" con capacidad para crearlo "todo". Ese “algo” es יהוה (bendito sea) el Creador, quien “contiene dentro de si mismo" todas las cosas. Esto es similar a lo que sucedió (en sentido opuesto) con el concepto de "el tiempo". Durante miles de años, la gente se convenció a si misma de que “el tiempo” en realidad no existía; que era un artificio imaginario, inventado por los hombres a fin de proveer un marco lógico a la secuencia de eventos que se observaban; al fenómeno de “causa y efecto”. La mayoría de las personas aceptaron esa idea, hasta que llego un judío llamado Albert Einstein, y demostró que “el tiempo” no era un concepto ficticio, ni imaginario; y que, aunque no contaba con una “masa” que pudiese ser pesada; con un “color” que pudiese ser distinguido; ni con alguna dimensión física que pudiese ser medida, el tiempo contaba en efecto con una existencia propia, cambiante, e independiente; y que podía “contraerse”, y “expandirse”(acelerarse, y des acelerarse). De ese mismo modo, se nos ha hecho creer durante siglos que, si pudiéramos "deshacernos de todo" (tiempo, espacio, energía, materia, ideas, emociones, etc.) quedaríamos con "nada"; es decir, un estado de "vacío absoluto", sin potencial de creación, de cambio, ni de crecimiento. En cambio, los judíos creemos que esa "nada" que quedaría (si pudiéramos “deshacernos de todo"), no es una "nada absoluta", sino que es יהוה, el Creador del Universo (bendito sea). Para nosotros, el Creador es algo remotamente similar a "El Cero Pitagórico". Es decir, aunque el "cero pitagórico" es "la nada", es a la misma vez "el todo"; pues, si sumáramos (uniéramos) todos los números existentes (positivos, negativos, reales, imaginarios, complejos, y en todas las posibles direcciones) encontraríamos que, la suma de ese "todo" que conforman esos números, resulta ser la "nada" que es el "cero".
Lo anterior nos lleva a concluir que, la "existencia" del Creador, no puede (por definición) ser medida ni detectada por aparato científico alguno, y cualquier "dios" que pueda ser corroborado por la ciencia (es decir, a través de mediciones físicas), seguramente no es יהוה, el Creador del Universo. Es que, el hecho de que יהוה estuviera ya "allí" (si es que realmente podemos aplicarle esa descripción), antes de que existiesen el tiempo y el espacio, implica que, en su naturaleza mas intima, יהוה se encuentra "fuera" del ámbito de tiempo y espacio que circunscribe lo que comúnmente entendemos ser nuestra existencia. En otras palabras, la ciencia no puede detectar la "existencia" de algo que esta mas allá de tiempo y espacio, por no decir mas allá de la existencia misma. Intentarlo, seria algo así como que el personaje de un vídeo juego, tratase de encontrar al creador del programa de vídeo juego; pero intentando localizarlo en algún "lugar" dentro del mismo vídeo juego. Esto es simplemente imposible, pues la existencia del creador del programa, excede al programa mismo. Aunque tiene absoluto control y conocimiento de todo lo que sucede dentro del programa, el programador "no existe" dentro del programa; de hecho, la realidad es que, todo el programa, existe dentro del programador (es decir, en su mente). Asi, aunque desde la perspectiva de los caracteres del vídeo juego, el programador no existe, su "inexistencia" no significa que el programador sea una "nada absoluta", sin capacidad para crear, para crecer, y para cambiar.
La anterior linea de pensamiento, dio lugar a que, uno de los nombres que los judíos utilizamos para referirnos a יהוה, es "Ha Makom"; un nombre que literalmente significa "el Lugar". ¿Cual lugar? El lugar que, si bien no esta en ninguna parte del universo (es "cero", o "nada"), es a su vez el lugar donde se encuentran todas las partes del universo (es el "infinito", o el "todo" del universo). Es por esto mismo que, cuando la Escritura dice que alguien "vio" a Dios, que alguien "hablo" con Dios, o que alguien "oyó" a Dios, obviamente no se esta refiriendo a la manifestación mas íntima de la esencia Divina, que excede a la existencia misma; sino a alguien (o algo) que habla en nombre del Creador; alguien que le representa; ya sea este un ángel, un mensajero Divino, una voz celestial, un sueño, o algún profeta. Como esta escrito: «יהוה dijo a Moisés: "Mira, yo te he constituido dios para Faraón..."»- Éxodo 7:1.
Así, el ser humano nunca ha visto realmente a Dios. Y, en esto, la tradición Cristiana concuerda con la Judía, pues los Escritos Cristianos cierran su teología con las palabras del apóstol Juan, quien es citado diciendo: "Nadie ha visto jamás a Dios"- 1ra Juan 4:12.



«No es verdadera Libertad, la que te conduce a hacer lo que se te antoje (destruyendote de ese modo a ti mismo); la verdadera Libertad, siempre te conducira a vivir sabiamente; siendo justo, misericordioso, y humilde»



¡La buena Teología, que no se traduce en hacer bien al prójimo, no es realmente buena!

El Rabino Hanina Ben Dosa solía decir: “Aquel cuyo temor del pecado tiene precedencia sobre su aprendizaje (su conducta ética le preocupa mas que su teología)-- Su conocimiento perdurara. Pero, aquel cuyo aprendizaje tiene precedencia sobre su temor del Cielo-- su aprendizaje no perdurara. Como esta escrito: «El Temor del Señor (de Su juicio por nuestros Pecados) es el principio de la Sabiduría» (Salmo 111:10).
La Tanak dice así: «Decid de los justos, cuando son buenos, que comerán el fruto de sus obras» (Isaías 3:10). Pero, ¿es concebible que exista un hombre justo que sea bueno, y otro hombre justo que no sea bueno? La respuesta es: “aquel que es bueno para con el Cielo, y bueno para con los hombres, es un hombre justo que es realmente bueno. Pero, si es bueno para con el Cielo, y no para con los hombres, entonces es un hombre justo, que no es realmente bueno”. Similarmente leemos: «Ay del hombre perverso que es malo; porque se le dará la recompensa de sus manos» (Isaías 3:11). Nuevamente, ¿es concebible que exista un hombre perverso que sea malo, y otro hombre perverso que no sea malo? La respuesta es: “aquel que es perverso para con el Cielo, y perverso para con los hombres, es un hombre perverso que es realmente malo. Y, quien es perverso para con el Cielo, pero no lo es para con los hombres, es un hombre perverso que no es realmente malo”. Así, es nuestro “fruto” (la conducta ética que mostremos a nuestro prójimo), lo que validara (o refutara) nuestra teología.



«Cuando el hombre abandona la Ley de Dios (los Diez mandamientos), termina aplaudiendo la inmoralidad, como esta escrito: "Los que se apartan de La Ley, aplauden a los malvados; pero, los que la obedecen, se oponen a ellos"- Prov. 28:4»



La Ley de Siembra y Cosecha

Haz tu mas honesto y sincero esfuerzo por no hacer a otros el mal que odiarías que otros te hicieran a ti mismo; por hacer a otros el bien que desearías que otros te hicieran a ti mismo; y por amar para los demás aquello que amarías para ti mismo. Si haces todo el bien que te sea posible, el Juez Justo (bendito sea) te recompensara, haciéndote todo el bien que le sea posible. ¡Y nadie puede ganarle a Dios, cuando de hacer bien a otros se trata!



¿Que significa ser un hombre Manso?

Un hombre manso, es aquel que es humilde; aquel que no se avergüenza de reconocer que ha obrado mal; el que puede reconocer sus errores, y decir "por favor, perdóname"; es aquel que no se hace a si mismo demasiado importante. Y, ¿Quien es un ejemplo de alguien que NO era manso? Pues el Rey Jeroboam, quien prefirió terminar en el infierno, antes que humillarse a reconocer que la casa de David (que adoraba al Dios verdadero, en el verdadero Templo de Jerusalén) era mas digna que la suya propia (que adoraba los falsos dioses que eran los becerros de Oro, en el falso santuario de Betel).¿Donde enseña esto el Judaísmo? Pues en el siguiente Midrash (Sanh.102a): «Con todo esto, no se apartó Jeroboam de su mal camino...» (1 Reyes 13:33). ¿A que hace alusión el pasaje, cuando dice “Con todo esto...”? Pues a que (como dijo el Rabino Abba) El Creador agarro a Jeroboam por sus vestidos, y le dijo: “ ¡Arrepiéntete, y Yo, Tu, y el hijo de Isaí (el rey David) caminaremos juntos en el Jardín del Edén!”. ¿Pero quien (pregunto Jeroboam) ira a la cabeza? A lo cual Dios contesto, “El hijo de Isaí estará a la cabeza”. Entonces Jeroboam replico diciendo, “Si es así (y no soy yo quien recibirá la gloria de ostentar el primer lugar), no quiero tener parte de ello (prefiero quedar excluido del Jardín del Edén)».
Así, la falta de mansedumbre de Jeroboam (su anhelo de ser el mas grande de todos) le impidió tener vida en el mundo que ha de venir. Y es por esto mismo que los maestros del Judaísmo Universal han enseñado que, aquel que quiera ser grande, tiene que anonadarse a si mismo (considerarse inferior a los demás, de suerte que no se le haga imposible servir a su prójimo).



«Un Midrash cita a Judah Ben Temah diciendo: Ama al Cielo, y ten también temor del Cielo; de modo que tanto el regocijo como el temblor estén contigo cuando obedezcas los mandamientos. Si haz cometido una leve falta contra tu prójimo, que parezca a tus ojos una seria ofensa (de modo que te sea difícil volverla a cometer); Si le haz hecho un grande bien, que sea a tus ojos como una pequeña nimiedad (de modo que evites creer que haz hecho algo realmente grande; y, sintiéndote satisfecho, no vuelvas a hacerlo). Por el otro lado, si tu prójimo te ha hecho un pequeño bien, consideralo como algo grande (así, darás gracias a tu prójimo; quien, sintiéndose honrado por ello, sentirá la motivación de volver a hacer otro bien). Pero, si te ha hecho un grande mal, consideralo una nimiedad (así, viendo que no ha logrado ofenderte con sus palabras, alentaras a tu prójimo a desistir de calumniarte)»



LA MENTALIDAD DEL JUDIO

Aunque parezca difícil de creer, ser Judío tiene muy poco que ver con la religión Judía, o con creer en esta o aquella otra interpretación teológica. De hecho, hay una inquietante cantidad de personas que, a la misma vez que se presentan a si mismos como la norma de lo que significa ser judio, en realidad no tiene la mas remota idea de lo que ello significa.
Es que, ser judío, es incorporar en nuestra psiquis un estado particular de conciencia. Y esta conciencia surge cuando internalizamos la noción de que la existencia no es algo sin propósito, no es irracional, no es fortuito, ni tampoco aleatorio. Todo es el producto de un orden lógico y racional que pernea todo el universo y es parte integral de la Creación.
El misticismo Judío describe este orden racional con el nombre de “Hokhmah” (o “Sabiduría”). Si bien es cierto que Hockmah no es el Dios único e infinito (Ein Sof), no es menos cierto que Hockmah es una emanación de aquel que es la corona (Keter) de todas las cosas. Así, Hockmah (La Sabiduría), es tradicionalmente descrita como “El Padre de todo lo Creado”. Curiosamente, los filósofos Griegos llegaron a similares conclusiones. Estos utilizaban la palabra griega “logos” para referirse a ese principio racional que entendían perneaba todas las cosas. Así, el Judío es la persona que, consciente o inconscientemente, adopta como norte de su vida ese principio racional (o sabiduría) que los místicos Judíos llamaban “Hockmah”, y los filósofos Griegos llamaban “logos”.
El Historiador Judío Flavio Josefo narra que, cuando la expedición militar de Alejandro el grande paso por la tierra de Israel, varios Judíos decidieron unirse a su ejercito. Entre aquellos, hubo un Judío llamado Mossolam. Este Judío era particularmente diestro, tanto con el arco, como con la cabalgadura. Flavio Josefo narra que, en un momento dado de la marcha, el ejercito Griego se detuvo. Cuando Mossolam pregunto por la causa del retraso, se le informo que estaban esperando por el augurio que daría un ave que allí se encontraba: Si el ave volaba hacia adelante, les prediciendo que debían continuar hacia adelante; pero, si el ave retrocedía, significaba que el ejercito debía retroceder. Mossolam medito un instante en el asunto, y luego pidió que le mostrasen donde se encontraba la susodicha ave. Cuando se le mostró el árbol donde esta estaba asentada, Mossolam saco su arco y, apuntando hacia el ave, procedió a traspasarla con una flecha. Viendo muerta al ave, la multitud comenzó a increpar y a maldecir al Judío que les había privado de la dirección Divina. Pero Mossolam les respondió diciendo: ¿Pero es que no entendéis lo que ha sucedido? ¿No veis que esta ave no podía predecir futuro alguno, pues de así haber sido, no habría llegado hasta aquí, sabiendo de antemano que Mossolam el Judío habría de matarla?
Note como, en la historia que acabamos de citar, resalta el hecho de que, la fe de aquellos Griegos estaba basaba en pura superstición; no en nada que resistiese el juicio racional de la lógica, ni del sentido común. A diferencia de los paganos, el creyente Judío cuestiona, analiza, y aplica una lógica rigurosa. No porque sea rebelde, o porque busque excusas para obedecer la voluntad Divina, sino porque esta es la verdadera naturaleza de la fe revelada por Dios a Israel. Es decir, la fe Judía nunca se fundamento en las emociones (que son momentáneas y variantes), sino en la certeza de la lógica y el sentido común; en esa Sabiduría (Hockmah) eterna que sostiene y pernea todo el universo.
Por esto es que, aun cuando las circunstancias externas sean suficientemente duras como para menoscabar el entusiasmo con el que el Judío ejerce su fe, esta permanece incólume, pues esta fundamentada en verdades lógicas y objetivas. Un buen ejemplo de esto lo provee la historia de Gedeón (Jueces 6): La Tanak dice que Gedeón se hallaba sacudiendo trigo, escondido de los enemigos Madianitas. De repente le aparece un mensajero de Dios, que le dice: “El Señor (Yah) esta contigo, varón esforzado y valiente” (Jueces 6:12). La contestación que da Gedeón al mensajero, fue la misma que dio Mossolam (así como la que daría todo buen creyente Israelita): analizarlo todo con objetividad, y con sabiduría. Gedeón reconoce que, desde una perspectiva puramente lógica, la historia confirma que el Creador había dado a Israel muestras incuestionables de su realidad. Pero, a la misma vez, reconoce que las presentes circunstancias aparentaban poner en entredicho esa innegable realidad histórica: “Ah, señor mío, si Yah está con nosotros, ¿por qué nos ha sobrevenido todo esto? ¿Y dónde están todas sus maravillas, que nuestros padres nos han contado, diciendo: ¿No nos sacó Yah de Egipto? Y ahora Yah nos ha desamparado, y nos ha entregado en mano de los madianitas” (Jueces 6:13).
Note como el mensajero de Dios no muestra molestia alguna con el racional análisis que acaba de hacer Gedeón, y mucho menos da muestra de estar molesto por “la incredulidad” de este creyente. De hecho, como el Creador sabia que el cuestionamiento de Gedeón había sido sincero y honesto, Yah procedió a fortalecer la debilitada fe de Gedeón, obrando un milagro personal: “Entonces el ángel de Dios le dijo: Toma la carne y los panes sin levadura, y ponlos sobre esta peña, y vierte el caldo. Y él lo hizo así. Y extendiendo el ángel de Yah el báculo que tenía en su mano, tocó con la punta la carne y los panes sin levadura; y subió fuego de la peña, el cual consumió la carne y los panes sin levadura. Y el ángel de Yah desapareció de su vista” (Jueces 6:20-21).
Algo similar sucedió con nuestro padre Avraham, el padre de todos los Judíos. La tradición oral dice que, cuando nació Avraham, los sabios del Rey Nimrod vieron salir en los cielos una nueva estrella. Como resultado, advirtieron al rey que había nacido uno que opacaría la gloria de Nimrod. Entonces, los padres de Avraham procedieron a esconderle en una cueva, durante los primeros tres años de su vida.
Una noche, Avraham salio de su cueva, y viendo las estrellas del cielo, exclamo: ¡Estas son el Creador! Entonces, procedió a adorarlas. Pero, cuando mas tarde vio salir la luna, que opacaba las estrellas, se corrigió a si mismo diciendo: ¡estaba equivocado, esta luna es el Creador!, Y procedió a adorarla. Pero, cuando en la mañana vio salir el sol, opacando así tanto a la luna como a las estrellas, se dijo a si mismo: No son la luna ni las estrellas, pues el Sol las opaca: ¡el Sol es el Creador! Pero, al final del día, cuando vio al sol menguar, se dijo a si mismo: “El Sol no puede ser el Creador, pues también declina y se apaga”. Entonces razono acerca de lo que había observado, y concluyo que debía adorar a aquel que había Creado el sol, la luna y las estrellas.
Ese fue el renacer del monoteísmo: un niño de tres años (que, con el pasar del tiempo, se convertiría en el padre espiritual, de todos los judíos) que descubrió a Dios de forma lógica y racional.
La tradición Judía narra que, muchos años después, Nimrod volvería enfrentarse con Avraham, a fin de intentar hacerle desistir de su fe en el Creador, para hacerle en cambio adorar lo creado: «Nimrod dijo a Terah, ¿Que castigo impondremos a tu hijo Avraham (que destruye mis ídolos)? ¡Ningún otro sino ser quemado! Entonces Nimrod se volvio a Avraham y dijo: “Inclinate ante el fuego, y seras salvo”. Pero Avraham respondió: “Quizás deba inclinarme ante el agua, pues esta apaga el fuego! A lo cual Nimrod respondió: “Muy bien, inclinate entonces ante el agua”. Pero Avraham riposto: “Si es así, quizás debería entonces inclinarme ante las nubes, pues estas cargan el agua (siendo así mas poderosas)”. Nimrod dijo: “Inclinate entonces ante las nubes”. Avraham riposto: “Quizás deba inclinarme ante el viento, pues este dispersa las nubes”. Nimrod dijo: “Inclinate entonces ante el viento”. Avraham riposto: “¿Por que entonces no inclinarme ante el ser humano, que puede retener el viento en sus pulmones? Si extendiésemos la linea de pensamiento de nuestro padre Avraham, tendríamos que añadir que la muerte es aun mas fuerte que el hombre (que es por naturaleza mortal); y que esta a su vez es conquistada por la vida; pues, aunque el hombre es perecedero, sus hijos y descendientes continúan propagándose. Asi, en el ultimo analisis, no debemos inclinarnos ante nada creado, sino solamente ante el Dios que da “Hai” (“vida”, o “existencia”) al Olam (“mundo”, o “universo”); como esta escrito, “Y oí al varón vestido de lino, que estaba sobre las aguas del río, el cual alzó su diestra y su siniestra al cielo, y juró por la Vida (Hai) del mundo (Olam)...” (Daniel 12:7).
En resumen, nadie que sea demasiado crédulo, puede ser un buen creyente Judío. Tampoco puede serlo nadie que acepte un dogma, una interpretación teológica, o un código moral, solo porque lo dijo este o aquel otro noble personaje (Moisés, Jesús, Pablo, Muhammad, Baal Shem Tov, etc). La fe del Judío, tiene que estar cimentada en la inmutabilidad de la sabiduría Divina, en el sentido común, y en la vida ética que el mismo Creador ha modelado en su Ley para quienes le sirven. Esta Celestial fe nunca parte de la ciega credulidad, de la efervescencia emocional, o de la superstición popular.





¿Que significa que el Hombre fuese creado a imagen de Dios?

La Torah (Escritura Hebrea) enseña que, Adonai Yah (El Creador) lo hizo todo bueno. Pero también enseña que, luego de haber creado al hombre, Yah reconoció que "no era bueno que el hombre estuviese solo" (Gen 2:18). La realidad es que, si el hombre estaba solo, ¡el causante de ello no era otro sino El Creador! Es decir, el relato de la Creación muestra que (si nos atreviésemos a decir tal cosa) el Creador hizo "cosas buenas", pero también hizo cosas "no tan buenas". ¿Que hizo Yah con aquello que "no era tan bueno"? Pues que procedió a reconocerlo de inmediato (por iniciativa propia, y sin necesidad de que alguien tuviese que convencerlo). Entonces, luego de reconocer aquello que "no era tan bueno", el Creador procedió a "rectificarlo" (a, por así decirlo, "enderezar lo torcido"). En el caso de Adam, esa "rectificación" consistió en proveer al hombre de comunión y armonía con otro ser humano (con "Hava", o "Eva").
Como si lo anterior no fuese ya "difícil de tragar", la Torah también enseña que Yah (bendito sea) creo al hombre "a su imagen y semejanza" (Gen. 1:26). ¿Que significan estas palabras? Pues que, así como Dios hizo cosas buenas, y cosas no tan buenas, de ese mismo modo el hombre (creado a imagen y semejanza de su Dios) puede también escoger entre hacer "cosas buenas", y hacer "cosas no tan buenas". Pero también significa que, así como el Creador pudo reconocer (y enmendar) aquello que "no era tan bueno" (proveyendo al hombre comunión y armonía con su prójimo); de ese mismo modo el hombre puede reconocer y enmendar sus errores, entablando una relación de comunión y armonía con su prójimo. El anterior relato también nos muestra que, si bien es loable hacer "solo lo bueno”, es aún mejor cuando, luego de haber hecho lo que "no es tan bueno", tenemos suficiente humildad como para (por iniciativa propia) reconocer nuestro error, y proceder a "enderezar" lo que hemos "torcido" (nuestra relación con el prójimo, sin importar si ese prójimo es el Creador, nuestros semejantes, o nosotros mismos).
La anterior verdad, está confirmada en el siguiente Midrash Hebreo (Berachot 34b): “En el (sublime) lugar donde está de pie el penitente (entiéndase, aquel que ha reconocido su error, y procedido a enmendarlo), no puede pararse ni siquiera el que es perfectamente justo”. En resumen, si la Torah enseña que el hombre fue creado a imagen y semejanza de su Dios, es porque el Creador (bendito sea) anhela que el hombre obre de la misma forma que obró su Creador (durante el proceso de la creación del hombre): Es decir, que escoja hacer lo bueno; y que, cuando no lo haga, tenga la humildad y la honestidad de reconocerlo, confesando su error, y procediendo a rectificarlo. Esto es lo que al presente conocemos como «Teshuvah»; palabra Hebrea que significa "volver al camino recto" ("arrepentimiento sincero", o "confesión y conversión").





Dios Quiere Que Nos Alejemos De La Locura




Christianity is a beautiful religion, as it aims to draw men near to God. But Christian theology is wrong, as the Hebrew Scripture teaches that no man can die for the sins of any other man. As it has been written: "The fathers shall not be put to death for the children, neither shall the children be put to death for the fathers: EVERY MAN SHALL BE PUT TO DEATH FOR HIS OWN SIN"- Deut. 24:16. And it also says in another place: "In those days they shall say no more, The fathers have eaten a sour grape, and the children's teeth are set on edge. BUT EVERY ONE SHALL DIE FOR HIS OWN INIQUITY"- Jeremiah 31:29-30




God, and the Gay lifestyle

The Torah (or “Law of Moses”) shows that יהוה (the God of Israel, blessed be He) is slow to chastise any fault, save immorality; He is slow to chastise any immorality, save sexual immorality; He is slow to chastise any sexual immorality, save public sexual immorality; and He is slow to chastise any public sexual immorality, save the openly gay immorality. Why does God hates this kind of behavior? Because it represents the vilest of all evils, as the person who practices the openly gay lifestyle violates all of God’s commandments. In other words, he dishonors his parents (... putting them to shame with his gay conduct); he steals (... by robbing his parents share of grandchildren); he bears false testimony (... saying "I’m not the man my parents made me"); he murders (... the souls of his children who, as a result of his gay lifestyle, will not come into the world); he blasphemes his Creator (... by intimating that God isn't perfect, as He assigned him the wrong sex); he covets what doesn’t belong to him (... the role of the woman, which was given to her by God, as an exclusive property); he sets up an idol to blindly serve and worship (... the lust of his own body); he violates Shabbat (... with the extraneous fire of his passions). In fact, there’s no sin the homosexual lifestyle doesn’t violate.
That’s why, even when Adonai (the Lord God) was angry with many cities (Nineveh, Tyre, Sidon, Babylon, etc), He allowed them centuries to repent. But as for Sodom and Gomorrah, He sent them 3 angels (disguised as Arabs, according to Hebrew tradition) in order to exterminated them at once (again, as if to imply that He is slow to judge any sin, save open homosexuality). And this also explains why God allows radical Islam to thrive everywhere; as one day He will make the Arab people to be again the executioners of God's wrath against the Sodomite Nations.





¿Donde está Adonai Yah (bendito sea), el Dios de los Hebreos?

Los seres humanos, tenemos una férrea creencia en un común pero imaginario concepto: creemos en algo llamado "la nada". La mayoría de nosotros, tenemos la firme (pero errada) convicción de que debe haber una infinidad de lugares en el universo, donde no hay absolutamente nada. De hecho, creemos tanto en este concepto, que hasta tenemos un refrán que dice: "¡Las cosas no salen de la nada!". El problema con esto, es que nunca hemos observado esa "nada". Es decir, no importa a donde enfoquemos nuestros telescopios, siempre detectamos "algo"; aún si solamente es tiempo/espacio, y "radiación de fondo". Es decir, si quisiéramos observar alguna "desgarradura" (o "discontinuidad") en la "tela" que comprende el tiempo/espacio del universo, tendríamos que alquilar alguna película de ciencia ficción pues, en la vida real, esa "nada absoluta" nunca ha sido observada.
Y este es precisamente el punto de encuentro entre la ciencia, y la religión Hebrea. Vera, quienes seguimos la fe del Judaismo Universal, creemos que יהוה (Adonai), el Dios al cual sirvieron Avraham y Moisés (así como todos los profetas), es la fuente y el Creador de TODAS las cosas. También creemos que NO HAY NADA QUE NO haya SIDO CREADO POR יהוה. Así, nuestra fe postula que יהוה "era" antes de que existiera nada en el Universo; antes de que existiesen las leyes físicas, antes que existiese el tiempo, el espacio, la materia, la energía, las dimensiones, las emociones, las ideas, o aún lo que conocemos como existencia misma. Pero, esa "nada" (o "falta de existencia") que estaba presente antes de que existiese “algo”, no es la "nada absoluta" en la cual siempre nos han querido hacer creer; no es un total vacío, sin capacidad para crear cosa alguna. Esa "nada" que precedió todo, es en realidad "algo"; un "algo" que excede al tiempo, al espacio, a la materia, a la energía, a las ideas, a las emociones, y aún a la existencia misma; un "algo" con capacidad para crearlo "todo". Ese “algo” es יהוה (bendito sea) el Creador, quien “contiene dentro de si mismo" todas las cosas.
Esto es similar a lo que sucedió (en sentido opuesto) con el concepto de "el tiempo". Durante miles de años, la gente se convenció a si misma de que “el tiempo” en realidad no existía; que era un artificio imaginario, inventado por los hombres a fin de proveer un marco lógico a la secuencia de eventos que se observaban; al fenómeno de “causa y efecto”. La mayoría de las personas aceptaron esa idea, hasta que llego un Hebreo llamado Albert Einstein, y demostró que “el tiempo” no era un concepto ficticio, ni imaginario; y que, aunque no contaba con una “masa” que pudiese ser pesada; con un “color” que pudiese ser distinguido; ni con alguna dimensión física que pudiese ser medida, el tiempo contaba en efecto con una existencia propia, cambiante, e independiente; y que podía “contraerse”, y “expandirse”(acelerarse, y des acelerarse). De ese mismo modo, se nos ha hecho creer durante siglos que, si pudiéramos "deshacernos de todo" (tiempo, espacio, energía, materia, ideas, emociones, etc.) quedaríamos con "nada"; es decir, un estado de "vacío absoluto", sin potencial de creación, de cambio, ni de crecimiento. En cambio, los Hebreos creemos que esa "nada" que quedaría (si pudiéramos “deshacernos de todo"), no es una "nada absoluta", sino que es יהוה, el Creador del Universo (bendito sea). Para nosotros, el Creador es algo remotamente similar a "El Cero Pitagórico". Es decir, aunque el "cero pitagórico" es "la nada", es a la misma vez "el todo"; pues, si sumáramos (uniéramos) todos los números existentes (positivos, negativos, reales, imaginarios, complejos, y en todas las posibles direcciones) encontraríamos que, la suma de ese "todo" que conforman esos números, resulta ser la "nada" que es el "cero".
Lo anterior nos lleva a concluir que, la "existencia" del Creador, no puede (por definición) ser medida ni detectada por aparato científico alguno, y cualquier "dios" que pueda ser corroborado por la ciencia (es decir, a través de mediciones físicas), seguramente no es יהוה, el Creador del Universo. Es que, el hecho de que יהוה estuviera ya "allí" (si es que realmente podemos aplicarle esa descripción), antes de que existiesen el tiempo y el espacio, implica que, en su naturaleza mas intima, יהוה se encuentra "fuera" del ámbito de tiempo y espacio que circunscribe lo que comúnmente entendemos ser nuestra existencia. En otras palabras, la ciencia no puede detectar la "existencia" de algo que está mas allá de tiempo y espacio, por no decir mas allá de la existencia misma. Intentarlo, sería algo así como que el personaje de un vídeo juego, tratase de encontrar al creador del programa de vídeo; pero buscándole en algún "lugar" dentro del mismo vídeo juego. Esto es simplemente imposible, pues la existencia del creador del programa, excede al programa mismo. Aunque tiene absoluto control y conocimiento de todo lo que sucede dentro del programa, el programador "no existe" dentro del programa; de hecho, la realidad es que, todo el programa, existe dentro del programador (es decir, en su mente). Así, aunque desde la perspectiva de los caracteres del vídeo juego, el programador no existe, su "inexistencia" no significa que el programador sea una "nada absoluta", sin capacidad para crear, para crecer, y para cambiar. La anterior linea de pensamiento, dio lugar a que, uno de los nombres que los Hebreos utilizamos para referirnos a יהוה, es "Ha Makom"; un nombre que literalmente significa "el Lugar". ¿Cual lugar? El lugar que, si bien no está en ninguna parte del universo (es "cero", o "nada"), es a su vez el lugar donde se encuentran todas las partes del universo (es el "infinito", o el "todo" del universo).
Es por esto mismo que, cuando la Escritura dice que alguien "vio" a Dios, que alguien "hablo" con Dios, o que alguien "oyó" a Dios, obviamente no se está refiriendo a la manifestación mas íntima de la esencia Divina, que excede a la existencia misma; sino a alguien (o algo) que habla en nombre del Creador; alguien que le representa; ya sea este un ángel, un mensajero Divino, una voz celestial, un sueño, o algún profeta. Como está escrito: «יהוה dijo a Moisés: "Mira, yo te he constituido dios para Faraón..."»- Éxodo 7:1.
Así, el ser humano nunca ha visto realmente a Dios. Y, en esto, la tradición Cristiana concuerda con la Hebrea, pues los Escritos Cristianos cierran su teología con las palabras del apóstol Juan, quien es citado diciendo: "Nadie ha visto jamás a Dios"- 1ra Juan 4:12.





La Ley Dice Que Israel Es El Hijo De Dios




El Mensaje de la Torah (la Ley Divina)

El fundamento de la Escritura Hebrea, es que cada hombre ha de segar el fruto de sus obras. Como esta escrito: “PORQUE TÚ PAGAS A CADA UNO CONFORME A SU OBRA”- Salmo 62:12. Y, ya que el hombre ha de segar el mismo bien [o mal] que haya sembrado, el bienestar del hombre esta en arrepentirse de sus iniquidades [abandonando la maldad], para comenzar en cambio a hacer el bien que agrada al Creador (obedeciendo los mandamientos Divinos). Como esta escrito: "APARTATE DEL MAL, Y HAZ EL BIEN, Y VIVIRAS PARA SIEMPRE"- Salmo 37:27 (Biblia Reina Valera, Revisión 1960). Y, esto ultimo, es también confirmado por los Escritos Cristianos, cuando dicen: “Pero por tu dureza, y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios, EL CUAL PAGARÁ A CADA UNO CONFORME A SUS OBRAS: VIDA ETERNA A LOS QUE, PERSEVERANDO EN BIEN HACER, BUSCAN GLORIA Y HONRA E INMORTALIDAD... TRIBULACIÓN Y ANGUSTIA SOBRE TODO SER HUMANO QUE HACE LO MALO, EL JUDÍO PRIMERAMENTE Y TAMBIÉN EL GRIEGO, PERO GLORIA Y HONRA Y PAZ A TODO EL QUE HACE LO BUENO, AL JUDÍO PRIMERAMENTE Y TAMBIÉN AL GRIEGO”- Romanos 2:5-7, & 9-10.
Así las cosas, cuando alguna persona [o alguna cosa], logra hacer que nos volvamos de nuestra iniquidad [para comenzar en cambio a obedecer los mandamientos], tal persona [o tal cosa] se ha convertido en el Mesías que viene a redimirnos. Como esta escrito: “Y VENDRÁ EL REDENTOR... A LOS QUE SE VOLVIEREN DE LA INIQUIDAD EN JACOB”- Isaías 59:20. Y, el que la vida eterna esta en hacer el bien ordenado en los mandamientos, es una verdad tan grande e innegable, que hasta los escritos Cristianos la confirman, cuando ponen en boca del Nazareno (paz sea con el) las siguientes palabras: “MAS SI QUIERES ENTRAR EN LA VIDA [ETERNA] GUARDA LOS MANDAMIENTOS... NO MATARÁS, NO ADULTERARÁS, NO HURTARÁS, NO DIRÁS FALSO TESTIMONIO, HONRA A TU PADRE Y A TU MADRE; Y, AMARÁS A TU PRÓJIMO COMO A TI MISMO”- Mateo 19:17-19.





El Significado oculto de la rebelión de Korah (Coré)







Los creyentes Hebreos, no adoramos nada que haya sido engendrado, pues adoramos solamente a יהוה, quien nunca ha sido engendrado (ya que es Eterno), y quien Engendra y da Vida a todas las cosas (siendo el Gran Yo Soy). Y, como la fe Nazarena postula que el Galileo fue un ser engendrado ("Tú eres mi Hijo, Yo te he engendrado hoy"- Hebreos 5:6), pues los Hebreos estamos impedidos de adorarle.




Moses, a far greater prophet than Jesus (peace and blessings be upon them both)

The Christian gospel teaches that Jesus (p.b.u.h.) was a prophet. As it has been written: "The things concerning JESUS, THE NAZARENE, WHO WAS A PROPHET MIGHTY IN DEED AND WORD BEFORE GOD AND ALL THE PEOPLE" (Luke 24:19). And also in another place: "And the multitude said, THIS IS JESUS THE PROPHET OF NAZARETH of Galilee" (Matthew 21:11). And a third time: "Then those men, when they had seen the miracle that Jesus did, said, THIS IS OF A TRUTH THAT PROPHET THAT SHOULD COME INTO THE WORLD" (John 6:14).
Jesus wasn't God, but only a great man, chosen to be a prophet. Why? Simply because no finite man can ever be the infinite God. Not only that, but Jesus himself bore witness of the fact that he was just a man who had heard from God. As it has been written: "But now ye seek to kill ME, A MAN THAT HATH TOLD YOU THE TRUTH, WHICH I HAVE HEARD FROM GOD" (John 8:40).
Not only did Jesus recognized he wasn't God, but he even considered Himself a servant of the same God [and Heavenly Father] worshipped by the rest of the Israelites. As it has been written: "Jesus saith unto her... go to my brethren, and say unto them, I ASCEND UNTO MY FATHER, AND YOUR FATHER; AND TO MY GOD, AND YOUR GOD" (John 20:17). This explains why the Christain writings also state the following: "Blessed be THE GOD AND FATHER OF OUR LORD JESUS CHRIST" (Ephesians 1:3).
Why did the Israelites refer to Yah (God) as their "Father"? Becauses Moses Law taught them that the whole nation of Israel was God's firstborn son. As it has been written: "This is what יהוה (Yah) says- ISRAEL IS MY SON, EVEN MY FIRSTBORN" (Exodus 4:22).
Although Jesus was a prophet, he wasn't as great as Moses. Why? Simply because the Hebrew Scripture predicted that no prophet equal to Moses (let alone greater) would ever arise: "And there arose not a prophet since in Israel like unto Moses, whom the Lord knew face to face" (Deut. 34:10).
The gospels comfirm that Jesus was indeed a lesser prophet than Moses, as they state that Jesus could do no miracle of his own. On the other hand, the Torah teaches that Moses could indeed do miracles of his own. In other words, when Jesus worked wonders, it was Israel's Father who performed the works. As it has been written: "THE FATHER THAT DWELLETH IN ME, HE DOETH THE WORKS" (John 14:10). And also in another place: "I must work THE WORKS OF HIM (the Father) THAT SENT ME..." (John 9:4).
But as for Moses, Israel's Father (Yah) was so exceedingly pleased with him, that He gave him the virtue to perform miracles of his own will. As it has been written: "And הוה (Yah) said unto Moses, When thou goest to return into Egypt, see that thou do (Moses would do them, not God) all those wonders before Pharaoh, which I have put in thine hand (in Moses hand, not in God's hand)" (Exodus 4:21).
Notice that the Scripture we have just quoted states that Moses miracles were performed by Moses himself [not by God]. Thus, Yah (blessed be He) empowered Moses to perform miracles at his own will, and without the need of anybody else's faith [or obedience]. This is why, when the Jewish leaders asked Moses to demonstrate (by means of a miracle) that he was God's chosen messenger, he was able to perform the miracle at once [even before the leaders had any faith in him]. As it has been written: "AND MOSES and Aaron WENT AND GATHERED TOGETHER ALL THE ELDERS OF THE CHILDREN OF ISRAEL. And Aaron spake all the words which the Lord had spoken unto Moses, AND DID THE SIGNS IN THE SIGHT OF THE PEOPLE. AND THE PEOPLE BELIEVED... then they bowed their heads and worshipped" (Exodus 4:29-31).
But as for Jesus, when the Jewish people asked him to demonstrate (by means of a miracle) that he was indeed God's messenger, he couldn't do anything, aside from answering them with a play of words. As it has been written: "They said therefore unto him, WHAT SIGN SHEWEST THOU THEN, THAT WE MAY SEE, AND BELIEVE THEE? WHAT DOST THOU WORK? Our fathers did eat manna in the desert; as it is written, 'He (Moses) gave them bread from heaven to eat'. THEN JESUS SAID UNTO THEM, VERILY, VERILY, I SAY UNTO YOU, MOSES GAVE YOU NOT THAT BREAD FROM EARTH; BUT MY FATHER IN HEAVEN GIVETH YOU THE TRUE BREAD FROM HEAVEN" (John 6:30-32).
Unlike Moses, who could perform all sort of miracles without the need of Israel's faith (turning the staff into a living serpent, making the ten plagues come down upon Egypt, opening the Red sea, bringing down the Manna, getting water from the rock, opening the earth under the tents of Dathan and Abiram's family, making Aaron's staff to blosson, etc), Jesus found himself unable to perform miracles [without the faith of those who would receive them]. That's why the gospel says: "Jesus left that place and came to his hometown... On the Sabbath, he began to teach in the synagogue. Many who heard him were surprised...Isn’t this the carpenter? Isn’t he Mary’s son and the brother of James, Joses, Judas, and Simon? Aren’t his sisters here with us?... Jesus said to them, 'Prophets are honored everywhere except in their own hometowns, among their relatives, and in their own households'. HE WAS UNABLE TO DO ANY MIRACLES THERE, EXCEPT THAT HE PLACED HIS HANDS ON A FEW SICK PEOPLE AND HEALED THEM. HE WAS APPALLED BY THEIR DISBELIEF" (Mark 6:1-6)

In short, Moses was given a gift that neither Jesus nor any other prophet ever had: the power to do at will any miracle he wanted [and as many times as he wished]. In fact, Yah elevated Moses to a place no other prophet ever had; making him so much like Yah, that Moses could in turn have his own prophet (Aaron). As it is written: "And YAH SAID UNTO MOSES, SEE, I HAVE MADE THEE ELOHIM (GOD) TO PHARAOH; AND AARON THY BROTHER SHALL BE THY PROPHET" (Exodus 7:1). And also in another place: "AND HE (AARON) SHALL BE THY SPOKESMAN UNTO THE PEOPLE: and he shall be, even he shall be to thee instead of a mouth, AND THOU SHALT BE TO HIM INSTEAD OF ELOHIM (GOD)" (Exodus 4:16).
Why did Yah elevate Moses above all other men? In order to teach us [without any shadow of a doubt] that he who obeys Moses [following his Ten Commandments], isn't obeying Moses, but rather Elohim (The Creator). And that this obedience will lead Moses followers into the Heavenly Canaan.





Could it be true that Christian Theology is a Demon's Doctrine (one that encourages mankind to behave like demons, rebelling against the Word of God)?

Christianity is a perfectly valid way to serve the Creator. But we have to wonder if a man can be “saved”, while embracing the same doctrine devils (unclean spirits) embrace. Didn’t Jesus (peace be upon him) say that there’s no truth in the devil?: “He (the devil) was a murderer from the beginning, and standeth not in the truth, because there is no truth in him. When he speaketh a lie, he speaketh of his own: for he is a liar, and the father thereof” (John 8:44). God’s truth (as revealed in the Hebrew Scripture) is that Israel is His Son; His firstborn. As it is written, “Thus saith Yah, Israel is my son, my first-born”- Exodus 4:22.
But, being a compulsive liar, the devil would have to say something else! Who would the demons say God’s Son is?- “And the unclean spirits (demons), whensoever they beheld him (Jesus), fell down before him, and cried, saying, Thou (Jesus) art the Son of God”- Mark 3:11. And also in another place, “And demons also came out from many, crying out, and saying, Thou (Jesus) art the Son of God”- Luke 4:41.
In addition, the Creator states in the Hebrew Scriptures that he who refuses to obey His commandments, will be accursed, and his soul will pine away (be lost), as it is written: “But if ye will not hearken unto me, and will not do all these commandments… but break my covenant; I also will do this unto you: I will appoint terror over you… that shall consume the eyes, and make the soul to pine away” – Lev. 26:14-16.
Again, what falsehood can we expect a demon to say concerning God’s word in this passage of the Law? What would an unclean spirit say about obeying God’s commandments? What would an unclean spirit say concerning Paul’s preaching of salvation only by faith in Jesus, without the need to obey God’s commandments? The answer is clearly stated in the Christian writings- “And it came to pass, as we (Paul and Silas) were going to the place of prayer, that a certain maid having a spirit of divination met us… (and) cried out, saying, These men are servants of the Most High God, who proclaim unto you the way of Salvation (Salvation by Grace, without the need to obey the commandments)”- Acts 16:16-17. Thus, Christian writings themselves bear witness to the fact that, calling Jesus (peace be upon him) “the Son of God”, and believing salvation can be only achieved “by Grace” (without the need to obey God’s commandments) are two lies Satan (may Yah rebuke him) would like us to embrace, as they would place us on the devil’s side of the “narrative”- directly opposing the explicit word of God!
But, as a believer, you might argue that your Christian theology is indeed correct, and further claim that, by following your theology, God has [in the past] answered many of your prayers. Well, when you say that God is real, you are indeed correct. And yes, it is true that God answers the prayers of those who call upon him with a sincere and broken heart; but that is true, no matter if the person is a Jews, a Muslims, or a Christians. As it is written: “a broken and a contrite heart, O God, thou wilt not despise…”- Psalm 51:17 (notice that the promise doesn’t mention a specific religion, but rather a broken heart).
But the fact that God has answered your prayers, doesn’t negate the fact that, according to the Christian bible, Demon’s do agree with mayor aspects of Christian theology. Where do you find that to be true in the Hebrew Scriptures?? Our humble advice to you is this: if you are going to fail, make sure you fail on the “safe side”. God encourages us to put our trust in Him, and never in the Devil (“O Lord my God, in thee do I put my trust” – Psalm 7:1). In other words, He never intended you to put any trust in what demons [or lying men] have to say about the Creator. Keep in mind that the Hebrew name “Ha Satan” means “The Opposer” (God’s Opposer!). Therefore, Satan would not be Satan (The Opposer) if he were to agree with the word of God.
We Hebrew believers know for a fact that God spoke to Moses (Peace and blessings be upon him); and that Moses wrote down the prophecy he received from God. The same happened with David, Micah, Isaiah, and the rest of the prophets. But, as for Jesus (peace and blessing be upon Him), he didn’t personally write his message, and thus the Christian Bible ended up being composed many years after the facts, sometimes by third party person’s who never personally walked with Jesus, never saw him, nor even heard his voice.
Thus, we can’t trust the Gospels narrative near as much as we trust the Hebrew Scriptures. Again, you can argue that the Gospel mentions Jesus and his disciples performing many miracles… but Pharaoh’s magicians also did many miracles! You claim that John uttered end of days prophecy??… So did Balaam! No, dear friend, the road to life everlasting is not to be found in believing Jesus (peace be upon him) is the Messiah, nor is it in casting out demons, nor performing many miracles (as even Jesus is quoted saying, “Many will say to me in that day, Lord, Lord, have we not prophesied in thy name? and in thy name have cast out devils? and in thy name done many wonderful works? And then will I profess unto them, I never knew you: depart from me, ye that work iniquity”- Matthew 7:22-23).
Life everlasting, is to be found in “yielding good fruit”: in other words, doing to our fellow human beings, the good ordained by God’s in His commandments (“Fear God, and keep his [ten] commandments: for this is the whole duty of man. For God shall bring every work into judgment, with every secret thing, whether it be good, or whether it be evil” – Ecclesiastes 12:13-14).
The former, is the reason why even Jesus is quoted saying: “but if thou wilt enter into [everlasting] life, keep the [ten] commandments… Thou shalt do no murder, Thou shalt not commit adultery, Thou shalt not steal, Thou shalt not bear false witness, Honor thy father and thy mother: and, Thou shalt love thy neighbour as thyself”- Matthew 19:17-19.
Gods’ explicit will for mankind, is to treat one another with justice, to show mercy to those who are suffering, and to walk [in this world] with a humble spirit [renouncing to all sort of pride, and arrogance]. As it is written: “He [God] hath shewed thee, O man, what is good; and what doth the Lord require of thee, but to do justly, and to love mercy, and to walk humbly with thy God?”- Micah 6:8.
In short, according to the Hebrew Bible, salvation can be summarized with this simple statement: “Turn thou away from evil, and do good (obey God’s commandments); and thou shalt live forever” (Psalm 37:27, Wycliffe Bible).
Of course, if Jesus (p.b.u.h.) was indeed a Jewish believer, he would have affirmed Hebrew Bible’s concept of Salvation (to depart from evil, and to do only good to our fellow human beings). Did he? Of course he did! That’s why he is quoted saying the following: “Therefore, all things whatsoever ye would that men should do to you, do ye even so to them: for this is the law and the prophets”- Matthew 7:12.
Does this means Christianity is a totally false religion? Not at all! It only means Christian theology is gravely mistaken; since, by turning his back from God’s commandments, the Christian believer will sooner or later rebel against his Creator, as would be the case with he who affirms that a man can openly disobey God (practicing usury, fornication, or homosexuality), and still be “saved by Grace”.
Again, in spite of what has been said, the Christian call to sincere repentance is indeed true (as is also the Muslim call to repentance), and can lead those who sincerely repent, and turn away from evil, into “Olam Ha-ba” (life everlasting), as confirmed by the verse already quoted: “Turn thou away from evil, and do good (obey God’s commandments); and thou shalt live forever” (Psalm 37:27, Wycliffe Bible).





Minyan Independiente: Si Dios es Espíritu, ¿por que adoran los Cristianos al hombre de carne y hueso llamado Jesús (paz y bendición sean con el)?

El evangelio Cristiano, dice de la siguiente manera: "DIOS ES ESPÍRITU (es decir, Dios es inmortal, pues no tiene un cuerpo de carne y huesos que pueda morir); y, los que le adoran, en espíritu y en verdad, es necesario que [le] adoren" (Juan 4:24). En cambio, Jesús da testimonio de que no es un espíritu, sino solamente un hombre de carne y hueso (es decir, un ser mortal), como esta escrito: “Pero ahora procuráis matarme A MÍ, [UN] HOMBRE QUE OS HE HABLADO LA VERDAD, LA CUAL HE OÍDO DE DIOS”- Juan 8:40; "YO MISMO SOY; PALPAD, Y VED; PORQUE [A DIFERENCIA DE MI] UN ESPÍRITU NO TIENE CARNE NI HUESOS, COMO VEIS QUE YO TENGO" (Lucas 24:39). Note como, este último verso, implica que Jesús fue un ser de carne y hueso; tanto antes de su muerte, como después de ella.
Pero, si Dios es espíritu, mientras que Jesús es solo un hombre carne y hueso, ¿por que insisten nuestros hermanos Cristianismo en adorar al Nazareno? ¿No es esto imitar el paganismo Griego, que postulaba que, la deidad [Júpiter], podía descender al mundo en forma humana? Como esta escrito: «ENTONCES LA GENTE, VISTO LO QUE PABLO HABÍA HECHO, ALZÓ LA VOZ, DICIENDO... “DIOSES BAJO LA SEMEJANZA DE HOMBRES HAN DESCENDIDO A NOSOTROS”... . Y A BERNABÉ LLAMABAN JÚPITER... CUANDO LO OYERON LOS APÓSTOLES BERNABÉ Y PABLO, RASGARON SUS ROPAS... DICIENDO: VARONES, ¿POR QUÉ HACÉIS ESTO? NOSOTROS TAMBIÉN SOMOS HOMBRES SEMEJANTES A VOSOTROS, QUE OS ANUNCIAMOS QUE, DE ESTAS VANIDADES, OS CONVIRTÁIS AL DIOS VIVO»-Hechos 14:11, &14-15.
Así, los Escritos Cristianos admiten escuetamente que, creer que la Deidad ha venido al mundo bajo la semejanza de un hombre de carne y hueso, no es sino vano paganismo; una burda mentira que todos debemos rechazar, a fin de comenzar a adorar en cambio a יהוה [el único y verdadero Dios, el Dios de Israel]. Es que, siendo infinito, יהוה es tan grande que no cabe en el Universo. Como esta escrito: «Pero ¿es verdad que Dios morará sobre la tierra? HE AQUÍ QUE LOS CIELOS, [Y] LOS CIELOS DE LOS CIELOS, NO TE PUEDEN CONTENER»- 1 Reyes 8:27. Y, si la insondable inmensidad que abarcan “los cielos de los cielos”, no pueden contener al Creador, ¿por cuanto menos podrá contenerlo el mortal y finito cuerpo de ningún hombre de carne y hueso? Y es por esto que, la Escritura Hebrea, afirma categóricamente que Dios no es un hombre. Como esta escrito: «EL QUE ES LA GLORIA DE ISRAEL no mentirá, ni se arrepentirá, porque NO ES HOMBRE, PARA QUE SE ARREPIENTA»- 1 Samuel 15:29; «DIOS NO ES HOMBRE, para que mienta, NI HIJO DE HOMBRE, para que se arrepienta»- Números 23:19.
Abandone su idolatría por el Hombre llamado Yeshua (Jesús de Nazaret), y comience en cambio a adorar a יהוה (Adonai Yah, bendito sea), el único y verdadero Dios.





«¿Has visto hombre sabio en su propia opinión? Más esperanza hay del Necio, que de él»- Proverbios 26:12. El anterior pasaje, intima que debemos confiar en el hombre que [honestamente] busca la verdad; dudar del hombre que alega haber encontrado la verdad; y huir a toda prisa del hombre que se ufana de tener posesión exclusiva de la verdad. En este contexto, podemos alegar que, el ateísmo moderno, es un sistema irracional de creencia religiosa. ¿Por que? Pues porque, el ateo moderno, cree en algo que no puede ser establecido por evidencia, ya que nadie puede “probar” una “negación”. En otras palabras, “probar” que no existe tal cosa como un ser sobrenatural (un ángel) que haya librado a Israel de la esclavitud Egipcia, es algo así como intentar “probar” que no hay tal cosa como un elefante de color rosado. Hacer esto último, requeriría conocer cual ha sido el color de todos y cada uno de los billones de elefantes que han existido a través de los siglos, no solamente en nuestro planeta, sino en cualquier otro posible lugar del Universo [algo obviamente imposible]. Y esta es la razón por la cual, los modernos paladines del ateísmo (personas como el distinguido Dr. Richard Dawkins), en realidad no son representantes de la Ciencia, sino de una elite global, que pretende instigar en las masas el desdén por el rigor intelectual, así como el amor hacia una lógica caprichosa, rebelde, y hedonista, que conduce espontáneamente al totalitarismo Marxista [curiosamente, note como el Dr. Dawkins no ha ganado ningún premio Nobel, y ni siquiera ha sido nominado jamás para tal distinción].




Los Diez Mandamientos

Un joven preguntó a un sabio anciano: «¿Por que se le llaman "los Diez mandamientos”? ¿Y por que fueron escritos en Dos tablas de piedra?» El sabio contestó diciendo: «Fueron escritos en Dos tablas de piedra, porque Dos son las manos del hombre. Y, fueron llamados Diez, porque Diez son los dedos de esas Dos manos. Es que, así como nuestra vida en este mundo, depende del uso práctico que demos a los Diez dedos de las Dos manos que nos fueron dadas, de ese mismo modo, nuestra vida en el mundo que ha de venir, depende del uso práctico que demos a los Diez mandamientos de las Dos tablas de piedra que nos fueron dadas». El joven replicó diciendo: «Pero, ¿no es cierto que nuestros Dos pies tienen también Diez dedos?» A lo cual el anciano respondió: «Es correcto. Y significa que, quien "afirma sus Dos pies" (es decir, quien "fundamenta su vida") sobre la piedra de los Diez mandamientos, es como quien “construye” sobre la piedra: como quien se sostiene de una verdad tan sólida como la piedra; sobre un fundamento que es inconmovible, y eterno»





Jesus (paz sea con el) no puede salvar a Nadie, pues solo Yah puede salvar




¿Que es el Judaísmo Universal?

El Judaísmo universal, es volver a los valores y a los principios originalmente prescritos en la Ley de Dios para todos los Hijos de Israel; es decir, un tipo de Judaismo independiente (Independent Minyan), cuyo fundamento es la luz que nace en el alma del creyente que hace suyo el esperanzador mensaje de la Ley Moisés. Y, este glorioso mensaje, no es otro sino que, el Juicio Divino, será hacer que cada individuo reciba [de un modo u otro] el mismo bien [o mal] que haya sembrado, sin importar cual halla sido su raza, o cual halla sido su credo religioso; como está escrito- «Porque cercano está el día [del juicio] de יהוה sobre todas las naciones; [y, el juicio de יהוה, se resume en la siguiente sentencia:] “como tú hiciste, se hará [también] contigo; tu recompensa volverá sobre tu [propia] cabeza”»- Abdías 1:15.
Y esto es confirmado en el pasaje que dice: «Pero serán consumidos todos los que te consumen... hollados serán los que te hollaron, y a todos los que hicieron presa de ti, daré en presa»- Jeremías 30:16; Y, el que Dios mostrará su misericordia (o su severidad) a cada hombre, de acuerdo a la conducta que tal hombre halla practicado, es ilustrado en el pasaje que dice: «Con el misericordioso, te mostrarás misericordioso; Y recto, para con el hombre recto; Limpio te mostrarás para con el limpio; Y severo serás para con el severo (perverso)»- Salmo 18:25-26.
Pero, ¿por que es tan alentador este mensaje? Pues porque provee una poderosa e inmutable esperanza. ¿Cual esperanza? Pues la esperanza de que, a pesar de nuestra muchas [y graves] faltas, aun así tenemos la posibilidad de ganar el favor Divino; pues el Creador no fallará en hacer buena su promesa de obrar con la justicia que le distingue («El Juez de toda la tierra, ¿no ha de hacer lo que es justo?»- Génesis 18:25). ¿Como mostrará Dios esa justicia? Pues devolviéndonos el mismo bien que hayamos "sembrado", sin importar cuan pequeño, o cuan insignificante, pueda haber parecido. Así, el hombre que desee ser perdonado por el Creador, solo tiene que perdonar a su prójimo; el hombre que desee recibir la gracia y la misericordia de Dios, solamente tiene que dar gracia y misericordia a su prójimo; y, el hombre que desee ser honrado por su Padre que esta en el cielo, solo tiene que honrar a su padre que está en la Tierra.
La anterior verdad [que a menudo es conocida como “ley de medida por medida”, “ley de siembra y cosecha”, o “ley de ojo por ojo, y diente por diente”, según Éxodo 21:23-25], esta ilustrada en la historia de Faraón, así como de los Egipcios, quienes ahogaron a los Israelitas [en las aguas del Nilo], y por tanto fueron ellos mismos ahogados [en las aguas del mar Rubio], según Éxodo 15:4-5. También es ilustrada en la historia de Nadab y Abiú, quienes pecaron con fuego; y fueron por tanto castigados con Fuego (Levítico 10:1-2). De igual modo, es ilustrada en la historia de Korah (Coré) y sus seguidores, quienes trataron de “hundir” a Moisés ante los ojos del pueblo de la Tierra (según Números 16:1-3); y por tanto fueron ellos mismos hundidos en la Tierra, ante los ojos del Pueblo (Números 17:32-34). Esta verdad es también ilustrada en la historia de Amán, quien hizo una horca para ejecutar al justo Mardoqueo, y terminó siendo el mismo ejecutado [en la misma horca que había preparado], segun Ester 7:10. En adición, esta verdad es ilustrada en la historia del Rey Agag, cuya espada había dejado sin hijo a las madres, y por tanto una espada dejó sin hijo a su propia madre (1 Samuel 15:33). Otro ejemplo, lo hallamos en la historia del Rey Adoni-bezec, quien cortó los pulgares de muchos Reyes; y por tanto sus propios pulgares le fueron cortados (Jueces 1:5-7). Y lo mismo sucedió con Sansón, cuya esposa fue quemada por los filisteos, y por tanto Sansón les hizo a ellos lo mismo (Jueces 15:11).
De hecho, quizás el pasaje que con mayor claridad ilustra la universalidad [e inmutabilidad] del justo juicio Divino, es aquel donde el Creador dice lo siguiente: «A ninguna viuda ni huérfano afligiréis. Porque, SI TÚ LLEGAS A AFLIGIRLES, Y ELLOS CLAMAREN A MÍ, CIERTAMENTE OIRÉ YO SU CLAMOR; Y MI FUROR SE ENCENDERÁ, Y OS MATARÉ A ESPADA, Y VUESTRAS MUJERES SERÁN VIUDAS, Y HUÉRFANOS VUESTROS HIJOS»- Éxodo 22:22-24. Note como, en el anterior texto, el Creador advierte solemnemente que, si algún hombre llegare a abusar de una viuda, o de un huérfano, Dios hará que tal hombre muera, de modo que su mujer se convierta en viuda, y su hijo en huérfano, a fin de que algún hombre pueda a su vez abusar de ellos.
Y, todo lo que hasta aquí hemos ilustrado, fue inicialmente intimado en el libro de Bereshit (Génesis), donde se informa que, cuando יהוה (el Dios de Israel, bendito sea) formó al padre de toda la raza humana (Adán), lo primero que hizo fue crear un Jardín, a fin de que el hombre se ocupase en sembrarlo [labrándolo]. Como está escrito: «ENTONCES יהוה DIOS FORMÓ AL HOMBRE DEL POLVO DE LA TIERRA, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente. Y יהוה DIOS PLANTÓ UN HUERTO EN EDÉN, AL ORIENTE; y puso allí al hombre que había formado... TOMÓ, PUES, יהוה DIOS AL HOMBRE, Y LO PUSO EN EL HUERTO DE EDÉN, PARA QUE LO LABRARA y lo guardase»- Génesis 2:7-15.
¿Que significa este relato? Pues significa que, este Mundo, es como un Jardín, plantado por el Creador; significa que, el hombre, ha sido creado para que se ocupe en labrar (o “plantar”) el Jardín Divino; y significa que, si bien el Jardín de este Mundo contiene árboles de bien, y árboles de mal, el hombre está llamado a alejarse "del árbol de la maldad" [así como de su fruto], para ocuparse en cambio con sembrar "árboles de bien". Y, este “sembrar el bien”, hará que el hombre “se gane la vida” [segando el mismo bien que ha sembrado]. Y es por esto que la Escritura exhorta al hombre a persistir en sembrar el bien [siendo integro, honesto, justo, misericordioso, y humilde]. Como esta escrito: «יהוה, ¿quién habitará en tu tabernáculo? ¿Quién morará en tu monte santo? El que anda en integridad y hace justicia, Y habla verdad en su corazón. El que no calumnia con su lengua, Ni hace mal a su prójimo, Ni admite reproche alguno contra su vecino. Aquel a cuyos ojos el vil es menospreciado, Pero honra a los que temen a יהוה. El que, aun jurando en daño suyo, no por eso cambia; Quien su dinero no dio a usura, Ni contra el inocente admitió cohecho. El que hace estas cosas, no resbalará jamás»- Salmo 15. Y también confirma lo mismo la Escritura que dice: «¿Con qué me presentaré ante יהוה, y adoraré al Dios Altísimo? ¿Me presentaré ante él con holocaustos, con becerros de un año? ¿Se agradará יהוה de millares de carneros, o de diez mil arroyos de aceite? ¿Daré mi primogénito por mi rebelión, el fruto de mis entrañas por el pecado de mi alma? Oh hombre, Él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide יהוה de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios»- Miqueas 6:6-8.
En conclusión, el Creador ha ordenado [por medio de Moisés] que el hombre se abstenga de sembrar el mal, para sembrar en cambio el bien; de modo que, al final de sus días, pueda “comer” del mismo bien que haya sembrado [obteniendo así Vida eterna]. Como está escrito: «Apártate del mal, y haz el Bien, y [como resultado de esta conducta] tendrás Morada para Siempre (Vida sin fin)»- Salmo 37:27; Y también dice la Escritura: «Apártate del mal, y haz el bien; Busca la paz, y síguela [pues así cosecharás, al final de tus días, la misma Paz que sembraste]»- Salmo 34:14; Y también dice en otro lugar: «No seas sabio en tu propia opinión [pues, la vida eterna, no esta en creer en una abstracta teología, sino en hacer el bien, y abandonar todo tipo de maldad e inmoralidad]; Teme [por tanto] a יהוה, y apártate del mal»- Proverbios 3:7.
Pero, ¿como tememos a יהוה? Pues siguiendo el camino de los 10 dichos [o "Mandamientos"] ordenados por Dios a Moisés, como esta escrito: «Y Él os anunció su Pacto, el cual os mandó poner por obra; los Diez mandamientos, y los escribió en Dos tablas de Piedra»- Deuteronomio 4:13; «Estas [Diez] palabras habló יהוה a toda vuestra congregación en el monte, de en medio del fuego, de la nube y de la oscuridad, a gran voz; y no añadió más. Y las escribió en dos Tablas de Piedra, las cuales me dio a mí»- Deuteronomio 5:22; «Guardarás, pues, los [Diez] Mandamientos de יהוה tu Dios, andando en sus caminos, y temiéndole»- Deuteronomio 8:6. ¿Y que continua diciendo el verso que sera la recompensa deparada para quienes guardan los mandamientos? ¡Pues la vida eterna que prefigura la entrada a la Tierra Prometida! Como esta escrito: «... Porque יהוה tu Dios te introduce en la Buena Tierra [es decir, la Tierra de Canaán]...»- Deut. 8:7.


Cual Religion Debemos Seguir





La Fe Nazarena es buena; pero se equivoca, cuando endiosa al Nazareno

El "B'rit Hadasha" (el santo evangelio), reclama que, el que el Nazareno (paz sea con el) haya venido [alegadamente] de Egipto, es prueba indubitable de que el Galileo era el Hijo de Dios; es decir, aquel personaje al cual alude el verso que dice: "Y DE EGIPTO LLAME A MI HIJO" (Oseas 11:1 & Mateo 2:15). Pero, si la procedencia de una persona, es prueba indubitable de su identidad, entonces el alegato de que Yeshua era Dios, esta seriamente equivocado. ¿Por que? Pues porque, para que Jesús hubiese sido Dios, habría tenido que venir de Temán [y no de Egipto]; como esta escrito- "DIOS VENDRA DE TEMÁN"- Habacuc 3:3. Y, ya que el territorio del antiguo Temán, no es otro sino el del moderno estado de Yemen [un lugar al cual Yeshua ni siquiera se acercó], esto es prueba indubitable de que Yeshua no era Dios. De hecho, el que Temán corresponde al moderno estado de Yemen, es un hecho tan solido e incuestionable, que hasta el dia de hoy los Judíos de esa area son descritos como "Judíos Temanitas".





La Tanak profetizaba que, la Fe en las palabras de Yehoshua (Jesús de Nazaret, paz sea con el) no serviría de nada a sus seguidores, si estos no obedecían los Diez mandamientos de la Ley Divina

Los hermanos Netsaritas (cristianos mesiánicos), alegan que, el nombre hebreo de Jesús de Nazaret, era “Yeshua” (o “Yehoshua”). En adición, alegan que este nombre significa “Dios es salvación”. Y utilizan este argumento para afirmar categóricamente que Yehoshua no solamente era la encarnación de Dios, sino también el Salvador del mundo. Así las cosas, la teología Netsarita postula que nadie conquista la Vida, obedeciendo lo ordenado por el Creador, sino teniendo fe (y creyendo) en las palabras adscritas a Yehoshua. ¿Cual es el problema con esta emocionante interpretación? Pues que, a pesar de que a primera vista aparenta ser perfectamente lógica, cuando se le examina en detalle, encontramos que niega lo revelado por Dios a Israel. Es que la Ley enseña en Yehoshua 7:2 (Josue 7:2) que, cuando los Israelitas quisieron conquistar la ciudad de “Haai” [un nombre que insinua la palabra Hebrea “Jai”, que literalmente significa “Vida”], fracasaron en su empeño, a pesar de haber puesto su fe en las palabras de Yehoshua [el siervo de Moisés, quien les prometía que obtendrían la victoria]. ¿Y por que no pudieron conquistar la “Haai” (la “Vida”) que estaba en la Tierra prometida [es decir, ¿por que no pudieron conquistar “la Vida” eterna]? Pues porque sus obras no eran buenas, ya que uno de ellos [Acán], había hurtado algo que no le pertenecía [violando así el mandamiento de la Ley Divina, que ordenaba diciendo “no robaras”].
De este modo, la Ley intimaba por medio de una alegoria que, el creyente Hebreo, no obtendría la vida eterna como consecuencia de creer en las palabras de Yehoshua (Jesus de Nazaret), sino por obedecer los [Diez] mandamientos de la Ley Divina.
De hecho, el relato intima que, pensar que la fe en las palabras de Yehoshua puede hacernos conquistar la Vida [a la misma vez que estamos en desobediencia a los mandamientos Divinos] es una idolatría que debe ser derrotada (sin importar si hablamos del Yehoshua que era hijo de Nun, o del Yehoshua que era hijo de Jose el carpintero). ¿Y como lo sabemos? Pues porque el numero de hombres que fueron derrotados por los de Haai, fue de 3000 [y 3000 fue también el numero de hombres que murieron como castigo por el pecado de adorar al becerro de oro].
En el idioma Hebreo en que se escribio originalmente la Escritura, cada letra tenia un valor numérico, de modo que cada palabra también tenia un valor numérico [el cual era la suma del valor individual de cada una de las letras que componían la palabra]. Uno de los nombres que la Escritura daba al Creador, era “Chai” [que se pronuncia en Castellano como “Jai”]. Y, el valor numérico de la palabra “Chai”, es precisamente 18, de modo que, dos veces el numero 18 (es decir, el numero 36), significaba “dos vidas” [la vida en este mundo, y la vida en el mundo que ha de venir]. Y la Escritura dice que, aquellos que pusieron su fe en las palabras de Yehoshua [a pesar de su desobediencia al mandamiento Divino] perdieron 36 hombres, como intimando que, creer que la salvación se obtiene por fe, y no por la obediencia a los mandamientos, hace que el creyente Hebreo pierda tanto su vida en este mundo, como su vida en el mundo que ha de venir.
Finalmente, el que los Israelitas tuviesen fe en las palabras de Yehoshua, no les sirvió de nada [pues no pudieron obtener a Haai; es decir, obtener “la Vida”], sino hasta despues que se deshicieron de Acán, mostrando de ese modo su compromiso con volver a la obediencia a los mandamientos divinos, así como su compromiso con castigar la violación de estos últimos.





La Verdad Del Judaísmo Universal





La Fe Nazarena es válida; pero el “B'rit Hadasha” es teológicamente errado, pues menoscaba, niega, y contradice las grandes verdades Divinas, previamente reveladas por Dios a Moisés, así como a su Pueblo Israel

La noble religión Nazarena, es un camino perfectamente válido para agradar al Creador, pues alienta a sus adeptos a volverse a Dios en sincero arrepentimiento. Pero, a pesar de sus muchas [y grandes] virtudes, los postulados teológicos esbozados por la noble tradición Cristiana, niegan y contradicen todo lo revelado por Dios al pueblo Hebreo. Y es por esto que, la persona que ha conocido el mensaje de la Ley Divina [que no es otro sino tratar a todos con la misma bondad, justicia, y humildad con que desearíamos ser nosotros mismos tratados], no puede asentir con la teología Nazarena; pues, afirmando como cierto, algo que niega la verdad Divina, comete un tipo de “suicidio intelectual”; y viola el mandato Divino que le ordena alejarse de toda falsedad (Éxodo 23:7). ¿Y por que debe el creyente alejarse de la falsedad? ¡Pues porque, la mentira, es como la arena movediza; donde, cada movimiento que hacemos, nos hunde mas en ella! Es decir, por cada nueva mentira que decimos, nos vemos forzados a urdir una mentira adicional [a fin de poder justificar nuestra anterior mentira]. Y es por eso que, el Dios de Israel, odia a los mentirosos, y ha prometido cerrarles la boca (Proverbios 13:5, & Salmo 63:11).
La realidad es que, aunque los reclamos que hace la teología Nazarena, parecen ser tan grandes como una montaña, la evidencia que de ellos provee la Tanak (la Ley, los Profetas, y los Escritos), es tan pequeña, que parece ser un cabello de la barba [de suerte que, la poderosa montaña de reclamos, termina colgando de un débil cabello de evidencia). Es que, si interpretamos literalmente la Biblia Hebrea (o "Tanak"), descubriremos que, esta última, echa por tierra todos y cada uno de los grandes reclamos teológicos esbozados por nuestros hermanos Edomitas (Nazarenos). Por ejemplo:

1) Es falso que los creyentes Hebreos deban seguir a los creyentes Nazarenos; pues la Ley muestra que, al final de los tiempos, todas las naciones subirán a Jerusalén, a fin de celebrar la fiesta Hebrea de los Tabernáculos, la fiesta de la Luna Nueva, y la fiesta del Sábado Judío (Zacarías 14:16, & Isaías 66:23). En adición, la Ley dice que 10 hombres [gentiles] echarán mano de un creyente Hebreo, para acompañarle a Jerusalén, pues reconocerán que Dios esta de parte de los Hebreos (Zacarías 8:23). Finalmente, será la Ley de los Hebreos [y no la Gracia de los Nazarenos] la que saldrá de Sion (Jerusalén), hacia el resto de las naciones del Mundo, a fin de que todos puedan aprenderla (Isaías 2:3). ¿Y que harán las naciones gentiles, que se obstinaron en desobedecer la Ley? Pues que vendrán, y confesaran el extravío de sus tradiciones religiosas; como esta escrito- «... A ti vendrán Naciones [gentiles] desde los extremos de la Tierra, y dirán: “Ciertamente mentira poseyeron nuestros padres, vanidad, y no hay en ellos provecho”» (Jeremías 16:19).
2) Es falso que el Creador haya hecho de “Yeshua” (paz y bendición sean con él) “la imagen visible del Dios invisible”; pues es inconcebible que, el Dios que catalogó de corrupto, el que su Pueblo adorase la imagen de algún hombre (Deut. 4:23, & Deut. 4:15-16), venga luego y asuma la imagen del hombre llamado Yeshua, [¡un hombre que demandaba ser adorado!]. Y es desquiciado creer que, el Padre Celestial, que dijo que “los hijos de los hombres” son vanidad, son mentira, y son menos que nada (Salmo 62:9 ), venga luego y se convierta a si mismo en un hijo de hombre (Juan 10:30, & Juan 14:10), haciéndose de ese modo vanidad, mentira, y menos que nada. Finalmente, Dios es un Espíritu (Salmo 139:7); pero Yeshua admitió en cambio ser un hombre de carne y hueso (Lucas 24:39).
3) Es falso que Yeshua haya sido la encarnación de la Deidad [pues Dios no es hombre, ni Hijo de hombre, según Números 23:19, & 1 Samuel 15:29].
4) Es falso que Yeshua haya sido el Creador, que vino [literalmente] a la Tierra; pues el Creador es demasiado grande como para morar [literalmente] en la Tierra, según 1 Reyes 8:27.
5) Es falso que Yeshua sea parte de una Trinidad con el Dios de Israel, pues no hay otros dioses con el Creador [es decir, no hay nadie que sea un “co-Dios” con el Creador], según Deuteronomio 32:39.
6) Es falso que la Ley fuese una “barrera de separación”, que mantuviese a los Gentiles alejados del Pueblo de Dios; pues, la Ley, siempre alentó a los gentiles a convertirse a la Fe Hebrea, según Isaías 56:6-7.
7) Es falso que el Creador haya decidido salvar al mundo por medio de “la locura de la prédica” [del Evangelio]; pues Dios prohíbe a su Pueblo volverse a la locura (Salmo 85:8).
8) Es falso que el creyente deba a Yeshua, la misma gloria que debe al Dios de Israel; pues, este último, no comparte su gloria con nadie, y no desea que sus hijos mencionen el nombre de otros dioses (Yeshua, Allah, Krishna, etc), según Isaías 42:8 & Éxodo 23:13. Y Yeshua también lo confirma, cuando rehúsa aceptar la gloria que le ofrecen los hombres (Juan 5:41).
9) Es falso que el hombre no pueda escoger abandonar la maldad, para hacer en cambio lo bueno; pues “aunque el pecado esta a la puerta, el hombre puede enseñorearse de él” (Génesis 4:7).
10) Es falso que Dios espere que el hombre obedezca perfectamente la Ley, a fin de obtener el beneplácito Divino. ¿Por que? Pues porque, el Creador, dio testimonio de haberse agradado del Rey David, a pesar de que David no obedeció perfectamente la Ley (1 Reyes 14:8). En adición, Dios juzgó que, la conducta de Job, era perfecta; a pesar de que Job era un hombre imperfecto (Job 1:8 , & 2:3).
11) Es falso que la Ley haya sido abrogada, para ser en cambio sustituida por la Gracia. ¿Por que? Pues porque no podemos quebrantar la Ley (quitándole ni añadiéndole nada), según Deuteronomio 12:32; porque, quienes rehúsan obedecer la Ley, terminan siendo cola, en vez de cabeza (Deut. 28:44); porque, quienes abandonan la Ley, son castigados con ceguera, locura, y turbación de espíritu (Deut. 28:15&28); porque, la locura de abandonar la Ley, conduce al hombre a alabar a los impíos (Prov. 28:4); y porque, la Ley, es perfecta [y, lo que ya es perfecto, nunca tendrá necesidad de ser mejorado, sustituido, ni abrogado por ninguna otra cosa, según el Salmo 19:7].
12) Es también falso que los mandamientos sean una maldición; pues los mandamientos alegran el corazón (Salmo 19:8), y son la sabiduría y la inteligencia del Pueblo Santo (Deut. 4:6).
13) Es falso que el creyente no tenga que seguir obedeciendo los 10 Mandamientos. ¿Por que? Pues porque, el hecho de que fueron escritos en Piedra (Deut. 4:13), significa que los Mandamientos son para siempre, habiendo sido afirmados eternamente (Salmo 111:7-8); porque, guardar los mandamientos, son el todo del hombre (Eclesiastés 12:13); porque, los que dejan los mandamientos, son gente soberbia y maldita (Salmo 119:21); porque, Dios no escucha la oración del que no hace caso de la Ley (Prov. 28:9); y porque, el Creador, ha ordenado que meditemos día y noche en la Ley, a fin de obedecer lo que en ella se nos ordena [si es que deseamos obtener la bendición y la prosperidad Divina, según Josué 1:8].
14) Es falso que, el “B'rit Hadasha” [que predica “el abandono de la Ley”], sea el cumplimiento del “Nuevo pacto” aludido en Jeremías 31:31; pues, cuando llegue ese nuevo pacto, Israel no abandonará la Ley, sino que la tendrá en lo mas profundo de su mente, y de su corazón (Jeremías 31:33); Cuando llegue ese nuevo pacto, todo Israel conocerá a Dios (Jeremías 31:34); y, cuando llegue ese nuevo pacto, el Creador hará solamente bien a Israel, no teniendo que reprocharle sus pecados, ni su incredulidad (Jer. 32:38-42).
15) Es falso que Yeshua sea “la roca” a la cual deben mirar los creyentes Hebreos [pues la Escritura muestra que esa roca es Abraham, según Isaías 51:1-2].
16) Es falso que Yeshua haya sido tanto “el Hijo de Dios”, como “el Siervo de Dios” [pues, estos dos títulos, pertenecen a Israel, según Éxodo 4:22 & Isaías 44:21].
17) Es falso que Yeshua haya sido el “Rey ungido” [o "Rey Mesías"] que habrá de reinar un día sobre Israel [pues, este puesto, corresponde al Rey David, según Jeremías 30:8-9, y Ezequiel 37:24].
18) Es falso que Yeshua haya sido el alegado Mesías de Isaías 53:1-7; pues, el personaje allí descrito, engendraría tantos hijos biológicos, que “su generación” [es decir, sus descendientes] no podría ser contada (Isaías 53:8). Pero en cambio Yeshua, no engendro ni siquiera un solo hijo [pues nunca se casó].
19) Es falso que Yeshua haya sido “el Hijo” [o “renuevo”] de David, descrito en Isaías 11:1-5. ¿Por que? Pues porque, según la Ley, la descendencia sigue la linea del Padre biológico de la criatura (Génesis 5:1-32); y, como el B'rit Hadasha afirma que Yeshua no tuvo un padre biológico [pues alegadamente fue engendrado por el Espíritu Santo], entonces Jesús no era un descendiente biológico de David. En adición, Isaías dice que, la manera en que sabremos que el personaje descrito en su libro, finalmente ha llegado, es que veremos una transformación milagrosa en la naturaleza; pues el león dejará de comerse al becerro, y comerá en cambio paja; el lobo no comerá mas al cordero, ni el leopardo comerá al cabrito; la serpiente no morderá a ninguna persona; y un niño podrá pastorear [confiadamente] una manada de fieras salvajes (Isaías 11:6-9).
20) Es falso que Yeshua haya sido el sacrificio expiatorio por los pecados del mundo, pues nadie puede morir por la maldad de alguna otra persona, sino que “cada cual morirá por su propia maldad” (Jer. 31:30, Ezeq. 18:20-22, & Deut. 24:16). En adición, las ofrendas por el pecado, tenían que ser sin defecto (Lev. 22:19); Pero, desafortunadamente, Yeshua tenia defectos; pues, siendo un hombre de carne y hueso, es imposible que haya hecho solamente el bien, sin nunca haber pecado (Eclesiastés 7:20). De hecho, en Mateo 19:17, el B'rit Hadasha admite que Yeshua no era “bueno”; y esto es prueba adicional de que, Yeshua, no era el Dios de Israel, quien es absolutamente bueno (Salmo 106:1). En adición, Lucas 7:28 admite que, Juan el Bautista, era mayor que Yeshua; pues, a diferencia de este último, estuvo dispuesto a ser decapitado (Lucas 3:19-20, & Marcos 6:27), obedeciendo el mandamiento que ordena al verdadero profeta, amonestar al impío (Ezequiel 3:18).
21) Yeshua tampoco pudo haber sido el Sumo sacerdote que oficiase el sacrificio expiatorio por los pecados de todo Israel; pues, según Éxodo 28:1, & Núm. 18:7, ese Sumo Sacerdote tenía que ser un descendiente de la tribu de Leví, y Yeshua no cumplía con ese requisito; pues, su familia biológica, pertenecía a la tribu de Judá (Lucas 3:33-34).
22) Es falso que María (paz sea con ella) haya sido “la virgen” de Isaías 7:14; pues, esa “virgen”, es en realidad una personificación alegórica de la comunidad compuesta por las casas, las ciudades y las tribus de Israel, según Isaías 37:22, Amos 5:2-3, & Jeremías 18:13.
23) Es falso que Yeshua haya sido el “Emanuel” que habría de ser engendrado por la Virgen de Isaías 7:14; pues, como el nombre “Emanuel” literalmente significa “Dios (está) con nosotros”, es obvio que “Emanuel” no es una persona, sino una pluralidad [o “comunidad”] de individuos. Esta comunidad, seria testigo de una liberación tan grande, que no tendría otro remedio que proclamar que Dios estaba con ellos [¡Emanuel!]. ¿Cual sería esa comunidad? Pues la de los creyentes que verían como, la Tierra de Rezín y de Peka [los reyes de Siria e Israel que se habían levantado contra Judá, según Isaías 7:1-2], sería arrasada por el rey de Babilonia; como está escrito- «he aquí, por tanto, que el Señor hace subir sobre ellos (Peka y Rezín) aguas de ríos, impetuosas y muchas, esto es, al rey de Asiria, con todo su poder; el cual subirá sobre todos sus ríos, y pasará sobre todas sus riberas... y extendiendo sus alas, llenará la anchura de tu tierra, oh Emanuel»- Isaías 8:7-8. ¿Y que proclamaría esta comunidad, luego de ver esta gran liberación? Pues proclamarían: «Tomad consejo, y será anulado; proferid palabra, y no será firme, porque ¡Dios está con nosotros! [¡Emanuel!]»- Isaías 8:10.
24) Es falso ue Yeshua haya sido el cordero pascual, cuyo sacrificio cargaría con los pecados de toda la nación Israelita; pues, los pecados de Israel, no eran expiados por nada de lo que acaecía en la fiesta de la Pascua, sino por lo acaecido en la fiesta de Yom Kippur (es decir, en la gran fiesta de la Expiación), según Levítico 16:19. Y, el animal que cargaba con el pecado de Israel [durante esta fiesta de Yom Kippur], no era un cordero, sino un macho cabrío. No solamente esto, sino que, ese macho cabrío [que se llevaba los pecados de toda la Nación], no era sacrificado por el Sumo sacerdote, ni tampoco era su sangre derramada [como se alega que sucedió con Yeshua], sino que era en cambio enviado [vivo] al desierto (Lev. 16:20-22). En adicion, los pecados individuales no eran expiados por un cordero, sino por una cabra (Levítico 4:27-28).
25) Es falso que, el perdón de pecados, demande el derramamiento de sangre inocente. ¿Por que? Pues porque, el sacrificio de animales, es solo sombra y figura del verdadero sacrificio que agrada al Creador; que no es otro sino el corazón contrito y humillado (Salmo 51:17); y porque, el Creador, ha prometido perdonar el pecado de todo aquel que se humilla, invocando Su Nombre, y convirtiéndose de su maldad (2 Cron. 7:14, Prov. 28:13, Jer. 36:3, Isaías 1:16-18, & Isaías 55:7). Y, estas promesas de perdón, no demandan sangre alguna, fuera de la que sube al sonrojado rostro del pecador, que se avergüenza de su pecado, y que abandona su vida de maldad.
26) Es falso que Yeshua haya sido el Salvador del Mundo [pues no hay otro Salvador fuera de יהוה , según Isaías 43:11, & 43:3]. En adición, Yeshua reconoció ser un “hijo del Hombre” (Mateo 18:11); Y, la Tanak, enseña que no hay salvación alguna en el Hijo del Hombre (Salmo 146:3). No solo eso, sino que, la palabra Hebrea que traducimos como “Mesías”, literalmente significa “Ungido”; un titulo que nunca tuvo la intención de aplicarse a una persona exclusiva; pues, tanto Aarón, como Saúl, David, y el Rey [pagano] Ciro [entre muchos otros], fueron llamados “Mesías” (o “Ungido”), según Levítico 4:3&5, 1 Samuel 2:35, 1 Sam. 12:5, 15:17, 24:6, 2 Sam. 22:51, & Isaías 45:1. Y la Tanak enseña que, aun el hombre que ha sido hecho un “Ungido” de Dios (o “Mesías” de Dios), necesita en si mismo ser salvado [por יהוה ]; como esta escrito- «Ahora conozco que יהוה salva a su “Ungido” (o “Mesías”)»- Salmo 20:6. Y el B'rit Hadasha también lo confirma, cuando dice que Yeshua necesitó ser “salvado” [o “librado”] de la muerte (Hebreos 5:7).
27) Es falso que Yeshua haya vivido una vida libre de pecados; pues “todos los hombres son concebidos en pecado” [por sus respectivas madres], según el Salmo 51:5; y porque, “no hay hombre que haga solo el bien, y nunca peque”, según Eclesiastés 7:20.
28) Es falso que Yeshua haya sido el único hombre justo que jamás haya existido [pues tanto Noé, como Lot, fueron justos ante Dios, según Gén. 6:9, Y Gén. 18:23].
29) Es falso que, fuera de Yeshua, no exista hombre que haya hecho lo bueno; pues tanto Asa, como Ezequías, fueron hombres que hicieron lo bueno (2 Cron. 14:2, & 2 Cron. 31:20).
30) Es falso que Yeshua haya hecho mayores milagros que cualquier otro profeta [pues nadie hizo mayores milagros que Moisés, según Gen. 34:11].
31) Es falso que, la Vida Eterna, sea el producto de creer que Yeshua haya sido el Mesías; pues, la Vida Eterna, en realidad es el producto de apartarse del mal, para hacer en cambio el bien (Salmos 37:27).
32) Es falso que Yeshua haya sido "la Verdad"; pues, es "la Ley", y no el Nazareno, lo que realmente es "la Verdad" (Salmos 119:142).
33) Es falso que Yeshua haya sido “el Camino”; pues, “el Camino” que Dios ha dispuesto para los creyentes, es la obediencia a los 10 mandamientos de la Ley, según Salmo 119:27&32, Jueces 2:17, Deut. 5:29-33, y Deut. 11:22-23.
34) Es falso que Yeshua haya sido “la Vida” [pues, “la Vida”, es cumplir todas las palabras de la Ley de Dios, según Deut. 32:46-47].
35) Es falso que hayamos heredado la muerte espiritual, a consecuencia del pecado de nuestros Padres [Adán y Eva]; pues, los hijos, no han de morir por el pecado de sus padres (Deut. 24:16).
36) Es falso que, Yeshua, haya sido mayor que Moisés; pues, cuando Moisés hablaba con el Padre Celestial, la conversación era tan real y certera, que nadie en la multitud dudaba de su autenticidad (Éxodo 33:11, Éxodo 19:17-19, & Deut. 5:22-27); pero, cuando Yeshua hablaba con el Padre Celestial, la conversación era tan confusa y dudosa, que la multitud dudaba que hubiese realmente ocurrido (Juan 12:28-29). En adición, la Ley dice que, nunca se levantó en Israel, otro profeta mayor que Moisés (Deut. 34:10).
37) Es falso que, lo que Dios pide del Hombre, es que crea en Yeshua; pues, lo que Dios realmente pide, es que amemos “obrar con justicia, con misericordia, y con humildad” (Miqueas 6:8).
38) Es falso que, “la Gracia”, viniese por medio de Yeshua; pues Noé halló “gracia” ante los ojos de Dios (Gen. 6:8); y Moisés invocó sobre Israel “la gracia del que habitó en la zarza” (Deut. 33:16).
39) Es falso que Dios espere que los creyentes Hebreos acepten “el presente” [o “regalo”], de “la Salvación gratuita”; pues, los regalos, impiden juzgar con claridad, pervierten la Justicia divina, y corrompen el corazón (Éxodo 23:8, & Eclesiastés 7:7).
40) Es falso que Yeshua justifique al impío [es decir, al hombre que rehúsa arrepentirse, y comenzar a obedecer los mandamientos]; pues, si fuese cierto que Yeshua justifica la impío, entonce Yeshua sería abominable ante יהוה , según Prov. 17:15.
41) Es falso que la Justicia se alcance solo por la Fe, y no por obrar según lo ordenado en la Ley. ¿Por que? Pues porque, Finees, obró según lo ordenado en la Ley [dando muerte a los dos adúlteros, según Lev. 20:10]; y, su obrar según la Ley, le fue contado por Justicia (Salmo 106:29-31).
42) Es falso que, nuestro bienestar eterno, dependa de aceptar la religión [o teología] correcta; pues, en realidad, depende de que conozcamos a Dios, dando “buen fruto”, y haciendo [con nuestras propias manos] el bien y la justicia que encarnan los mandamientos dados por יהוה a Moisés [según grabados sobre las dos Tablas de Piedra]. ¿Por que? Pues porque, la Ley, muestra que cada persona recibirá el mismo bien [o mal] que haya sembrado (Jeremías 22:15-16, Génesis 4:6-7, Prov. 22:8, Jueces 1:7, Isaías 58:7-12, Isaías 3:10-11).
43) Es falso que, el hombre que escribió casi la mitad de las epístolas que conforman el B'rit Hadasha [el apóstol Pablo, paz sea con el], haya sido una fuente confiable de sabiduría y conocimiento de la Fe Hebrea [¡pues ni siquiera sabia quien era el Sumo sacerdote Judío, según Hechos 23:3-5!].

Finalmente, si la Ley dice una cosa, y el B'rit Hadasha dice otra cosa [o algo contrario], entonces es el B'rit Hadasha [y no la Ley], el que está equivocado. ¿Por que? Pues porque sería extraviado creer que, las enseñanzas de Yeshua, son “el cumplimiento de la Ley” (Mateo 5:17), si tales enseñanzas “no cumplen” con lo que la Ley enseña y ordena. En adición, las verdades Divinas reveladas en la Escritura Hebrea, son finales e irrevocables; pues, la Ley, no puede ser abrogada, ni mucho menos quebrantada, según Deut. 4:2. Y, el B'rit Hadasha, confirma esta misma verdad, cuando cita a Yeshua diciendo: «la Escritura [es decir, la Ley], no puede ser quebrantada» (Juan 10:35).
Y, las anteriores, son algunas de las razones por las cuales, los “Benei Elyon”, respetan y admiran la figura de Yeshua (paz sea con él), pero rechazan tajantemente las cosas que, acerca de Yeshua, afirma la noble Teología Nazarena. ¿Quien es un “Benei Elyon”? Pues es todo hombre y toda mujer que cree en hacer el bien que ordena la Ley: en no juzgar injustamente a nadie, en no aceptar [o “aprobar”] la conducta de los impíos, en defender al débil y al huérfano, en hacer justicia [dando caridad] al afligido y al menesteroso, y en librar a los afligidos y necesitados de mano de los impíos. Estos creyentes, son aquellos a los cuales alude la Escritura Hebrea, cuando dice: “Vosotros sois dioses, y todos vosotros [sois] “Benei Elyon” (hijos del Altísimo)- Salmo 82:6. ¿Por que rechazan los Benei Elyon las cosas que, acerca de Yeshua, postula la noble teología Nazarena? Pues porque, como hemos demostrado, cada una de ellas niega y contradice lo claramente revelado por יהוה en la Ley, en los Profetas, y en los Escritos (la Tanak). Y, la palabra Hebrea que la Tanak utiliza para designar a quien se opone a la dicho y ordenado por el Creador, es “Ha Satan”; un termino Hebreo que literalmente significa “El Satanás”.
¿Que debe hacer entonces el Hombre que desea abandonar las mentiras en las cuales ha sido instruido, para volver en cambio a la senda antigua de la pura, clara, y sencilla fe en la Ley de Dios? Pues debe renunciar al engaño y la maldad; jurando fidelidad y obediencia a יהוה (Adonai Yah, el Dios de Israel, bendito sea); y haciendo la siguiente confesión pública- «Oh יהוה (Adonai Yah), Señor Dios de Abraham, Confieso que No hay otro Dios, ni hay otro Salvador, tan grande como Tu; Confieso que no hay otro profeta, tan grande como Moisés; ni hay otra Ley, tan grande como Tus Diez Mandamientos. Confieso que no hay otra Escritura, tan grande como Tu Torah; ni hay otro pueblo, tan grande como Israel. Y confieso que no hay otra teología tan grande, verdadera, y justa, como la de "Medida por Medida" (o "Siembra y Cosecha"): recompensar a cada uno, con el mismo bien que, con sus obras, haya voluntariamente sembrado; y castigar a cada uno con el mismo mal que, con sus obras, haya voluntariamente sembrado (sin nunca haberse arrepentido). Gracias, porque has escuchado mi oración, y has perdonado [como prometiste] mis pecados. Y gracias por haberme hecho en este día, miembro integral de tu Pueblo Santo; el Pueblo de Dios que esta prefigurado en la Nación de Israel. Amén».





La peligrosa [y contagiosa] locura del Apóstol Pablo (paz sea con el): creer que יהוה esperaba la perfecta obediencia de la Ley

Las cosas no son locura, porque carezcan de lógica; son locura, porque están desconectadas de la realidad. Por ejemplo, si alguien dice que quiere cubrirse el cabello, para protegerlo de la lluvia, dice algo perfectamente lógico. Pero, si lo dice mientras viaja dentro de un avión que va 35,000 pies de altura, en un vuelo comercial entre Nueva York y París, su lógica es un síntoma de locura.
De ese mismo modo, el Apóstol Pablo (paz sea con el) dijo cosas que eran perfectamente lógicas; solo que daban visos de locura. Es que, la Ley Judía, consistía de 613 mandamientos. Y, postular [como lo hizo Pablo] que Dios esperaba que el Israelita común obedeciese perfectamente todos y cada uno de esos 613 mandamientos, es singular locura. ¿Por que? Pues porque, docenas de esos mandamientos, ni siquiera aplicaban al Israelita común; Es decir, eran mandamientos dirigidos al Rey de Israel, a los miembros de la corte Judía, o a los miembros de la familia Sacerdotal. Eran mandamientos acerca del rollo de Torah que debía escribir el Rey; mandamientos acerca de destruir a las naciones de Canaán; mandamientos acerca de desterrar al que cometiese un homicidio involuntario; mandamientos acerca de como oficiar durante el sacrificio de Yom Kippur; mandamientos acerca de los alimentos accesibles a la familia del Sumo Sacerdote; o mandamientos acerca de la intercalación de los meses del año Judío [entre muchos otros].
En fin que, solamente alguien completamente desquiciado [o seriamente ignorante de la Ley] habría sido tan atrevido como para postular que, el Israelita común, estaba forzado a oficiar los sacrificios y ritos que oficiaba el Sumo sacerdote; a condenar o liberar criminales [como hacían los miembros de la Corte Judía]; o a sentarse en el trono del Rey, para escribir allí una copia del Libro de la Ley. Es que, la necedad de intentar obedecer cualquiera de esas ordenanzas, podría haberle costado la vida.





¿Por que razón Yeshua (Jesús de Nazaret, paz sea con él) no pudo haber sido el cumplimiento de la promesa hecha en Deuteronomio 18:18 (“Profeta les levantaré de en medio de sus hermanos, como tú; y pondré mis palabras en su boca, y él les hablará todo lo que yo le mandare”)? Pues porque, la promesa hecha a Israel, era que tal profeta habría de ser “como Moisés”; es decir, que sería el producto biologico de dos seres humanos (un padre y una madre Israelitas). Pero, el Evangelio, reclama que Yeshua no cumplió con este requisito; pues [alegadamente] no fue engendrado por un padre humano, sino por el Espíritu Santo.





Los Seis Pilares del Judaismo Universal

  1. Un Supremo Dios, Rey, Y Mesias: "יהוה" ("Adonai Yah", El Dios de Avraham)
  2. Un Supremo Profeta y Maestro- "Moshe Ravenu" (Moisés Nuestro Maestro)
  3. Una Suprema Ley Y Pacto- Los Diez Mandamientos, escritos por Adonai (no por el hombre) sobre "Las Dos Tablas de Piedra"
  4. Una Suprema Escritura Sagrada- "La Torah" (Los Cinco Libros de Moisés)
  5. Una Suprema Familia de Fe- "La Casa De Israel" (la familia universal de creyentes prefigurada por la Nación Hebrea)
  6. Una Suprema Teología- "Medida por Medida" (ley de Siembra y Cosecha); es decir, temer a Yah, quien un día habrá de juzgar a todos con justicia; devolviendo a cada uno el mismo bien (o mal) que durante su vida haya escogido libre y voluntariamente sembrar. Y, prepararnos para ese juicio, buscando a Yah en oración, con un corazón contrito y humillado; renunciando a toda especie de maldad; y comprometiéndonos con el bien encarnado en Sus Diez Mandamientos, según los exponen los estatutos, las ordenanzas, los Ritos, y las Alegorías de la Ley de Moisés









¿Cual Verdad es mas grande? ¿La Torah?, ¿el Evangelio?, ¿o el Korán?

En el ambito de los deportes, asi como de las competencias humanas en general, la regla es que, no es el monarca, sino el aspirante a la corona, quien tiene la obligación de probar su valía. Y, el monarca, tiene el derecho a mantener su corona, mientras el contendiente no pueda mostrar (en buena lid) que es superior al actual monarca. De ese mismo modo, es la nueva ideologia [es decir, aquella que pretende sustituir lo que todos ya han aceptado como la norma de verdad etica y moral], la que tiene la responsabilidad de probar que, lo que trae entre manos, es mas noble, mas santo, y mas verdadero que lo ya existente.
En este sentido, es una realidad histórica que, la revelación dada en la Torah (la Ley de Dios), antecede tanto al Islam como al Cristianismo, por mas de mil años. En otras palabras, cuando llegaron el Evangelio y el Korán, la Torah llevaba siglos siendo aceptada como la noble, santa, y verdadera Palabra de Dios. Por tanto, eran los Cristianos y Los Musulmanes, quienes tenían la responsabilidad de demostrar que sus mensajes eran mas nobles, mas santos y mas verdaderos que el mensaje de la Torah.
De nuevo, no era la Torah la que tenia que demostrar que era la infalible palabra de Dios; ni era la Torah la que debía demostrar que no había sido alterada ni malinterpretada por los hombres; eran el Evangelio y el Korán, los que tenían que demostrar (fuera de toda duda razonable) que no eran un plagio de la Torah; eran el Evangelio y el Korán, los que tenían que demostrar que no eran una innovación religiosa, alegando [falsamente] querer “corregir” y/o “completar” el mensaje Divino (¡como si Dios fuese un ser endeble, que no puede impedir que simples mortales alteren su palabra; o fuese un tonto, que olvido dejar en claro aquello que era tan importante para nuestra salvación, que esta ultima dependería de ello!); eran el Evangelio y el Korán, los que tenían que demostrar que no eran ingeniosos subterfugios religiosos, sagazmente utilizados por sus respectivos fundadores, a fin de obtener la gloria, la pleitesía, y el reconocimiento de las masas (como en efecto ha sucedido).
¿Y por que los reclamos del Evangelio y del Korán tienen que ser probados fuera de toda duda razonable? Pues porque la Torah siempre ordenó que guardásemos la Ley de Dios (los Diez mandamientos). Y, uno de esos mandamientos, nos prohíbe dar falso testimonio. En otras palabras, el creyente no puede afirmar nada que sea falso, que este en entredicho, que sea cuestionable, o que no demuestre ser algo mas que una mera conjetura. ¿Por que? Pues porque, el creyente que tal hace, se arriesga a dar un falso testimonio (rebelándose así contra lo ordenado por su Creador). Y esto, es un grave pecado, pues la Ley advierte diciendo: “Porque LA BOCA DE LOS QUE HABLAN MENTIRA, SERA CERRADA” (Salmo 63:11); Y también: “AMASTE el mal más que el bien, LA MENTIRA MAS QUE LA VERDAD. Has amado toda suerte de palabras perniciosas, Engañosa lengua. POR TANTO, DIOS TE DESTRUIRA PARA SIEMPRE”- Salmo 52:3-5. Es en este sentido que, ni el mensaje del Evangelio, ni el mensaje del Korán, pueden ser aceptados por quienes creemos en la Torah; pues, ambos mensajes, son altamente cuestionables (es decir, su veracidad esta puesta en entredicho). ¿Por que? Pues porque niegan y contradicen el claro e inequívoco mensaje de la Torah. Es que, mientras por un lado la Torah nos exhorta a guardar la Ley, diciendo: “El principio de la sabiduría es el temor de Yah; BUEN ENTENDIMIENTO TIENEN TODOS LOS QUE PRACTICAN SUS MANDAMIENTOS (no robes, no mates, no mientas, no adulteres, etc)”- Salmo 111:10; por otro lado, el Evangelio nos exhorta a que abandonemos la Ley de Dios [para seguir en cambio “la Ley de la Gracia”]. Como enseñan los siguientes pasajes Cristianos:

— “CRISTO NOS REDIMIÓ DE LA MALDICIÓN DE LA LEY” (Gálatas 3:13);
— “LA LEY Y LOS PROFETAS ERAN HASTA JUAN” (Lucas 16:16);
— “Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; PUES NO ESTÁIS BAJO LA LEY, SINO BAJO LA GRACIA” (Romanos 6:14);
— “Pero YO NO CONOCÍ EL PECADO SINO POR LA LEY; PORQUE TAMPOCO CONOCIERA LA CODICIA, SI LA LEY NO DIJERA: NO CODICIARÁS. Mas el pecado, tomando ocasión por el mandamiento, produjo en mí toda codicia; PORQUE, SIN LA LEY, EL PECADO ESTÁ MUERTO” (Romanos 7:7-8)

De igual modo, el Korán nos exhorta a abandonar la Ley de Dios, para seguir en cambio la “Ley Sharia”; Como esta escrito: “Si pues, recibís de mi una dirección (Sharia), QUIEN SIGA MI DIRECCIÓN NO SE EXTRAVIARA, Y NO SERA DESGRACIADO. PERO, QUIEN NO SIGA MI AMONESTACIÓN, LLEVARA UNA EXISTENCIA MISERABLE…” (Quran 20:123-124, y 5:38).
De nuevo, tanto el mensaje del Evangelio, como el del Korán, niegan la revelación Divina contenida en la Torah [¡cuya veracidad nunca estuvo en entredicho!]. Es que, el mensaje de la Torah, condena al hombre que abandona la Ley (los diez mandamientos), y enseña que, quien tal hace, es soberbio y maldito; como esta escrito: “Reprendiste a LOS SOBERBIOS, LOS MALDITOS, QUE SE DESVÍAN DE TUS MANDAMIENTOS” (Salmo 119:21); Y también: “APARTAOS DE MI MALIGNOS, PUES YO GUARDARE LOS MANDAMIENTOS DE MI DIOS” (Salmo 119:115).
ASÍ, EL QUE LOS EVANGELIOS RECLAMEN QUE JESÚS ES EL MESÍAS; O EL QUE EL KORÁN RECLAME QUE MUHAMMAD ES EL SELLO DE TODOS LOS PROFETAS, ES IRRELEVANTE; pues ningún creyente puede afirmar las cosas que enseñan estos dos libros (el abandono de la Ley de Dios) con la completa certeza de que no esta diciendo algo falso, o algo que incita a rebelarnos contra lo ordenado por el Dios que dijo: “DIOS NO ES HOMBRE, PARA QUE MIENTA, NI HIJO DE HOMBRE, PARA QUE SE ARREPIENTA. ÉL DIJO, ¿Y NO HARÁ? Habló, ¿y no lo ejecutará?” (Números 23:19).
Por el otro lado, aun si fuesen ciertos los reclamos hechos por el Evangelio y el Korán, la revelación Divina dada por Dios en la Torah, nunca ordenó [explícitamente] a los creyentes que creyesen a su vez en un Mesías (un Rey “Ungido”) llamado Jesús; ¡pero si a creer en un Rey ungido (Mesías) llamado David!; como esta escrito: «He puesto el socorro sobre UNO QUE ES PODEROSO; He exaltado a un escogido de mi pueblo. Hallé a DAVID MI SIERVO; LO UNGÍ CON MI SANTA UNCIÓN. MI MANO ESTARÁ SIEMPRE CON ÉL, MI BRAZO TAMBIÉN LO FORTALECERÁ» (Salmo 89:19-21).
De igual modo, la revelación Divina dada por Dios en la Torah, nunca ordeno al creyente seguir a un profeta supremo llamado Muhammad (paz y bendicion sean con el); ¡pero si a seguir un profeta llamado Moisés! (el profeta que recibió las dos tablas de piedra, con los Diez mandamientos de la Ley Divina), como esta escrito: “ENVIÓ A SU SIERVO MOISÉS, Y a Aarón, AL CUAL ESCOGIÓ” (Salmo 105:26); “CONDUJISTE A TU PUEBLO como ovejas POR MANO DE MOISÉS y de Aarón. (Salmo 77:20); “SUS CAMINOS NOTIFICÓ A MOISÉS, Y a los hijos de Israel sus obras” (Salmo 103:7); “Y trató de destruirlos, de no haberse interpuesto MOISÉS SU ESCOGIDO delante de Él…” (Salmo 106:23).
En resumen, el que Jesús (p.s.c.e.) haya sido un ungido de Dios (Mesías), o el que Muhammad (p.s.c.e.) haya sido el sello de todos los profetas, no hace diferencia alguna para quien rige su vida por la Torah, pues la revelación dada por Dios a Israel, ya incluía todo lo que el creyente necesitaba para conocer (y hacer) la voluntad de su Dios (que no es otra sino vivir en paz y armonía con el prójimo, haciendo el bien encarnado en los diez mandamientos); como esta escrito: «CONFÍA EN יהוה (NO EN JESÚS, NI EN MUHAMMAD), Y HAZ EL BIEN [ORDENADO EN LOS MANDAMIENTOS], Y HABITARÁS EN LA TIERRA [PROMETIDA], y te apacentarás de la verdad [viviendo seguro de que no sigues mentira ni falsedad alguna]» (Salmo 36:3).
En adición, Jesús y Muhammad eran “hijos de hombre” (es decir, hombres mortales); como esta escrito: “Sabéis que dentro de dos días se celebra la pascua, y EL HIJO DEL HOMBRE será entregado para ser crucificado” (Mateo 26:2). Pero, la Torah advierte que no podemos poner nuestra esperanza en el hijo de hombre, pues no hay en él salvación alguna; como esta escrito: «NO CONFIÉIS en los príncipes, ni EN HIJO DE HOMBRE, PORQUE NO HAY EN ÉL SALVACIÓN» (Salmo 146:3). La realidad es que, la confianza de quien vive por la Torah, esta puesta en יהוה (Yah), un Salvador mucho mas seguro, grande, y poderoso que tanto Jesús, como Muhammad (la paz de Dios sea con ellos); como esta escrito: «יהוה (Yah) ES MI LUZ Y MI SALVACIÓN; ¿DE QUIÉN TEMERÉ? יהוה ES LA FORTALEZA DE MI VIDA; ¿DE QUIÉN HE DE ATEMORIZARME?» (Salmo 27:1); «PORQUE GRANDE ES יהוה , y digno de suprema alabanza; TEMIBLE SOBRE TODOS LOS DIOSES» (Salmo 96:4); «BIENAVENTURADO EL HOMBRE QUE PUSO EN יהוה (NO EN JESUS NI EN MOHAMED) SU CONFIANZA» (Salmo 40:4); «Porque ¿QUIÉN ES DIOS, SINO SÓLO יהוה (Yah)? ¿Y QUÉ ROCA HAY FUERA DE NUESTRO DIOS?» (Salmo 18:31); Y, finalmente: «Mas YO EN TI CONFIO OH יהוה ; DIGO “¡TÚ ERES MI DIOS!” (Salmo 31:14).
Quien sigue la Ley de Yah [el Dios de Israel], y pone en Él su fe y su esperanza, es un hombre dichoso, pues pone su futuro en manos de un Dios que encarna la bondad, la misericordia, y la justicia; como afirma la Torah, cuando dice: “BUENO Y RECTO ES YAH”- Salmo 25:8; “GUSTAD, Y VED QUE ES BUENO YAH; DICHOSO EL HOMBRE QUE CONFÍA EN ÉL”- Salmo 34:8; “CIERTAMENTE ES BUENO DIOS PARA CON ISRAEL”- Salmo 73:1; “PORQUE TÚ, SEÑOR, ERES BUENO Y PERDONADOR, Y GRANDE EN MISERICORDIA”- Salmo 86:5; “Porque YAH ES BUENO; PARA SIEMPRE ES SU MISERICORDIA, Y SU VERDAD POR TODAS LAS GENERACIONES”- Salmo 100:5; Y, “TU JUSTICIA ES JUSTICIA ETERNA, Y TU LEY LA VERDAD”- Salmo 119:142.
En cambio, quien pone toda su fe y su esperanza en Jesús (paz sea con el), la pone en alguien que, si bien era un extraordinario ser humano, confesó abiertamente que no era “bueno”; como esta escrito: “Jesús le dijo: ¿POR QUÉ ME LLAMAS BUENO? NINGUNO HAY BUENO, SINO SÓLO DIOS”- Lucas 18:19. Del mismo modo, quien pone toda su fe y su esperanza en Muhammad (paz sea con el), la pone sobre alguien que confeso abiertamente practicar el terror; como esta escrito: “VOY A SEMBRAR EL TERROR EN LOS CORAZONES DE LOS INFIELES: ¡CORTADLES EL CUELLO, pegadles en todos los dedos!”- Korán 8:12.
Si desea usted tener en su vida seguridad de Salvación, tiene que hacer dos cosas: Primero, tiene que hacer la paz, con el Dios de Paz; Segundo, tiene que hacer la paz, con los hombres.
¿Como se hace la Paz con Dios? Pues confesando sus pecados a יהוה (Yah), como dicen los Salmos: «Mi pecado te declaré, y no encubrí mi iniquidad. Dije: CONFESARÉ MIS TRANSGRESIONES A יהוה; Y TÚ PERDONASTE LA MALDAD DE MI PECADO» (Salmo 32:5). Y también, «“CERCANO ESTÁ יהוה A LOS QUEBRANTADOS DE CORAZÓN; Y SALVA A LOS CONTRITOS DE ESPÍRITU» (Salmo 34:18). Pida a Dios perdón, con un corazón sincero y arrepentido; y acepte el Perdón y la salvación que Dios ha prometido darle.
¿Y como hacemos la paz con los hombres? Pues comprometiéndonos con guardar los diez mandamientos. Comience con el mandamiento mas importante de todos- el que nos ordena honrar a nuestros padres, abandonando todo estilo de vida que traiga dolor y vergüenza sobre ellos (abandone el lenguaje profano, las drogas, el robo, la mentira, la homosexualidad, la fornicación, el adulterio, y cualquier otro estilo de vida violento, inmoral, o ilegal). Tenga paciencia, y deje que Dios vaya poco a poco transformando su vida. Manténgase alabándole, y confíe en יהוה, pues Él ha prometido no dejarle, ni abandonarle; como esta escrito: «AUNQUE MI PADRE Y MI MADRE ME DEJARAN, CON TODO, יהוה (YAH, EL DIOS DE PAZ) ME RECOGERÁ» (Salmo 27:10); Y también dice, «Aguarda a יהוה; ESFUÉRZATE, Y ALIÉNTESE TU CORAZÓN; SÍ, ESPERA A יהוה» (Salmo 27:14). Que el Espíritu del Dios de Paz, les guíe a Su verdad, a Su perdón, a Su Paz, y a la Vida Eterna. Amén.





Yeshua (Jesús de Nazaret, paz y bendición sean con él) no pudo haber sido el Mesías; pues, el verdadero Mesías, era “el espíritu” que ya se había manifestado en otro hombre; un hombre al cual la Escritura Hebrea identificaba por nombre y apellido

Si el Mesías es en efecto un hombre, ¿quien podría ser? Y, ¿que relación podría tener con el Mesías que siguen tanto Cristianos como Musulmanes? Veamos a continuación lo que al respecto enseña la Tanak (la Escritura Hebrea): Comenzaremos diciendo que, el Libro de los Salmos, enseña con claridad meridiana que, el rey David, es a su vez el Mesías. Y, la palabra Hebrea “Mesías”, no es sino la traducción al Castellano de la palabra Hebrea "Mashiach" (o "Meshiaj"); una palabra que literalmente significa “ungido” (con aceite). Cabe notar que, esta "unción" con aceite, era algo que estaba típicamente reservado para los Reyes y Sacerdotes de Israel [pero no era exclusivo de ellos; pues, en Isaías 45:1, la Escritura Hebrea también llama "Mesías" a Ciro, un gran Rey Persa].
La Escritura predice que, este Rey Mesías, habrá de reinar un día sobre toda la Tierra. Como enseña el Salmo 89: «Masquil de Etán Ezraíta: Entonces hablaste en visión a tu santo, Y dijiste: HE PUESTO EL SOCORRO SOBRE UNO QUE ES PODEROSO; HE EXALTADO A UN ESCOGIDO DE MI PUEBLO. HALLÉ A DAVID MI SIERVO; LO UNGÍ CON MI SANTA UNCIÓN (EN ESTE VERSO, LA FRASE HEBREA TRADUCIDA COMO “LO UNGI”, LITERALMENTE SIGNIFICA “LO HICE MESIAS”). Mi mano estará siempre con él, Mi brazo también lo fortalecerá. No lo sorprenderá el enemigo, Ni hijo de iniquidad lo quebrantará; Sino que quebrantaré delante de él a sus enemigos, Y heriré a los que le aborrecen. Mi verdad y mi misericordia estarán con él, Y en mi nombre será exaltado su poder. Asimismo pondré su mano sobre el mar, Y sobre los ríos su diestra. EL ME CLAMARÁ: MI PADRE ERES TÚ, MI DIOS, y la roca de mi salvación. YO TAMBIÉN LE PONDRÉ POR PRIMOGÉNITO, EL MÁS EXCELSO DE LOS REYES DE LA TIERRA. Para siempre le conservaré mi misericordia, Y MI PACTO SERÁ FIRME CON ÉL. Pondré su descendencia para siempre, Y SU TRONO COMO LOS DÍAS DE LOS CIELOS. SI DEJAREN SUS HIJOS MI LEY, Y no anduvieren en mis juicios, Si profanaren mis estatutos, Y NO GUARDAREN MIS MANDAMIENTOS, ENTONCES CASTIGARÉ CON VARA SU REBELIÓN, Y CON AZOTES SUS INIQUIDADES. Mas no quitaré de él mi misericordia, Ni falsearé mi verdad. No olvidaré mi pacto, Ni mudaré lo que ha salido de mis labios. UNA VEZ HE JURADO POR MI SANTIDAD, Y NO MENTIRÉ A DAVID. Su descendencia será para siempre, y SU TRONO (SERÁ ETERNO) COMO EL SOL DELANTE DE MÍ. COMO LA LUNA SERÁ FIRME PARA SIEMPRE, Y como un testigo fiel en el cielo. Selah» (Salmo 89:19-37).
NOTA: observe como, el Mesías del anterior pasaje, sería uno que exhortaría a “sus hijos” a no abandonar la Ley [a fin de no tener que ser castigados con vara ni azotes]; y, este último detalle, descalifica al Nazareno, quien exhorto a sus hijos [espirituales] a abandonar la Ley (como dice el evangelio: “La Ley y los profetas, eran hasta Juan”- Lucas 16:16).
El hecho de que [al final de los tiempos] David será el Rey Ungido que reinará sobre todo Israel (así como sobre todos los pueblos de la Tierra) es también enseñado por el profeta Jeremías, cuando dice: «¡Ah, cuán grande es aquel día! tanto, que no hay otro semejante a él; tiempo de angustia para Jacob; pero de ella será librado. EN AQUEL DÍA, dice יהוה de los ejércitos, yo quebraré su yugo de tu cuello, y romperé tus coyundas, y EXTRANJEROS NO LO VOLVERÁN MÁS A PONER EN SERVIDUMBRE, SINO QUE SERVIRAN A יהוה su Dios, y a DAVID SU REY, A QUIEN YO LES LEVANTARE (de entre los muertos)»- Jeremías 30:7-9.
El profeta Ezequiel, confirmo esto mismo, cuando dijo: «... Y les dirás: Así ha dicho יהוה el Señor: HE AQUÍ, YO TOMO A LOS HIJOS DE ISRAEL DE ENTRE LAS NACIONES a las cuales fueron, y los recogeré de todas partes, y los traeré a su tierra; y los haré una nación en la tierra, en los montes de Israel, Y UN REY SERÁ A TODOS ELLOS POR REY; y nunca más serán dos naciones, ni nunca más serán divididos en dos reinos. Ni se contaminarán ya más con sus ídolos, con sus abominaciones y con todas sus rebeliones; y los salvaré de todas sus rebeliones con las cuales pecaron, Y LOS LIMPIARÉ; Y ME SERÁN POR PUEBLO, y yo a ellos por Dios. MI SIERVO DAVID SERÁ REY SOBRE ELLOS, y todos ellos tendrán un solo pastor; y andarán en mis preceptos, Y MIS ESTATUTOS GUARDARÁN, y los pondrán por obra» (Ezequiel 3:21-24). NOTA: observe nuevamente como se predice que, el verdadero Mesías, llevara a Israel de vuelta a la obediencia a la Ley, y no a su abandono [como es el caso con el Nazareno].
En adición, el mas sabio de todos los hombres (el rey Salomón), intimó también esta misma verdad, cuando dijo: “NADA HAY NUEVO DEBAJO DEL SOL (ES DECIR, NO HAY NADA NUEVO EN ESTE MUNDO)”- Eclesiastés 1:9. En otras palabras, Salomón afirma que, si en el futuro habría de venir algún Rey Mesías, no podía ser un “nuevo” Rey Mesías [pues Salomón dice que no hay nada “nuevo” debajo del Sol]; sino que tenia que ser un Rey que ya hubiese reinado antes (o durante) la época en que Salomón escribe su libro de Eclesiastés. Pero, como solo dos reyes Hebreos (Saúl Y David) habían sido “ungidos” ( o hechos “Mesias”) antes del Rey Salomón, ese Rey "ungido" (o “Mesías”), tendría que haber sido [por eliminación] el Rey David; ya que fue el único de los dos que contó con el claro e inequívoco favor Divino.
Pero, ¿donde deja esta interpretación a los dos billones de Cristianos que aseguran rotundamente que Jesús fue en efecto el Mesías? Pues la contestación es la siguiente: ya que la Escritura dice claramente que David es el Mesías, cualquier otro posible Mesías no puede ser otra cosa sino una posible manifestación del espíritu del Rey David. Es decir, así como el Cristianismo reclama que Juan el Bautista fue una manifestación del espíritu de Elías; de ese mismo modo el Galileo pudo haber sido una manifestación del espíritu de David. Y esto a su vez explica el hecho de que, cuando Herodes toma (ilícitamente) por mujer a la esposa de su hermano Felipe (una grave violación de la Ley de Dios) fue Juan el Bautista (¡y no Jesús!) quien sorprendentemente tuvo el valor y la fe de confrontarle (Marcos 6:14-18).
¿Como es posible que Juan el Bautista (un mero pecador) pudiese haber mostrado un mayor celo por cumplir el mandamiento Divino [que ordenaba amonestar al impío, según Ezequiel 3:18], que lo que mostró aquel que alegadamente era el Mesías? Pues es posible que, el espíritu de David (que intentaba manifestarse en el Galileo), conociera instintivamente que, en su anterior vida, había sido culpable de cometer el mismo pecado que ahora cometía Herodes: tomar (ilícitamente) por mujer a Betsabé, la esposa de su “hermano” Israelita (Urías Heteo). Así, el espíritu de David [que se manifestaba en Jesús], le impedía “sacar la paja del ojo del Rey Herodes”, sabiendo que, en su anterior vida (como el Rey David), había tenido en su propio ojo “una viga mucho mas grande”. Pero, si existe la posibilidad de que Jesús haya encarnado al espíritu del Mesías David, ¿Por que no fue Jesús la ultima y suprema manifestación de ese Mesías? ¿En que falló el Nazareno? Pues la respuesta es que, Jesús, cayó en el mismo error que cayó el primer Rey ungido (es decir, el Rey Saúl); pues se exaltó exageradamente a sí mismo, y se enfrascó en una continua guerra contra aquellos hermanos hebreos que percibía como competidores por el poder (los escribas, los saduceos, y los fariseos). Y, enfrascándose en tal conflicto, el Nazareno dió la espalda al espíritu de David. Es que, el espíritu que se manifestó en el Rey David, fue el espíritu de quien rehúsa difamar, maldecir, o siquiera levantar la mano contra aquellos que le oprimen, que le persiguen, y que rehúsan reconocerle. De hecho, David no solamente rehusó contender contra Saúl por la obtención un reino y un poder que en justicia pertenecían a David [pues Dios así se lo había prometido por medio de Samuel], sino que se anonadó a si mismo, renunciando a su título de “Ungido” [o “Mesías”], para conferirlo en cambio a Saúl [quien no era digno de tal distinción], como esta escrito: «He aquí han visto hoy tus ojos cómo יהוה te ha puesto hoy en mis manos en la cueva; y me dijeron que te matase, pero te perdoné, porque dije: NO EXTENDERÉ MI MANO CONTRA MI SEÑOR, PORQUE ES EL UNGIDO DE ADONAI YAH»- 1ra Samuel 24:10. NOTA: en este ultimo pasaje, la palabra Hebrea que se ha traducido como “ungido”, es “Mashiach” (una palabra que traducimos al Castellano como “Mesías”). Así que, el espíritu de David, se anonadó a si mismo hasta lo sumo, honrando a aquel que le odiaba, que le despreciaba, y que intentaba matarle; no pagando mal con mal, sino atribuyéndole poder y gloria a su enemigo [es decir, atribuyéndole a Saúl el titulo de Señor, y Mesías]. Y, esta suprema y Divina bondad [que caracterizó al espíritu de David], fue la que no fue perfecta en el Nazareno, impidiéndole de ese modo el triunfo.
Al final de los tiempos, el Rey David (es decir, su espíritu) volverá a manifestarse en medio de Israel, exhortando al pueblo a volver a la obediencia individual y colectiva de la Ley Divina. Muchos en Israel seguirán su llamado, pero las naciones gentiles le aborrecerán, tildándole de “Anti-cristo”. Entonces, guiados por un gran Engañador, traerán sus ejércitos a la Tierra Santa, para hacerle la guerra a Israel- como esta escrito: «¿Por qué se amotinan las naciones gentiles? ¿Por qué hacen planes vanos? LOS REYES Y GOBERNANTES DE LA TIERRA SE REBELAN, Y JUNTOS CONSPIRAN CONTRA EL SEÑOR [יהוה] Y SU REY UNGIDO [Su Mesías David]. Y gritan: “¡Vamos a quitarnos sus cadenas! ¡Vamos a librarnos de sus ataduras! (es decir, las cadenas y las ataduras de la Ley de Dios)”»- Salmo 2:1-3, Biblia “Dios Habla Hoy”. Pero, cuando hagan la guerra, Dios intervendrá, dando a David y a Israel, una aplastante y sobrenatural victoria. Esto hará que los gentiles entiendan lo errado que estuvieron con respecto a Israel [a quien siempre habían considerado ser “enemigo de Dios”], así como lo errado de las creencias surgidas tanto del antiguo Monte Calvario, como del antiguo Monte de Hira [es decir, lo errado de las teologías Mesiánicas de tanto Cristianos como Musulmanes]. Como esta escrito: «desde los confines de la Tierra VENDRÁN A TI (EN ISRAEL) LAS NACIONES GENTILES, Y DIRÁN: “SÓLO MENTIRA HEREDARON NUESTROS ANTEPASADOS; HEREDARON LO ABSURDO, LO QUE NO SIRVE PARA NADA”» (Jeremías 16:19).
Y esto también dará cumplimiento a la profecía que dice: «DELANTE DE SU ROSTRO IBA MORTANDAD, Y A SUS PIES SALÍAN CARBONES ENCENDIDOS. Se levantó, y midió la tierra; Miró, e hizo temblar las gentes; LOS MONTES ANTIGUOS (es decir, el monte Calvario, y el monte Hira, que representan respectivamente al Cristianismo y al Islam) FUERON DESMENUZADOS» (Habacuc 3:5-6).
Entonces, luego que las naciones gentiles reconozcan la vanidad de sus respectivas teologías, sentirán un vivo deseo de "subir" a Jerusalén, y de acercarse al pueblo Hebreo, a fin de participar de las fiestas Sagradas, y aprender de ellos el camino de Dios. Como esta escrito: «VENDRAN MUCHAS NACIONES [GENTILES], Y DIRAN: VENID, Y SUBAMOS AL MONTE DE יהוה, Y A LA CASA DEL DIOS DE JACOB; Y NOS ENSEÑARA EN SUS CAMINOS, Y ANDAREMOS POR SUS VEREDAS; PORQUE DE SION SALDRA LA TORAH (LA LEY), y de Jerusalén la palabra de יהוה . Y como también dice en otro lugar: «En aquellos días ACONTECERÁ QUE DIEZ HOMBRES DE LAS NACIONES DE TODA LENGUA, TOMARÁN DEL MANTO A UN JUDÍO, DICIENDO: IREMOS CON VOSOTROS, PORQUE HEMOS OÍDO QUE DIOS ESTÁ CON VOSOTROS» (Zacarías 8:23, RVR 1960); «Y SERÁ QUE DE MES EN MES, Y DE SÁBADO EN SÁBADO, VENDRÁ TODA CARNE A ADORAR DELANTE DE MÍ, dijo יהוה » (Isaías 66:23, versión Reina Valera antigua); «Y TODOS LOS QUE SOBREVIVIEREN DE LAS NACIONES QUE VINIERON CONTRA JERUSALÉN, SUBIRÁN DE AÑO EN AÑO, Para adorar al Rey, a יהוה de los ejércitos, y A CELEBRAR LA FIESTA DE LOS TABERNÁCULOS» (Zacarías 14:16).
Y, lo hasta aquí expuesto, esta intimado en el hecho de que, el valor numérico de la palabra Hebrea "Mashiach" (Mesías), y el valor numérico de la palabra Hebrea "Nachash" (Serpiente) eran exactamente el mismo (es decir, 358); como intimando que, tal y como la serpiente se arrastra a si misma por la tierra; de ese mismo modo el Mesías era el espíritu de la persona que se arrastra a si misma por la Tierra; es decir, la persona que, aunque grande, no toma crédito para si mismo [tal y como fue el caso con Avraham; quien, a pesar de que sabía que sería padre de muchos pueblos, se humilló a si mismo, confesando que no era otra cosa sino polvo y ceniza, según Génesis 18:27].
Y este "arrastrarse por la tierra" que caracteriza al Mesías, es una figura del hombre justo; el hombre que ha permitido que Dios "derribe" (o "haga caer ") el Tabernáculo de su vano orgullo, a fin de permitir que Dios le convierta en un tabernáculo viviente; en un humilde templo donde mora la presencia Divina. Es que, la salvación Divina, no habita con los que se exaltan a si mismo [buscando su propia gloria], sino con aquellos que se anonadan a si mismos; con los humildes, y con los quebrantados- Como esta escrito: «YO HABITO en la altura y la santidad, y CON EL QUEBRANTADO Y HUMILDE DE ESPÍRITU, PARA HACER VIVIR EL ESPÍRITU DE LOS HUMILDES, Y PARA VIVIFICAR EL CORAZÓN DE LOS QUEBRANTADOS»- Isaías 57:15.
Y es por esto que, aunque noble y santo, el Tabernáculo que iba por el desierto con los Israelitas [y en el cual moraba la presencia Divina], tenia que periódicamente ser "hecho pedazos" [es decir, tenia que "dejarse caer"], a fin de ser llevado a una nueva localización, donde seria de bendición y salvación para toda la congregación de Israel.
Así, el que David es el paradigma de este "tabernáculo caído” [que será un día exaltado como Rey y señor], es enseñado en el pasaje de la Escritura que literalmente dice: «En aquel día, RESTAURARE EL TABERNACULO DE DAVID, QUE ES “CAIDO”» (Amós 9:11). Y esto es corroborado en una tradición Judía, que narra lo siguiente: «El Rabino Nachman preguntó al Rabino Isaac: ¿Haz oído cuando habrá de venir "Bar Nafle" (el Hijo del Caído)? El otro respondió- "¿Quien es Bar Nafle?" Y el primero dijo- “¡Es el Mesías!” A lo cual el segundo respondió- “¿Al Mesías llamas Bar Nafle"? Y el primero contestó- Le llamo así, pues escrito esta- «En aquel día, levantaré el Tabernáculo de David, que es "Caído" ("Nafle")»- Talmud Babilónico, Sanedrin 96b.





Los 70 Grandes extravíos del Cristianismo

Extravío # 1:
Abraham creyó a Dios, y le fue contado por Justicia (es decir, alcanzo el favor Divino por la Fe, y no por las obras)

Texto De Refutación:
«... todas las naciones de la Tierra serán benditas en tu simiente, por cuanto OYO ABRAHAM MI VOZ, Y GUARDO MI PRECEPTO, MIS MANDAMIENTOS, MIS ESTATUTOS, Y MIS LEYES»- Génesis 26:4-5 (Es decir, Abraham obtuvo el favor Divino, porque guardó sus mandamientos)

Extravío # 2:
El hombre es justificado por la fe, y no por las obras

Texto De Refutación:
Los hermanos Cristianos, afirman que el hombre es justificado por la fe, y no por hacer las obras de la Ley. Y lo prueban, citando a Pablo, cuando dice: «Porque ¿qué dice la Escritura? “Creyó Avraham a Dios, y le fue contado por justicia”» (Romanos 4:3). Pero, el problema con este argumento, es que 400 años después de Avraham, Finees hizo las obras de la Ley (administrando el castigo que esta ordenaba para los fornicarios y los adúlteros); y, su “hacer las obras de la Ley”, también le fue contado por Justicia. Como esta escrito: «Se unieron asimismo a Baal-peor, Y comieron los sacrificios de los muertos. Provocaron la ira de Dios con sus obras, Y se desarrolló la mortandad entre ellos. Entonces SE LEVANTÓ FINEES E HIZO JUICIO, y se detuvo la plaga; Y LE FUE CONTADO POR JUSTICIA, DE GENERACIÓN EN GENERACIÓN, PARA SIEMPRE» - Salmo 106:20-31. Así que, la Escritura Hebrea confirma que, el mismo Creador (bendito sea), abrogó la alegada “justificación por fe” de Avraham, y la remplazó por “la justificación por las obras de la Ley” que concedió a Finees. En adición, seria locura pensar que Dios esperase que Avraham obedeciera los detalles de una Ley que el mismo Creador no revelaría sino hasta el tiempo de Moisés (¡400 años después de la muerte de Avraham!).

Extravío # 3:
Dios demanda la obediencia perfecta de la Ley; pues, a fin de que el hombre sea acepto ante el Creador, tiene que haber cumplido perfectamente los ritos y los mandamientos de la Ley

Texto De Refutación:
Muchos Israelitas no guardaron la Ley respecto a la Pascua; pero aun así, fueron aceptos al Creador. Como esta escrito:«Porque una gran multitud del pueblo de Efraín y Manasés, y de Isacar y Zabulón, no se habían purificado, y comieron la Pascua no conforme a lo que está escrito [en la Ley]. Mas Ezequías oró por ellos, diciendo: יהוה, que es bueno, sea propicio a todo aquel que ha preparado su corazón para buscar a Dios, a יהוה el Dios de sus padres, aunque no esté purificado según los ritos de purificación del Santuario. Y oyó יהוה a Ezequías, y sanó al pueblo» (2 Crónicas 30:18-20)

Extravío # 4:
Dios es Soberano; hace lo que quiere, y nadie puede cuestionarlo

Texto De Refutación:
«Lejos de ti el hacer tal, que hagas morir al justo con el impío, y que sea el justo tratado como el impío; nunca tal hagas. EL JUEZ DE TODA LA TIERRA, ¿NO HA DE HACER LO QUE ES JUSTO?» (Génesis 18:25)

Extravío # 5:

Dios ha desechado a Israel; de modo que, ahora la Iglesia de Cristo, es el Israel de Dios

Texto De Refutación:
Dios ha prometido nunca desechar a Israel. Como esta escrito: «Así ha dicho יהוה, que da el Sol para luz del día, [y] las Leyes de la luna y de las estrellas, para luz de la noche... Si faltaren estas Leyes delante de mí, dice יהוה, también la descendencia de Israel faltará para no ser nación delante de mí eternamente. Si los cielos arriba se pueden medir, y explorarse abajo los fundamentos de la tierra, también yo desecharé toda la descendencia de Israel, por todo lo que hicieron...» (Jer. 31:35-37)

Extravío # 6:
Dios ha escogió a los necios de este mundo, para avergonzar a los sabios

Texto De Refutación:
«Sabiduría ante todo; adquiere sabiduría; Y sobre todas tus posesiones adquiere inteligencia» - Proverbios 4:7
«Los sabios heredarán honra, Mas los necios llevarán ignominia» - Prov. 3:35

Extravío # 7:
Dios se cansó de las rebeliones de Israel; y, por tanto, les abandonó y maldijo, para que dejasen de ser su Pueblo.

Texto De Refutación:
«No ha notado iniquidad en Jacob, Ni ha visto Perversidad en Israel. יהוה (Adonai Yah) su Dios está con él, Y júbilo de Rey en él» (Números 23:21).
«Así ha dicho יהוה : Si los cielos arriba se pueden medir, y explorarse abajo los fundamentos de la Tierra, también yo desecharé toda la descendencia de Israel, por todo lo que hicieron, dice יהוה » (Jeremías 31:37)
«Bendeciré a los que te bendijeren [o Israel], y a los que te maldijeren, maldeciré» (Génesis 12:3)
«No toquéis, dijo [Dios], a mis ungidos, Ni hagáis mal a mis profetas» (Salmo 105:15)

Extravío # 8:
Dios ya no considera Justo al hombre que cae ( en pecado ), aunque sea una sola vez

Texto De Refutación:
«Porque siete veces cae el justo, y vuelve a levantarse» (Proverbios 24:16)

Extravío # 9:
El Creador, consiste de tres personas distintas: el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo

Texto De Refutación:
«.. ASÍ DICE יהוה, Rey de Israel... “Yo soy el primero (porque no tengo Padre), y yo soy el postrero (porque no tengo Hijo), y FUERA DE MÍ, NO HAY DIOS (porque no tengo Hermano)»- Isaías 44:6. Y, «Ved ahora que YO, YO SOY, Y NO HAY DIOSES CONMIGO (es decir, no hay nadie que sea un “Co-Dios” conmigo)...» (Deuteronomio 32:39)

Extravío # 10:
El creyente no puede odiar, ni puede usar la violencia contra nadie

Texto De Refutación:
-- Dios se agrada de que odiemos la maldad (la inmoralidad, la mentira, y el orgullo): «Has amado la justicia y aborrecido la maldad; Por tanto, te ungió Dios, el Dios tuyo....» - Salmo 45:7
-- El amor, a menudo requiere violencia: «No rehúses corregir al muchacho; Porque si lo castigas con vara, no morirá.» - Prov. 23:13. «Y reñí con ellos, y los maldije, y herí a algunos de ellos, y les arranqué los cabellos, y les hice jurar...»- Nehemías 13:25

Extravío # 11:
El Cristianismo, es la Religión de Dios; y esto le hace la única y verdadera Religión

Texto De Refutación:
Cuando Dios reine finalmente en Sión, ¿cual sera la fe que se enseñará a las naciones del mundo?: «Y vendrán muchas Naciones, y dirán: Venid, y subamos al monte de יהוה, a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará sus caminos, y caminaremos por sus sendas. PORQUE DE SION SALDRÁ LA TORAH (LA LEY), y de Jerusalén la palabra de יהוה» (Isaías 2:3).
NOTE COMO, SERÁ LA LEY (Y NO LA GRACIA), LA QUE SALDRÁ DE JERUSALÉN, A FIN DE QUE LA APRENDAN LAS NACIONES. ¿Y que de las naciones Cristianas, que nunca entendieron que, si la Ley fue escrita en Piedra, fue solo para mostrarnos que, al igual que la Piedra, la Ley es para siempre? Pues que vendrán, y confesaran (arrepentidos), la vanidad de sus creencias. Como esta escrito: «... A ti vendrán Naciones desde los extremos de la Tierra, y dirán: CIERTAMENTE MENTIRA POSEYERON NUESTROS PADRES, VANIDAD, Y NO HAY EN ELLOS PROVECHO» (Jeremías 16:19).

Extravío # 12:
El Cristiano no puede creer lo dicho y ordenado en la la Ley de Dios, porque el Evangelio presenta a Jesús (p.s.c.e.) diciendo algo distinto...

Texto De Refutación:
No es de sabios creer en todo lo que segundas y terceras personas alegan que hizo y dijo el Nazareno. Es que, "el papel aguanta todo lo que le escriben". Si los dichos y los hechos del Nazareno, hubiesen sido tan críticos e indispensables, Jesús habría hecho como hizo Moisés: los habría escrito personalmente, a fin de que no quedase duda alguna acerca de su exactitud y veracidad. Pero la realidad es que, la tradición Cristiana, siempre ha reconocido que Moisés escribió en efecto su mensaje; y que, Jesús, no escribió personalmente nada; como intimando que, lo ya contenido en las Escrituras Hebreas, era más que suficiente para alcanzar la Salvación; como confirma el mismo relato evangélico, cuando dice: “A Moisés y a los Profetas tienen; óiganlos” (Lucas 16:29)

Extravío # 13:
El Ecumenismo, proviene de Satanás. Si alguien es discípulo de Cristo, y comienza a hacer algo de lo que dice (u ordena) el liderato de alguna otra religión (como seria el caso de un Cristiano que comience a encender las velas de Shabbat durante el Sábado Judío), tal persona se ha hecho un Ecuménico.

Texto De Refutación:
Si fuese cierto que, el Ecumenismo (es decir, el obedecer lo que dice y ordena el liderato de alguna otra religión), proviene de Satanás, entonces tendríamos que decir que, el Evangelio, también proviene de Satanás. ¿Por que? Pues porque el Evangelio atribuye a Jesús haber sido Ecuménico. ¿Donde lo hace? Pues en el pasaje donde Jesús ordena a sus discípulos Cristianos, seguir todo lo que el liderato Judío (los escribas y fariseos) diga y ordene. Como esta escrito: "EN LA CÁTEDRA DE MOISÉS SE SIENTAN LOS ESCRIBAS Y LOS FARISEOS. ASÍ QUE, TODO LO QUE OS DIGAN QUE GUARDÉIS, GUARDADLO Y HACEDLO” (Mateo 23:2-3)

Extravío # 14:
Dios no se agrada del Ecumenismo (es decir, de que su pueblo imite las buenas costumbres de otra religiones, o pueblos

Texto De Refutación:
«Ni aun según las normas de las naciones que están alrededor de vosotros habéis hecho» (Ezequiel 5:7). En el anterior pasaje, Dios reprocha a Israel, por haber fallado en copiar las buenas costumbres de las naciones en las cuales se encontraba exiliado; y por no haberse abstenido de copiar las malas costumbres de esas mismas naciones [según Ezequiel 11:12]

Extravío # 15:
El Evangelio es la Verdad

Texto De Refutación:
El llamado que hace el Evangelio al arrepentimiento (Mateo 4:17), y a la obediencia a los Mandamientos (Mateo 19:17), es verdadero, y esta en armonía con la Ley Divina. Pero, la teología evangélica que hace de Jesús la encarnación de Dios, es completamente Falsa; pues la Ley enseña que el Creador es infinito. Y, siendo infinito, ni siquiera los Cielos y la Tierra pueden contenerlo. Y, si los Cielos y la Tierra no pueden contener al Creador, ¿Cuanto menos podría haberlo contenido la casa terrenal (el cuerpo de carne y hueso) que tuvo el Nazareno? Como esta escrito: «Pero ¿es verdad que Dios morará sobre la Tierra? ¡He aquí que los cielos, los Cielos de los Cielos, no te pueden contener!; ¿Cuánto menos esta casa que yo he edificado?» (1 Reyes 8:27)

Extravío # 16:
El Evangelio de Jesús (p.s.c.e.), es una mayor revelación que la Ley de Moisés (p.s.c.e.)

Texto De Refutación:
La revelación Mosaica, fue Nacional; y ningún Israelita tuvo duda de que Dios había hablado con Moisés. Como esta escrito: "MOISÉS HABLABA, Y DIOS LE RESPONDÍA CON VOZ TRONANTE» (Éxodo 19:19).
Pero, la revelación Evangélica, fue privada y particular, de modo que no todos los Israelitas estaban seguros de que Dios hubiese hablado con Jesús. Como esta escrito: «Y la multitud que estaba allí, y había oído la voz, decía que había sido un trueno. Otros decían: Un ángel le ha hablado.» (Juan 15:29)

Extravío # 17:
El "Nuevo Testamento" (N.T.), es la Revelación Divina que "completa, y aclara" lo revelado en el "Antiguo Testamento" (A.T.)

Texto De Refutación:
El A.T. (la Ley) dice así: "Cuidarás de hacer todo lo que yo te mando; no añadirás a ello, ni de ello quitarás" (Deut. 12:32). Esto significa que, a la Ley, no se le puede "añadir" nada. Y que, si la Ley no dice explícitamente que Dios es una Trinidad, que el hombre hereda un pecado original, que Jesús es el Mesías, o que habría de venir algo llamado "el Evangelio", el creyente no puede aceptarlo, haciéndolo un indispensable dogma de fe. Es que, la Ley, es perfecta. Como esta escrito: “la Ley de Yah es perfecta...”- Salmo 19:7. Y, lo que ya es perfecto, no necesita ser completado, aclarado, abolido, ni sustituido

Extravío # 18:
El fin (la finalidad) de la Ley, es Cristo (paz y bendición sean con el)

Texto De Refutación:
«En el futuro tus hijos te preguntarán: “¿Qué significan estas leyes... que יהוה nuestro Dios nos mandó obedecer?”. Entonces tú les dirás: “Nosotros éramos esclavos del Faraón en la tierra de Egipto, pero יהוה nos sacó de Egipto.... Entonces יהוה nuestro Dios nos ordenó obedecer todos estos decretos y temerlo a él (no a Jesús, ni a Allah)... Pues cuando obedezcamos todos los mandatos que יהוה nuestro Dios nos ha dado, entonces se nos considerará justos”» (Deut. 6:20-24).

Extravío # 19:
El Hijo del hombre (Jesús, el Príncipe de Paz), vino a Salvar lo que se había perdido

Texto De Refutación:
«No confiéis en los Príncipes, ni en Hijo de hombre, porque no hay en él Salvación» (Salmo 14:3)

Extravío # 20:
El hombre fue creado inmortal; perdió su inmortalidad, y no puede volver a Vivir para siempre a menos que crea en Jesús (paz sea con el)

Texto De Refutación:
«Y mandó יהוה Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer» (Gen. 2:16) (¡si Adán necesitaba comer, era porque, si no lo hacia, habría muerto de hambre!
«Ahora, pues, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre» - Gen. 3:22» (¡Si comía del fruto del árbol, Adán podría haber tenido Vida eterna sin haber creído nunca en Jesús!)

Extravío # 21:
El hombre hereda la muerte espiritual, a consecuencia del pecado de nuestros Padres Adán y Eva

Texto De Refutación:
"Los padres no morirán por los hijos, ni los hijos por los padres; cada uno morirá por su [ propio ] pecado" - Deuteronomio 24:16

Extravío # 22:
El "Nuevo Pacto" prometido por los profetas, era abandonar la obediencia a los mandamientos de la Ley, para abrazar en cambio la Gracia (sin necesidad de seguir obedeciendo los mandamientos de la Ley).

Texto De Refutación:
«este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice El Señor: Daré mi Ley en su mente, y la escribiré en su Corazón» (Jer. 31:33)
El anterior pasaje, muestra que, el "Nuevo Pacto", no era abandonar la Ley (como erróneamente postulan los Evangelios); sino observarla con mayor sinceridad, llevándola siempre en la mente, y en el corazón

Extravío # 23:
El que se circuncida, ha caído de la Gracia, y no tiene por tanto entrada en la Jerusalén Celestial

Texto De Refutación:
El que no tiene entrada en la Jerusalén Celestial, es el que, pudiendo circuncidarse, rehúsa hacerlo. Como esta escrito: «Despierta, despierta, vístete de poder, oh Sion; vístete tu ropa hermosa, oh Jerusalén, ciudad Santa; porque nunca más vendrá a ti incircunciso ...» (Isaías 52:1)

Extravío # 24:
Los Judíos que no abandonan los mandamientos (de la Ley), están bajo maldición; y es solo su soberbia, lo que les impide dejar los mandamientos, para seguir en cambio la Gracia de Cristo

Texto De Refutación:
Los que son realmente soberbios y malditos, son aquellos que se desvían de los mandamientos Divinos. Como esta escrito: «Reprendiste a los Soberbios, los Malditos que se desvían de tus mandamientos» (Salmo 119:21). Y como también dice en otro lugar la Escritura: «APARTAOS DE MI MALIGNOS, PUES YO GUARDARE LOS MANDAMIENTOS DE MI DIOS» (Salmo 119:115)

Extravío # 25:
Cuando un Judío cita solo una porción de algún verso Bíblico, esta tratando de ser fraudulento, pues, si quiere ser honesto, esta obligado a citar "el verso completo"

Texto De Refutación:
La división de la Escritura en capítulos, párrafos, y versos, es artificial: una adición secular, hecha al texto original muchos siglos después de haber sido este compuesto. Esta innovación, fue el producto del trabajo de aquellos que intentaron traducir la Escritura a otros idiomas. De hecho, aun en nuestros días, cualquiera que visite una sinagoga Judía, descubrirá que, el rollo de la Torah que allí se encuentra, no contiene ninguna división que pueda indicar con certeza alguna donde empieza o termina ningún capitulo, párrafo, o versículo.

Extravío # 26:
No hay otro nombre dado a los hombres, en que puedan ser salvos; así, todos los hombres, están obligados a invocar el nombre del Dios Jesús

Texto De Refutación:
«Yo יהוה ; este es mi nombre; y a otro no daré mi gloria» - Isaías 42:8
«Y nombre de otros dioses [fuera de יהוה ] no mentaréis, ni se oirá de vuestra boca» - Éxodo 23:13

Extravío # 27:
Israel no puede representar al Hijo de Dios, ni mucho menos al Siervo sufriente de Isaías 53, pues estos no tienen maldad alguna, mientras que, a los ojos de Dios, Israel esta lleno de iniquidades

Texto De Refutación:
El Israel Bíblico, es un paradigma de los fieles creyentes Hebreos (guardadores de los Mandamientos) que se encuentran, no solo entre los Judíos, sino también entre todas las naciones y credos del Mundo. Y, es a este Israel, al cual Dios ve como Hijo, y como Siervo sufriente. De igual modo, es en este Israel, que Dios no ve falta alguna. Como esta escrito: «No ha notado iniquidad en Jacob, Ni ha visto Perversidad en Israel. יהוה (Adonai Yah) su Dios está con él, Y júbilo de Rey en él» (Num. 23:21)

Extravío # 28:
Jesús (paz y bendición sean con él) es la encarnación de la Deidad

Texto De Refutación:
"Dios no es Hombre... Ni Hijo de Hombre" - Deuteronomio 23:19

Extravío # 29:
Jesús (p.s.c.e.) es el Señor (Dios); y, a la misma vez, es “el Hijo de David” (el “Mesías”, o “La rama del tronco de Isaí”) prometido en Isaías 11:1

Texto De Refutación:
El N.T. cita a Jesús admitiendo que, le era literalmente imposible ser “Señor” (Dios), y a la misma vez ser el Hijo de David (Mesías): «¿Qué pensáis del Cristo? ¿De quién es hijo? Le dijeron: De David. El les dijo: ¿Pues cómo David, en el Espíritu, le llama Señor, diciendo: Dijo el Señor a mi Señor: “Siéntate a mi derecha, Hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies”? Pues si David le llama Señor, ¿cómo es su hijo?» Mateo 22:42-45. Es decir, Jesús aclara que, si era “Hijo de David” (el Mesías), entonces no podía ser el Señor (Dios) de David; pues estaría mal que, un hijo, “Señorease” sobre su Padre. Pero, si Jesús admite que no era el “Hijo de David”, entonces tampoco es el Mesías (la "Rama de Isaí") descrito en Isaías 11:1-10. Y, si Jesús no era el Mesías de Isaías 11, entonces todo el andamiaje del Cristianismo, esta basado en una falsedad: el que Jesús (p.s.c.e.), es el Hijo de David (el Mesías que restauraría al mundo, según Isaías 11), lo cual no es cierto.

Extravío # 30:
Jesús fue "la vara del tronco de Isaí" (o "el Hijo de David") que traería la restauración del mundo, y se sentaría sobre el trono de David su padre, para reinar sobre Israel (Isaías 11:1-10)

Texto De Refutación:
1) En la Escritura Hebrea, la descendencia era validada por la genealogía del Padre biológico de la criatura (y no por la madre biológica). Y, aunque José fuese descendiente de David, Jesús no podía serlo; pues, según el evangelio, José no fue el padre biológico de Yeshua.
2) Mateo 1:11-12, dice que Jesús era descendiente de Jeconías; un Rey maldito, de quien se profetizó que, ninguno de sus descendientes, seria digno de sentarse en el Trono de David su Padre. Como esta escrito: "Así ha dicho יהוה: Escribid lo que sucederá a este hombre privado de descendencia, hombre a quien nada próspero sucederá en todos los días de su vida; porque ninguno de su descendencia logrará sentarse sobre el trono de David, ni reinar sobre Judá" (Jer. 22:30)

Extravío # 31:
Jesús (p.s.c.e.), es el Hijo (de Dios) al cual hace referencia Isaías 9:6; y, la virgen María, es la Virgen que le concebiría, según Isaías 7:14

Texto De Refutación:
-- El "Hijo" (de Dios) prometido en Isaías 9:6, es Israel; a quien, de tiempo antiguo, la Escritura personifica como "el Hijo de Dios". Como esta escrito: «יהוה ha dicho así: Israel es mi Hijo, mi Primogénito» (Éxodo 4:22). De igual modo, "la Virgen", es un modo alegórico de referirse a Jerusalén, así como a las Ciudades de Israel: «Cayó la Virgen de Israel, y no podrá levantarse ya más; fue dejada sobre su tierra, no hay quien la levante. Porque así ha dicho יהוה el Señor: La Ciudad que salga con mil, volverá con ciento, y la que salga con ciento, volverá con diez...» (Amos 5:2-3)

Extravío # 32:
Jesús (p.s.c.e.) es el medio por el cual יהוה (el Dios de Israel) salva a los hombres.

Texto De Refutación:
El Dios de Israel, salva el alma del hombre, sin necesidad de carne ni sangre. ¿Como? Pues aceptando su sincera conversión, y su arrepentimiento. Como esta escrito: 1) «Espera a יהוה, y ÉL TE SALVARÁ (Es decir, יהוה mismo te salvara, y no Moisés, Jesús, ni Muhammad) - Prov. 20:22; 2) «APÁRTATE DEL MAL, Y HAZ EL BIEN, Y VIVIRÁS PARA SIEMPRE» - Salmo 37:27; 3) «Cercano está יהוה a los quebrantados de corazón; Y SALVA A LOS CONTRITOS DE ESPÍRITU» - Salmo 34:18; 4) «Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y VUÉLVASE A יהוה, EL CUAL TENDRÁ DE ÉL MISERICORDIA, y AL DIOS NUESTRO, EL CUAL SERÁ AMPLIO EN PERDONAR» - Isa. 55:7 5) «Quizá oiga la casa de Judá todo el mal que yo ( יהוה ) pienso hacerles, y SE ARREPIENTA CADA UNO DE SU MAL CAMINO, Y YO PERDONARÉ SU MALDAD Y SU PECADO» - Jer. 36:3; 6) «SI SE HUMILLARE MI PUEBLO, sobre el cual mi nombre es invocado, Y ORAREN, Y BUSCAREN MI ROSTRO, Y SE CONVIRTIEREN DE SUS MALOS CAMINOS; entonces YO ( יהוה )OIRÉ DESDE LOS CIELOS, Y PERDONARÉ SUS PECADOS, y sanaré su Tierra» - 2 Crónicas 7:14

Extravío # 33:
Jesús (p.s.c.e.) es el Mesías (el "Hijo de David" que habría de restaurar al Mundo, según Isaías 11:1)

Texto De Refutación:
Los Escritos cristianos, citan a Jesús admitiendo que, le era imposible ser el Mesías (el Hijo de David), y a la misma vez ser el “Señor” (Dios) de David. Como esta escrito: «¿Qué pensáis del Cristo? ¿De quién es hijo? Le dijeron: De David. El les dijo: ¿Pues cómo David, en el Espíritu, le llama Señor, diciendo: Dijo el Señor a mi Señor: “Siéntate a mi derecha, Hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies”? Pues si David le llama Señor, ¿cómo es su hijo?» Mateo 22:42-45. Es decir, Jesús admite que, si era “Hijo de David” (el Mesías), entonces no podía ser "el Señor" (Dios) de David [pues esta mal que, un Hijo, "Señoree" sobre su Padre]. Pero, si Jesús no era el “Hijo de David”, entonces tampoco podía ser el Mesías (la "Rama de Isaí") descrito en Isaías 11:1-10. Y, si Jesús no era el Mesías de Isaías 11, entonces la teología Cristiana descansa sobre una falsedad: que Jesús (p.s.c.e.), es el Hijo de David (el Mesías que restauraría al mundo, según Isaías 11); algo que, el mismo Jesús, admite ser incorrecto

Extravío # 34:
Jesús (paz y bendición sean con él) es el “Primogénito Hijo de Dios”

Texto De Refutación:
"Yah ha dicho así: Israel es mi Hijo, mi Primogénito" - Éxodo 4:22

Extravío # 35:
Jesús (paz y bendición sean con él) es el Rey ungido [ o "Mesías" ] que un día habrá de reinar sobre Israel

Texto De Refutación:
1) "... Sino que servirán a יהוה su Dios, y a David su Rey, a quien yo les levantaré” (Jer. 30:9).
2) "Mi siervo David será rey sobre ellos, y todos ellos tendrán un solo pastor; y andarán en mis preceptos, y mis estatutos guardarán" (Eze. 37:24)

Extravío # 36:
Jesús (p.s.c.e.), es el Siervo Sufriente de Isaías 53; el Siervo de Dios, que habría de sufrir por el pecado del mundo

Texto De Refutación:
El "Siervo de Dios", es en realidad Israel. Como esta escrito: «Pero TU, ISRAEL, SIERVO MIO ERES; TU, JACOB, A QUIEN YO ESCOGI» (Isaías 41:8). Y también dice: «Ahora pues, OYE, JACOB, SIERVO MIO, Y TU, ISRAEL, A QUIEN YO ESCOGI» (Isaías 44:1). Y como confirma en otro pasaje: «Acuérdate de estas cosas, OH JACOB, e Israel, porque MI SIERVO ERES. Yo te formé, SIERVO MIO ERES TU; ISRAEL, no me olvides» (Isaías 44:21). Si Israel sufre injustamente, es por el pecado del mundo gentil, que hostiga y persigue a todo aquel que persiste en guiarse por lo ordenado en la Ley de Dios.

Extravío # 37:
Jesús (paz y bendición sean con él) es "el Siervo sufriente" descrito por Isaías

Texto De Refutación:
"Acuérdate de estas cosas, oh Jacob, e Israel, porque mi Siervo eres. Yo te formé, Siervo mío eres tú" - Isaías 44:21

Extravío # 38:
Jesús (p.s.c.e.) es único entre todos, pues ningún otro hombre ha sido engendrado del Espíritu Santo

Texto De Refutación:
No hay forma objetiva de verificar que Jesús hubiese en efecto sido hijo del Espíritu Santo, y no simplemente el hijo de un hombre común. De hecho, el Evangelio nunca adscribe a Jesús el decir tal cosa acerca de si mismo. Si algo, Jesús afirma todo lo contrario: que es el simple hijo de un hombre (pues no cesa de llamarse a si mismo "el Hijo del hombre"). Como esta escrito: «Las zorras tienen guaridas, y las aves del cielo nidos; mas el Hijo del Hombre no tiene dónde recostar su cabeza» (Mateo 8:20); «A cualquiera que dijere alguna palabra contra el Hijo del Hombre, le será perdonado» (Mateo 12:32); «El que siembra la buena semilla, es el Hijo del Hombre» (Mateo 13:37); «El Hijo del Hombre será entregado en manos de hombres, y le matarán» (Marcos 9:31); «Nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo; el Hijo del Hombre, que está en el cielo» - Juan 3:13; «Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado» - Juan 3:14; «y también le dio autoridad de hacer juicio, por cuanto es el Hijo del Hombre» - Juan 5:27; «Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre» - Mateo 24:27

Extravío # 39:
Jesús (paz sea con el) es la encarnación de Dios

Texto De Refutación:
El Creador (bendito sea) es infinito. Y, siendo infinito, ni siquiera los Cielos y la Tierra pueden contenerlo. Y, si los Cielos y la Tierra no pueden contener al Creador, ¿Cuanto menos podrá haberlo contenido "la casa terrenal" (el cuerpo de carne y hueso) en el que habito el Nazareno? Como esta escrito: «Pero ¿es verdad que Dios morará sobre la Tierra? ¡He aquí que los cielos, los Cielos de los Cielos, no te pueden contener!; ¿Cuánto menos esta casa que yo he edificado?» (1 Reyes 8:27).

Extravío # 40:
Jesús es la imagen visible del Dios invisible. Así que, el que ha visto a Cristo, ha visto a Dios

Texto De Refutación:
La Torah muestra que nadie puede ver a Dios, y continuar viviendo. Como esta escrito: "No podrás ver mi rostro; porque no me verá hombre, y vivirá"- Éxodo 33:20. Cuando la Escritura dice que alguien "vio" a Dios, que alguien "hablo" con Dios, o que alguien "oyó" a Dios, obviamente no se esta refiriendo a la manifestación mas íntima de la esencia Divina, que excede a la existencia misma; sino a alguien (o algo) que habla en nombre del Creador; alguien que le representa; ya sea este un ángel, un mensajero Divino, una voz celestial, un sueño, o algún profeta. Como fue el caso con Moisés, según ilustra el pasaje que dice: «יהוה dijo a Moisés: "Mira, yo te he constituido Dios para Faraón..."»- Éxodo 7:1.
Así, el ser humano nunca ha visto realmente a Dios. Y, en esto, la tradición Cristiana concuerda con el Judaísmo, pues los Escritos Cristianos cierran su teología con las palabras del apóstol Juan, quien es citado diciendo: "Nadie ha visto jamás a Dios"- 1ra Juan 4:12.)

Extravío # 41:
Jesús (p.s.c.e.) es la Luz del Mundo; y, el que no tiene a Cristo, andará siempre en Tinieblas

Texto De Refutación:
La Luz del alma, no llega cuando el Hombre cree que Jesús (p.s.c.e.) es el Mesías; llega cuando el hombre se convierte de su maldad, y comienza a hacer el bien que agrada al Creador; viviendo en humildad, teniendo misericordia de aquellos que sufren, y apartándose de la mentira, de la usura, y de la inmoralidad. Como está escrito: «¿NO ES QUE PARTAS TU PAN CON EL HAMBRIENTO, Y A LOS POBRES ERRANTES ALBERGUES EN TU CASA; QUE, CUANDO VEAS AL DESNUDO, LO CUBRAS, Y NO TE ESCONDAS DE TU HERMANO? ENTONCES NACERA TU LUZ COMO EL ALBA, y tu Salvación se dejará ver pronto; e irá tu justicia delante de ti, y la gloria de יהוה será tu retaguardia. Entonces invocarás, y te oirá יהוה; clamarás, y dirá Él: “Heme aquí”. SI QUITARES DE EN MEDIO DE TI EL YUGO, EL DEDO AMENAZADOR, Y EL HABLAR VANIDAD; Y SI DIERES TU PAN AL HAMBRIENTO, Y SACIARAS EL ALMA AFLIGIDA, EN LAS TINIEBLAS NACERA TU LUZ, Y TU OSCURIDAD SERA COMO EL MEDIODIA. יהוה te pastoreará siempre, y en las sequías saciará tu alma, y dará vigor a tus huesos; y serás como huerto de riego, y como manantial de aguas, cuyas aguas nunca faltan» - Isaías 58:7-11

Extravío # 42:
Jesús es la Piedra desechada por lo edificadores (es decir, Jesús es la Piedra hacia la que todos los Judíos deben mirar)

Texto De Refutación:
La Escritura Hebrea, identifica a Abraham como la Piedra a la que todos los Judíos deben mirar. Como esta escrito: «Oídme, los que seguís la justicia, los que buscáis a יהוה. Mirad a la piedra de donde fuisteis cortados... Mirad a Abraham, vuestro padre...» (Isaías 51:1-2)

Extravío # 43:
Jesús (p.s.c.e.) es la simiente de Abraham, en la cual habrían de ser benditas todas las Naciones; es decir, "la simiente de Abraham" no eran muchas personas (el pueblo de Israel), sino una sola persona (Jesús de Nazaret)

Texto De Refutación:
«... Y haré tu simiente como el polvo de la tierra (que consiste de un gran numero de partículas): que si alguno podrá contar el polvo de la tierra, también tu simiente será contada.» (Gen. 13:16, Biblia Reina Valera, Versión 1909)

Extravío # 44:
Yeshua (Jesús de Nazaret, paz y bendición sean con él), es "la Verdad"

Texto De Refutación:
"Y tu Ley (es) La Verdad" - Salmo 119:142. ¡Es la Ley de Dios [y no Yeshua], quien es la Verdad!

Extravío # 45:
Jesús (paz y bendición sean con el) es tan grande como Moisés, y aun Mayor

Texto De Refutación:
"Y nunca más se levantó profeta en Israel como Moisés"- Deuteronomio 34:10

Extravío # 46:
Jesús (p.s.c.e.) es mayor que Moisés (p.s.c.e.); por tanto, hay que seguir a Jesús, y no a Moisés.

Texto De Refutación:
«Y no pudo (Jesús) hacer allí ningún milagro, salvo que sanó a unos pocos enfermos, poniendo sobre ellos las manos. Y estaba asombrado de la incredulidad de ellos» (Marcos 6:5-6). Note como, el Dios que se manifestaba en Moisés, era superior al que se manifestaba en Jesús. Es que, el primero, no necesitaba la fe de los Israelitas, a fin de obrar sus maravillas. Pero, el Dios que obraba en Jesús, necesitaba la fe de los Israelitas, sin la cual no podía obrar maravilla alguna.

Extravío # 47:
Jesús (p.s.c.e.) fue el profeta predicho por Moisés. Como esta escrito: «Profeta les levantaré de en medio de sus hermanos, como tú; y pondré mis palabras en su boca... Mas a cualquiera que no oyere mis palabras que él hablare en mi nombre, yo le pediré cuenta» (Deut. 18:18-19)

Texto De Refutación:
El profeta seria “como Moisés”; es decir, seria el producto de dos padres humanos, y haría las mismas cosas que hizo Moisés. ¿Que cosas hizo Moisés? Pues dividió las aguas del mar Rojo; venció a los enemigos de Israel (Faraón y su ejercito); Fue el supremo caudillo, y líder de los Israelitas (designando el lugar que ocuparía cada tribu en el campamento); Castigo públicamente a quienes desobedecieron la Ley (por ejemplo, a Coré); Y escribió para Israel un libro donde le daba mandamientos y ordenanzas. Ese profeta, que habría de suceder a Moisés, no era otro sino Josué [el hijo de Nun]; pues, al igual que Moisés, Josué fue el producto de dos padres humanos; Josué dividió las aguas (del río Jordán)- Josué 3:7, & 14-16; Josué venció a los enemigos de Israel (conquistando tanto a Jericó, como a las naciones Cananeas)- Josué 6:24; Josué fue el supremo caudillo y líder de los Israelitas (fue quien decidió que lugar ocuparía cada tribu, en la tierra de Israel) - Josué 23:4; Josué castigo públicamente a quienes desobedecieron la Ley (Acán y su familia)- Josué 7:19-26; Y Josué escribió mandamientos y ordenanzas para Israel (Josué 24:25-26).
Así, Josué fue el profeta prometido por Dios; y, al igual que sucedió con Moisés, el libro que acompaño el ministerio profético de Josué, fue el libro de la Ley (cuyo fundamento son los diez mandamientos).

Extravío # 48:
Jesús (paz y bendición sean con el) es el Sacrificio de Dios

Texto De Refutación:
"Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado (es decir, el corazón arrepentido)"- Salmo 51:17

Extravío # 49:
Jesús fue el único en resucitar de entre los muertos

Texto De Refutación:
Ningún seguidor de Jesús, le vio resucitar de su tumba. Y, quienes [alegadamente] le vieron luego de resucitar, a menudo no vieron la misma persona que antes habían conocido [¡de modo que no tenían certeza absoluta de la veracidad de la resurrección!]. Como esta escrito: “Les dijo Jesús: Venid, comed. Y ninguno de los discípulos se atrevía a preguntarle: ¿TÚ, QUIÉN ERES?” (Juan 21:12). Y también dice: “Sucedió que mientras hablaban y discutían entre sí, Jesús mismo se acercó, y caminaba con ellos. MAS LOS OJOS DE ELLOS ESTABAN VELADOS, PARA QUE NO LE CONOCIESEN” (Lucas 24:15-16). Y finalmente: “Pero los once discípulos se fueron a Galilea, al monte donde Jesús les había ordenado. Y cuando le vieron, le adoraron; pero ALGUNOS DUDABAN” (Mateo 28:16-17)

Extravío # 50:
Jesús (p.s.c.e.) murió para expiar el pecado del mundo; y, su resurrección, es prueba de que Dios se agrado de su sacrificio

Texto De Refutación:
El relato de la resurrección de Jesús, es incierto y dudoso; pues, ninguno de sus seguidores le vio resucitar de su tumba. Y, quienes [alegadamente] le vieron luego de resucitar, a menudo no vieron a la misma persona que antes habían conocido [¡de modo que no tenían certeza absoluta de la veracidad de la resurrección!]. Como esta escrito: “Les dijo Jesús: Venid, comed. Y ninguno de los discípulos se atrevía a preguntarle: ¿TÚ, QUIÉN ERES?” (Juan 21:12). Y también dice: “Sucedió que mientras hablaban y discutían entre sí, Jesús mismo se acercó, y caminaba con ellos. MAS LOS OJOS DE ELLOS ESTABAN VELADOS, PARA QUE NO LE CONOCIESEN” (Lucas 24:15-16). Y finalmente: “Pero los once discípulos se fueron a Galilea, al monte donde Jesús les había ordenado. Y cuando le vieron, le adoraron; pero ALGUNOS DUDABAN” (Mateo 28:16-17). Para empeorar las cosas, el “Nuevo testamento” enseña que, quienes experimentan la resurrección eterna (a diferencia de quienes solo experimentan una resurrección temporal), resucitan en un cuerpo espiritual, y no en un cuerpo de carne y hueso. Como esta escrito: “Se siembra cuerpo animal, RESUCITARÁ CUERPO ESPIRITUAL” (1 Corintios 15:44). ¿Por que tiene que ser esto así? Pues porque, según el Nuevo testamento, “la carne y la sangre no heredaran el reino de Dios”. Como esta escrito: “Pero esto digo, hermanos: que LA CARNE Y LA SANGRE NO PUEDEN HEREDAR EL REINO DE DIOS” (1 Corintios 15:50). Así, si es realmente cierto que, se resucita en un cuerpo espiritual, y no en un cuerpo de carne y hueso, entonces Jesús en realidad nunca resucitó; pues, luego de haber supuestamente resucitado, el Evangelio le cita diciendo lo siguiente: “Entonces, espantados y atemorizados, pensaban que veían espíritu. Pero él les dijo: ¿Por qué estáis turbados... Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy; palpad, y ved; porque UN ESPÍRITU NO TIENE CARNE NI HUESOS, COMO VEIS QUE YO TENGO” (Lucas 24:37-39).

Extravío # 51:
La Escritura Hebrea, profetizaba el nacimiento virginal del futuro Mesías (Jesús), en el pasaje que dice: "He aquí la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel"- Isaías 7:14

Texto De Refutación:
1) La palabra que la Biblia Castellana traduce como "Virgen", es incorrecta. La traducción mas correcta, es "Jovencita".
2) Los Escritos Cristianos, no indican en ninguna parte que María haya dado a Jesús el Nombre de "Emanuel".
3) El contexto de Isaías 7:14, muestra claramente que seria una señal para el rey Acaz, quien la vería hacerse realidad durante el curso de su reinado; Acaz temía una invasión de Rezin, y de Peka, pero Dios le prometió que, antes de que el niño madurase, la tierra de estos dos reyes seria arruinada. Como esta escrito: "Comerá mantequilla y miel, hasta que sepa desechar lo malo y escoger lo bueno. Porque, antes que el niño sepa desechar lo malo, y escoger lo bueno, la tierra de los dos reyes que tú temes, será abandonada" - Isaías 7:15-16.

Extravío # 52:
Según el Evangelio, Jesús (p.s.c.e.) nació en Belén; y esto le califica para reinar sobre Israel, como esta escrito: "Pero tú, Belén Efrata... de ti me saldrá el que será Señor en Israel..." (Miqueas 5:2)

Texto De Refutación:
La Ley ordenaba lo siguiente: «No entrará bastardo en la congregación de יהוה» (Deut. 23:2). Tiempo antaño, cuando un israelita se desposaba con una israelita, y esta daba luego a luz un hijo, que no había sido engendrado por su marido, se decía que tal hijo era “un bastardo”. La Ley de Dios, cuidaba mucho la moralidad del pueblo Santo, y prohibía que el bastardo entrase en la congregación de Israel. ¿Por que? pues para evitar que sus nietos pudiesen llegar a ser Reyes, o Sumos Sacerdotes, manchando de este modo la dignidad de tan honorables puestos. Y es por esto que, Jesús de Nazaret [que no nació de José, el esposo de su madre María], no podía ser [formalmente] parte de la congregación de Israel; no podía ser Sumo sacerdote (para poder ofrecer sacrificio alguno por el pecado), y mucho menos podía ser Rey o Señor en Israel. Es que, siendo técnicamente un bastardo, la Ley le descalificaba.

Extravío # 53:
Jesús de Nazaret (paz y bendición sean con él), vivió una vida libre de pecados

Texto De Refutación:
"Ciertamente no hay hombre justo en la Tierra, que haga el bien y nunca peque" (Eclesiastés 7:20)

Extravío # 54:
La Gracia es mas que la Ley; por eso la Ley ya paso, y estamos ahora en la Gracia

Texto De Refutación:
La Escritura dice que la Ley es perfecta. Como esta escrito: «La Ley de Yah es perfecta...» (Salmo 19:7). Y, lo que ya es en su mismo perfecto, no puede ser mejorado, abolido, ni cambiado; e, intentar hacerlo, seria un tipo de adulterio; algo prohibido por Dios en sus Diez mandamientos.

Extravío # 55:
La Ley es Maldición, pues solo trae tristeza, y esclavitud

Texto De Refutación:
-- La Ley trae Alegría, como esta escrito: «LOS MANDAMIENTOS DE יהוה son rectos, que ALEGRAN EL CORAZÓN» - Salmo 19:8.
-- La Ley Trae Libertad, como esta escrito: «GUARDARÉ TU LEY siempre, para siempre y eternamente. Y ANDARÉ EN LIBERTAD» - Salmo 119:44-45

Extravío # 56:
La Salvación es por la fe (en Jesús, p.s.c.e), y no por las obras

Texto De Refutación:
La salvación se alcanza haciendo las buenas obras que agradan a Dios. Como esta escrito: "Apartate del mal, y haz el bien, y vivirás para siempre" (Salmo 37:27). Y, como también se le atribuye al Nazareno: "Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí" (Mateo 25:34-36)

Extravío # 57:
Lo que revela "El Antiguo Testamento", debe interpretarse a la luz de lo que revela "El Nuevo Testamento"

Texto De Refutación:
La veracidad de "El Antiguo Testamento" ("la Ley"), no depende de la veracidad de "El Nuevo Testamento" ("el Evangelio"); pero, la veracidad de "El Nuevo Testamento", depende por completo de la veracidad de "El Viejo Testamento". ¿Por que? Pues porque, no es la Ley, la que alega ser el cumplimiento del Evangelio; sino que es el Evangelio, el que alega ser el cumplimiento de la Ley. Así que, siempre que el Evangelio difiera (o contradiga) lo dicho en la Ley, la lógica nos fuerza a asumir que, es el Evangelio [y no la Ley], el que esta equivocado. ¿Por que? Pues porque, si el Evangelio “no cumple” lo dicho en la Ley, entonces es ridículo reclamar que el Evangelio sea “el cumplimiento” de la Ley.

Extravío # 58:
la Vida Eterna, es el producto de creer que Jesús (paz y bendición sean con él), es el Mesías

Texto De Refutación:
"Apártate del Mal, y haz el Bien, Y Vivirás para Siempre (así, la Vida Eterna es el producto de apartarse del Mal, y no de creer en Jesús)"- Salmo 37:27

Extravío # 59:
Lo que Dios pide del Hombre, es que crea en Jesús (paz y bendición sean con el)

Texto De Refutación:
"Oh hombre, Él te ha declarado lo que es bueno, ¿Y qué pide יהוה de ti? Solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte [en arrepentimiento] ante tu Dios" - Miqueas 6:8

Extravío # 60:
Los Judíos deben seguir a los Gentiles hacia el Cristianismo

Texto De Refutación:
Son los Gentiles los que deben seguir a los Judíos, hacia la fe Hebrea. Como esta escrito: «Así ha dicho יהוה de los ejércitos: En aquellos días, acontecerá que diez hombres de las Naciones de toda lengua (Gentiles) tomarán del manto a un Judío, diciendo: Iremos con vosotros, porque hemos oído que Dios está con vosotros» (Zacarías 8:23)

Extravío # 61:
Los Judíos están bajo una Ley (la Ley de los Mandamientos), mientras que los Cristianos (Gentiles), están bajo otra Ley (la Ley de la Gracia)

Texto De Refutación:
«Una misma Ley y un mismo decreto tendréis, vosotros y el extranjero que con vosotros mora» (Deut. 15:16). El anterior pasaje muestra que, La Escritura Hebrea, no contenía una Ley para los Gentiles, y otra Ley para los Hebreos. La Ley de Dios, simplemente reconocía que cualquier Gentil podía hacerse parte de Israel (abrazando la fe Hebrea); comenzando a obedecer la misma Ley que obedecían todos los creyentes Hebreos (la única Ley que existe, a los ojos del Creador)

Extravío # 62:
Nadie ha podido guardar los mandamientos; de modo que, no hay nadie justo ante Dios

Texto De Refutación:
Pensar que Dios espera perfecta obediencia, de parte de hombres imperfectos, es perfecta locura. Dios solo espera que, aunque nunca lleguemos a la perfección ética y moral, hagamos de ella la meta y la jornada de nuestras vidas. Y, quien tal hace, es considerado justo, como fue el caso con Job y David:
«Péseme Dios en balanzas de justicia, Y conocerá mi integridad» - Job 31:6
«Más que los viejos he entendido, Porque he guardado tus mandamientos» - Salmo 119:100
«Mi alma ha guardado tus testimonios, Y los he amado en gran manera» - Salmo 119:167.
«He guardado tus mandamientos y tus testimonios, Porque todos mis caminos están delante de ti» - Salmo 119:168
«Yah ( יהוה ) me ha premiado conforme a mi justicia; Conforme a la limpieza de mis manos me ha recompensado» - 2 Samuel 22:21
«Porque yo he guardado los caminos de יהוה, Y no me aparté impíamente de mi Dios» - 2 Samuel 22:22)

Extravío # 63:
Nadie Viene al Padre, sino por medio de Cristo

Texto De Refutación:
«Clama a mí (no a Jesús, a Moisés, a Muhammad, ni a ningún otro ser de carne y hueso), y Yo te responderé» (Jeremías 33:3)

Extravío # 64:
El Hombre no puede obtener el perdón de sus pecados, si no cree que Jesús es el Mesías, que murió para salvarle

Texto De Refutación:
"Quizá oiga la casa de Judá todo el mal que yo pienso hacerles, y se arrepienta cada uno de su mal camino, y yo perdonaré su maldad y su pecado" - Jeremías 36:3

Extravío # 65:
No hay que seguir obedeciendo los Mandamientos, pues la Ley ya paso

Texto De Refutación:
«La Ley de יהוה es Perfecta... (y, lo que ya es perfecto, no puede ser abolido, ni sustituido por algo mejor)» (Salmo 19:7)
«Nunca se apartará de tu boca este libro de la Ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito» (Josué 1:8)

Extravío # 66:
El creyente no puede juzgar, pues Jesús (p.s.c.e.) dijo: "No juzguéis, para que no seáis juzgados"

Texto De Refutación:
«...Juzgad justamente entre el hombre y sus hermano, y el extranjero» (Deuteronomio 1:16).
«Juzgad según la verdad, y lo conducente a paz en vuestras puertas» (Zacarías 8:16)»

Extravío # 67:
Solo Jesús (p.s.c.e.) puede transformar al hombre, y hacerlo "nacer de nuevo"

Texto De Refutación:
«Se escribirá esto para la generación venidera; Y el pueblo que está por nacer, alabará a Yah" (Salmo 102:18). Del final del verso, deducimos que, el Santo de Israel (bendito sea), recibe al hombre que se arrepiente; Porque, al continuar diciendo, "El pueblo que está por nacer, alabara a Yah", se hace clara referencia al penitente, a quien Dios hace "nacer de nuevo"; dándole una nueva vida

Extravío # 68:
Solo Cristo Salva

Texto De Refutación:
«... YO יהוה, Y FUERA DE MÍ, NO HAY QUIEN SALVE» (Isaías 43:11)
«PORQUE YO יהוה, Dios tuyo, el Santo de Israel, SOY TU SALVADOR...» (Isaías 43:3)

Extravío # 69:
El hombre no puede entender por si solo el mensaje de las Escrituras. Solo el Espíritu Santo puede mostrarle su correcta interpretación

Texto De Refutación:
Dios no es un Dios cruel, ni sádico, que juegue a esconderse de sus criaturas, o a hacerse el difícil de encontrar. El camino a la Vida Eterna, es tan sencillo que, por torpe que sea un individuo, si lo busca de corazón, no se extraviara. Como esta escrito:
«Y será llamado Camino de Santidad; no pasará inmundo por él, sino que él mismo estará con ellos; el que anduviere en este camino, por torpe que sea, no se extraviará» (Isaías 35:8)

Extravío # 70:
El hombre es justificado por la fe en Jesucristo, y no por las obras de la Ley, ya que la Ley no logró perfeccionar a nadie.

Texto De Refutación:
La Escritura Hebrea muestra que, todo aquel que propuso vivir por la Ley, fue considerado un hombre “perfecto” [aun si su obediencia a la Ley nunca fue perfecta]. Como fue el caso con el rey Asa, así como con Josué y Caleb: «los lugares altos no se quitaron [lo cual es una violación a la Ley, según Deuteronomio 12:13]; CON TODO, EL CORAZON DE ASA FUE PERFECTO PARA CON יהוה TODA SU VIDA»- 1 Reyes 15:14; «No verán los varones que subieron de Egipto de veinte años arriba, la tierra que prometí con juramento a Avraham, Isaac y Jacob, por cuanto no fueron perfectos en pos de mí; EXCEPTO CALEB HIJO DE JEFONE CENEZEO, Y JOSUÉ HIJO DE NUN, QUE FUERON PERFECTOS»- Números 32:11-12. Y, el que los perfectos son los que siguen el camino de la Ley es enseñado en el pasaje que dice: «Bienaventurados LOS PERFECTOS DE CAMINO [¿Y QUIENES SON LOS PERFECTO DE CAMINO?...], LOS QUE ANDAN EN LA LEY DE יהוה »- Salmo 119:1





El Cristianismo es bueno, pero su teología es errada, pues nadie puede morir por el pecado de otra persona

En un sentido estrictamente literal, Yeshua (Jesús de Nazaret, paz y bendición sean con él) no pudo haber salvado a nadie de sus pecados, pues יהוה (el Creador, bendito sea) ha dicho que, fuera de Él, no hay Salvador alguno. Como esta escrito: «Yo יהוה (Yah); Y, FUERA DE MI, NO HAY QUIEN SALVE” (Isaías 43:11). En adición, la Escritura enseña que no hay Salvación en ningún "Hijo de hombre”, como esta escrito: “NO CONFIÉIS en los príncipes, ni EN HIJO DE HOMBRE, PORQUE NO HAY EN ÉL SALVACIÓN” (Salmo 146:3). Y, Jesús era en efecto “Hijo de hombre”, pues así lo confiesa cuando dice: «Es necesario que el HIJO DE HOMBRE sea entregado en manos de hombres pecadores, y que sea crucificado, y resucite al tercer día» (Lucas 24:7). De hecho, note como las palabras adscritas al Nazareno, no pueden ser tomadas en sentido literal, sin que caigamos en graves y serias contradicciones. Es decir, si Jesús fue engendrado directamente por Dios, y no por hombre alguno, ¿no estaría Jesús en cierto modo mintiendo, al describirse a si mismo como el “Hijo del Hombre”? ¿No debería haber usado exclusivamente el termino “Hijo de Dios”?





¿Cual es el problema con el Cristianismo? ¿No es acaso el Cristianismo un camino perfectamente válido para que los gentiles se acerquen al Creador?

Tanto el Cristianismo, como sus variantes Mesiánicas, son caminos perfectamente validos para llegar al Creador. El problema con el Cristianismo, es que su teología se desvía significativamente de los Diez dichos o mandamientos [especialmente de los mandamientos que prohíben adorar a otro Dios fuera de Adonai Yah, así como del mandamiento que prohíbe trabajar durante el día Sábado]. Y la Escritura Hebrea enseña que, quienes abandonan los mandamientos, son gente soberbia y maldita. Como esta escrito: “Reprendiste a LOS SOBERBIOS, LOS MALDITOS, QUE SE DESVÍAN DE TUS MANDAMIENTOS”- Salmo 119:21





¿Hay posibilidad alguna de que la fe Nazarena sea el cumplimiento de la Ley, y que sea en efecto la fe que practicaron los antiguos Israelitas?

El Cristianismo Mesiánico es una religión noble y hermosa; pero la realidad es que ninguna de las vertientes cristianas representa la religión revelada por el Creador en la Ley de Moisés. ¿Por que? Pues porque, el Dios de los Cristianos (Jesús de Nazaret, paz y bendición sean con él) ordena a sus seguidores ir a todas las naciones, para tratar de convertirlas al Cristianismo. Como esta escrito: “Y les dijo: ID POR TODO EL MUNDO Y PREDICAD EL EVANGELIO A TODA CRIATURA”- Marcos 16:15.
En cambio, el Dios de la Ley Mosaica, nunca ordenó a los Israelitas que fuesen a ninguna otra nación, a fin de ganársela para la fe Hebrea. De hecho, la Ley no registra ningún caso donde un Israelita haya tratado de convertir algún gentil a la fe de Israel. No solamente esto, sino que el Creador prohibió que Israel fuese a conquistar ninguna otra tierra, fuera de la Tierra que ya les había asignado.
Finalmente, el Creador prohibió que los Israelitas se entrometiesen en los asuntos de las naciones que les rodeaban. Como esta escrito: “PASANDO VOSOTROS POR EL TERRITORIO DE VUESTROS HERMANOS LOS HIJOS DE ESAÚ, que habitan en Seir, ellos tendrán miedo de vosotros; mas vosotros guardaos mucho. NO OS METÁIS CON ELLOS, porque no os daré de su tierra ni aún lo que cubre la planta de un pie; porque yo he dado por heredad a Esaú el monte de Seir”- Deut. 2:4-5; Y tambien dice en otro lugar la Escritura: “NO MOLESTES A MOAB, NI TE EMPEÑES CON ELLOS EN GUERRA, porque no te daré posesión de su tierra” - Deut. 2:9; Y finalmente dice: “Y CUANDO TE ACERQUES A LOS HIJOS DE AMÓN, NO LOS MOLESTES, NI CONTIENDAS CON ELLOS; porque no te daré posesión de la tierra de los hijos de Amón”- Deut. 2:19





¿Es cierto que la teología Nazarena es un tipo de perturbación mental?

La teología Cristiana, da visos de ser una forma de disociación cognitiva; un tipo de bipolaridad ideológica, donde el creyente trata de conjugar postulados que a menudo son antagónicos y contradictorios. ¿Cual podría ser un ejemplo de esto? Pues por ejemplo el caso donde se le muestra al Cristiano que Jesús no podía ejercer como Sumo sacerdote, ya que el sumo sacerdocio estaba reservado para los descendientes de Leví; cuando es confrontado con este detalle, el Cristiano responde que Jesús era Sacerdote según el orden de Melquisedec [según Hebreo 5:10 & 6:20]. ¿Y porque podía Dios olvidarse del sacerdocio prescrito en la Ley para Israel, a fin de remplazarlo con un sacerdocio como el de Melquisedec, que estaba asociado solamente con gentiles? Pues porque, según el Cristianismo, el Creador es omnipotente; y, esta omnipotencia, le libra de tener que someterse a ninguna regla, ni a ningún criterio pre-establecido, de suerte que Dios puede hacer lo que quiere, como quiere, y cuando quiere.
La deliciosa ironía de todo esto, es que cuando un creyente Hebreo le muestra a un cristiano que el arrepentimiento sincero es suficiente para obtener vida eterna (como esta escrito: “Apartate del mal, y haz el bien, y vivirás para siempre”- Salmo 3:27), el Cristiano rehúsa creer lo que se le muestra; alegando que el arrepentimiento sincero no puede en si mismo proveer vida eterna; pues nadie puede salvarse sin primero creer que Jesús es el Mesías. De este modo, el Cristiano se contradice a si mismo; pues por un lado dice que Dios tiene poder para hacer lo que le plazca; pero por otro lado dice que Dios no puede salvar a quienes no crean en Jesús.
¿En que quedamos? ¿Es el dios de los Cristianos omnipotente, y puede hacer todas las cosas? ¿O no puede hacer todas las cosas, y no es por tanto omnipotente?





Solo un demonio se atrevería a ser tan blasfemo como para postular que, el Creador, es un hijo de hombre

¿Por que insisten Satanás y sus seguidores [aquellos que se rebelan abiertamente contra los mandamientos Divinos], en afirmar que el Dios de Israel es un “hijo de hombre”? Pues porque, de ese modo, blasfeman a יהוה [el Dios de Israel, bendito sea]. Es que, si el Dios de Israel afirma que “los hijos de hombre” son vanidad, son mentira, y son menos que nada (“Por cierto, VANIDAD son los hijos de los hombres, MENTIRA los hijos de varón; Pesándolos a todos igualmente en la balanza, Serán MENOS QUE NADA”- Salmo 62:9); pero luego viene y se hace a si mismo “un hijo de hombre”, entonces el Dios de Israel aparenta actuar como si fuese un idiota [pues, haciéndose un hijo de hombre, testifica que, al igual que cualquier otro hijo de hombre, es vanidad, es mentira, y es menos que nada]. Y, como los evangelios afirman que el Nazareno era en efecto un hijo de hombre («Porque EL HIJO DEL HOMBRE [JESÚS], vino a buscar y a salvar lo que se había perdido»- Lucas 19:10), entonces los creyentes no pueden aceptar la blasfemia de que el Nazareno haya sido literalmente el Hijo de Dios [siendo de ese modo igual al Creador]. Es que, tal blasfemia, solo podría surgir de un impío demonio. Y esto ultimo es confirmado por el Evangelio, cuando dice: «También salían demonios de muchos, dando voces y diciendo: TÚ [JESUS], ERES EL HIJO DE DIOS» (Lucas 4:41).


El Evangelio Es Predicado Por Los Demonios





La Trinidad cristiana, es un concepto pagano, pues no puede haber Trinidad alguna en el Infinito Dios de Israel

La Trinidad, es el artificio teológico que permite a nuestros hermanos Cristianos practicar el paganismo Griego, a la misma vez que reclaman fidelidad al monoteísmo Hebreo. Es que, el paganismo Griego, era uno donde se adoraba a mas de una deidad. Es decir, Jesús es el equivalente Cristiano del pagano dios Hércules, un ser que poseía tanto atributos humanos, como atributos divinos. Y, tal y como los Griegos reclamaban que Hércules era hijo del Dios Supremo (Zeus), de ese mismo modo los Cristianos reclaman que Jesús es hijo del Dios Supremo. Y, tal y como los Griegos distinguían a hércules por sus doce tareas, de ese mismo modo los Cristianos distinguen a Jesús por sus doce apóstoles.
Es que la Escritura Hebrea dice lo siguiente: «Los caminos de Dios son Eternos [es decir, infinitos]» (Habacuc 3:6). Y, este pasaje, significa que el Dios de los Hebreos es infinito [pues solo un ser infinito, podría hacer cosas infinitas]. Y, siendo que Dios es infinito, tiene por necesidad que "contener" dentro de si mismo todas las cosas. Así que, no puede existir Trinidad alguna en el Creador, pues tal cosa negaría la existencia de un infinito que contenga dentro de si mismo todas las otras cosas; pues, ninguna de las “tres personas” de la Trinidad, contiene dentro de si misma a las otras dos “personas” [de hecho, el Evangelios intima que, las tres personas de la Trinidad, ni siquiera son iguales entre si, pues “el Padre” es mayor que “el Hijo”, según Juan 14:28). Y, esto ultimo, demuestra a su vez que, ninguna de esas tres personas, es infinita. Y, si ninguna de las tres personas de la Trinidad [el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo] es infinita, entonces ninguna de ellas puede ser [individual ni colectivamente] el Dios infinito que adoran los Hebreos, como erradamente postula la teología Cristiana.
Y la Torah (la Ley de Dios) confirma la unicidad de Dios, cuando dice que יהוה es el único y verdadero Dios. Como esta escrito: «... ASÍ DICE יהוה, Rey de Israel... “Yo soy el primero (porque no tengo padre), y yo soy el postrero (porque no tengo literalmente un hijo), y FUERA DE MÍ, NO HAY DIOS (porque no tengo hermano)»- Isaías 44:6. Y, «Ved ahora que YO, YO SOY, Y NO HAY DIOSES CONMIGO (es decir, no hay nadie que sea un “Co-Dios” conmigo)...» - Deut. 32:39





Dios ha ordenado a los creyentes Hebreos abstenerse de aceptar “el regalo” de la Salvación que postula la noble fe cristiana

El Dios de Israel (יהוה , bendito sea) ha prohibido que los creyentes Hebreos aceptemos "el regalo" [o "el presente"] de "la Salvación por Fe" [o "la Salvación gratuita"]. ¿Cuando nos prohibió el Creador tal cosa? Pues cuando nos ordenó diciendo: "No aceptes regalos, porque los regalos impiden ver con claridad, y pervierten los actos de justicia"- Éxodo 23:8 (Biblia Reina Valera contemporánea). Y también cuando ordenó diciendo: "Las dádivas corrompen el corazón"- Eclesiastés 7:7





"El hijo del hombre" (Jesús de Nazaret, paz sea con el) no puede salvar a nadie, pues la Ley advierte que no hay salvación alguna en el hijo del hombre

Si, por un lado, el Evangelio dice que el Galileo (paz sea con el) es el “hijo del hombre” que vino a traernos salvación (“EL HIJO DEL HOMBRE VINO A BUSCAR Y A SALVAR LO QUE SE HABÍA PERDIDO”- Lucas 19:10); Y, por otro lado, la Ley (o “Escritura Hebrea”) dice que no hay salvación en el Hijo del hombre (“NO CONFIÉIS en los príncipes, ni EN HIJO DE HOMBRE, PORQUE NO HAY EN ÉL SALVACIÓN”- Salmo 146:3); entonces, la disputa entre Judíos y Cristianos, esta finalmente resuelta; el caso ha sido adjudicado, y no queda nada relevante que discutir. ¿Por que? Pues porque, las verdades Divinas reveladas en la Escritura Hebrea, son finales e irrevocables [pues la Ley no puede ser abrogada, ni mucho menos quebrantada, según Deuteronomion 4:2]. Y, con esto, también concuerdan los Evangelios, cuando citan al Nazareno diciendo: «¡la Escritura [la Ley], no puede ser quebrantada!»- Juan 10:35.





Am Yisrael (el Pueblo de Israel), no esta llamado a ser un pueblo “espiritual”; sino que esta llamado a ser un Pueblo “Obediente”

Los cinco libros de Moisés, nunca definen al pueblo de Dios como el pueblo de la gente que es “espiritual”; como el pueblo de la gente que es “sabia”, como el pueblo de la gente que “defiende los derechos humanos”, o como el pueblo perteneciente a esta o aquella otra raza [Askenazi, Sefardita, Yemenita, Etíope, etc]. Es que, Moisés, aludió al pueblo santo con el epíteto de "Los Hijos de Israel". Y, según Moisés, ¿quienes son "Hijos de Israel"?? Pues son el hombre y la mujer que [sin importar su credo o raza] hace las cosas como ordenó Dios [en la Torah] a Moisés. Como esta escrito:

--“Y, los hijos de Israel, fueron e hicieron puntualmente así, como יהוה había mandado a Moisés”- Éxodo 12:28
--“E hicieron los hijos de Israel conforme al mandamiento de Moisés”- Éxodo 12:35
--“Así lo hicieron todos los hijos de Israel; como mandó יהוה a Moisés y a Aarón, así lo hicieron”- Éxodo 12:50
--“e hicieron los hijos de Israel como יהוה lo había mandado a Moisés; así lo hicieron”- Éxodo 39:32
--“En conformidad a todas las cosas que יהוה había mandado a Moisés, así hicieron los hijos de Israel toda la obra”- Éxodo 39:42

Así, todo el que sigue lo ordenado por Moisés en la Torah, es también un “Hijo de Israel”. ¿Por que? Pues porque, la practica y el estudio de lo ordenado en Torah, hace que esa persona desarrolle el mismo espíritu [es decir, el mismo carácter, y los mismos valores] que caracterizaron a nuestro padre Jacob (Israel). Y esto explica el hecho de que, la genealogía de Korah (quien rehusó seguir lo ordenado por Moisés), fuese “truncada” antes de llegar a su ancestro Israel (“CORÉ HIJO DE IZHAR, HIJO DE COAT, HIJO DE LEVÍ, y Datán y Abiram hijos de Eliab, y On hijo de Pelet, de los hijos de Rubén, tomaron gente”- Números 16:1). Es que, aunque Korah era en efecto un descendiente biológico de Israel (Jacob), su rechazo de lo ordenado por Moisés le descalificaba de ser un verdadero “Hijo de Israel”.
Y, el profeta Miqueas, describió el carácter y la mentalidad de los genuinos "Hijos de Israel", utilizando las siguientes palabras: «Oh hombre, Él te ha declarado lo que es bueno, ¿y qué pide Dios de ti? ¡solamente hacer justicia [a tus padres y a tu prójimo], y amar [el tener] misericordia [de aquellos que sufren], y humillarte ante tu Dios! [no exaltándote a ti mismo]»- Miqueas 6:8. En otras palabras, “el Hijo de Israel” es la persona que estudia día y noche la Torah; es el hombre que juzga a otros con justicia (juzgándose primero a si mismo); es la persona que tiene misericordia de su prójimo (de sus padres, de sus familiares, de sus vecinos, del extranjero, del huérfano, de la viuda, etc]; y es la persona mansa y humilde que, a pesar de estar destinada para la grandeza, no toma crédito alguno para si mismo, sino que se anonada, haciéndose un servidor. Y el modelo de esto lo fue nuestro padre Israel, quien a pesar de saber que habría de señorear sobre su hermano Esav (“Sírvante pueblos, Y naciones se inclinen a ti; SÉ SEÑOR DE TUS HERMANOS, Y SE INCLINEN ANTE TI LOS HIJOS DE TU MADRE”- Génesis 27:29), confesó en cambio ser siervo de Esav (“Es un presente de TU SIERVO JACOB, QUE ENVÍA A MI SEÑOR ESAV”- Génesis 32:18). Y lo mismo modeló nuestro padre Avraham; quien, a pesar de saber que estaba destinado a ser padre de muchas gentes (“He aquí mi pacto es contigo, y SERÁS PADRE DE MUCHEDUMBRE DE GENTES”- Génesis 17:4), confesó ser polvo y ceniza (“He aquí ahora que he comenzado a hablar a mi Señor, aunque SOY POLVO Y CENIZA”- Génesis 18:27).
En conclusión, Am Yisrael (el Pueblo de Israel), no esta llamado a ser un pueblo “espiritual”; sino a ser en cambio un Pueblo “Obediente”; es decir, un Pueblo que obedece lo ordenado por Dios a Moisés. Y, esta obediencia, es lo que producirá en nosotros el carácter y la conducta que caracterizaron a nuestros padres espirituales (Avraham, Yitzhak, y Yaakov), y lo que también hará que se cumpla en nosotros el pasaje que promete diciendo: “Y [si obedeciereis lo que os he ordenado por medio de Moisés] VOSOTROS ME SERÉIS UN REINO DE SACERDOTES, Y GENTE SANTA”- Éxodo 19:6





La Teología Netsarita (Cristiana), es un tipo de "locura teológica"; un eufórico y voluntario desvarío, del cual el Creador quiere que su Pueblo se aleje

Si el “B'rit Hadasha” (el Evangelio) dice por un lado que su predica es locura (“Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, AGRADÓ A DIOS SALVAR A LOS CREYENTES POR LA LOCURA DE LA PREDICACIÓN”- 1 Corintios 1:21), y la Ley advierte por otro lado que el creyente debe alejarse de la locura (“Escucharé lo que hablará יהוה Dios; Porque hablará paz a su Pueblo, y a sus Santos, PARA QUE NO SE VUELVAN A LA LOCURA”- Salmo 85:8), entonces el pleito entre Hebreos y Netsaritas (Cristianos) queda finalmente dilucidado, y ya no queda nada relevante por discutir. ¿Por que? Pues porque, las Verdades reveladas en la Escritura Hebrea, son finales e irrevocables [pues la Ley no puede ser abrogada, ni mucho menos quebrantada, según Deuteronomio 4:2].
Y, con esto, también concuerda el "B'rit Hadasha", cuando cita al Nazareno diciendo: «la Escritura [la Ley], no puede ser quebrantada» (Juan 10:35). Así las cosas, los reclamos que hace la noble Fe Netsarita (El Mesianismo de Yeshua, su alegada Divinidad, su alegada muerte por nuestros pecados, la alegada inspiración del “B'rit Hadasha”, etc.), se han hecho completamente irrelevantes; pues, siendo parte de la prédica a la cual alude el “Rav Shaul” (el apóstol Pablo) en 1 Corintios 1:21, se constituyen en parte integral de la misma “locura” de la cual el Creador ha ordenado a su Pueblo apartarse.





Yeshua (Jesús de Nazaret, paz sea con él) fue un hombre bueno y noble; pero la realidad es que no hay mandamiento de la Ley, que Yeshua no haya violado directa o indirectamente

El Cristianismo es bueno, pues alienta al hombre a acercarse a Dios; pero, su teología, es fraudulenta, pues alega que Jesús guardó perfectamente la Ley; y que, por tanto, estaba capacitado para morir en sustitución de todos los hombres. Pero esto es totalmente falso; pues no hay un solo mandamiento de la Ley, que Jesús no haya [directa o indirectamente] quebrantado. Es decir, Jesús robó, al nunca aparecer diezmando, y al no devolver al dueño original, la moneda que estaba dentro del pez capturado por Pedro (Mateo 17:27); Jesús mató, a los hijos que nunca nacieron de él, como consecuencia de haber escogido nunca casarse; Jesús violó el Sábado, alegando que era Señor del Sábado (Mateo 12:1-8); Jesús deshonró a sus padres, al negarlos públicamente (Mateo 12:47-49); Jesús mintió (Lucas 13:33), al afirmar que era imposible que un profeta muriese fuera de Jerusalén (pues la realidad es que Moisés en efecto murió fuera de lo que, en aquel tiempo, era la ciudad de Jerusalén, según Deut. 34:5); Jesús adulteró, la pureza de la Escritura (añadiendo y modificando mandamientos de la Ley, según Mateo 5:21-44); Jesús codicio lo ajeno, al reclamar el sumo sacerdocio que solo pertenecía a la descendencia de Aarón (Números 16:40); Y Jesús adoró a un dios ajeno, al hacerse a si mismo dios (Juan 10:30).





El alegado sacrificio de Yeshua (Jesús de Nazaret, paz sea con el) fue ritualmente impuro, y por tanto la Ley lo invalida

El problema con nuestros hermanos Netsaritas (Cristianos) es que, aunque bien intencionados, tanto su crédula ingenuidad, como su pobre conocimiento de la Escritura Hebrea, les hacen presa fácil de la tentación de repetir ciegamente los grandes y altisonantes reclamos hechos por los distintos autores de los escritos Cristianos.
Por ejemplo, nuestros hermanos Cristianos, a menudo repiten automáticamente las palabras escritas por el apóstol Pablo (paz sea con él); quien afirmaba que Jesús es "el cordero pascual" al que [alegadamente] alude la Ley. ¿Cual es el problema con esta hermosa idea? Pues que, como no es una idea propia, al Cristiano promedio ni siquiera le pasa por la mente el hecho de que, la Ley de Dios, no daba ni un solo ejemplo de algún cordero pascual que hubiese sido jamás crucificado; ¡y mucho menos por algún soldado Romano! Es que, los corderos pascuales, solo podían ser degollados [pero nunca crucificados]; Y, aún este degollamiento, solo podía realizarse por un Israelita que estuviese en estado de pureza ritual; pues, si el sacrificio era tocado por algún gentil, la impureza que adquiría el sacrificio, le invalidaba automáticamente. Y, esta es la razón por la cual la Ley no solamente prohibía que el no Judío comiese del cordero Pascual (Éxodo 12:43), sino que también prohibía comerlo al Israelita que no estuviese ritualmente puro [aún si su impureza ritual fuese el casual producto de haber tocado algún cuerpo muerto]. Como esta escrito: "PERO HUBO ALGUNOS QUE ESTABAN INMUNDOS A CAUSA DE MUERTO, Y NO PUDIERON CELEBRAR LA PASCUA AQUEL DÍA"- Números 9:6.
La realidad es que, Jesús, no pudo haber sido el sacrificio Pascual, pues el hecho de haber sido sacrificado por gentiles Romanos, descalificaba automáticamente su sacrificio. Y, esto ultimo, es intimado en el mismo evangelio, cuando enseña que, los Judíos que quisieron participar de la Pascua, se aseguraron de no entrar en contacto físico con los Romanos [es decir, rehusaron entrar al Pretorio]. Como esta escrito: «Llevaron [los Judíos] a Jesús de casa de Caifás al Pretorio. Era de mañana, Y ELLOS NO ENTRARON EN EL PRETORIO PARA NO CONTAMINARSE, Y ASI PODER COMER LA PASCUA»- Juan 18:28. De hecho, los autores Evangélicos, quizás notaron [tardíamente] esta flaqueza en su narrativa; y trataron de “encubrirla”, incluyendo una variante de la resurrección; una donde Jesús es presentado como un sacrificio que todavía es perfecto, pues no ha sido contaminado con el impuro toque de ningún hombre [o mujer], y puede por tanto subir al Padre, para presentarse a si mismo como una aceptable ofrenda Pascual. Como esta escrito: «Jesús le dijo: ¡María! Volviéndose ella, le dijo: ¡Raboni! (que quiere decir, Maestro). JESÚS LE DIJO: NO ME TOQUES, PORQUE AÚN NO HE SUBIDO A MI PADRE; MAS VE A MIS HERMANOS, Y DILES: SUBO A MI PADRE Y A VUESTRO PADRE, A MI DIOS Y A VUESTRO DIOS. ...»- Juan 20:16-17.
¿Y como sabemos que este pasaje fue un intento de “depurar” los errores doctrinales de la narrativa Evangélica? Pues lo sabemos porque, en otra variante de la resurrección [es decir, en la que probablemente fue la versión original de los hechos], se nos muestra lo contrario: que, tan pronto como María halla al Jesús resucitado, no solamente le toca, sino que se abraza a sus pies [¡sin preocupación alguna de que, tal toque, pudiese hacer impuro a aquel que alegadamente era el sacrificio Pascual!]. En adición, no se hace mención alguna de que Jesús tuviese la urgencia “subir al Padre”, a fin de presentarse a si mismo como un sacrificio puro, que no ha sido aun contaminado. Como esta escrito: «Entonces ELLAS, SALIENDO DEL SEPULCRO CON TEMOR Y GRAN GOZO, FUERON CORRIENDO A DAR LAS NUEVAS A SUS DISCÍPULOS. Y, mientras iban a dar las nuevas a los discípulos, HE AQUÍ, JESÚS LES SALIÓ AL ENCUENTRO, DICIENDO: ¡SALVE! Y ELLAS, ACERCÁNDOSE, ABRAZARON SUS PIES, y le adoraron. Entonces Jesús les dijo: No temáis; id, dad las nuevas a mis hermanos, para que vayan a Galilea, y allí me verán»- Mateo 28:8-10.





Es falso que Yeshua (Jesús de Nazaret, paz sea con el) haya sido el Creador; pues el Creador no peca, ni viola sus propios mandamientos

Jesús de Nazaret (paz y bendición sean con él) no pudo haber sido el Creador, pues el Creador no peca, ni viola sus propios mandamientos. ¿Y como sabemos que Yeshua era pecador? Pues porque violó varios de los 613 mandamientos de la Ley Divina. Es que, los mismos escritos cristianos enseñan que, el hombre que viola un punto de la Ley, viola con ello toda la Ley. Como esta escrito: «Porque cualquiera que guardare toda la Ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos»- Santiago 2:10. Y la realidad es que, Jesús de Nazaret, no solamente violó un punto de la Ley, sino que muchos de ellos. A modo de ejemplo, consideremos la siguiente media docena de violaciones:

1) Ofreciéndose a si mismo como sacrificio por el pecado de Israel, Jesús escogió morir en el monte Calvario; y, con esto, violó un mandamiento positivo de la Ley (el número 85), donde el Creador ordenaba que no se podía ofrecer sacrificio, sino solamente en el lugar designado de antemano por יהוה (en tiempos de Jesús, este lugar era el Templo de Jerusalén). Como está escrito: «Cuídate de no ofrecer tus holocaustos en cualquier lugar que vieres; sino que en el lugar que יהוה escogiere, e una de sus tribus, allí ofrecerás tus holocaustos»- Deut. 12:13-14.
2) Jesús violo la Ley cuando [según el evangelio], se abstuvo de condenar el adulterio del Rey Herodes. Y, haciendo esto, Jesús violó un mandamiento positivo de la Ley (el numero 205), donde el Creador ordenaba que, el creyente Hebreo, debía reprender a su prójimo pecador. Como esta escrito: «Reprendiendo, reprenderás a tu prójimo ...»- Levítico 19:17. De hecho, con su silencio ante el pecado de Herodes, Jesús también violó otro mandamiento negativo de la Ley (el numero 276), que prohíbe temer al hombre malo. Como esta escrito: “No tendréis temor de ninguno”- Deut. 1:17.
3) Jesús violó la Ley cuando, según el evangelio, se abstuvo de casarse, y de engendrar hijos. Y, con esto, Jesús violó un mandamiento positivo de la Ley (el número 212), donde el Creador ordenaba que el creyente debía fructificar y multiplicarse. Como esta escrito: «Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad, y multiplicaos...»- Génesis 1:28.
4) Jesús violó la Ley, cuando profetizó [falsamente] que volvería antes que sus apóstoles terminasen de recorrer todas las ciudades de Israel (Mateo 10:23). Y, ya que todos los apóstoles murieron sin que Jesús hubiese vuelto, Jesús violó con su profecía un mandamiento negativo de la Ley (el número 28), que prohibía profetizar en falso. Como esta escrito: «El profeta que tuviere la presunción de hablar palabra en mi nombre, a quien yo no le hay mandado hablar... el tal profeta morirá... Si el profeta hablare en nombre de יהוה , y no se cumpliere lo que dijo, ni aconteciere, es palabra que יהוה no ha hablado; con presunción la hablo el tal profeta; no tengas temor de él»- Deut. 18:20-22.
5) Según los Evangelios (Lucas 9:30-31), Jesús consultó con Moisés (una persona muerta), acerca de los eventos que, mas tarde, le habrían de suceder en Jerusalén. Y, con esto, Jesús violó un mandamiento negativo de la Ley (el número 38), donde el Creador prohíbe consultar a los muertos. Como esta escrito: «No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo, o a su hija, por el fuego... ni quien consulte a los muertos»- Deut. 18:11.
6) Según el Evangelio, Jesús maldijo a una higuera, la cual se secó inmediatamente (Mateo 21:19). Y, con esto, Jesús violó el mandamiento negativo numero 58, que prohíbe echar a perder los arboles frutales.
7) Según el evangelio, Jesús dijo que era imposible que un profeta muriese fuera de Jerusalén (Lucas 13:33). Y, ya que (según Deut. 34:5) el profeta Moisés murió fuera de Jerusalén (una ciudad que en aquel tiempo era conocida como “Salem”, según Génesis 14:18, y Salmo 76:2), Jesús violó un mandamiento negativo de la Ley (el número 251), que prohíbe que el creyente engañe con palabras. Como esta escrito: «no engañe ninguno a su hermano»- Levítico 25:14.
8) Según el Evangelio (Mateo 5:34), Jesús ordenó a sus discípulos abstenerse del mandamiento que ordenaba jurar por el Creador (Deut. 6:13, & 10:20). Y, con esto, Jesús violó un mandamiento negativo de la Ley (el número 314), que prohibía disminuir de los mandamientos. Como esta escrito: «Cuidarás de hacer todo lo que yo te mando; no añadirás a ello, ni de ello quitarás (disminuirás)»- Deut. 12:32.





La Ley de יהוה intima que, el “Brit Hadasha” (el Evangelio) es mortal y Satánica rebeldía

El Dios de Israel, prohibió a los Hebreos escuchar a nadie que practicase la Adivinación. Y, esta prohibición, era tan importante que, quien se envolviese en la adivinación, sería castigado con la muerte. Como esta escrito: "LA MUJER QUE evocare espíritus de muertos, o SE ENTREGARE A LA ADIVINACION, HA DE MORIR"- Levítico 20:27. Y en otro lugar dice: "Porque COMO PECADO DE ADIVINACION ES LA REBELION"- 1 Samuel 15:23. Y también: "NO SEA HALLADO EN TI quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni QUIEN PRACTIQUE LA ADIVINACION"- Deuteronomio 18:10. Por medio de los anteriores pasajes, el Dios de Israel (יהוה , bendito sea) advierte a su Pueblo acerca de la diabólica naturaleza del mal llamado "Brit Hadasha" ("Nuevo Pacto", o "Nuevo Testamento"); pues, este último, incita a sus adeptos a rebelarse contra Dios, prestando crédito a la Adivinación; así como a cometer el mortal pecado que implica el seguir los consejos de Adivinos.
Es que, el "Nuevo Testamento", demanda que sus adeptos escuchen (y pongan toda su fe) en las palabras de una Adivina. Como esta escrito: "Aconteció que, mientras íbamos a la oración, nos salió al encuentro UNA MUCHACHA QUE TENIA ESPIRITU DE ADIVINACION, LA CUAL DABA GRAN GANANCIA A SUS AMOS, ADIVINANDO. Esta, siguiendo a Pablo y a nosotros, DABA VOCES (GRITABA, A FIN DE QUE TODOS LA ESCUCHARAN), DICIENDO: ESTOS HOMBRES son siervos del Dios Altísimo, quienes OS ANUNCIAN EL CAMINO DE SALVACION"- Hechos 16:16-17.
Y quizas esto explique el bizarro fenómeno de que, a diferencia de lo que ocurre con la Ley de Dios [donde, la opinión de los demonios, nunca es citada como prueba de la veracidad de su contenido], el Evangelio se ve compelido a citar "la verdad" que testifican los demonios (¡como su hubiese verdad alguna en Satanás!), a fin de demostrar la "veracidad" de sus reclamos (es decir, demostrar que Jesús es el Santo, el Hijo de Dios). Como dice el Evangelio: "Pero había en la sinagoga de, ellos UN HOMBRE CON ESPIRITU INMUNDO, QUE DIO VOCES, DICIENDO: Ah! ¿qué tienes con nosotros, Jesús nazareno? ¿Has venido para destruirnos? Sé quién ERES, EL SANTO DE DIOS"- Marcos 1:23:24; "También SALIAN DEMONIOS de muchos, DANDO VOCES Y DICIENDO: TU ERES EL HIJO DE DIOS.."- Lucas 4:41; " Y LOS ESPIRITUS INMUNDOS, AL VERLE, SE POSTRABAN ANTE EL, Y DABAN VOCES, DICIENDO: TU ERES EL HIJO DE DIOS"- Marcos 3:11.
En resumen, si somos veraces y objetivos, manteniéndonos fieles a lo revelado por el Creador, reconoceremos que, el Evangelio, no es sino una farsa; un ingenioso engaño, que pretende vestir de piadosa Santidad, y de poder Divino, lo que en realidad es mortal rebeldía: la blasfemia de dar mas crédito a lo que dicen tanto los falsos adivinos, como los inmundos demonios; que a lo que ha dicho el Santo y verdadero Dios de Israel.





El B'rit Hadasha (El Nuevo Testamento) no es Palabra de Dios, pues esta plagado de contradicciones, de incoherencias, y de ambigüedades

Desde una perspectiva puramente práctica, la noble fe Nazarena, es un camino perfectamente válido para agradar al Creador, pues alienta a sus adeptos a volverse a Dios en sincero arrepentimiento. Pero, a pesar de sus muchas [y grandes] virtudes, el estudio objetivo y detallado de la teología nazarena revela que, esta última, es poco mas que una ingeniosa sarta de contradicciones, así como de incoherencias y ambigüedades. Es que, mientras por un lado el B'rit Hadasha afirma que Yeshua no vino a abrogar la Ley (Mateo 5:17), por otro lado afirma que, la Ley y los Profetas, eran solo hasta Juan (Lucas 16:16); Mientras por un lado afirma que, el que ha visto a Yeshua, ha visto a Dios (Juan 14:9), por otro lado afirma que nadie ha visto jamás a Dios (1 Juan 4:12); Mientras por un lado afirma que, la resurrección del Nazareno, era indispensable para que el mundo alcanzase arrepentimiento (obteniendo así la vida eterna, según Romanos 10:9), en otro lugar afirma que, nadie tenía que resucitar de los muertos, a fin de que pudiésemos proceder al arrepentimiento (Lucas 16:30-31).
De igual modo, mientras por un lado el B'rit Hadasha afirma que, la salvación es por fe, y no por obrar según lo ordenado en la Ley (Efesios 2:8-9); por otro lado, afirma que, quien quiera entrar a la vida (eterna), debe obrar según lo ordenado en los mandamientos de la Ley (Mateo 19:17); Mientras en un lado afirma que Dios es Uno (Marcos 12:29), en otro lado afirma que Dios es Tres (1 Juan 5:7); Mientras, por un lado, se goza de que los nuevos creyentes no tengan que guardar la Ley (Romanos 6:14), por otro lado se goza de que, los nuevos creyentes, sean celosos en guardar la Ley (Hechos 21:20); Mientras en un lado afirma que Dios no puede ser tentado por el Mal (Santiago 1:13), en otro lado afirma que, Yeshua (la alegada encarnación de Dios), fue en efecto tentado por el Mal (Lucas 4:2); Mientras por un lado nos prohíbe servir a otro "Señor" fuera de Dios (Mateo 6:24), por otro lado nos exhorta a servir [en adición] al "Señor" Yeshua (Romanos 14:18 & Colosenses 3:24); Mientras por un lado asegura que Yeshua es el Hijo de David, [o “el Mesías prometido”, según Mateo 21:9]; por otro lugar asegura que Yeshua no es el Hijo de David (Marcos 12:35-37).
Mientras, por un lado, el B'rit Hadasha alienta a los creyente a pensar que Yeshua ha de volver pronto ("Cuando os persigan en esta ciudad, huid a la otra; porque de cierto os digo, que NO ACABARÉIS DE RECORRER TODAS LAS CIUDADES DE ISRAEL, ANTES QUE VENGA EL HIJO DEL HOMBRE”- Mateo 10:23); por otro lado, les desalienta de pensar en su venida (“porque EL HIJO DEL HOMBRE VENDRÁ A LA HORA QUE NO PENSÁIS [es decir, que “el haber acabado de recorrer todas las aldeas de Israel”, no aseguraba absolutamente nada]- Mateo 24:44). Mientras, por un lado, el B'rit Hadasha presenta a Yeshua comprometiéndose con volver dentro de un corto y limitado periodo de tiempo (“El que da testimonio de estas cosas dice: CIERTAMENTE [YO YESHUA] VENGO EN BREVE”- Apocalipsis 22:20); por otro lado, le presenta rechazando el compromiso de volver en un periodo literalmente breve de tiempo (“No ignoréis esto: que PARA CON EL SEÑOR UN DÍA ES COMO MIL AÑOS, Y MIL AÑOS COMO UN DÍA [o sea, que la venida de Yeshua puede ser tan “en breve” como tres días, o tan “en breve” como tres mil años]”- 2 Pedro 3:8); Mientras por un lado intima que, no debemos obedecer lo que nos digan los Escribas y los Fariseos [pues son hijos espirituales del Diablo, segun Juan 8:44], por otro lado intima que, en efecto, debemos obedecer lo que nos digan los Escribas y los Fariseos [pues son hijos espirituales de Moises, segun Mateo 23:2-3]; Mientras por un lado intima que, los que resucitan para vida eterna, resucitan en un cuerpo espiritual (1 Corintios 15:44), por otro lado intima que, no se resucita en un cuerpo espiritual, sino en uno de carne y hueso (Lucas 24:39); Y, mientras por un lado nos exhorta a no creer en tonterías, sino a pensar como gente sensata y madura (1 Corintios 14:20), por otro lado nos exhorta a creer en "la locura" de la predica del B'rit Hadasha (1 Corintios 1:21).
La “deliciosa ironía" de todo esto, es que los Escritos Cristianos afirman que, no hay en ellos incertidumbre alguna. Como esta escrito: «Pero la sabiduría que es de lo alto (la Teologia Cristiana) es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, SIN INCERTIDUMBRE NI HIPOCRESIA» (Santiago 3:17). En fin, que la noble teología Cristiana, es tan clara y concisa, como el programa de gobierno de un sagaz y taimado candidato presidencial; uno que, prometiéndolo todo, termina no comprometiéndose con nada, a fin de poder justificar cualquier postura que decida finalmente tomar.
Lo hasta aqui expuesto, intima que, la inadulterada palabra de Dios que en un momento pudo haber estado contenido en el B'rit Hadasha, aparenta haber sido contaminada con las ideas y las palabras de los hombres; pues, es imposible argumentar [simultáneamente] a favor de dos posturas irreconciliablemente extremas [y auto-excluyentes], sin que al menos una de ellas este seriamente errada. Pero, si el B'rit Hadasha contiene informacion seriamente errada, y el creyente no tiene forma alguna de distinguir entre la informacion que es correcta, y la que es errada, entonces el creyente no puede continuar utilizando el B'rit Hadasha como guia confiable de fe y conducta, sino que debe revertir a un texto anterior; uno que exhiba mayor confiabilidad, como podrian ser la Torah (los cinco libros de la Ley), los Profetas, los Salmos, o los Escritos.





¿Por que los Judíos no creen en Yeshua (Jesús de Nazaret, paz y bendición sean con el)

Si los creyentes Hebreos no aceptamos la figura de Yeshua (Jesús de Nazaret, paz y bendición sean con él), no es porque no creamos en las enseñanzas de amor, de justicia, de misericordia y de humildad que a Yeshua atribuye el “B'rit Hadasha” (los escritos cristianos); es porque, como seguidores del Dios de Israel, sentimos que seria pecaminosamente extraviado el aceptar como verdadero el hurto que, al Maestro de Galilea, atribuyen los escritos Nazarenos. ¿Por que? Pues porque, el Dios de los Hebreos, ha ordenado a sus hijos alejarse del hurto, Como esta escrito: “No hurtarás”- Éxodo 20:15.
Es que, el B'rit Hadasha, presentan a Yeshua como ladrón, cuando le describen apropiándose a si mismo del titulo de “Hijo de Dios” (“Y yo le vi, y he dado testimonio de que éste es el Hijo de Dios”- Juan 1:34). ¿Y porque es esto ultimo un robo? Pues porque, tanto el titulo de “Hijo de Dios”, así como el de “Primogénito de Dios”, pertenecían a Israel, según mostraba la Ley, cuando enseñaba diciendo: “Yah (יהוה) ha dicho así: ISRAEL ES MI HIJO, MI PRIMOGÉNITO”- Éxodo 4:22.
De igual modo, el “B'rit Hadasha presenta a Yeshua como ladrón, cuando le describe apropiándose a si mismo del titulo de futuro Rey que, luego de la resurrección, habrá de reinar sobre Israel (De cierto os digo que, en la regeneración, CUANDO EL HIJO DEL HOMBRE SE SIENTE EN EL TRONO DE SU GLORIA, VOSOTROS QUE ME HABÉIS SEGUIDO TAMBIÉN OS SENTARÉIS SOBRE DOCE TRONOS, PARA JUZGAR A LAS DOCE TRIBUS DE ISRAEL- Mateo 19:28). ¿Y por que era esto un robo? Pues porque, el titulo de Rey que habrá de reinar sobre Israel luego de la futura resurrección, había sido dado a David; como estaba escrito: “SINO QUE SERVIRÁN A יהוה SU DIOS, Y A DAVID SU REY, A QUIEN YO LES LEVANTARÉ (DE LOS MUERTOS)”- Jeremías 30:9.
De igual modo, el B'rit Hadasha atribuye a Yeshua el hurto, cuando se le describe tomando el puesto de Sumo Sacerdote (“Por tanto, hermanos santos, participantes del llamamiento celestial, CONSIDERAD AL APÓSTOL Y SUMO SACERDOTE DE NUESTRA PROFESIÓN, CRISTO JESÚS”- Hebreos 3:1). ¿Y por que es esto un hurto? Pues porque, el puesto de Sumo sacerdote, pertenecía a Aarón y a su descendencia, los cuales pertenecían a la tribu de Leví [y, el Nazareno, no pertenecía a esa tribu]. Como esta escrito: “EN RECUERDO PARA LOS HIJOS DE ISRAEL, DE QUE NINGÚN EXTRAÑO QUE NO SEA DE LA DESCENDENCIA DE AARÓN SE ACERQUE PARA OFRECER INCIENSO DELANTE DE יהוה, PARA QUE NO SEA COMO CORÉ Y COMO SU SÉQUITO...”- Números 16:40.
Por otro lado, el B'rit Hadasha presenta al hombre llamado Yeshua (Jesús de Nazaret) actuando de forma inmoral. ¿Como? Pues exaltándose a si mismo. Como esta escrito: “La reina del Sur se levantará en el juicio con los hombres de esta generación, y los condenará; PORQUE ELLA VINO DE LOS FINES DE LA TIERRA PARA OÍR LA SABIDURÍA DE SALOMÓN, Y HE AQUÍ [YO, QUE SOY] MÁS QUE SALOMÓN, EN ESTE LUGAR. Los hombres de Nínive se levantarán en el juicio con esta generación, y la condenarán; PORQUE A LA PREDICACIÓN DE JONÁS SE ARREPINTIERON, Y HE AQUÍ [YO, QUE SOY] MÁS QUE JONÁS EN ESTE LUGAR”- Lucas 11:31-32. ¿Y por que era todo esto inmoral? Pues porque יהוה condenaba al hombre que mostraba tales aptitudes. Como esta escrito: “¿HAS VISTO HOMBRE SABIO EN SU PROPIA OPINIÓN? MÁS ESPERANZA HAY DEL NECIO QUE DE ÉL” Proverbios 26:12; Y también dice en otro lugar: “ALÁBETE EL EXTRAÑO, Y NO TU PROPIA BOCA; EL [LABIO] AJENO, Y NO LOS LABIOS TUYOS”- Proverbios 27:2.
Finalmente, el B'rit Hadasha presenta a Yeshua actuando de forma maldita. ¿Cuando? Pues cuando le presenta maldiciendo a Israel, diciéndoles: “¡Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo escaparéis de la condenación del Infierno?”- Mateo 23:33; y también dice en otro lugar: “VOSOTROS SOIS DE VUESTRO PADRE EL DIABLO, Y LOS DESEOS DE VUESTRO PADRE QUERÉIS HACER”- Juan 8:44. ¿Y por que es pecaminosa y maldita esta aptitud? Pues porque el Creador ha mostrado en su Ley que, quien maldice a Israel, sera a su vez maldito. Como esta escrito: “MALDITOS LOS QUE TE MALDIJEREN, Y BENDITOS LOS QUE TE BENDIJEREN”- Génesis 27:29; Y, “BENDITOS LOS QUE TE BENDIJEREN, Y MALDITOS LOS QUE TE MALDIJEREN” - Números 24:9.
Y lo anterior explica el hecho de que, a diferencia de lo sucedido con el Nazareno, el Dios de Israel nunca profirió palabra de maldición contra su Pueblo, sin importar su rebeldía, o su incredulidad. Es que, toda reprimenda, y toda amenaza de castigo y destrucción que salia de la boca de יהוה, era acompañada por una correspondiente promesa de bendición y restauración. Consideremos un par de ejemplos:

1) Aunque el Creador dijo a Abraham que castigaría su descendencia, haciéndola esclava en una tierra ajena (“TEN POR CIERTO QUE TU DESCENDENCIA MORARÁ EN TIERRA AJENA, Y SERÁ ESCLAVA allí, y será oprimida cuatrocientos años ”- Génesis 15:13); también prometió que, esa descendencia, saldría de su esclavitud con gran riqueza (“Y DESPUÉS DE ESTO, SALDRÁN CON GRAN RIQUEZA”- Génesis 15:14).
2) Aunque el Creador promete castigar a los Israelitas, prohibiéndoles disfrutar de la Tierra prometida (“NO VERÁ HOMBRE ALGUNO DE ESTOS, DE ESTA MALA GENERACIÓN, LA BUENA TIERRA QUE JURÉ QUE HABÍA DE DAR A VUESTROS PADRES”- Deuteronomio 1:35); también les promete que, aquellos que mas aman [es decir, sus hijos], no fallarían en disfrutarla (“Y VUESTROS HIJOS QUE NO SABEN HOY LO BUENO NI LO MALO, ELLOS ENTRARÁN ALLÁ, Y A ELLOS LA DARÉ, Y ELLOS LA HEREDARÁN”- Deuteronomio 1:39).
3) Aunque por un lado el Creador decide castigar a Israel, enviándoles al lloro y el lamento del exilio en Babilonia (“Oye palabra de יהוה: HE AQUÍ VIENEN DÍAS EN QUE TODO LO QUE ESTÁ EN TU CASA, Y TODO LO QUE TUS PADRES HAN ATESORADO HASTA HOY, SERÁ LLEVADO A BABILONIA, sin quedar nada, dijo יהוה. Y de tus hijos que saldrán de ti, que habrás engendrado, tomarán, y serán eunucos en el palacio del rey de Babilonia”- 2 Reyes 20:16-18; Y también dice en otro lugar- “POR CUANTO NO HABÉIS OÍDO MIS PALABRAS, HE AQUÍ ENVIARÉ Y TOMARÉ A TODAS LAS TRIBUS DEL NORTE, DICE יהוה, Y A NABUCODONOSOR REY DE BABILONIA, MI SIERVO, Y LOS TRAERÉ CONTRA ESTA TIERRA Y CONTRA SUS MORADORES, Y CONTRA TODAS ESTAS NACIONES EN DERREDOR; Y LOS DESTRUIRÉ, Y LOS PONDRÉ POR ESCARNIO Y POR BURLA Y EN DESOLACIÓN PERPETUA. Y haré que desaparezca de entre ellos la voz de gozo y la voz de alegría, la voz de desposado y la voz de desposada, ruido de molino y luz de lámpara”- Jeremías 25:8-10); por otro lado, el Creador también promete a Israel que suprimiría sus lagrimas, recompensándoles por el duro trabajo del exilio, y devolviéndoles a la Buena Tierra. Como esta escrito: “ASÍ HA DICHO יהוה: REPRIME DEL LLANTO TU VOZ, Y DE LAS LÁGRIMAS TUS OJOS; PORQUE SALARIO HAY PARA TU TRABAJO, DICE יהוה, Y [TUS HIJOS] VOLVERÁN DE LA TIERRA DEL ENEMIGO”- Jeremías 31:16. Que la paz y la gracia de יהוה, el Dios de Israel, sea sobre todos los que le temen y sirven. Amen.





Cuando el Creador se enoja contra una persona, le permite oponerse a Moisés y a Israel

Cuando יהוה (Dios) se enoja contra alguna persona (como lo hizo contra el Faraón), permite que tal persona se obstine en oponerse a Moisés (es decir, a los mandamientos Divinos); a fin de que sufra el castigo prescrito en la Ley (locura, confusión, y turbación de espíritu). Como esta escrito: «Pero acontecerá, SI NO OYERES LA VOZ DE יהוה TU DIOS, PARA PROCURAR CUMPLIR TODOS SUS MANDAMIENTOS Y SUS ESTATUTOS que yo te intimo hoy, que vendrán sobre ti todas estas maldiciones, y te alcanzarán... יהוה TE HERIRÁ CON LOCURA, ceguera, Y TURBACIÓN DE ESPÍRITU... Y ENLOQUECERÁS a causa de lo que verás con tus ojos... Y vendrán sobre ti todas estas maldiciones, y te perseguirán, y te alcanzarán HASTA QUE PEREZCAS; POR CUANTO NO HABRÁS ATENDIDO A LA VOZ DE יהוה TU DIOS, PARA GUARDAR SUS (DIEZ) MANDAMIENTOS, Y SUS ESTATUTOS, que Él te mandó»- Deut. 28. Y, cuando יהוה se enoja contra un Pueblo (como lo hizo contra los Cananeos), permite que ese pueblo se obstine en oponerse a Israel, de suerte que sufra el castigo prescrito en la Ley (ser destruidos y desarraigados sin misericordia alguna). Como esta escrito: «NO HUBO CIUDAD QUE HICIESE PAZ CON LOS HIJOS DE ISRAEL, salvo los heveos que moraban en Gabaón; todo lo tomaron en guerra. PORQUE ESTO VINO DE יהוה (ADONAI YAH), QUE ENDURECÍA EL CORAZÓN DE ELLOS, PARA QUE RESISTIESEN CON GUERRA A ISRAEL, PARA DESTRUIRLOS, Y (PARA) QUE NO LES FUESE HECHA MISERICORDIA, SINO QUE FUESEN DESARRAIGADOS, COMO יהוה LO HABÍA MANDADO A MOISÉS»- Josue 11:19-21.





Yeshua (Jesús de Nazaret, paz sea con el) no pudo haber muerto en sustitución de nadie; pues, al igual que todos los hombres, era también pecador

El que no tiene pecados, no necesita aprender obediencia, pues ya obedece perfectamente al Creador. Y es por esto que, alegar que Jesús no tenia pecados, es vano extravío; pues, “el Nuevo Testamento”, reconoce abiertamente que Jesús tuvo en efecto necesidad de aprender obediencia. Como esta escrito: "Y aunque era Hijo, POR LO QUE PADECIÓ, APRENDIÓ LA OBEDIENCIA"- Hebreos 5:8. Y con esto concuerda también la Escritura Hebrea, que enseña que no hay hombre en la Tierra que haga solamente el bien, sin nunca pecar: “Ciertamente NO HAY HOMBRE JUSTO EN LA TIERRA, QUE HAGA [SOLAMENTE] EL BIEN, Y NUNCA PEQUE”- Eclesiastés 7:20. Y, esto ultimo, es la razón por la cual la Escritura enseña que los padres no pueden morir por los hijos, ni los hijos pueden morir por los padres, sino que cada cual ha de morir por su propia maldad. Como esta escrito: «Los padres no morirán por los hijos, ni los hijos por los padres; CADA UNO MORIRÁ POR SU [PROPIO] PECADO»- Deuteronomio 24:16; «En aquellos días no dirán más: “Los padres comieron las uvas agrias y los dientes de los hijos tienen la dentera”, sino que CADA CUAL MORIRÁ POR SU PROPIA MALDAD»- Jeremías 31:30





Solo aquellos creyentes que son “legalistas” cuentan con el favor Divino

¿Como? ¿Que guardar la Ley Divina, es ser “legalista”? Apreciado amigo, solo los delincuentes rehúsan someterse a las leyes que rigen su país de residencia. De igual modo, solo los delincuentes [espirituales] rehúsan guardar las leyes (los diez mandamientos) que rigen a los ciudadanos del reino de Dios. Y es por esto que, el Dios de Israel, detesta a tales personas. Como esta escrito: “Dios detesta la oración del que no hace caso de la Ley”- Proverbios 28:9, Biblia Nueva Traducción Viviente. Es que, el lugar de los delincuentes, es el horror y la destrucción (“Horror se apoderó de mí, a causa de los inicuos que dejan tu Ley”- Salmo 119:53; “Y cualquiera que no cumpliere la Ley de tu Dios, y la ley del rey, sea juzgado prontamente, sea a muerte, a destierro, a pena de multa, o prisión”- Esdras 7:26); Pero, el lugar de los que viven por la Ley, es la libertad y el gozo de corazón. Como esta escrito: “Guardaré tu Ley siempre, Para siempre y eternamente. Y andaré en libertad”- Salmo 119:44-45; “Los mandamientos de יהוה son rectos, que alegran el corazón”- Salmo 19:8 (Biblia Reina Valera 1960).
Es que, guardar los mandamientos de la Ley Divina, es el todo del hombre [es decir, es lo único que realmente importa]. Como esta escrito: “El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus [10] mandamientos; porque esto es el todo del hombre”- Eclesiastés 12:13.





La Turbación del “Brit Hadasha” (el Evangelio Cristiano)

La Escritura Hebrea advierte que, aquellos que abandonen la Ley Divina [es decir, los Diez mandamientos], serán castigados con Turbación de espíritu. Como esta escrito: «Pero acontecerá, si no oyeres la voz de YHVH (Adonai Yah) tu Dios, para procurar cumplir todos sus mandamientos... que vendrán sobre ti todas estas maldiciones... YHVH te herirá con locura... y con Turbación de espíritu»- Deuteronomio 28:15&28.
Y, como el Evangelio es partidario del abandono de la Ley, tendríamos entonces que preguntarnos:

1) ¿Cuando esta Turbado el evangelio? ¿Esta Turbado cuando dice que NO debemos someternos a los fariseos, ya que representan los deseos del Diablo (“VOISOTROS SOIS DE VUESTRO PADRE EL DIABLO, Y LOS DESEOS DE VUESTRO PADRE QUEREIS HACER”- Juan 8:44)? ¿O esta Turbado cuando dice que SI debemos someternos a los fariseos, ya que representan las enseñanzas de Moisés (“EN LA CÁTEDRA DE MOISÉS SE SIENTAN LOS ESCRIBAS Y LOS FARISEOS. ASÍ QUE, TODO LO QUE OS DIGAN QUE GUARDÉIS, GUARDADLO Y HACEDLO”- Mateo 23:2-3.
2) ¿Cuando esta Turbado el evangelio? ¿Esta Turbado cuando presenta a Jesús diciendo que no hay verdad en el demonio (“El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque NO HAY VERDAD EN ÉL”- Juan 8:44)? ¿O esta Turbado cuando presenta al demonio diciendo que, verdaderamente, Jesús es el Hijo de Dios (“También SALÍAN DEMONIOS de muchos, dando voces y DICIENDO: TÚ ERES EL HIJO DE DIOS”- Lucas 4:41 & Marcos 3:11).
3) ¿Cuando esta turbado el evangelio? ¿Esta Turbado cuando dice que Judas seria uno de los doce que se sentarían en tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel (“vosotros que me habéis seguido, también os sentaréis sobre doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel”- Mateo 19:28)? ¿O esta turbado cuando dice que habría sido mejor para Judas el nunca haber nacido (“¡ay de aquel hombre por quien el Hijo del Hombre es entregado! Bueno le fuera a ese hombre no haber nacido”- Mateo 26:24)?
4) ¿Cuando esta turbado el evangelio? ¿Esta Turbado cuando dice que, el que ha visto a Jesús, ha visto al Padre Celestial («Jesús le dijo... El que me ha visto a mí, ha visto al Padre»- Juan 14:9)? ¿O esta turbado cuando dice que, al Padre Celestial, nadie le ha visto jamás («A Dios, nadie le vio jamás»- Juan 1:18)?





¿Cumplió Yeshua (paz y bendición sean con el) lo profetizado en Isaías 53?

Yeshua (Jesús de Nazaret, paz y bendición sean con el) no pudo haber sido el Mesías alegadamente mencionado el capitulo 53 del libro de Isaías. ¿Por que? Pues porque el profeta habla de alguien en cuya boca nunca hubo engaño, como esta escrito: “nunca hizo maldad, NI HUBO ENGAÑO EN SU BOCA”- Isaías 53:9. Pero Yeshua no cumplió con este requisito, pues el evangelio demuestra que hubo múltiples engaños en su boca. ¿Cual fueron algunos de esos engaños? Pues he aquí algunos de ellos:

1) Yeshua dijo que un profeta no podía morir fuera de Jerusalén: “porque NO ES POSIBLE QUE UN PROFETA MUERA FUERA DE JERUSALÉN”- Lucas 13:33. Y, esto ultimo, es pura mentira, pues tanto Avraham como Jacob fueron profetas (Génesis 20:17 & Génesis 49:1), y sin embargo murieron fuera de Jerusalén. De hecho, a pesar de que Moisés fue el mas grande de todos los profetas (“Y NUNCA MÁS SE LEVANTÓ PROFETA EN ISRAEL COMO MOISÉS”- Deut. 34:10), tampoco murió en Jerusalén, sino en las llanuras de Moab; como esta escrito- “Y murió allí Moisés, siervo de יהוה , EN LA TIERRA DE MOAB”- Deut. 34:5.
2) Yeshua mintió, cuando dijo que la Ley ordenaba al Judío aborrecer a su enemigo (“OÍSTEIS QUE FUE DICHO: AMARÁS A TU PRÓJIMO, Y ABORRECERÁS A TU ENEMIGO”- Mateo 5:43). ¿Y por que es falsa esta aseveración? Pues porque, en toda la Ley, no hay un solo texto que diga literalmente eso. De hecho, la Ley dice lo contrario; cuando ordena que mostremos bondad hacia el enemigo, como esta escrito- “SI ENCONTRARES EL BUEY DE TU ENEMIGO O SU ASNO EXTRAVIADO, VUELVE A LLEVÁRSELO. SI VIERES EL ASNO DEL QUE TE ABORRECE CAÍDO DEBAJO DE SU CARGA, ¿LE DEJARÁS SIN AYUDA? ANTES BIEN LE AYUDARÁS A LEVANTARLO”- Éxodo 23:4-5.
3) Yeshua mintió, cuando dijo que no había verdad en el demonio (“PORQUE NO HAY VERDAD EN ÉL. Cuando habla mentira, de suyo habla; PORQUE ES MENTIROSO, Y PADRE DE MENTIRA”- Juan 8:44). Y, esto ultimo, es obviamente falso; pues el evangelio cita al demonio confesando públicamente que Yeshua era el hijo de Dios (“También salían demonios de muchos, dando voces y DICIENDO: TÚ ERES EL HIJO DE DIOS”- Lucas 4:41). Y es obvio que, si el demonio no decía la verdad, entonces Jesús tampoco la decía, cuando alegaba ser el hijo de Dios (“¿ERES TU EL CRISTO, EL HIJO DEL [DIOS] BENDITO? Y JESUS LES DIJO: YO SOY”- Marcos 14:61-62).
4) Jesús permitió que hubiese engaño en su boca, cuando prometió que volvería nuevamente al Mundo, antes que sus apóstoles hubiesen acabado de recorrer todas las ciudades de Israel (“Cuando os persigan en esta ciudad, huid a la otra; porque DE CIERTO OS DIGO, QUE NO ACABARÉIS DE RECORRER TODAS LAS CIUDADES DE ISRAEL, ANTES QUE VENGA EL HIJO DEL HOMBRE”- Mateo 10:23). Es que los apóstoles tuvieron el resto de sus vidas para recorrer hasta la saciedad todas las ciudades de Israel, y sin embargo Yeshua no cumplió su promesa de volver.

Finalmente, Isaías 53 describe a un personaje que nunca tuvo pecados (“NUNCA HIZO MALDAD, ni hubo engaño en su boca”- Isaías 53:9). Pero Yeshua tuvo en efecto pecados. ¿Como lo sabemos? Pues lo sabemos porque, el hombre que esta sin pecados, no necesita aprender obediencia, pues ya obedece perfectamente al Creador. Y es por esto que, alegar que Yeshua no tenia pecados, es vano y caprichoso; pues “el Nuevo Testamento” reconoce abiertamente que Jesús necesito aprender obediencia. Como esta escrito: "Y aunque era Hijo, POR LO QUE PADECIÓ, APRENDIÓ LA OBEDIENCIA"- Hebreos 5:8.
En conclusión, Yeshua (paz se con el) no pudo haber sido el cumplimiento del capitulo 53 del libro de Isaías, pues no solamente hubo maldad en su corazón, sino también engaño en su boca.





La “Salvación por fe”, es el suicidio intelectual que resulta de idolatrar a la carne, y a la sangre (a Pablo, y a Jesús- paz sea con ellos)

La justificación por fe (y sin obediencia a los mandamientos de la Ley) que postula la noble teologia Cristiana a partir del verso que se encuentra en Génesis 15:6 («Y creyó a יהוה, y le fue contado por justicia»), es una teología extraviada, y fraudulenta. ¿Por que? Pues porque la Escritura Hebrea dice que, quien abandona los mandamientos, es un hombre soberbio y maldito, como esta escrito: «Reprendiste a LOS SOBERBIOS, LOS MALDITOS, QUE SE DESVÍAN DE TUS MANDAMIENTOS» (Salmo 119:21). En adición, Dios ha prometido castigar a quien abandone sus mandamientos, como esta escrito: «Si profanaren mis estatutos, Y NO GUARDAREN MIS MANDAMIENTOS, ENTONCES CASTIGARÉ CON VARA SU REBELIÓN, Y con azotes sus iniquidades» (Salmo 89:31-32). No solamente esto, sino que la Escritura afirma que, 400 años después de las palabras citadas en Génesis 15:6, Dios “justifico por las obras” a Finees, quien tuvo celo por guardar los juicios y estatutos de la Ley. Como esta escrito: «Entonces se levantó Finees e HIZO JUICIO, Y se detuvo la plaga; Y LE FUE CONTADO POR JUSTICIA DE GENERACIÓN EN GENERACIÓN para siempre» (Salmo 106:31).
Como si lo anterior no fuese suficiente, la Escritura Hebrea prohíbe la justificación por la fe en el sacrificio expiatorio de ningún hombre (incluyendo el del Nazareno, paz sea con el). ¿Por que? Pues porque la Escritura prohíbe que un hombre muera por la maldad de otro hombre. Como esta escrito: «Sino que CADA CUAL MORIRÁ POR SU PROPIA MALDAD» (Jeremías 31:30).
Finalmente, el “Nuevo Testamento” dice que, su predica acerca de “la salvación por fe”), es locura («agradó a Dios salvar a los creyentes por LA LOCURA DE LA PREDICACIÓN»- 1 Corintios 1:21); y la Escritura Hebrea prohíbe que el verdadero creyente siga tras la locura, como esta escrito: «Porque hablará paz a su Pueblo, y a sus Santos, PARA QUE NO SE VUELVAN A LA LOCURA”- Salmo 85:8.
En conclusión, la evidencia Bíblica que desmiente la teología Cristiana acerca de “la salvación por fe”, es tan contundente y avasalladora, que solamente aquellos que esten dispuestos a cometer “suicidio intelectual”, podran aceptarla como verdad Divina. ¡Que Dios tenga misericordia de su Pueblo!




Mas importante que lo que decimos, es lo que hacemos...
Y, mas importante que lo que hacemos, es la intención con la que lo hacemos...
Y aun mas importante que la intención con la que lo hacemos, es que sea una buena intención ...
[es decir, que sea noble, pero sin robarnos la humildad; que sea justa, pero sin privarnos de la misericoria; y que tenga la madurez de los viejos, pero la esperanza de los niños]



El Evangelio es hermoso, pero esta tristemente extraviado; pues el mensaje de la Escritura Hebrea no es el Mesías, sino la Ley de siembra y cosecha

El relato evangélico, es hermoso e inspirador. Pero, cuando afirma que el mensaje de la Escritura Hebrea es la fe en el [alegado] Mesianismo del Nazareno (“PORQUE SI CREYESEIS A MOISÉS, ME CREERÍAIS A MÍ, PORQUE DE MÍ ESCRIBIÓ ÉL”- Juan 5:46), el evangelio peca de fraudulento. ¿Por que? Pues porque, todo serio estudiante de la Tanak (la Escritura Hebrea), sabe que el mensaje intrínseco de la Ley, no es la exaltación de ningún hombre, de ninguna nación, ni de ninguna religión. El mensaje de la Escritura Hebrea, no es la nación de Israel; no es la religión Judía, y tampoco lo es el Islam ni el Cristianismo; no son las naciones gentiles; no es Avraham; no es Moisés, no es Yeshua (Jesús), no es Muhammad, ni tampoco es algún otro profeta.
El mensaje de la Escritura Hebrea, es que existe un Dios; un “Elohim”, o “Poder Supremo” que trasciende todas las cosas. Y, por medio de la Ley de “medida por medida” (o “Siembra y cosecha”), este Poder Supremo habrá de juzgar al mundo con perfecta justicia, haciendo que cada hombre coseche el mismo bien [o mal] que libre y voluntariamente haya sembrado. Como esta escrito:

--«EL JUEZ DE TODA LA TIERRA, ¿NO HA DE HACER LO QUE ES JUSTO?» (Génesis 18:25);
--«Porque TÚ PAGAS A CADA UNO CONFORME A SU OBRA» (Salmo 62:12);
--Y también dice en otro lugar: «¡LEJOS ESTE DE DIOS LA IMPIEDAD, y del Omnipotente la iniquidad! PORQUE ÉL PAGARÁ AL HOMBRE SEGÚN SU OBRA, Y LE RETRIBUIRÁ CONFORME A SU CAMINO. Si, por cierto, DIOS NO HARÁ INJUSTICIA, y el Omnipotente no pervertirá el derecho» (Job 34:10-12);
--Y mas adelante dice: «EL QUE MIRA POR TU ALMA, Él lo conocerá, y DARÁ AL HOMBRE SEGÚN SUS OBRAS» (Proverbios 24:12); --Y también dice el profeta: «... MIS ESCOGIDOS DISFRUTARÁN LA OBRA DE SUS MANOS» (Isaías 65:22);
--Finalmente dice la Escritura: «Y YO LES PAGARÉ CONFORME A SUS HECHOS, Y CONFORME A LA OBRA DE SUS MANOS» (Jeremías 25:14)

De hecho, el que cada hombre ha de ser juzgado para recibir la recompensa [o el castigo] que ameriten sus obras, es una verdad tan incuestionable, que hasta los mismos Escritos Cristianos también la confirman, cuando dicen: «Y LA MUERTE Y EL HADES ENTREGARON LOS MUERTOS QUE HABÍA EN ELLOS; Y FUERON JUZGADOS CADA UNO SEGÚN SUS OBRAS»- Apocalipsis 20:13.
Y, ya que el hombre ha de ser recompensado con recibir el bien que haya hecho («SI BIEN HICIERES, ¿NO SERÁS ENALTECIDO?»- Génesis 4:7); y ha de ser castigado por todo el mal que haya sembrado («¡AY DEL IMPÍO! MAL LE IRÁ, PORQUE SEGÚN LAS OBRAS DE SUS MANOS, LE SERÁ PAGADO»- Isaías 3:11), es necesario que todo hombre se aparte de la maldad, para comenzar en cambio a hacer el bien. Como esta escrito: «APÁRTATE DEL MAL, Y HAZ EL BIEN, Y VIVIRÁS PARA SIEMPRE»- Salmo 37:27.
Y, dado que hacer el bien que produce vida eterna, no es otra cosa sino guardar los mandamientos («Y Él os anunció su pacto, el cual os mandó poner por obra; los diez mandamientos, y los escribió en dos tablas de piedra»- Deut. 4:13), hace sentido que el Creador desee que, el guardar sus mandamientos [y no el creer en un Mesías particular], sea el todo de nuestras vidas. Como esta escrito: «El discurso ha terminado. Ya todo ha sido dicho. HONRA A DIOS, Y CUMPLE SUS MANDAMIENTOS, PORQUE ESO ES EL TODO DEL HOMBRE. [PUES] DIOS HABRÁ DE PEDIRNOS CUENTAS DE TODOS NUESTROS ACTOS, SEAN BUENOS O MALOS, y aunque los hayamos hecho en secreto»- Eclesiastés 12:13-14 (Biblia “Dios Habla Hoy”)
¿Y como sabemos que, hacer el bien que encarnan los mandamientos, garantiza que el hombre conoce a su Dios [es decir, que hace la perfecta voluntad Divina]? Pues lo sabemos porque el Creador así lo ha enseñado, cuando dice: «MAS ALÁBESE EN ESTO EL QUE SE HUBIERE DE ALABAR: EN ENTENDERME Y CONOCERME, QUE YO SOY יהוה, QUE HAGO MISERICORDIA, JUICIO Y JUSTICIA EN LA TIERRA; PORQUE ESTAS COSAS QUIERO [que hagan los hombres], DICE יהוה»- Jeremías 9:24; Y también dice: «EL JUZGÓ LA CAUSA DEL AFLIGIDO Y DEL MENESTEROSO, Y ENTONCES ESTUVO BIEN. ¿NO ES ESTO CONOCERME A MÍ DICE יהוה?»- Jeremías 22:16





¿Que dice la Torah (la Ley de Dios) acerca de la abierta Homosexualidad?






El estilo de vida homosexual, encarna toda la rebeldía, toda la mentira, toda la maldad, y toda la perversión que prefiguraba la antigua serpiente

Mientra mas inmundo, mas pecador, mas rebelde, y mas obstinado es un individuo, mayor es su atracción por el estilo de vida homosexual. Es que, tal individuo, encontrará de forma natural y espontanea que, la homosexualidad, es el equivalente físico y tangible de su perversa e intangible inmoralidad. Como bien lo describe el antiguo refrán que dice: “Birds of the same feather, fly together” (“Dime con quien andas, y te diré quien eres”). Y, este refrán, quizás surja del hecho de que, antiguamente, cuando una nueva ave aparecía en la tierra de Israel, la manera de saber si esta ave era pura o impura, era observar que tipo de pájaro se le acercaba.
Pero, ¿en que sentido refleja el estilo de vida homosexual la realidad moral del hombre depravado? Pues de un modo sorprendentemente sencillo. Verá, la Escritura Hebrea alegoriza la maldad, utilizando la figura de una serpiente. ¿Por que? Pues porque es conveniente prefigurar la rebeldía contra el creador por medio de un animal que se arrastra (de suerte que en el futuro simbolizara todo aquello que es bajo y ruin). De hecho, la serpiente es una criatura cuya boca esta llena de veneno; un ser despreciable; que, aunque no sabe hacer bien a otros, es muy astuta para cautivar y dañar a quienes se le acercan; la serpiente es en adición abominable, porque practica el canibalismo, no sintiendo vergüenza alguna de saciarse con sus propios congéneres [¡recuerde que las serpientes se devoran las unas a las otras!]. Finalmente, las serpientes gustan de cuevas, y de lugares inmundos y oscuros.
Y, toda esta maldad, prefigura el estilo de vida homosexual. Consideremos los siguientes detalles:

1) El hombre que se siente atraído por la serpiente [que no es sino un prototipo de Ha Satan), se siente a su vez atraído por el miembro viril masculino (pues, tal miembro viril, tiene un parecido físico con la serpiente)
2) El hombre que, al igual que la serpiente, siente satisfacción en tener veneno [suciedad] en su boca, siente también satisfacción en practicarle sexo oral a otro hombre; pues así su boca termine llena de fétido semen (esto a su vez explica el que, la mayoría de los homosexuales, gustan de utilizar lenguaje soez y profano).
3) El hombre que, al igual que la serpiente, siente atracción en ir en contra de lo ordenado por Dios (es decir, en ir en contra del orden Divino), termina sintiéndose atraído a permitir que otro hombre le practique sexo anal; pues, haciendo tal cosa, se revela abiertamente contra el Dios que ha establecido que, la función del ano, sea expulsar los desechos del cuerpo, y no el que el cuerpo reciba ningún desecho.
4) El hombre que, al igual que la serpiente, se goza en arrastrase viviendo un estilo de vida bajo y ruin, se goza también en la homosexualidad, pues esta ultima humilla y denigra al hombre, haciéndole vivir como si fuese un animal, incapaz de sobreponerse a su bajos y viles instintos.
5) Del mismo modo que la serpiente pasa su tiempo regocijándose en su oscura e inmunda cueva, de ese mismo modo el homosexual pasa su tiempo deleitándose en su oscura e inmunda cueva (su ano)
6) Del mismo modo que la serpiente (Ha Satan) se rebela contra los mandamientos Divinos [el primero de los cuales es el mandato de procrear hijos], de ese mismo modo el homosexual se rebela contra los mandamientos Divinos [especialmente contra el mandamiento de procrear hijos, pues las parejas del mismo sexo no se procrean]
7) Así como, la vileza de la serpiente, le conduce a saciar sus apetitos con aquellos que pertenecen de su mismo género, de ese mismo modo la vileza del homosexual le conduce a saciar sus apetitos [sexuales] con aquellos que pertenecen a su mismo género. v 8) Y, como para que no quede duda alguna de la estrecha identificación que existe entre el homosexual y la serpiente, note como, este ultimo, tiende a hablar instintivamente de un modo peculiar; uno que enfatiza la pronunciación de la letra “S”, de suerte que su acento termina emulando el “siseo” (o “silbido”) que caracteriza a la mayoría de las serpientes.

Pero, a pesar de lo hasta aquí hemos dicho, no todo esta perdido; pues la Tanak (la Escritura Hebrea), provee una grande y maravillosa esperanza. ¿Cual es esa esperanza? Pues que la humanidad estaría dividida en dos tipos de simientes: la primera simiente, seria la simiente [o “los hijos”] de la serpiente [prefigurados en Sodoma, así como en toda comunidad homosexual]; Por otro lado, la segunda simiente serian los “Hijos de la Mujer” [prefigurados en los Hijos de Israel que retienen el testimonio de Moisés, y guardan los mandamientos Divinos]. ¿Y como sabemos que, el Israel que obedece los mandamientos, es la simiente de la mujer? Pues porque la Escritura predice que, esta simiente, tendría un “calcañar” que podía ser herido (Génesis 3:15). Curiosamente, la palabra hebrea para “calcañar” es “akev” (o “akov”). Y, como el nombre “Yaakov” (el nombre original de Israel) contiene en si mismo la palabra “akov”, pues Israel es obviamente la simiente a la cual alude el pasaje en Génesis 3:15.
En adición, se nos dice que, aunque la simiente de la serpiente habría de herir a la simiente de la mujer, esta ultima le vencería, pues “le heriría en la cabeza”. Y, ya que el miembro viril, es un prototipo de la serpiente, el “herirla en la cabeza” no es otra cosa sino el abrazar la circuncisión, un procedimiento donde “la cabeza de nuestra serpiente”, es herida por medio de la remoción de nuestro prepucio.
En otras palabras, la Escritura predice que llegaría el día cuando, la ideología homosexual, obtendría tal poder que amenazaría con “herir a Yaakov en el calcañar” (destruyendo así al Pueblo de Dios); pero que, al final, Yaakov obtendría la victoria [una victoria prefigurada en la circuncisión, que tipifica nuestro genuino compromiso con dar la espalda a la maldad, y comenzar a vivir la vida de obediencia a los mandamientos del pacto; un compromiso que estamos dispuestos a corroborar con el derramamiento de nuestra propia sangre]. Pero, ¿cual se nos promete que será el Yaakov que ha de vencer? Será el Yaakov racial? Será el Yaakov Nacional? ¿O será en cambio el Yaakov Político? De nuevo, la respuesta es que, El Yaakov que ha de vencer, son todo hombre [y toda mujer] que, sin importar su raza o credo, este dispuesto a “herir la cabeza de la serpiente” [aceptando sobre su persona el pacto de la circuncisión, un pacto que le hace un Hijo de Israel, y que le compromete con lo ordenado por Dios a Moisés].
Es que, ningún incircunciso, tendrá parte en la ciudad Santa. Como esta escrito: «VÍSTETE TU ROPA HERMOSA, OH JERUSALÉN, ciudad santa; PORQUE NUNCA MÁS VENDRÁ A TI INCIRCUNCISO»- Isaías 52:1.
En resumen, la ideología Homosexual, es el perverso Faraón que un día intentará arruinar y esclavizar al pueblo Hebreo. Pero, ante este despiadado embiste, los creyentes genuinos permanecerán incólumes, pues se asirán al llamado que hará Moisés [Si, ¡Moisés vuelve!] para que pongan su fe en la salvación que ha de manifestarse cuando Israel abandone finalmente la maldad, para aceptar gozosamente el yugo del reino de Dios [es decir, el compromiso con volver a la obediencia de la Ley Divina].
Entonces, cuando Israel sea finalmente salvo de este supremo y despiadado Faraón, se cumplirá el pasaje que dice: «Entonces la virgen [tipo del verdadero pueblo de Israel, que es santo y puro] se alegrará en la danza, los jóvenes y los viejos juntamente; y cambiaré su lloro en gozo, y los consolaré, y los alegraré de su dolor»- Jeremías 31:13





La religión originalmente esbozada por Moisés, no era un mandato a hacernos Judíos, Cristianos, Musulmanes, ni Noáhidas; era una exhortación a hacernos “Hijos de Israel” (es decir, a convertirnos a los mandamientos Divinos)

Cuenta la leyenda que, en un remoto país, luego de que los jóvenes terminaban su enseñanza primaria, se espera de ellos que procediesen a convertirse en ingenieros, sometiéndose a la tutela de sus sabios profesores universitarios. El problema era que, a diferencia de lo que sucedía en otros países, en este país no se esperaba que los jóvenes concluyesen jamás sus estudios [y mucho menos que practicasen de forma independiente la ingeniería]. De hecho, cuando un estudiante dejaba de asistir a sus clases, y comenzaba a ejercer independiente la ingeniería, el claustro dejaba de reconocerle como ingeniero.
Algo similar ocurre hoy en día con el “Judaísmo Normativo” (es decir, con la moderna versión de la antigua fe Hebrea); donde se espera que, después de que la persona se hace Judía, se suscriba a una comunidad, así como a la autoridad de algún Rabino (un maestro de religión) que le ha de instruir durante el resto de sus días.
El problema con esto último es que, si la comunidad decidiese por ejemplo cambiar su localización (como podria ser el caso si se propone emigrar hacia Israel), este converso no podría permanecer atrás, practicando [de forma independiente] su Judaísmo; pues la comunidad podría no continuar reconociéndole (o, en el peor de los casos, podrían hasta revocar sus documentos de conversión).
En otras palabras [y a diferencia de lo que sucedía en la época de Moisés], la persona que se convierte hoy en dia al Judaísmo, no se convierte en realidad a la Fe de Moisés [es decir, al pacto de vivir comprometido con las verdades éticas y morales plasmadas por el dedo Divino, sobre las dos Tablas de Piedra, según Deut. 4:13], sino que experimenta el equivalente religioso de obtener la membresia en un fino y exclusivo "club campestre" [o el permiso para utilizar el nombre de una famosa y reconocida franquicia comercial]; es decir, la versión religiosa de obtener entrada a un selecto grupo socio-político, cuyo poder de seducción emana de su reclamo de ser dueño, custodio, y poseedor de la fe y las promesas hechas por Dios a Israel.
¿Y como sabemos que es falso este reclamo? Pues porque, las promesas de la Ley Mosaica, no fueron hechas a los “Judíos”, sino a “los Hijos de Israel”. De hecho, el termino “Judío” es un termino tardío, que aparece siglos después de la entrega de la Ley, y solo como producto de la desaparición (o forzoso exilio) de 10 de las 12 tribus de Israel). Es que, “los Hijos de Israel” que salieron de la esclavitud Egipcia, no eran exclusivamente miembros de la tribu de Judá, sino un conglomerado multi-étnico, que no consistía solamente de las doce tribus de Israel, sino de una inmensa cantidad de gentes de muchos pueblos y razas. Como esta escrito: «Partieron los hijos de Israel de Ramesés a Sucot, como seiscientos mil hombres de a pie, sin contar los niños. TAMBIÉN SUBIÓ CON ELLOS GRANDE MULTITUD DE TODA CLASE DE GENTES, y ovejas, y muchísimo ganado»- Éxodo 12:37-38.
En otras palabras, “los Judíos” (es decir, los miembros de la tribu de Judá), solo eran una diminuta porción de un ente mas grande, y mas inclusivo; un ente que Moisés identifica con el nombre de “los Hijos de Israel”.
De hecho, la tradición Judía, condena la idea de que la Ley y las promesas Divinas (es decir, la religión Hebrea) sean propiedad exclusiva de la Nación Israelita, o de cualquier otro grupo étnico [o nacional]. Es que la tradición dice que, si el Creador otorgó la Ley en el desierto, fue precisamente para ilustrar que, así como el desierto no pertenecía a nadie, sino que todos podían venir y tomar de él toda la arena que desearan, de ese mismo modo la Ley de Dios no pertenecía a nadie, sino que todos podían venir y tomar de ella toda la verdad que desearan.
No solamente esto, sino que la tradición Hebrea afirma que, antes de ofrecer a Israel los Diez mandamientos de la Ley, el Creador fue y los ofreció primero a cada una de las otras 70 naciones del Mundo; Y, solo despues que estas últimas los rechazarlos, procedió el Creador a ofrecerlos al conglomerado de gentes que comprendían el Israel que había salido de Egipto (como intimando que Dios conccede mas importancia a que el hombre reciba los mandamientos de la Ley, que a que se haga parte de la Nación de Israel).
Es que, el mensaje de la Ley, es que el favor Divino no se alcanza por el hecho de ser étnicamente Israelitas, o porque nos hallamos incorporado a la Nación Judía (recuerde que “Korah”, o “Coré”, era Israelita, así como primo hermano de Moisés; pero aún así, como rechazó obedecer los mandamientos dados por Dios a Moisés, el Creador le hizo descender vivo al Sheol).
¿Como muestra la Ley que alcanza el hombre este favor Divino? Pues, la respuesta a esta crucial pregunta, esta en el hecho de que, mientras escribe su revelación, nuestro maestro Moisés repite sin cesar la siguiente frase: “Los Hijos de Israel, hicieron lo que יהוה (Dios) mandó a Moisés”. A continuación, consideremos algunos de estos textos:

--“Y, los hijos de Israel, fueron e hicieron puntualmente así, como יהוה había mandado a Moisés”- Éxodo 12:28
--“E hicieron los hijos de Israel conforme al mandamiento de Moisés”- Éxodo 12:35
--“Así lo hicieron todos los hijos de Israel; como mandó יהוה a Moisés y a Aarón, así lo hicieron”- Éxodo 12:50
--“e hicieron los hijos de Israel como יהוה lo había mandado a Moisés; así lo hicieron”- Éxodo 39:32 --“En conformidad a todas las cosas que יהוה había mandado a Moisés, así hicieron los hijos de Israel toda la obra”- Éxodo 39:42
--“y ellos sacaron del campamento al blasfemo, y lo apedrearon. Y los hijos de Israel hicieron según יהוה había mandado a Moisés”- Levítico 24:23
--“y los levitas tendrán la guarda del tabernáculo del testimonio. E hicieron los hijos de Israel conforme a todas las cosas que mandó יהוה a Moisés; así lo hicieron”- Lev. 1:53-54
--“E hicieron los hijos de Israel conforme a todas las cosas que יהוה mandó a Moisés; así acamparon por sus banderas, y así marcharon cada uno por sus familias”- Numero 2:34
--“Y lo hicieron así los hijos de Israel, y los echaron fuera del campamento; como יהוה dijo a Moisés, así lo hicieron los hijos de Israel”- Números 5:4
--“Y Moisés y Aarón y toda la congregación de los hijos de Israel hicieron con los levitas conforme a todas las cosas que mandó יהוה a Moisés acerca de los levitas”- Números 8:20
--“Celebraron la pascua en el mes primero, a los catorce días del mes, entre las dos tardes, en el desierto de Sinaí; conforme a todas las cosas que mandó יהוה a Moisés, así hicieron los hijos de Israel”- Num. 9:5;
--“Y Josué hijo de Nun fue lleno del espíritu de sabiduría, porque Moisés había puesto sus manos sobre él; y los hijos de Israel le obedecieron, e hicieron como יהוה mandó a Moisés”- Deut. 34:9;
--“De la manera que יהוה lo había mandado a Moisés, así lo hicieron los hijos de Israel en el repartimiento de la tierra”- Josué 14:5

¿Que quería enseñarnos Moisés nuestro maestro, cuando insistía en repetir una y otra vez los anteriores pasajes? Pues quería sembrar en nuestra psiquis la revolucionaria idea de que, el Creador, no tiene etnias [ni Naciones] preferidas; y, si creemos otra cosa, es solo porque no hemos comprendido claramente el papel asignado por Dios a la Tribu de Judá: el ser “la espina dorsal” de un pueblo mucho mas grande, y trascendental; ser "el armazón" de un “meta-pueblo” consistente de gentes provenientes de todas las Naciones, de todas las razas, y de todos los rincones del mundo.
Moisés quiso enseñarnos que, la manera en que nos hacemos parte del Pueblo escogido, no es demostrando que nuestros ancestros eran Judíos; no es demostrando que pertenecemos a alguna de las tribus perdidas de Israel; no es casándonos con alguien formalmente reconocido como Judío; no es viviendo en la tierra de Israel; y ni siquiera es incorporándonos al ente religioso que encarna la moderna Ortodoxia.
El favor Divino, se encuentra en que el hombre se haga a si mismo uno de aquellos a los que Moisés designa con el epíteto de “Hijos de Israel”. ¿Y como se hace la persona un “Hijo de Israel”? Pues comprendiendo que, cuando Moisés repite el hecho de que “los Hijos de Israel, hicieron según יהוה había mandado a Moisés”, lo que en realidad intenta enseñarnos es que, el verdadero “Hijo de Israel”, es el hombre que, sin importar su raza, o su lugar de residencia, cumple con el requisito de “hacer las cosas según יהוה ha mandado a Moisés”. Es decir, el hombre que vive de acuerdo a lo enseñado y ordenado en la Ley por Moisés (y no según lo enseñado y ordenado en el Corán, en los Evangelios, en el Libro de Mormón, o en algún otro libro distinto a los de Moisés). Y Moisés confirmó esta verdad, cuando compuso el libro de Job; donde describe a Job como siendo el hombre que mas complacía al Creador [a pesar de no vivir en la Tierra de Israel, ni pertenecer jamás a ninguna de sus tribus].
Moisés intimo también esta verdad, cuando enseñó que Avraham, Isaac, Jacob, y José, a menudo tuvieron que servir a Dios en circunstancias donde no contaban con la fortitud de tener un Pueblo ni una Tierra propia.
Moisés también intimo lo mismo, cuando dijo que, a pesar de que Yitro (Jetro) era su suegro, este último rehusó aceptar la invitación que le hizo Moisés para que se incorporase a las tribus de Israel. ¿Que fue lo que hizo eventualmente Jetro? Pues simplemente volver a su tierra, y a su propia Nación. ¿Y por que rehusó vivir físicamente entre los Israelitas? Pues la realidad es que, aunque la Escritura no lo especifica, Jetro quizás fue lo suficientemente espiritual y sabio como para entender que, la proximidad física a las Tribus de Israel, no era garantía alguna de obtener el favor Divino; Jetro quizás entendió que, el Dios de Israel, esta cercano a todos los que se hacen “Hijos de Israel” [aceptando el yugo de lo ordenado sobre las dos piedras], sin importar a cual Nación se hallan incorporado, ni en que tierra residan [como fue el caso con su nuero Moises, quien encontró a Dios en la soledad del desierto, mientras se hallaba fisicamente alejado de las tribus de Israel].
Y, el que no hay que estar en Israel (ni entre los Israelitas) para obedecer lo ordenado por Dios a Moisés, también esta ilustrado en “los Escritos”, los cuales enseñan que, el General Sirio "Naamán", aceptó servir al Dios de Israel (“He aquí ahora conozco que no hay Dios en toda la tierra, sino [solo] en Israel... de aquí en adelante tu siervo no sacrificará holocausto ni ofrecerá sacrificio a otros dioses, sino [solamente] a YHVH”- 2 Reyes 5:15&17). Pero, a pesar de haber escogido hacerse un “Hijo de Israel” [siguiendo lo ordenado por Dios a Moisés], Naamán decidió volver a su pueblo, para servir al Creador sobre su propia Tierra, y entre su propia gente. Y, lo mas sorprendente de todo esto es que, a pesar de lo dificil que podría ser el servir a Dios alejados de Israel [y de los Israelitas], el profeta de Dios (Eliseo) no solamente acepta la propuesta de Naamán, ¡sino que hasta le da su bendición! Como esta escrito: “En esto perdone יהוה a tu siervo: que cuando mi señor el rey entrare en el templo de Rimón para adorar en él, y se apoyare sobre mi brazo, si yo también me inclinare en el templo de Rimón; cuando haga tal, יהוה perdone en esto a tu siervo. Y ÉL LE DIJO: “VE EN PAZ”- 2 Reyes 5:18-19.
En resumen, la Torah muestra que, el hombre que quiera hacerse parte del pueblo que Moisés describe con el pseudónimo de “los Hijos de Israel”, no esta necesariamente obligado a mendigar la aprobación de ninguna figura o institución humana; no esta forzado a pagar grandes sumas de dinero, a fin de obtener una conversión rabínica; no esta obligado a suscribirse a ninguna comunidad Ortodoxa; no tampoco esta condenado a abandonar a su Pueblo, a su gente, ni a su Tierra [para morar en cambio en Israel, o entre Israelitas].
Todo lo que el hombre necesita, a fin de convertirse en un “Hijo de Israel”, es comprometerse públicamente con hacer "lo que יהוה ha ordenado a Moisés": comenzar a sembrar el bien que agrada al Creador (es decir, obedecer los Diez "dichos" o mandamientos Divinos); adorar solamente a יהוה (y no a ningun ser que tenga una imagen física, o que halla habitado jamás en un cuerpo de carne y hueso); obrar con justicia, con misericordia, y con humildad; circuncidar la carne de su prepucio; guardar el día de Reposo (Shabbat); abstenerse de la inmoralidad, así como de consumir carne de cerdo y de mariscos; observar las fiestas ordenadas en la Torah por Moisés; cubrirse con Tallit, Kippah, y Tefillim; decir el Shemah y las oraciones Hebreas diarias; no prestarse a la usura; no tomar gloria ni credito alguna para si mismo; y estudiar día y noche la Torah.




The Divine truth of Universal Judaism

«When the Messiah finally arrives, he will teach us such a wonderful Torah, that none of us (Jews, Christians, or Muslims) will feel worthy of receiving it. And what will that Torah (instruction) be? That, although Israel is indeed God's chosen people, God's true Israel is composed of all who are committed to doing good, and thus have a clean heart (regardless of their ethnic background, or their religious creed). As it has been written: “Depart from Evil, and do Good, and [no matter if you are a Jew, or a gentile, you will] dwell for evermore [by obtaining everlasting life]”- Psalm 37:27; And also, “How good God is to Israel, [to what Israel?...] to those who are pure in heart!”- Psalm 73:1»





The God of Science

In the past, our ancestors were very ignorant, as they would take a tree, craft it into an image, give it a fancy name (Moloc, Baal, Quemosh, etc), and then proceed to make it their Supreme and unquestionable Authority (God!!). But, today, we are much smarter.... Thus (being eco-friendly), we only take the tree leaves, craft them into a book (not into an image), give it a scientific name (Evolutionary biology, Advanced Microbiology, The Selfish Gene, etc), and only then do we proceed to make it our Supreme and unquestionable authority (without the silly need to call it "our God" ...)





Toda gran verdad [es decir, todo aquello que eche por tierra una gran mentira], experimenta tres etapas de desarrollo...

Toda gran verdad [es decir, todo aquello que eche por tierra una gran mentira], experimenta tres etapas de desarrollo

1) Primero, la rechazamos y la ridiculizamos
2) Segundo, como no tenemos argumentos racionales para combatirla, pues recurrimos al insulto y a la violencia
3) finalmente, cuando aceptamos el hecho de que el ridículo y la violencia no son suficientes como para deshacernos de ella, la ponderamos sosegadamente, y descubrimos que era una verdad auto-evidente [y que solamente fue nuestra terca y pecaminosa obstinación en seguir la mentira, lo que nos impidió poder percibirlo]





¿Quien es el Siervo sufriente de Isaías 53?

Cuando el profeta Isaías dice que el Creador cargo sobre su siervo todos nuestros pecados ("mas יהוה cargó en él el pecado de todos nosotros"Isaías 53:6), el profeta no estaba incluyendo a las naciones gentiles, sino solamente a las ovejas perdidas de la casa de Israel [y es por esto que, aunque el Nazareno trato de apropiarse de este verso, no tuvo otro remedio que reconocer esta misma verdad, cuando es citado diciendo, “No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel”- Mateo 15:24). En adición, el acto de “cargar los pecados sobre su siervo”, aparece en tiempo pasado; enseñando así que no es algo que habría de suceder en el futuro (en la persona del Galileo), sino algo que ya había sucedido en el pasado (en “la persona” de su “Siervo” que no es otro sino Israel, según Isaías 41:8 & 44:21).
Que significa entonces el que Dios halla puesto nuestros pecados sobre Israel? Pues significa que, el perdón de los pecados, esta en que la persona se convierta en parte del pueblo de Israel [abrazando la Ley de Moisés]; pues Israel no solamente es el Primogénito Hijo de Dios, sino que es también el único pueblo escogido. Como esta escrito: “YHVH ha dicho así: Israel es mi hijo, mi primogénito ”- Éxodo 4:22; “Solamente de tus padres se agradó YHVH para amarlos, y escogió su descendencia después de ellos, a vosotros [oh Israel], de entre todos los pueblos ”- Deut. 10:15.
Así que, el que quiera salvarse, tiene que hacerse parte de Israel. Y, el que rehúse honrar y confiar en Israel (un Pueblo que el Eterno ha identificado como su Hijo Primogénito, según Éxodo 4:22), se arriesga a incurrir en la ira de aquel que ordeno que honráramos a su Hijo. Como esta escrito: “Honrad al Hijo, para que [el Padre] no se enoje, y perezcáis en el camino; Pues se inflama de pronto su ira. Bienaventurados todos los que en él [en el Hijo] confían”- Salmo 2:12.





La Escritura Hebrea profetizaba que, la noble Fe Netsarita, habría de encarnar el espíritu del perverso Edom

La Escritura Hebrea tipifica a la fe Netsarita (Cristiana) en la figura del perverso Edom. ¿Por que? ¿Pues porque profetizaba que Edom habría de “vivir por la espada” (“Y por tu espada vivirás ”- Génesis 27:40); En otras palabras, Edom habría de obstinarse en “ganar la vida” por medio del derramamiento de sangre. Y esto ultimo es solo una alegoría del espíritu Netsarita, que se obstina en “ganarse la vida” [eterna] por medio del “derramamiento de sangre” [es decir, por la sangre que derramo el Nazareno].
¡Pero hay mas! Edom prefiguraba al Netsarita, en el sentido de que Edom no tenia respeto alguno por la palabra. Es decir, aunque Edom había dado a Jacob su palabra, jurando que le había vendido su primogenitura [a cambio de un plato de lentejas], cuando Jacob actuó en base a esa palabra [reclamando su primogenitura], Edom no tuvo respeto alguno de la palabra que había empeñado, sino que procedió a hacerse enemigo de Jacob, acusándole de ladrón. De modo similar, aunque Dios ha empeñado su palabra, dando a Jacob (Israel) la primogenitura (“Adonai ha dicho así: Israel es mi hijo, mi primogénito”- Éxodo 4:22), el Netsarita no muestra respeto alguno por la palabra, sino que procede a hacerse enemigo de Jacob (Israel), acusándole de robar la primogenitura que alegadamente pertenece al Nazareno (“El es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación. ”- Colosenses 1:15).
De igual modo, los Netsaritas insisten en afirmar que el Galileo murió por sus pecados, no mostrando así respeto alguno por la Palabra empeñada por Dios, que afirma que nadie puede morir por la maldad de otra persona: “sino que cada cual morirá por su propia maldad”- Jeremias 31:30





¿Quien es un Hijo de Israel?

"Hijo de Israel", es la persona que guarda los Diez mandamientos de la Ley Divina. ¿Y como sabemos que la persona guarda en efecto los mandamientos de la Ley Divina? Pues porque Adonai (el Creador) ha prometido hacerle “CABEZA” (en vez de “Cola”). Como esta escrito: “TE PONDRÁ ADONAI POR CABEZA, Y NO POR COLA; Y ESTARÁS ENCIMA solamente, y no estarás debajo, SI OBEDECIERES LOS MANDAMIENTOS DE ADONAI TU DIOS, que yo te ordeno hoy, para que los guardes y cumplas”- Deut. 28:13.
¿Y que significa ser “CABEZA”? Pues significa tener un cerebro [es decir, tenr una mente critica que genere ideas propias, y que nos permite “estar encima”, ejerciendo el liderato]. En cambio, el hombre que no sigue la Ley, solo puede ser “Cola” [es decir, esta condenado a carecer de una mente propia que le permita poder distinguir entre lo justo y lo injusto, entre lo bueno y o malo, y entre lo santo y lo profano].
Y, como la “Cola” tampoco tiene ojos, pues el hombre que es “Cola” esta condenado a “seguir ciegamente” [y sin cuestionamiento alguno] a alguien que sea en cambio Cabeza. Y todo esto explica la razón por la cual, a diferencia de la fe Hebrea [donde no se idolatran ciegamente las palabras ni la personalidad de Moisés], nuestros amados hermanos Cristianos se ven obligados a rendir culto a las personalidades de “Yeshua” (Jesús) y de “Shaul” (el apóstol Pablo), así como a seguir ciegamente (repitiendo sin cesar) todas las incoherencias y las contradicciones teológicas que, a estas dos grandes “Cabezas” [o “Lideres”] adscriben los nobles Escritos Nazarenos.





¿Cuando puedo hacerme un(a) creyente Hebreo(a)?

Aceptar la forma mas antigua de la fe Hebrea, consiste en reconocer (ante al menos dos testigos adultos) que, si bien Avraham, Moisés, Jesús, Muhammad, y todos los grandes profetas (la paz sea con todos ellos), son dignos de nuestra admiración y reconocimiento, en el ultimo análisis, el destino eterno de nuestras almas, no depende de la pleitesía (o veneración) que podamos rendir a ninguno de estos grandes mensajeros. Nuestro bienestar depende única y exclusivamente de que seamos lo suficiente humildes como para proceder al sincero arrepentimiento, confesando nuestra rebelión contra la Ley de הוה (Adonai Yah; El Señor Dios de Avraham, de Yitzhak, y de toda la casa de Yisrael), a fin de comenzar a vivir guiados por su Ley (los diez mandamientos), utilizando como guía para la correcta interpretación de estos, los ritos y las parábolas mostradas por Dios a Moisés en los cinco libros de la Torah. Como también lo entendió el Rey Salomón, cuando dijo: «El final de todo el discurso oído (el resumen de todo lo que se ha dicho acerca del Creador, de la vida, y de la fe), es este- “Teme a Dios, y guarda sus mandamientos, pues esto es el todo del hombre (es lo único realmente indispensable, el resto es solo comentario)”»- Eclesiastés 12:13. Y, como también lo interpreto el Rey David, cuando escribió el salmo que dice: «Apártate del mal, y haz el Bien, y vivirás para siempre»- Salmo 37:27.
Si, al momento presente, es para usted auto-evidente que lo anterior es el verdadero mensaje de Dios para su pueblo Israel (así como para toda la humanidad), y la verdad que trataron de formular todos los verdaderos profetas, entonces ya esta preparado para aceptar esta fe. Si, por el contrario, tiene dudas al respecto, y aun piensa que no se puede agradar a Dios sin primero aceptar la teología que acerca de Muhammad (paz sea con el) esboza el Quran (que Muhammad es el ultimo y mas grande profeta, y que el Quran es la ultima y mas grande revelación Divina); o sin creer la teología que acerca de Yeshua (Jesús, paz sea con el) esbozan los evangelios (que Yeshua es Dios encarnado, que vino a morir en la cruz para redimirnos con su sangre de un pecado original, para sustituir a “la Ley” con “la Gracia”, y para completar al “Viejo Testamento” con el “Nuevo Testamento”), entonces usted no esta aun preparado para convertirse en un creyente Hebreo. Cuando sienta que esta realmente preparado, haga la siguiente confesión de fe, ante al menos dos testigos adultos (escriba en un lugar seguro los nombres completos de sus testigos, así como la fecha y la dirección donde realizo la confesión):
«Oh יהוה (Adonai Yah), Señor Dios de Avraham, Confieso que No hay otro Dios, ni hay otro Salvador, tan grande como Tu; Confieso que no hay otro profeta tan grande como Moisés, ni hay otra Ley tan grande como Tus Diez Mandamientos. Confieso que no hay otra Escritura tan grande como Tu Torah, ni hay otro pueblo tan grande como Israel. Y confieso que no hay otra teología tan grande, verdadera, y justa, como la de "Medida por Medida" ("Siembra y Cosecha"): recompensar a cada uno con el mismo bien que, con sus obras, haya sembrado; y castigar a cada uno con el mismo mal que, con sus obras, haya sembrado (sin nunca haberse arrepentido). Gracias, porque me has perdonado, y me haz hecho en este día parte del Israel espiritual, prefigurado por la Nación Hebrea; el pueblo que heredara El Mundo que pronto ha de venir: “Shema Yisrael Adonai Eloheinu, Adonai Ejad. Baruj Shem Kevod Maljuto le olam va ed. Ve-ahavta lereaja kamoja, ani Adonai. [Escucha Israel, el Señor nuestro Dios, el Señor es uno (¡en todo el Universo, no hay nada ni nadie igual a nuestro Dios!). Bendita sea la gloria majestuosa de su reino, desde ahora, y para siempre. Y, amaras a tu prójimo, como a ti mismo, Yo el Señor Yah (lo ordeno)]”. Amen»
NOTA: Si quiere que su conversión sea completa, debe hacerse la circuncisión, aprender el alfabeto Hebreo, y familiarizarse con la cultura, las costumbres, y la historia del Pueblo de Israel.





«En la geografía Bíblica, Sodoma y Gomorra estaban localizadas en el punto mas bajo de la tierra de Canaán (es decir, en las inmediaciones del mar muerto). ¿Por que? Pues para enseñarnos que, tanto la Sodomía publica, como el libertinaje sexual, son el punto mas bajo al cual puede descender la conducta de un creyente [uno que, por así decirlo, ha desarrollado una moralidad que "esta cercana a la muerte"]. Es que, el hombre que da rienda suelta a sus pasiones (acercándose a la Sodomía), termina devorando su propia carne (cometiendo incesto), como ilustra la historia de Lot, y sus dos hijas»





«El problema con nuestra generación, es que nos hemos hecho tan "open minded", que hemos abierto nuestra mente a la basura [es decir, a conceptos que, en cualquier otra generación con un grado mínimo de inteligencia moral, habrían sido apropiamente tildados como “excremento ideológico”]. En otras palabras, nuestra generación se ha hecho "tan sabia", que ha perdido la capacidad de distinguir entre la sabiduría, y la necedad; entre lo derecho, y lo torcido; entre lo moral, y lo inmoral; entre los derechos humanos, y lo que la lleva derecho a la deshumanización. La abierta homosexualidad, es un excelente ejemplo de ello, pues se nos ha vendido como "un derecho humano"; un estilo alterno de vida que debemos defender sin cuestionamiento alguno. El problema con esto, es que nadie aparenta entender que, la abierta homosexualidad, es una conducta tan aberrada y deshumanizante, que si todos fuésemos puramente homosexuales, acabaríamos con la humanidad [¡pues nadie se reproduciría!]. Y, ¿puede haber algo mas deshumanizante que acabar con la humanidad? ¿Como puede nadie que este en su sano juicio, defender como “derecho humano”, una conducta cuyas ultimas consecuencias son la destrucción de los seres humanos? »




Jews calling the Homosexual lifestyle something Satanic?

Well, calling the homosexual lifestyle something Satanic it is indeed a very Jewish thing to do. You see, the Hebrew word for "Sodom" is "Sedom"; while the Hebrew word for "Demons" is "Shedim"... both words, sort of share a common etymological root; as if to imply that "Sodomy" is the work of "Demons" (or that homosexuality is the result of demonic possession). By the same token, Sedom was located in the lowest point of the Holy land (sort of hinting that Sodomy is typical of low life people). Finally, a Jewish Midrash teaches that he who dwells in the midst of Sedom (in other words, without putting any check on his sexual urges) will end up eating his own flesh; sort of like Lot, who ended up having sex with his own two daughters. Of course, if a person is gay, he would immediately blast the former ideas as backward ignorance. Why? Simply because we don't see things the way they are, but rather the way we are.





Homosexualidad, y matrimonios del mismo sexo- El Pecado imperdonable

La Ley de Dios, dice de la siguiente manera: «Y sirvieron a sus ídolos, Los cuales fueron causa de su ruina; Sacrificaron sus hijos y sus hijas a los Demonios» - Salmo 106:37. En el idioma Hebreo en que se escribió el Sagrado libro de los Salmos, la palabra Hebrea que el anterior verso traduce como “Demonios”, es “Shedim”. Y, la palabra Hebrea que ese mismo Libro traduce como “Sodoma” , es “Sedom”. Pero, como el Hebreo de los Salmos, no contenía vocales [ni signos de puntuacion], las dos palabras tenían la misma raíz etimológica. Así, el anterior pasaje, puede válidamente traducirse como que, la causa de “la Ruina” (la Perdición) del Pueblo de Dios, fue que “sacrificaron sus Hijos a Sodoma”; es decir, terminaron practicando la demoníaca idolatría moral en la cual la persona esta dispuesta a privar de la vida a aquellos que, de otro modo, habrian sido sus hijos e hijas (en otras palabras, terminaron practicando la abierta Sodomía, que no produce hijos ni hijas).
Y esta es la razón por la cual el Judaismo Universal enseña que, el pecado que no tiene perdón, es la promoción de los matrimonios del mismo sexo (y la homosexualidad que da lugar a tales matrimonios). Es que, la Justicia Divina dicta que, el "Padre" terrenal que, con su abierta Homosexualidad, priva a sus hijos de la Vida, merece a su vez que su "Padre" celestial le prive a el de la Vida [eterna] . ¡Que el Creador tenga misericordia de su Pueblo!





¿Donde muestra la Torah que, el creyente Hebreo, no puede ser abiertamente homosexual?

Alguien preguntó en una ocasión: Si la Homosexualidad es tan mala, ¿porque no la hizo Dios parte de los 10 dichos (mandamientos)? ¿Porque los mandamientos no dicen, “no robaras, no adulteraras, no cometerás actos de homosexualidad”? La respuesta es que, la Torah, presume que el hombre tiene un nivel básico de humanidad. Y, este nivel básico de humanidad, es el que distingue al hombre de los animales irracionales. Es precisamente el hombre que posee al menos este mínimo de humanidad, la persona que la Torah pretende refinar. Es que, quien ha descendido por debajo de este mínimo de humanidad, ha dejado de ser humano, y se ha convertido en una bestia. Las bestias no pueden creer en Dios, pues no tienen raciocinio; y, como tampoco saben de ética ni moral, pues andan alrededor desnudas; practicando el sexo abiertamente; defecando públicamente; y comiendo carne de cadáveres. Por eso, la Torah no se preocupa de prohibir explícitamente ninguna de esta conductas: el canibalismo, el defecar en publico, la abierta desnudez, o la homosexualidad. Es que la Torah asume que, quien aun posee un grado mínimo de humanidad, no necesita de una revelación Divina para entender que estas cosas son abominables, pues cualquier ser racional, sera capaz de percibir que, estas conductas, son propias de animales irracionales, y no de seres humanos (que se espera sean capaces de conquistar sus instintos animales).
La realidad es que, la conducta homosexual, siempre ha existido, ¡aun entre los Hebreos!; pero, si la persona tenia algún grado de humanidad, solía esconder su flaqueza, y la resolvía privadamente con Dios. Por ejemplo, podía darse el caso de dos varones israelitas que cayesen en el pecado de la homosexualidad. Pero, como ambos sabían que era una abominación, pecaban ocultamente, donde no hubiese testigos. Por eso la Ley Judía prohibía que alguien pudiese ser enjuiciado, si no había al menos dos testigos presenciales. Es decir, la Ley castigaba el pecado publico, no el privado. Los que pecaban en privado, tenían la oportunidad de arrepentirse, llevando una ofrenda ante el sacerdote, quien no preguntaría cual pecado pretendía expiar dicha ofrenda. Pero, quien pecaba públicamente, se removía a si mismo de este beneficio, y se exponía a la condena del Sanedrín, como para enseñar al pueblo que, quien pecaba en privado, seria juzgado en privado (Por Dios); pero quien pecaba públicamente, seria juzgado públicamente. Si Dios configuro de este modo su Ley, fue para enseñarnos el principio de “la siembra y la cosecha”; que el hombre cosecha el mismo bien o mal que ha sembrado.
El día en que la humanidad acepte como apropiado el que los seres humanos nos comportemos como bestias irracionales, Dios responderá con un singular milagro: permitiendo que el mundo animal (virus, bacterias, animales irracionales, el medio ambiente, etc) comience a comportarse como si fuese humano (es decir, insistirá en subyugarnos con una inteligencia y una voluntad que no podremos igualar). Es que, la Torah, intima que la Tierra tiene una forma de “conciencia”; ¡casi como si fuese un ser vivo! Y, cuando la Tierra (que solo puede sostener una cantidad fija de animales irracionales) percibe que los seres humanos nos hemos hecho semejantes a animales, su respuesta es expulsar a ese “excedente” de animales que habitan sobre ella. Como esta escrito: «NI CON NINGÚN ANIMAL TENDRÁS AYUNTAMIENTO AMANCILLÁNDOTE CON ÉL, NI MUJER ALGUNA SE PONDRÁ DELANTE DE ANIMAL PARA AYUNTARSE CON ÉL; ES PERVERSIÓN. En ninguna de estas cosas os amancillaréis; pues en todas estas cosas se han corrompido las naciones que yo echo de delante de vosotros, y la tierra fue contaminada; y yo visité su maldad sobre ella, Y LA TIERRA VOMITÓ SUS MORADORES. Guardad, pues, vosotros mis estatutos y mis ordenanzas, y NO HAGÁIS NINGUNA DE ESTAS ABOMINACIONES, ni el natural ni el extranjero que mora entre vosotros (porque todas estas abominaciones hicieron los hombres de aquella tierra que fueron antes de vosotros, y la tierra fue contaminada); NO SEA QUE LA TIERRA OS VOMITE POR HABERLA CONTAMINADO, COMO VOMITÓ A LA NACIÓN QUE LA HABITÓ ANTES DE VOSOTROS»- Levítico 28: 23-28. Note que el verso dice que fue la tierra misma quien vomito a sus moradores (cuya nauseabunda conducta “la Tierra” no pudo tolerar).
Quizás es por esto mismo que la Torah ordena también que, los seres humanos, demos “descanso” a la tierra (cada séptimo año, así como en el Jubileo); como intimando que, así como los seres vivos necesitan del descanso, de ese mismo modo la Tierra (que es un ser vivo) necesita también descanso. Como esta escrito: «Habla a los hijos de Israel y diles: Cuando hayáis entrado en la tierra que yo os doy, la tierra guardará reposo para יהוה . Seis años sembrarás tu tierra, y seis años podarás tu viña y recogerás sus frutos. Pero el séptimo año la tierra tendrá descanso, reposo para יהוה ; no sembrarás tu tierra, ni podarás tu viña» - Levítico 25:2-4.





«And there were also sodomites in the land: and they did according to all the abominations of the nations which the Lord cast out before the children of Israel»- 1 Kings 14:24

The LGBT (Cultural Marxist) elite has already taken ideological control of the both the Reformed, as well as the Conservative Jewish movements. Now, they want to “put the foot” on the door of the remaining movements, in order to erect a "beach head" from which they can wage an ideological war against the few pious Jews still remaining. Once they have subdued the last God fearing Jew, they would have paved the road for another holocaust, which will (God forbid) happen at the hands of Islam. But, in spite of this gloomy panorama, there's hope for salvation; as Ha Shem will make sure to spare the true Children of Israel. And who are these true children of Israel? Those who do things not like the gay-friendly Rabbis would pretend them to do, but rather as Ha Shem ordered them by means of His servant Moshe (Moses). As it is written: “And the children of Israel did according to all that יהוה commanded Moses, so did they”- B'midbar (Numbers) 1:54. Thus, the real issue, isn't whether your are [or not] a Jew; but whether you are [or not] a children of Israel. If you abhor the immoral behavior of the pagan nations, just as God showed Moshe, then you are a children of Israel (“And ye shall not walk in the manners of the nation, which I cast out before you: for they committed all these things, and therefore I abhorred them”- Leviticus 20:23). But, if you don't abhor immorality, then you are not really a children of Israel, but rather "a Greek pagan", passing as a Jew. The LGBT (Cultural Marxist) elite has already taken ideological control of the both the Reformed, as well as the Conservative Jewish movements. Now, they want to “put the foot” on the door of the remaining movements, in order to erect a "beach head" from which they can wage an ideological war against the few pious Jews still remaining. Once they have subdued the last God fearing Jew, they would have paved the road for another holocaust, which will (God forbid) happen at the hands of Islam. But, in spite of this gloomy panorama, there's hope for salvation; as Ha Shem will make sure to spare the true Children of Israel. And who are these true children of Israel? Those who do things not like the gay-friendly Rabbis would pretend them to do, but rather as Ha Shem ordered them by means of His servant Moshe (Moses). As it is written: “And the children of Israel did according to all that יהוה commanded Moses, so did they”- B'midbar (Numbers) 1:54. Thus, the real issue, isn't whether your are [or not] a Jew; but whether you are [or not] a children of Israel. If you abhor the immoral behavior of the pagan nations, just as God showed Moshe, then you are a children of Israel (“And ye shall not walk in the manners of the nation, which I cast out before you: for they committed all these things, and therefore I abhorred them”- Leviticus 20:23). But, if you don't abhor immorality, then you are not really a children of Israel, but rather "a Greek pagan", passing as a Jew.





Homosexualidad- El Infierno de Los Ateos

La abierta homosexualidad, es síntoma de un alma y una mente que han sido corrompidas por la suciedad moral que conlleva el orgullo y la soberbia. Es que, tanto la homosexualidad, como el ateísmo, son la manifestación de una arrogante y voluntaria desconexión de la realidad. Es decir, el hombre que, luego de observar la grandeza de la Naturaleza, procede a decir: "¡Esta Naturaleza no prueba en si misma que pertenezca a un Creador!" (proclamándose de este modo ateo), se desconecta a si mismo tanto de la realidad, que termina observando sus órganos masculinos, para tambien decir: "Estos órganos genitales no prueban en si mismos que pertenezcan a un hombre" (proclamándose de ese modo homosexual).
Así, el ateo que termina haciendose homosexual, es el mejor ejemplo del juicio Divino: un juicio donde se hace que cada hombre coseche el mismo bien o mal que haya sembrado.
En el caso que nos atañe, la justicia Divina permite que el homosexual construya su propio infierno; uno que escoge y defiende a brazo partido; uno donde permite voluntariamente que otros (al igual que harían demonios infernales) "coman" y "consuman" su carne. ¿Cuando saldrá el homosexual de ese infierno? Pues el día en que, arrepentido, eleve sus ojos al cielo, para decir: "¡Dios mio! ¡Perdona mi extravío! ¡Renuncio a mi vano orgullo! ¡Ven a mi vida, que te necesito!





Torah y Homosexualidad

«No haya ramera de entre las hijas de Israel, ni haya sodomita de entre los hijos de Israel. No traerás la paga de una ramera ni el precio de un perro a la casa de Yah tu Dios por ningún voto; porque abominación es a Yah tu Dios tanto lo uno como lo otro»(Deut. 23:17-18)

¿Por que compara la Escritura al perro [un animal impuro, según la Ley] con el hombre que practica la abierta homosexualidad? Pues porque, siendo dominado por sus bajos instintos, el perro actúa de forma impudente, pues no solamente "corre tras su trasero", sin o que tambien “se traga” lo que sale de “la cabeza” (es decir, el vomito). Y, de ese mismo modo, el homosexual actua de forma impudica, pues “se traga” lo que sale de “la cabeza” (es decir, el "vomito", o “fluido seminal” que sale de la “cabeza” del miembro viril de su amante homosexual).





Cuando sientas que tienes que “cruzar el Mar Rojo”, fija tu mirada en Moisés, pues él es el siervo ungido por Dios para llevarte a la otra orilla, y conducirte hasta la Tierra de Canaan

¿Te sientes perdido? ¿Te sientes inseguro? ¿Te sientes oprimido y esclavizado por tus limitaciones físicas, espirituales, emocionales, o intelectuales? ¿Sientes que tu vida es como un grande e interminable desierto, en el que divagas sin rumbo ni dirección? ¿Quieres servir a Dios, pero sientes que, tratar de hacerlo, es tan difícil como cruzar [a nado] el mar Rojo? ¡Pues te tenemos una buena nueva! Y, la buena nueva, es que la Ley prefigura tu condicion en aquellos esclavos Hebreos que se encontraban oprimidos y sin esperanza alguna bajo el yugo de Faraón. Pero la Escritura dice que, un día, llegó a sus vidas la esperanza, encarnada en un mensajero Divino llamado “Moshe” (Moisés). Y, una vez que los esclavos aceptaron seguir a este mensajero Divino, sus destinos quedaron sellados para siempre, pues Moisés les libró de su esclavitud, de su opresión, y de su desasosiego.
Es que, al igual que sucede contigo, aquellos Hebreos sentian que, confiar en Dios en medio de su temor y angustia ante el ejército de Faraón, era tan imposible como cruzar el mar rojo. Pero, en el momento en que decidieron permanecer firmes en su decisión de seguir la guianza de Moisés, sus destinos quedaron sellados para siempre; pues Moisés se encargó de que lograran lo que parecía ser humanamente imposible (¡cruzar el mar rojo!).
Al igual que sucede contigo, los Hebreos sintieron que terminarían siendo sobrecogidos por sus limitaciones humanas [es decir, por su necesidad de pan, de agua, y de protección tanto del calor como del frío del desierto]. Pero, el Creador, honró su compromiso con seguir a Moisés, dándoles codornices, dándoles pan del cielo, dándoles agua de la peña, dándoles la nube que les proveería sombra durante el día, y dándoles un fuego que les proveería calor [y luz] durante la noche.
Al igual que sucede contigo, los Hebreos estaban llenos de dudas; y, a la menor dificultad, estaban dispuestos a rendirse, para volver [voluntariamente] a la esclavitud. Pero, mientras insistiesen en seguir a Moisés, su destino estaría sellado para siempre, y nunca más volverían a ser esclavos, pues Moisés se encargaría de darles libertad, en vez de esclavitud.
Finalmente, al igual que sucede contigo, los Hebreos vagaron durante años en lo que parecía ser un grande e interminable desierto; pero, al final, todo aquel que permaneció firme en su compromiso de seguir y obedecer a Moisés, selló su destino, llegando a la Tierra prometida; una tierra que fluía leche y miel; un lugar de abundancia, donde ya no tendrían carestía ni necesidad de cosa alguna. Como esta escrito: “PORQUE יהוה TU DIOS TE INTRODUCE EN LA BUENA TIERRA, tierra de arroyos, de aguas, de fuentes y de manantiales, que brotan en vegas y montes; tierra de trigo y cebada, de vides, higueras y granados; tierra de olivos, de aceite y de miel; TIERRA EN LA CUAL NO COMERÁS EL PAN CON ESCASEZ, NI TE FALTARÁ NADA EN ELLA; tierra cuyas piedras son hierro, y de cuyos montes sacarás cobre. Y COMERÁS Y TE SACIARÁS, Y BENDECIRÁS A יהוה TU DIOS POR LA BUENA TIERRA QUE TE HABRÁ DADO”- Deuteronomio 8:7-10.
Note como, el anterior pasaje, promete que quienes lleguen a la Tierra prometida no comerán su pan con escasez, pues esta es una Tierra en la cual no hay falta ni necesidad de nada. Pero, ¿es esto literalmente cierto? ¿Acaso no dice la Escritura que, en repetidas ocasiones, hubo en esa tierra falta de alimentos, de modo que tanto Avraham, como Isaac y Jacob, tuvieron que abandonarla (Génesis 12:10, Génesis 26:1, & Génesis 42:5)?
¿Que significan estas cosas? ¿Acaso hay falsedad alguna en la Escritura? La respuesta es que, cuando el pasaje promete que no habrá falta de nada en la Tierra de Canaán, no habla en sentido literal, sino alegórico. Es decir, el “llegar a la tierra prometida”, que producirá nuestro compromiso con seguir a Moisés, es un prototipo de algo mucho más grande: la promesa de que, un día, habremos de salir del Egipto que es la presente esclavitud a nuestro “yetzer ha-ra” (nuestro impulso a hacer lo malo), así como a los defectos, los sufrimientos, y las limitaciones que implican existir en un cuerpo físico; para llegar en cambio a “una nueva tierra”; a un lugar que está tipifica en el Jardín del Edén (el paraíso celestial); es decir, llegar a un ámbito paradisiaco, donde experimentaremos un plano de existencia infinitamente superior al presente; a una naturaleza angélica y espiritual, donde nunca más experimentaremos la muerte, la injusticia, la crueldad, el orgullo, el rencor, la envidia, la guerra, ni el engaño; un lugar donde no existirán mas la mentira, el llanto, ni las luchas de poder; a un ambito donde ya no sufriremos de las limitaciones que implica el vivir en un cuerpo físico y mortal; debilidades lo son el hambre, la sed, la enfermedad, el cansancio, el aburrimiento, el desasosiego, la tristeza, la incertidumbre, la duda, y el temor.
Como esta escrito: “CIERTAMENTE CONSOLARÁ יהוה A SION... Y CAMBIARÁ SU DESIERTO EN PARAÍSO, Y SU SOLEDAD EN HUERTO DE יהוה; SE HALLARÁ EN ELLA ALEGRÍA Y GOZO, ALABANZA Y VOCES DE CANTO... PORQUE LOS CIELOS SERÁN DESHECHOS COMO HUMO, Y LA TIERRA SE ENVEJECERÁ COMO ROPA DE VESTIR, Y DE LA MISMA MANERA PERECERÁN SUS MORADORES; PERO MI SALVACIÓN [QUE TRASCIENDE EL PLANO FÍSICO] SERÁ PARA SIEMPRE, MI JUSTICIA NO PERECERÁ... NO TEMÁIS AFRENTA DE HOMBRE, NI DESMAYÉIS POR SUS ULTRAJES. PORQUE COMO A VESTIDURA LOS COMERÁ POLILLA, COMO A LANA LOS COMERÁ GUSANO; PERO MI JUSTICIA PERMANECERÁ PERPETUAMENTE, Y MI SALVACIÓN POR SIGLOS DE SIGLOS [MANIFESTANDOSE SOBRE AQUELLOS QUE YA NO TIENEN UN CUERPO FISICO QUE PUEDA SER COMIDO POR EL GUSANO, DE MODO QUE VIVEN POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS]... CIERTAMENTE VOLVERÁN LOS REDIMIDOS DE יהוה; VOLVERÁN A SION CANTANDO, Y GOZO PERPETUO HABRÁ SOBRE SUS CABEZAS; TENDRÁN GOZO Y ALEGRÍA, Y EL DOLOR Y EL GEMIDO HUIRÁN”- Isaías 51:3-11
Así que, cuando las circunstancias te hagan dudar de que seas capaz [o siquiera digno] de llegar a la Canaán celestial, sella tu destino, reafirmando tu compromiso con seguir a Moisés [viviendo guiado por lo escrito sobre las dos tablas de piedra]; y recuerda que, ya en el pasado, Moisés condujo exitosamente a 3 millones de Israelitas hasta la Tierra de Canaán. Y recuerda también que, la esclavitud física, emocional, y sicológica que durante siglos sufrieron aquellos creyentes, les convirtió en personas mucho mas licenciosas, mas pecadoras, mas rebeldes, mas obstinadas, mas tercas, y mas incrédulas, que lo que ninguno de nosotros podrá ser jamás. En otras palabras, si Moisés no tuvo dificultad alguna en conducir hasta las puertas de Canaán a aquellas 3 millones de vidas completamente rotas, marcadas, y traumatizadas, mucho menos tendrá problema alguno en llevarte también a ti.





La Torah (o “instrución Divina”) que ha de llevarte a la Canaán Celestial

1) Este mundo presente, es el Egipto al cual alude la Torah (la Ley de Dios)

2) El mundo que ha de venir (la vida eterna), es la Tierra de Canaán a la cual también alude la Torah.

3) La oposición a los mandamientos Divinos, es el Faraón (o “Ha Satán”) que gobierna al Egipto que es el presente mundo.

4) Cada ser humano, encarna al Israelita que necesita ser liberado de la opresión Egipcia, asi como de la esclavitud del Faraón.

5) Dios ha ungido a Moisés, para que sea el invencible libertador de Israel; el siervo de Dios que ha de vencer [a favor de cada Israelita] tanto al poder de Egipto, como al de Faraón.

6) A primera vista, seguir a Moisés (guardando lo escrito por él sobre las dos tablas de piedras) te parecerá ser tan imposible como vivir 40 años en el desierto de Sinaí; es decir, en un lugar donde no hay agua ni comida (símbolo de los vicios y placeres del mundo).

7) Pero, no importando cuan dura aparente ser la jornada en el desierto, si persistes en seguir a Moisés, aceptándole como tu guía y maestro, Dios no fallará en derrotar a todos tus enemigos; no fallará en proveerte el pan del cielo, que ha de saciar tu hambre; no fallará en darte el agua de la Peña, que ha de saciar tu sed; no fallará en proveerte la nube, que ha de darte sombra durante el calor del día; y no fallará en proveerte el fuego, que ha de alumbrar tus noches oscuras.

8) Si rehusas seguir a Moisés (como hicieron los 10 espías); si haces una imagen de Dios para adorarla (como hicieron los que construyeron el becerro de oro); si te entregas a la inmoralidad (como hicieron los israelitas en las llanuras de Moab); o si niegas la vigencia y legitimidad de la Ley de Moises, te sucederá lo mismo que sucedió a Coré, quien fue castigado a descender vivo al centro de la Tierra (es decir, a un lugar de fuego, de oscuridad, y de tormento).

9) En cambio, si te mantienes firme en seguir a Moisés (levantándondote para seguir la marcha, después de cada caida), este último no fallará en llevarte al monte Sinaí (símbolo del lugar donde mora la Gloria Divina), y llevarte hasta la entrada de la Tierra Prometida (prototipo de la Vida Eterna).

10) Hay cuatro tipos de personas que están obligadas a seguir a Moisés:
A) la multitud mixta de adultos, mencionada en Éxodo 12:38 (que representa a todas las naciones del mundo)
B) la multitud de adultos que vivieron en el pasado (representada por medio de los huesos de Jose, que seguian a Moises en el desierto, segun Exodo 13:19)
C) la multitud de adultos que viven en el presente (representada por los Israelitas mayores de 20 años, que seguian a Moises en el desierto, segun Numeros 26:4)
D) la multitud de adultos que habrán de vivir en el futuro (representada por medio de los niños Israelitas que, en su adultez, habrían de heredar la tierra de Canaán, segun Deuteronomio 1:39)

Y lo anterior significa que, todo hombre, esta obligado por Dios con seguir a Moises, sin importar su nacionalidad, y sin importar tampoco si vive antes, durante, o después del tiempo de Moisés. Es que, todo hombre, será juzgado en base a su grado de obediencia a lo ordenado en la Ley Eterna de Moisés [no robes, no mates, no mientas, no hurtes, no adulteres, no codicies lo ajeno, guarda el día Sábado, honra a tus padres, etc]; de modo que, mientras mayor haya sido su fidelidad a Moises, mayor será el grado de su recompensa. Como esta escrito: «El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus Mandamientos; porque esto es el todo del hombre. Porque Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala»- Eclesiastés 12:13-14; Y también dice en otro lugar:«Señor Dios de Israel, ¿quién habitará en tu Tabernáculo? ¿Quién morará en tu Monte Santo? El que anda en integridad, y hace justicia, Y habla verdad en su corazón. El que no calumnia con su lengua, Ni hace mal a su prójimo, Ni admite reproche alguno contra su vecino. Aquel a cuyos ojos el vil es menospreciado, Pero honra a los que temen al Dios de Israel. El que, aun jurando en daño suyo, no por eso cambia; Quien su dinero no dio a usura, Ni contra el inocente admitió cohecho. El que hace estas cosas, no resbalará jamás»- Salmo 15:1-5.





¿Que es el Pecado?

¿Que es pecado? Pecado, es tener el poder y la determinación para impedir que, nuestro potencial para hacer el mal, triunfe sobre nuestro potencial para hacer el bien, ¡pero aun así hacer lo malo! Y, este voluntario consentimiento para que el mal de nuestras vidas triunfe sobre el Bien de nuestras vidas, crea un vacío en nuestras almas; la poderosa e intolerable conciencia de sentir que en efecto estamos “desnudos” [es decir, separados y alejados de Dios]. ¿A que se debe esto? Pues a que estamos hechos a imagen y semejanza del Creador. ¿Y que es el Creador? Pues es el infinito que incluye dentro de si mismo todas las cosas, ¡tanto las buenas como las malas! Pero, esto último, no significa que el Creador sea "malo"; pues, la manifestación de su voluntad (es decir, “su presencia”) siempre hace que, al final de todo, el bien triunfe sobre el mal; que la vida triunfe sobre la muerte; que la misericordia triunfe sobre el Juicio; que la luz triunfe sobre las tinieblas; y que el orden triunfe sobre el desorden. Como esta escrito: "¿Quien sera aquel que diga que sucedió algo que el Señor no mando? ¿De la boca del Altísimo, no sale lo malo y lo bueno?"- Lamentaciones 3:37-38; "Porque Él es quien hace la herida, y Él la vendará; Él hiere, y sus manos curan"- Job 5:8; "Antes, si aflige, también se compadece según la multitud de sus misericordias; porque no aflige ni entristece voluntariamente a los hijos de los hombres"- Lamentaciones 3:32-33; "Y la Tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. Y dijo Dios: sea la Luz; y fue la Luz. Y vio Dios que la Luz era buena; y separo Dios la Luz de las tinieblas"- Génesis 1:2-4.
Así, cuando el hombre hace que, el bien que mora en su interior, venza al mal que mora en su interior, siente que se manifiesta en su vida "la presencia" del Creador [haciéndolo de este modo sentirse unido al orden Divino del Universo]. Pero, cuando deja que, el mal que mora en su interior, venza al bien que mora en su interior, y que su desobediencia venza a su obediencia, entonces se siente solo, y “desnudo”; pues siente que, su conexión con el orden Divino [es decir, con la manifestación de la presencia Divina], ha dejado de existir. Es que, en el idioma moral en el que nos habla la Escritura Hebrea, el pecado y la muerte, son una misma cosa: la lejanía de Dios que produce el tratar de oponernos a lo establecido por el Creador. ¿Y cual es la cura Divina para esta lejanía de Dios? Pues la conversión; es decir, la confesión que produce obediencia y restitución. Como esta escrito: “Mi pecado te declaré, y no encubrí mi iniquidad. Dije: Confesaré mis transgresiones a יהוה; Y tú perdonaste la maldad de mi pecado”- Salmo 32:5; «aquella persona confesará el pecado que cometió, y compensará enteramente el daño»- Números 5:7





¿Esta en lo correcto la teologia Cristiana, cuando afirma que nadie puede agradar a Dios tratando de cumplir la Ley? ¿Esperaba Dios que los Israelitas obedeciesen [literalmente] todos y cada uno de los mandamientos?

La noble teología Nazarena, postula con absoluta certeza y contundencia que, ningún hombre, puede agradar a Dios por medio de la obediencia a la Ley; pues [alegadamente], nadie puede cumplir con la exigencia Divina de obedecer todos y cada uno de sus mandamientos. Pero, la pregunta que debe hacerse todo creyente, es si tal idea es una verdad Divina, que surge de la mente de Dios; o si surge en cambio de la vana imaginación de los hombres.
A fin de encontrar la respuesta a nuestra pregunta, examinemos el siguiente pasaje de la Ley: “CUIDARAS DE PONER POR OBRA TODO MANDAMIENTO QUE YO OS ORDENO HOY, PARA QUE viváis, y seáis multiplicados, y ENTREIS Y POSEAIS LA TIERRA QUE יהוה PROMETIO CON JURAMENTO A VUESTROS PADRES... GUARDARAS PUES LOS MANDAMIENTOS DE יהוה TU DIOS, andando en sus caminos, y temiendole. POR QUE [HACIENDO ESTO] יהוה TU DIOS TE INTRODUCE EN LA BUENA TIERRA...”- Deut. 8:1, & Deut. 8:6-7.
Note como, en los dos anteriores pasajes, Dios advierte a Israel que, el pre-requisito para entrar [o “ser introducidos”] a la Tierra Santa, es guardar todo mandamiento ordenado por Dios [en la Ley]. Es decir, si Israel no guardaba TODOS los mandamientos de la Ley, nunca podría entrar a la Tierra prometida.
Siendo así las cosas, la pregunta lógica es la siguiente: ¿Que confirma la historia que sucedió? ¿Confirma que Israel entró en la Tierra de Canaán? ¿O que nunca entró en ella? ¿Confirma la historia que Israel poseyó la tierra de Canaán, que exterminó a pueblos enteros, y que tanto los reyes de Juda, como de Israel, gobernaron durante siglos la tierra de Canaán? ¿O confirma que los reyes de Israel nunca reinaron sobre ella?
Y, si la respuesta que a estas preguntas provee la historia, es en la afirmativa, entonces no nos queda otro remedio sino concluir que, si Dios introdujo a Israel en la Tierra prometida, tuvo que necesariamente deberse al hecho de que, el Creador, consideró que [como un colectivo de creyentes], Israel cumplió en efecto con TODOS los mandamientos Divinos [es decir, cumplió toda la Ley]. Y, esto ultimo, echa por tierra el reclamo Nazareno que alega que, el Creador, demandaba que cada Israelita cumpliese perfectamente todos y cada uno de los mandamientos de la Ley.





Moisés es el Arca designada por Dios para librar a los creyentes de la Final destrucción

¿Por que indica la Escritura que, el principio de la vida de Moisés, fue entrar en una pequeña arca (o “arquilla” de juncos), para flotar sobre las aguas, y ser milagrosamente salvado (Éxodo 2:3-6)? ¿Y por que dice la Escritura que, este niño que salió airoso de las aguas, terminó siendo el Salvador de todos los creyentes Hebreos (Éxodo 14:26)? ¿Y cual es la razón para que la Escritura reporte que, este niño, llego a vivir 120 años (Deuteronomio 34:7)? ¿Por que no vivió Moisés el mismo tiempo que vivieron los grandes patriarcas de Israel? ¿Por que no vivió los 175 años que vivió Abraham (Génesis 25:7)? ¿Por que no vivió los 147 años que vivió Jacob (Génesis 47:28)? ¿Por que no vivió los 110 años que vivió José (Génesis 50:22)?
La respuesta a las anteriores preguntas es que, la razón por la cual se enfatizan estos detalles, es que la Escritura intima que, el Mundo, seria destruido en dos ocasiones distintas: La primera vez, seria al comienzo de la historia humana (Genesis 6:13), y por medio de las aguas [del Diluvio]. Pero, la segunda, seria al final de la historia humana, y por medio de las ascuas del fuego Solar (“DESTRUIRÉ POR COMPLETO TODAS LAS COSAS DE SOBRE LA FAZ DE LA TIERRA, DICE יהוה. DESTRUIRÉ LOS HOMBRES Y LAS BESTIAS; DESTRUIRÉ LAS AVES DEL CIELO Y LOS PECES DEL MAR, Y CORTARÉ A LOS IMPÍOS; Y RAERÉ A LOS HOMBRES DE SOBRE LA FAZ DE LA TIERRA, dice יהוה”- Sofonías 1:2-3; “Y la luz de la luna será como la luz del Sol, y LA LUZ DEL SOL [SERÁ] SIETE VECES MAYOR, COMO LA LUZ DE SIETE DÍAS”- Isaías 30:26; “Hollaréis a LOS MALOS, los cuales SERÁN CENIZA BAJO LAS PLANTAS DE VUESTROS PIES, en el día en que yo actúe, ha dicho יהוה de los ejércitos”- Malaquías 4:3).
Y, así como la salvación de la primera destrucción, estaba en seguir al hombre que estuvo dentro del arca que flotaba sobre las aguas del Diluvio [Noé], de ese mismo modo, la salvación de la segunda destrucción, esta en seguir al hombre que estuvo dentro del arca que flotaba sobre las aguas del Nilo [Moisés]. No solamente eso, sino que, así como el salvador de la primera destrucción [Noé], dedicó 120 años de su vida llamando a los hombres a seguirle (“Mas serán sus dias 120 AÑOS”- Génesis 6:3); de ese mismo modo, el salvador de la segunda destrucción [Moisés], dedicó 120 años de su vida llamando a los hombres a seguirle (“Era Moises de CIENTO VEINTE AÑOS cuando murió”- Deuteronomio 34:7).
¿Y por que dice la Escritura que, la gloria de Dios, resplandecia sobre el rostro de Moisés (“Y al mirar los hijos de Israel el rostro de Moisés, veían que LA PIEL DE SU ROSTRO ERA RESPLANDECIENTE”- Exodo 34:35), del mismo modo que resplandecia sobre el Arca del Pacto desde donde Dios hablaba con Moises (“Y DE ALLÍ ME DECLARARÉ A TI [MOSTRANDO MI GLORIA], y hablaré contigo de sobre el propiciatorio, de entre los dos querubines que están SOBRE EL ARCA DEL TESTIMONIO”- Exodo 25:22)? Pues para mostrarnos que, así como el arca llevaba en su interior los diez mandamientos de la Ley Divina (“Y TOMÓ EL TESTIMONIO [LAS DOS PIEDRAS] Y LO PUSO DENTRO DEL ARCA”- Exodo 40:20), así mismo Moisés llevaba en su interior [es decir, dentro de su corazón] los 10 mandamientos de la Ley Divina. Y así como, llevar en su interior los mandamientos, hacia del arca algo sagrada e intocable (2 Samuel 6:6-7, & 1 Crónicas 15:15); de ese mismo modo, el hecho de que Moisés llevase en su interior [es decir, en su corazón] los mandamientos, también le hacia sagrado e intocable (“¿POR QUÉ, PUES, NO TUVISTEIS TEMOR DE HABLAR CONTRA MI SIERVO MOISÉS?”- Números 12:8). Y no solamente Moisés era sagrado e intocable, sino también todos aquellos que le siguen; es decir todos aquellos que, al igual que Moisés, llevan en su corazón los 10 mandamientos de la Ley Divina (“Porque has puesto a יהוה, que es mi esperanza, Al Altísimo por tu habitación, NO TE SOBREVENDRÁ MAL, NI PLAGA TOCARÁ TU MORADA”- Salmo 91:9-10; “Mas EL JUSTO ESTÁ CONFIADO COMO UN LEÓN”- Proverbios 28:1).
Es que, el que la Escritura muestre que, la salvación de la primera destrucción Mundial, estuvo en seguir al hombre responsable de edificar la primera arca diseñada por Dios [es decir, el arca construida por Noé], es una profecía que apunta al hecho de que, la salvación de la segunda destrucción Mundial, estaría en seguir al hombre responsable de edificar la segunda arca diseñada por Dios [es decir, el Arca sagrada construida por Moisés].
En resumen, Moisés es el hombre designado por Dios para salvar al Mundo de la destrucción final. Y, la manera en que lo salva, es haciendo que los hombres “entren” [o “se hagan parte”] del Arca sagrada; aquella arca que Moisés encarna en su propia vida. ¿Y que es “entrar” en el arca de Moisés [es decir, hacerse parte de ella]? Pues es “encarnar” las cosas que su contenido prefigura; es decir, las tres cosas que harán que el creyente este seguro del peligro; pues, al igual que el arca, le harán “intocable”.
Estas tres cosas, son las Tablas de Piedra, el Maná, y la vara de Aarón (Exodo 31:18, Exodo 25:21, Éxodo 16: 33, y Números 17:10). ¿Y que significan? Pues, el Maná, significa “la comida” del pueblo de Dios; las tablas, significan los 10 mandamientos de la Ley Divina; y, la vara de Aarón, significa dar buen fruto [pues la vara estaba inicialmente muerta, pero luego reverdeció, dando frutos]. Y esto a su vez intima que, el hombre no será parte del pueblo de Dios, ni estará seguro dentro del arca, mientras insista en abstenerse de hacer de lo escrito en las piedras [los 10 mandamientos], su alimento diario (“COME ESTE ROLLO [DE LA ESCRITURA], y ve y habla a la casa de Israel”- Ezequiel 3:1); y mientras su alma no reverdezca (“Mas LOS JUSTOS REVERDECERÁN COMO RAMAS”- Proverbios 11:28), dando el fruto que glorifica al Creador (“EL FRUTO DEL JUSTO, ES ÁRBOL DE VIDA”- Proverbios 11:30; “BIENAVENTURADO EL VARÓN QUE no anduvo en consejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores, Ni en silla de escarnecedores se ha sentado; Sino que EN LA LEY DE יהוה ESTÁ SU DELICIA, Y EN SU LEY MEDITA DE DÍA Y DE NOCHE. Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, QUE DA SU FRUTO EN SU TIEMPO...”- Salmo 1:1-3; “El hombre será saciado de bien; DEL FRUTO DE SU BOCA; Y le será pagado según LA [BUENA] OBRA DE SUS MANOS”- Proverbios 12:14).





El apóstol Pablo (paz sea con el) estaba equivocado, pues Dios tiene cuidado de los animales, la Ley no ha pasado, y Moisés es el Arca Sagrada que un día habrá de aparecer nuevamente entre los creyentes Hebreos

El apóstol Pablo (paz y bendición sean con el), era un hombre capacitado; un hombre noble, un hombre bueno, y un gran devoto de su fe; en fin, un líder fuerte, que anhelaba dejar una gran huella en la historia de la humanidad. Pero, desafortunadamente, cuando el creyente Hebreo estudia las epístolas del apóstol, descubre que, el limitado dominio que de la Ley poseía Pablo, no era cónsono con la grandeza de sus aspiraciones. Es decir, Pablo no solamente desconoce el profundo significado ético de la Ley; sino que, en adición, ignora la forma coherente y precisa en que se relacionan sus finos pequeños detalles.
Para ilustrar esta verdad, examinemos dos ejemplos: el primero de nuestros ejemplos, es el caso donde, tratando de justificar el que los apóstoles pudiesen obtener un beneficio económico de su ministerio, Pablo afirma que, “el obrero, es digno de su salario”; pues Dios no se preocupa de que hagamos bien a los animales. Como esta escrito: “Porque en la Ley de Moisés está escrito: NO PONDRÁS BOZAL AL BUEY QUE TRILLA. ¿TIENE DIOS CUIDADO DE LOS BUEYES, O LO DICE ENTERAMENTE POR NOSOTROS? PUES POR NOSOTROS SE ESCRIBIÓ; PORQUE CON ESPERANZA DEBE ARAR EL QUE ARA, Y EL QUE TRILLA, CON ESPERANZA DE RECIBIR DEL FRUTO”- 1 Corintios 9:10 & Deut. 25:4.
¿Por que es extraviada esta interpretación? Pues porque muestra un total desconocimiento de la tradición Judía, así como del espíritu mismo de la Ley [que no es otro sino que el hombre siembre el bien, y se aleje de todo tipo de maldad]. Es que, la tradición Judía, siempre condenó la crueldad contra lo animales. De hecho, el verso en Deut. 12:23 (“y no comerás la vida juntamente con su carne”), siempre se tomó como una prohibición de participar de la crueldad que implica comer una extremidad que halla sido extraída de un animal que aun estuviese con vida.
Es que, la Ley, no solamente muestra que Dios desea que hagamos bien a los bueyes, ¡sino hasta a los pájaros! Por ejemplo, el trato con los pájaros es tan importante, que el Creador ha prometido el bien, así como una larga vida (¿vida eterna?) a quienes muestren misericordia hacia la mamá pájaro. Como esta escrito: “CUANDO ENCUENTRES por el camino ALGÚN NIDO DE AVE en cualquier árbol, o sobre la tierra, con pollos o huevos, Y LA MADRE ECHADA SOBRE LOS POLLOS o sobre los huevos, NO TOMARÁS LA MADRE CON LOS HIJOS. DEJARÁS IR A LA MADRE, y tomarás los pollos para ti, PARA QUE TE VAYA BIEN, Y PROLONGUES TUS DÍAS. - Deut. 22:6-7.
Note que, la recompensa prometida a quienes muestran misericordia hacia la mama pájaro, es esencialmente la misma que se promete a quienes honran al padre y a la madre. Como esta escrito- “HONRA A TU PADRE Y A TU MADRE, como יהוה tu Dios te ha mandado, PARA QUE SEAN PROLONGADOS TUS DÍAS, Y PARA QUE TE VAYA BIEN”- Deut. 5:16 [y esto, hace perfecto sentido, pues la mama pájaro es madre de sus polluelos, y debe por tanto ser honrada].
Pablo no solamente es incapaz de percibir la verdad ética encarnada el mandamiento que prohíbe poner bozal al buey que trilla, sino que ni siquiera entiende su interpretación literal. ¿Por que? Pues porque, interpretar el referido verso de la Ley como haciendo referencia al salario de un obrero, es hacer una interpretación arbitraria y caprichosa. Es que, como dice un sabio refrán “un texto fuera de su contexto, es un pretexto”; y, en el anterior pasaje, Pablo ignora voluntariamente que, el contexto de Deut. 25:4, nada tiene que ver con la remuneración del obrero. De hecho, el tema de los versos que anteceden al pasaje, es el castigo humillante de quien viola la Ley (“SE PODRÁ DAR CUARENTA AZOTES, NO MÁS; no sea que, si lo hirieren con muchos azotes más que éstos, se sienta tu hermano envilecido delante de tus ojos”- Deut. 25:3); y, el tema de los versos posteriores al pasaje, es la mujer que ha perdido su marido, y cuyo cuñado debe desposar (“Cuando hermanos habitaren juntos, y muriere alguno de ellos, y no tuviere hijo, LA MUJER DEL MUERTO NO SE CASARÁ FUERA CON HOMBRE EXTRAÑO; SU CUÑADO SE LLEGARÁ A ELLA, Y LA TOMARÁ POR SU MUJER, y hará con ella parentesco”- Deut. 25:5).
¿Que significa entonces el pasaje en Deut. 25:4? Pues, para entender su significado, debemos primero recordar que, la Ley, utilizaba la alegoría de “la vaca que ara (o trabaja)”, para hacer referencia al trato entre el hombre, y la mujer casada. Como esta escrito: “Al séptimo día dijeron a LA MUJER DE SANSÓN: INDUCE A TU MARIDO A QUE NOS DECLARE ESTE ENIGMA, para que no te quememos a ti y a la casa de tu padre... Y ELLA LLORÓ EN PRESENCIA DE ÉL los siete días que ellos tuvieron banquete; MAS AL SÉPTIMO DÍA ÉL SE LO DECLARÓ, porque le presionaba; Y ELLA LO DECLARÓ A LOS HIJOS DE SU PUEBLO... Y él les respondió: SI NO ARASEIS CON MI NOVILLA, NUNCA HUBIERAIS DESCUBIERTO MI ENIGMA”- Jueces 14:15&17.
Así, el verso en Deut. 25:4, en realidad hace referencia al trato con la mujer casada; y, el contexto del verso, alude al hecho de que, cuando la mujer queda viuda, el hermano del difunto debe evitar que, la viudez de su cuñada, se convierta en un “bozal” que le impida a esta ultima satisfacer su necesidad de trato, mantenimiento, e intimidad. ¿Y como le ordena la Ley hacerlo? ¡Pues casándose con ella! Y, si el cuñado decide violar la Ley (rehusando casarse con la viuda), debe entonces recibir un castigo humillante; como continua diciendo el pasaje- “Y SI EL HOMBRE NO QUISIERE TOMAR A SU CUÑADA, irá entonces su cuñada a la puerta, a los ancianos, y dirá: Mi cuñado no quiere suscitar nombre en Israel a su hermano; no quiere emparentar conmigo... Y SI ÉL SE LEVANTARE Y DIJERE: NO QUIERO TOMARLA, SE ACERCARÁ ENTONCES SU CUÑADA A ÉL DELANTE DE LOS ANCIANOS, Y LE QUITARÁ EL CALZADO DEL PIE, Y LE ESCUPIRÁ EN EL ROSTRO...”- Deut. 25:7-9).
El segundo [y ultimo] ejemplo, es el caso donde Pablo afirma que, si Moisés cubría su [brillante] rostro con un velo, era porque no deseaba que Israel pusiera su mirada en la Ley; pues, siendo un ministerio de muerte, esta ultima era temporera, ya que estaba destinada a ser sustituida por algo mas glorioso: “la Gracia”. Como esta escrito: “Y si EL MINISTERIO DE MUERTE GRABADO CON LETRAS EN PIEDRAS FUE CON GLORIA, tanto que los hijos de Israel no pudieron fijar la vista en el rostro de Moisés a causa de la gloria de su rostro, la cual había de perecer, ¿CÓMO NO SERÁ MÁS BIEN CON GLORIA EL MINISTERIO DEL ESPÍRITU? Porque, si el ministerio de condenación fue con gloria, mucho más abundará en gloria el ministerio de justificación. PORQUE AUN LO QUE FUE GLORIOSO, NO ES GLORIOSO EN ESTE RESPECTO, EN COMPARACIÓN CON LA GLORIA MÁS EMINENTE. Porque SI LO QUE PERECE TUVO GLORIA, MUCHO MÁS GLORIOSO SERÁ LO QUE PERMANECE.... Y NO COMO MOISÉS, QUE PONÍA UN VELO SOBRE SU ROSTRO, PARA QUE LOS HIJOS DE ISRAEL NO FIJARAN LA VISTA EN EL FIN DE AQUELLO QUE HABÍA DE SER ABOLIDO”- 2 Corintios 3:7-13 & Éxodo 34:34-35.
¿Por que es tan errada esta interpretación? De nuevo, pues porque expone el pobre conocimiento que de la Ley tenia el apóstol Pablo. Es que, alegar que Moisés no quería que Israel pusiese su mirada en la Ley, es simplemente ignorar lo que dice la Ley, pues Moisés dijo claramente a los Israelitas que, obedecer la Ley, era tan importante, que sus vidas dependerían de ello (“y les dijo [Moisés]: APLICAD VUESTRO CORAZÓN A TODAS LAS PALABRAS QUE YO OS TESTIFICO hoy, para que las mandéis a vuestros hijos, A FIN DE QUE CUIDEN DE CUMPLIR TODAS LAS PALABRAS DE ESTA LEY. PORQUE NO OS ES COSA VANA; ES VUESTRA VIDA, y por medio de esta ley haréis prolongar vuestros días sobre la tierra adonde vais, pasando el Jordán, para tomar posesión de ella”- Deut. 32:46-47).
De hecho, poner la mirada en los mandamientos la Ley, era tan importante, que Moisés ordenó a los Israelitas ponerlos en el corazón, meditar en ellos día y noche, atarlos sobre las manos, escribirlos en los postes de las casas, escribirlos en [los dinteles de] las puertas, y ponerlos entre sus ojos. Como esta escrito: “Y ESTAS PALABRAS QUE YO TE MANDO HOY, ESTARÁN SOBRE TU CORAZÓN; Y LAS REPETIRÁS A TUS HIJOS, Y HABLARÁS DE ELLAS ESTANDO EN TU CASA, Y ANDANDO POR EL CAMINO, Y AL ACOSTARTE, Y CUANDO TE LEVANTES. Y LAS ATARÁS COMO UNA SEÑAL EN TU MANO, Y ESTARÁN COMO FRONTALES ENTRE TUS OJOS; Y LAS ESCRIBIRÁS EN LOS POSTES DE TU CASA, Y EN TUS PUERTAS... POR TANTO, PONDRÉIS ESTAS MIS PALABRAS EN VUESTRO CORAZÓN Y EN VUESTRA ALMA, Y LAS ATARÉIS COMO SEÑAL EN VUESTRA MANO, Y SERÁN POR FRONTALES ENTRE VUESTROS OJOS. Y LAS ENSEÑARÉIS A VUESTROS HIJOS, HABLANDO DE ELLAS CUANDO TE SIENTES EN TU CASA, CUANDO ANDES POR EL CAMINO, CUANDO TE ACUESTES, Y CUANDO TE LEVANTES, Y LAS ESCRIBIRÁS EN LOS POSTES DE TU CASA, Y EN TUS PUERTAS; PARA QUE SEAN VUESTROS DÍAS, Y LOS DÍAS DE VUESTROS HIJOS, TAN NUMEROSOS SOBRE LA TIERRA QUE יהוה JURÓ A VUESTROS PADRES QUE LES HABÍA DE DAR, COMO LOS DÍAS DE LOS CIELOS SOBRE LA TIERRA”- DEUT. 6:6-9 & DEUT. 11:18-21.
¿Que intentaba entonces enseñarnos Moisés, cuando cubría con un velo la gloria que brillaba sobre su rostro? Pues, para entenderlo, debemos primero hacernos unas cuantas preguntas: 1) ¿Que otra cosa era cubierta con un velo, de modo que nadie pudiese verla 2) ¿Que otra cosa era como Moisés, que llevaba en su interior los mandamientos Divinos? 3) ¿Sobre que otra cosa brillaba la gloria Divina, tal y como lo hacia rostro de Moisés? 4) ¿Que otra cosa [que también reflejaba la gloria divina], hizo Dios desparecer, tal y como hizo desaparecer a Moisés?
La contestación a las anteriores preguntas, es “EL ARCA SAGRADA”. Es decir, así como el rostro de Moisés era cubierto con un velo, de ese mismo modo el arca era cubierta con un velo [el velo que separaba al lugar santo, del lugar Santísimo]; Así como Moisés llevaba en su interior los mandamientos Divinos [pues los escribió con sus propios dedos, según Éxodo 34:27], de ese mismo modo el arca llevaba en su interior los mandamientos Divinos; Así como la gloria de Dios brillaba sobre el rostro de Moisés, de ese mismo modo la gloria de Dios brillaba sobre el arca; Así como Dios hizo que el arca despareciera de en medio de Israel [en tiempos del rey Josías], de ese mismo modo hizo Dios que Moisés despareciera de en medio de Israel; Y, así como Dios hará que el arca vuelva a aparecer en medio de los Israelitas [a fin de que sea puesta en el lugar que le corresponde en el futuro Templo de Jerusalén], de ese mismo modo Moisés volverá a aparecer entre los Israelitas [a fin de santificar el futuro Templo de Jerusalén].





El creyente Hebreo no puede creer en Yeshua, pues la Escritura le ha ordenado desechar la mentira, la conjetura, y la especulación

La Escritura Hebrea, ordena al creyente decir y afirmar solamente aquello que es verdad, desechando todo lo que sea el producto de la falsedad, de la incertidumbre, o de la conjetura. Como esta escrito:
1) “EL JUSTO, ABORRECE LA PALABRA DE MENTIRA” (Proverbios 13:5)
2) “COMPRA LA VERDAD, Y NO LA VENDAS”- Proverbios 23:23
3) “EL HOMBRE DE VERDAD, TENDRÁ MUCHAS BENDICIONES”- Proverbios 28:20
4) “ABRID LAS PUERTAS, Y ENTRARÁ LA GENTE JUSTA, GUARDADORA DE VERDADES”- Isaías 26:2
5) «DE PALABRA DE MENTIRA TE ALEJARÁS... Porque todos sus caminos son rectitud; DIOS DE VERDAD, Y SIN NINGUNA INIQUIDAD EN ÉL ... Estas [pues] son las cosas que habéis de hacer: HABLAD VERDAD CADA CUAL CON SU PRÓJIMO; [Y] JUZGAD SEGÚN LA VERDAD…»- Éxodo 23:7; Deuteronomio 32:4; & Zacarías 8:16

Y es por esto que, el creyente Hebreo, no puede aceptar los grandes reclamos que, acerca de Yeshua (Jesús de Nazaret), postula la noble religión Nazarena (es decir, el Cristianismo); Reclamos como alegar que, el propósito de toda la Escritura Hebrea, es dar testimonio de Yeshua; que Yeshua seria la encarnación del Creador; que Yeshua seria el Mesías, que habría de Salvar y redimir al Mundo; que Yeshua seria el Sumo sacerdote, que derramaría su sangre en expiación por el pecado del Mundo; que Yeshua seria la verdad, y la vida; Que Yeshua seria el único camino al Padre; que Yeshua seria nuestro cordero Pascual; que Yeshua seria la Peña de Horeb, que esta brotando agua de Vida; que Yeshua seria aquella arca de Noé, que trajo salvación al mundo; y que Yeshua clavaría la Ley en la cruz, derribando así “la barrera de separación” que existía entre Judíos y gentiles.
¿Por que no puede el creyente Hebreo aceptar ninguna de estas cosas? Pues porque, ninguna de ellas, es el producto de la clara e incuestionable verdad revelada por Dios en la Escritura Hebrea, sino que son en cambio “la añadidura” que surge de la vana conjetura, así como de la conveniente y acomodaticia especulación.
Es que, la Escritura Hebrea, no dice nada que sea incuestionablemente cierto acerca de Yeshua ha Notseri (Jesús de Nazaret, paz y bendición sean con él). Y, la razón para ello, es que el nombre “Yeshua ha Notseri” (Jesús de Nazaret) no aparece siquiera una sola vez en toda la Escritura hebrea. De hecho, alegar que la Escritura Hebrea profetizaba que Yeshua ha Notseri (paz sea con el) seria el futuro Mesías, es un poco como alegar que, la Escritura Hebrea, profetizaba que, Muhammad (paz sea con el), seria el futuro profeta que habría de venir. Es que, alegar esto último, es tratar de vender como “clara verdad”, algo que cae en el ámbito de la conjetura y la especulación. ¿Por que? Pues porque, el mismo problema que tenemos con el nombre de “Yeshua ha Notseri”, lo tenemos también con el nombre de “Muhammad”: Es decir, aunque muchas de sus enseñanzas son lo suficientemente grandes y ennoblecedoras como para convertirse en un camino perfectamente valido para llegar a Dios, la realidad objetiva es que, nadie en la Biblia Hebrea, fue jamas llamado con el nombre del profeta Muhammad.
Claro, la respuesta que la anterior linea de razonamiento dan nuestros hermanos Nazarenos, es que, a pesar de que la Escritura Hebra falla en mencionar explícitamente el nombre “Jesús de Nazaret”, los Evangelio confirman que Jesús en efecto cumplió con las profecías que revelarían la identidad del Mesías (el Hijo de Dios). Pero, esto último, es caer en el mismo error. Es decir, tratar nuevamente de pasar como “verdad segura”, lo que en realidad es mera conjetura y especulación.
¿Por que? Pues porque, los evangelios, no fueron escritos personalmente por Yeshua, sino que fueron en cambio escritos por sus mas fieles y fanáticos seguidores, varias décadas luego de haber ocurrido las cosas que en ellos se alega. De hecho, algunos de los autores evangélicos, ni siquiera conocieron personalmente a Yeshua, de modo que no tenían modo de saber si, la información que recibían de segundas y terceras personas, era realmente cierta.
Es que, al escribir los Evangelios, sus autores no tuvieron como norte el ser rigurosamente precisos en relatar la verdad de los hechos históricos. ¿Por que? Pues porque, siendo fanáticos y seguidores de Yeshua, la finalidad de sus escritos no era reportar la verdad imparcial y objetiva, sino ensalzar la figura de su líder y salvador. Es decir, los autores evangélicos, hicieron de sus escritos una eficaz herramienta de proselitismo religioso, a fin de hacer nuevos adeptos para la fe en su Maestro. Y, esta ultima verdad, es tan contundente e incuestionable, que el Evangelio ni siquiera intenta esconderla, sino que la confiesa abiertamente, cuando dice: “Hizo además Yeshua muchas otras señales en presencia de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro. Pero ÉSTAS [COSAS] SE HAN ESCRITO PARA QUE CREÁIS QUE YESHUA ES EL CRISTO, EL HIJO DE DIOS...”- Juan 20:30-31





La salvacion Nazarena, es como el capitan que se arroja a la mar, a fin de rescatar a su naufrago pasajero

El mensaje Nazareno, es como una rapida lancha, conducida por un diestro capitan que lleva a su pasajero por el embravecido mar que les separa de una remota y paradisiaca isla. De repente, el pasajero cae a la mar. Luego de unos minutos, cuando el capitan nota finalmente la ausencia de su pasajero, deja que la lancha siga su marcha, y se lanza al agua para rescatarlo. Entonces, cuando ha nadado hasta alcanzar al naufrago, este ultimo le pregunta, ¿que hace usted aquí? A lo que el noble y valiente capitan responde, “¡he venido para salvarte!”; “Le agradezco su noble y bondadoso gesto; ¡pero la salvacion de ambos estaba en permanecer en la lancha! Ahora que la ha abandonado, tanto usted como yo necesitamos ser salvados”.
La anterior ilustracion, muestra lo que sucede con el alegato cristiano de que, Yeshua (paz sea con el), vino a salvar al hombre de morir “ahogado” en su pecado. Es que, aunque es un gesto noble y bondadoso, en realidad es redundante; pues la Ley de Dios es la unica “lancha” [o “arca”] por medio de la que el creyente puede llegar al Paraiso Divino. Y, comenzando con Moises, y pasando por todos los profetas de Israel, cada uno de ellos fue un “capitan” de esa barca. Del mismo modo, cuando “un capitan” abandonaba la barca, ya no podia salvar a nadie, sino que necesita ser en si mismo salvado.
¿Y que es abandonar la barca? Pues simplemente es abandonar lo revelado por el Creador; para establecer en cambio nuestro vano y caprichoso criterio; es decir que Dios se hizo un hombre, a pesar de que la Ley enseña que Dios no es un hombre; es decir que un hombre puede morir por el pecado de otro hombre, a pesar de que la Ley dice lo contrario; es decir que se puede ser el Sumo sacerdote de Israel, sin ni siquiera ser descendiente la tribu de Levi; y es decir que, la Ley es muerte y maldicion, cuando en realidad es vida y bendicion.
Y es por todo esto que, aunque el sacrificio vicario que promulga la fe Nazarena, es una idea hermosa y ennoblecedora, la salvacion que produce es tan confiable y efectiva como la del capitan que, dejando en marcha su lancha, se arroja al mar, a fin de salvar a su naufrago pasajero.





La Escritura muestra que, el dios de los Nazarenos, es moralmente inferior al Dios de los Hebreos

Consideremos el siguiente caso: Un primer hombre decide darnos caridad “desde la distancia”; y, a fin de mantener su anonimato, este último procede a enviarnos uno de sus siervos, a quien ha encargado la tarea de dispensar tal caridad. De este modo, el generoso donante se abstiene de “dar la cara”, de revelar su identidad personal, y de recibir gloria ni reconocimiento alguno por el bien que ha dispensado desinteresadamente.
En cambio, un segundo hombre, decide venir en persona a dispensar la misma caridad, haciéndolo públicamente, tomando crédito por ello, y demandando la gloria, la honra, y el reconocimiento de los recipientes.
¿Cual de estos hombres es moralmente superior? ¿No es meridianamente claro que, el que da limosna en secreto, es mayor que el que lo hace “sonando la trompeta”? ¿No enseñan esto mismo los escritos Nazarenos, cuando citan al Galileo diciendo: “CUANDO, PUES, DES LIMOSNA, NO HAGAS TOCAR TROMPETA DELANTE DE TI, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, PARA SER ALABADOS POR LOS HOMBRES; de cierto os digo que ya tienen su recompensa”- Mateo 6:2? Pero, si en el anterior pasaje, el Galileo critica el que los Judíos demandaran honra y reconocimiento por la caridad que dispensaban, ¿Por que hizo luego Jesús lo mismo? ¿No alega la fe Nazarena que Yeshua (Jesús) era el Dios que vino en persona a hacernos la mayor de todas las caridades [es decir, regalarnos la salvación de nuestras almas], y que pidió en cambio ser honrado y reconocido? Como esta escrito: “PARA QUE TODOS HONREN AL HIJO como honran al Padre. EL QUE NO HONRA AL HIJO, NO HONRA AL PADRE que le envió”- Juan 5:23; “Y DE JESUCRISTO el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y EL SOBERANO DE LOS REYES DE LA TIERRA. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre, y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre; A ÉL SEA GLORIA E IMPERIO POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS”- Apocalipsis 1:5-6.
Así, vemos que el “Nuevo Testamento” pone al Dios de los Nazarenos (Yeshua) actuando de forma hipócrita, pues le adscribe haber criticado en los Judíos un defecto moral del cual mas tarde el mismo habría de padecer.
En cambio יהוה [el Dios de Israel, bendito sea] es moralmente superior al dios de los Nazarenos; pues hasta la conducta de sus profetas era mas ennoblecedora que la del Nazareno. Y un ejemplo de esto lo es el profeta Eliseo, quien [por medio de un mensajero] trajo sanidad al gentil Naamán, para luego rehusar recibir reconocimiento ni recompensa alguna por el bien dispensado. Como esta escrito: “Y vino Naamán con sus caballos y con su carro, y se paró a las puertas de la casa de Eliseo. ENTONCES ELISEO LE ENVIÓ [ANONIMAMENTE] UN MENSAJERO, DICIENDO: VE Y LÁVATE SIETE VECES EN EL JORDÁN, Y TU CARNE SE TE RESTAURARÁ, Y SERÁS LIMPIO... Y VOLVIÓ AL VARÓN DE DIOS, él y toda su compañía, y se puso delante de él, Y DIJO: He aquí ahora conozco que no hay Dios en toda la tierra, sino en Israel. TE RUEGO QUE RECIBAS ALGÚN PRESENTE DE TU SIERVO. MAS ÉL DIJO: VIVE יהוה, EN CUYA PRESENCIA ESTOY, QUE NO LO ACEPTARÉ. Y LE INSTABA QUE ACEPTARA ALGUNA COSA, PERO ÉL NO QUISO”- 2 Reyes 5:9-10, & 15-16.





What's wrong with asking- "does the creator exists?"

For Hebrew people, God's existence is out of questioning, and any philosophical argument trying to deny God's reality goes down the drain, when faced with the no-nonsense approach used by ancient Israelis. When faced with circumstances that tended to tempt them to question God's existence, they would confront these circumstances with the undeniable facts of what [for them] was "recent national history": "If there’s no God, who brought us out of Egyptian bondage?" (Judges 6:13). In other words, Hebrews wouldn't let their transient doubts and feelings make them depart from their rock solid foundation: God's public revelation to the whole nation of Israel.
But not everybody shares this same trust for Israel’s National History. How can the non-Jew cope with the constant questioning of the atheist, who claims that God doesn't exist? Well, one way to cope with it, might be the following: If existence is defined as being under the constrains of time/space, we would have to ask ourselves the following question: How can the God who is presumed to have created time/space be within the constrains of the same time/space He himself created? Wasn't He "outside" time/space to begin with?
In fact, expecting the Creator to exist within time/space (His own creation) would be like expecting the desk clock manufacturer to exist within the desk clock he has just manufactured (total nonsense, for any sane person). Thus, if we start our line of reasoning with the assumption that everything there is in our universe (including time/space) is the product of an external Creator, then our logic forces us to conclude that this Creator must be "outside" time/space [and thus be "non existing", at least from our time/space frame of reference].
Therefore, asking if God exist (within our time/space realm), is like asking if a stone is either wise, or stupid; the question simply doesn't apply to the stone, as it doesn't have a brain to use in either a wise or a stupid fashion.
The same logic applies to the person who asks: Who created the Creator? You see, "cause, and effect", "action, and reaction", and "Creator, and creation", are time/space constrains. Those, like ourselves, who are constrained by time/space, are unavoidably subject to these limitations, but they might not apply (or even "exist") for anything lying "outside time/space". In fact, for all that we know, "cause and effect", "action, and reaction", "Creator, and creation" constrains might be reversed in such realm! In practical terms, this means that the God we have assumed to be “outside time/space constrains”, might be the only creation (effect) that didn't need a Creator (cause). Or it could also means that God is the "effect" (creation) that gave rise to it's cause (Creator). The latter means that, being outside the constrains of time/space [and therefore not subject to the “cause and effect” effect], the Creator could have created Himself!
Therefore, if there’s indeed a Creator of all things, asking who created the Creator is a redundant question; sort of like asking how much time elapsed before the beginning of time.
Most atheist will answer to the foregoing line of reasoning by saying that we have assumed there is a Creator, when there's no evidence to believe so. What's the problem with this reply? The problem is that "Absence of evidence, is not evidence of Absence". In other words, had Plato proposed (2,500 years ago) that time could be dilated, the scientific community of his day would have also argued that there was no evidence to believe so. The simple truth was that their understanding of the Universe wasn't broad enough to detect the existence of such evidence. It would take them thousands of years to develop the required science, and sensors.
Same happens in our own day with concepts like God, and even the human soul. Scientists might argue that there's no proof for their existence; But it may also be that they simply don't know enough about our Universe, nor have yet developed the science and sensors required to detect the existence of such evidence. But, how will our scientist ever develop the required science, if they aren't humble enough to acknowledge the limited knowledge they have of the Universe? Woe is him who has no questions! [pretending to have all the answers], He is the most ignorant of all men, as he closes himself to the possibility of adding to his knowledge.





La Verdad de la Torah (la Ley de Dios), es como la buena medicina; aunque al principio, el mundo la encuentra dura y amarga, al final, trae salud para su alma

Para los seguidores del Nazareno (paz sea con él), asi como para el resto del mundo gentil, la verdad de la Torah es algo así como una buena medicina: una que, al principio, no solamente es dura y amarga, sino difícil de tragar; Pero, esta medicina Divina, será la que finalmente habrá de darles salud de la depresión, de la turbación de espíritu, y de la confusión mental que en su alma han causado los años ha invertidos en la adicción emocional que implica la idolatría de “la sangre” del Nazareno.
Es que, es precisamente esta devastacion psiquica y espiritual, lo que el Creador deseaba evitar a su Pueblo, cuando le ordeno que, bajo ninguna forma, debía consumir sangre. Como esta escrito: «CUALQUIERA PERSONA QUE COMIERE DE ALGUNA SANGRE, LA TAL PERSONA SERÁ CORTADA DE ENTRE SU PUEBLO»- Levítico 7:27;«PERO CARNE CON SU VIDA, QUE ES SU SANGRE, NO COMERÉIS»- Génesis 9:4; «SOLAMENTE QUE TE MANTENGAS FIRME EN NO COMER SANGRE... NO LA COMERÁS; EN TIERRA LA DERRAMARÁS COMO AGUA. NO COMERÁS DE ELLA, PARA QUE TE VAYA BIEN A TI Y A TUS HIJOS DESPUÉS DE TI, CUANDO HICIERES LO RECTO ANTE LOS OJOS DE יהוה»- Deuteronomio 12:23-25.
Y, es a partir de estas solemnes prohibiciones de consumir carne con sangre, que los Hebreos descubren que, aunque la ética cristiana es perfectamente aceptable, la teología cristiana no es sino la vanidad de consentir con la fanfarronería religiosa que implica rebelarnos en nuestra psiquis contra lo ordenado por el Dios de Israel, para seguir en cambio lo ordenado por el hombre-dios de los gentiles, cuando dice: «EL QUE COME MI CARNE, Y BEBE MI SANGRE, TIENE VIDA ETERNA»- Juan 6:54.
¡Que el Dios de Israel tenga misericordia de nuestros amados hermanos Cristianos!, y les libre del castigo deparado para quienes consumen [ya sea de forma fisica o emocional] carne con sangre. ¿Cual es ese castigo? Pues el ser “cortados” [o “excluidos”] del Pueblo de Dios. Como esta escrito: «SI CUALQUIER VARÓN DE LA CASA DE ISRAEL, O DE LOS EXTRANJEROS QUE MORAN ENTRE ELLOS, COMIERE ALGUNA SANGRE, YO PONDRÉ MI ROSTRO CONTRA LA PERSONA QUE COMIERE SANGRE, Y LA CORTARÉ DE ENTRE SU PUEBLO»- Levítico 17:10.





No podemos obedecer a Dios, si no obedecemos también a Moisés

La Escritura Hebrea enseña que, יהוה (el Creador, bendito sea), escribió con sus propios dedos [sobre las dos tablas de piedra] los mandamientos del pacto eterno por medio del cual su Pueblo habría de adorarle. Como esta escrito: «Y DIO [יהוה]A MOISÉS, cuando acabó de hablar con él en el monte de Sinaí, DOS TABLAS DEL TESTIMONIO, TABLAS DE PIEDRA ESCRITAS CON EL DEDO DE DIOS»- Éxodo 31:18; «Y Él (יהוה) os anunció SU PACTO, el cual os mandó poner por obra; LOS DIEZ DICHOS [O “MANDAMIENTOS”], Y LOS ESCRIBIÓ [יהוה] EN DOS TABLAS DE PIEDRA»- Deuteronomio 4:13. Pero la Escritura también enseña que, mas tarde, Dios ordenó a Moisés hacer lo mismo; es decir, escribir con sus propios dedos [sobre dos piedras labradas por Moisés] los mismos mandamientos escritos previamente por el Creador. Como esta escrito: «Y יהוה DIJO A MOISÉS: ESCRIBE TÚ ESTAS PALABRAS; porque, conforme a estas palabras, he hecho pacto contigo y con Israel. Y él [Moisés] estuvo allí con יהוה cuarenta días y cuarenta noches; no comió pan, ni bebió agua; Y ESCRIBIÓ [MOISES] EN TABLAS, LAS PALABRAS DEL PACTO, LOS DIEZ MANDAMIENTOS»- Éxodo 34:27-28.
¿Por que ordeno יהוה a Moisés escribiese [sobre las dos tablas de piedra labradas por Moisés] los mismos diez mandamientos que יהוה había originalmente escrito? ¿Por que dejar que fuese el dedo de Moisés [y no el de Dios] el que escribiese la ultima “versión” de los mandamientos? ¿No podría esto hacer que los Hebreos pensaran que no debían seguir los mandamientos de Dios, sino los de Moisés?
La realidad es que, la razón por la cual Dios quiso que Moisés escribiese los mandamientos del Pacto, era imprimir en la psiquis del creyente Hebreo la idea de que, la Ley de יהוה (Dios), y la Ley de Moisés, son una misma cosa; que, obedecer a יהוה, y obedecer a Moisés, no puede estar divorciado [pues el mensaje de ambos, es idéntico]; imprimir la idea de que, no se pueden obedecer los mandamientos de Dios, sin obedecer también los mandamientos de Moisés; y que, el hombre que abandona la Ley de Moisés, abandona también la Ley de Dios.
Así, el creyente hebreo no puede aceptar la teología Nazarena; pues niega la anterior verdad Divina, cuando postula que, la Ley de Moisés, ha caducado («La Ley y los profetas, eran hasta Juan»- Lucas 16:16); y que, el creyente Hebreo, puede ahora obedecer a יהוה, sin tener que seguir obedeciendo a Moisés, ya que no se encuentra bajo la Ley, sino bajo “la Gracia” (o “Ley de Cristo”). Como esta escrito: «Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; PUES NO ESTÁIS BAJO LA LEY, SINO BAJO LA GRACIA»- Romanos 6:14; «Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y CUMPLID ASÍ LA LEY DE CRISTO»- Gálatas 6:2; «PUES NO ESTÁIS BAJO LA LEY, SINO BAJO LA GRACIA»- Romanos 6:14.




¿Quien es mayor? ¿Moisés? ¿O el Mesías?

La palabra que los Escritos Nazarenos traducen al Castellano con el termino “ungido”, es la palabra Hebrea “Mashiach”; Y, este último, es el mismo término que los autores Nazarenos traducen al Castellano con la palabra “Mesías” [o con la palabra Griega “Cristos”]. Es decir, la Escritura Hebrea enseña que, “un Mashiach” [o “un Mesías”], es una persona “ungida”. ¿Ungida para que? Pues para realizar una función Divina, como podría ser ejercer el cargo de Sumo Sacerdote, ejercer el cargo de Rey, el cargo de profeta, el cargo de Levita, etc. Y la Ley muestra que, la primera persona que fue jamás llamada “el Mesías” [o “Ha Mashiach”], fue el Sumo sacerdote Aarón. Como esta escrito: « אם חכהן המשיה יחטא (Si el Sacerdote, EL MESÍAS, pecare...» Levítico 4:3. Pero, ¿quien ungió a Aarón? ¿Quien le hizo “el ungido” [o “el Mesías”]? ¿No fue acaso Moisés? Y, ¿no es también cierto que, la persona que otorga una unción, es mayor que la que la recibe?
Así, el sentido común dicta que, Moisés, era mayor que “el Mashiach” (Aarón); pues fue Moisés quien ungió a Aarón, y no Aarón quien ungió a Moisés. Y esta es la razón por la cual, el libro de Éxodo, dice que, antes de que el Tabernáculo pudiese ser aceptado para el servicio Divino, tuvo que ser aprobado [o “bendecido”] por Moisés; como esta escrito- «Y TRAJERON EL TABERNÁCULO A MOISÉS, el Tabernáculo y todos sus utensilios... Y VIÓ MOISÉS TODA LA OBRA, y he aquí la habían hecho como יהוה había mandado; Y LOS BENDIJO»- Éxodo 39:33&43.
No solo esto, sino que Moisés fue quien erigió el Tabernáculo («Moisés hizo levantar el Tabernáculo, y asentó sus basas, y coloco sus tablas, y puso sus barras, e hizo alzar sus columnas...»- Éxodo 40:18-33). En Adición, fue Moisés quien personalmente ungió a Aarón como Mesías («Y tomo Moisés el aceite de la unción, y ungió el tabernáculo, y todas las cosas que estaban en él, y las santifico. Y roció de el sobre el altar siete veces, y ungió el altar, y todos sus utensilios. Y derramo del aceite de la unción sobre la cabeza de Aarón, y lo ungió para santificarlo»- Levítico 8:10-36).
¿Por que pudo hacer Moisés todas estas cosas? ¡Pues porque Moisés encarnaba la revelación suprema! En otras palabras, solamente a Moisés [y no a Aarón, ni a ningún otro Mashiach], le fue revelado [en la cumbre del Sinaí] la forma precisa del Tabernáculo [es decir, la naturaleza mas santa, intima, y pura, del servicio Divino].
Así, la Ley muestra que, ni siquiera Aarón pudo ejercer su función de “Mashiach” (“Ungido”) , sino hasta después que hubo reconocido la superioridad de Moisés. ¿Y como la reconoció? Pues dejando que fuese Moisés el primero en hacer todo aquello que, como futuro Mesías, luego haría Aarón; En otras palabras, dejando que Moisés fuese el primero en entrar al lugar santísimo (poniendo allí el arca, según Éxodo 40:20-21); dejando que Moisés fuese el primero en ofrecer un sacrificio sobre el altar del holocausto (Levítico 8: 14-24); dejando que Moisés fuese el primero en encender la lampara de siete brazos (Éxodo 40:24-25); dejando que Moisés fuese el primero en quemar el incienso sagrado (Éxodo 40:26-27); dejando que Moisés fuese el primero en poner los panes sobre la mesa (Éxodo 40:22-23); dejando que Moisés fuese el primero en ungir y santificar tanto el altar de sacrificio, como todo lo que estaba dentro de la periferia del tabernáculo (Levítico 8:15 & Éxodo 40:9-11); y dejando que Moisés fuese el primero en ungir al Mashiach que seria Aarón (Éxodo 40:13 & Levítico 8:12).
En resumen, la Ley muestra que, fue Moisés, quien ungió y santifico al primero y mas grande Mashiach (Aarón). En adición, Moisés santifico a los hijos de Aarón (Levítico 8:30). Y, estos últimos, no eran sino prototipos de todos los Mesías que habrían de venir. En adición, Moisés santificó todo el servicio Divino que, para provecho de los hijos de de Israel, efectuaría [en lo porvenir] el Mashiach [Aarón].
¿Pero, de donde obtuvo Moisés todo este poder? ¿Quién le capacitó con el poder para ungir a alguna otra persona Mashiach? Pues la realidad es que, la Ley, no muestra a Moisés recibiendo ese poder (ni siendo ungido) por ningún ser humano [es decir, por ningún hombre que fuese mayor que él]; lo que en efecto muestra la Escritura, es que, la capacidad de Moisés, surgía del poder que reposaba sobre su persona, en virtud de aquel que le constituyó “Elohim” (Juez Supremo) ante Faraón, y ante sus grandes (es decir, ante los Reyes y los poderosos de la Tierra); como esta escrito- «Mira, yo te he constituido Elohim (Juez Supremo) para Faraón, y tu hermano Aarón, sera tu profeta». En otras palabras, la Ley enseña que Moisés era tan superior a Aarón [el Mashiach], como el Juez Supremo (Dios) era superior a cualquiera de sus profetas.
Es que, en su infinita sabiduría, el Creador ha escogido dar a Moisés la primacía en todas las cosas que atañen al servicio Divino; de suerte que, hasta el final de los tiempos, los Hebreos continúen creyendo, reverenciando, obedeciendo, e imitando todo lo dicho, todo lo hecho, y todo lo enseñado por Moisés; Como esta escrito- «Entonces יהוה dijo a Moisés: "HE AQUI YO VENGO A TI EN UNA NUBE ESPESA, PARA QUE EL PUEBLO OIGA mientras yo hablo contigo, y también PARA QUE TE CREAN PARA SIEMPRE»- Éxodo 19:9.
Y este “Juez Supremo”[o "Dios"] que se manifestó en Moisés, esta intimado en el libro de Génesis. Es que, luego de reconocer la supremacía del Dios que confirió vida a todas las cosas (Génesis 1:1), la Escritura profetiza acerca del poder que habría de manifestarse en Moisés; como esta escrito- «y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, Y EL ESPÍRITU DE DIOS SE MOVÍA SOBRE LA FAZ DE LAS AGUAS» (Génesis 1:2). ¿De que tinieblas profetiza el pasaje? ¡Pues de las tinieblas que habrían de manifestarse en Egipto! [es decir, de la esclavitud Egipcia, así como del decreto de matar a todos los niños Hebreos]. ¿Y de quien se profetiza que sería “el Espíritu de Dios que se movía sobre la faz de las aguas”? ¡Pues del niño Moisés, quien se movería (flotando dentro de su canastilla) sobre la faz de las aguas [del rio Nilo]!
Y es por esto que, la Ley, enseña que el Creador tomó una porción del Espíritu que ya estaba dentro de Moisés, y lo dio a los setenta ancianos que habrían de liderar a Israel (símbolo de las setenta naciones del Mundo); como esta escrito- «Y yo descenderé y hablaré allí contigo [Moisés], Y TOMARÉ DEL ESPÍRITU QUE ESTA EN TI, Y PONDRÉ EN ELLOS... Entonces יהוה descendió en la nube, y le habló (a Moisés); Y TOMÓ DEL ESPÍRITU QUE ESTABA EN ÉL [ES DECIR, EN MOISÉS], Y LO PUSO EN LOS SETENTA VARONES ancianos»- Números 11:17&25.
Y es también por esto que, la Ley, muestra que, a diferencia de cualquier otro profeta, el rostro de Moisés brillaba continuamente con la gloria Divina. Del mismo modo, la Ley enseña que [por medio del maná] Moisés sació el hambre del pueblo de Dios. Y, sacando agua de la Peña, también sació la sed de Israel; Moisés fue aquel a quien acudió Israel, cuando necesitó de un intercesor a quien Dios escuchase; Moisés fue quien apaciguó la ira de Dios contra Israel; Y Moisés fue aquel que marchó delante de los creyentes Hebreos, durante sus jornadas en el desierto.
En fin, que Moisés es la luz que brilla para Israel (Éxodo 34:35); Moisés es el intermediario entre los creyentes y Dios (Números 11:2, & 5:27); Moisés es quien sacia el hambre y la sed de los creyentes Hebreos (Éxodo 16:13-15, & 17:5-6); Moisés es quien libra a los creyentes de la ira Divina (Números 11:2, & Éxodo 32:11-14); y Moisés es quien conduce a los creyentes a la Tierra Prometida, símbolo del Mundo que ha de venir (Éxodo 33:1-3).
Como nota curiosa, note que la palabra Hebrea que traducimos como “Mesías” (משיח), es una forma extendida de la palabra Hebrea que traducimos como “Moisés” (משה). Esto intima el Hecho de que, Moisés, fue el primer Mesías; pero que, a diferencia de estos últimos, su unción no fue dada con aceite, ni con incienso, sino con agua [es decir, con las aguas del rio Nilo]. Y esto a su vez apunta al agua del vientre de Jocabed, madre de Moisés (Éxodo 6:20). ¿Que significa todo esto? Pues significa que, Moisés, seria el primer y mas grande de todos los Mesías; pues su unción no procedió de ningún hombre, sino de quien le ungió [con agua] desde el vientre de su madre. Es decir, Moisés nació con la unción de aquel Elohim (o “Juez Supremo”) cuyo espíritu habría de manifestarse en su persona.
Y es quizás por esto que, describiendo su nacimiento. El texto Hebreo dice que Moisés nació “Bueno”; Como esta escrito- «y dio a luz un hijo; y viéndole que era “hermoso”, le tuvo escondido tres meses»- Éxodo 2:2. En el anterior pasaje, el termino que la versión Castellana traduce como “hermoso”, es la palabra Hebrea “Tov” (טוב), una palabra que literalmente significa “bueno”. ¿Y porque se nos dice que Moisés era Bueno? Pues porque la Escritura enseñaba que, todas las cosas creadas [directamente] por Dios, eran buenas; como esta escrito- «Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno ...»- Génesis 1:31. En otras palabras, los padres de Moisés percibieron que su hijo había sido creado por Dios; y que por tanto encarnaría todo el bien deparado por el Creador para su Pueblo; es decir, toda la salvación, toda la liberación, todo el poder, todo el reino, toda la gloria, todos los milagros, y todos los beneficios deparados por Dios para su pueblo escogido.
Y es por esto que, la Ley, atribuye a Moisés haber sido el mas grande de todos. Moisés fue el mas grande libertador de Israel [pues con tan solo una vara, libero a Israel de la esclavitud egipcia]; Moisés fue el mas grande intermediario entre Dios y su Pueblo [pues, en múltiples ocasiones, salvo a Israel de la destrucción Divina]; Moisés fue el mas grande profeta, pues habló con Dios “cara a cara”(según Éxodo 33:11); Moisés fue el mas grande Pastor [pues pastoreó durante 40 años a todo Israel]; Moisés fue el reflejo de la gloria Divina [pues su rostro resplandecía constantemente]; Moisés fue el mas grande Sacerdote y Mesías [pues no solamente ungió y santificó al Mesías que sería el Sumo Sacerdote Aarón, sino que también santificó el arca, el altar, y todas las cosas pertenecientes al Tabernáculo]; Moisés fue el mas grande proveedor [pues dio de comer y beber durante 40 años consecutivos a todo Israel]; Moisés fue el mas grande y sabio legislador [dando estatutos y mandamientos eternos para Israel]; Moisés fue el mas grande Rey, pues el mismo Creador le hizo rey sobre Jesurún (Deut. 33:4-5); Moisés fue la fuente del Espíritu Santo [pues Dios repartió sobre los lideres de Israel, el espíritu que estaba dentro de Moisés]; Moisés fue el mayor de todos los caudillo [pues nunca perdió una batalla contra sus enemigos]; Moisés fue el mas saludable de todos hombres [pues nunca perdió su vigor y vitalidad]; Moisés fue el hombre mas manso y humilde de todos [pues nunca se exaltó a si mismo, ni demandó de Israel pleitesía ni reconocimiento alguno]; Y Moisés fue el hombre mas exaltado de todos [pues fue el mismo Creador quien se encargó de sacarle fuera de este Mundo].
Finalmente, Moisés representa la mayor esperanza de todas; pues la Ley intima que Moisés habrá de volver un día, para acabar de cumplir la promesa de bien hecha a cada uno de sus seguidores, introduciéndoles en la Tierra que fluye leche y Miel [símbolo de la entrada al “Olam haba”, o “el Mundo que ha de venir”]; como esta escrito- “Ven con nosotros, y te haremos bien: porque יהוה ha hablado bien respecto a Israel... Y será, que si vinieres con nosotros, cuando tuviéremos EL BIEN QUE יהוה NOS HA DE HACER, nosotros te haremos bien»- Números 10:29&32. En el anterior texto, el termino que se ha traducido como “Bien” es el termino Hebreo “Tov”, que literalmente significa “Bueno”. Y, si recordamos que “Tov” (“Bueno”), es la misma palabra que utiliza el verso en Éxodo 2:2 para describir al recién nacido Moisés, hace perfecto sentido pensar que “el Bien” que en el futuro hará Dios a Israel, no es otro sino Moisés. Es decir, el pasaje en Éxodo 10:32 intima que Dios hará que Moisés vuelva nuevamente a la Tierra, a fin de cumplir todas las promesas y bendiciones hechas a sus seguidores [¡incluso a aquellos que perecieron en el desierto!].
En esa segunda venida, Moisés cumplirá también la promesa Divina de estar a la cabeza de una nación [Israelita] mas grande y mas fuerte que la que dirigió durante su primera venida (Números 14:12). ¿Y por que será mayor este último Israel? Pues porque será mas fiel la Moisés y a su Torah, que lo que fue el primer Israel. Y, esa fidelidad que en ellos inculcará Moisés, no solo redundará en la redención de Israel, sino en la del Mundo entero. En conclusión, la Ley intima que Moisés debe tener la primacía en el corazón de todo creyente; pues, todo lo Bueno que le ha sido prometido, vendrá por medio de Moisés, quien representa en si mismo el Espíritu de aquel que es Perfectamente Bueno; el “Elohim” [o “el Poder Supremo”] que creo el Mundo. Que la Paz de Adonai sea sobre todo Israel, así como sobre el Mundo entero. Amén.




No ha entendido claramente cual es el mensaje de la Ley de יהוה (Adonai Yah, bendito sea), el hombre que rehúsa juzgar (y tratar) justamente a su prójimo; el hombre que no se solidariza con los que sufren; el hombre que no es bondadoso para con los niños; el hombre que no es considerado con los ancianos; el hombre que siembra discordia entre los hermanos, entre esposo y esposa, entre padres e hijos; el hombre que adula a los pecadores; ni el hombre que rehúsa mostrar a sus semejantes, el mismo honor y respeto que desearía que se le mostrase a si mismo.



La vana obsesión Nazarena con los nombres y los términos Hebreos

El Creador, no es un Dios de semántica, de juegos de palabras, ni de difíciles y altisonantes términos hebreos. El Escudo de Israel, tampoco es un tirano religioso, que se presta para el cruel juego que implica esconderse de sus criaturas, o hacerse el difícil de encontrar. La realidad es que, el Creador, es un ser misericordioso, y compasivo, que ha hecho que la salvación del hombre sea sencilla y auto-evidente, de modo que, todo lo que el hombre necesita para obtener su salvación, es abandonar la maldad, y comenzar a hacer el bien que encarnan los mandamientos Divinos. Como esta escrito: «Apártate del mal, y haz el Bien, y vivirás para siempre»- Salmo 37:27. Y también dice, "Teme al Creador, y GUARDA SUS MANDAMIENTOS, PUES ESTO ES EL TODO DEL HOMBRE"- Eclesiastés 12:13.
De hecho, todas las complicaciones teológicas que presentan las religiones gentiles (Islam, Cristianismo, etc), no son sino el cumplimiento del antiguo proverbio que dice: “¿RIO REVUELTO?, ¡GANANCIA DE PESCADORES!”. Es decir, el producto de la sagacidad de hombres impíos, que utilizan la ignorancia religiosa de las masas para obtener algún tipo de beneficio o ganancia material (fama, prestigio, adulación, poder, dinero, seguridad, sexo, etc). Recuerde siempre que, la Ley del Creador, dice que el hombre habrá de segar el mismo bien o mal que halla sembrado. Como esta escrito: «Porque TÚ (ADONAI YAH) PAGAS A CADA UNO CONFORME A SU OBRA»- Salmo 62:12. Así que, aléjese usted de todo dogma o credo que ponga su énfasis en “tener la teología correcta”, o en tener “el nombre correcto”, y no en hacer las obras de bien que ordenan los mandamientos Divinos [no robar, no mentir, no matar, no adulterar, honrar a los padres, observar el día de reposo, etc]. Es que, cualquier teología que le conduzca al abandono de los mandamientos, es soberbia y maldita. Como esta escrito: «Reprendiste a LOS SOBERBIOS, LOS MALDITOS, QUE SE DESVÍAN DE TUS MANDAMIENTOS»- Salmo 119:21




Segun los escritos Nazarenos, Yeshua (paz sea con el), era malo y soberbio; y, como castigo, padeció el fuego de Gehinnom (el purgatorio Judío)

Los escritos cristianos intiman que, Yeshua (Jesús de Nazaret, paz sea con él), era un hombre malo y soberbio, como esta escrito: “¿Por que me llamas bueno?”- Mateo 19:17. Es que Jesús es presentado como un farsante; un hijo de Abraham, que intentó robar parte de la gloria y la adoración que solo pertenecen a יהוה (el Padre Celestial), como esta escrito: “EL QUE NO HONRA AL HIJO, NO HONRA AL PADRE”- Juan 5:23). Y, según el “B'rit Hadasha” (el Nuevo testamento), Yeshua trato de robar esa gloria, a pesar de saber que, el Padre Celestial, no comparte su gloria con nadie, como esta escrito: «YO יהוה; ESTE ES MI NOMBRE (Y NO YESHUA, NI ALLAH); Y A OTRO NO DARÉ MI GLORIA...»- Isaías 42:8. Y fue por eso que, el Padre Celestial, castigo a Jesús con una “muerte de incircuncisos” (es decir, a manos de paganos Romanos), como esta escrito: “DE MUERTE DE INCIRCUNCISOS MORIRÁS, POR MANO DE EXTRANJEROS”- Ezequiel 28:10. Y, una vez muerto a manos de incircuncisos, el Padre Celestial le hizo descender al fuego de Gehinnom (“PORQUE, LA CONGREGACIÓN DE LOS IMPÍOS, SERÁ ASOLADA; Y FUEGO CONSUMIRÁ LAS TIENDAS de soborno”- Job 15:34 ).
Pero, afortunadamente, luego que padeció todo este castigo, Yeshua aparenta haberse arrepentido de su pecado, como esta escrito: “ME AZOTASTE, Y FUI CASTIGADO COMO NOVILLO INDÓMITO; CONVIÉRTEME, Y SERÉ CONVERTIDO, porque tú eres יהוה mi Dios. PORQUE, DESPUÉS QUE ME APARTÉ, TUVE ARREPENTIMIENTO, Y DESPUÉS QUE RECONOCÍ MI FALTA, HERÍ MI MUSLO; ME AVERGONCÉ Y ME CONFUNDÍ, PORQUE LLEVÉ LA AFRENTA DE MI JUVENTUD”- Jeremías 31:18-18. Y, una vez Yeshua se arrepiente de su pecado, aprende finalmente obediencia [y sale por ende de Gehinnom]. Y con esto concuerdan también los Escritos Cristianos, cuando dicen: “Y, AUNQUE ERA HIJO [DE ABRAHAM], POR LO QUE PADECIÓ (EN GEHINOM), APRENDIÓ LA OBEDIENCIA”- Hebreos 5:8





La fe Netsarita es un tipo de lavado cerebra"

La fe Netsarita (Cristiana), es un tipo de "lavado cerebral"; uno donde el gentil queda tan emocionalmente subyugado por el arrollador relato evangélico, que no puede dar otra respuesta que no sea comenzar a idolatrar la figura del Nazareno. Y, esta idolatría, le compele a aceptar como ciertos e incuestionables, todos los hechos y las palabras que al galileo atribuye el "B'rit Hadasha" (el Evangelio). De este modo, el Netsarita se hace inmune a las verdades de la Ley. ¿Por que? Pues porque, su idolatría por la personalidad humana de "Yeshua", le compele a racionalizar (re-interpretando convenientemente) todo pasaje de la Ley que niegue o ponga en tela de juicio la alegada veracidad de los vanos y pomposos reclamos hechos por el así llamado "B'rit Hadasha"





El fraude ideológico oculto detrás de la noble Fe Nazarena

La fuerza persuasiva de los escritos Nazarenos, esta en su astuta y sagaz reformulación de las verdades contenidas en la Ley de Dios. ¿Con que finalidad ulterior se hace tal reformulación? Pues con el fin de crear en la psiquis del hombre común, una falsa crisis existencial; un conflicto tan grave y serio, que su solución se convierte automáticamente en un asunto de “vida o muerte”. Y, la fe Nazarena, sabe sacar buen partido de este artificial conflicto, pues lo articula de modo que justifique la exclusividad de sus reclamos; es decir, diseñándolo de forma que el hombre quede totalmente convencido de que, solamente el Evangelio, puede dar solución a su crisis.
¿En que consiste este “fraude ideológico”? Pues consiste en predicar una conveniente y parcializada interpretación de la Torah; una teológica alterna y caprichosa, que valide las doctrinas que, el “B'rit Hadasha” (el Nuevo testamento) ha decidido “a priori” (de antemano) justificar como verdades absolutas. Y, las mas importantes de estas [alegadas] “verdades” de la Torah, son las siguientes:

1) Que, debido a que todos heredamos la culpa del “pecado original” que cometieron nuestros padres Adán y Eva, todo hombre nace condenado a la muerte eterna

2) Que, arrepentirnos de nuestros pacdos, y comenzar a hacer el bien, no es suficiente para obtener la vida eterna

3) Que, siendo Yeshua (Jesús de Nazaret), “el hijo de Dios”, no solamente nació sin pecado original, sino que nunca cometió pecado alguno
4) Que Yeshua es el hijo de David (el Mesías que estaba destinado a Salvador el Mundo)

5) Que, la misión de Yeshua, era ser el Sumo Sacerdote que habría de sacrificarse a si mismo para redimirnos [con su sangre] de nuestro pecado original

6) Que Yeshua resucitó de los muertos, y que esto es prueba de que Yeshua contaba con la aprobación Divina.

7) Que no hay otra forma de obtener el perdón, y la vida eterna, fuera de creer que Yeshua es “El Señor” (el Dios encarnado), que murió por nuestros pecados, y resucitó al tercer día

8) Que, la Ley, predecía la resurrección de Jesús, así como “la justificación por fe” (es decir, que la Ley perdería su vigencia, y que nadie podría obtener el favor Divino obedeciendo los mandamientos de la Ley Divina).

De nuevo, todas estas alegadas enseñanzas, son falsas y/o prejuiciadas. Y, su uso, confirma que el Cristianismo utiliza algunas de las técnicas fraudulentas que utiliza la gente inescrupulosa, a fin de corren sus negocios. Es decir, el vendedor inescrupuloso, crea en los [potenciales] clientes la falsa ilusión de que tienen una grave y urgente necesidad [o problema]. Luego, el vendedor les ofrece una solución a su problema; y, finalmente, les convence de que solo él puede proveerles tal solución.


Es que, la Escritura Hebrea, desmiente y desenmascara cada uno de los falsos reclamos que, acerca de la Ley, hacen los Escritos cristianos; pues enseña lo siguiente:

1) Que los hijos no han de morir por el pecado de los Padres («Los padres no morirán por los hijos, ni los hijos por los padres...»- Deuteronomio 24:16)

2) Que, tanto el perdón de los pecados, como la vida eterna, están en hacer el bien, apartándonos de la maldad («APARTATE DEL MAL, Y HAZ EL BIEN, Y VIVIRAS PARA SIEMPRE»- Salmo 37:27)

3) Que, el verdadero “Hijo de Dios”, es Israel (Y DIRÁS A FARAÓN: יהוה HA DICHO ASÍ: ISRAEL ES MI HIJO, MI PRIMOGÉNITO ); que Dios no es un hombre, ni un hijo de hombre («... EL QUE ES LA GLORIA DE ISRAEL no mentirá, ni se arrepentirá, porque NO ES HOMBRE...»- 1 Samuel 15:29; «DIOS NO ES HOMBRE, para que mienta, NI HIJO DE HOMBRE...» (Números 23:19); y que no hay hombre en la Tierra que haga solamente el bien, sin nunca haber pecado («Ciertamente NO HAY HOMBRE JUSTO EN LA TIERRA, QUE HAGA EL BIEN Y NUNCA PEQUE»- Eclesiastés 7:20);

4) Que es יהוה [y no el Hijo de David], el único y verdadero Salvador del Mundo; como esta escrito- «... YO יהוה, Y FUERA DE MÍ, NO HAY QUIEN SALVE»- Isaías 43:11; «PORQUE YO יהוה, Dios tuyo, el Santo de Israel, SOY TU SALVADOR...» - Isaías 43:3.

5) Que nadie, fuera de la tribu de Leví, puede ejercer como Sumo Sacerdote; Y que, nadie, puede morir por la maldad [el pecado] de algún otro hombre («Mas TU Y TUS HIJOS contigo guardareis vuestro sacerdocio en todo lo relacionado con el altar, y del velo adentro, y ministrareis. YO OS HE DADO EN DON EL SERVICIO DE VUESTRO SACERDOCIO; y EL EXTRAÑO QUE SE ACERCARE, MORIRA»- Números 18:7; «... CADA UNO, MORIRÁ POR SU [PROPIO] PECADO»- Deut. 24:16; «... sino que CADA CUAL MORIRÁ POR SU PROPIA MALDAD»- Jeremías 31:30)

6) Que, ni la resurrección, ni ningún otro maravilloso milagro, es prueba de que alguien cuente con la aprobación Divina. ¿Por que? Pues porque, aunque Moisés realizo el maravilloso milagro de sacar agua de la Peña [golpeándola], Dios se lo contó como pecado (“ENTONCES ALZÓ MOISÉS SU MANO Y GOLPEÓ LA PEÑA CON SU VARA DOS VECES; Y SALIERON MUCHAS AGUAS, y bebió la congregación, y sus bestias. Y יהוה DIJO A MOISÉS Y A AARÓN: POR CUANTO NO CREÍSTEIS EN MÍ, PARA SANTIFICARME DELANTE DE LOS HIJOS DE ISRAEL, POR TANTO, NO METERÉIS ESTA CONGREGACIÓN EN LA TIERRA QUE LES HE DADO ... MUERE EN EL MONTE AL CUAL SUBES, Y SÉ UNIDO A TU PUEBLO, ASÍ COMO MURIÓ AARÓN TU HERMANO en el monte Hor, y fue unido a su pueblo; POR CUANTO PECASTEIS CONTRA MÍ EN MEDIO DE LOS HIJOS DE ISRAEL, EN LAS AGUAS DE MERIBA DE CADES, EN EL DESIERTO DE ZIN”- Números 20:11-12, & Deut. 32:50). En adición, Dios advirtió a Israel que, en el futuro, permitiría que se levantasen falsos profetas, que harían verdaderos milagros, a fin de probar si los Hebreos permanecerían fieles a lo ordenado por Moisés, sobre las dos tablas de Piedra («CUANDO SE LEVANTARE EN MEDIO DE TI PROFETA, o soñador de sueños, y te anunciare señal o prodigios, y SI SE CUMPLIERE LA SEÑAL O PRODIGIO QUE ÉL TE ANUNCIÓ, DICIENDO: VAMOS EN POS DE DIOSES AJENOS (JESÚS, ALLAH, KRISHNA, ETC), que no conociste, y sirvámosles; NO DARÁS OÍDO A LAS PALABRAS DE TAL PROFETA, ni al tal soñador de sueños; PORQUE יהוה VUESTRO DIOS OS ESTÁ PROBANDO, PARA SABER SI AMÁIS A יהוה VUESTRO DIOS CON TODO VUESTRO CORAZÓN, Y CON TODA VUESTRA ALMA. EN POS DE יהוה VUESTRO DIOS ANDARÉIS; A יהוה TEMERÉIS, GUARDARÉIS SUS MANDAMIENTOS Y ESCUCHARÉIS SU VOZ, A יהוה SERVIRÉIS, Y A יהוה SEGUIRÉIS»- Deuteronomio 3:1-4)

7) Que no hace falta derramamiento alguno de sangre, ya que Dios perdona al penitente; pues, un corazón contrito [es decir, arrepentido y humillado], es todo el sacrificio que demanda el Creador («LOS SACRIFICIOS DE DIOS, SON EL ESPÍRITU QUEBRANTADO; al corazón contrito y humillado, no despreciaras tu, oh Dios»- Salmo 51:17; SI SE HUMILLARE MI PUEBLO, SOBRE EL CUAL MI NOMBRE ES INVOCADO, Y ORAREN, Y BUSCAREN MI ROSTRO, Y SE CONVIRTIEREN DE SUS MALOS CAMINOS; ENTONCES YO OIRÉ DESDE LOS CIELOS, Y PERDONARÉ SUS PECADOS, y sanaré su tierra»- 2 Crónicas 7:14; «Lavaos y limpiaos (vosotros mismos); QUITAD LA INIQUIDAD DE VUESTRAS OBRAS DE DELANTE DE MIS OJOS; ¡DEJAD DE HACER LO MALO!; APRENDED A HACER EL BIEN; BUSCAD EL JUICIO, RESTITUID AL AGRAVIADO, HACED JUSTICIA AL HUÉRFANO, AMPARAD A LA VIUDA. VENID LUEGO, DICE יהוה , Y ESTEMOS A CUENTA: SI VUESTROS PECADOS FUEREN COMO LA GRANA, COMO LA NIEVE SERÁN EMBLANQUECIDOS; SI FUEREN ROJOS COMO EL CARMESÍ, VENDRÁN A SER COMO BLANCA LANA»- Isaías 1:16-18)

8) Que, la Ley, no ha pedido su vigencia, ya que es perfecta, y convierte el alma de vuelta hacia Dios (“La Ley de יהוה es perfecta, que convierte el alma”- Salmo 19:7); Y, lo que ya es perfecto, nunca tendra necesidad de ser mejorado, sustituido, ni abrogado.





La disonancia cognitiva que encarna la doctrina Nazarena acerca de “la salvación por fe

La noble teología Nazarena postula que, las naciones gentiles del Mundo [aquellas que han abrazado la fe en el Nazareno], son la nueva nación de Israel. En adición, postula que es pecaminoso que, la antigua Nación Israelita, trate de agradar a Dios haciendo las obras de justicia, misericordia, y humildad que prescribe la Ley; pues Dios no se agrada de nuestro carnal deseo de intentar hacer nada de lo cual podamos alabarnos. Es que, según la teología Nazarena, lo que el Creador desea de nosotros, no es que tratemos de alcanzar el favor Divino haciendo lo bueno [pues entonces por demás habría muerto Yeshua], sino que lo recibamos como un regalo gratuito e inmerecido. Como dicen los escritos Cristianos: «SIENDO JUSTIFICADOS GRATUITAMENTE POR SU GRACIA, mediante la redención que es en Cristo Jesús»- Romanos 3:24; «Porque por gracia SOIS SALVOS POR MEDIO DE LA FE; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; NO POR OBRAS, PARA QUE NADIE SE GLORÍE»- Efesios 2:8-9; «SABIENDO QUE EL HOMBRE NO ES JUSTIFICADO POR LAS OBRAS DE LA LEY, SINO POR LA FE DE JESUCRISTO, nosotros también hemos creído en Jesucristo, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la ley, POR CUANTO POR LAS OBRAS DE LA LEY NADIE SERÁ JUSTIFICADO»- Gálatas 2:16
Y, el anterior reclamo, podría parecer perfectamente lógico; si no fuese por el hecho de que, contiene tanta vanidad, y esta tan alejado de lo revelado por Dios a Israel, que el creyente Hebreo no puede sino cuestionar la salud mental de sus autores.
Es que la Ley muestra de forma inequívoca que, lo que Dios pide y espera de Israel, es que haga precisamente las obras de Justicia, misericordia y humildad que encarnan la Ley Divina; como esta escrito- «Casa de David, así dijo יהוה: HACED DE MAÑANA JUICIO, Y LIBRAD AL OPRIMIDO DE MANO DEL OPRESOR, PARA QUE MI IRA NO SALGA COMO FUEGO, Y SE ENCIENDA Y NO HAYA QUIEN LO APAGUE, por la maldad de vuestras obras »- Jeremías 21:12; «Oh hombre, Él te ha declarado lo que es bueno, ¿Y QUÉ PIDE יהוה DE TI? ¡SOLAMENTE HACER JUSTICIA, Y AMAR MISERICORDIA, y humillarte ante tu Dios!»- Miqueas 6:8; «Abre tu boca, JUZGA CON JUSTICIA, Y DEFIENDE LA CAUSA DEL POBRE Y DEL MENESTEROSO»- Proverbios 31:9; ¿No comió y bebió tu padre, e HIZO JUICIO Y JUSTICIA, Y ENTONCES LE FUE BIEN?; EL JUZGÓ LA CAUSA DEL AFLIGIDO Y DEL MENESTEROSO, y entonces estuvo bien. ¿NO ES ESTO CONOCERME A MÍ? DICE יהוה»- Jeremías 22:15-16; «¿NO ES QUE PARTAS TU PAN CON EL HAMBRIENTO, Y A LOS POBRES ERRANTES ALBERGUES EN CASA; QUE CUANDO VEAS AL DESNUDO, LO CUBRAS, Y NO TE ESCONDAS DE TU HERMANO? ENTONCES NACERÁ TU LUZ COMO EL ALBA, Y TU SALVACIÓN SE DEJARÁ VER PRONTO; E IRÁ TU JUSTICIA DELANTE DE TI, Y LA GLORIA DE יהוה SERÁ TU RETAGUARDIA. Entonces invocarás, y te oirá יהוה; clamarás, y dirá Él: Heme aquí. Si quitares de en medio de ti el yugo, el dedo amenazador, y el hablar vanidad; y SI DIERES TU PAN AL HAMBRIENTO, Y SACIARES AL ALMA AFLIGIDA, EN LAS TINIEBLAS NACERÁ TU LUZ, Y TU OSCURIDAD SERÁ COMO EL MEDIODÍA»- Isaías 58:7-10; «APRENDED A HACER EL BIEN; BUSCAD EL JUICIO, RESTITUID AL AGRAVIADO, HACED JUSTICIA AL HUÉRFANO, AMPARAD A LA VIUDA. VENID LUEGO, DICE יהוה, Y ESTEMOS A CUENTA: SI VUESTROS PECADOS FUEREN COMO LA GRANA, COMO LA NIEVE SERÁN EMBLANQUECIDOS; SI FUEREN ROJOS COMO EL CARMESÍ, VENDRÁN A SER COMO BLANCA LANA»- Isaías 1:17-18.
De hecho, Dios no solo desea que el verdadero Israel haga las obras de Justicia y misericordia que prescribe la Ley; sino que hasta les permite alabarse [es decir, “gloriarse”] a ellos mismos por ello. ¿Por que? Pues porque, apegarse a los actos de justicia y misericordia de la Ley, requiere una sabiduria que las naciones gentiles admiran y alaban. Como esta escrito: «Así dijo יהוה: No se alabe el sabio en su sabiduría, ni en su valentía se alabe el valiente, ni el rico se alabe en sus riquezas. MAS ALÁBESE EN ESTO EL QUE SE HUBIERE DE ALABAR: EN ENTENDERME, Y CONOCERME, QUE YO SOY יהוה; QUE HAGO MISERICORDIA, JUICIO Y JUSTICIA EN LA TIERRA; PORQUE ESTAS COSAS QUIERO, DICE יהוה»- Jeremías 9:23-25; «Mirad, YO OS HE ENSEÑADO ESTATUTOS Y DECRETOS, como יהוה mi Dios me mandó, PARA QUE HAGÁIS ASÍ EN MEDIO DE LA TIERRA en la cual entráis para tomar posesión de ella. GUARDADLOS, PUES, Y PONEDLOS POR OBRA; PORQUE ESTA ES VUESTRA SABIDURÍA Y VUESTRA INTELIGENCIA ANTE LOS OJOS DE LOS PUEBLOS [GENTILES], LOS CUALES OIRÁN TODOS ESTOS ESTATUTOS, Y DIRÁN: CIERTAMENTE PUEBLO SABIO Y ENTENDIDO, NACIÓN GRANDE ES ESTA»- Deuteronomio 4:5-6





La raíz ideológica del ancestral diferendo que existe entre, los creyentes Hebreos, y los creyentes Nazarenos

Cuando una persona examina detenidamente tanto la fe Hebrea, como la fe Nazarena, descubre [para su sorpresa] que, lo que en realidad separa a Judíos de Cristianos, no es la fe en el Mesianismo de Yeshua (Jesús de Nazaret, paz sea con el); no es la fe en la deidad del Nazareno; no es la fe en su alegada resurrección; no es la fe en la alegada veracidad de los Evangelios; no es la fe en la “salvación por fe”; y ni siquiera es la fe en la doctrina de la Trinidad.
Lo que en realidad separa a los creyentes Hebreos de los creyentes Cristianos, es el hecho de que los Hebreos adoran a un Dios Santo; es decir, un Dios que no cambia, que no engaña, que no miente, que no defrauda a nadie, que no tiene caprichos arbitrarios, crueldad, ni altivez alguna; un Dios que nunca hará ningún tipo de maldad [o injusticia], pues juzga a todos con imparcialidad, dando a cada uno el mismo bien [o mal] que haya sembrado. Como esta escrito: «Porque יהוה es nuestro escudo, y NUESTRO REY ES EL SANTO DE ISRAEL»- Isaías 43:3; «Exaltad a יהוה NUESTRO DIOS, Y postraos ante el estrado de sus pies; ÉL ES SANTO»- Salmo 99:5; «¿ACASO TORCERÁ DIOS EL DERECHO, O PERVERTIRÁ EL TODOPODEROSO LA JUSTICIA?»- Job 8:3; «PORQUE YO יהוה NO CAMBIO»- Malaquías 3:6; «EL [יהוה] ES LA ROCA, CUYA OBRA ES PERFECTA, Porque TODOS SUS CAMINOS SON RECTITUD; DIOS DE VERDAD, Y SIN NINGUNA INIQUIDAD EN ÉL; ES JUSTO Y RECTO. LA CORRUPCIÓN NO ES SUYA; de sus hijos es la mancha»- Deuteronomio 32:4-5.
Así, siendo que el Dios de Israel no tiene mancha ni defecto moral alguno, los Hebreos no pueden aceptar ninguna teología que implique que, el Dios de Israel, ha violado nada de lo que ha dicho [o prometido], haciéndose de ese modo engañador, y mentiroso. Es que, si יהוה enseña o promete alguna cosa, su perfección moral le compromete con cumplir tal cosa; como esta escrito- «EL DIJO [ALGO], ¿Y NO [LO] HARÁ? HABLÓ [ALGO], ¿Y NO LO EJECUTARÁ?»- Números 23:19; «ADEMÁS, EL QUE ES LA GLORIA DE ISRAEL NO MENTIRÁ, NI SE ARREPENTIRÁ»- 1 Samuel 15:29.
En cambio, el creyente Nazareno (Cristiano) piensa que, la omnipotencia del Creador, le permite actuar como bien le plazca, sin importar si con ello falsea sus propias palabras, sus propias promesas, o sus propias enseñanzas.
Así, el seguidor del Nazareno no ve nada malo con creer que Dios habito literalmente en la Tierra, en la persona [o “la casa terrenal”] del hombre llamado Yeshua (Jesús de Nazaret, paz sea con el), a pesar de que יהוה dice en su Palabra que es imposible que Dios habite literalmente en la tierra («Pero ¿ES VERDAD QUE DIOS MORARÁ SOBRE LA TIERRA? HE AQUÍ QUE LOS CIELOS, LOS CIELOS DE LOS CIELOS, NO TE PUEDEN CONTENER; ¿CUÁNTO MENOS ESTA CASA QUE YO HE EDIFICADO?»- 1 Reyes 8:27).
De igual modo, el Nazareno no ve problema alguno con creer que Yeshua murió por los pecados de los demás hombres, a pesar de que eso hace un mentiroso del Dios que dijo que, nadie puede morir por el pecado de alguna otra persona, sino que, cada cual, debe morir por su propio mal («sino que CADA CUAL MORIRÁ POR SU PROPIA MALDAD»- Jeremías 31:30; «Los padres no morirán por los hijos, ni los hijos por los padres; CADA UNO MORIRÁ POR SU [PROPIO] PECADO»- Deut. 24:16; «He aquí que todas las almas son mías; como el alma del padre, así el alma del hijo es mía; EL ALMA QUE PECARE, ESA MORIRÁ»- Ezequiel 18:4).
Finalmente, el seguidor del Nazareno no ve problema alguno con abrazar la idea de que, la vida eterna, no puede ser ganada haciendo lo bueno, sino que debe ser recibida como un presente (o “regalo”) gratuito. Y, esto ultimo, a pesar de que hace un farsante del Dios que prometió dar vida eterna a quienes hagan lo bueno, y que también prohibió que sus seguidores comprometan su juicio, aceptando presentes y regalos («APÁRTATE DEL MAL, Y HAZ EL BIEN, Y VIVIRÁS PARA SIEMPRE»- Salmo 37:27; «NO RECIBIRÁS PRESENTE; PORQUE EL PRESENTE CIEGA A LOS QUE VEN, Y PERVIERTE LAS PALABRAS DE LOS JUSTOS»- Éxodo 23:8; Y también dice en otro lugar: «LAS DÁDIVAS CORROMPEN EL CORAZÓN»- Eclesiastés 7:7).
En resumen, la diferencia principal entre Hebreos y Nazarenos, es que los Hebreos creen en un Dios que, a pesar de ser omnipotente, hace solamente el bien; un Dios Santo, que es tanto inmutable, como moralmente perfecto («EL JUEZ DE TODA LA TIERRA, ¿NO HA DE HACER LO QUE ES JUSTO?»- Génesis 18:25). En cambio, nuestros hermanos Nazarenos adoran a un Dios cuya omnipotencia le da el lujo de no tener que ser moralmente perfecto, pudiendo en cambio hacer lo que bien le parezca, sin importar o no la moralidad de sus acciones («DE MANERA QUE, DE QUIEN QUIERE, TIENE MISERICORDIA; Y, AL QUE QUIERE ENDURECER, ENDURECE. PERO ME DIRÁS: ¿POR QUÉ, PUES, INCULPA? PORQUE ¿QUIÉN HA RESISTIDO A SU VOLUNTAD? MAS ANTES, OH HOMBRE, ¿QUIÉN ERES TÚ, PARA QUE ALTERQUES CON DIOS? ¿DIRÁ EL VASO DE BARRO AL QUE LO FORMÓ: ¿POR QUÉ ME HAS HECHO ASÍ? ¿O NO TIENE POTESTAD EL ALFARERO SOBRE EL BARRO, PARA HACER DE LA MISMA MASA UN VASO PARA HONRA Y OTRO PARA DESHONRA?»- Romanos 9:18-21).
Y, esta ultima, es la desafortunada concepción Griega de la deidad, que ha heredado la noble fe Nazarena. Es que, la religión Griega, percibía a sus dioses como seres que, a pesar de tener poderes divinos, eran éticamente imperfectos, padeciendo las mismas flaquezas morales que caracterizan a los mortales seres humanos [es decir, los dioses griegos obraban de forma caprichosa y arbitraria, sentían celos, sentían envidia, no tenían palabra de honor, eran vengativos, codiciaban la vanagloria humana, engendraban hijos con mujeres humanas, etc]. En resumen, cuando la noble teología Cristiana, logre sobrepasar su concepción Griega de la deidad, habrá un progreso significativo en la comunicación y el entendimiento entre Cristianos y Judíos. ¡Que así nos ayude el Creador!





El creyente Hebreo, hace bien en no creer en Yeshua (Jesús de Nazaret, paz y bendición sea con el)

El creyente Hebreo, hace bien en no creer en Yeshua (Jesús de Nazaret). ¿Porque? Pues porque, los reclamos que acerca del Nazareno hacen sus seguidores, son falsos y deshonestos. ¿Por que? Pues porque niegan la palabra de Dios; y, todo aquel que niega la palabra de Dios, se hace un agente de Satanás. Es que, a pesar de que Yeshua se llamo a si mismo “hijo de hombre” (Lucas 19:10), sus discípulos alegaron que Jesús no solamente era “príncipe”, sino también “Salvador”; como esta escrito: «A éste, Dios ha exaltado con su diestra por Príncipe y Salvador ...»- Hechos 5:31. Pero esto ultimo es totalmente falso, pues el Creador enseño a Israel que no hay salvación alguna en ningún “príncipe”, ni en ningún “hijo de hombre”, como esta escrito: «No confiéis en los príncipes, Ni en Hijo de hombre, porque no hay en él salvación. »- Salmo 146:3. ¿Y por que no hay salvación en ningún hijo de hombre, ni en ningún príncipe? Pues porque no hay otro Salvador, fuera de יהוה (Adonai Yah, el espíritu infinito e incorpóreo al cual adora el pueblo Hebreo), como esta escrito: «Ved ahora que Yo, Yo soy, y no hay dioses conmigo (es decir, no hay nadie que sea un “Co-Dios” conmigo)...»- Deut. 32:39; «... Yo יהוה, y fuera de mi, no hay quien Salve»- Isaías 43:11; Y también dice: «PORQUE YO יהוה (y no Yeshua, ni Muhammad), Dios tuyo, el Santo de Israel, SOY TU SALVADOR...» - Isaías 43:3





Los Judíos no mataron al Nazareno (paz sea con él); ¡lo mato su propio pecado!

Los Judíos en realidad no mataron a Yeshua (Jesús de Nazaret), sino que lo hizo יהוה (el Creador, bendito sea). ¿Por que? Pues porque, la muerte de Yeshua, fue el castigo divino por la maldad de su pecado. ¿Cual pecado? Pues el pecado de la Vanidad; ¿Cual Vanidad? Pues la vanidad de intentar seducir a los Judíos a la idolatría; induciéndoles a que le amasen con amor supremo («El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí»- Mateo 10:37), y que le adorasen como si hubiese sido el Dios que descendió a la Tierra, bajo la semejanza de un hombre.
Es que יהוה (el Creador) había ordenado a su pueblo ejecutar a cualquier profeta que, independientemente de los milagros que hiciera, tratase de hacer que los Judíos adorasen a un dios ajeno [es decir, a un dios que tuviese un nombre distinto al de יהוה]. Como esta escrito: «CUANDO SE LEVANTARE EN MEDIO DE TI PROFETA, o soñador de sueños, y te anunciare señal o prodigios, y SI SE CUMPLIERE LA SEÑAL O PRODIGIO QUE ÉL TE ANUNCIÓ, DICIENDO: VAMOS EN POS DE DIOSES AJENOS, QUE NO CONOCISTE, Y SIRVÁMOSLES; NO DARÁS OÍDO A LAS PALABRAS DE TAL PROFETA, ni al tal soñador de sueños; porque יהוה vuestro Dios os está probando, para saber si amáis a יהוה vuestro Dios con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma. EN POS DE יהוה VUESTRO DIOS ANDARÉIS [Y NO EN POS DE MYEHUS]; A ÉL TEMERÉIS [Y NO A YESHUA], guardaréis sus mandamientos y escucharéis su voz, A ÉL SERVIRÉIS [NO A YESHUA], Y A ÉL SEGUIRÉIS [NO A YESHUA]. TAL PROFETA [YESHUA] O SOÑADOR DE SUEÑOS, HA DE SER MUERTO»- Deuteronomio 13:1-5.
En fin, el pretender que Dios haya descendido a la Tierra bajo la semejanza de un hombre [Yeshua], es una vanidad tan innegable, que hasta los Escritos Cristianos lo reconocen, cuando dicen: «Entonces la gente, visto lo que Pablo había hecho, alzó la voz, diciendo en lengua licaónica: ¡DIOSES BAJO LA SEMEJANZA DE HOMBRES HAN DESCENDIDO A NOSOTROS!... Cuando lo oyeron los apóstoles BERNABÉ Y PABLO, RASGARON SUS ROPAS, Y SE LANZARON ENTRE LA MULTITUD, DANDO VOCES Y DICIENDO... Nosotros también somos hombres semejantes a vosotros, que OS ANUNCIAMOS QUE, DE ESTAS VANIDADES, OS CONVIRTÁIS AL DIOS VIVO (יהוה)...»- Hechos 14:11-15.
En conclusion, ya que el Evangelio habla vanidad, cuando reclama que Yeshua es el Dios que ha descendido a la Tierra bajo la semejanza de un hombre («Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre? »- Juan 14:9); Y, ya que “el leño” [es decir, el madero de la cruz] es el símbolo del Evangelio, los creyentes Hebreos nos vemos forzados a rechazar el Evangelio. ¿Por que? Pues porque יהוה ha ordenado que nos alejemos de la vanidad; pues, “la vanas enseñanzas del leño” entontecen e infatúan al creyente; como esta escrito- «TODOS SE INFATUARÁN Y ENTONTECERÁN. ENSEÑANZA DE VANIDADES ES EL LEÑO»- Jeremías 10:8; «VANIDAD, Y PALABRA MENTIROSA, APARTA DE MÍ»- Proverbios 30:8; «NO CONFÍE EL ILUSO EN LA VANIDAD, Porque ella será su recompensa»- Job 15:31; «CIERTAMENTE DIOS NO OIRÁ LA VANIDAD, Ni la mirará el Omnipotente»- Job 35:13; «NO OS APARTÉIS EN POS DE VANIDADES que no aprovechan ni libran, PORQUE SON VANIDADES»- 1 Samuel 12:21; «ENTONCES INVOCARÁS, Y TE OIRÁ יהוה; clamarás, y dirá él: “Heme aquí”. SI QUITARES DE EN MEDIO DE TI el yugo, el dedo amenazador, y EL HABLAR VANIDAD»- Isaías 58:9.





La Pascua Judía: La oportunidad de escoger entre ser Egipto y Faraón, o ser en cambio Israel y Moisés

El relato de la Pascua Judía, es un relato de contrastes, así como de posiciones opuestas y antagónicas, que cada uno de nosotros puede escoge asumir:

1) Egipto, un pueblo opresor, versus Israel, un pueblo oprimido
2) Faraón, un líder que no cumplía su palabra, y que estaba lleno de injusticia, de crueldad, y de altanería; versus Moisés, un hombre que cumplía su palabra, y que estaba lleno de justicia, de misericordia, y de humildad.
3) Diez plagas, asociadas con la desobediencia de Egipto; Versus 10 mandamientos, asociados con la obediencia de Israel
4) Los Israelitas, que son arrojados a las aguas del Rio Nilo; versus los Egipcios, que son arrojados a las aguas del mar Rubio
5) Los primogénitos de Israel, a quienes la muerte no pudo alcanzar, ya que fueron obedientes a lo ordenado por Moisés; versus los primogénitos de Egipto, a quienes la muerte pudo en efecto alcanzar, ya que no obedecieron lo ordenado por Moisés («Y cuando os dijeren vuestros hijos [en el mañana]: ¿QUÉ ES ESTE RITO VUESTRO?, vosotros responderéis: Es la víctima de la pascua de יהוה (ADONAI YAH), EL CUAL PASÓ POR ENCIMA DE LAS CASAS DE LOS HIJOS DE ISRAEL EN EGIPTO [DISTINGUIENDO ASI ENTRE LOS QUE OBEDECIERON LO ORDENADO POR MOISES, Y LOS QUE NO LO OBEDECIERON], CUANDO HIRIÓ A LOS EGIPCIOS, Y LIBRÓ [EN CAMBIO] NUESTRAS CASAS»- Éxodo 12:26-27)
6) La noche de la Pascua; que, para los seguidores de Faraón, representa el juicio Divino que, al final de sus días, espera a los impíos; pero que, para los seguidores de Moisés, representa el comienzo de la vida y la recompensa eterna que Dios ha prometido a los que le aman. Como esta escrito: «DECID AL JUSTO QUE LE IRÁ BIEN, PORQUE COMERÁ DE LOS FRUTOS DE SUS MANOS. ¡AY DEL IMPÍO! MAL LE IRÁ; PORQUE, SEGÚN LAS OBRAS DE SUS MANOS, LE SERÁ PAGADO»- Isaías 3:10-11.

El relato de la Pascua Judía, es la historia de una profecía; una profecía que, si bien habla de una noche terrible, también anuncia la llegada de un día glorioso: el día que proseguirá a la noche cuando el bien triunfe finalmente sobre el mal. Como esta escrito: «HAS CAMBIADO MI LAMENTO EN BAILE; DESATASTE MI CILICIO, Y ME CEÑISTE DE ALEGRÍA»- Salmo 30:11.
Esa noche profetizada, sera una noche singular; una que, tarde o temprano, todos tendremos que experimentar, pues es la noche cuando el Creador juzgara finalmente a todos con justicia, haciendo distinción entre los justos, y los injustos; entre los que oprimen, y entre los que son oprimidos; entre los buenos, y entre los malos; entre los que obedecen a Moisés [guardando los 10 mandamientos de la Ley Divina], y entre los que se oponen a Moisés [rehusando obedecer los mandamientos de la Ley Divina]. En esa noche, Dios hará distinción entre los que son de Israel, y los que son de Egipto. ¿Y quien es Israel? Pues todo aquel que tiene un corazón limpio. Como esta escrito: «Ciertamente es bueno Dios PARA CON ISRAEL, PARA CON LOS LIMPIOS DE CORAZÓN»- Salmo 73:1. ¿Y como puede el hombre obtener esa limpieza de corazón? Pues dejando que, “la vara de Moisés”, golpee la piedra en que se ha convertido su endurecido corazón; como esta escrito- «CERCANO ESTÁ יהוה (ADONAI YAH) A LOS QUEBRANTADOS DE CORAZÓN»- Salmo 34:18. ¿Y para que tiene que quebrantar la piedra de su corazón? Pues para que broten de ella las aguas que todo lo sanan, y todo lo limpian [es decir, las lagrimas del sincero arrepentimiento]; como esta escrito- «YO HE OÍDO TU ORACIÓN, Y HE VISTO TUS LÁGRIMAS; HE AQUÍ QUE YO TE SANO »- 2 Reyes 20:5. En otras palabras, dejando que la Escritura Hebrea renueve su corazón, conduciéndole a apartarse de la maldad, para hacer en cambio el bien que le habrá de enaltecer. Como esta escrito: «SI BIEN HICIERES, ¿NO SERÁS ENALTECIDO?»- Génesis 4:7.
¿Y cual es ese bien que agrada a Dios? Pues sembrar en la vida de nuestro prójimo, el mismo bien que desearíamos cosechar en nuestras propias vidas; como esta escrito- «¿NO ES QUE PARTAS TU PAN CON EL HAMBRIENTO, Y A LOS POBRES ERRANTES ALBERGUES EN CASA; QUE CUANDO VEAS AL DESNUDO, LO CUBRAS, Y NO TE ESCONDAS DE TU HERMANO? ENTONCES, NACERÁ TU LUZ COMO EL ALBA, Y TU SALVACIÓN SE DEJARÁ VER PRONTO; E IRÁ TU JUSTICIA DELANTE DE TI, Y LA GLORIA DE יהוה SERÁ TU RETAGUARDIA. ENTONCES INVOCARÁS, Y TE OIRÁ יהוה ; CLAMARÁS, Y DIRÁ ÉL: “¡HEME AQUÍ!” SI QUITARES DE EN MEDIO DE TI EL YUGO, EL DEDO AMENAZADOR, Y EL HABLAR VANIDAD; Y SI DIERES TU PAN AL HAMBRIENTO, Y SACIARES AL ALMA AFLIGIDA, EN LAS TINIEBLAS NACERÁ TU LUZ, Y TU OSCURIDAD SERÁ COMO EL MEDIODÍA. יהוה TE PASTOREARÁ SIEMPRE, Y EN LAS SEQUÍAS SACIARÁ TU ALMA, Y DARÁ VIGOR A TUS HUESOS; Y SERÁS COMO HUERTO DE RIEGO, Y COMO MANANTIAL DE AGUAS, CUYAS AGUAS NUNCA FALTAN» - Isaías 58:7-11





La Ley enseña que, se puede alcanzar remisión de pecados, sin derramamiento alguno de sangre

La noble fe Nazarena, se fundamenta en la premisa del apóstol Pablo (Saulo de Tarso, paz sea con él), quien articulaba la nobel teoría de que, “sin derramamiento de sangre, no hay remisión de pecados”; Como dicen los escritos Nazarenos- «Y casi todo es purificado, según la Ley, con sangre; Y, SIN DERRAMAMIENTO DE SANGRE, NO SE HACE REMISIÓN [DE PECADOS]»- Hebreos 9:22. Y es esta curiosa teoría, la que permite a nuestros hermanos Nazarenos afirmar que, la remisión de los pecados del pueblo Hebreo [así como del Mundo entero], se encuentra precisamente en el derramamiento de sangre efectuado por el Galileo (paz y bendición sean siempre con él).
Y la pregunta que debe hacerse todo creyente Hebreo, es la siguiente: ¿Que de malo hay con el anterior reclamo? ¿No es acaso esta una idea hermosa e inspiradora? ¿No es emotiva y arrolladora? Pues la respuesta es que, a primera vista, la idea es en efecto encantadora; si no fuese por el hecho de que no corresponde en lo absoluto a lo revelado por Dios al pueblo Hebreo. Es que, la Ley de Dios, muestra que el Sumo Sacerdote (Aarón) hizo expiación por el Pueblo de Israel, sin necesidad alguna de derramar sangre, y tan solo con una pequeña cantidad de incienso. Como esta escrito: «Y dijo Moisés a Aarón: TOMA EL INCENSARIO, Y PON EN ÉL FUEGO DEL ALTAR, Y SOBRE ÉL PON INCIENSO, y ve pronto a la congregación, Y HAZ EXPIACIÓN POR ELLOS... ENTONCES TOMÓ AARÓN EL INCENSARIO, como Moisés dijo, y corrió en medio de la congregación; y he aquí que la mortandad había comenzado en el pueblo; Y ÉL PUSO INCIENSO, E HIZO EXPIACIÓN POR EL PUEBLO»- Números 16:46-47.
¿Y por que enseña la Ley que, el incienso, puede en efecto hacer expiación por nuestros pecados? Pues porque, el incienso, simboliza la sincera oración del creyente; como esta escrito- «SUBA MI ORACIÓN DELANTE DE TI, COMO [SUBE] EL INCIENSO»- Salmo 141:2.
En otras palabras, la Ley intenta mostrarnos que, el hombre que ora a Dios con sinceridad de corazón [es decir, confesando ante Dios con un corazón contrito y humillado], obtiene la remisión de sus pecados; como esta escrito- «Mi pecado te declaré, y no encubrí mi iniquidad. Dije: CONFESARÉ MIS TRANSGRESIONES A יהוה ; Y TÚ PERDONASTE LA MALDAD DE MI PECADO. POR ESTO ORARÁ A TI TODO SANTO, en el tiempo en que puedas ser hallado»- Salmo 32:5-6; Y también dice- «Por tanto, CONFESARÉ MI MALDAD, Y ME CONTRISTARÉ POR MI PECADO»- Salmo 38:18; Y en otro lugar añade- «EL QUE ENCUBRE SUS PECADOS, NO PROSPERARÁ; MAS EL QUE LOS CONFIESA, Y SE APARTA, ALCANZARÁ MISERICORDIA»- Proverbios 28:14.
Pero, si lo anterior es cierto, ¿como explicamos el hecho de que, muchos de nuestros amados hermanos Nazarenos, experimenten que sus vidas han sido bendecidas y transformadas por su fe? Pues lo explicamos recordando que, el Dios de Israel, ha prometido bendecir a todos los que le buscan [sin importar cual sea su credo, o su religión]; como esta escrito- «Los leoncillos necesitan, y tienen hambre; PERO, LOS QUE BUSCAN A יהוה , NO TENDRÁN FALTA DE NINGÚN BIEN»- Salmo 34:10.
¿Significa este último verso que, abrazar la teología mostrada por Dios en su Ley, es irrelevante? ¿Significa acaso que, el hombre puede obtener la bendición Divina, sin importar si sigue la verdad, o si sigue la mentira? ¡Absolutamente no! Lo que significa es que, mientras el ser humano no este consciente del pecado que comete [negando las verdades de la Ley Divina, para seguir en cambio las mentiras de los hombres], la gracia de Dios guarda a tal hombre del castigo. Pero, una vez que el hombre ha sido hecho consciente de su extravío, tiene la responsabilidad de confesar su maldad, para proceder a abandonarla, y procurar el perdón Divino.
¿Donde ilustra la Ley este principio? Pues en el libro de Levítico, donde se enseña que el hombre no es responsable de ofrecer sacrificio expiatorio alguno, sino hasta el momento en que ha descubierto que ha errado, extraviándose de lo dicho y ordenado en la Ley Divina; como esta escrito- «Si alguna persona del pueblo pecare por yerro, haciendo algo contra alguno de los mandamientos de יהוה en cosas que no se han de hacer, y delinquiere; LUEGO QUE CONOCIERE SU PECADO QUE COMETIÓ, TRAERÁ POR SU OFRENDA UNA CABRA, UNA CABRA SIN DEFECTO, POR SU PECADO QUE COMETIÓ»- Levítico 4:27-28. Y también dice en otro lugar: «SI TODA LA CONGREGACIÓN DE ISRAEL HUBIERE ERRADO, Y EL YERRO ESTUVIERE OCULTO A LOS OJOS DEL PUEBLO, y hubieren hecho algo contra alguno de los mandamientos de יהוה en cosas que no se han de hacer, y fueren culpables; LUEGO QUE LLEGUE A SER CONOCIDO EL PECADO QUE COMETIEREN, LA CONGREGACIÓN OFRECERÁ UN BECERRO POR EXPIACIÓN, y lo traerán delante del tabernáculo de reunión»- Levítico 4:13-14.
Y, esta misma verdad, es enseñada por medio de la historia del Rey Abimelec, a quien Dios no hizo reo de muerte, sino hasta el momento en que se le hizo consciente de que había tomado la mujer de su prójimo [estando así en riesgo de cometer el pecado de adulterio]. Como esta escrito: «PERO DIOS VINO A ABIMELEC EN SUEÑOS DE NOCHE, Y LE DIJO: HE AQUÍ, MUERTO ERES, A CAUSA DE LA MUJER QUE HAS TOMADO, LA CUAL ES CASADA CON MARIDO. Mas Abimelec no se había llegado a ella, y dijo: Señor, ¿matarás también al inocente? ¿No me dijo él: Mi hermana es; y ella también dijo: Es mi hermano? Con sencillez de mi corazón, y con limpieza de mis manos, he hecho esto. Y le dijo Dios en sueños: Yo también sé que con integridad de tu corazón has hecho esto; y yo también te detuve de pecar contra mí, y así no te permití que la tocases. AHORA, PUES, DEVUELVE LA MUJER A SU MARIDO; PORQUE ES PROFETA, Y ORARÁ POR TI, Y VIVIRÁS. Y SI NO LA DEVOLVIERES, SABE QUE DE CIERTO MORIRÁS TÚ, Y TODOS LOS TUYOS»- Génesis 20:3-7.





El maestro de Galilea (paz y bendición sean con el), no pudo haber sido el cordero que expiase los pecados individuales de ningún seguidor de la Ley Divina

El maestro de Galilea (paz y bendición sean con el), no pudo haber sido el cordero que expiase los pecados individuales de ningún seguidor de la Ley Divina. ¿Y por que no? Pues porque la Ley enseñaba que, cuando era absolutamente necesario expiar los pecados de algún individuo, por medio de un sacrificio animal, estos pecados no se expiaban por medio de un cordero, sino por medio de una cabrita. Y, aun si el individuo deseaba que sus pecados fuesen expiados por medio de un cordero, la Ley se lo impedía, ordenando en cambio que el animal fuese hembra [es decir, le forzaba a sacrificar una corderita]. Como esta escrito:
«SI ALGUNA PERSONA DEL PUEBLO pecare por yerro, HACIENDO ALGO CONTRA ALGUNO DE LOS MANDAMIENTOS DE יהוה en cosas que no se han de hacer, y delinquiere; luego que conociere su pecado que cometió, TRAERÁ POR SU OFRENDA UNA CABRA, UNA CABRA SIN DEFECTO, POR SU PECADO QUE COMETIÓ. Y pondrá su mano sobre la cabeza de la ofrenda de la expiación, y la degollará en el lugar del holocausto. Luego con su dedo el sacerdote tomará de la sangre, y la pondrá sobre los cuernos del altar del holocausto, y derramará el resto de la sangre al pie del altar. Y le quitará toda su grosura, de la manera que fue quitada la grosura del sacrificio de paz; y el sacerdote la hará arder sobre el altar en olor grato a יהוה; ASÍ HARÁ EL SACERDOTE EXPIACIÓN POR ÉL, Y SERÁ PERDONADO. Y SI POR SU OFRENDA POR EL PECADO TRAJERE CORDERO, HEMBRA SIN DEFECTO TRAERÁ. Y pondrá su mano sobre la cabeza de la ofrenda de expiación, y la degollará por expiación en el lugar donde se degüella el holocausto. Después con su dedo el sacerdote tomará de la sangre de la expiación, y la pondrá sobre los cuernos del altar del holocausto, y derramará el resto de la sangre al pie del altar. Y le quitará toda su grosura, como fue quitada la grosura del sacrificio de paz, y el sacerdote la hará arder en el altar sobre la ofrenda encendida a יהוה; Y LE HARÁ EL SACERDOTE EXPIACIÓN DE SU PECADO QUE HABRÁ COMETIDO, Y SERÁ PERDONADO»- Levítico 4:27-35.





¿Por que pedía Dios que nuestros ancestros hiciesen sacrificios animales?

La Torah (La Ley de Dios) dice lo siguiente: “Asimismo, cuando alguno ofreciere sacrificio en ofrenda de paz a יהוה (El Shaddai, bendito sea) para cumplir un voto, o como ofrenda voluntaria, sea de vacas o de ovejas, para que sea aceptado, será sin defecto. Ciego, perniquebrado, mutilado, verrugoso, sarnoso o roñoso, no ofreceréis éstos a יהוה, ni de ellos pondréis ofrenda encendida sobre el altar de יהוה”- Levítico 22:21-22.
¿Por qué dice Dios que no se agrada de los sacrificios de animales enfermos, heridos, o hambrientos? La interpretación que al anterior pasaje da el Judaísmo Universal, es que Dios quería que el Israelita promedio experimentase la cría de animales, de suerte que sintiese la responsabilidad de velar por el bienestar y la salud de ellos. En otras palabras, Dios quería que el Judío incorporase en su psiquis la ética que implica alimentar, proteger, y cuidar de otras criaturas. ¿Por que? Pues para inducirle a razonar consigo mismo, diciéndose lo siguiente: “Si Dios se agrada de que yo contribuya al bienestar de estos animales irracionales, de suerte que estos últimos no se golpeen, no se rasguñen, no se enfermen, no pasen hambre, y no sufran daño alguno, ¿por cuanto más no se agradará de que contribuya al bienestar de mi prójimo, que está hecho a imagen y semejanza del Creador?”. Así, la Torah muestra que, el sacrificio de animales, fue la escuela que utilizó el Creador para enseñar a los creyentes Hebreos cual era el estilo de vida que debía caracterizar al verdadero Israel. ¿Y quien es el verdadero Israel? Pues todo hombre [y toda mujer] que tiene un corazón limpio [es decir, un corazón sin injusticia, sin crueldad, y sin orgullo], como esta escrito: «Ciertamente es bueno Dios PARA CON ISRAEL, PARA CON LOS LIMPIOS DE CORAZÓN»- Salmo 73:1.
Y, la misericordia que caracteriza a los puros de corazón, explica el hecho de que, la Escritura Hebrea, muestre que los hombres justos de Israel exhibían un respeto absoluto por la vida animal, de suerte que, ninguno de ellos, practicaba el deporte de la caza, sino que consumía la cantidad mínima de carne necesaria para su subsistencia; Y, aún esto último, les era prohibido, cuando la muerte del animal sacrificado, no cumplía con el ritual de "Kashrut" (un proceso que garantizaba que, la muerte del animal, fuese indolora). De hecho, los únicos cazadores nombrados en la Torah, fueron Nimrod y Esaú (Gen. 10:9, & Gen 25:27), dos hombres impíos y perversos.





El desvarío de creer que, la fe en el [alegado] sacrificio expiatorio de Yeshua (paz y bendición sean con el), es la única y verdadera religión

La noble fe Nazarena (o “Cristiana”), representa un camino perfectamente válido para allegarse al Creador. ¿Por que? Pues porque, esta última, alienta a sus adeptos a volverse a Dios en sincero arrepentimiento. Y, el Creador [bendito sea], ha prometido que nunca habrá de despreciar el ruego de quien se acerca a Él con un corazón quebrantado, contrito, y humillado. Como esta escrito:"LOS SACRIFICIOS DE DIOS, SON EL ESPÍRITU QUEBRANTADO; AL CORAZÓN CONTRITO Y HUMILLADO, NO DESPRECIARAS TU, OH DIOS" (Salmo 51:17).
Pero, si esto es así, ¿Por que insisten los Hebreos en seguir su compleja religión? ¿Por que no siguen la mucho mas simple religión Nazarena? Pues, la razón para ello, es muy sencilla: Verá usted, la noble fe Nazarena, postula muchas cosas que, a primera vista, aparentan ser muy lógicas y ennoblecedoras; pero, cuando examinamos estas cosas a la luz de la Escritura Hebrea, el creyente descubre que, lo que parecía ser lógico y ennoblecedor, resulta ser una tácita negación de todo lo revelado por Dios al Pueblo de Israel.
Por ejemplo, nuestros hermanos Nazarenos, postulan que la teología que acerca de un futuro Mesías esbozaba la Ley, hacía de la fe en ese futuro Mesías la única verdadera religión, así como el único camino a la vida eterna. Y, ¿como sabemos que es falso este reclamo? ¿Como sabemos que, el Creador, nunca deseó que su Pueblo pensara que, la fe en la teología mesiánica articulada en la Ley, era el único camino de salvación? Pues lo sabemos por el proceder del Creador, así como por el proceder de su Pueblo: Es decir, lo deducimos lógicamente, luego de considerar el hecho de que, la Escritura Hebrea, nunca muestra a Israel actuando como si poseyese la única y verdadera religión; la Escritura nunca muestra a Israel haciendo “ningún trabajo misionero”, ni tampoco tratando de hacer que alguna otra Nación (los Ismaelitas, los Egipcios, los Amalecitas, los Edomitas, los Madianitas, los Cananeos, los Ninivitas, los Caldeos, los Samaritanos, etc), creyese en las promesas mesiánicas de la Ley; lo sabemos porque, la Ley, no muestra a Dios diciendo [en sueños] al Rey Abimelec, que debía abandonar su paganismo, a fin de aceptar en cambio la fe de Abraham (Génesis 20:3-7); lo sabemos porque, la Ley, no muestra que Moisés hubiese tratado de convertir a Faraón, diciéndole que debía abandonar su falsa religión, para aceptar en cambio la única y verdadera religión de Israel (Éxodo 12:31-32, & Éxodo 14:5-7); lo sabemos porque, la Escritura, no muestra que Jonás hubiese tratado de convertir a los Ninivitas a la religión de Israel (Jonás 3:3-4); y lo sabemos porque, la Escritura, no muestra en ninguna parte que, el profeta Daniel, hubiese dicho al Rey Nabucodonosor que, su religión, era falsa, y que la única manera de escapar del juicio Divino [que pendía sobre su cabeza], era creer en la futura venida de un Mesías, que habría de redimir con su sangre los pecados de toda la Humanidad (Daniel 4:27).
Del mismo modo, es falso el alegato Cristiano que afirma que, sin derramamiento de sangre, no hay expiación de pecados. ¿Por que? Pues porque, la Torah (la Ley), dice que Aarón logró expiar el pecado de Israel, con tan solo un incensario, y sin necesidad de derramar sangre alguna (Números 16:46-47).
De igual modo, es falso que, la efectividad de un sacrificio [como podría ser el alegado sacrificio expiatorio del Nazareno], dependa de que “creamos” en la persona que ha ofrecido tal sacrificio. ¿Por que? Pues porque, la Ley de Dios, no enseña tal cosa; y porque, la Escritura Hebrea, no ilustra este principio en ninguno de sus relatos. De hecho, lo que la Ley enseña, es lo contrario: Por ejemplo, la Escritura intima que, el padre de cada familia Hebrea, fue responsable de sacrificar el cordero de la primera Pascua [celebrada en Egipto]. Y, ese mismo padre, también era responsable de poner la sangre en el dintel de su puerta, así como de asegurarse de que nadie saliese esa noche del hogar (Éxodo 12:21-28). Y la Escritura muestra que, una vez que el padre de familia cumplía con todo lo ordenado por Moisés [acerca del sacrificio Pascual], su sacrificio era automáticamente efectivo; sin importar si, el primogénito del hogar, creía o no en los méritos del padre que había efectuado el sacrificio [y, esto último, es la razón por la cual, el relato de la Pascua, no menciona la muerte de ningún primogénito Israelita]. La anterior verdad, también esta ilustrada en la Fiesta de Yom Kippur; donde, los ritos y sacrificios realizados por el Sumo sacerdote, expiaban el pecado de toda la nación Hebrea, sin importar si el Israelita promedio creía o no en los méritos del Sumo sacerdote que había oficiado la ceremonia (Levítico 16:30-34).
¿Que intenta enseñarnos con todo esto la Torah? Pues intenta mostrarnos que, la justificación del Hombre, no esta en tener “la teología correcta”, sino en tener “las obras correctas”; que, a los ojos del Creador, nuestra obediencia a los mandamientos Divinos, tiene prioridad sobre la teología que esbozamos; intenta decirnos que, la fe que agrada al Creador, no consiste en “creerle a Dios”, sino en hacer el bien que ordena en sus mandamientos. ¿Por que? Pues porque, la Justicia del futuro Juicio Divino, se manifiesta en el hecho de que, el Creador, habrá de recompensar a cada uno, devolviéndole el mismo bien [o mal] que [en vida] haya sembrado. Como esta escrito: «CON EL MISERICORDIOSO, TE MOSTRARÁS MISERICORDIOSO; Y RECTO [O “INTEGRO”] PARA CON EL HOMBRE ÍNTEGRO; LIMPIO TE MOSTRARÁS PARA CON EL [HOMBRE] LIMPIO, Y SEVERO SERÁS PARA CON EL PERVERSO» (Salmo 18:25-26). Y también dice en otro lugar: «YAH ( יהוה ) ME HA PREMIADO CONFORME A MI JUSTICIA; CONFORME A LA LIMPIEZA DE MIS MANOS me ha recompensado. Porque yo he guardado los caminos de יהוה, Y no me aparté impíamente de mi Dios»- 2 Samuel 22:21-22; Y también dice- «DECID AL JUSTO QUE LE IRÁ BIEN, PORQUE COMERÁ DE LOS FRUTOS DE SUS MANOS. ¡AY DEL IMPÍO! MAL LE IRÁ; PORQUE, SEGÚN LAS OBRAS DE SUS MANOS, LE SERÁ PAGADO» (Isaías 3:10-11); «PORQUE ÉL (יהוה) PAGARÁ AL HOMBRE SEGÚN SU OBRA, Y LE RETRIBUIRÁ CONFORME A SU CAMINO» (Job 34:11); «Porque TÚ (יהוה) PAGAS A CADA UNO CONFORME A SU OBRA» (Salmo 62:12); Y mas adelante dice- «EL QUE MIRA POR TU ALMA (יהוה), Él lo conocerá, y DARÁ AL HOMBRE SEGÚN SUS OBRAS» (Proverbios 24:12); Y el profeta Isaías también lo confirma, cuando dice: «... MIS ESCOGIDOS DISFRUTARÁN LA OBRA DE SUS MANOS» (Isaías 65:22).
En resumen, la noble fe Nazarena, pretende darle a la teología Mesiánica una prominencia, una exclusividad, y una certeza, que el Creador mismo nunca quiso que tuviese. Y, esta "ilusoria" exclusividad, no es sino "la gran red” que utilizan nuestros hermanos Nazarenos, a fin de “pescar” adeptos para su fe (Mateo 4:19, Marcos 1:17, Lucas 5:10); una sagaz y efectiva “camisa de fuerza” ideológica, diseñada para someter a la obediencia, todo intelecto expuesto a la predica Nazarena (2 Corintios 10:5). Pero la realidad es que, el mensaje de la Escritura Hebrea, no es que, la salvación del Hombre, se encuentre en creer en la venida de algún futuro Mesías. El verdadero mensaje de la Ley Divina, es que “la seguridad eterna”, esta en que el hombre se aparte de la maldad, y comience en cambio a hacer el bien que agrada al Creador [obedeciendo sus mandamientos]; como esta escrito: «Apártate del Mal, y haz el Bien, y Vivirás para siempre»- Salmo 37:27; «Teme a Dios, y guarda sus Mandamientos; porque esto es el todo del hombre»- Eclesiastés 12:13.





La apócrifa historia de Crispin, el Rey de Reyes Romano

En tiempos de la antigua Atenas, un ciudadano Romano llamado “Crispin” se presento ante los sabios de Grecia, reclamando que estos últimos le reconocieran como “el Rey de Reyes”. Cuando preguntaron los sabios que mérito poseía para sentir el derecho de hacer tan grande reclamo, Crispin les respondió que, su mérito, era ser no solo el mas grande, sino también el mas sabio de todos los hombres. Entonces, cuando los sabios Griegos pidieron a Crispin que demostrase la grandeza su alegada sabiduría, Crispin procedió a apuntar hacia un punto particular en el suelo, mientras decía: “¡Este punto en el suelo, es el centro mismo del Universo!”. Los sabios respondieron diciendo: “¿Y como podemos estar seguros de que, lo que afirmas, es cierto?” A lo cual Crispin contesto diciendo: “Si no creen lo que les digo, busquen una regla de carpintero, y midan por ustedes mismos [a ver si el punto es o no el centro del Universo]”. Los sabios le respondieron: “Intenta otra cosa”; A lo que Crispin respondió: “¡Soy el único hombre que puede restaurar la sal que se ha hecho insípida!”; “¿Como?”- Dijeron los sabios; “Pues con la placenta de la Mula”- Contesto Crispin; “¿Puede acaso parir la mula, para que tenga placenta alguna?”- dijeron los sabios; “No importa, pues la sal tampoco puede hacerse insípida (pues dejaría de ser sal)”- Respondió Crispin; “Si te traemos dos huevos de gallina, podrías decirnos cual de ellos proviene de una gallina blanca, y cual proviene de una gallina negra?”- Preguntaron los Sabios; “¡Claro!... luego que les traiga yo a ustedes dos quesos, para que me digan cual de los dos proviene de una vaca blanca, y cual proviene de una vaca negra”- Respondió Crispin. Así, luego de ponderar tanto sus aseveraciones como respuestas, los Sabios comprendieron que Crispin no era sino un sagaz y taimado sofista; un tahúr, sediento de adulación; un líder natural, en búsqueda de algún grupo de personas lo suficiente crédulas e ignorantes como para aceptar sus vanos y grandilocuentes reclamos de superioridad.
Así, los sabios Griegos concluyeron que, la mejor manera de manejar a Crispin, el Romano que reclamaba ser “el Rey de Reyes”, era permitirle llevar su reclamo ante los reclusos del manicomio Ateniense, donde el éxito de Crispin fue tan arrollador que, de ahí en adelante, todo el que en Atenas se hallaba mentalmente perturbado, era llamado “Crispiano”.





Prefiera adorar al Sol y a la Luna, antes que a un dios defecante

Tanto Moisés, como los profetas, tenían que sudar, que orinar, y que defecar. Y, si tenían que defecar, era porque necesitaban deshacerse del excremento que llenaba sus cuerpos. Por eso, es imposible que Moisés [o los profetas] hayan sido literalmente el Creador; pues solo un demonio podría concebir la blasfema idea de que el Creador haya estado jamas "lleno de excremento". Y, como el Galileo también tuvo que orinar y defecar, pues obviamente tampoco pudo haber sido el Creador.
Es que, es preferible adorar a Sol, a la Luna, o a las Estrellas, antes que adorar a ningún “dios” que, al igual que los inmundos seres humanos, haya tenido que sudar, que orinar, o que defecar. De hecho, adorar al Sol, a la Luna, o a las Estrellas, es mas inteligente que adorar a un dios defecante. ¿Por que? Pues porque, los astros, al menos son lo suficientemente poderosos [y puros], como para existir sin nunca tener que contaminarse con la orina, y con el excremento. En adición, el hombre adora solo aquello que es superior a él mismo. Y, ya que los seres humanos somos poco mas que una parlante y movible bolsa de excremento, la persona que adora esa bolsa de excremento, intima con ello ser menos que el excremento.
Es que, si ese dios no pudo salvarse a si mismo del tormento físico que es lidiar con el sudor, con el excremento, y con la orina, ¿cuanto menos podrá salvar a otros de ningún tormento espiritual?





¿Por que tantos Judíos seculares se convierten al Judaísmo Mesiánico?

Las ideas, son algo muy poderoso. De hecho, las ideas que escogemos abrazar, pueden liberarnos, o pueden esclavizarnos. Un buen ejemplo de ello, es la idea que postula que, todo aquel que nace de una madre Judía, es automáticamente Judío. ¿Cual es el problema con esta común [pero extraviada] idea? Pues que intima falsamente que, ser parte del pueblo de Dios [y contar por ende con el favor Divino], es como heredar una tipo “reliquia familiar”; es decir, un objeto pasivo, que esta completamente divorciado de nuestra conducta ética y moral.
Y, es esta ultima idea, la que hace posible que encontremos hombres que no perciben contradicción alguna reclamar ser Judíos, a la misma vez que se auto-proclaman ateos, homosexuales, o anti-semitas.
¿Y por que es falsa la anterior idea? Pues porque, la Escritura Hebrea muestra que, ser parte de Israel, tiene poco que ver con el apellido de nuestra progenitora, pero mucho que ver con la aptitud de nuestro corazón; Como esta escrito- «Ciertamente es bueno Dios PARA CON ISRAEL, PARA CON LOS LIMPIOS DE CORAZÓN»- Salmo 73:1. ¿Quien dice el verso que es parte de Israel? Pues el limpio de corazón! En adición, la Ley enseña que, Rebeca (una madre Judía), engendro dos hijos que, a pesar de ser gemelos, pertenecían a dos pueblos distintos [¡y antagónicos!]. Como esta escrito: «y le respondió יהוה: DOS NACIONES HAY EN TU SENO, Y DOS PUEBLOS SERÁN DIVIDIDOS DESDE TUS ENTRAÑAS; El un pueblo será más fuerte que el otro pueblo, Y el mayor servirá al menor»- Génesis 25:23.
¿Y que fue lo que caracterizo a Edom? ¿Que cosas le llevaron a convertirse en un pueblo distinto al de Israel? Pues lo que le definió como otro pueblo, fue que que, tanto con sus ideas, como con sus acciones, menosprecio lo revelado por Dios. Es que, el Creador, mostró a los patriarcas la supremacía del hijo primogénito. Y, la razón para esto, era su anhelo de que, la descendencia de Abraham, internalizara una verdad que habría de guiar su porvenir. ¿Cual era esa verdad? Pues que, Israel, seria “el primogénito” de Dios [es decir, ¡su mas importante hijo!], como esta escrito: «Y dirás a Faraón: יהוה HA DICHO ASÍ: ISRAEL ES MI HIJO, MI PRIMOGÉNITO»- Éxodo 4:22. Y, ¿cuando menosprecio esto Edom? Pues lo hizo cuando menosprecio su primogenitura, como esta escrito: «Entonces dijo Esaú: “HE AQUÍ YO ME VOY A MORIR; ¿PARA QUÉ, PUES, ME SERVIRÁ LA PRIMOGENITURA?”... ASÍ MENOSPRECIÓ ESAÚ LA PRIMOGENITURA»- Génesis 25:32&34.
En adición, Edom menosprecio la palabra de Dios traída por boca de su padre Isaac, quien bendijo a Israel (Jacob) diciendo: «MALDITOS LOS QUE TE MALDIJEREN, Y BENDITOS LOS QUE TE BENDIJEREN»- Génesis 27:29. Y, ¿cuando hizo esto Edom? Pues cuando trato de traer maldición sobre Israel, como esta escrito- «He aquí, ESAÚ TU HERMANO SE CONSUELA ACERCA DE TI CON LA IDEA DE MATARTE»- Génesis 27:42.
Así, la Escritura intima que, aun si un hombre naciese de un padre o una madre Judía; en el momento en que este hombre abandona la palabra de Dios (la Ley), para hacerse en cambio un abierto enemigo de Israel, en ese mismo momento deja de ser un Israelita, para convertirse en un Edomita.
Curiosamente, la tradición hebrea identifica a Edom con la fe Nazarena [una de cuyas sectas es el Judaísmo mesiánico]. ¿Por que? Pues porque la Escritura profetiza que Edom “habría de vivir por la Espada”. Como esta escrito: «Y por tu espada vivirás»- Génesis 27:40. ¿Que significa que Edom habría de “vivir por la espada”? Pues significa que Edom representa a quienes “adquieren la vida” por medio del derramamiento de sangre. Y, esto ultimo, corresponde a la Fe Nazarena, que postula que “la vida del hombre” [es decir, su salvación] esta en el derramamiento de la sangre del Nazareno. Como esta escrito: «Y SIN DERRAMAMIENTO DE SANGRE, NO SE HACE REMISIÓN [DE PECADOS]»- Hebreos 9:22; «SI NO coméis la carne del Hijo del Hombre, y BEBÉIS SU SANGRE, NO TENÉIS VIDA EN VOSOTROS»- Juan 6:53; «Y les dijo: ESTO ES MI SANGRE DEL NUEVO PACTO, QUE POR [LA VIDA DE] MUCHOS ES DERRAMADA»- Marcos 14:24; «Porque tú fuiste inmolado, y CON TU SANGRE NOS HAS REDIMIDO PARA DIOS, de todo linaje y lengua y pueblo y nación»- Apocalipsis 5:9.
En adición, la escritura intima que, el Judío que abandona la Ley, sera finalmente enviado a un exilio espiritual, donde acabara adorando al leño, o a la piedra. Como esta escrito: «Si no cuidares de poner por obra todas las palabras de esta Ley, que están escritas en este libro… יהוה TE ESPARCIRÁ POR TODOS LOS PUEBLOS, desde un extremo de la tierra hasta el otro extremo; Y ALLÍ SERVIRÁS A DIOSES AJENOS QUE NO CONOCISTE TÚ NI TUS PADRES: AL LEÑO, Y A LA PIEDRA»- Deut. 28:58&64. ¿Y que religión describe el verso con el epíteto de “el leño”? Pues la religión Nazarena, cuyo símbolo es “el leño” [es decir, “el madero” de la cruz].
¿Significa lo hasta aquí dicho que, el hombre que, reclamando tener una madre Judía, no solamente desprecia la Escritura Hebrea [incluyendo al Dios que esta ultima proclama], sino que también se hace enemigo de Israel, esta condenado a convertirse en un Judío Mesiánico? No. Lo que realmente significa, es que la combinación de no conocer a fondo la Escritura Hebrea, y no tener una relación intima y amorosa con el Creador [como ordena la Escritura en Josué 1:8, y en Deuteronomio 6:5], crea en la psiquis de este falso Judío, un “vacío” que puede ser explotado por los misioneros Mesiánicos. Es decir, el judío secular queda paralizado, cuando escucha al Mesiánico decirle: “Cree en Yeshua, la encarnación del Dios que te amo tanto, que se despojo de toda su gloria, haciéndose un hombre de carne y hueso, a fin de derramar su sangre por ti, dándote así el mayor regalo de todos; ¡la salvación de tu alma!”. De nuevo, estas palabras desarman al Judío secular, quien no sabe como justificar su rechazo a lo que, a primera vista, aparenta ser el mas noble, sublime, y desinteresado gesto de amor; un amor tan puro, tan santo, y tan supremo, que demanda ser reciprocado por todo aquel que tenga un grado mínimo de humanidad, o de agradecimiento.
Pero, ¿que es lo que hace de este falso Judío, un blanco tan vulnerable? Pues, su verdadero problema, es que a pesar de llamarse a si mismo Judío, su mente piensa como Edomita (es decir, como un Nazareno). ¿Por que? Pues porque, el desconocimiento de la Torah del que padecen los Nazarenos, les lleva a pensar que, siendo omnipotente, el Creador puede hacer lo que bien le parezca. Como esta escrito: «De manera que DE QUIEN QUIERE, TIENE MISERICORDIA, Y AL QUE QUIERE ENDURECER, ENDURECE. Pero me dirás: ¿Por qué, pues, inculpa? porque ¿quién ha resistido a su voluntad? Mas antes, oh hombre, ¿quién eres tú, para que alterques con Dios? ¿DIRÁ EL VASO DE BARRO AL QUE LO FORMÓ: ¿POR QUÉ ME HAS HECHO ASÍ? ¿O NO TIENE POTESTAD EL ALFARERO SOBRE EL BARRO, PARA HACER DE LA MISMA MASA UN VASO PARA HONRA Y OTRO PARA DESHONRA?»- Romanos 9:18-21.
En otras palabras, los Nazarenos piensan [erradamente] que, el Dios de Israel, puede actuar de forma caprichosa y subjetiva, sin tener que circunscribirse a lo que ha dicho en su Palabra, ni a lo que ha prometido a Israel. Es decir, que el Dios de Israel podía en efecto hacerse un hombre, en la persona de Yeshua (sin importar que la Torah decía en 1 Samuel 15:29 que Dios no es un hombre); que el Dios de Israel, podía morir por el pecado de otros (sin importar que la Torah decía en Deut. 24:16, en Jeremías 31:30, en Ezequiel 18:20-22, y en 2 Crónicas 25:4, que nadie podía morir por el pecado ajeno, sino que cada cual moriría por su propio pecado); que el Dios de Israel podía justificar al impío (sin importar que la Torah decía en Proverbios 17:15 que, justificar al impío, es abominación a יהוה); y que, el Dios de Israel, podía regalar la salvación (sin importar que, en Éxodo 23:8, la Torah prohibía que el creyente aceptase regalo alguno).
Así, como la ignorancia del Judío secular, le hace pensar como un Edomita (creyendo que Dios hace como quiere), este no puede evitar sentirse naturalmente atraído hacia las dulces falsedades que caracterizan la teología Edomita: que “la vida” esta en el derramamiento de sangre [y no en la obediencia a los mandamientos Divinos] ; que no hay que “complicarse la vida” prestando demasiada atención a la Ley de יהוה [pues esta ultima ha perdido su vigencia]; y que Israel ya no es el Pueblo escogió de Dios [de modo que, se puede “estar en paz con Dios”, sin necesidad de “estar en paz con su Pueblo”].
Aun así, el creyente Hebreo reconoce que, la justicia y la misericordia Divina, reinan supremas; y que, no importando cual sea su credo, o su religión, el Creador no fallará en su promesa de bendecir a todos los que le buscan. Como esta escrito: «Los leoncillos necesitan, y tienen hambre; PERO LOS QUE BUSCAN A יהוה NO TENDRÁN FALTA DE NINGÚN BIEN»- Salmo 34:10. En adición, el Creador será fiel y justo, recompensando a cada hombre con el mismo bien que haya sembrado. Y prueba de esto último, lo es el Rey David, quien se comprometió con edificar casa para יהוה . Como esta escrito: «Aconteció que, morando David en su casa, dijo David al profeta Natán: “He aquí yo habito en casa de cedro, y el arca del pacto de יהוה [habita] debajo de cortinas»- 1 Crónicas 17:1. ¿Y cual fue la recompensa Divina para David? Pues que, tal y como David se comprometió con edificar la casa de Dios, de ese mismo modo Dios se comprometió con edificar la casa de David. Como esta escrito: «Porque TÚ, DIOS MÍO, REVELASTE AL OÍDO A TU SIERVO QUE LE HAS DE EDIFICAR CASA; por eso ha hallado tu siervo motivo para orar delante de ti. Ahora pues, יהוה, tú eres el Dios que has hablado de tu siervo este bien; Y AHORA HAS QUERIDO BENDECIR LA CASA DE TU SIERVO, para que permanezca perpetuamente delante de ti; porque tú, יהוה, la has bendecido, Y SERÁ BENDITA PARA SIEMPRE»- 1 Crónicas 17:25-27





La diferencia básica entre, la Fe de la Escritura Hebrea, y la Fe de la Escritura Nazarena

La Fe a la que alude la Escritura Hebrea (o “Tanak”), no es la misma Fe a la que alude la Escritura Nazarena (o “B'rit Hadasha”). ¿Por que? Pues porque, la primera, es el producto del sosegado análisis de los hechos objetivos; mientras que, la segunda, es poco mas que pensamiento caprichoso [o “ciega credulidad”]. Por ejemplo, la palabra que traducimos como “Fe” (o como “Creer”), es la palabra Hebrea “Emunah”. Y, este término Hebreo, aparece por primera vez en el pasaje que dice: «Y creyó [Abraham] a יהוה, y le fue contado por justicia»- Génesis 15:6. El anterior pasaje, hace alusión al hecho de que Dios había prometido que Abraham tendría una descendencia numerosa. Pero, ¿acaso esperaba Dios la ciega credulidad de Abraham? ¡En ninguna manera! Es, que si examinamos el contexto del pasaje, descubriremos que Dios primero muestra a Abraham las estrellas del Cielo, diciéndole: «Mira [o “considera”] ahora los cielos, y cuenta las estrellas, si las puedes contar. Y le dijo: Así será tu descendencia...»- Génesis 15:5. En otras palabras, יהוה pidió a Abraham que considerase el hecho de que, el Dios que prometía darle muchos descendientes, era el mismo Dios que había creado una multitud de estrellas. Y, si Dios no tuvo dificultad alguna en crear una multitud de grandes e inmortales estrellas, ¿acaso le seria difícil crear una multitud de pequeños y mortales seres humanos? Así, la Fe que alcanzó nuestro padre Abraham, no fue el producto de la ciega credulidad, sino de la sosegada ponderación de los hechos que, personalmente, había experimentado.
Del mismo modo, si Dios quería que los Hebreos “tuviesen fe” en que podrían derrotar a los Cananeos («porque pondré en tus manos a los moradores de la tierra, y tú los echarás de delante de ti»- Éxodo 23:31), no era porque el Creador esperase la ciega credulidad de los Israelitas; sino porque, habiendo sido testigos presenciales de la sobrenatural derrota que acababa Dios de infligir a los Egipcios, era lógico [y justo] que creyesen que el Creador podría también derrotar a los ejércitos Cananeos; como esta escrito- «Y volvieron las aguas, y cubrieron los carros y la caballería, y todo el ejército de Faraón que había entrado tras ellos en el mar; no quedó de ellos ni uno. Y los hijos de Israel fueron por en medio del mar, en seco, teniendo las aguas por muro a su derecha y a su izquierda. Así salvó יהוה (Adonai Yah) aquel día a Israel de mano de los egipcios; e Israel vio a los egipcios muertos a la orilla del mar. Y vio Israel aquel grande hecho que יהוה ejecutó contra los egipcios; y el pueblo temió a יהוה, y creyeron a יהוה y a Moisés su siervo»- Éxodo 14:28-31).
En cambio, la Fe a la que aluden los Escritos Cristianos, no es el producto del sosegado análisis de los hechos; sino del extravío que implica obstinarse en hacer que, los hechos observables, demuestren "la verdad" que de antemano hemos decidido deben estos encarnar; una verdad caprichosa, conveniente, excitante, y aduladora.
Es que, el relato Evangélico, es tan poderosamente emotivo, que arde como fuego, dentro del corazón del cristiano. Pero, la experiencia diaria, muestra que “demasiado fuego en el corazón, llena de humo la cabeza”. En otras palabras, la fe que postula el Cristiano, no es el producto del análisis sosegado de los hechos objetivos; sino del sutil intento de justificar el subjetivo [y emocionante] culto a la personalidad humana de Yeshua (paz sea con el); un hombre con una aduladora narrativa, que promete a sus adeptos "todos los beneficios" [el perdón de los pecados, la vida eterna, la paz, la verdad, la prosperidad, el camino correcto, etc], y ninguna de las responsabilidades. Es que, aunque Yeshua no escribió nada acerca de si mismo, sus seguidores (los autores de los cuatro evangelios) le exaltaron hasta lo sumo, atribuyéndole grandes maravillas, así como fascinantes y arrolladoras palabras.
¿Y que significa que, el fuego de la adoración al Nazareno, llene de humo la cabeza de sus adeptos? Pues significa que, en aras de justificar el emocionante culto a la personalidad de Yeshua, sus adeptos están dispuestos a abandonar la claridad de pensamiento; así como a toda lógica rigurosa, que pueda poner en entredicho "la veracidad" de su dulce y grata ilusión.
Es que, la idolatría de cualquier cosa que sea física, tangible, o creada; hace al hombre fraudulento (o “mentiroso”). ¿Por que? Pues porque, a diferencia del Creador, todo aquello que es físico, tangible, o creado, padece de algún tipo de faltas, de limitaciones, o de defectos. Y, la única forma de “cubrir” tales faltas, es urdir alguna mentira; algún “sofismo” [o “malabar intelectual”] que pretenda negar que, nuestro ídolo, tenga las faltas [o limitaciones] que se le imputan.
Por ejemplo, hace casi 20 siglos que, el B'rit Hadasha, cita a Yeshua [el Dios al cual que adoran nuestros hermanos Cristianos] diciendo las siguientes palabras: «El que da testimonio de estas cosas dice: “CIERTAMENTE VENGO EN BREVE”. Amén; sí, ven, Señor Jesús»- Apocalipsis 22:20.
Y, un análisis sosegado y objetivo del anterior pasaje, conduciría a cualquier seguidor de la Fe Hebrea, a concluir que, ya que han transcurrido veinte siglos, y Yeshua aún no ha vuelto a la Tierra, es lógico pensar que, el texto, no debe ser tomado de forma literal, sino en sentido alegórico. Es decir, Yeshua no vendría realmente pronto, sino que, su intención, era avivar la fe de sus seguidores; a fin de que viviesen como si en efecto fuese a hacerlo [aunque en realidad no lo haría].
Desafortunadamente, esta sosegada objetividad, es intolerable para el adepto de la Fe Cristiana; pues el cristiano deduce que, si no es literal el pasaje del Nuevo Testamento que dice que Yeshua “vendría en breve”, quizás tampoco sea literal el pasaje donde dice que Yeshua es “el cordero de Dios, que quita el pecado del Mundo” (Juan 1:29) ; o el pasaje que dice que, todo aquel que cree en Yeshua, tiene vida eterna (Juan 3:16); o el pasaje que dice que, la sumisión a la Ley, terminó con Juan el Bautista (Lucas 16:16).
Y, ante la amenaza de que, esta verdad objetiva, ponga en entredicho la grata y dulce ilusión que le genera su idolatría por Yeshua, el Cristiano se ve forzado a mentir; urdiendo un sofismo que le permita “borrar” la clara distinción que existe entre, la conclusión que surge del sosegado análisis de los hechos objetivos, y la mentira que surge del mero “wishful thinking” (es decir, de la pecaminosa terquedad que es su lógica arbitraria, y caprichosa). En el caso del pasaje que nos atañe, el cristiano esboza el nebuloso sofismo de afirmar que, la promesa de la pronta venida de Yeshua, era en efecto literal.... solo que no era “literal/literal”, sino “literal/no-literal”. Es decir, que todo lo que [alegadamente] dijo y prometió Yeshua, tuvo la intención de ser tomado en sentido literal. ¿Y como explica el retraso de casi 2,000 años que existe en su retorno? ¡Pues negando que exista tal retraso! En otras palabras, el cristiano alega que, no han pasado en realidad 2,000 años, sino solamente 2 días. ¿Y como justifica el cristiano esta aberrante falsedad? Pues esbozando el pasaje que se encuentra en 2 Pedro 3:8, que dice que, para Dios, 1000 años es como 1 solo día... ¡como si no fuese posible que, 2 Pedro 3:8, también sea un pasaje alegórico! La deliciosa ironía, es que, si el cristiano fuese consistente en la aplicación de su sofismo, y si Yeshua no hubiese [alegadamente] resucitado de entre los muertos, el Cristiano se habría visto forzado a esperar otros 3,000 años, antes de poder corroborar si Yeshua cumpliría o no su promesa de estar solo 3 días y 3 noches en el corazón de la Tierra (Mateo 12:40); algo que sería una situación intolerable [por no decir desquiciada].





¡No dejes que te pesquen!

Si, la teología que te presentan, dibuja la imagen de un Dios injusto [tiránico, arbitrario, o caprichoso], ¡no la aceptes ni por un solo momento! ¿Por que? Pues porque, tal imagen, no es sino una pobre y triste caricatura del Creador. Es que, el Dios de Israel, es el Juez de toda la Tierra. Y, el Juez de toda la Tierra, nunca hará nada que sea injusto; como esta escrito- «¿El Juez de toda la tierra, ¿no ha de hacer lo que es justo?»- Génesis 18:25; Y dice también en otro lugar- « יהוה es justo, y yo y mi pueblo impíos »- Éxodo 9:27.
Si, la teología que te intentan vender, adscribe al Creador los atributos de un vil dictador, o la conducta de un abusivo terrorista religioso, no la compres [¡aunque te la regalen!] ¿Por que? Pues porque, el Dios de Israel, no tiene vicios morales, ni defecto alguno de carácter; como esta escrito- «Él es la Roca, cuya obra es perfecta, Porque todos sus caminos son rectitud; Dios de verdad, y sin ninguna iniquidad en Él; Es justo y recto. La corrupción no es suya; de sus hijos es la mancha»- Deut. 32:4-5.
Si encuentras que, la teología que te predican, es tan incoherente, tan confusa, o tan contradictoria, que su veracidad no es de inmediato auto-evidente, entonces no la recibas; pues el Creador quiere que rechacemos y condenemos todo aquello que pueda ser un engaño; como esta escrito: «Guarda tu lengua del mal, Y tus labios de hablar engaño»- Salmo 34:13; Y también dice en otro lugar- «Amaste el mal, más que el bien; La mentira, más que la verdad. Has amado toda suerte de palabras perniciosas; Engañosa lengua. Por tanto, Dios te destruirá para siempre...»- Salmo 52:3-5.
Si intentan confundirte con alguna ambigua teología, ¡no caigas en la trampa! No seas la inocente victima de ningún “pescador religioso”; ni de aquellos que “revuelcan el Rio” [es decir, el río de la simple y clara verdad Divina], a fin de nublar los ojos tu entendimiento, obligándote a actuar de forma irracional, o instintiva [es decir, forzándote a morder “la carnada” de la emoción, tragando así “el anzuelo” del engaño y la mentira].
La verdad es que, el Creador, no desea que su Pueblo actúe de forma irracional, ni impulsado por ninguna emoción subjetiva. El Dios de Israel [sea su nombre bendito] desea en cambio que su Pueblo “pese” todas las cosas en una balanza justa y equitativa; dándole peso [o “merito”] a todo aquello que sea justo y verdadero («Balanzas justas, pesas justas, y medidas justas tendréis. Yo יהוה vuestro Dios, que os saqué de la tierra de Egipto»- Levítico 19:36); y restándole peso a todo aquello que de visos de ser falso, engañoso, o injusto (¿Daré por inocente al que tiene balanza falsa, y bolsa de pesas engañosas? - Miqueas 6:11).
Es que, todo lo que יהוה pide del hombre, es que se comprometa con obrar de forma justa, misericordiosa, y humilde; como esta escrito: «Oh hombre, Él (Dios) te ha declarado lo que es bueno, ¿y qué pide יהוה de ti? ¡Solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios!»- Miqueas 6:8. Y, toda teología [o postulado dogmático] que pretenda negar, menoscabar, o sustituir esta clara y sencilla verdad Divina, no es sino una manifestación de aquella misma mentira con la cual la antigua serpiente quiso engañar a nuestros primeros padres.





Salvación sin obras: El grave peligro al que se expone el hombre que cree en Yeshua (paz sea con el)

Los mismos escritos nazarenos, advierten que, tener fe en el Galileo, no le servirá de nada a sus seguidores, si tal fe no produce en sus vidas tanto el arrepentimiento, como la obediencia a los mandamientos Divinos. Como esta escrito: «Antes, SI NO OS ARREPENTÍS, TODOS PERECERÉIS igualmente»- Lucas 13:3; Y también dice- «Mas SI QUIERES ENTRAR EN LA VIDA, GUARDA LOS MANDAMIENTOS»- Mateo 19:17.
De hecho, los escritos nazarenos afirman que, aun si la fe de un seguidor del Nazareno fuese tan grande como para hacer los mismos milagros atribuidos al Galileo (sanar enfermos, echar fuera demonios, profetizar, etc), si persiste en hacer lo malo (no viviendo para hacer el bien ordenado en los mandamientos), el Galileo negará a tal creyente (condenándole al tormento). Como esta escrito: «Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: NUNCA OS CONOCÍ; APARTAOS DE MÍ, HACEDORES DE MALDAD» (Mateo 7:22-23).
Es que, “la Salvación” del hombre, no esta en invertir su esfuerzo creyendo en una fantasiosa [pero superficial] idea; sino en dirigir su esfuerzo hacia una escueta [pero profunda] conducta ética y moral. ¿Por que? Pues porque "el agricultor" no se salva creyendo en lo bonitas (pero huecas) que son las blancas nubes; sino llevando hasta su propio terreno aquella agua que talas nubes debieron haber producido.





Si Te Dicen...

Si te dicen que El Creador se manifestó por medio de una zarza (la zarza ardiente), creelo; pero, si te dicen que una zarza es El Creador, no lo creas. Si te dicen que El Creador se manifestó por medio de la Justicia (de las plagas que vinieron sobre Faraón y su pueblo), creelo; pero, si te dicen que la Justicia es el Creador, no lo creas. Si te dicen que El Creador se manifestó en un monte (el Sinaí), creelo; pero, si te dicen que un monte es el Creador, no lo creas. Si te dicen que el Creador se manifestó por medio de la tempestad y el relámpago (cuando entrego la Ley a Israel), creelo; pero, si te dicen que la tempestad (o el relámpago) son El Creador, no lo creas. Si te dicen que Dios se manifestó por medio de una nube (la nube de gloria que guiaba de día a Israel), creelo; pero, si te dicen que una nube es El Creador, no lo creas. Si te dicen que El Creador se manifestó por medio del fuego (la columna de fuego, que guiaba de noche a Israel), creelo; pero, si te dicen que el fuego es el Creador, no lo creas. Si te dicen que El Creador se manifestó por medio de un pez (la ballena que trago a Jonás), creelo; pero, si te dicen que un pez es el Creador, no lo creas. Si te dicen que El Creador se manifestó por medio de un pájaro (los pájaros que trajeron alimento para el profeta Elías), creelo; pero, si te dicen que un pájaro (una paloma, un cuervo, un águila, etc), es El Creador, no lo creas. Si te dicen que El Creador se manifestó por medio de un hombre (Moisés, cuyo rostro resplandecía con la gloria Divina), creelo; pero si te dicen que un hombre [Moisés, Jesús, Shimon Bar Yohai (paz y bendición sea con todos ellos)] es El Creador, no lo creas”.





La diferencia básica entre, la Fe de la Escritura Hebrea, y la Fe de la Escritura Nazarena

La Fe a la que alude la Escritura Hebrea (o “Tanak”), no es la misma Fe a la que alude la Escritura Nazarena (o “B'rit Hadasha”). ¿Por que? Pues porque, la primera, es el producto del sosegado análisis de los hechos objetivos; mientras que, la segunda, es poco mas que pensamiento caprichoso [o “ciega credulidad”]. Por ejemplo, la palabra que traducimos como “Fe” (o como “Creer”), es la palabra Hebrea “Emunah”. Y, este término Hebreo, aparece por primera vez en el pasaje que dice: «Y creyó [Abraham] a יהוה, y le fue contado por justicia»- Génesis 15:6. El anterior pasaje, hace alusión al hecho de que Dios había prometido que Abraham tendría una descendencia numerosa. Pero, ¿acaso esperaba Dios la ciega credulidad de Abraham? ¡En ninguna manera! Es, que si examinamos el contexto del pasaje, descubriremos que Dios primero muestra a Abraham las estrellas del Cielo, diciéndole: «Mira [o “considera”] ahora los cielos, y cuenta las estrellas, si las puedes contar. Y le dijo: Así será tu descendencia...»- Génesis 15:5. En otras palabras, יהוה pidió a Abraham que considerase el hecho de que, el Dios que prometía darle muchos descendientes, era el mismo Dios que había creado una multitud de estrellas. Y, si Dios no tuvo dificultad alguna en crear una multitud de grandes e inmortales estrellas, ¿acaso le seria difícil crear una multitud de pequeños y mortales seres humanos? Así, la Fe que alcanzó nuestro padre Abraham, no fue el producto de la ciega credulidad, sino de la sosegada ponderación de los hechos que, personalmente, había experimentado.
Del mismo modo, si Dios quería que los Hebreos “tuviesen fe” en que podrían derrotar a los Cananeos («porque pondré en tus manos a los moradores de la tierra, y tú los echarás de delante de ti»- Éxodo 23:31), no era porque el Creador esperase la ciega credulidad de los Israelitas; sino porque, habiendo sido testigos presenciales de la sobrenatural derrota que acababa Dios de infligir a los Egipcios, era lógico [y justo] que creyesen que el Creador podría también derrotar a los ejércitos Cananeos; como esta escrito- «Y volvieron las aguas, y cubrieron los carros y la caballería, y todo el ejército de Faraón que había entrado tras ellos en el mar; no quedó de ellos ni uno. Y los hijos de Israel fueron por en medio del mar, en seco, teniendo las aguas por muro a su derecha y a su izquierda. Así salvó יהוה (Adonai Yah) aquel día a Israel de mano de los egipcios; e Israel vio a los egipcios muertos a la orilla del mar. Y vio Israel aquel grande hecho que יהוה ejecutó contra los egipcios; y el pueblo temió a יהוה, y creyeron a יהוה y a Moisés su siervo»- Éxodo 14:28-31).
En cambio, la Fe a la que aluden los Escritos Cristianos, no es el producto del sosegado análisis de los hechos; sino del extravío que implica obstinarse en hacer que, los hechos observables, demuestren "la verdad" que de antemano hemos decidido deben estos encarnar; una verdad caprichosa, conveniente, excitante, y aduladora.
Es que, el relato Evangélico, es tan poderosamente emotivo, que arde como fuego, dentro del corazón del cristiano. Pero, la experiencia diaria, muestra que “demasiado fuego en el corazón, llena de humo la cabeza”. En otras palabras, la fe que postula el Cristiano, no es el producto del análisis sosegado de los hechos objetivos; sino del sutil intento de justificar el subjetivo [y emocionante] culto a la personalidad humana de Yeshua (paz sea con el); un hombre con una aduladora narrativa, que promete a sus adeptos "todos los beneficios" [el perdón de los pecados, la vida eterna, la paz, la verdad, la prosperidad, el camino correcto, etc], y ninguna de las responsabilidades. Es que, aunque Yeshua no escribió nada acerca de si mismo, sus seguidores (los autores de los cuatro evangelios) le exaltaron hasta lo sumo, atribuyéndole grandes maravillas, así como fascinantes y arrolladoras palabras.
¿Y que significa que, el fuego de la adoración al Nazareno, llene de humo la cabeza de sus adeptos? Pues significa que, en aras de justificar el emocionante culto a la personalidad de Yeshua, sus adeptos están dispuestos a abandonar la claridad de pensamiento; así como a toda lógica rigurosa, que pueda poner en entredicho "la veracidad" de su dulce y grata ilusión.
Es que, la idolatría de cualquier cosa que sea física, tangible, o creada; hace al hombre fraudulento (o “mentiroso”). ¿Por que? Pues porque, a diferencia del Creador, todo aquello que es físico, tangible, o creado, padece de algún tipo de faltas, de limitaciones, o de defectos. Y, la única forma de “cubrir” tales faltas, es urdir alguna mentira; algún “sofismo” [o “malabar intelectual”] que pretenda negar que, nuestro ídolo, tenga las faltas [o limitaciones] que se le imputan.
Por ejemplo, hace casi 20 siglos que, el B'rit Hadasha, cita a Yeshua [el Dios al cual que adoran nuestros hermanos Cristianos] diciendo las siguientes palabras: «El que da testimonio de estas cosas dice: “CIERTAMENTE VENGO EN BREVE”. Amén; sí, ven, Señor Jesús»- Apocalipsis 22:20.
Y, un análisis sosegado y objetivo del anterior pasaje, conduciría a cualquier seguidor de la Fe Hebrea, a concluir que, ya que han transcurrido veinte siglos, y Yeshua aún no ha vuelto a la Tierra, es lógico pensar que, el texto, no debe ser tomado de forma literal, sino en sentido alegórico. Es decir, Yeshua no vendría realmente pronto, sino que, su intención, era avivar la fe de sus seguidores; a fin de que viviesen como si en efecto fuese a hacerlo [aunque en realidad no lo haría].
Desafortunadamente, esta sosegada objetividad, es intolerable para el adepto de la Fe Cristiana; pues el cristiano deduce que, si no es literal el pasaje del Nuevo Testamento que dice que Yeshua “vendría en breve”, quizás tampoco sea literal el pasaje donde dice que Yeshua es “el cordero de Dios, que quita el pecado del Mundo” (Juan 1:29) ; o el pasaje que dice que, todo aquel que cree en Yeshua, tiene vida eterna (Juan 3:16); o el pasaje que dice que, la sumisión a la Ley, terminó con Juan el Bautista (Lucas 16:16).
Y, ante la amenaza de que, esta verdad objetiva, ponga en entredicho la grata y dulce ilusión que le genera su idolatría por Yeshua, el Cristiano se ve forzado a mentir; urdiendo un sofismo que le permita “borrar” la clara distinción que existe entre, la conclusión que surge del sosegado análisis de los hechos objetivos, y la mentira que surge del mero “wishful thinking” (es decir, de la pecaminosa terquedad que es su lógica arbitraria, y caprichosa).
En el caso del pasaje que nos atañe, el cristiano esboza el nebuloso sofismo de afirmar que, la promesa de la pronta venida de Yeshua, era en efecto literal.... solo que no era “literal/literal”, sino “literal/no-literal”. Es decir, que todo lo que [alegadamente] dijo y prometió Yeshua, tuvo la intención de ser tomado en sentido literal. ¿Y como explica el retraso de casi 2,000 años que existe en su retorno? ¡Pues negando que exista tal retraso! En otras palabras, el cristiano alega que, no han pasado en realidad 2,000 años, sino solamente 2 días. ¿Y como justifica el cristiano esta aberrante falsedad? Pues esbozando el pasaje que se encuentra en 2 Pedro 3:8, que dice que, para Dios, 1000 años es como 1 solo día... ¡como si no fuese posible que, 2 Pedro 3:8, también sea un pasaje alegórico! La deliciosa ironía, es que, si el cristiano fuese consistente en la aplicación de su sofismo, y si Yeshua no hubiese [alegadamente] resucitado de entre los muertos, el Cristiano se habría visto forzado a esperar otros 3,000 años, antes de poder corroborar si Yeshua cumpliría o no su promesa de estar solo 3 días y 3 noches en el corazón de la Tierra (Mateo 12:40); algo que sería una situación intolerable [por no decir desquiciada].





La Escritura Hebrea desmiente el reclamo de que, el Nazareno, fue “el cordero de Dios, que quita el pecado del Mundo”

La fe nazarena (Cristiana), es una religión realmente fabulosa: sus maravillosas manifestaciones del Espíritu santo, sus sobrenaturales milagros; sus hermosas alabanzas; sus emotivos relatos, sus grandes y certeras promesas; su sublime y segura esperanza... ¡todo lo que concierne al Cristianismo aparenta ser fantastico y arrollador! ¿Por que entonces no aceptan esta fe los creyentes Hebreos? Pues simplemente porque, a pesar de ser tan hermosos, los postulados de la noble fe Nazarena no corresponden con la fe revelada por Dios a Israel. Un buen ejemplo de ello, podría ser el reclamo que hace el cristianismo en cuanto a que, Yeshua (paz sea con el), es el cordero pascual que el Creador mismo ha sacrificado, a fin de rescatar [limpiar de pecados] a toda la nación de Israel, así como al mundo entero. Como esta escrito: «El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo»- Juan 1:29. De nuevo, al igual que todos los reclamos que hace la noble fe cristiana, este reclamo parece ser verdad contundente y absoluta. Pero, ¿es realmente cierto? ¿Que enseña la Ley acerca de la Pascua que se celebró en Egipto? Consideremos los siguientes detalles:

1) ¿Se sacrificó solo un cordero? ¿O se sacrificaron miles de ellos? Veamos lo que muestra la Escritura: «En el diez de este mes tómese cada uno un cordero según las familias de los padres, UN CORDERO POR FAMILIA [lo cual implica que se sacrificaron miles de corderos]»- Éxodo 12:3.
2) ¿Y que del sacrificio mismo? ¿Tenia que sacrificarse un cordero? ¿O podía sacrificarse algún otro animal? Veamos nuevamente lo que dice la Ley: «El animal será sin defecto, macho de un año; LO TOMARÉIS DE LAS OVEJAS O DE LAS CABRAS»- Éxodo 12:5.
3) Cual era el propósito del sacrificio pascual? ¿Salvar de la muerte a toda la Nación de Israel? ¿O salvar solamente a los primogénitos?: «Pues yo pasaré aquella noche por la tierra de Egipto, y HERIRÉ A TODO PRIMOGÉNITO EN LA TIERRA DE EGIPTO, ASÍ DE LOS HOMBRES COMO DE LAS BESTIAS; y ejecutaré mis juicios en todos los dioses de Egipto. Yo יהוה (Adonai Yah). Y la sangre os será por señal en las casas donde vosotros estéis; Y VERÉ LA SANGRE Y PASARÉ DE VOSOTROS, Y NO HABRÁ EN VOSOTROS PLAGA DE MORTANDAD [es decir, muerte de primogénito alguno] cuando hiera la tierra de Egipto»- Éxodo 12:12-13.
4) ¿Quería Dios que los Judíos recordasen la Pascua como un sacrificio por el perdón de los pecados de Israel? ¿O como prueba de que Dios hizo distinción entre aquellos que eran parte de su Pueblo, y aquellos que no lo eran [derrotando a los enemigos de Israel, y liberando a las familias hebreas de la esclavitud egipcia]?: «Y cuando os dijeren vuestros hijos: ¿QUÉ ES ESTE RITO VUESTRO?, vosotros responderéis: Es la víctima de la pascua de יהוה (ADONAI YAH), EL CUAL PASÓ POR ENCIMA DE LAS CASAS DE LOS HIJOS DE ISRAEL EN EGIPTO [DISTINGUIENDO ASI ENTRE AQUELLOS QUE ERAN PARTE DE SU PUEBLO, Y AQUELLOS QUE NO LO ERAN], CUANDO HIRIÓ A LOS EGIPCIOS, Y LIBRÓ NUESTRAS CASAS»- Éxodo 12:26-27
5) ¿Llevó el cordero Pascual las rebeldias (pecados) de Israel? ¿O las llevaron los jovenes Israelitas? ¿fueron la mayoria de los Israelitas [adultos] salvados de la muerte, luego de haber sacrificaron el cordero Pascual? ¿O perecieron a causa del pecado que aun permanecia en ellos?: «EN CUANTO A VOSOTROS, VUESTROS CUERPOS CAERÁN EN ESTE DESIERTO. Y vuestros hijos andarán pastoreando en el desierto cuarenta años, y ELLOS LLEVARÁN VUESTRAS REBELDÍAS, HASTA QUE VUESTROS CUERPOS SEAN CONSUMIDOS EN EL DESIERTO»- Números 14:32-33.

En base a los anteriores textos, es falso lo que postula el Cristianismo, cuando intima que la Pascua apuntaba al sacrificio de un solo cordero; un cordero único, que [alegadamente] tipificaba al único y exclusivo redentor que seria el Nazareno, pues la Ley mostraba que no se sacrificaba un cordero, sino miles de corderos [es decir, uno por famila].En adición, la Ley mostraba que podia sacrificarse otra cosa distinta a un cordero [un macho cabrío]. Como dato curioso, note que, si el sacrificio Pascual hubiese tipificado la redención personal, cada Israelita habría tenido que ofrecer su propio cordero; pero la realidad es que la Ley muestra que la pascua no era un sacrificio personal, sino uno familiar [es decir, requería un sacrificio por familia, y no por individuo].
En adición, es falso que la Pascua tuviese la intención de rescatar a todos los Israelitas; pues los únicos que estaban en peligro de muerte [necesitando así ser rescatados], eran los primogénitos Israelitas, y no los adultos.
Por otro lado, es falso que la Pascua haya provisto limpieza de pecados a ningún Israelita; pues la mayoría los hombres que celebraron la Pascua, terminaron muriendo el desierto [a causa de sus pecados y rebeliones].
Finalmente, es también falso que Dios desee que interpretemos la Pascua como un acto de redención personal de pecados; pues Dios mismo ordena que sea recordada como una muestra de la preferencia que tiene el Creador por su Pueblo, la cual mostró derrotando a los enemigos de Israel, así como librándoles de la Esclavitud egipcia.
En cuanto a esto último, es importante resaltar que, de acuerdo a la Ley, la fiesta designada por Dios para expiar el pecado de toda la Nación de Israel, no era la fiesta de la Pascua, sino la fiesta de Yom Kippur (es decir, el gran día de la expiación), Esta fiesta, se celebraba en el décimo día del mes séptimo [según Levítico 16:29].
Durante la fiesta de Yom Kippur, el Sumo sacerdote sacrificaba en el Templo bueyes y carneros; pero, curiosamente, el cordero no era el animal que llevaba sobre si mismo el pecado de toda la Nacion, sino que lo eran dos machos cabrios. El primero de estos machos cabrios, era sacrificado en el Templo; pero, el segundo de ellos [que era el que llevaba sobre si mismo los pecados de todo el pueblo], no era sacrificado por el Sacerdote, sino que era enviado al desierto [como intimando con ello que, la muerte, no es un requisito indispensable para el perdon de pecados].
Como esta escrito: «Cuando hubiere acabado de expiar el santuario y el tabernáculo de reunión y el altar, HARA TRAER EL MACHO CABRIO VIVO; Y PONDRA AARON SUS DOS MANOS SOBRE LA CABEZA DEL MACHO CABRIO VIVO, Y CONFESARA SOBRE EL TODAS LAS INIQUIDADES DE LOS HIJOS DE ISRAEL, TODAS SUS REBELIONES, Y TODOS SUS PECADOS, PONIENDOLOS ASI SOBRE LA CABEZA DEL MACHO CABRIO, y lo enviara al desierto por mano de un hombre destinado para ello. Y, AQUEL MACHO CABRIO, LLEVARA SOBRE SI TODAS LAS INIQUIDADES DE ELLOS A TIERRA INHABITADA; y dejara ir el macho cabrio por el desierto»- Levítico 16:20-22.
En conclusión, alegar que Yeshua (Jesús de Nazaret, paz y bendición sean con el), es “el cordero de Dios que quita el pecado del mundo”, es hacer un hermoso y avasallador reclamo; pero la Escritura Hebrea muestra que, tal reclamo, no es sino una dulce [pero falsa] ilusión; pues no corresponde con lo revelado por Dios a Israel. Aun así, el llamado que al arrepentimiento y a la conversión hace la noble fe Nazarena, es aceptable al Creador; pues, la contrición de corazón que tal arrepentimiento conlleva, agrada a Dios mas que todos los ritos y sacrificios de la Ley. Como esta escrito: «LOS SACRIFICIOS DE DIOS SON EL ESPÍRITU QUEBRANTADO (arrepentido); AL CORAZÓN CONTRITO Y HUMILLADO, NO DESPRECIARÁS TÚ, OH DIOS»- Salmo 51:17; «CERCANO ESTÁ יהוה A LOS QUEBRANTADOS DE CORAZÓN; Y SALVA A LOS CONTRITOS DE ESPÍRITU»- Salmo 34:18; Y, «EL QUE ENCUBRE SUS PECADOS, NO PROSPERARÁ; MAS, EL QUE LOS CONFIESA, Y SE APARTA, ALCANZARÁ MISERICORDIA» - Proverbios 28:13





La restauración del hombre, no esta en creer en la deidad de Yeshua (paz sea con el), sino en abandonar la maldad, para seguir en cambio la senda de los mandamientos

Los evangelios cristianos muestran que, el maestro de Galilea (paz y bendicion sean con el), experimentó los mismos procesos naturales que experimentan todos los seres humanos. Es decir, el Nazareno tuvo que nacer (Mateo 1:18-25), tuvo que crecer en estatura (Lucas 2:52), tuvo que crecer en sabiduría (ibid), tuvo que experimentar los extravíos de la adolescencia (Lucas 2:42-45), tuvo que experimentar el hambre (Mateo 4:2), tuvo que experimentar la sed (Juan 4:7), tuvo que experimentar el cansancio (Juan 4:6), tuvo que experimentar el enojo y la tristeza (Marcos 3:5), tuvo que experimentar lo que es no saber todas las cosas (Marcos 13:32), y tuvo finalmente que experimentar la muerte (Lucas 23:46). Pero, a pesar de todo esto, el Cristianismo insiste en afirmar que, Yeshua (Jesús), era el Dios infinito.
¿Que explicación provee el Cristianismo para esta paradoja? ¿Como armoniza el hecho de que, el Dios infinito, pueda haber sufrido las mismas limitaciones biológicas que sufren los hombres finitos? Pues, la respuesta que provee el Cristianismo, es afirmar que Yeshua era “perfectamente hombre, y perfectamente Dios”. Esto significa que, aparte del hecho de que era el Creador, de que nació de una virgen, y de que nunca cometió pecado alguno, Yeshua era en todo otro aspecto idéntico a cualquier otro hombre de su época.
¿Cual es el problema con esta teología? Pues que simplemente niega lo revelado por Dios a Israel. Es que, la Escritura Hebrea, afirma que, el Dios de Israel, no tiene pecado; no tiene falta, y no tiene impureza alguna. Como esta escrito: «Dios de verdad, y SIN NINGUNA INIQUIDAD EN ÉL; Es justo y recto. LA CORRUPCIÓN NO ES SUYA; DE SUS HIJOS ES LA MANCHA»- Deut. 32:4-5.
Pero, si es correcto que Yeshua fue igual que cualquier otro ser humano, entonces Yeshua tuvo que haber tenido en un momento de su adolescencia alguna emisión nocturna [es decir, alguna emisión seminal]. Y, esto ultimo, le habría hecho impuro [es decir, un violador de la Ley]. Como esta escrito: «CUANDO EL HOMBRE TUVIERE EMISIÓN DE SEMEN, LAVARÁ EN AGUA TODO SU CUERPO, Y SERÁ INMUNDO HASTA LA NOCHE.Y toda vestidura, o toda piel sobre la cual cayere la emisión del semen, se lavará con agua, y será inmunda hasta la noche. Y CUANDO UN HOMBRE YACIERE CON UNA MUJER, Y TUVIERE EMISIÓN DE SEMEN, AMBOS SE LAVARÁN CON AGUA, Y SERÁN INMUNDOS HASTA LA NOCHE»- Levítico 15:16-18.
Note que, la impureza contraída por la emisión, era independiente de si esta ultima había ocurría dentro o fuera del lazo matrimonial. Y, ya que la misma emisión seminal que habría causado la impureza en el esposo y en la esposa, es la misma emisión que engendraría los hijos que habrían de venir, hace sentido el postular que, todos los hombres, hemos sido engendrados en impureza (es decir, en pecado). Como esta escrito: «He aquí, EN MALDAD HE SIDO FORMADO, Y EN PECADO ME CONCIBIÓ MI MADRE»- Salmo 51:5.
En este punto, es provechoso ponderar una aparente contradicción en la Ley Divina. Y es que, si bien la Ley muestra que la emisión seminal [por medio de la cual traemos hijos al mundo] nos hace ritualmente impuros (pues nos hace violadores de la Ley), es precisamente ese “traer hijos al Mundo”, lo que atestigua que el Creador se agrada de nuestro cumplimiento de la Ley. Como esta escrito: «Acontecerá que, SI OYERES ATENTAMENTE LA VOZ DE יהוה (ADONAI YAH) TU DIOS, PARA GUARDAR Y PONER POR OBRA TODOS SUS MANDAMIENTOS que yo te prescribo hoy, también יהוה tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra. Y VENDRÁN SOBRE TI TODAS ESTAS BENDICIONES, y te alcanzarán, si oyeres la voz de יהוה (Adonai Yah) tu Dios: Bendito serás tú en la ciudad, y bendito tú en el campo. BENDITO EL FRUTO DE TU VIENTRE... Y TE HARÁ יהוה (ADONAI YAH) SOBREABUNDAR EN BIENES, EN EL FRUTO DE TU VIENTRE ...»- Deut. 28:1-4, & 28:11.
Pero, ¿como puede la impureza que implica el engendrar hijos e hijas, ser una señal del favor Divino que viene como producto de la pureza que produce el guardar y poner por obra todos los mandamientos de la Ley? La respuesta a esta pregunta, es realmente sencilla: Lo que la Ley intenta enseñarnos con esta aparente contradicción de valores, es que, así como es imposible evitar tener una emisión nocturna [pues esto iría en contra de la naturaleza humana], de ese mismo modo es imposible que el hombre no viole alguno de los mandamiento de la Ley [pues esto iría en contra de la naturaleza humana]. Y que, así como lo que Dios realmente espera del hombre, es que se purifique a si mismo [con agua] de la impureza de su emisión seminal, de ese mismo modo lo que Dios realmente espera del hombre, es que se purifique a si mismo con agua [prototipo de las lágrimas de sincero arrepentimiento] de la impureza de su violación a la Ley Divina.
Es que, el Dios de Israel, bendice y se goza con el hombre que ha abandona su camino de maldad y rebeldía, para volver en cambio a la obediencia de los mandamientos Divinos. Como esta escrito: «Y TU VOLVERÁS [DE TU MAL CAMINO], Y OIRÁS LA VOZ DE יהוה (ADONAI YAH), Y PONDRÁS POR OBRA TODOS SUS MANDAMIENTOS QUE YO TE ORDENO HOY. Y TE HARÁ ADONAI YAH TU DIOS ABUNDAR EN TODA OBRA DE TUS MANOS, EN EL FRUTO DE TU VIENTRE, EN EL FRUTO DE TU BESTIA, Y EN EL FRUTO DE TU TIERRA, PARA BIEN; PORQUE ADONAI YAH VOLVERÁ A GOZARSE SOBRE TI PARA BIEN, DE LA MANERA QUE SE GOZO SOBRE TUS PADRES, CUANDO OBEDECIEREIS LA VOZ DE ADONAI YAH TU DIOS, PARA GUARDAR SUS MANDAMIENTOS Y SUS ESTATUTOS ESCRITOS EN ESTE LIBRO DE LA LEY; cuando te convirtieres a יהוה (Adonai Yah) tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma»- Deuteronomio 28:8-10.





La forma correcta de interpretar la Escritura Hebrea

El Creador (bendito sea), habló a Israel por medio de la Torah. Y el Creador tenía que ser muy asertivo, al momento de escoger cual habría de ser el lenguaje que utilizaría en su Torah. Es que, el lenguaje Divino, no podía estar sujeto a los vaivenes sociales, culturales, ni científicos que se manifestarían con el discurrir de los siglos, sino que debía en cambio ser un lenguaje universal; es decir, un lenguaje que, por medio de parábolas y alegorías, plasmase los valores éticos, morales, y espirituales que caracterizarían a los creyentes de todas las épocas.
Así las cosas, el sentido común dicta que la Torah no puede interpretarse como un preciso y riguroso libro de historia, de ciencia, ni de geografía; sino como una grande y sublime alegoría; una sagrada parábola, que apunta de modo sucinto a verdades mucho mas grandes y eternas. Por ejemplo, cuando un creyente abandonaba la tierra de Israel [una tierra que prefiguraba la bendición que surge de estar “cerca de Dios”], la Torah describe a tal creyente como “descendiendo” a ese otro lugar; y, esto ultimo, sin importar si tal lugar estaba geográficamente al sur de Israel, o sin en realidad estaba al norte de Israel. Es que la Torah intenta decirnos que, “la lejanía de Dios” [es decir, el apartarnos de la presencia y de la comunión Divina] siempre redunda en “un descenso” ético y espiritual [sin importar la realidad física que halla causado tal lejanía].
Del mismo modo, aunque la Torah dice que Dios “mora” en los cielos [“El que mora en los cielos se reirá; el Señor se burlara de ellos”- Salmo 2:4], la realidad es que Dios no esta en el cielo, sino que esta en todas partes [pues es omnipresente], como esta escrito: “¿A dónde me iré de tu Espíritu? ¿Y a dónde huiré de tu presencia? Si subiere a los cielos, allí estás tú; Y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tú estás. Si tomare las alas del alba, Y habitare en el extremo del mar, Aun allí me guiará tu mano, Y me asirá tu diestra. Si dijere: Ciertamente las tinieblas me encubrirán; Aun la noche resplandecerá alrededor de mí. Aun las tinieblas no encubren de ti, Y la noche resplandece como el día; Lo mismo te son las tinieblas que la luz” (Salmo 139:7-12).
¿Por que dice entonces la Escritura que Dios “mora en los Cielos”? Pues para ilustrar [alegóricamente] que, la presencia Divina, se encuentra en todo aquello que es alto y ennoblecedor; en el corazón quebrantado, contrito, y humillado; así como en nuestro ejercicio de la justicia, de la misericordia, de la mansedumbre, y de la humildad; y para mostrarnos que Dios mora en las vidas de todos aquellos que siguen este camino de santidad y nobleza, sin importar si profesan el Judaísmo, el cristianismo, o el Islam. Como esta escrito- «Porque así dijo el Alto y Sublime, El que habita la Eternidad, y cuyo nombre es el Santo: yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu»- Isaías 57:15.
Del mismo modo, la Torah cita a Dios advirtiendo a Adán que habría de morir en el día mismo en que desobedeciera a su Creador [comiendo de la fruta prohibida]; pero la realidad es que, luego de la desobediencia, vemos que Adán vive casi mil años adicionales (Gen. 5:3-5). ¿Que sucedió entonces con la advertencia Divina? ¿Se equivocó acaso el Creador? La respuesta es que, la Escritura, nunca tuvo la intención de darnos un dato histórico acerca del momento exacto en que habría de suceder la muerte física de Adán; su intención, era en cambio ilustrar [de un modo alegórico] el verdadero significado de la muerte; que no es otro sino “lejanía de Dios”; es decir, el vació existencial que surge como producto de una vida que se obstina en la rebeldía y la desobediencia a lo ordenado por el Creador. Y es por esto que, el relato de la Creación, concluye informándonos que el hombre pierde su privilegio de permanecer en el huerto del Edén (Gen 3:24), y tener así comunión y cercanía con Dios. ¿Por que? Pues porque la Escritura dice: “¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo?”- Amos 3:3.
Otro ejemplo, podría ser el caso donde la Escritura parece confirmar que la Tierra es plana, pues se apoya sobre columnas. Como esta escrito: “Se arruinaban la Tierra y sus moradores; Yo sostengo sus columnas”- Salmo 75:3. De nuevo, la Torah no trata de enseñarnos una falsa ciencia [ni tampoco insinuar que la tierra es plana, y que se sostiene sobre columnas]; su intención es en cambio mostrarnos de un modo alegórico que, tarde o temprano, “los moradores de la Tierra” [es decir, los que viven alejados de Dios] habrán de caer; pero que, los justos, permanecerán firmes y seguros. Como confirma el salmo ya citado, cuando dice: Quebrantaré todo el poderío de los pecadores, Pero el poder del justo será exaltado”- Salmo 75:10. Y como también enseña el verso que dice: “Porque he aquí que tinieblas cubrirán la tierra, y oscuridad las naciones; mas sobre ti amanecerá Adonai Yah, y sobre ti será vista su gloria”- Isaías 60:2.
Finalmente, a menudo la Escritura aparenta indicar que Dios ha ordenado [e Israel ha procedido a ejecutar] el exterminio total de los miembros de algún grupo étnico o nacional; como podría haber sido el caso con los Madianitas, de los cuales la Escritura dice: “Y pelearon contra Madián, como Adonai Yah lo mandó a Moisés, y mataron a todo varón”- Números 31:7.
Y lo mismo sucedió con Amalec, de quien la Escritura dice: “Así ha dicho Yah de los ejércitos: Yo castigaré lo que hizo Amalec a Israel, al oponérsele en el camino cuando subía de Egipto. Ve, pues, y hiere a Amalec, y destruye todo lo que tiene, y no te apiades de él; mata a hombres, mujeres, niños, y aun los de pecho, vacas, ovejas, camellos y asnos”- 1 Samuel 15:2-3. Pero, a pesar de lo que dicen los anteriores textos, la realidad es que, tanto los Madianitas, como los Amalecitas, no fueron completamente exterminados. De hecho, quedaron tantos de ellos, que en ocasiones llegaron a esclavizar a Israel. Como esta escrito: “Y la mano de Madián prevaleció contra Israel. Y los hijos de Israel, por causa de los madianitas, se hicieron cuevas en los montes, y cavernas, y lugares fortificados. Pues sucedía que cuando Israel había sembrado, subían LOS MADIANITAS Y AMALECITAS y los hijos del oriente contra ellos; subían y los atacaban. Y acampando contra ellos destruían los frutos de la tierra, hasta llegar a Gaza; y no dejaban qué comer en Israel, ni ovejas, ni bueyes, ni asnos”- Jueces 6:2-4.
¿Que quería entonces enseñar [alegóricamente] la Escritura, cuando ordenaba el total y tajante exterminio de las Naciones de Canaán, así como de todos los Madianitas y Amalecitas? Pues su propósito no era otro sino que el creyente proceda a eliminar completa y tajantemente de su vida, la vil e inmoral conducta que caracterizaba a tales naciones. En el caso de Madián, era la inmoralidad sexual que había resultado en la muerte de 24,000 Israelitas en las llanuras de Moab (Números 25:9, & 25:17-18). Y, en el caso de Amalec, era la vil aptitud del hombre que no duda en “atacar por la espalda” [es decir, en la retaguardia] a aquellos que han quedado “rezagados” en la jornada de la vida [es decir, a los extraviados, a los pobres, los enfermos, a las mujeres solas, y a los ancianos]. Como esta escrito: “Acuérdate de lo que hizo Amalec contigo en el camino, cuando salías de Egipto; de cómo te salió al encuentro en el camino, y TE DESBARATÓ LA RETAGUARDIA DE TODOS LOS DÉBILES QUE IBAN DETRÁS DE TI, CUANDO TÚ ESTABAS CANSADO Y TRABAJADO; y no tuvo ningún temor de Dios. Por tanto, cuando Yah tu Dios te dé descanso de todos tus enemigos alrededor, en la tierra que Yah tu Dios te da por heredad para que la poseas, borrarás la memoria de Amalec de debajo del cielo; no lo olvides”- Deut. 25:17-19





El Dios de Israel desea que el creyente acepte la Verdad, sin importar donde la encuentre, ni quien la haya dicho

La Escritura Hebrea, muestra que Moisés recibió con alegría el sabio consejo de su suegro Jetro [consejo que procedió a implementar inmediatamente]. Y, esto último, a pesar de que Jetro no era Israelita, ni tampoco practicaba la religión Hebrea (Éxodo 18:13-26).
De igual modo, la Escritura muestra que, a pesar de ser un enemigo de Israel, Moisés reconoció como Divinamente inspirada la profecía dicha por Balaam [y, por ende, procedió a grabarla en el libro de la Ley, según aparecen en Números 23&24].
Finalmente, a pesar de haber sido el instrumento para esclavizar a la nación Israelita, la Escritura reconoce como divinamente inspiradas, las palabras del testimonio que, acerca de su conversión a Dios, proveyó el pagano Rey Nabucodonosor [capitulo #4 del libro del profeta Daniel].
¿Que intenta hacer con todo esto la Escritura? Pues intenta que cada creyente haga suyo lo que modelan todos estos ejemplos: el hecho de que, el creyente Hebreo, debe estar lo suficientemente comprometido con la verdad, como para poder aceptarla incondicionalmente; es decir, sin importar quien la haya dicho, ni en donde haya sido encontrado; sin importar si ha sido dicha por nuestros amigos, o en cambio ha sido dicha por nuestros enemigos; sin importar si ha sido dicha por nuestros libertadores, o si ha sido dicha por nuestros opresores; y sin importar tampoco si ha sido adscrita a Moisés, o si ha sido en cambio adscrita a Jesús, a Muhammad, o al Buddah [paz sea sobre todos ellos].
Es que, el Dios de Israel, es un Dios de Verdad. Como esta escrito: “El que se bendijere en la tierra, EN EL DIOS DE VERDAD SE BENDECIRÁ; y el que jurare en la tierra, POR EL DIOS DE VERDAD JURARÁ”- Isaías 65:16. Y, siendo que la Verdad es uno de los atributos Divinos, el Creador anhela que sus hijos adquieran la verdad; pues, esta última, les reviste de la justicia que les permite “entrar” por las puertas que conducen a la bendición Divina. Como esta escrito: “EL JUSTO, ABORRECE LA PALABRA DE MENTIRA” (Proverbios 13:5); “COMPRA LA VERDAD, Y NO LA VENDAS”- Proverbios 23:23; “EL HOMBRE DE VERDAD, TENDRÁ MUCHAS BENDICIONES”- Proverbios 28:20; “ABRID LAS PUERTAS, Y ENTRARÁ LA GENTE JUSTA, GUARDADORA DE VERDADES”- Isaías 26:2. Y también dice en otro lugar: «DE PALABRA DE MENTIRA TE ALEJARÁS... Porque todos sus caminos son rectitud; DIOS DE VERDAD, Y SIN NINGUNA INIQUIDAD EN ÉL ... Estas [pues] son las cosas que habéis de hacer: HABLAD VERDAD CADA CUAL CON SU PRÓJIMO; [Y] JUZGAD SEGÚN LA VERDAD…» (Éxodo 23:7; Deuteronomio 32:4; & Zacarías 8:16).
Así, el Creador aborrece al hombre que se deleita en rechazar la verdad, para abrazar en cambio la mentira. Es que, los mentirosos, no tendran parte con el Dios de Israel. Como esta escrito: “NO HABITARÁ DENTRO DE MI CASA, EL QUE HACE FRAUDE; EL QUE HABLA MENTIRAS, NO SE AFIRMARÁ DELANTE DE MIS OJOS”- (Salmo 101:7); “PERECIÓ LA VERDAD, Y DE LA BOCA DE ELLOS FUE CORTADA”- Jeremías 7:28; “EL TESTIGO FALSO, NO QUEDARÁ SIN CASTIGO; Y, EL QUE HABLA MENTIRAS, NO ESCAPARÁ” (Proverbios 19:5); “Porque, LA BOCA DE LOS QUE HABLAN MENTIRA, SERÁ CERRADA” (Salmo 63:11); «LOS LABIOS MENTIROSOS, SON ABOMINACIÓN A יהוה » (Proverbios 12:22); “SEIS COSAS ABORRECE יהוה ; y aun siete abomina su alma... EL TESTIGO FALSO, QUE HABLA MENTIRAS, y el que siembra discordia entre hermanos” (Proverbios 6:16-19).
Y, el que los mentirosos no tendrán parte alguna en el “Olam Haba” (el buen mundo que ha de venir), es una verdad tan grande e innegable, que hasta los Escritos cristianos la confirman, cuando dicen: “... TODOS LOS MENTIROSOS, TENDRÁN SU PARTE EN EL LAGO QUE ARDE CON FUEGO Y AZUFRE, que es la muerte segunda” (Apocalipsis 21:8).





La Vida Eterna, no esta en creer en ningún Mesías; sino en renunciar a la maldad, para comenzar en cambio a hacer el bien encarnado en los Diez mandamientos de la Ley Divina

Un sabio y antiguo refrán Judeo-español resume la salvación del hombre con estas sencillas palabras: “Arrepentimiento y obediencia, ponen paz a la conciencia”. ¿Por que es verdadero este refrán? Pues porque, en ninguna parte de la Escritura hebrea, se enseñó jamas que alguien pudiese obtener vida eterna, con tan solo creer que Jesús habría de ser el Mesías esperado por la secta farisaica de su época. De hecho, lo que realmente enseña la Escritura Hebrea, es que la vida eterna es el producto de alejarse de la maldad, para comenzar en cambio a hacer el bien. ¿Cual bien? Pues el bien encarnado en los [Diez] mandamientos de la Ley Divina; como esta escrito- «TEME A DIOS, Y GUARDA SUS MANDAMIENTOS; PORQUE ESTO ES EL TODO DEL HOMBRE»- Eclesiastés 12:13 . Y también dice,«DEJAD DE HACER LO MALO; APRENDED A HACER EL BIEN; buscad el juicio, restituid al agraviado, haced justicia al huérfano, amparad a la viuda. VENID LUEGO, DICE EL CREADOR, Y ESTEMOS A CUENTA: SI VUESTROS PECADOS FUEREN COMO LA GRANA, COMO LA NIEVE SERÁN EMBLANQUECIDOS; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana» Isaías 1:16-18; Y dice en otro lugar : «Oh hombre, Él [Dios] te ha declarado lo que es bueno, ¿Y QUÉ PIDE EL CREADOR DE TI? ¡SOLAMENTE HACER JUSTICIA, Y AMAR MISERICORDIA, Y HUMILLARTE ANTE TU DIOS!»- Miqueas 6:8. Y la Escritura resume finalmente todo lo anterior, diciendo: «APARTATE DEL MAL, Y HAZ EL BIEN, Y VIVIRÁS PARA SIEMPRE»- Salmo 37:27 (Biblia “Reina Valera”, versión 1960).
El que la salvación no dependa de creer que “Yeshua” (Jesús) haya sido un Mesías, sino en que el hombre comience a hacer el bien encarnado en los mandamientos [abandonando así la maldad], es una verdad tan grande e innegable, que el Evangelio cita al Nazareno confirmándola, cuando dice: «Mas SI QUIERES ENTRAR EN LA VIDA, GUARDA LOS MANDAMIENTOS... NO MATARÁS. NO ADULTERARÁS. NO HURTARÁS. NO DIRÁS FALSO TESTIMONIO. HONRA A TU PADRE Y A TU MADRE; Y, AMARÁS A TU PRÓJIMO COMO A TI MISMO»- Mateo 19:17; Y también le cita en otro lugar diciendo: «Muchos me dirán en aquel día: Señor, SEÑOR, ¿NO PROFETIZAMOS EN TU NOMBRE, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y ENTONCES LES DECLARARÉ: NUNCA OS CONOCÍ; ¡APARTAOS DE MÍ, HACEDORES DE MALDAD! [EN OTRAS PALABRAS, YA QUE USTEDES REHUSARON ABANDONAR LA MALDAD, YO TAMBIEN REHUSO RECONOCERLES COMO DIGNOS DE ENTRAR A LA VIDA ETERNA]»- Mateo 7:22-23
Si quiere usted obtener Vida Eterna, abrace el pacto de Dios con los hombres, como esta escrito: “Y ÉL OS ANUNCIÓ SU PACTO, EL CUAL OS MANDÓ PONER POR OBRA; LOS DIEZ MANDAMIENTOS, y los escribió en dos tablas de Piedra”- Deuteronomio 4:13.
Ore a Dios, y conviértase a Él con todo su corazón, pues Él no fallará en borrar sus pecados y rebeliones, tal y como lo ha prometido diciendo: «SI SE HUMILLARE MI PUEBLO, SOBRE EL CUAL MI NOMBRE ES INVOCADO, Y ORAREN, Y BUSCAREN MI ROSTRO, Y SE CONVIRTIEREN DE SUS MALOS CAMINOS; ENTONCES YO OIRÉ DESDE LOS CIELOS, Y PERDONARÉ SUS PECADOS, y sanaré su tierra»- 2 Crónicas 7:14





El creyente sabio, debe alejarse de toda teología que sea altamente incierta, o moralmente cuestionable

La Escritura Hebrea mostraba a Israel que, el precio de la grandeza, era la claridad y transparencia ética. Por ejemplo, a diferencia del sacerdote común, el Sumo sacerdote tenía que ser casado, y su esposa no podía haber sido una mujer viuda, ni tampoco una divorciada. Como esta escrito: «Y EL SUMO SACERDOTE entre sus hermanos, sobre cuya cabeza fue derramado el aceite de la unción, y que fue consagrado para llevar las vestiduras … TOMARÁ POR ESPOSA A UNA MUJER VIRGEN. NO TOMARÁ VIUDA, NI REPUDIADA, NI INFAME NI RAMERA, SINO TOMARÁ DE SU PUEBLO UNA VIRGEN POR MUJER ...»- Levitico 21:10-14.
¿Por que la Ley demandaba todo esto del Sumo Sacerdote? Pues porque, el puesto de Sumo Sacerdote, era demasiado Santo y grande. Y, esta Santidad y grandeza, demandaban que el Sumo Sacerdote estuviese por encima de todo reproche y sospecha [como dice un sabio y antiguo refrán, “la mujer del César, no sólo debe ser honesta, sino también parecerlo”].
Es que, si el Sumo sacerdote hubiese podido permanecer soltero, la gente podría haber cuestionado su masculinidad. Por otro lado, si hubiese podido casarse con una mujer divorciada, la gente podría haber sospechado que quizás había mirado con codicia a esa misma mujer, mientras esta estaba aún casada. Y, percibiendo el deseo del Sumo Sacerdote, quizás la mujer había optado por divorciarse de su marido [a fin de que el Sumo Sacerdote tuviese el camino expedito para hacerla su nueva y flamante esposa].
Lo mismo habría sucedido si el Sumo Sacerdote pudiese haberse casado con una mujer viuda; pues la gente podría haber sospechado que el Sumo sacerdote quizás había hecho con el difunto marido lo que hizo David con el difunto Urías [al cual mató, a fin de obtener a su hermosa esposa Betsabé]. De modo alterno, la gente podría haber sospechado que, la viuda, quizas había envenenado a su difunto esposo, a fin de estar disponible para el Sumo Sacerdote. En resumen, la Escritura Hebrea intima que, el creyente, debe ser sagaz, y rechazar todo reclamo de suprema grandeza, cuando tales reclamos surgen de alguien cuyo preceder y reputación son inciertos, ambiguos, o moralmente cuestionables.
Y esta es la razón por la cual el creyente Hebreo esta bajo la obligación moral de rechazar lo que dice el “Brit Hadasha” (el “Nuevo Testamento”), cuando afirma que Yeshua (Jesús) fue aquel supremo Sumo Sacerdote que se ofreció a si mismo para expiar el pecado de la humanidad. ¿Por que debe rechazarlo? Pues porque, tanto el origen, como la vida y conducta de Yeshua, no solo fueron altamente sospechosas, sino moralmente cuestionables.
En otras palabras, si el creyente no puede creer en Yeshua, es porque este último dijo que no había sido engendrado por su padre legal [José], sino por el Espíritu Santo [dando así lugar a que la gente sospechase de que quizás había sido el producto de una violación, o de la promiscuidad sexual de María]; el creyente no puede creer en Yeshua, porque el evangelio no menciona que Yeshua halla contraido matrimonio [dando así lugar a que la gente cuestionase su masculinidad]; no puede creer en Yeshua, porque Yeshua nunca engendró hijos [dando así lugar a que la gente pensara que era un violador de la Ley, pues rehusaba cumplir el mandamiento de Génesis 1:28, que ordena al creyente ser fructífero y multiplicarse]; y no puede creer en Yeshua, porque Yeshua reclamó ser el Gran Sumo Sacerdote, a pesar de no haber sido un descendiente directo de la tribu de Leví [dando así sospecha a pensar que quizás era solo un sagaz ego-maníaco, que intentaba apropiarse por engaño de una gloria y un honor que, en buena Ley, no le pertenecían].
En conclusión, ya que el Creador ha mostrado que su voluntad para con su pueblo es que este último “tenga las cosas claras” [es decir, que se aleje de todo aquello que pueda ser engañoso o perverso, según Exodo 23:7], el creyente tiene el deber de “ir a la segura”, rechazando [respetuosamente] todo grande y altilocuente reclamo teológico que contenga un alto grado de incertidumbre, de contradicción, o de ambigüedad moral [sin importar si tal reclamo surge de las filas del Judaísmo, del Islam, o del Cristianismo].





Hacer lo bueno, es una demanda muy fuerte; por eso, la mayoría de las personas prefieren “jugar” a la religión

El mensaje de la Escritura Hebrea, es que el hombre debe hacer lo bueno; Pero, este mensaje, es muy fuerte para los pecadores; pues implica que, si quieren sobresalir entre los creyentes, tienen que abandonar su inmoralidad (su usura, sus mentiras, sus fraudes, sus adulterios, sus robos, su vanidad, su fornicación, su homosexualidad, etc). Así las cosas, los pecadores prefieren pervertir el mensaje Divino, negando que sea un llamado a vivir una vida ética, haciéndole en cambio un llamado a tener “la teología correcta”. De este modo, ponen en un segundo plano la demanda ética y moral, para ensalzar en cambio la demanda intelectual [un área en la que pueden sobresalir, sin tener que renunciar completamente al pecado, y a la inmoralidad]. Y esto explica la existencia de tantos individuos que, a pesar de ser excelentes teólogos, son abiertamente ateos, y homosexuales.





UniversalJudaismGodsTrueReligion



¿Con que misión [o propósito] nos trajo el Creador al Mundo?

La Torah (la Escritura Hebrea) dice que, cuando el Creador hizo al primer Hombre (Adam, el padre de toda la humanidad), lo primero que le exigió, fue que se dedicase a sembrar el Jardín que el Eterno había plantado en este Mundo; como esta escrito- «Entonces יהוה Elohim (el Misericordioso Juez Supremo) formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente. Y el Misericordioso Juez Supremo plantó un huerto en Edén, al oriente; y puso allí al hombre que había formado.... TOMÓ, PUES, EL MISERICORDIOSO JUEZ SUPREMO AL HOMBRE, Y LO PUSO EN EL HUERTO DE EDÉN, PARA QUE LO LABRARA»- Génesis 2:7-15.
¿Que pretenda la Torah intimar con este pasaje? Pues que, la misión de cada hombre, es ser un Sembrador.... un Sembrador del Dios que es el paradigma de la Suprema Justica, y de la misericordia. Asi, la mision del hombre es sembrar en el Jardin de este Mundo los frutos que son la justicia, la misericordia, y la humildad; como confirma el pasaje que dice: «alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme, que YO SOY יהוה, QUE HAGO MISERICORDIA, JUICIO Y JUSTICIA EN LA TIERRA; porque ESTAS COSAS QUIERO, DICE יהוה »- Jeremías 9:24. Y también DICE: «Oh hombre, Él te ha declarado lo que es bueno, ¿Y QUÉ PIDE יהוה DE TI? ¡SOLAMENTE HACER JUSTICIA, Y AMAR MISERICORDIA, y humillarte ante tu Dios!»- Miqueas 6:8. Y es por esto que, las primeras palabras que se citan de Moisés [es decir, las mas importantes de todas, pues resumen su posterior mensaje], son las siguientes: «¿POR QUÉ GOLPEAS A TU PRÓJIMO?»- Éxodo 2:13. En otras palabras, el mensaje de Moisés [así como de toda la Torah] es una pregunta; una cuya finalidad es hacernos recapacitar, a fin de que resolvamos volver a “la senda antigua” [es decir, al propósito para el cual fuimos originalmente creados]. Y, la pregunta, es la siguiente: “SI EL MISERICORDIOSO JUEZ SUPREMO NOS HA CREADO PARA QUE SEMBREMOS EL BIEN, ENTONCES ¿POR QUE GOLPEAMOS A NUESTRO PRÓJIMO? ¿POR QUE HERIMOS A NUESTROS SEMEJANTES [AL CREADOR, A NUESTROS FAMILIARES, A NUESTROS AMIGOS, Y AUN A NOSOTROS MISMOS], HACIÉNDOLES AQUELLO QUE ES INJUSTO, CRUEL, Y ALTANERO?
Y es por esto que, un Midrash, enseña que el sabio Hillel (paz sea sobre el) resumía todo el mensaje de la Torah [y de la Fe Hebrea], con la siguiente oración: «AQUELLO QUE SERIA ODIOSO PARA TI (AQUELLO QUE NO TE GUSTARÍA QUE TE HICIERAN A TI MISMO), NO LO HAGAS TU A TU PRÓJIMO. ESTA ES TODA LA TORAH (LA LEY, LOS PROFETAS, Y LOS ESCRITOS); EL RESTO, ES SOLO COMENTARIO. Ve ahora, y aprende el comentario»- Talmud Babilónico, Shabbath 31a.





¿Que de especial tiene el Judaísmo Universal, que no tengan ya el Judaísmo Ortodoxo, el Islam, o el Cristianismo?

Cuando se intima que el Judaísmo Universal tiene algo especial y único, que no tienen el Judaísmo Ortodoxo, el Islam, ni el Cristianismo, lo que se implica es que, no siendo una fe del “establishment” (es decir, no siendo una fe que deba sumisión y pleitesía a los fundadores de las grandes estructuras de poder religioso), el Judaísmo Universal la logrado esencialmente hacer que su mensaje se mantenga en armonía con el mensaje Divino, originalmente revelado en la Torah (es decir, sobre las dos tablas de Piedra). Es que, el no depender de un establishment con el suficiente poder como para subyugarle, permite que nuestra fe Hebrea llame las cosas por el mismo nombre y apellido que las llama la Torah, y sin la innecesaria carga que es el “political correctness”. En otras palabras, si estudia usted la narrativa teológica del establishment Judío, Cristiano, o Islámico, descubrirá que, la lectura que de la Escritura hacen todas estas confesiones, esta empañada por un inconsciente y pernicioso intento de suprimir toda verdad [o toda interpretación Divina] que pueda ser considerada como “políticamente incorrecta”.
¿Que es ser políticamente incorrecto? Pues es ofender a algo [o a alguien] que consideramos [falsamente] intocable. En el caso de la Ortodoxia Judía, esta rechaza cualquier verdad que ponga en entredicho [o menoscabe] lo escrito por los grandes rabinos talmúdicos; aquellos hombres que, aunque grandes pensadores, vivieron siglos después de ocurridos los hechos descritos en la Biblia hebrea, no siendo así testigos presenciales [es decir, testigos confiables] de los eventos. En el caso del Cristianismo, este descarta como políticamente incorrecta, cualquier verdad que ponga en tela de juicio [o menoscabe] lo dicho por el apóstol Pablo; un hombre que, aunque grande, no fue testigo presencial de los hechos descritos en los Evangelios [siendo así incapaz de ser un testigo confiable]; un hombre que no escribió nada acerca de lo sucedido en los evangelios, sino hasta varias décadas luego de ocurridos los hechos.
Finalmente, el Islam padece de la misma falta; pues rechaza de plano cualquier interpretación que ponga en entredicho [o menoscabe] la animosidad y el resentimiento que, contra el pueblo Judío, desarrolló el liderato Islámico que vivió en los siglos posteriores a la redacción del Corán [recuerde que, en su carácter personal, Muhammad tuvo un alto concepto de los Judíos, y hasta tuvo una esposa Judía. En adición, tanto Judíos como Musulmanes vivieron siglos de paz y convivencia, durante su jornada por la península Ibérica]





25 razones por las cuales los creyentes Hebreos confían más en Moshe ravenu (Moisés nuestro maestro, paz y bendición sean siempre sobre él), que lo que los creyentes Nazarenos (Cristianos) confían en Yeshua (Jesús de nazaret, paz y bendición sean con él)

Tanto Yeshua (paz sea con él), como la fe Nazarena (es decir, la noble religión Cristiana), son caminos perfectamente válidos para que el hombre [o la mujer] que no conocen la Torah (es decir, la Ley Divina), puedan acercarse al Padre Celestial (el Creador). Pero, para el hombre y la mujer que conocen los pormenores de la revelacion Mosaica, el abrazar ciegamente los postulados de la ilustre fe Nazarena, es cometer un tipo de “suicidio intelectual”. Es que, como se muestra a continuacion, la Torah no deja duda alguna respecto a la superioridad moral, intelectual, y espiritual de Moshe, de su profecía, y de lo que le fue revelado por el Padre Eterno, sobre las dos tablas de Piedra.

1) A pesar de ser un anciano de 80 años, Moshe ayunó durante 40 días; y, esto lo hizo Moshe, en dos ocasiones distintas (según Éxodo 24:18, y Éxodo 34:28); mientras que, a pesar de ser tan solo un joven de 30 años, Yeshua solo pudo ayunar durante 40 días en tan solo una ocasión [es decir, durante su tentacion en el desierto, según Mateo 4:1-2]
2) A los ochenta años de edad, Moshe no solamente habia tolerado ya el desierto durante 40 años [pastoreando las ovejas de su suegro Jetro], sino que luego toleró el desierto durante 40 años adicionales [durante los cuales condujo a Israel hacia la Tierra prometida]; Pero, con respecto al Nazareno, a pesar de que solo tenia 30 años de edad, Yeshua no pudo tolerar el desierto durante mas de 40 días (de nuevo, durante su tentación en el desierto)
3) Cada vez que Moshe hablaba con Dios, Israel veía brillar su rostro con la gloria Divina (Éxodo 34:34-35); mientras que, el rostro de Yeshua, brilló en una sola ocasión (en el monte de la transfiguración), y solo fue visto por un puñado de discípulos, segun Mateo 17:1-2
4) Moshe logró “contender” exitosamente contra el liderato Judío de su época [así contra toda la nación de Israel] durante 40 años consecutivos; mientras que Yeshua no pudo contender con el liderato Judío de su época durante los cortos 3 años y medio que duró su ministerio [de hecho, ni siquiera pudo contender con toda la nación, pues la mayoria de los Israelitas de la epoca se hallaban exiliados fuera de Palestina]
5) Moshe proveyó pan del Cielo para toda la nación de Israel; y esto lo hizo durante 40 años consecutivos; mientras que, Yeshua, solo pudo alimentar a sus seguidores mas cercanos (por medio de la multiplicación de los panes y los peces); y, esto último, solo pudo hacerlo en un puñado de ocasiones (Mateo 15:34-38, & Marcos 8:4-9, Juan 6:5-13)
6) Moshe logró liberar a Israel de la opresión Egipcia; mientras que Yeshua no pudo liberar a Israel de la opresión Romana
7) Moshe proveyó salud [física] para toda la nación de Israel (Salmo 105:36-37); mientras que Yeshua solo proveyó salud física para aquellos seguidores por los cuales pudo orar; y que, en adición, poseyeran la suficiente fe como para que se efectuase en ellos el milagro (Mateo 9:28-29)
8) Moshe golpeó la Roca, efectuando el milagro que haría que, esta última, manase el agua que saciaría la sed de Israel (Éxodo 17:5-6, & Numeros 20:7-11). Y Moshe hizo esto durante los 40 años que duró la peregrinación en el desierto. Pero, Yeshua, no pudo sacar literalmente agua de ninguna roca, sino que se limitó a prometer [a aquellos que creyesen en él] que beberían el equivalente espiritual de aquella agua que Moshe había sacado de la Roca (Juan 7:37-38)
9) Moshe confirió a Israel una Ley justa, precisa, y Divina, por medio de la cual Israel podría regirse a si mismo, asi como servir de ejemplo al resto de las naciones de la Tierra (Deut. 4:5-6). Pero Yeshua no dejó ninguna Ley precisa, que pudiese en efecto sustituir ala Ley Divina. Y, el efecto de todo esto, fue que los seguidores de Yeshua no tenían otra opción sino recurrir a la Ley pagana (o ley Romana), cada vez que tenian necesidad de resolver alguna disputa legal (1 Corintios 6:1-7).
10) Durante los 120 años que duro su vida, Moshe gozó de perfecta salud, pues nunca perdió su vista, ni su vigor (Deut. 34:7); mientras que la [posiblemente] perfecta salud de Yeshua, no pudo haber durado mas de 33 años (es decir, el largo total de su vida)
11) Moshe logró que, tanto su propia persona, como todo el pueblo de Israel, pudiesen conquistar el Mar Rojo (cruzándolo a pie, segun Exodo 14:15-16 & 14:29); mientras que, Yeshua, solo pudo conquistar un pequeño lago (es decir, el “mar” de Galilea). Y Yeshua no pudo hacer que nadie mas lograse vencer al lago (pues Pedro fue la única otra persona que intentó caminar sobre el agua, pero terminó hundiéndose, según Mateo 14:25-30)
12) Moshe derrotó a todos sus enemigos (Faraón, Coré, Balaam, Og, los Amalecitas, los diez espías, etc); mientras que Yeshua fue derrotado por todos sus enemigos [Judas, los Romanos, los Fariseos, los Saduceos, etc]
13) Yeshua hizo un reclamo alegorico, afirmando que era “la vid”; y que sus seguidores eran “las ramas”, que no podrían dar frutos mientras estuviesen separadas de él (Juan 15:5). Pero Moshe no hizo ese mismo reclamo alegórico, sino que lo efectuó en la practica. ¿Cuando? Pues cuando se convirtió a si mismo en “la vid” que haría que “la rama de Aarón” [es decir, la vara de Aarón] reverdeciera [dando frutos], según Números 17:7-8.
14) Dios habló personalmente a Moshe, y a ningun Israelita le quedó la menor duda de ello (Éxodo 33:8-11). Pero, cuando Dios habló [alegadamente] con Yeshua, fue algo tan incierto y confuso, que aquellos que lo oyeron no estuvieron seguros de si había sido la voz de Dios, o si simplemente habían escuchado un trueno (Juan 12:28-29).
15) Moshe escribió personalmente sus enseñanzas y profecías, de suerte que sus seguidores pudiésemos conocerlas con claridad y certeza (Deuteronomio 31:24-26); en cambio, Yeshua no escribió personalmente nada, de suerte que sus seguidores no pueden objetivamente contar con certeza alguna de que Yeshua halla dicho, hecho, o enseñado, las cosas que se le atribuyen en los evangelios (Lucas 1:1-3)
16) La Torah de Moshe, nunca cita el testimonio de ningún demonio (o de algún espíritu impuro) como testigo de la veracidad de su inspiración Divina, o de la pureza de sus enseñanzas. En cambio, el “Brit Hadasha” [el “Nuevo Pacto”, o “Nuevo testamento”] cita tanto a los demonios, como a los espíritus inmundos, dando testimonio de Yeshua, y proclamándole como el hijo de Dios (Marcos 3:11, Lucas 4:41, y Hechos 16:16-17).
17) La Torah [es decir, la Escritura Hebrea] nunca cita a Moshe exaltándose a si mismo, ni demandando ser honrado [ni mucho menos adorado] por nadie. Y, esto último, a pesar de que el Creador le había hecho Dios para Faraón, segun Éxodo 7:1. Y, con esa humilde aptitud, Moshe cumplió el mandato Divino que prohibía que ningún hombre se alabase a si mismo. Como esta escrito: “Alabete el extraño, y no tu propia boca; el [labio] ajeno, y no los labios tuyos”- Proverbios 27:2. En cambio, los evangelios describen a Yeshua exaltándose a si mismo, reclamando ser “uno con El Padre”, asi como “el Camino, la Verdad, y la Vida” (Juan 14:6). Y, exaltándose a si mismo, Yeshua mostró altivez, despreciando de ese modo la Escritura que dice: “Por que יהוה (Adonai Yah) es excelso, y atiende al humilde. Mas al Altivo mira de lejos”- Salmo 138:6
18) El “Brit Hadasha” atribuye al Nazareno el haber resucitado a un difunto (Lucas 7:11-16); y también le atribuye el haber devuelto la vista a un hombre que había nacido ciego (Marcos 8:22-26). Pero, con respecto a Moshe, la Torah dice que este último dió vida a una vara de madera [convirtiéndo asi a una muerta vara, en una viva serpiente], dándole de ese modo vista a algo que no solamente había nacido ciego [es decir, a un arbusto], sino que no tenía posibilidad alguna de ver (Éxodo 7:8-12).
19) En tan solo 40 años, Moshe fue capaz de cumplir la promesa de llevar a los Israelitas a la Tierra Prometida (Deuteronomio 1:8). Pero, con respecto al Nazareno, 2,000 años no han sido suficientes para que Yeshua logre cumplir la mucho mas sencilla promesa que hizo a sus seguidores. ¿Cual promesa? Pues la promesa de “volver otra vez”. Como esta escrito, «El que da testimonio de estas cosas dice: “ciertamente vengo en breve”. Amen, si ven Señor Jesús» (Apocalipsis 22:20)
20) Los evangelios reclaman que Yeshua conquistó la muerte (Mateo 28:5-7), ¡pero ninguno de sus seguidores estuvo frente a la tumba, en el momento preciso de la resurrección, a fin de servir como testigo presencial de que Yeshua haya en efecto conquistado a la muerte. Por el otro lado, aunque la Escritura dice que Moshe “murió” [si su muerte fue literal, o solamente alegorica, esta sujeto a discusión], ninguno de sus seguidores estuvo a su lado, en el momento mismo en que Moshe fue alegadamente vencido por la muerte (Deut. 34:5-6).
21) En cuanto a Moshe, el Padre Celestial le constituyó Dios, como esta escrito: “He aquí yo te he constituido Dios para Faraón, y tu hermano Aarón será tu profeta” (Éxodo 7:1). Y también dice en otro lugar: “El [Aarón] será tu profeta, y tu [Moisés] seras Dios para él” (Éxodo 4:16). Pero, en cuanto a Yeshua, como el Padre Celestial no le constituyó Dios, pues no tuvo otro remedio que constituirse Dios por si mismo; como esta escrito- “Yo y el Padre, Uno somos” (Juan 10:30). Y como también dice en otro lugar: “El que me ha visto a mi, ha visto al Padre” (Juan 14:9)
22) Moshe no necesitaba la fe de los Israelitas, a fin de poder obrar milagros y prodigios. En cambio, Yeshua necesitaba la fe de los Israelitas, pues sin ella le era imposible realizar milagros y prodigios. Como esta escrito: «Y no pudo hacer allí ningún milagro, salvo que sanó a unos pocos enfermos, poniendo sobre ellos las manos. Y estaba asombrado de la incredulidad de ellos» (Marcos 6:5-6).
23) Yeshua tuvo que esperar hasta despues de su muerte, antes de que el espíritu que estaba dentro de su persona, fuese conferido a sus seguidores; como esta escrito-: «Y habiendo dicho esto, sopló, y les dijo: “Recibid el Espíritu Santo”»- Juan 20:22. En cambio, Moshe no tuvo que esperar hasta después de su muerte, antes de que el espíritu que estaba dentro de su persona, fuese conferido a sus seguidores; Como esta escrito- “Y salió Moisés, y dijo al pueblo las palabras de Adonai Yah; y reunió a los setenta varones de los ancianos del pueblo, y los hizo estar alrededor del tabernáculo. Entonces Adonai Yah descendió en la nube, y le habló; y tomó del Espíritu que estaba en él, y lo puso en los setenta varones ancianos; y cuando posó sobre ellos el Espíritu, profetizaron, y no cesaron”- Números 11:24-25.
24) Mientras estuvo en este Mundo, Moshe nunca reclamó ser el único y exclusivo camino para llegar a Dios; pero, antes de partir, Moshé se aseguro de llevar a los Israelitas ante Dios, de modo que todos ellos pudieraon ver su gloria, oir personalmente sus palabras, y hasta participar de “la cena celestial”; como esta escrito- “Y Moisés sacó del campamento al Pueblo, para recibir [personalmente] a Dios; y se detuvieron al pie del monte”- Éxodo 19:17; «Y la apariencia de la gloria de יהוה era como un fuego abrasador, en la cumbre del monte, a los ojos de los hijos de Israel»- Éxodo 24;17; «Y habló יהוה con vosotros de en medio del fuego; oísteis la voz de sus palabras»- Deut. 4:12; «Y יהוה dijo a Moisés: Así dirás a los hijos de Israel: vosotros habéis visto que he hablado desde el Cielo con vosotros»- Éxodo 20:22; «Y subieron Moisés y Aarón, Nadab y Abiú, y setenta de los ancianos de Israel; y vieron al Dios de Israel … mas no extendió su mano sobre los príncipes de los hijos de israel; y vieron a Dios, y comieron y bebieron» (Éxodo 24:9-11). Yeshua reclamo en cambio ser el camino a Dios; pero, a diferencia de Moshe, no pudo hacer que toda la nación de Israel lograse ver ni oír [literalmente] al Creador [y mucho menos que comiese delante de su presencia].
25) Yeshua trató infructuosamente de convencer a los Israelitas de que nadie [fuera de él] estaba mejor capacitado para el puesto de “intermediario” [o “vocero”] entre ellos, y su Padre Celestial; como esta escrito- “Nadie viene al Padre, sino por mí”- Juan 14:6. Pero, con respecto a Moshe, este último ni siquiera tuvo que intentar convencer a Israel, pues el Pueblo vino a rogarle que tomara ese puesto. ¿Y por que? Pues porque, el testimonio de Moshe, era aplastante; porque las obras de Moshe eran demasiado contundentes, como para que el Pueblo pudiese darse el lujo de titubear siquiera un momento, pensando que quizás habría algún otro mejor intermediario entre ellos y el Padre Celestial, que lo que sería Moshe.

El "Nuevo testamento" muestra que, si el Evangelio es correcto [siendo un fiel y verdadero recuento de las enseñanzas del Galileo], entonces los seguidores de Yeshua tienen el deber de convertirse a la fe Hebrea, de modo que puedan formalmente hacerse parte de la casa de Israel. ¿Por que? Pues porque Yeshua no solamente ordeno a sus discípulos que se sujetasen a lo ordenado por los que “se sentaban en la silla de Moisés” (los escribas y los fariseos), sino que también es citado dando testimonio de que “no había sido enviado sino a la casa de Israel”. Como esta escrito: “No he sido enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel” (Mateo 15:24).
¿Es usted parte de la casa de Israel [en la forma aludida por Jesús]? ¿No? ¡Entonces tiene que convertirse a la fe Hebrea! ¿Que ofrece esta tradición religiosa, que otras tantas tradiciones no puedan igualmente ofrecer? ¡Pues las enseñanzas de Moshe, el mayor de todos los profetas!
Permanecemos firmes como piedra Quizás usted aun dude, y crea que Yeshua es en efecto el mayor de todos los profetas. Pero, ¿no hemos demostrado ya lo contrario? ¿Sera acaso su duda el producto de pensar que Yeshua fue el único profeta que ha logrado conquistar la muerte? ¿Que haría usted si descubriese que Moshe conquisto la muerte mucho antes que el Nazareno? ¿No probaría esto que las enseñanzas de Moshe cuentan con mayor aprobación Divina que las del Nazareno?
De nuevo, si los evangelios son ciertos y confiables, entonces Moshe aun esta con vida, habiendo por ende conquistado la muerte 1,500 años que lo que lo hizo [alegadamente] el Nazareno. ¿Como sabemos estas cosas? Pues porque el Evangelio cita a Yeshua haciendo la siguiente afirmación: “Aun así, debo continuar mi camino hoy, y mañana, y el próximo día, PUES NO ES POSIBLE QUE UN PROFETA MUERA FUERA DE JERUSALEN” - Lucas 13:33.
Pero, ¿No era Moshe un profeta? (Deut. 34:10). ¿No dice claramente la Escritura que Moshe "murió" fuera de Jerusalén [en la tierra de Moab], segun Deuteronomio 34:5)? ¿Como podrían ser ciertas las palabras de Yeshua, sin implicar con ello que el Galileo creia que Moisés aun permanecía con vida (conquistando de este modo la muerte)?
Así, el Evangelio intima que, la muerte de Moshe [Deuteronomio 34:5], fue solamente alegórica, pues Moshe conquistó en efecto la muerte [es decir, Moshe “murió” solamente a su generación].
De paso, esto seria consistente con el hecho de que Lucas 9:30-31 indica que Moshe apareció [vivo] a Jesús, a fin de aconsejarle acerca de “su partida”, que habría de acontecer en Jerusalén. Asi, el relato evangélico obliga a hacernos la siguiente pregunta: ¿Quien necesita el consejo de quien? ¿El menor del mayor? ¿O el mayor del menor? ¿Necesitaba acaso el vivo y mayor profeta [Jesús] del consejo del menor [y muerto] profeta Moisés? ¿No dice la Escritura que si los vivos consultan con los muertos, es porque no les ha amanecido? (Isaias 8:18-20)
De este modo, concluimos que, de ser cierto el Evangelio, el seguidor de Jesús (paz sea con el) debe abrazar la fe Hebrea, y seguir lo ordenado a Moshe [paz y bendición sean siempre con el]; pues, este ultimo, no solamente realizó mucho mayores milagors que los realizados por el Nazareno, sino que conquistó la muerte muchos antes que lo que [alegadamente] lo hizo el Galileo [siendo así en todo aspecto superior al Nazareno].
Por otro lado, si el relato Evangélico es falso [y Moshe en efecto murió fuera de Jerusalen], entonces el "Nuevo Testamento" no es la infalible palabra de Dios [pues Yeshua se equivocó, al decir que ningun profeta podia morir fuera de Jeresalen]. Pero, si no es palabra de Dios, ¿Que es entonces? Pues, en el mejor de los casos, es un comentario acerca de la historia y la Teología de la noble fe Cristiana. Y este comentario, es de origen puramente humano, si bien esta salpicado aquí y allá con la palabra de Dios, que a menudo cita directamente de las Escrituras Hebreas.
En el peor de los casos, el relato Evangélico no es sino una ensalada de arrogantes pretensiones, así como de vanos reclamos (“wishful thinking”). Y, estos últimos, han adquirido la vida propia que surge de la fuerza que sus emocionantes relatos ejercen sobre aquellos cuyo pobre conocimiento de la Escrituras hace de sus emociones [y no de su intelecto] el norte que dirige sus vidas.
En conclusión, el creyente Hebreo no niega la porción de verdad que podría estar contenida en los escritos sagrados de las otras tradiciones religiosas. Solo que, este creyente, pone su final confianza en la autoridad de las palabras de su maestro Moisés (el mayor de todos los profetas).





Yeshua (Jesús de Nazaret, paz sea con el) es un árbol con mucha sombra, pero no con tanto fruto

El Evangelio, pone hermosas y conmovedores palabras en boca del Nazareno. Y la realidad es que, la noble fe Nazarena [es decir, la religión Cristiana], es un camino perfectamente válido para que el hombre [o la mujer] que desconoce la Ley Divina, pueda acercarse al Creador. Pero no es menos cierto que, cuando el creyente Hebreo contrasta la conducta del Nazareno (paz sea con el), con la conducta de los gigantes de su fe, descubre que la ética [o “conducta”] del Nazareno, deja mucho que desear.
Un buen ejemplo de ello, podría ser el que la Escritura Hebrea muestra que Moisés (p.s.c.e.) triunfó sobre el hombre mas poderoso de su época [es decir, el Faraón de Egipto], logrando someterle a la obediencia de la voluntad Divina [que no era otra cosa sino que dejase salir a Israel de Egipto]. Y Moisés logro todo esto, sin necesidad de insultar jamás a Faraón [echándole en cara su perversidad], y sin tener tampoco que faltarle nunca el respeto [a pesar de que, Faraón, realmente lo merecía, pues había masacrado a los niños Israelitas, así como esclavizado injustamente a la nación de Israel]. Como ilustra el pasaje que cita a Moisés diciendo: «Y dijo Moisés a Faraón: “DÍGNATE INDICARME CUÁNDO DEBO ORAR POR TI, POR TUS SIERVOS, Y POR TU PUEBLO, PARA QUE LAS RANAS SEAN QUITADAS DE TI Y DE TUS CASAS [EN OTRAS PALABRAS, ¡YO ESTOY AL SERVICIO TUYO, ASI COMO DE TUS SIERVOS!], y que solamente queden en el río”»- Éxodo 8:9. Lo mismo muestra la Escritura Hebrea que sucedió con el Rey David, quien logró que se cumpliese la voluntad Divina [es decir, que David se sentase en el trono de Israel, sustituyendo así al Rey Saúl], sin tener que insultar jamás a Saúl, sin faltarle nunca el respeto, y teniendo solamente elogios para él [a pesar de que, en varias ocasiones, Saúl intentó asesinar a David]. Como esta escrito: «Y DIJO [DAVID] a sus hombres: יהוה (YAH) ME GUARDE DE HACER TAL COSA CONTRA MI SEÑOR, EL UNGIDO DE YAH, QUE YO EXTIENDA MI MANO CONTRA ÉL; PORQUE ES EL UNGIDO DE YAH»- 1 Samuel 24:6; «HIJAS DE ISRAEL, LLORAD POR SAÚL, Quien os vestía de escarlata con deleites, Quien adornaba vuestras ropas con ornamentos de oro. ¡CÓMO HAN CAÍDO LOS VALIENTES en medio de la batalla! [EN OTRAS PALABRAS, ¡CUAN IMPORTANTE Y VALIENTE ERA SAÚL!»- 2 Samuel 1:24-25.
Pero, con respecto a Yeshua (Jesús de Nazaret, paz sea con él), los Evangelios muestran que, este último, nunca logró triunfar [ni someter] a ninguno de los poderosos de su época (El Cesar Romano, Pilatos, Herodes, los Fariseos, etc); y esto, a pesar de que el Evangelio le muestra utilizando el insulto y la amenaza. Como esta escrito: «Aquel mismo día llegaron unos fariseos, diciéndole: Sal, y vete de aquí, porque Herodes te quiere matar. Y les dijo: ID, Y DECID A AQUELLA ZORRA [ ES DECIR, A AQUEL ANIMAL QUE NOS GOBIERNA]: “He aquí, echo fuera demonios y hago curaciones hoy y mañana, y al tercer día termino mi obra”» (Lucas 13:31-32); «¡VOSOTROS [ESCRIBAS Y FARISEOS] SOIS DE VUESTRO PADRE EL DIABLO!» (Juan 8:44); «¡Ay de vosotros, ESCRIBAS Y FARISEOS, HIPÓCRITAS! porque recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y una vez hecho, le hacéis dos veces MÁS HIJO DEL INFIERNO QUE VOSOTROS» (Mateo 23:15); «¡AY DE VOSOTROS, GUÍAS CIEGOS!» (Mateo 23:16); «¡SERPIENTES, GENERACIÓN DE VÍBORAS!» (Mateo 23:33); «PORQUE, SI NO CREÉIS QUE YO SOY, EN VUESTROS PECADOS MORIRÉIS» (Juan 8:24); «El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero, EL QUE REHÚSA CREER EN EL HIJO, NO VERÁ LA VIDA, SINO QUE LA IRA DE DIOS ESTÁ SOBRE ÉL» (Juan 3:36).
En base a los versos arriba citados, el creyente Hebreo no tiene otro remedio sino concluir que, aunque el Evangelio pretende hacernos creer que Yeshua (paz sea con el) fue “el árbol mas grande que jamás haya crecido en el huerto de Dios”, la realidad es que, el Nazareno, no fue el supremo ejemplo de humildad, respeto, y consideración hacia el prójimo, sino que fue en cambio “un árbol cuyas hojas eran mas voluminosas que el fruto que realmente produjo” [es decir, una figura cuya conducta no fue proporcional a la grandeza de sus reclamos, ni a la extralimitada imagen que intentó proyectar]. Por el otro lado, Moisés y David fueron en efecto lo suficientemente humildes como para encarnar el modelo de conducta que agrada al Creador; uno donde, el creyente, no pretende proyectar una imagen exagerada de si mismo, prefirieron en cambio ser “un árbol con muy pocas hojas, pero con una extraordinaria cantidad de fruto”. Que el Creador [bendito sea] tenga misericordia del pueblo cristiano, de su pueblo escogido, así como del mundo entero. Amen.





¿Cual es el Mensaje De La Torah (la Ley de Dios)?

La Tanak (Escritura Hebrea) no tiene como finalidad el presentarnos una batería de verdades y mensajes que, analizados subjetivamente, podrían justificar la exclusividad de casi cualquier postura teológica y/o dogmática (Inocencia, Ley, Gracia, Judaísmo, Cristianismo, Islam, Mormonismo, etc). Tampoco es la finalidad de la Escritura, el desconcertarnos con la abrumadora carga psicológica que implica la necesidad de decidir por nosotros mismos cual de todas esas verdades y/o mensajes debemos abrazar. Es que, EL CREADOR, NO ES UN DIOS DESPOTA, NI SADICO; Y MUCHO MENOS ESTA JUGANDO A ESCONDERSE DE SUS CRIATURAS. El propósito de la Escritura Hebrea, tampoco es revelar una multitud de mensajes que, en ocasiones, podrían parecer contradictorios, y auto-excluyentes (Ley vs. Gracia/ Judíos vs. Gentiles/ Cuerpo vs. Alma/ Vida en este mundo vs. Vida en el mundo que ha de venir/ etc).
La realidad es que, LA ESCRITURA HEBREA, CONTIENE UN SOLO MENSAJE: que repite sin cesar, utilizando los recursos imaginativos de cada uno de sus compiladores; Profecías, metáforas, alegorías, salmos, cánticos, proverbios, etc. Lógicamente, este mensaje tiene que haber sido revelado comenzando desde el primer verso de la Escritura Hebrea. Y es por eso que, Génesis 1:1, dice de la siguiente manera: “En principio, creo Dios los cielos…”. En el original Hebreo, este primer verso de la Escritura, dice así: “Be reshit bara Elohim et ha shamaim…”. Pero, en el idioma Hebreo, “Be reshit” no solo se traduce como “EN PRINCIPIO”, sino también como, “CON PRINCIPIO”. Es decir, el texto también significa: “Con principio, creo Dios los cielos...” ¿De que “principio” se nos esta hablando? Pues de la sabiduría que nuestros ancestros observaban en la Creación de los cielos.
Es que, aquellos esclavos Israelitas que recibieron los Libros de la Ley (Génesis, Éxodo, Números, etc), no sabían que el Sol se hallaba a 93 millones de millas de la Tierra. Y, cuando aquellos esclavos miraban a los Cielos, solo veían una bola de fuego (el Sol), moviéndose tranquilamente entre las nubes cargadas de agua. Para ellos, esto era un gran misterio, pues se preguntaban como podría ser posible que dos cosas antagónicas entre si (el fuego y el agua), pudiesen convivir en armonía, sin exterminarse la una a la otra. Y, “el Principio” que finalmente adquirieron de esta observación, fue que, la armonía que observaban, se debía a que el Sol y las nubes ya moraban en los Cielos. Es decir, que “el Cielo” es el lugar deparado para aquellos que, a pesar de ser enemigos naturales, pueden vivir en armonía. Y esa es la historia de la humanidad: el que todos los hombres competimos los unos contra los otros por obtener fama, poder, y reconocimiento; y, esta competencia, nos hace enemigos naturales. Pero, el hombre que abandona este proceder, y se compromete a vivir en armonía con su prójimo (no haciéndole aquel mal que no desearía para si mismo), ya esta listo para morar en los Cielos; como esta escrito- “¡MIRAD CUÁN BUENO Y CUÁN DELICIOSO ES HABITAR LOS HERMANOS JUNTOS EN ARMONÍA! ... PORQUE ALLÍ ENVÍA YAH BENDICIÓN, Y VIDA ETERNA” - Salmo 133. En base a lo hasta aquí expuesto, deducimos que, el mensaje de la Torah, es que el hombre que hace bien al prójimo, recibirá el mismo bien que ha sembrado; pues, comportándose como lo hacen aquellos que ya moran en los Cielos, gana el merito de también morar en los cielos [de, por así decirlo, “ser reunido con su pueblo”, o “ser reunido con aquellos que han sido sus padres espirituales”].
Pero, el hombre que hace mal al prójimo, niega la Sabiduría que prefiguran los Cielos, y será por tanto privado de tener parte alguna entre los moradores del Cielo [es decir, su castigo sera no poder estar de pie entre los Justos].
Los sabios de Israel, aludían a esta verdad utilizando el termino de “Medida por Medida” (o “ley de siembra y cosecha”); y se referían al hecho de que, cada hombre, segaría el mismo bien que, durante su vida terrenal, hubiese libre y voluntariamente sembrado; Y del mismo modo segaría todo el mal que hubiese sembrado, sin nunca haberse arrepentido.
En resumen, el justo y perfecto mensaje de la Ley de Dios, es que los hombres deben hacer bien a todos, no causando a otros aquel mal que no desearía sufrir en si mismo. Por ejemplo: quizás el dolor mas grande que pueda experimentar ningún ser humano, sea ver como matan a una de sus inocentes criaturas. De este modo, si jamás queremos sufrir este mismo mal, debemos entonces seguir el consejo de la Torah, que prohíbe que hagamos tal cosa a ninguna persona inocente. Y, no solo la Torah prohíbe que lo hagamos a otras personas, sino que ni siquiera permite que lo hagamos a los animales. Y esta es la razón por la cual Moisés ordeno que, si me daba hambre (mientras iba de viaje por el campo), y lo único que encontraba para comer eran los pollos de una mama pájara (que estaba echada con ellos en su nido), debía primero espantar a la pájara, antes de tomar sus polluelos (a fin de evitar que viese la destrucción de sus criaturas).
Por eso también la Torah prohíbe cocer al cabrito, en la leche de su mama. De hecho, la orden es tan enfática, que la Ley la repite en tres ocasiones distintas (Éxodo 23:19, Éxodo 34:26, y Deuteronomio 14:21). ¿Por que viola tal conducta la Torah? Pues porque va en contra su mismo espíritu, ya que equivale a la conducta del criminal que pretende forzar a una mama a participar de la destrucción de su criatura (es decir, muestra un total desprecio por el dolor ajeno). De hecho, en Levítico 22:28, la Torah prohíbe matar en un mismo día a la madre y a su cría. ¿Porque? Pues porque es inmoral (cruel) el tener que sufrir en la mañana la perdida de la vida de una de nuestras criaturas, para en la tarde sufrir la perdida de nuestra propia vida. Este mismo espíritu de la Torah, se manifestaba también en la noble conducta de los miembros del Sanhedrim, quienes ayunaban el día en que se veían forzados a ejecutar a algún reo. Con esta aptitud, estos hombres piadosos mostraban su interpretación del mandamiento que prohibía "mezclar la carne con la sangre”; como intimando que, la verdadera intención del mandamiento, era un llamado a no ser indiferentes al dolor ajeno.
Desde tiempo inmemorial, los sabios de Israel enseñaban que la Ley tiene al menos cuatro niveles interpretativos (PaRDeS); pero, este “mostrar a otros, el mismo bien que desearíamos para nosotros mismos”, es la finalidad ultima de la Torah; la única interpretación por la cual el Creador (bendito sea) hará personalmente responsables a cada ser humano. Así, cualquier Rabino (sin importar si es Sefardita o Askenazi), cualquier teólogo Judío, cualquier líder Reformado, cualquier político Israelita, cualquier Pastor, cualquier Imam, o cualquier otro líder religioso que pretenda decir que el mensaje de la Torah es algo distinto a lo que hasta aquí hemos expuesto, esta faltando a la verdad, y se expone a si mismo (al igual que a sus seguidores) a sufrir la misma suerte que Korah (Coré), cuyo castigo fue descender a Gehinnom (el lugar de tormento).




La lectura objetiva del “Brit Hadasha” (es decir, del santo Evangelio), revela que, aunque sumamente emotiva, la teología que esbozan los autores evangélicos, da visos de ser prejuiciada, y caprichosa

Aunque la fe Nazarena (el Cristianismo) es un camino perfectamente válido para acercarse al Creador; el Evangelio muestra que, la teología Nazarena, es deshonesta, y caprichosa. Es que, a fin de justificar sus posturas teológicas, los autores evangélicos procedieron a interpretar la Escritura Hebrea de forma arbitraria y prejuiciada. Un buen ejemplo de ello, podría ser el pasaje en Mateo 2:15, donde el autor afirma que, el que Jesús volviese desde Egipto, seria el cumplimiento del verso que dice, “De Egipto llame a mi Hijo”- Oseas 11:1. ¿Como sabemos que esta ultima interpretación es arbitraria y caprichosa? Pues lo sabemos porque, si leemos objetiva y sosegadamente el pasaje en Oseas 11:1, quedara meridianamente claro que, el verso, hace referencia al pueblo de Israel, y no a ninguna persona en particular. Como esta escrito: «Cuando ISRAEL era muchacho, yo lo ame, y de Egipto llame a MI HIJO». Y, el hecho de que Israel era el Hijo de Dios que habría de salir de Egipto, queda corroborado en el pasaje que dice, «Y dirás a Faraón: El Creador ha dicho así: ISRAEL ES MI HIJO, mi Primogénito. YA TE HE DICHO QUE DEJES IR A MI HIJO, para que me sirva ...»- Éxodo 4:22-23.
Es que la Escritura hebrea advierte que, quien “cava un foso” [es decir, quien urde una mentira en la que otros puedan caer], terminará “cayendo” en el mismo foso que ha cavado. Como esta escrito: «El que cava [un] foso, caerá en el»- Proverbios 26:27. Y este proverbio cumple a la perfección en el Cristianismo; pues, cuando los autores evangélicos “cavan el foso” de interpretar falsa y caprichosamente el pasaje de Oseas 11:1, ignoran que se condenando a si mismos a “caer” [es decir, a hacerse “victimas”] de su propio foso. A modo de ilustración, examinemos un sencillo ejemplo: la Escritura dice, «PORQUE ESTE PUEBLO ES REBELDE, HIJOS MENTIROSOS, hijos que no quisieron oír la Ley de Yah”- Isaías 30:9.
Si aplicáramos la lógica cristiana al anterior pasaje, tendríamos que admitir la posibilidad de que, si el hecho de que Jesús haya venido de Egipto, le capacita para ser el Hijo de Dios mencionado en Oseas 11:1, entonces el hecho de que el Cristianismo se haya revelado contra la Ley de Yah (rehusando obedecerla), le capacita para ser el pueblo rebelde y mentiroso que se menciona en Isaías 30:9. Pero, si el Cristianismo es rebelde y mentiroso, entonces es una doctrina pecaminosa. Como esta escrito: «Porque COMO PECADO DE ADIVINACIÓN ES LA REBELIÓN ...» - 1 Samuel 15:23. Y, si la rebelión cristiana es tan grave como el pecado de la adivinación, entonces el creyente no debe volverse a ella [siguiéndola], ni tampoco debe consultarla [utilizándola como guía de su vida]; pues el Creador ha ordenado diciendo: «NO OS VOLVAIS a los encantadores, ni A LOS ADIVINOS; NO LOS CONSULTEIS, CONTAMINANDOOS CON ELLOS. Yo, יהוה vuestro Dios [lo ordeno]»- Levítico 19:31.
Y es por todo esto [y mucho mas] que, la conciencia de quienes estudian [y siguen] seriamente la Escritura Hebrea, les impide aceptar la teología que esboza la noble fe cristiana, pues sienten que, promoviendo la rebeldía que surge del capricho y la deshonestidad, violan el mandamiento Divino que ordena al creyente alejarse de la mentira. Como esta escrito: «DE PALABRA DE MENTIRA, TE ALEJARAS ...»- Éxodo 23:7 .





Los evangelios cristianos, muestran que La teología Nazarena (Cristiana) es falsa, pues alega que no existe hombre justo fuera de Yeshua (Jesús de Nazaret)

Los evangelios cristianos, muestran que La teología Nazarena (Cristiana) es falsa, pues alega que no existe hombre justo fuera de Yeshua (Jesús de Nazaret, paz sea con el). En adición, postula que el Creador justifica al impío. Pero esto es falso, pues la Ley presupone la existencia de dos tipos de hombres: en primer lugar, el hombre justo e inocente; y, en segundo lugar, el hombre impío y culpable. Con respecto al hombre justo, el Creador ordena que se le debe dar vida [y no muerte]. Pero, con respecto al impío, el Creador dice que no será justificado. Y la Escritura dice también que, cualquier teología que niegue esta verdad Divina, no es sino “palabra de mentira”; una falsedad de la cual el creyente debe alejarse. Como está escrito: «DE PALABRA DE MENTIRA, TE ALEJARÁS, y NO MATARÁS AL INOCENTE Y JUSTO; porque yo NO JUSTIFICARÉ AL IMPÍO»- Éxodo 23:7.
El Cristianismo también se equivoca, cuando alega que la Salvación es un regalo [o “presente”] gratuito, que todo hombre debe recibir. Es que, el Dios de Israel, ha prohibido a sus hijos recibir presente alguno; pues los presentes corrompen el buen juicio del creyente, a quien Dios ha ordenado [en Éxodo 23:7] alejarse de toda clase de falsedad. Como está escrito: «NO RECIBIRÁS PRESENTE (REGALO); PORQUE EL PRESENTE CIEGA A LOS QUE VEN, Y PERVIERTE LAS PALABRAS DE LOS JUSTOS...»- Éxodo 23:7-8.
En adición, el Cristianismo comete el garrafal error de afirmar que “Yeshua” murió por el pecado de todos los otros hombres. ¿Como sabemos que es errada esta aseveración? Pues lo sabemos porque, por medio de los profetas, el Dios de Israel mostró a su pueblo que nadie habría de morir por el pecado de alguna otra persona, sino que cada cual será responsable de su propia maldad. Como está escrito: «Sino que CADA CUAL MORIRÁ POR SU PROPIA MALDAD»- Jer. 31:30; «... y LA TIERRA NO SERA EXPIADA DE LA SANGRE QUE FUE DERRAMADA EN ELLA, SINO POR LA SANGRE DEL (HOMBRE) QUE LA DERRAMÓ»- Num. 35:33.
Finalmente, el Cristianismo postula la falsedad idea de que, la salvación del hombre, no se logra por medio de la confesión y la obediencia a los mandamientos Divinos, sino por la fe en el “Hijo del hombre”; por medio de la confianza en los méritos de aquel “príncipe de paz” llamado Jesús de Nazaret. ¿Y como sabemos que todo esto es “palabra de mentira” [es decir, el tipo de falsedad de la cual el creyente debe alejarse]? Pues lo sabemos porque, el Creador, ha mostrado a su Pueblo que, la salvación del hombre, esta en יהוה , y no en ningún príncipe, ni en ningún hijo de Hombre. Como está escrito: «YO יהוה , Y FUERA DE MI, NO HAY QUIEN SALVE»- Isaias 43:11; Y tambien dice, «NO CONFIÉIS en los príncipes, ni EN HIJO DE HOMBRE, PORQUE NO HAY EN ÉL SALVACIÓN»- Salmo 146:3.





Jesus failure was prophetically announced in the Hebrew Bible

What happened with Jesus (peace be upon him) and his disciples, was hinted at in the Hebrew Scriptures. Where? In the episode where the Ark (containing the Torah) is placed side by side with Dagon, the god associated with fishes, (just like Jesus was associated with fishes). Why was “Dagon” associated with “fishes”? Because the Hebrew word “Dagon”, and the Hebrew word “Dagim” (fishes) stems from the same root word (see 1 Kings 4:33). The story on 1 Samuel 5, goes on to say that Dagon [a false god] fell before the Ark (containing the Law), and landed upon the temple's door («And when they arose early on the morrow morning, behold, Dagon was fallen upon his face to the ground before the ark of the Lord; and the head of Dagon and both the palms of his hands were cut off upon the threshold; only the stump of Dagon was left to him»- 1 Samuel 5:4). Once this happens, Dagon's followers refused to acknowledge the defeat of their false god, and decided to "sanctify" his fall, by making the door's threshold a holy place («Therefore neither the priests of Dagon, nor any that come into Dagon's house, tread on the threshold of Dagon in Ashdod unto this day»- 1 Samuel 5:5). Likewise, when we place the Jesus narrative “side by side” with the Torah's narrative, we find Jesus falling before Torah; in other words, failing to fulfill Torah's expectations concerning the role of the future Messiah (as Jesus died in the cross, without fulfilling the Messiah's mission of bringing universal peace, reviving the dead, liberating Israel, gathering the exiles, and restoring the Temple). Thus, just as Dagon fell on door's threshold , Jesus also fell [landed] upon the cross. And, just as Dagon's followers refused to acknowledge his false god failure [by sanctifiying the place of his fall], so did Jesus followers refuse to acknowledge the fall [or “failure”] of their false god, by sanctifying the place of his fall (the events at the cross).





No le temas al “anti-Cristo”, témele en cambio al “anti-Moisés

La Ley de Dios, dice lo siguiente: « Coré hijo de Izhar, hijo de Coat, hijo de Leví, y Datán y Abiram hijos de Eliab, y On hijo de Pelet, de los hijos de Rubén, tomaron gente, y se levantaron contra Moisés... [pero] Abrió la tierra su boca, y los tragó a ellos, a sus casas, a todos los hombres de Coré, y a todos sus bienes. Y ellos, con todo lo que tenían, descendieron vivos al Seol»- Números 16:1-2, & 32-33. ¿Que significa este pasaje? Pues significa que, el creyente Hebreo, no debe temerle a ningún "anti-Cristo"; pues, si sigue a Moisés, y no abandona sus mandamientos, ningún anti-Cristo será capaz de hacerle daño alguno. En cambio, el creyente debe temer al "anti-Moisés"; es decir, a cualquiera que, al igual que Coré, se levante contra Moisés, negando la necesidad de obedecer lo ordenado sobre las dos tablas de Piedra. Es que, esto último, puede hacer que el creyente abandone los mandamientos, y termine así perdiéndose, tal y como sucedió con Coré.
Es que Coré no descendió al fuego que hay debajo de la Tierra [prototipo del infierno o Gehinnom], como consecuencia de haber sido engañado por ningún "Anti-Cristo". Si Coré “se perdió”, fue por haber rechazado a Moisés [dándole la espalda a su Ley]; convirtiéndose así en un "anti-Moisés"





¿Que dice la Torah (la Ley de Dios) respecto al “Political correctness” [el no hacer ni decir nada que pueda ofender a los hombres]?

La Torah enseña que, en todo lo que dice y hace un creyente, este debe siempre buscar el agrado de su Creador [obedeciendo los mandamientos, los estatutos, y los decretos Divinos], aun si esto ultimo implica la ira y el resentimiento de aquellos que ostentan el poder. Y es por esto que, el profeta Daniel, no tuvo temor de continuar orando tres veces al día, a pesar del decreto real que le amenazaba con ser echado a los leones [Daniel 6:10-13]. Lo mismo sucedió con los soldados del Rey Saúl, que tuvieron el valor de desobedecer al Rey [una sublevación que podía ser castigada con la muerte], cuando este ultimo les ordeno hacer algo injusto: matar a los sacerdotes de Nob.
Es que, cuando un creyente tiene mas temor del hombre, que de Dios, intima con ello que el hombre [que solo es una criatura] es mas poderoso que su Creador [cometiendo así el mortal pecado de la idolatría].
En resumen, los actos y las palabras del creyente, deben reflejar la ética (es decir, la justicia, la misericordia y la humildad) que se encarna en la Ley Divina; como esta escrito: «Oh hombre, Él te ha declarado lo que es bueno, ¿y qué pide יהוה (Adonai Yah) de ti? ¡Solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios!»- Miqueas 6:8. Así, el creyente no debe temer la ira ni la desaprobación de los hombres, pues el Creador ha prohibido que temamos a los hombres («no tendréis temor de ninguno»- Deuteronomio 1:17); para alentarnos en cambio a confiar El. Como dice la Escritura: «יהוה está conmigo; no temeré Lo que me pueda hacer el hombre»- Salmo 118:6.





La Torah (la Ley de Dios) muestra que, la teología nazarena (cristiana), es mala hasta el tuétano [es decir, ¡hasta la sangre!])

La sangre, es la esencia de la vida. Y, la sangre del ser humano, se produce en el tuétano de los huesos. De ahí el que, cuando queremos aludir a algo que es esencialmente malo, decimos que es “malo hasta el tuétano”, o que “tiene mala sangre”. Y, el Creador, decidió utilizar esta idea, a fin de prevenir a Israel acerca de una herejía que en el futuro trataría de persuadirles a apartarse de la ordenado por יהוה. ¿Como lo hizo? Pues ordenando a los Israelitas que, bajo ninguna circunstancia, debían jamas ingerir ningún tipo de sangre. Como esta escrito: «Si cualquier varón de la casa de Israel, o de los extranjeros que moran entre ellos, comiere alguna sangre, yo pondré mi rostro contra la persona que comiere sangre, y la cortaré de entre su pueblo.»- Levítico 17:10; «Cualquiera persona que comiere de alguna sangre, la tal persona será cortada de entre su pueblo.»- Levítico 7:27;«Pero carne con su vida, que es su sangre, no comeréis»- Génesis 9:4; «Solamente que te mantengas firme en no comer sangre... No la comerás; en tierra la derramarás como agua. No comerás de ella, para que te vaya bien a ti y a tus hijos después de ti, cuando hicieres lo recto ante los ojos de יהוה»- Deuteronomio 12:23-25.
Y, es de esta solemne prohibición de comer sangre, que el creyente Hebreo aprende que, aunque la ética cristiana es perfectamente valida, la teología cristiana es en cambio mala hasta el tuétano (es decir, hasta la sangre). ¿Por que? Pues porque, en su rebeldía contra los mandamientos Divinos, llega al colmo de tentar al creyente a menospreciar la clara e inequívoca prohibición de consumir carne con su sangre, cuando cita al Nazareno diciendo: «De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna»- Juan 6:53&54; Y en otro lugar: «Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos; porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados»-Mateo 26:27-28; Y también dice: «Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio; y bebieron de ella todos. Y les dijo: Esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada»- Marcos 14:23-24.
Así, la esencia misma del Cristianismo (es decir, “su tuétano”), esta corrompido; pues su fundamento es “comer la carne, y beber la sangre de Jesús”; un concepto que niega y menoscaba abiertamente el mandato que, so pena de ser cortado del Pueblo Santo, encomendó Dios a Israel. Quiera el Creador (bendito sea) abrir los ojos de nuestros amados hermanos cristianos, para que salgan finalmente de las tinieblas de su rebelde teología, y logren entrar a la Luz de la obediencia a la Ley de יהוה.





No existen los “derechos humanos”, donde no existe el derecho a discriminar

No existen los derechos humanos, en una sociedad que impide que alguno de sus ciudadanos ejerza su derecho a discriminar contra todo aquello que su conciencia le dicte ser inhumano, vil, bajuno, injusto, cruel, inmoral, o arrogante. Y, este discriminar entre el bien y el mal, es tanto el supremo deber, como el supremo derecho, dado por Dios a los hombres. Como ordena la Escritura, cuando dice: “Y [LOS LÍDERES] ENSEÑARÁN A MI PUEBLO A HACER DIFERENCIA [ES DECIR, A DISCRIMINAR] ENTRE LO SANTO, Y LO PROFANO, Y LES ENSEÑARÁN A DISCERNIR ENTRE LO LIMPIO, Y LO NO LIMPIO”- Ezequiel 44:23; “PARA HACER DIFERENCIA [DISCRIMINANDO] ENTRE LO INMUNDO, Y LO LIMPIO, y entre los animales que se pueden comer, y los animales que no se pueden comer”- Levítico; “SI ENTRESACARES LO PRECIOSO, DE LO VIL, SERÁS [TAN DIGNO Y HONORABLE] COMO MI BOCA”- Jeremías 15:19.
Y, el pueblo o la nación que rehúse conceder este divino derecho a sus ciudadanos, sera finalmente consumida. Como está escrito: “SUS SACERDOTES [SUS LÍDERES] VIOLARON MI LEY [ES DECIR, LO QUE LES HE ORDENADO]... ENTRE LO SANTO Y LO PROFANO NO HICIERON DIFERENCIA, NI DISTINGUIERON ENTRE INMUNDO Y LIMPIO... POR TANTO, DERRAMÉ SOBRE ELLOS MI IRA; CON EL ARDOR DE MI IRA LOS CONSUMÍ; hice volver el camino de ellos sobre su propia cabeza, DICE DIOS EL SEÑOR”- Ezequiel 22:26-31





La receta bíblica para distinguir entre judíos y cristianos

Si usted cree que, la suprema voluntad del Dios de Abraham, es que sus siervos vivan guiados por los mandamientos del pacto de la Ley, convirtiéndose de ese modo en los sacerdotes que habrán de componer la nación santa que agrada al Creador, entonces usted tiene la fe de los Hebreos. Como esta escrito: «AHORA, PUES, SI DIEREIS OÍDO A MI VOZ, Y GUARDAREIS MI PACTO, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos... Y [OBEDECIENDO LOS MANDAMIENTOS DE MI PACTO] VOSOTROS ME SERÉIS UN REINO DE SACERDOTES, Y GENTE SANTA»- Éxodo 19:5-6
Pero si, en cambio, usted cree que la suprema voluntad de Dios, no es que sus siervos hagan las obras prescritas en los mandamientos del pacto, sino el que sus siervos crean que Dios se hizo un hombre mortal, a fin de poder morir para redimir con su sangre los pecados de la humanidad [librandola de ese modo de “la maldición de la Ley”, y proveyendole el mas fácil camino que alegadamente es “la salvación por Fe”]; entonces su fe no es la fe de los creyentes Hebreos, sino la de los creyentes Nazarenos (es decir, la fe de los Cristianos). Como esta escrito: «PERO DIOS, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, NOS DIO VIDA JUNTAMENTE CON CRISTO (POR GRACIA SOIS SALVOS), y juntamente con él nos resucitó, Y ASIMISMO NOS HIZO SENTAR EN LOS LUGARES CELESTIALES CON CRISTO JESÚS, para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús. PORQUE POR GRACIA SOIS SALVOS por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; NO POR OBRAS, PARA QUE NADIE SE GLORÍE»- Efesios 2:4-9.





Los extravíos de la noble Fe Nazarena (Cristiana): ¡Los Judíos son culpables de la muerte de Zacarías!

El evangelio, afirma que los Judíos eran culpables de la muerte de Zacarías. Como esta escrito: “para que venga sobre vosotros toda la sangre justa que se ha derramado sobre la tierra, desde la sangre de Abel el justo HASTA LA SANGRE DE ZACARÍAS HIJO DE BEREQUÍAS, A QUIEN MATASTEIS ENTRE EL TEMPLO Y EL ALTAR”- Mateo 23:35.
El anterior verso, ilustra el curioso fenómeno que se manifiesta en una buena parte de la noble teología Nazarena: el que, a pesar de que hace reclamos y acusaciones tan contundentes y aplastantes como una montaña, cuando se examinan a la luz de la Escritura Hebrea, se descubre que “la montaña” de reclamos y acusaciones cristianas, “cuelga” de una evidencia tan frágil y subjetiva como un cabello de la barba.
En el caso del pasaje que se encuentra en Mateo 23:25 [la culpabilidad por la muerte de Zacarías], el lector objetivo tendría que preguntarse: ¿Que culpa tenían los Judíos del tiempo de Jesús, de un crimen cometido por el Rey Joás 700 años antes de Cristo (“ASÍ, EL REY JOÁS NO SE ACORDÓ DE LA MISERICORDIA QUE JOIADA PADRE DE ZACARÍAS HABÍA HECHO CON ÉL, ANTES MATÓ A SU HIJO”- 2 Crónicas 24:22)? ¿No dice claramente la Escritura que, los hijos, no han de morir por el pecado de los padres (“LOS PADRES NO MORIRÁN POR LOS HIJOS, NI LOS HIJOS POR LOS PADRES; CADA UNO MORIRÁ POR SU PECADO”- Deut. 24:16)? Y, ¿cual fue el pecado que Zacarías condeno en los Judíos del tiempo del Rey Joás? ¿No fue acaso el mismo pecado que promueve el Cristianismo moderno, cuando alienta a sus adeptos a abandonar los mandamientos de la Ley Divina (“ASÍ HA DICHO DIOS: ¿POR QUÉ QUEBRANTÁIS LOS MANDAMIENTOS DE YHVH? NO OS VENDRÁ BIEN POR ELLO; PORQUE POR HABER DEJADO A YHVH, ÉL TAMBIÉN OS ABANDONARÁ”- 2 Crónicas 24:20)?
Si Zacarías (que era pecador) tuvo el valor de confrontar el pecado del Rey Joás, ¿por que razón Jesús (que alegadamente no tenia pecados) fallo en hacer lo mismo con el Rey Herodes? ¿Por que rehusó Jesús obedecer la Escritura, que ordena al profeta amonestar al pecador (“CUANDO YO DIJERE AL IMPÍO: DE CIERTO MORIRÁS; Y TÚ NO LE AMONESTARES NI LE HABLARES, PARA QUE EL IMPÍO SEA APERCIBIDO DE SU MAL CAMINO A FIN DE QUE VIVA, EL IMPÍO MORIRÁ POR SU MALDAD, PERO SU SANGRE DEMANDARÉ DE TU MANO”- Ezequiel 3:18)?
Así, vemos que, la grande y severa acusación que contra los Judíos levanta el Evangelio de Mateo, no es sino falsa y vana fanfarronería religiosa; abierto desprecio y rebeldía contra el pueblo de Israel, así como contra las verdades y los mandamientos revelados por Dios a Moisés.





La razón por la cual los Cristianos no entienden a los Judíos

La Escritura Cristiana, dice que el Cristiano no puede permitir en su mente ningún pensamiento que le aleje de la obediencia a Cristo; y debe rechazar de plano cualquier cosa que menoscabe su fe en la verdad absoluta del Evangelio. Como esta escrito: "llevando cautivo todo pensamiento, a la obediencia a Cristo"- 2 Corintios 10:5; Y, "edificándoos sobre vuestra santísima fe... conservaos en el amor de Dios"- Judas 1:20-21.
Y todo esto explica el hecho de que, el rasgo que mas distingue a la noble teología Cristiana, es su incuestionable fidelidad a los reclamos que esgrime el relato evangélico. Es que, en la abrumadora mayoría de los casos, el Cristiano promedio no permite que los hechos [ni las verdades] revelados por Dios en la Ley de Moisés, interfieran con los jactanciosos y auto-glorificantes reclamos que, acerca de Jesús (paz sea con el), hacen los Evangelios.
Consideremos el siguiente ejemplo: la Ley muestra que, nuestro maestro Moisés (paz y bendición sean siempre con el) pastoreó durante muchos años las ovejas de su padre político (Jetro), para luego pastorear durante muchos años [en su carácter de indisputable líder nacional] las ovejas de su padre celestial (es decir, el pueblo de Israel). Del mismo modo, la Ley afirma que, el Rey David, pastoreó durante muchos años las ovejas de su padre terrenal (Isaí), para luego pastorear durante muchos años [en su carácter de indisputable líder nacional] las ovejas de su Padre Celestial (el pueblo de Israel).
De hecho, en el caso de David, la Ley muestra que, sin algún oso [o león] amenazaba a su rebaño, David hacia las veces de “el Buen Pastor”, que estaba dispuesto a “poner su vida” por sus ovejas [luchando contra el oso, o contra el león]. Como esta escrito: «David respondió a Saúl: “Tu siervo era pastor de las ovejas de su padre; y cuando venía un león, o un oso, y tomaba algún cordero de la manada, salía yo tras él, y lo hería, y lo libraba de su boca; y si se levantaba contra mí, yo le echaba mano de la quijada, y lo hería y lo mataba”»- 1 Samuel 17:33-35.
Pero, el hecho de que, tanto Moisés como David, hallan sido [literalmente] pastores de ovejas, que luego llegaron a pastorear a todo el pueblo de Israel, no es impedimento alguno para que, el Cristiano promedio, tenga absoluta certeza de la veracidad del reclamo evangélico, que no solamente alega que no hay un pastor mas grande, mas bueno, ni mas noble, que Jesús; sino que en adición postula que, Jesús, es aquel “Buen Pastor” que esta dispuesto a dar la vida por sus ovejas. Y, todo esto, a pesar de que el Evangelio no dice en ninguna parte que Jesús halla pastoreado literalmente jamás a ningún rebaño [pues su padre José ni siquiera era pastor, sino carpintero]; y a pesar también de que la Ley dice que, quien no puede cumplir una tarea sencilla (como sería el pastorear ovejas), mucho menos podrá cumplir una tarea difícil (como lo sería el pastorear a Israel): «Si corriste con los de a pie, y te cansaron, ¿cómo contenderás con los caballos? Y si en la tierra de paz no estabas seguro, ¿cómo harás en la espesura del Jordán?»- Jeremías 12:5
Y, es precisamente esta obstinación en desdeñar los hechos objetivos mostrados en la Ley de Dios [para selectivamente aceptar en cambio solo aquellos hechos que “confirmen” la alegada veracidad del relato evangélico], la razón por la cual la mayoría de los Judíos rehúsan discutir teología con ningún cristiano, prefiriendo en cambio despacharles con la proverbial respuesta de “it's Jewish thing, you wouldn't understand!” (¡es un asunto Judío, usted no lograría entenderlo!)





Yeshua (Jesús De Nazaret, paz sea con el), y el [alegado] Mesías de Isaías 53

Jesús de Nazaret (paz sea con el), fue un gran maestro de la ética Judía. Pero, tanto la Escritura Hebrea, como el sentido común, impiden que Jesús pueda haber sido el cumplimiento literal de lo escrito en el capitulo 53 del Libro del profeta Isaías. Es que, este último profeta, dijo lo siguiente: “He aquí que mi Siervo será prosperado, será engrandecido y exaltado, y será puesto muy en alto. Como se asombraron de ti muchos, de tal manera fue desfigurado de los hombres su parecer ... Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. Todos nosotros nos descarriamos como ovejas … mas יהוה cargó en él el pecado de todos nosotros... como cordero fue llevado al matadero... Por cárcel y por juicio fue quitado; y su generación, ¿quién la contará? Y se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte; aunque nunca hizo maldad, ni hubo engaño en su boca”- Isaías 52:13-14, & 53:4-9.
Con respecto al anterior pasaje, la noble fe Cristiana postula que este hace referencia a un hombre en particular. Y que, ese hombre particular, no es otro sino Jesús de Nazaret. ¿Cual es el problema con esta interpretación? Pues en primer lugar, que el pasaje habla acerca de el “Siervo” de Dios. Y, el profeta Isaías, había aclarado con anterioridad quien era ese “Siervo” de Dios. Como esta escrito: “Mi Siervo eres, oh Israel, porque en ti me gloriaré” - Isaías 49:3. Y también: “Acuérdate de estas cosas, oh Jacob, e Israel, porque mi Siervo eres. Yo te formé, Siervo mío eres tú; Israel, no me olvides”- Isaías 44:21.
Así, la Escritura Hebrea muestra con claridad meridiana que, el “Siervo” de Dios, no es otro sino Israel [es decir, el conjunto de todos los Israelitas que “no se olvidan de Dios”]. Una segunda razón por la cual el pasaje no puede hacer referencia al hombre llamado Jesús, es que el verso dice que “nunca hizo maldad, ni hubo engaño en su boca”. Pero, como Jesús era un solo hombre, era imposible que pudiese cumplir con ese requisito, pues la Escritura advertía que, ningún hombre individual, podía hacer solamente el bien, sin nunca pecar. Como esta escrito: “Ciertamente no hay hombre justo en la tierra, que haga el bien y nunca peque”- Eclesiastés 7:20. En otras palabras, un solo hombre [un Israelita piadoso], nunca podría cumplir con todos los mandamientos de la Ley; pero, una comunidad entera de hombres piadosos, si podría hacerlo; pues, los mandamientos que alguno de ellos no pudiese cumplir, podrían ser cumplidos por algún otro miembro de la comunidad [y vice versa].
Finalmente, la razón por la cual el pasaje no podía referirse literalmente a Jesús, es que Isaías profetizo diciendo: “y su generación, ¿quién la contará?”. En otras palabras, el “Siervo” de Dios, debía haber tenido tantos hijos, que ni siquiera podrían ser contados. Pero, Jesús, no solo nunca tuvo hijos, ¡sino que ni siquiera se caso! Por el otro lado, la Escritura enseña explícitamente que, los Hijos de Avraham (los creyentes piadosos) serian tan numerosos, que su descendencia no podría ser contada. Como esta escrito: «Y lo llevó fuera, y le dijo: “Mira ahora los cielos, y cuenta las estrellas, si las puedes contar”. Y le dijo: “Así será tu descendencia”»- Génesis 15:5.





La Fe Nazarena (Cristiana) es buena, pero su Teología es fraudulenta

La Fe Nazarena (el Cristianismo) es buena, pues alienta al hombre a volverse a Dios. Pero, la teología Nazarena, es falsa, y fraudulenta. ¿Por que? Pues porque afirma que Dios es un hombre de carne y hueso; un ser finito y limitado, cuyo nombre es "Yeshua" (o "Jesús de Nazaret"). Y, esto ultimo, es falsa idolatría, pues el Dios de Israel no es un ser que posea un limitado cuerpo de carne y hueso [que solo puede estar en un lugar a la vez], sino que es en cambio un espíritu ilimitado [es decir, un ser que no tiene un cuerpo ni una imagen fija, ni limitada, pues puede estar simultáneamente en todas partes]. Como esta escrito: “Pero ¿es verdad que Dios morará sobre la tierra? HE AQUÍ QUE LOS CIELOS, LOS CIELOS DE LOS CIELOS, NO TE PUEDEN CONTENER; ¿cuánto menos esta casa que yo he edificado?”- 1 Reyes 8:27.
Y, el hecho de que Dios es un espíritu, mientras que Jesús solo es un ser de carne y hueso, es una verdad tan grande, que los escritos cristianos también la confirman, cuando dicen: "DIOS ES ESPIRITU"- Juan 4:24. Y, "Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy; palpad, y ved; porque UN ESPÍRITU NO TIENE CARNE NI HUESOS, COMO VEIS QUE YO TENGO"- Lucas 24:39.
Así, el creyente debe alejarse de la falsedad Cristiana acerca de la alegada divinidad de Yeshua, pues la Escritura le ordena diciendo: «DE PALABRA DE MENTIRA, TE ALEJARÁS»- Éxodo 23:7





Cuando un hombre de Dios (Moisés, Jesús, Muhammad, etc), insiste en exaltarse a si mismo, demuestra con ello que carece del favor Divino

Con respecto a Sarah [la esposa del patriarca Abraham], La Torah dice que era tan hermosa que, los siervos de Faraón, no pudieron contenerse, y tuvieron que confesar su belleza. Como esta escrito: «Y aconteció que cuando entró Abram en Egipto, los egipcios vieron que LA MUJER ERA HERMOSA EN GRAN MANERA. También LA VIERON LOS PRÍNCIPES DE FARAÓN, Y LA ALABARON DELANTE DE ÉL»- Gen. 12:14-15.
Por otro lado, con respecto a Avraham, la Torah dice que era un hombre tan consagrado al Creador que, hasta los Heteos [que eran paganos], confesaron publica y espontáneamente que era un Príncipe de Dios. Como esta escrito: «Y respondieron los hijos de Het a Abraham, y le dijeron: Óyenos, señor nuestro; ERES UN PRÍNCIPE DE DIOS entre nosotros»- Génesis 23:5-6.
Finalmente, con respecto a Salomón, la Escritura Hebrea informa que, la reina de Saba, confeso espontáneamente que, el Rey, era mas sabio que lo que ella imaginaba. Como esta escrito: «Verdad es lo que oí en mi tierra de tus cosas y de tu sabiduría; pero yo no lo creía, hasta que he venido, y mis ojos han visto que ni aun se me dijo la mitad; ES MAYOR TU SABIDURÍA Y BIEN, QUE LA FAMA QUE YO HABÍA OÍDO»- 1 Reyes 10:6-7 ¿Que pretende enseñarnos con todos estos pasajes la Escritura? Pues intenta enseñarnos que, el creyente que realmente cuenta con el favor Divino, no se alaba a si mismo, ni tampoco alardea de sus atributos (de su belleza, de su santidad, de su sabiduría, etc); pues el Creador hace que, aquellos que le rodean, no tengan otro remedio que confesarlos públicamente.
Y es por esto que, el creyente Hebreo, encuentra vano y pecaminoso el hecho de que, el Evangelio Cristiano, insista en citar al Galileo exaltándose y engrandeciéndose a si mismo, utilizano frases como: “De cierto, de cierto os digo: Yo soy la puerta de las ovejas” (Juan 10:7); “Yo soy el Buen Pastor” (Juan 10:14); “Yo soy el Camino, la Verdad, y la Vida. Nadie viene al Padre, sino por mi” (Juan 14:6); “El que me ha visto a mi, ha visto al Padre” (Juan 14:9); “el que rehúsa creer en el Hijo, no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él” (Juan 3:36); “El que no honra al Hijo, no honra al Padre que le envió” (Juan 5:23); “he aquí más que Salomón en este lugar” (Lucas 11:31); Y, “porque, separados de mí, nada podéis hacer” (Juan 15:5).





Las falsedades contenidas en el relato Evangélico, hacen moralmente imposible que los creyentes Hebreos lo acepten como Divinamente inspirado

La tradición cristiana afirma que, el Evangelio de Mateo, fue escrito por un Judío que deseaba llevar a su Pueblo el mensaje del Evangelio. ¿Es esto cierto? ¿Hay alguna evidencia interna que pueda corroborar [o negar] la veracidad de esta aseveración? Afortunadamente, existen en efecto tales evidencias. Consideremos un caso en particular: el evangelio de Mateo, afirma que Jesús fue enterrado a la caída del día Sábado [es decir, el viernes a las 6:00 p.m.], y que resucito antes de que amaneciera el día Domingo [es decir, antes de las 6:00 a.m.]. Pero, la realidad histórica, es que desde tiempo inmemorial los Hebreos han contado los días desde las 6:00 p.m. del día en curso, hasta las 6:00 del próximo día. De este modo, hace sentido el que los creyentes Hebreos considerasen el periodo en que Jesús estuvo en la tumba (Viernes a las 6:00 p.m, hasta Domingo a las 6:00 a.m.), como exactamente igual a un día y medio. Así, Mateo no pudo en realidad haber sido un creyente Hebreo, pues para los Hebreos habría sido indudablemente falso el alegato que hace Mateo, cuando afirma que Jesús estaría en el corazón de la Tierra [es decir, en la tumba] durante tres días y tres noches. Como esta escrito- «Porque como estuvo Jonás en el vientre del gran pez tres días y tres noches, ASÍ ESTARÁ EL HIJO DEL HOMBRE EN EL CORAZÓN DE LA TIERRA TRES DÍAS Y TRES NOCHES»- Mateo 12:40. Algo muy similar, ocurre con el Evangelio de Lucas, que afirma que el Nazareno dijo que ningún profeta podía morir fuera de Jerusalén. Como esta escrito: «Sin embargo, es necesario que hoy y mañana y pasado mañana siga mi camino; porque NO ES POSIBLE QUE UN PROFETA MUERA FUERA DE JERUSALÉN»- Lucas 13:33. ¿Cual es el problema con este reclamo? Pues que es vano y arrogante, pues no solo Moises murio fuera de Jerusalén («Y murió allí Moisés siervo de Yah, en la tierra de Moab, conforme al dicho de Yah»- Deut. 34:5), sino que, el mismo Evangelio, enseña que Jesús (a quien el Cristianismo considera ser el mayor de todos los profetas) no murió en la ciudad de Jerusalén, sino en un lugar cercano a ella, como esta escrito: «Y muchos de los judíos leyeron este título; porque EL LUGAR DONDE JESÚS FUE CRUCIFICADO ESTABA CERCA DE LA CIUDAD ...»- Juan 19:20.
Y son este tipo de ambivalencias y falsedades [que tristemente plagan los escritos cristianos], la razón por la cual los creyentes Hebreos sienten la compulsión moral de rechazar los reclamos del alegado "Brit Hadasha" (Nuevo testamento); pues la Escritura Hebrea advierte acerca de la perdición que conlleva todo tipo de falsedad y mentira; como esta escrito- «NO FIÉIS EN PALABRAS DE MENTIRA»- Jeremías 7:4 ;«EL JUSTO, ABORRECE LA PALABRA DE MENTIRA»- Prov. 13:5; «DESTRUIRÁS A LOS QUE HABLAN MENTIRA»- Salmo 5:6; «DE PALABRA DE MENTIRA, TE ALEJARÁS»- Éxodo 23:7; «GUARDA TU LENGUA DEL MAL [ES DECIR, DEL FALSO TESTIMONIO], Y TUS LABIOS DE HABLAR ENGAÑO [ES DECIR, DE LA MENTIRA]»- Salmo 34:13; «No habitará dentro de mi casa, el que hace fraude; EL QUE HABLA MENTIRAS, NO SE AFIRMARÁ DELANTE DE MIS OJOS»- Salmo 101:7; «AMASTE EL MAL MÁS QUE EL BIEN, LA MENTIRA MÁS QUE LA VERDAD... POR TANTO, DIOS TE DESTRUIRÁ PARA SIEMPRE»- Salmo 52:3-5; «Yah, ¿quién habitará en tu Tabernáculo? ¿QUIÉN MORARÁ EN TU MONTE SANTO? EL QUE ANDA EN INTEGRIDAD... Y HABLA VERDAD EN SU CORAZON»- Salmo 15:1-2.
¡Que el Dios de Israel (bendito sea) tenga misericordia de su Pueblo, así como del Mundo entero!





La narrativa Cristiana, es “Wishful Thinking” (pensamiento caprichoso), pues no corresponde a lo revelado por el Creador en la Escritura Hebrea

La Fe Nazarena (el Cristianismo), es una religión hermosa. El único problema con ella es que, su narrativa, no concuerda en lo absoluto con nada de lo que esperaríamos haber sido el cumplimiento literal de la Ley Divina. Es decir, si Jesús iba a cumplir perfectamente todos y cada uno de los 613 mandamientos de la Ley, entonces Jesús debía haber comenzado su ministerio cumpliendo el mismo primer mandamiento de la Ley (que no era otro sino casarse, y engendrar hijos, según Génesis 1:28); Si Jesús iba a ser “el gran Sumo sacerdote” de los Israelitas, entonces Jesús debía haber nacido de la tribu sacerdotal (es decir, de la tribu de Levi), y no de la tribu de Judá (a cuyos miembros se les prohibía ejercer el sacerdocio); Si Jesús iba a ser “Hijo de David”, entonces Jesús debía haber sido engendrado por un descendiente directo del Rey David (y no por el Espíritu Santo, como enseña el Evangelio); Si Jesús iba a ofrecerse a si mismo como sacrificio, entonces Jesús debía haber sido sacrificado por sus propias manos (y no por las manos de los soldados Romanos); Si Jesús iba a ser “el cordero” que era degollado en el Templo de Jerusalén [durante la fiesta de la Expiación] para borrar los pecados de todo Israel, entonces Jesús debía haber sido degollado en el Templo de Jerusalén (y no ser crucificado durante la Pascua, en un monte en las afueras de Jerusalén); Si Jesús iba a ser un mayor maestro que Moisés (quien escribió con sus propios dedos el mensaje de la Ley), entonces Jesús debía haber escrito con sus propios dedos el mensaje del Evangelio; Si Jesús iba a hacer mayores milagros que Moisés (quien abrió el Mar Rojo, enfrento al Faraón, y venció a todos sus enemigos humanos), entonces Jesús debió haber abierto el Mar mediterráneo, debió haber enfrentado al Cesar, y debió haber vencido a todos sus enemigos humanos (los Fariseos, los Saduceos, el Rey Herodes, los soldados Romanos, etc).
En resumen, aunque la narrativa evangélica es hermosa, y sumamente emotiva, un lector objetivo y sosegado no tendrá otra opción sino concluir que el Evangelio “ronca mas que lo que duerme”; es decir, hace reclamos y acusaciones que parecen tan grandes como una montaña, pero que penden de hechos que son tan pequeños, tan débiles, y tan relativos, como un cabello de la barba. ¡Que el Creador tenga misericordia de nosotros, de nuestros hermanos cristianos, y del Mundo entero! Amen.





El abandono de la Ley de Dios, termina pervirtiendo a los hombres

"Abandonar los [Diez] mandamientos de la Ley", tal y como propone la noble teología Cristiana, es doctrina de demonios. ¿Y cual es la prueba? Pues la misma Escritura Hebrea, la cual predice que, quienes abandonen la Ley, se volverán tan perversos, que terminarán alabando a los impíos. Como esta escrito: "Los que dejan la Ley, alaban a los impíos ..."- Proverbios 28:4





Yeshua (Jesús de Nazaret, paz sea con el), no podía redimir a nadie, pues el Evangelio le presenta como un hombre injusto, cruel, y altanero

El “Brit Ha dashah” (el “Nuevo Pacto” cristiano), presentan al Nazareno como un personaje bipolar; como un hombre que, por un lado, podía decir las cosa mas nobles, misericordiosas, y humildes; pero, por el otro lado, podía decir las cosas mas injustas, mas crueles, y mas altaneras.
El evangelio presenta a Jesús como injusto, cuando alega que Jesús no creía que los amos debiesen ser agradecidos, por el bien que les hacían sus siervos; como esta escrito- «¿Quién de vosotros, teniendo un siervo que ara o apacienta ganado, al volver él [es decir, el siervo] del campo, luego le dice: Pasa, siéntate a la mesa? ¿No le dice más bien: Prepárame la cena, cíñete, y sírveme hasta que haya comido y bebido; y después de esto, come y bebe tú? ¿ACASO DA GRACIAS AL SIERVO PORQUE HIZO LO QUE SE LE HABÍA MANDADO? PIENSO QUE NO»- Lucas 17:7-9.
El evangelio presenta a Jesús como cruel, cuando alega que Jesús tildó de “perra” [¿prostituta?] a una pobre y desesperada madre gentil, que luchaba por obtener algún alivio para su amada y angustiada hija; como esta escrito- «Y he aquí UNA MUJER CANANEA que había salido de aquella región CLAMABA, DICIÉNDOLE: ¡Señor, Hijo de David, ten misericordia de mí! MI HIJA ES GRAVEMENTE ATORMENTADA POR UN DEMONIO.... RESPONDIENDO ÉL (JESÚS), DIJO: NO ESTÁ BIEN TOMAR EL PAN DE LOS HIJOS, Y ECHARLO A LOS PERRILLOS. Y ella dijo: Sí, Señor; pero aun los perrillos comen de las migajas que caen de la mesa de sus amos»- Mateo 15:21-27.
El evangelio presenta al Galileo como Altanero, cuando le cita diciendo que “nadie iba a Dios” si no era por medio de Jesús; como esta escrito- «Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; NADIE VIENE AL PADRE, SINO POR MÍ»- Juan 14:6. ¿Por que es altanero este reclamo? Pues porque, solamente una persona orgullosa [que piensa que nadie conoce la Escritura mejor que ella] tendría la desfachatez de atreverse a engañar a los Judíos con un reclamo tan fatulo y superficial. ¿Por que? Pues porque la Ley mostraba claramente que Moisés fue a Dios [¡y Dios vino a Moisés!] sin necesidad de Jesús, de Pablo, de Pedro, ni de ningún otro intermediario; como esta escrito: «Y MOISÉS SUBIÓ A DIOS...»- Éxodo 19:3; Y también dice: «Entonces יהוה [DIOS] DIJO A MOISÉS: “HE AQUÍ, YO VENGO A TI ...”»- Éxodo 19:19. De igual modo, la Escritura Hebrea desmiente que Jesús haya sido “la verdad”; pues enseña que la Verdad esta en la Ley, y no en ningún hombre de carne y hueso, como esta escrito: «Tu Justicia es justicia eterna, ¿Y tu Ley? ¡La Verdad!»- Salmo 119:142. Finalmente, la Escritura desmiente que Jesús sea “El Camino”, pues enseña que “el Camino” son los [diez] mandamientos de la Ley; como esta escrito: «Y enseña a ellos LAS ORDENANZAS Y LAS LEYES, y muéstrales [así] EL CAMINO POR DONDE DEBEN ANDAR»- Éxodo 18:20; Y la Escritura también lo confirma en otro lugar, cuando dice: «Por EL CAMINO DE TUS MANDAMIENTOS correré...»- Salmo 119:32.
En resumen, el “Brit Hadasha” (los Evangelios cristianos) presentan como el redentor del Mundo a un Jesús que, a la misma vez que alega ser noble y santo, es un hombre injusto, cruel, y altanero, que niega las verdades reveladas por Dios en la Sagrada Escritura Hebrea. Y es por esto que, nadie que conozca a fondo la Ley de Dios, puede aceptar el Nuevo testamento como un documento infalible, ni mucho menos como divinamente inspirado.





¿Como sabemos que, guardar el Shabbat, no surgió como resultado de lo ordenado a Israel en el Sinaí, sino que le antecede?

La Torah enseña que, el Israel que salió de Egipto, consistió de una grande y mixta multitud; es decir, de un conglomerado de personas de todas las razas y naciones. Como esta escrito: «Partieron los hijos de Israel de Ramesés a Sucot, como seiscientos mil hombres de a pie, sin contar los niños. TAMBIÉN SUBIÓ CON ELLOS GRANDE MULTITUD DE TODA CLASE DE GENTES, y ovejas, y muchísimo ganado»- Éxodo 12:37-38.
Curiosamente, la Torah muestra que, antes de que Adonai diese a Israel las dos tablas de piedra [donde se ordenaria observar el dia de reposo, segun Exodo 20:8-11], esta multitud de gentes salian diariamente a recoger el Maná que habrian de consumir. Pero, durante el dia Sabado, nadie salía a recoger nada. Como esta escrito: «Seis días lo recogeréis; mas el séptimo día es día de reposo; en él no se hallará»- Éxodo 16:26 ¿Que intenta el Creador decirnos con todo esto? ¿Que significa? Pues significa que, la obediencia al descanso Sabático, no comenzó con la entrega de la Ley en el Sinaí, ni tampoco fue exclusiva de los hijos de Israel; pues, antes de que se otorgase la Ley, ya una multiud de gentes de entre todos los pueblos, descansaban en Shabbat. Asi, quienes alegan que el reposo del séptimo dia [el Shabbat] es exclusivo para Israel [o para aquellos que han abrazado la Ley], cometen un grave error.





¿Que dice la Torah acerca de la poligamia? ¿La permite? ¿O la prohíbe?

El modelo ideal de un matrimonio creyente, es la monogamia. Pero, desafortunadamente, la vida no es ideal; y, bajo ciertas circunstancias, la Ley de Dios no solamente permitía la poligamia, sino que la hacia obligatoria para el creyente. Es decir, si yo era un creyente casado, y mi hermano moría sin engendrar hijo alguno con su mujer, la Ley me obligaba a tomar a la viuda como mi segunda esposa. Y, el castigo Divino por rehusar tomarla, era estremecedor; pues me forzaba a tolerar que la viuda me humillara públicamente; que me maldijera delante de todo el pueblo, quitándome uno de los zapatos [de modo que la gente se riera de mi, cuando me viera caminando con un solo zapato]; que me escupiera en la cara; y que dejara que, en adelante, la gente me llamase por el infame nombre de "La casa del descalzado" (Deuteronomio 25:5-10). De este modo, el Creador mostraba a todos el enojo que siente contra el creyente que insiste en no practicar la poligamia bajo ninguna circunstancia





La falsedad del “Jesús” Griego, asi como el Engaño del “Yeshua” Hebreo

El “Jesús” que representa la perspectiva Griega que supuestamente caracteriza la fe Cristiana, es una falsedad. Y, el “Yeshua” que pretende representar la perspectiva Hebrea de los Netsaritas (es decir, de los Cristianos Mesiánicos), es una falsedad mucho mayor. ¿Por que? Pues porque, tanto lo uno como lo otro, son expresiones de una concepción pagana de la fe Hebrea revelada por el Creador a su pueblo Israel. ¿En que consiste esa concepción pagana? Pues consiste en creer que, el Eterno, se agrada de algún sacrificio humano; consiste en creer que, algún hombre, puede ser lo suficientemente perfecto como para morir en sustitución de algún otro hombre; y consiste en creer que el Creador acepta los sacrificios humanos. Es que, tanto “Jesús”, como “Yeshua”, alegan haber sido hombres sin pecado, y por tanto capaces de morir por la maldad de los otros hombres. De nuevo, esto no es sino falso paganismo, pues la escritura Hebrea enseña que Dios no solamente aborrece los sacrificios humanos, sino que, el aceptarlos, ni siquiera le ha subido al pensamiento; como esta escrito- «Y edificaron lugares altos a Baal, para quemar con fuego a sus hijos en holocaustos al mismo Baal; COSA QUE NO LES MANDÉ, NI HABLÉ, NI ME VINO AL PENSAMIENTO»- Jeremías 19:5.
En adición, la Escritura Hebrea siempre enseñó que no existe [ni tampoco existirá] un hombre que solo haga el bien, y que nunca peque; como esta escrito- «Ciertamente NO HAY HOMBRE JUSTO EN LA TIERRA, QUE HAGA EL BIEN Y NUNCA PEQUE»- Eclesiastés 7:20.
Finalmente, la Escritura Hebrea siempre enseñó que nadie habría de morir por la maldad de otra persona; sino que cada cual moriría por su propia maldad; como esta escrito- «Sino que CADA CUAL MORIRÁ POR SU PROPIA MALDAD... »- Jeremías 31:30; Y también dice: «Y LA TIERRA NO SERÁ EXPIADA DE LA SANGRE QUE FUE DERRAMADA EN ELLA, SINO POR LA SANGRE DEL QUE LA DERRAMÓ»- Números 35:33





¿Adjudicar como verdadero “el regalo” Cristiano de la Salvación?

Si la Ley de Dios prohíbe que adjudiquemos favorablemente ningún litigio donde alguno de los litigantes ofrezca darnos un presente [o regalo] terrenal, ¿por cuanto mas no estará prohibido que favorezcamos una causa donde alguno de los litigantes ofrezca darnos un regalo celestial?… Como esta escrito: “No recibirás presente [regalos]; porque el presente [es como un soborno, que….] ciega a los que ven, y pervierte las palabras de los justos”– Éxodo 23:8





La teología Cristiana es blasfema, pues alienta a sus adeptos a rebelarse contra los mandamientos Divinos

El problema con la noble teología Cristiana es que, la ejecutoria de sus adeptos, testifica al mundo que, al igual que sucede con Ha Satan y sus demonios, el cristiano no cree en la obediencia a los Mandamientos Divinos. Y es por esto que el cristiano se abstiene de obedecer el mandamiento que se encuentra en Exodo 20:15, y que le prohibe hurtar [pues practica la usura, una forma velada de hurto]; Es por esto mismo que el cristiano tampoco guarda el mandamiento que se encuentra en Exodo 20:10, y que le ordena observar el dia Sabado [pues observa en cambio el dia Domingo]. Finalmente, el cristiano tampoco obedece el mandamiento que se encuentra en Exodo 20:2 [asi como en Deuteronomio 10:20], y que le ordena adorar y servir solamente a יהוה [pues, en adicion, adora y sirve al Nazareno]





Alegar que Dios es un hombre, conduce invariablemente al politeísmo

Se cuenta de un hombre que vivía en una metrópolis del imperio Romano, donde se dedicaba a la captura de pájaros. En una ocasión, mientras trataba de capturar a un pájaro que daba indicios de ser particularmente astuto, notó que el pájaro recurrió al sabio artilugio de posarse sobre una estatua pública del Cesar. Meditando acerca de su situación, el cazador se dijo a si mismo: “Si lanzo al pájaro una piedra, las autoridades podría matarme, alegando que he faltado el respeto al Emperador. Por otro lado, si trato de golpearle con una vara, y termino golpeando la cabeza del Cesar, las autoridades podrían alegar que estoy rebelándome contra la autoridad del Emperador. Así que dijo al pájaro: “te has colocado a ti mismo en una posición perfecta, donde todos se ven forzados a darte el respeto y la consideración que tanto anhelas”.
Y algo así sucede con el hombre sagaz, que desea ser adulado y adorado como Dios; pues solamente tiene que colocarse a si mismo en una posición donde los hombres se vean forzados a darle la consideración y pleitesía que tanto anhela. ¿Como? Pues, por ejemplo, alegando que es “Hijo de Dios” [y que, por ende, quien no le honra como Hijo, tampoco honra al Padre].
Y es por esto que la Ley dice explícitamente que Dios no es un hombre, de suerte que ningún hombre pueda tener una justificación válida para reclamar ser el Creador. Es que, si admitiésemos que algún hombre pudiese ser el Creador, abriríamos una caja de pandora que, tarde o temprano, nos conduciría al politeísmo. Es decir, si [por ejemplo] admitiésemos la posibilidad de que Jesús de Nazaret (paz sea con el) hubiese sido el Creador, entonces todos los que posteriormente viniesen reclamando ser otra manifestación de Jesús (Vissarion, John Miller, José Luis de Jesus Miranda, William Soto Santiago, William Marrion Branham, etc) también tendrían derecho ser honrados y adorados como Dios. De modo que, al final, estaríamos adorando a una pluralidad de dioses (Adonai, Jesús, Vissarion, John Miller, José Luis de Jesús Miranda, William Soto Santiago, William Marrion Branham, etc).
Y esta casi demás decir que, la manera mas sutil de diluir el poder y la autoridad de un Juez Supremo [como es el caso con Adonai Yah, el único y verdadero Dios], es reducirle al estatus de ser un miembro mas de una corte compuesta de muchos y diversos “Jueces Supremos” [cada uno de ellos con el mismo poder y autoridad que el anterior Juez].





El Cristianismo es Bueno; pero, la Escritura Hebrea, demuestra que la Teología Cristiana es errada

El Cristianismo es bueno, pues exhorta al hombre a volver a Dios; pero, la teología cristiana, es fraudulenta, pues alega que, a los ojos de Dios, Israel nunca ha obedecido los estatutos y mandamientos de la Ley; pues, nadie puede guardarlos perfectamente [y el Creador supuestamente no acepta nada que no sea la perfecta obediencia de sus mandamientos]. ¿Y como sabemos que esta teología es falsa? Pues porque la Escritura cita innumerables casos donde el Creador reprende a Israel por el pecado de haber dejado de obedecer los estatutos y mandamientos de la Ley [¡Y es imposible dejar de obedecer una Ley que en realidad nunca se ha obedecido!]. Como esta escrito:
«DEJARON TODOS LOS MANDAMIENTOS DE SU DIOS, y se hicieron imágenes fundidas de dos becerros, y también imágenes de Asera, y adoraron a todo el ejército de los cielos»- 2 Reyes 17:16; «PORQUE DEJARON MI LEY, la cual di delante de ellos, y no obedecieron a mi voz, ni caminaron conforme a ella»- Jeremías 9:13; «SE APARTARON PRONTO DEL CAMINO EN QUE ANDUVIERON SUS PADRES, OBEDECIENDO A LOS MANDAMIENTOS DE יהוה; ELLOS NO HICIERON ASÍ»- Jueces 2:17; «SI ANDUVIERES EN MIS CAMINOS, GUARDANDO MIS ESTATUTOS Y MIS MANDAMIENTOS, COMO ANDUVO DAVID TU PADRE, yo alargaré tus días»- 1 Reyes 3:14; «SI PRESTARES OÍDO a todas las cosas que te mandare, Y ANDUVIERES EN MIS CAMINOS, e hicieres lo recto delante de mis ojos, GUARDANDO MIS ESTATUTOS Y MIS MANDAMIENTOS, COMO HIZO DAVID MI SIERVO, YO ESTARÉ CONTIGO»- 1 Reyes 11:38; «Y TÚ NO HAS SIDO COMO DAVID MI SIERVO, QUE GUARDÓ MIS MANDAMIENTOS»- 1 Reyes 14:8; «YO NO HE TURBADO A ISRAEL, SINO TÚ Y LA CASA DE TU PADRE, DEJANDO LOS MANDAMIENTOS DE DIOS»- 1 Reyes 18:18; «יהוה amonestó entonces a Israel y a Judá por medio de todos los profetas y de todos los videntes, diciendo: VOLVEOS DE VUESTROS MALOS CAMINOS, Y GUARDAD MIS MANDAMIENTOS Y MIS ORDENANZAS»- 2 Reyes 17:13; «MAS SI VOSOTROS OS VOLVIEREIS, Y DEJAREIS MIS ESTATUTOS Y MANDAMIENTOS... YO OS ARRANCARÉ DE MI TIERRA QUE OS HE DADO»- 2 Crónicas 17:20; «SI DEJAREN SUS HIJOS MI LEY, Y NO ANDUVIEREN EN MIS JUICIOS, SI PROFANAREN MIS ESTATUTOS, Y NO GUARDAREN MIS MANDAMIENTOS, ENTONCES CASTIGARÉ CON VARA SU REBELIÓN, Y con azotes sus iniquidades. Mas no quitaré de él mi misericordia»- Salmo 80:30-33.





Tanto la teologia Cristiana, como la Musulmana, están equivocadas

Tanto el Cristianismo, como el Islam, son religiones muy parecidas. La primera, reclama ser el cumplimiento de la promesa de un Mesías que habría de venir; la segunda, reclama ser el cumplimiento de la promesa de un Profeta que habría de venir. Y, ambas confesiones, reclaman que la salvación consiste en que los hombres acepten sus respectivas teologías. ¿Que problema hay con todo esto? Pues que es algo asi como el caso de los dos calvos, que pelean por una misma peinilla. ¿Por que? Pues porque el Mensaje de Salvación dado por Dios tanto a Moisés como a Israel, no tenia nada que ver con creer en un futuro Mesías, ni tampoco con creer en algún futuro profeta; pues es en realidad un llamado a someternos al mandato Divino que nos ordena apartarmos del mal, para comenzar en cambio a hacer el bien. Como esta escrito: «Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido?» Génesis 4:7. Y : «Apártate del mal, y haz el bien, Y vivirás para siempre»- Salmo 37:27





La Fe Nazarena (el Cristianismo) es buena, pero su teología es incierta, y contradictoria

El Cristianismo, esta muy bien intencionado; y, el Creador (bendito sea), sabrá recompensar esas buenas intenciones. Pero la realidad es que, el dogma Cristiano, es incierto y contradictorio. ¿Por que? Pues porque cualquier persona que tenga un mínimo de sentido común, logrará percibir que la teología cristiana esta plagada de incoherencias y contradicciones. Y, estas incoherencias, solo pueden justificarse cuando el creyente renuncia a la lógica racional, para abrazar en cambio los sofismos que provee el “wishful thinking” (el pensar de forma caprichosa).
Un buen ejemplo de tales incoherencias, es que el cristianismo alega que, el castigo deparado para el pecador, es que su cuerpo muera, y que su alma pase el resto de la eternidad sufriendo en el infierno. Pero, si es cierto lo que alega el Cristianismo, y Jesús (paz sea con el) sufrió realmente el castigo que merecían nuestros pecados, entonces el sentido común dicta que Jesús no solamente debía morir [tal y como sucedió en el Calvario], sino que también debía pasar la eternidad sufriendo en el infierno. Pero, esto ultimo, es algo que el Cristianismo niega rotundamente. Así, el cristianismo intenta que aceptemos la contradictoria idea de que Cristo realmente sufrió el castigo eterno deparado para los pecadores; pero que, el castigo sufrido por Cristo, no fue realmente eterno.
¿Y por que no puede el creyente Hebreo proclamar como verdad absoluta, ninguna idea que sea incoherente, o contradictoria? Pues porque correría el riesgo de dar testimonio de algo que al final podría ser falso, violando de ese modo el mandamiento Divino que le prohíbe levantar un falso testimonio. Como esta escrito: “NO DIRÁS FALSO TESTIMONIO”- Deuteronomio 5:20; “NO FIÉIS EN PALABRAS DE MENTIRA”- Jeremías 7:4; “DE PALABRA DE MENTIRA, TE ALEJARÁS”- Éxodo 23:7; “EL JUSTO, ABORRECE LA PALABRA DE MENTIRA”- Proverbios 13:15





La triste disonancia cognitiva que encarnan los Evangelios

En el campo de la psicología, el concepto de “disonancia cognitiva”, hace referencia al desorden mental que se manifiesta en la tensión (o “desbalance interno”) que experimenta la persona que trata de mantener [al mismo tiempo], dos conceptos [ideas, creencias, emociones, etc] que son contradictorias, o que están en conflicto la una con la otra. Es decir, el término hace referencia a la incompatibilidad entre dos cogniciones simultáneas, que pueden impactar negativamente la actitud de una persona.
En este sentido, la aplicación de este fenómeno a nuestra lectura del Evangelio [también conocido como “Brit Hadasha”], nos ayuda a descubrir que, este ultimo, contienen tantas contradicciones de principios, que es altamente posible que, al menos algunos de sus autores, hayan padecido de esta misma “disonancia cognitiva” [o de algún otro tipo de trastorno mental, como bien podría ser la bipolaridad]. NOTA: Recordemos que, la diferencia entre una persona genial, y una persona desquiciada, puede a menudo parecer imperceptible.
Examinemos un caso particular: el Evangelio, cita al Nazareno enseñando que Satanás no puede hacerse guerra a si mismo [es decir, que los demonios no pueden actuar contra sus propios intereses, desalojándose unos a los otros del corazón de los pecadores]. Y esto es confirmado por el evangelista Marcos, cuando dice: «¿Cómo puede Satanás echar fuera a Satanás? Si un reino está dividido contra sí mismo, tal reino no puede permanecer. Y, si una casa está dividida contra sí misma, tal casa no puede permanecer. Y si Satanás se levanta contra sí mismo, y se divide, no puede permanecer, sino que ha llegado su fin»- Marcos 3:23-26.
Pero, a pesar de que Marcos dice que los espíritus no hacen nada que resulte en que Satanás salga de los corazones, encontramos por otra a Lucas, diciendo lo contrario: que, los espíritus inmundos, en efecto hacen cosas que inducen al hombre a desalojar a Satanás de su vida. ¿Cuales cosas? Pues cosas como anunciar a los pecadores el camino de Salvación. Como esta escrito: «Aconteció que, mientras íbamos a la oración, nos salió al encuentro una muchacha que tenía espíritu de adivinación … Esta, siguiendo a Pablo y a nosotros, daba voces, diciendo: “Estos hombres son siervos del Dios Altísimo, quienes os anuncian el camino de salvación”»- Hechos 26:16-17.
Así, la bipolaridad Cristiana, se manifiesta en la tensión de hacer que sus adeptos tengan que creer [simultáneamente] dos conceptos que son opuestos entre si: 1) Que, los espíritus inmundos, no pueden hacer nada que redunde en la disminución de su domino y autoridad sobre los pecadores 2) Que, los espíritus inmundos, pueden hacer cosas que disminuyen su dominio y autoridad sobre los pecadores [predicar “el Camino de Salvación”].
Y, es esta disonancia cognitiva, lo que impacta negativamente la psiquis de todo cristiano, afectando negativamente su salud psicológica.





"Guardar perfectamente la Ley", es una locura teológica del apóstol Pablo (paz sea con el); pues la Escritura Hebrea no afirma en ninguna parte que, la vida eterna del Israelita, dependa de que obedezca perfectamente la Ley. De hecho, la promesa de vida eterna que hace la Escritura Hebrea, no esta dirigida a quienes guardan perfectamente la Ley, sino a quienes "se apartan de la maldad, para comenzar a hacer el bien". Como esta escrito: "apártate del Mal, y haz el Bien, y Vivirás para Siempre"- Salmo 37:27





El mensaje de la Torah (la Escritura Hebrea), no es Moisés, Jesús, ni Muhammad

El mensaje de la Torah (la Escritura Hebrea), no es Moisés, Jesús, ni Muhammad; es "La Ley de Medida Por Medida” (o Ley de siembra y cosecha). Esta Ley, dice que debemos dejar de hacer lo malo, y comenzar a hacer lo bueno, pues un día seremos juzgados con perfecta justicia, y se nos devolverá el mismo bien o mal que, en vida, hallamos sembrado. como esta escrito: «¡LEJOS ESTE DE DIOS LA IMPIEDAD, y del Omnipotente la iniquidad! PORQUE ÉL PAGARÁ AL HOMBRE SEGÚN SU OBRA, Y LE RETRIBUIRÁ CONFORME A SU CAMINO. Si, por cierto, DIOS NO HARÁ INJUSTICIA, y el Omnipotente no pervertirá el derecho» (Job 34:10-12). Y también dice en otro lugar: «Porque TÚ PAGAS A CADA UNO CONFORME A SU OBRA» (Salmo 62:12). Y mas adelante dice: «El que mira por tu alma, Él lo conocerá, Y DARÁ AL HOMBRE SEGÚN SUS OBRAS» (Proverbios 24:12). Y también dice el profeta: «... MIS ESCOGIDOS DISFRUTARÁN LA OBRA DE SUS MANOS» (Isaías 65:22). Finalmente dice la Escritura: «Y YO LES PAGARÉ CONFORME A SUS HECHOS, Y CONFORME A LA OBRA DE SUS MANOS» (Jeremías 25:14)





El Saduceísmo del Apóstol Pablo (paz sea con él)

El apóstol Pablo (paz sea con él) es el autor de mas de la mitad de los libros que comprenden los Escritos Cristianos. Y es por esto que no es exagerado decir que, el autor intelectual del Cristianismo, no fue realmente Jesús, sino el apóstol Pablo. Pero, la realidad es que Pablo era producto de su propio tiempo; de las corrientes ideológicas que pululaban entre los círculos Judíos de su época. Es que, en la época en que vivió el apóstol Pablo, el liderato del pueblo Hebreo estaba en manos de la clase Sacerdotal. Y, la clase sacerdotal, había sido tan influenciada por el perfeccionismo del pensamiento helenista, que termino abrazando el Saduceísmo; una teología que negaba los postulados mas fundamentales de la Ley divina. Es decir, los Saduceos estaban tan obsesionados con el perfeccionismo helenista, que postulaban que el Creador siempre demandaría el perfecto cumplimiento de la Ley de Moisés; y, si alguna circunstancia impedía el perfecto cumplimiento de esa Ley, entonces tal circunstancia nunca podía suceder. Por eso el Evangelio presenta a los Saduceos afirmando que no podía existir la vida después de la muerte, pues tal posibilidad estaría en conflicto con el perfecto cumplimiento de la Ley. Como esta escrito: «Aquel día vinieron a él los saduceos, que dicen que no hay resurrección, y le preguntaron, diciendo: Maestro, Moisés dijo: Si alguno muriere sin hijos, su hermano se casará con su mujer, y levantará descendencia a su hermano. Hubo, pues, entre nosotros siete hermanos; el primero se casó, y murió; y no teniendo descendencia, dejó su mujer a su hermano. De la misma manera también el segundo, y el tercero, hasta el séptimo. Y después de todos murió también la mujer. En la resurrección, pues, ¿de cuál de los siete será ella mujer, ya que todos la tuvieron? (Mateo 22:23-2)
De nuevo, el grave error de los Saduceos, era postular que, la perfecta obediencia de la Ley, era un principio eterno e inmutable. Y, el apóstol Pablo, heredo de los Saduceos el mismo extravío; pues forjo su teología en base a la [falsa] premisa de que, la perfecta obediencia de la Ley, era un principio eterno e indispensable. Es que el Creador nunca espero la perfecta obediencia de su Ley. De hecho, el Dios de Israel, configuro su Ley de modo que ni siquiera el mas santo de todos los Israelitas [el Sumo Sacerdote] pudiese guardarla a la perfección. ¿Como lo sabemos? Pues lo sabemos porque incluye mandamientos que son auto-excluyentes [es decir, casos donde no podemos cumplir un mandamiento, sin vernos forzados a violar algún otro mandamiento]. Un buen ejemplo de esto, podrían ser el mandamiento que prohibía que el Sumo sacerdote se casara con una viuda (Levítico 21:13-14), y el mandamiento que ordenaba que el hombre se casara con la viuda de su difunto hermano (es decir, la ley del Levirato prescrita en Deut. 25:5). Estos dos mandamientos a menudo son auto-excluyentes; como podría ser el caso de un Sumo sacerdote cuyo hermano moría sin engendrar hijos. En tal caso, la ley del levirato obligaba al Sumo sacerdote a casarse con la viuda de su hermano; pero, como la Ley prohibía que el Sumo sacerdote se casase con una viuda, no importando lo que hiciese, el Sumo sacerdote siempre terminaba violando uno de estos dos mandamientos.
Así, ni siquiera el mas santo de todos los Israelitas, podía cumplir perfectamente la Ley. Pero, como este imperfecto cumplimiento de la Ley, nunca impidió que el Sumo sacerdote lograse entrar al lugar santísimo [para gozar allí de la presencia Divina, e interceder favorablemente en nombre de Israel], esta casi demás decir que, a los ojos del Creador, tal perfección era redundante.





¿Es cierto que Dios nació de la Virgen María?

La realidad es que Dios no nació de María, ni de ninguna otra persona que hubiese existido antes que Él. ¿Por que? ¡Pues porque no existía ninguna otra persona antes que Dios! En otras palabras, Dios fue el primero en existir, de modo que, su existencia, no fue el producto de alguna otra existencia [pues no había ninguna existencia antes que la suya].
¿Y como sabemos que Dios fue el primero en existir, no habiendo nadie antes que El? Pues lo sabemos del verso que dice: «ASÍ DICE יהוה (ADONAI YAH) Rey de Israel, y su Redentor, יהוה de los ejércitos: YO SOY EL PRIMERO, y Yo soy el postrero»- Isaías 44:6. Y lo mismo intima el pasaje que dice, «... ASÍ DICE יהוה, Rey de Israel: “YO SOY EL PRIMERO (PORQUE NO TENGO PADRE), y yo soy el postrero (porque no tengo ningún hijo que me sustituya, una vez que haya muerto), y FUERA DE MÍ, NO HAY DIOS (porque no tengo ningún hermano, que comparta mis atributos Divinos)»- Isaías 44:6. Y tambien dice en otro lugar la Escritura: «Ved ahora que YO, YO SOY, Y NO HAY DIOSES CONMIGO (es decir, no hay nadie que sea un “Co-Dios” conmigo)...» - Deut. 32:39





La locura de creer que, el Dios de Israel, esperaba la obediencia perfecta de la Ley

La Escritura Hebrea muestra que, el Dios de Israel, nunca esperó que nadie guardase todos y cada uno de los 613 mandamientos de la Ley. ¿Por que? Pues porque, el mismo Creador, configuró la Ley de suerte que, algunos de sus mandamientos, solo pudiesen ser cumplidos por el Rey de Israel; otros de ellos, solo podían ser cumplidos por el Sumo Sacerdote; otros, solo podían ser cumplidos por el Israelita común; otros, solo por los varones; y otros, solo por las hembras. Y, como ningún Israelita podía simultáneamente ser el Rey de Israel, el Sumo sacerdote, el Israelita común, el varón, y la hembra; pues ninguno de ellos tuvo jamás el deber de cumplir todos y cada uno de los mandamientos de la Ley. Así que, cuando Pablo (paz sea con el) afirma que, el Dios de Israel, esperaba que los Israelitas cumpliesen todos y cada uno de los mandamientos de la Ley, el apóstol da con ello indicios de haber padecido de algún tipo de trastorno mental, como podría ser la senilidad, el Alzheimer, o la esquizofrenia.





El extravío de creer que, La Salvación del hombre, es gratuita; y que, Jesús (paz sea con el) es el cordero pascual, que “compro” tal salvación

La noble teología Cristiana, postula que Jesús (paz sea con el), fue el cordero Pascual; aquel cordero que murió en lugar de cada primogénito Israelita, a fin de que estos últimos no tuviesen que pagar por ser librados de la muerte [en la noche de la matanza de los primogénitos egipcios], sino que recibiesen salvación gratuita. ¿Cual es el problema con esta hermosa y seductora interpretación? Pues que simplemente es fraudulenta, pues ignora el hecho de que, mas tarde en la narrativa, el Creador demando un pago por la redención de cada primogénito Israelita. Como esta escrito:

1. “Mas todo primogénito de asno redimirás con un cordero; y si no lo redimieres, quebrarás su cerviz. TAMBIÉN REDIMIRÁS AL PRIMOGÉNITO DE TUS HIJOS” – Éxodo 13:13
2. “Redimirás todo primogénito de tus hijos; y ninguno se presentará delante de mí con las manos vacías” - Éxodo 34:20
3. “Porque mío es todo primogénito; desde el día en que yo hice morir a todos los primogénitos en la tierra de Egipto, santifiqué para mí a todos los primogénitos en Israel, así de hombres como de animales; míos serán. Yo, יהוה”- Números 3:13

¿Y cual era el precio de redención por cada primogénito Israelita? Pues cinco siclos [de plata]. Como esta escrito: “Tomarás cinco siclos por cabeza; conforme al siclo del santuario los tomarás”- Números 3:47. ¿Y por que cinco siclos, y no seis o siete? Pues porque, “cinco”, es el numero de los dedos de la mano; como intimando que Dios quiere que trabajemos [es decir, que “paguemos un precio”] por aquello que deseamos obtener, en vez de recibirlo como un regalo. Y es por eso que la Escritura advierte diciendo: “NO RECIBIRÁS PRESENTE; PORQUE EL PRESENTE CIEGA A LOS QUE VEN, y pervierte las palabras de los justos”- Éxodo 23:8.
Y, la anterior verdad, fue modelada por el Patriarca Abraham, quien [a pesar de tener la promesa de que heredaría la Tierra de Canaán] prefirió pagar un alto precio por la cueva de Macpela [es decir, por el lugar donde Sara habría de pasar la eternidad], antes de aceptarla gratuitamente. Como esta escrito: “TE DOY [GRATUITAMENTE] LA HEREDAD, Y TE DOY TAMBIÉN LA CUEVA QUE ESTÁ EN ELLA; en presencia de los hijos de mi pueblo te la doy; sepulta tu muerta. Entonces Abraham se inclinó delante del pueblo de la tierra, y respondió a Efrón en presencia del pueblo de la tierra, diciendo: Antes, si te place, te ruego que me oigas. YO DARÉ EL PRECIO DE LA HEREDAD; TÓMALO DE MÍ, y sepultaré en ella mi muerta... ENTONCES ABRAHAM SE CONVINO CON EFRÓN, Y PESÓ ABRAHAM A EFRÓN EL DINERO QUE DIJO, EN PRESENCIA DE LOS HIJOS DE HET, CUATROCIENTOS SICLOS DE PLATA …”- Génesis 23:11-16.
¿Y, por que fue precisamente 400, la cantidad que debía pagar Abram? Pues porque, “400”, fue el numero de los años que estaría Israel en exilio [“Entonces יהוה dijo a Abram: Ten por cierto que TU DESCENDENCIA MORARÁ EN TIERRA AJENA, Y SERÁ ESCLAVA ALLÍ, Y SERÁ OPRIMIDA CUATROCIENTOS AÑOS”- Génesis 15:13]. Y esto significa que, el precio que debemos pagar para poder pasar la eternidad en el mismo lugar donde la pasaran Sarah, Abram, y todos los justos, es identificarnos con el exilio de Israel [es decir, con la opresión que sufre a manos de quienes sirven a otros dioses].
El que Dios desea que sus siervos “paguen” el justo precio de su bendición, también fue modelado por el Rey David, quien rehusó recibir gratuitamente la era de Arauna [el lugar donde mas tarde se construiría el templo donde moraría la gloria de Dios], antes que aceptarla gratuitamente. Como esta escrito: «Y Arauna dijo: ¿Por qué viene mi señor el rey a su siervo? Y David respondió: Para comprar de ti la era, a fin de edificar un altar a יהוה, para que cese la mortandad del pueblo [es decir, para escapar del juicio y la condenación Divina]. Y Arauna dijo a David: TOME, Y OFREZCA MI SEÑOR EL REY LO QUE BIEN LE PARECIERE; HE AQUÍ BUEYES PARA EL HOLOCAUSTO, Y LOS TRILLOS Y LOS YUGOS DE LOS BUEYES PARA LEÑA. TODO ESTO, OH REY, ARAUNA LO DA [GRATUITAMENTE] AL REY... Y EL REY DIJO A ARAUNA: NO, SINO POR PRECIO TE LO COMPRARÉ; PORQUE NO OFRECERÉ A יהוה MI DIOS HOLOCAUSTOS QUE NO ME CUESTEN NADA. Entonces David compró la era y los bueyes por cincuenta siclos de plata»- 2 Samuel 24:21-24.
De hecho, el que la salvación de nuestra muerte, debe conllevar algún pago de nuestra parte, era un principio tan fundamental, que aun los reyes paganos lo modelaron; Como fue el caso con el rey Asuero, quien [a pesar de ser dueño y señor de todo] se vio compelido a recompensar a Mardoqueo por la liberación que había traído sobre el Rey. Como esta escrito: «Entonces hallaron escrito que Mardoqueo había denunciado el complot de Bigtán y de Teres, dos eunucos del rey, de la guardia de la puerta, que habían procurado poner mano en el rey Asuero. Y DIJO EL REY: ¿QUÉ HONRA O QUÉ DISTINCIÓN SE HIZO A MARDOQUEO POR ESTO? Y RESPONDIERON LOS SERVIDORES DEL REY, SUS OFICIALES: NADA SE HA HECHO CON ÉL... ENTONCES EL REY DIJO A AMÁN: DATE PRISA, TOMA EL VESTIDO Y EL CABALLO, COMO TÚ HAS DICHO, Y HAZLO ASÍ CON EL JUDÍO MARDOQUEO, que se sienta a la puerta real; no omitas nada de todo lo que has dicho. Y AMÁN TOMÓ EL VESTIDO Y EL CABALLO, Y VISTIÓ A MARDOQUEO, Y LO CONDUJO A CABALLO POR LA PLAZA DE LA CIUDAD, E HIZO PREGONAR DELANTE DE ÉL: ASÍ SE HARÁ AL VARÓN CUYA HONRA DESEA EL REY»- Ester 6:2-3, & 10-11





¿Para que murió Yeshuah (Jesús de Nazaret, paz sea con el)?

La Ley de Moisés enseña que יהוה (el Dios de Israel, bendito sea), es inmortal. En adición, enseña que יהוה (Adonai Yah) permanece para siempre, y por tanto no puede morir. Como esta escrito: «MIS DÍAS SON COMO SOMBRA QUE SE VA... MAS TÚ, יהוה, PERMANECERÁS PARA SIEMPRE»- Salmo 102:11-12. Y también dice: «... TÚ FUNDASTE LA TIERRA, Y LOS CIELOS SON OBRA DE TUS MANOS. ELLOS PERECERÁN, MAS TÚ PERMANECERÁS; Y todos ellos como una vestidura se envejecerán... PERO TÚ ERES EL MISMO, Y TUS AÑOS NO SE ACABARÁN»- Salmo 102:25-28.
Y es por todo esto que, la Ley, enseña que el Dios de Israel no es un hombre, ni tampoco es un hijo de hombre (Números 23:19, & 1 Samuel 15:29). ¿Por que no puede el Creador ser un hombre? Pues porque, a diferencia de los hombres de carne y hueso [que están condenados a morir], el Dios de Israel es un espíritu inmortal [que no puede nunca morir].
Y esta es la razón por la cual el Creador (bendito sea) permitió la muerte de Yeshua: para mostrar al Mundo que, el Nazareno, no era יהוה (el Dios de Israel); ya que יהוה no puede morir [pues de lo contrario seria un mentiroso, ya que dijo que “permanecía para siempre”, lo cual es falso para todo ser mortal].





Dios se agrada de todo aquel que le busca de corazón, aún si su obediencia a la Ley es imperfecta

La teología cristiana del apóstol Pablo (paz sea con el) postula que Dios solo acepta el servicio que surge del cumplimiento perfecto de la Ley. Pero esto es “miopía teológica”, pues la Escritura Hebrea muestra que el Creador no es un Dios de “todo, o nada”, sino que extiende su beneplácito a todo aquel que le busca de corazón, aún si su obediencia a la Ley es imperfecta. Como esta escrito: «PORQUE HABÍA MUCHOS EN LA CONGREGACIÓN QUE NO ESTABAN SANTIFICADOS, y por eso los levitas sacrificaban la Pascua por todos los que no se habían purificado, para santificarlos a יהוה. PORQUE UNA GRAN MULTITUD DEL PUEBLO DE EFRAÍN Y MANASÉS, Y DE ISACAR Y ZABULÓN, NO SE HABÍAN PURIFICADO, Y COMIERON LA PASCUA NO CONFORME A LO QUE ESTÁ ESCRITO [EN LA LEY]. MAS EZEQUÍAS ORÓ POR ELLOS, DICIENDO: יהוה, QUE ES BUENO, SEA PROPICIO A TODO AQUEL QUE HA PREPARADO SU CORAZÓN PARA BUSCAR A DIOS, A יהוה EL DIOS DE SUS PADRES, AUNQUE NO ESTÉ PURIFICADO SEGÚN LOS RITOS DE PURIFICACIÓN DEL SANTUARIO. Y OYÓ יהוה A EZEQUÍAS, Y SANÓ AL PUEBLO»- 2 Crónicas 30:17-20





El Judio que se autoproclama ateo, y homosexual, blasfema a Dios con su conducta

La Religión de Dios, no consiste es tener "la teología correcta"; sino que consiste en cambio en tener "la moralidad correcta" (Miqueas 6:8, & Salmo 37:27). Por eso, es precisamente la inmoralidad, el pecado que Dios no tolera. Es que, Dios aborrece tanto la inmoralidad, que advirtió personalmente contra ella, escribiendo "con sus propios dedos" lo siguiente: "no adulteres, no robes, no mientas, no insultes a tus padres... etc”. Así que, todo aquel Judio que escoja desobedecer a Dios [viviendo una vida de inmoralidad], habrá de ser castigado, sufriendo la maldición Divina. ¿Por que la maldición Divina? Pues porque la Escritura muestra que, el hombre, habrá de “comer” del fruto de sus manos; es decir, que cada persona habrá de cosechar el mismo mal [o bien] que haya sembrado. Y, como el creyente inmoral induce a otros a maldecir a Dios, es solamente justo que ese creyente siegue la misma maldición que ha sembrado.
Es que, cuando una persona alega ser parte de Israel, y luego va y practica la abierta homosexualidad, los impíos maldicen al Dios de los Judios, diciendo: “Esta persona alega ser parte del Pueblo de Dios, pero practica la abiertamente Homosexualidad, ¿Sera acaso que esta imitando a su Dios, el cual también es Homosexual? Cuando un hombre alega ser Judio, y practica abiertamente el robo, los enemigos de Israel tienen justificacion para maldecir al Dios de los Judios, diciendo: “Este dice ser Judío, pero es ladrón. Si al Dios de los Judios no le molestan los ladrones, quizás sea porque Él mismo es también ladrón”; cuando un Judio va y miente públicamente, los impíos maldicen a Dios, diciendo: “Este dice ser parte del Pueblo de Israel, pero es un mentiroso, ¿sera porque el Dios de Israel es tambien mentiroso, y se agrada de rodearse de sofistas y estafadores?”; cuando un creyente alega ser parte del Pueblo de Dios, y luego va y asesina a otro ser humano, los impíos maldicen a Dios, diciendo: “este alega ser parte del Pueblo de Dios, pero es asesino. ¿Sera porque su Dios también es un asesino? Así, el creyente que actúa de forma inmoral, será condenado a cosechar la misma maldición con la que hizo que los impíos maldijesen al Dios de Israel.
Y esto fue precisamente lo que experimentó el Rey David, luego de haber hecho morir Urías, un inocente hijo de Dios; pues, con esa conducta, David hizo que los impíos maldijesen al Dios de Israel. Y, como castigo por tal blasfemia, Dios hizo morir al inocente hijo de David; como esta escrito: “Mas por cuanto, con este asunto, hiciste blasfemar a los enemigos de יהוה, el hijo que te ha nacido, ciertamente morirá” (2 Samuel 12:14).





¿Salvación por Fe?

La Fe Nazarena, es un camino aceptable para acercarse a Dios. Pero, su teología, es extraviada; pues, al negar que la salvación o la perdición sean el producto de las obras de nuestras manos, niega también lo dicho por el Creador, quien enseña que, el castigo y la recompensa que habremos de recibir, serán el producto de lo que hallamos hecho con nuestras propias manos. Como esta escrito: “Decid al justo que le irá bien, porque comerá de los [buenos] frutos de sus manos. ¡Ay del impío! Mal le irá, porque según las [malas] obras de sus manos, le será pagado”- Isaías 3:10-11.





¿Quien dice la Escritura Hebrea que es aquel “Hijo de Dios” que posee características Divinas?

Donde quiera que la Escritura Hebrea habla acerca de algun "Hijo de Dios", o acerca de alguien que aparenta tener características Divinas, la Escritura hace referencia [de forma alegórica] al conjunto de creyentes Hebreos que, en cada generación, permanecen fieles a los Mandamientos Divinos. Y es por eso que dice: «Yo dije: Vosotros sois dioses, Y todos vosotros Hijos del Altísimo»- Salmo 82:6 ; «Hijos sois de יהוה (Adonai Yah) vuestro Dios; no os sajaréis, ni os raparéis a causa de muerto»- Deut. 14:1; «Y dirás a Faraón: יהוה ha dicho así: Israel es mi Hijo, mi Primogénito»- Éxodo 4:22; Y, «Cuando Israel era muchacho, yo lo amé, y de Egipto llamé a mi Hijo »- Oseas 11:1





¡Respeta los derechos humanos y la vida de los demás! [especialmente la de tus padres y familiares]. No seas cruel, ni egocentrista, haciéndoles sufrir con tu lenguaje soez, con tus robos, con tus fraudes, con tus asaltos a mano armada, con tu adicción a las drogas, ni con tu homosexualidad




Hagamos como hizo José, y recibiremos su misma recompensa

Hagamos como hizo el Hijo del Justo (José, el hijo de Jacob): quien dio pan y perdonó a aquellos que le odiaron, y le habían causado mal. Así, al igual que sucedió con el Hijo amado, también nosotros seremos exaltados por el Rey Supremo, quien nos dará junto con él todas las cosas.





¿Tolerar la mentira y la inmoralidad?

Una mentira que no tiene como finalidad traer paz y armonia donde solo hay guerra y disension, es una manifestacion de inmoral maldad. Y, la maldad, no puede ser tolerada, sino que debe ser combatida. ¿Y de donde lo sabemos? Pues de la Escritura Hebrea, cuando dice: “Aborreced el mal, y amad el bien...”- Amos 5:15; “Los que amáis a יהוה, aborreced el mal...”- Salmo 97:10; Y en otro lado: “El que habla mentiras, no se afirmará delante de mis ojos...”- Salmo 101:7; Y tambien dice: “... Porque la boca de los que hablan mentira, será cerrada”- Salmo 63:11





¿Llegar sin salvación a este Mundo, y salir de el con salvación?

La noble teología cristiana, es incierta y contradictoria. ¿Por que? Pues porque dice una cosa por un lado; y otra cosa por el otro. Es decir, por un lado alega que [habiendo heredado el pecado de Adán y Eva], el hombre llega al Mundo sin salvación. Y, ya que el hombre llega sin salvación, debe creer en Jesús, de modo que pueda salir del Mundo con la salvación que no trajo consigo. Pero, por el otro lado, el Cristianismo niega todo esto, pues alega que el hombre no puede salir de este mundo con nada que no halla poseido antes de llegar a el. Como esta escrito: «Porque NADA HEMOS TRAÍDO A ESTE MUNDO, Y SIN DUDA NADA PODREMOS SACAR»- 1 Timoteo 6:7. Asi pues, la teologia cristiana se muestra a si misma bipolar, e incierta.





Cuando los dirigentes son las mujeres, y los jóvenes

Cuando una confesión religiosa carece de sabiduría, así como de valor, son la gente insensata y débil [los jóvenes y las mujeres] quienes la dirigen. Como esta escrito:

“Los opresores de mi pueblo son muchachos, y mujeres se enseñorearon de él. Pueblo mío, los que te guían te engañan, y tuercen el curso de tus caminos”- Isaías 3:12





¿Que dice la Torah (la Ley) acerca de la abierta Homosexualidad?

La Ley ordenaba al creyente engendrar hijos, como esta escrito: «Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla …» (Gen. 1:28). Y, el hombre que impedía que su descendencia viniese al mundo, era tenido como quien derramaba sangre inocente; como esta escrito: «La voz de LAS SANGRES [es decir, de los descendientes] de tu hermano, clama a mí desde la tierra» (Gen. 4:10). De hecho, tener hijos era tan importante, que las matriarcas de Israel preferían morir, antes de vivir una vida que no engendrase hijos; como dice la Torah: «Dame hijos, o si no, me muero» (Gen. 30:1). Y, como tener hijos era tan importante, no debe sorprendernos que, nadie que rehusase tenerlos (rindiendo inefectivos sus miembros reproductivos) estaba autorizado a entrar a la congregación de יהוה; como esta escrito: «No entrará a la congregación de יהוה (es decir, a la familia de los creyentes) el que tenga magullados los testículos, o amputado su miembro viril» (Deut. 23:1). De hecho, cuando יהוה quería mostrar a Israel que alguna persona estaba bajo la maldición divina, le mostraba privándole de sus hijos; como esta escrito: «Y te será por señal esto que acontecerá a tus dos hijos, Ofni y Finees: ambos morirán en un día» (1 Samuel 2:34). Y esta es la razón por la cual, a los ojos de los antiguos creyentes Hebreos, la abierta homosexualidad (es decir, el matrimonio del mismo sexo) fuese una abominación; pues, no produciendo hijos, encarnaba la vileza que trae sobre sí misma toda la ira y la maldición Divina; como esta escrito: «Si alguno se ayuntare con varón como con mujer, abominación hicieron; ambos han de ser muertos; sobre ellos será su sangre» (Levítico 20:13)





El Monte Sinaí, esta lleno de Luz; pero, el monte Calvario, esta en Tinieblas

La Escritura hebrea enseña que el Creador es Luz. Como esta escrito: «יהוה ES MI LUZ, y mi salvación»- Salmo 27:1; «EN TU LUZ VEREMOS LA LUZ»- Salmo 36:9; Y, «יהוה ES DIOS, Y NOS HA DADO LUZ»- Salmo 118:27. Y es por eso que la Ley revelada por Dios en el Monte Sinaí, estuvo acompañada de fuego, y de relámpagos [es decir, estuvo representada por medio de una grande e intensa luz]. Como esta escrito: «Y LA APARIENCIA DE LA GLORIA DE יהוה ERA COMO UN FUEGO ABRASADOR, en la cumbre del monte»- Éxodo 24:17; Y, «TODO EL PUEBLO OBSERVABA el estruendo y LOS RELÁMPAGOS»- Éxodo 20:18. Por el otro lado, la Escritura Griega enseña que, la manifestación Divina acaecida en el monte Calvario, no estuvo acompañada de fuego, ni de relámpagos, sino de tinieblas y oscuridad. Como esta escrito: «Y, desde la hora sexta, HUBO TINIEBLAS SOBRE TODA LA TIERRA hasta la hora novena»- Mateo 27:45, Marcos 15:33, & Lucas 23:44.
¿Cual fue entonces la intención del Creador, al permitir que, la historia de lo sucedido sobre estos dos montes, fuese de esa manera? Pues su intención no fue otra sino mostrarnos que, así como “todos los montes apuntan hacia el cielo” (es decir, todos ellos nos exhortan a dirigir nuestra mirada hacia el Creador), de ese mismo modo tanto el monte Sinaí (la fe Hebrea), como el monte Calvario (la fe Cristiana), nos exhortan a dirigir nuestra mirada hacia el Creador (volviendo a Dios en sincero arrepentimiento). Pero que, así como la luz que se manifestó sobre el Sinaí, fue mucho mas brillante que la que se manifestó sobre el Calvario, de ese mismo modo la Fe Hebrea es mucho mas brillante (es decir, provee una mayor dirección, una mayor claridad, una mayor certeza, y una mayor fortitud) que la que provee la noble fe Cristiana.





¿Cual es el problema con reclamar que, el hombre llamado Jesús de Nazaret (paz sea con el) era igual al Creador?

El evangelio, dice de la siguiente manera: «El que me ha visto a mí, ha visto al Padre »- Juan 14:9; y también dice: «¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí?»- Juan 14:10; Y lo resume todo con: «Yo y el Padre, uno somos»- Juan 10:30.
¿Cual es el problema con reclamar que, el hombre llamado Jesús de Nazaret (paz sea con el) era igual al Creador? Pues el problema es que, aunque a primera vista aparenta ser un reclamo noble, y esperanzador [pues intima que, el Dios que sentimos tan lejos de nosotros, ha decidido finalmente acercarse al ser humano], cuando se le examina bajo la lupa de la revelación Divina, descubrimos que esconde la misma blasfemia con la cual Satanás sedujo a Adán y a Eva. ¿Cual es esa blasfemia? Pues intimar que, un hombre [o una mujer], puede ser como el Creador. Como esta escrito: «sino que sabe Dios que, el día que comáis de él [es decir, del árbol], serán abiertos vuestros ojos, y SERÉIS COMO DIOS ...»- Génesis 3:5
¿Por que es tan diabólicamente extraviada la idea de que un hombre de carne y hueso pueda ser semejante [o “igual”] al Creador? Pues porque, la carne y la sangre, son física y moralmente defectuosas, Y, nada que sea física y moralmente defectuoso, debe ser tomado como modelo absoluto de la perfección ética y moral que agrada al Creador; pues, ello equivaldría a perpetuar la inmoralidad.
Por ejemplo, el Dios de Israel, es absolutamente perfecto; y tanto el Sol, como la Luna y las Estrellas, le adoran y le sirven. Por tanto, el Dios de Israel, no necesita “nada de nadie” [pues los cielos y la Tierra le pertenecen]. Es decir, Dios no necesita la adulación, la pleitesía, el amor, ni la obediencia de ningún ser humano, pues nada de lo que el hombre haga [o diga] podrá aumentar ni disminuir un ápice de la gloria Divina. En cambio, tanto Jesús como Muhammad, eran hombres de carne y hueso. Y, como todo hombre de carne y hueso, codiciaban la pleitesía y la adulación de los hombres; pues estos hombres eran la única fuente de donde podían obtener algún tipo de adulación, ya que [a diferencia del Creador] no podían lograr que el Sol, la Luna, ni las Estrellas les rindiesen pleitesía alguna. Así que, cuando los Judíos rehusaron dar a Jesús y a Muhammad la adulación que ambos codiciaban, estos dos grandes personajes comenzaron a odiar y a malignizar a los Judíos. Y, este odio pecaminoso, ha sido perpetuado por aquellos que siguen las palabras de Jesús y de Muhammad, tal y como si hubiesen sido dichas por la boca del mismo Creador.
De este modo, mientras el Mundo continué endiosando al Hombre [que esta lleno altivez, así como de defectos morales], el Mundo no sabrá lo que es la paz, ni la armonía; pues seguirá maldiciendo y malignizando a los Hebreos, sin saber que, quien maldice la simiente de Abraham, se maldice a si mismo. Como esta escrito: «Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición. Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré»- Génesis 12:2-3





Todo Cristiano [o Mesiánico] debería leer esta corta reflexión

Para el hombre [o la mujer] que desconoce la Torah (la Ley de Dios), creer en lo que acerca de Yeshua (Jesús de Nazaret, paz sea con el) alega el “Brit Hadasha” (el “Nuevo Pacto”, o “Nuevo Testamento”), hace perfecto sentido; Pero, para el creyente Hebreo [es decir, el hombre que vive de acuerdo a lo ordenado sobre las dos tablas de Piedra], la teología Nazarena no es sino loco desvario. ¿Como explicamos este fenomeno? Pues quizás podamos explicarlo, haciendo uso del siguiente ejemplo: un anciano de 104 años de edad, se encuentra recluido en un hogar de cuido para envejecientes. En adición a estar confinado a un sillón de ruedas, el anciano también padece de Alzheimer. Una buena noche, el anciano dice a sus cuidadores: “Miren, yo salí a jugar esta mañana, sin pedir permiso de mis padres, y sin informarles hacia donde me dirigía. Ya ha caído la noche, y de seguro mis padres se encuentran muy preocupados por mi; así que, por favor, les ruego que me lleven de vuelta a la casa de mis padres”. ¿Cual es el problema con el alegato de este pobre anciano? Pues que, aunque a primera vista parece ser perfectamente lógico, en realidad es el producto de la fantasía, y del desvarío; pues el anciano no puede caminar, no ha salido a ninguna parte durante el día, y sus padres murieron hace muchos años.
Otro ejemplo ilustrativo, podría ser el caso de una anciana madre, a quien su hija lleva de vuelta al hogar. En el camino, la anciana percibe que se acerca la lluvia, asi que procede a protegerse el cabello, cubriendo su cabeza con una pequeña mantilla. ¿Cual es el problema con el proceder de la anciana? Pues que, aunque todo lo que hace [y dice] aparenta ser perfectamente lógico, no es sino el producto del desvarío. ¿Por que? Pues porque no hay ni una sola nube en los cielos; y, aun si la hubiese, la anciana no esta viajando a la intemperie, sino que esta sentada en el asiento de pasajero del auto de sus hija [que esta completamente resguardado de las inclemencias del tiempo, pues tiene todas las puertas y los cristales cerrados, asi como prendido el acondicionador de aire].
La realidad es que, la anciana madre, también padece de Alzheimer; y, su desconexión de la realidad, le hace decir [y hacer] cosas que aparentan ser perfectamente lógicas, pero que son en realidad una forma de locura.
Del mismo modo, sucede con la noble teología cristiana; la cual postula cosas que, a primera vista, parecen ser perfectamente lógicas; pero que, cuando se contrastan con los hechos revelados en la Escritura hebrea, resultan ser un tipo de locura. Por ejemplo, el “Brit Ha Dasha” adscribe al Nazareno haber hecho el siguiente reclamo: «YO SOY EL CAMINO, y la Verdad, y la Vida; NADIE VIENE AL PADRE, SINO POR MÍ» (Juan 14:6). El anterior reclamo, es tan contundente y avasallador, que su certeza teológica casi aturde a quienes lo escuchan. ¿Cual es el problema con este reclamo? Pues que da la impresión de que Dios esta tan alejado del hombre, que es imposible llegar ante su presencia, a menos que el hombre utilice algún tipo de largo y grande camino. Pero, esto ultimo, es en realidad locura; pues la Ley muestra que Dios esta tan cercano al hombre que le busca, que si este quisiese esconderse de la Presencia Divina, no podría lograrlo. Como esta escrito: «CERCANO ESTÁ יהוה A LOS QUEBRANTADOS DE CORAZÓN; Y salva a los contritos de espíritu» (Salmo 34:18); «CERCANO ESTÁS TÚ, OH יהוה, Y todos tus mandamientos son verdad» (Salmo 119:151); «CERCANO ESTÁ יהוה A TODOS LOS QUE LE INVOCAN, A todos los que le invocan de veras» (Salmo 145:118); «Porque ¿qué nación grande hay que tenga DIOSES TAN CERCANOS A ELLOS COMO LO ESTÁ יהוה NUESTRO DIOS en todo cuanto le pedimos?» (Deut. 4:7); «El ha exaltado el poderío de su pueblo; Alábenle todos sus santos, los hijos de ISRAEL, EL PUEBLO A ÉL CERCANO. Aleluya» (Salmo 148:14); Y también dice en otro lugar «¿A DÓNDE ME IRÉ DE TU ESPÍRITU? ¿Y A DÓNDE HUIRÉ DE TU PRESENCIA? SI SUBIERE A LOS CIELOS, ALLÍ ESTÁS TÚ; Y SI EN EL SEOL HICIERE MI ESTRADO, HE AQUÍ, ALLÍ TÚ ESTÁS. SI TOMARE LAS ALAS DEL ALBA, Y HABITARE EN EL EXTREMO DEL MAR, AUN ALLÍ ME GUIARÁ TU MANO, Y me asirá tu diestra. Si dijere: Ciertamente las tinieblas me encubrirán; Aun la noche resplandecerá alrededor de mí. Aun las tinieblas no encubren de ti, Y la noche resplandece como el día; Lo mismo te son las tinieblas que la luz» (Salmo 139:7-12).
La deliciosa ironía, es que la noble Fe Cristiana ni siquiera se preocupa por negar que su teología sea locura y desvarío; sino que hasta se ufana de ello; afirmándolo con orgullo, y admiración. Como esta escrito: «Pues ya que en la sabiduría de Dios, EL MUNDO NO CONOCIÓ A DIOS MEDIANTE LA SABIDURÍA, AGRADÓ A DIOS SALVAR A LOS CREYENTES POR LA LOCURA DE LA PREDICACIÓN» (1 Corintios 1:21). Y también dice en otro lugar: “Porque LA PALABRA DE LA CRUZ ES LOCURA a los que se pierden; PERO A los que se salvan, esto es, a NOSOTROS, ES PODER DE DIOS” (1 Corintios 1:18).
En resumen, el Cristiano [o Mesianico] que ignora la Escritura Hebrea [y es por tanto incapaz de distinguir entre los hechos y la fantasia] no comete falta alguna, cuando defiende a brazo partido los desvaríos teológicos del Cristianismo. Pero, el creyente Hebreo [que conoce la realidad del mensaje dado por Dios a Israel], no puede aceptar la teología Nazarena, sin que con ello sienta que comete un tipo de “suicidio intelectual”; y sin sentir que su conciencia le redargüye, por violar el mandato Divino que le prohíbe “volverse” a la locura. Como esta escrito: «Escucharé lo que hablará יהוה Dios; PORQUE HABLARÁ PAZ A SU PUEBLO, Y A SUS SANTOS, PARA QUE NO SE VUELVAN A LA LOCURA» - Salmo 85:8.





¿Que muestra la Escritura Hebrea (La Ley, Los Profetas, y los Escritos) que pide Dios de los creyentes Hebreos? ¿Que creen en Allah? ¿Que crean en Cristo? ¿O que guarden los Mandamientos de la Ley?

La Ley de Dios dice así: «Ahora, pues, Israel, ¿qué pide יהוה (Adonai Yah) tu Dios de ti, sino que temas a יהוה (Adonai Yah) tu Dios, que andes en todos sus caminos, y que lo ames, y sirvas a יהוה (Adonai Yah) tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma; QUE GUARDES LOS MANDAMIENTOS DE יהוה (ADONAI YAH) Y SUS ESTATUTOS, que yo te prescribo hoy, para que tengas prosperidad?»- Deut. 10:12-13.
Asi pues, la voluntad de Dios es que los hombres obedezcan los [Diez] mandamientos de su Ley. Y los Profetas confirman esta verdad, cuando dicen: «ACORDAOS DE LA LEY DE MOISÉS MI SIERVO, al cual encargué en Horeb Ordenanzas y Leyes para todo Israel»- Malaquías 4:4.
También los Escritos confirman lo mismo, cuando dicen: «Teme a Dios, y GUARDA SUS MANDAMIENTOS; porque esto es el todo del hombre»- Eclesiastés 12:13. De hecho, los profetas fueron mas alla, y resumieron el bien encarnado en los mandamientos, diciendo: «Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y ¿qué pide יהוה (ADONAI YAH) de ti? ¡solamente HACER JUSTICIA, Y AMAR MISERICORDIA, Y HUMILLARTE ANTE TU DIOS!»- Miqueas 6:8.
Finalmente, con respecto a temer a alguien fuera de Moisés [es decir, a Jesús, a Pablo, a Muhammad, etc], la Escritura advierte diciendo: «NO CONFIÉIS EN LOS PRÍNCIPES, NI EN HIJO DE HOMBRE, PORQUE NO HAY EN ÉL SALVACIÓN»- Salmo 146:3. Pero, con respecto a creer en lo dicho y ordenado por Moisés, la Escritura dice: «Entonces (ADONAI YAH) dijo a Moisés: «He aquí, yo vengo a ti en una nube espesa, para que el Pueblo oiga mientras yo hablo contigo, y también PARA QUE TE CREAN PARA SIEMPRE»- Éxodo 19:9.





¿Obedecer perfectamente la Ley de Moisés?

Alegar que el Creador solamente recompensa a quien siempre ha guardado todos y cada uno de los [613] mandamientos de la Ley, es justificar a Satán; quien alega que Dios es un Tirano, que no merece ser servido, alabado, ni obedecido. ¿Y por que? Pues porque [según Satán], el Creador obra injustamente. ¿Como? Pues "robando" la recompensa “parcial” que, cualquier Juez justo, adjudicaría al hombre cuyos méritos también han sido parciales. Y [según Satanás], este "robo" de su recompensa parcial, demuestra que el Creador es un Dios caprichoso y arbitrario; un Tirano que, a la misma vez que "hurta" y oprime a su prójimo; tiene la desfachatez de ordenar a otros que se abstengan de hacer lo mismo. Como esta escrito: «NO OPRIMIRÁS A TU PRÓJIMO, NI LE ROBARÁS. NO RETENDRÁS EL SALARIO [LA RECOMPENSA] DEL JORNALERO en tu casa hasta la mañana» (Levítico 19:13); «NO HURTARÁS» (Éxodo 20:15).
Consideremos un ejemplo de esto: Imagine que usted trabaja en una fábrica , donde construye sillas para personas discapacitadas. Suponga en adición que su trabajo demanda que permanezca en pie doce horas diarias, a fin de cumplir su tarea mensual de producir 613 sillas. Un día, cuando pasa usted a recoger su salario mensual, encuentra que su jefe rehúsa pagarle ningún salario. Cuando pide usted una explicación, su jefe le informa que usted ha fallado en cumplir perfectamente lo que se le había ordeno, pues echo a perder 2 de las 613 sillas. Usted pide entonces al jefe que actúe de forma justa, pagándole el dinero correspondiente a la labor por las 611 sillas que fueron correctamente construidas; pero su jefe insiste en decirle que, el error cometido en la construcción de las dos sillas defectuosas, anula completamente cualquier recompensa debida por las sillas que fueron construidas correctamente.
¿Que pensaría usted de ese jefe? ¿Lo consideraría usted un jefe noble, justo, y compasivo? ¿O pensaría usted que es un jefe injusto, cruel, y ladrón? ¿Que si ese jefe fuese Dios? Imagine usted que pasa cuarenta años de sus vida haciendo bien a su prójimo: no le roba, no le mata, no le miente, no adultera con la mujer ajena, no codicia nada de su prójimo. Usted es un hijo que honra a Dios, y a sus padres; una persona humilde, y de integridad; que se compadece de los que sufren; que alimenta al hambriento, que da de beber al sediento, que cubre al desnudo, y que perdona a quienes le ofenden. Entonces, usted muere; y, cuando se encuentra ante su Creador, este rehúsa darle recompensa alguna por el bien que ha realizado durante su vida. Cuando pregunta usted cual es la razón de tan injusto trato, el Creador le informa que usted ha fallado en cumplir perfectamente sus mandamientos: que no siempre dijo toda la verdad, que en alguna ocasión se enojo con su mujer; que en algún momento no escucho el consejo de sus padres, o que en algún momento admiró la belleza de una mujer distintas a la suya. ¿Que pensaría usted de ese Creador? ¿Lo consideraría usted un Dios de perfecta justicia, misericordia, y compasión? ¿O le consideraría usted un dios injusto, sin misericordia, y cuya ética y moralidad son cuestionables?
¿Entiende ahora cual es el problema? El problema es que, en su ciego anhelo de hacer que las masas rindan pleitesía al Galileo (un hombre de carne y hueso), la noble fe Cristiana esta dispuesta a (sucintamente) adscribir faltas éticas y morales a יהוה (El Creador, bendito sea). Y, esta aptitud, no es otra cosa sino inmoral idolatría.
Por eso, quienes predicamos la fe Hebrea, enfatizamos que, no importando cuan grande creamos haber sido esta o aquella otra persona (Moisés, Jesús, Shimon Bar Yohai, Muhammad, Maimónides, Baal Shem Tov, Breslev, Schneerson, la madre Teresa de Calcuta, etc), nadie fuera de יהוה ‬merece ser servido y temido, pues la Escritura dice: “A יהוה tu Dios temerás, y a El solo servirás...” - Deut. 6:13. ¿A quien dice el pasaje que debemos temer y servir? ¿A Avraham? ¿A Moisés? ¿A Jesús? ¿A Muhammad? ¿A Elena G. De White? ¡No! La Escritura ordena que adoremos solamente a aquel Dios cuyo nombre es Yah ( יהוה ), el Dios que libertó de forma física, tangible, y verificable, a todo Israel de la esclavitud egipcia.
En el momento en que pensamos que alguien (o algo) fuera de ‫ יהוה‬es digno de recibir la misma pleitesía que Yah, hemos caído en el pecado de idolatría, pues no podemos servir a dos señores, sin terminar siendo infieles a uno de ellos: «Yo ‫ ;יהוה‬este es mi (único) nombre; y a otro no daré mi gloria...»- Isaías 42:8





La vanidad de reclamar que, un hombre nacido de mujer [es decir, un hombre mortal], sea igual al Creador

Un hombre mortal, que reclama para si mismo la gloria que solo corresponde al Dios inmortal, es un hombre que se endiosa [es decir, se exalta] a si mismo. Y, el hombre que se exalta a si mismo, no solamente esta lejos del Creador, sino que es abominable ante Dios [quien hará que sea humillado, recibiendo su merecido castigo]. Como esta escrito: «Porque Dios es excelso, y atiende al humilde, Mas al altivo mira de lejos»- Salmo 138:6; Y, «Abominación es a Dios todo altivo de corazón; Ciertamente no quedará impune»- Proverbios 16:5.
Y es por esto que, todos aquellos grandes y famosos mortales que se exaltaron a si mismos [Nabucodonosor, Jesús, Pablo, Muhammad, etc], terminaron experimentando la humillación, y la muerte. ¿Por que? Pues porque, de este modo, el Creador daba testimonio de la vanidad de sus palabras; pues, a pesar de sus grandes y sublimes reclamos, fueron finalmente humillados [Nabucodonosor termino volviéndose loco, Jesús y Pablo terminaron siendo ejecutados por paganos, Muhammad termino siendo envenenado por una viuda Judía, etc].
Es que, el Dios de Israel, ha revelado en la Escritura Hebrea que, nadie que pueda ser derrotado por su enemigo [sin importar si ese enemigo es el hambre, la sed, el cansancio, la inmoralidad, la ignorancia, los seres humanos, o la muerte], tiene el derecho de reclamar el ser igual a Dios [o tener el poder para salvar literalmente a nadie]. Como esta escrito: «¿Tienes tú un brazo como el de Dios? ¿Y truenas con voz como la suya? Adórnate ahora de majestad y de alteza, Y vístete de honra y de hermosura. Derrama el ardor de tu ira; MIRA A TODO ALTIVO, Y ABÁTELO. MIRA A TODO SOBERBIO, Y HUMÍLLALO, Y QUEBRANTA A LOS IMPÍOS EN SU SITIO. ENCÚBRELOS A TODOS EN EL POLVO, ENCIERRA SUS ROSTROS EN LA OSCURIDAD [ES DECIR, HAZ QUE TODOS TUS ENEMIGOS DEJEN DE EXISTIR]; Y YO TAMBIÉN TE CONFESARÉ QUE PODRÁ SALVARTE TU DIESTRA»- Job 40:9-14.





La Tanak [la Escritura Hebrea] predecía que, en lo porvenir, vendrían dos grandes Reyes Mesías- el primero, seria falso Mesías; mientras que, el segundo, seria verdadero

Hablando acerca del Rey Saúl (“Shaul”, o “Saulo”), la Escritura Hebrea dice: “Y dijo [David] a sus hombres: יהוה me guarde de hacer tal cosa contra mi señor, el ungido de יהוה, que yo extienda mi mano contra él; porque es el ungido de YH יהוה Samuel 24:6. La palabra Hebrea que en el anterior pasaje se traduce como “ungido”, es la palabra “Meshiaj” (que también traducimos como “Mesías”). Es decir, el verso realmente dice: “Y dijo [David] a sus hombres: יהוה me guarde de hacer tal cosa contra mi señor, EL MESIAS DE יהוה, que yo extienda mi mano contra él; porque es EL MESIAS DE יהוה”.
Por el otro lado, hablando acerca del Rey David, la Escritura dice lo siguiente: “Y yo soy débil hoy, aunque UNGIDO Rey”- 2 Samuel 3:39. De nuevo, la palabra Hebrea que el anterior pasaje traduce como “ungido”, es la palabra Hebrea “Meshiaj”. Así que, el verso, realmente dice: “Y yo soy débil hoy, aunque [soy] MESIAS REY”.
¿Que intenta enseñarnos con los anteriores pasajes la Escritura Hebrea? Pues querían intimar que, en lo porvenir, habrían de existir dos grandes reyes Mesías; el primero de estos reyes, seria uno representado por el Rey “Shaul” (o "Saulo"). Y, el ultimo de ellos, seria uno representado por el Rey David. El primero de estos dos Mesías, seria uno a quien su orgullo y altanería, terminarían extraviando, como seria el caso con Jesús de Nazaret; quien sufrio la cruel y violenta muerte de la cruz.
El segundo Mesías [es decir, el prefigurado por el rey David], seria un Mesías manso y humilde; uno a quien el primer Mesías intentaría difamar y destruir.
Y, así como el extraviado Mesías que representaba “Shaul” (Saulo), trato de destruir y desprestigiar al fiel y verdadero Mesías que era David (1 Samuel 19:1, & 20:30-31), de ese mismo modo el Mesías que reclamaba ser Jesús de Nazaret, trato de desprestigiar y destruir al fiel y verdadero Mesías que sera Moisés [cuando vuelva otra vez], postulando que este ultimo es irrelevante, pues su Ley ha sustituida por la Ley de Cristo. Pero, así como los seguidores del extraviado Mesías que era Shaul, tuvieron que finalmente someterse al manso y verdadero Mesías que era David, de ese mismo modo, los seguidores del extraviado Mesías que era Jesús, tendrán finalmente que confesar la vanidad de su error, y comenzar a seguir al manso y verdadero Mesías que sera Moisés. Como esta escrito: «a ti vendrán [en Jerusalén] naciones [Gentiles] desde los extremos de la Tierra, y dirán: “CIERTAMENTE MENTIRA POSEYERON NUESTROS PADRES, VANIDAD, Y NO HAY EN ELLOS PROVECHO”. ¿Hará acaso el hombre dioses para sí? [¿Como pudimos ser tan falsos y vanos, como para olvidarnos de Moises, y hacer un dios de un hombre mortal como Jesús]?»- Jeremías 16:19-20





¿Quien logra efectuar una mayor transformación en la vida de sus seguidores? ¿Jesús?, ¿o Muhammad?

El Cristianismo alega que, Cristo, esta vivo; y que Muhammad esta muerto. Y que, por ende, Cristo puede cambiar las vidas de quienes le reciben, de un modo que Muhammad nunca podrá lograr con sus seguidores. ¿Cual es el problema con esta afirmación? Pues que, quienes conocen de primera mano al Islam, saben que, el hombre o la mujer, que acepta el Islam, experimenta un mayor cambio que el hombre o la mujer que acepta a Cristo. Por ejemplo, la mujer que acepta el Islam, se viste con mucha mas modestia y santidad, que la que acepta el Cristianismo. De igual modo, el hombre que acepta el Islam, es mas honesto que el hombre que acepta a Jesús; pues el converso Islámico renuncia a la usura [algo que, el converso cristiano, nunca hace]. Así que, la practica, nos muestra que “el muerto y difunto Muhammad” logra en efecto un mayor cambio en sus seguidores, que lo que logra “el vivo y resucitado Jesús”.
Pero la realidad es que, ni Jesús ni Muhammad [ni tampoco el Corán, ni el Evangelio], pueden cambiar ni salvar a nadie; lo que realmente cambia y salva a la gente, es la confesión de sus pecados, y la sumisión a los mandamientos Divinos. Como esta escrito:

– El que encubre sus pecados, no prosperará; Mas, EL QUE LOS CONFIESA, Y SE APARTA, ALCANZARÁ MISERICORDIA” - Proverbios 28:13
– “Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado (arrepentido); AL CORAZÓN CONTRITO Y HUMILLADO, NO DESPRECIARÁS TÚ, OH DIOS” – Salmo 51:17
– Cercano está יהוה (Adonai Yah, bendito sea) a los quebrantados de corazón; Y SALVA A LOS CONTRITOS DE ESPÍRITU Salmo- 34:18
– “APÁRTATE DEL MAL, Y HAZ EL BIEN, Y VIVIRÁS PARA SIEMPRE”- Salmo 37:27.
– “TEME A DIOS, Y GUARDA SUS (DIEZ) MANDAMIENTOS; porque ESTO ES EL TODO DEL HOMBRE”- Eclesiastés 12:13
– “GUARDA MIS MANDAMIENTOS Y VIVIRÁS, Y [GUARDA] MI LEY, COMO LAS NIÑAS DE TUS OJOS”- Proverbios 7:2

¿Quiere usted contar con el Favor y la bendición Divina? Pues, no importando si es usted Judío, Musulmán, o Cristiano, confiese hoy mismo sus pecados [renuncie en su corazón al ateísmo, a la homosexualidad, a la usura, a la mentira, y al orgullo], y comience a vivir en obediencia a los 10 Mandamientos de la Ley Divina. Así, le sera dada una amplia entrada a la Vida Eterna, permitiéndosele cosechar el fruto de sus buenas obras. Como esta escrito: «Decid al justo que le irá bien, porque COMERÁ DE LOS FRUTOS DE SUS MANOS»- Isaías 3:10.





El propósito de la Escritura Hebrea, no es que los Hombres crean en un Mesías en particular

El propósito de la Escritura Hebrea, no es que el hombre crea en ningún profeta ni Mesías en particular (Moisés, Jesús, Pablo, Muhammad, etc). Tampoco es su propósito, que el hombre crea en alguna teología particular (predestinación, trinidad, pecado original, salvación por fe, etc). El propósito de la Escritura Hebrea, no es otro sino servir de lampara (o de “Luz”) que ilumine “el camino” que deben seguir todos los Hombres. Como esta escrito: «LÁMPARA ES A MIS PIES TU PALABRA, Y LUMBRERA A MI CAMINO»- Salmo 119:105. ¿Y en que consiste ese “camino” por donde deben correr todos los hombres? Pues en vivir para cumplir los [diez] mandamientos de la Ley Divina. Como esta escrito: «POR EL CAMINO DE TUS MANDAMIENTOS, CORRERÉ»- Salmo 119:32.
Es que, poner por obra lo ordenado en los Diez mandamientos, es cumplir con el pacto hecho entre Dios y los Hombres. Como esta escrito: «Y Él os anunció SU PACTO, EL CUAL OS MANDÓ PONER POR OBRA; LOS DIEZ MANDAMIENTOS, y los escribió en dos tablas de piedra»- Deut. 4:13. De este modo, cada hombre debe hacer de la obediencia a los [diez] mandamientos, el todo de su vida; pues un día Dios habrá de juzgar al hombre, utilizando para ello su grado de obediencia [o desobediencia] a los mandamientos Divinos. Como esta escrito: «El fin de todo el discurso oído es este: TEME A DIOS, Y GUARDA SUS MANDAMIENTOS; PORQUE ESTO ES EL TODO DEL HOMBRE. PORQUE DIOS TRAERÁ TODA OBRA A JUICIO»- Eclesiastés 12:13-14.
¿Ha vivido usted alejado del Camino de Dios? ¿Ha vivido de espalda a la obediencia de los Diez mandamientos? Pues confiese su pecado, apártese de su mal camino, y Dios no fallará en mostrarle su misericordia (es decir, su perdón). Como esta escrito: «EL QUE ENCUBRE SUS PECADOS NO PROSPERARÁ; MAS EL QUE LOS CONFIESA Y SE APARTA ALCANZARÁ MISERICORDIA»- Proverbios 28:13. Si se aparta usted de la maldad que es vivir sin los mandamientos, y comienza en cambio a hacer el bien que conlleva su obediencia, tendrá usted garantía de Vida Eterna. Como esta escrito: «APÁRTATE DEL MAL, Y HAZ EL BIEN, Y VIVIRÁS PARA SIEMPRE»- Salmo 37:27.






¿Cual es la razón para que, la psiquis de los creyentes Hebreos, esté siempre obsesionada con hallar una interpretación mas justa, mas misericordiosa, y mas humilde de la Torah (la Ley Divina)?

La Escritura Hebrea, dice que יהוה (Adonai Yah, bendito sea) es el Dios de Israel. Y, esa misma Escritura Hebrea, también intima que Adonai Yah es el “Ein Sof” [o “Infinito Supremo”] que todo lo abarca. Es decir, el Creador no esta contenido dentro de nada (ni nadie) fuera de si mismo, sino que, todas las cosas (el tiempo, el espacio, la materia, la energía, las dimensiones, la existencia, la justicia, la misericordia, la humildad, las emociones, las ideas, la sabiduría, la ética, la moral, el mundo presente, el mundo futuro, el alma de cada ser, etc) están contenidas “dentro” de Adonai. De este modo, no es errado decir que, Adonai, es el principio, el medio, y el final de todas las cosas; y que, no hay perfección alguna, que el Creador no exceda. Y, es en aras de comprender cada día mejor esa absoluta perfección Divina, que los creyentes Hebreos siempre estamos abiertos a recibir cualquier Midrash, cualquier interpretación, o cualquier paráfrasis de la Ley, que describa de una manera mas profunda, dignificante, y ennoblecedora, la perfección ética y moral que caracteriza a nuestro Dios.





Tanto Cristianos como Musulmanes, deben abandonar su idolatría por la figura humana de sus respectivos fundadores [es decir, el culto a la personalidad], para comenzar en cambio a adorar al Dios que no posee una figura humana, pues es un espíritu inmortal

La Ley de Dios, prohíbe adorar ninguna imagen (“para que no os corrompáis, y hagáis para vosotros escultura, imagen de figura alguna, EFIGIE DE VARÓN O HEMBRA”- Deut. 4:6). Pero la realidad es que, en la noble fe Islámica, se adora (se sigue sin cuestionamiento alguno) a un hombre mortal, que tiene la imagen de un varón; un hombre de carne y hueso, cuyo nombre es Muhammad (paz sea con el). De igual modo, la noble fe Nazarena adora a un hombre mortal, que tiene la imagen de un varón; un hombre de carne y hueso, cuyo nombre es “Yeshua” (Jesús de Nazaret, paz sea con el). Pero, en la fe Hebrea, no se adora la imagen de Moisés, ni tampoco se adora la figura de ningún otro profeta; solo se adora a aquel Dios inmortal, que no tiene imagen de carne y hueso alguna (יהוה), como esta escrito: “Y habló יהוה (Adonai Yah, bendito sea) con vosotros de en medio del fuego; oísteis la voz de sus palabras, MAS A EXCEPCIÓN DE OÍR LA VOZ, NINGUNA FIGURA VISTEIS… GUARDAD, PUES, MUCHO VUESTRAS ALMAS; PUES NINGUNA FIGURA VISTEIS EL DÍA QUE יהוה (ADONAI YAH, BENDITO SEA) HABLÓ CON VOSOTROS de en medio del fuego”- Deut. 4:12&15.
Y es por esto que, tanto los Cristianos como los Musulmanes, lograrán escapar de su idolatría, solamente el día en que logren armarse del suficiente valor, y de la suficiente fe, como para abandonar sus paganas teologías, abrazando en cambio el monoteísmo puro que les brinda la fe Hebrea.





Es falso que los Judíos sean la mayor fuente de inmoralidad en el mundo

La Escritura Hebrea muestra que, las personas blancas, tienden a ser las mayores promotoras de inmoralidad en el Mundo. Y es por esto que, en el tiempo presente, vemos como los mayores promotores de la usura, del ateísmo, de la homosexualidad, de la tiranía, y de la maldad, son [en su abrumadora mayoría] gente blanca, bien parecida, inteligente, y saludable. De hecho, la Escritura tipifica al hombre engañador, en la persona del astuto Labán (una palabra Hebrea que literalmente significa “Blanco”), según Génesis 29:25 & 31:41-42; tipifica al hombre que es violento [o que “vive por su espada”], en la persona de Edom [una palabra hebrea que literalmente significa “Rojo; como en el caso de la persona que es blanca, y que tiene el pelo rojo], según Génesis 27:40; y asocia a la lepra [una enfermedad que vuelve blanca la piel de quienes la padecen] con el pecado de la altivez, de la calumnia, de la mentira, y de la idolatría por las posesiones materiales, según 2 Crónicas 26:16-20, Números 12:8-10, & 2 Reyes 5:25-27.
En cambio, la Escritura no menciona en ninguna parte a algún Etíope [una persona Negra, pobre, débil, y mal parecida], promoviendo jamas el ateísmo, la homosexualidad, o la usura.
De hecho, la tradición Judía intima que, tanto Finees (una palabra que literalmente significa “el Nubio”), como Aarón y Moisés, fueron gente de piel oscura; y es por esto que, tanto la Escritura, como el historiador Flavio Josefo, dicen que Moisés no encontró nada anormal en casarse con una mujer Cushita (Etíope), según Números 12:1.
Así que, aunque la Escritura Hebrea no es un documento racista, su absoluto compromiso con la verdad objetividad le impide ocultar el hecho de que, la belleza física, el orgullo propio, el deseo de auto-exaltación, la salud, y la energía que típicamente caracterizan a la gente “blanca” (Labán, Edom, Saúl, David, etc), les hace mas ser mas propensos a conducirse de forma inmoral y pecaminosa.
Y esto explica a su vez el hecho de que, a diferencia de su contraparte Ashkenazi (blanca), los Judíos Etíopes y Yemenitas no tienden a ser ricos, a practicar la usura, a practicar el ateísmo, a promover la homosexualidad, ni a imponerse con prepotencia sobre nadie. De hecho, los Judíos Etíopes y Yemenitas, son algunas de las personas mas humildes y decentes que se puedan conocer. Y la Escritura confirma esto ultimo, cuando enseña que fue un Judío Etíope (Ebed Melec), quien tuvo la humildad y la decencia de interceder ante el Rey Sedequías, a fin de salvar al profeta Jeremías de morir en la cisterna en la que, el resto de los Judíos, le habían echado. Como esta escrito: «Y oyendo Ebed-melec, hombre Etíope, eunuco de la casa real, que habían puesto a Jeremías en la cisterna, y estando sentado el rey a la puerta de Benjamín, Ebed-melec salió de la casa del rey y habló al rey, diciendo: “Mi señor el rey, mal hicieron estos varones en todo lo que han hecho con el profeta Jeremías, al cual hicieron echar en la cisterna; porque allí morirá de hambre, pues no hay más pan en la ciudad”. Entonces mandó el rey al mismo etíope Ebed-melec, diciendo: “Toma en tu poder treinta hombres de aquí, y haz sacar al profeta Jeremías de la cisterna, antes que muera”. Y tomó Ebed-melec en su poder a los hombres, y entró a la casa del rey debajo de la tesorería, y tomó de allí trapos viejos y ropas raídas y andrajosas, y los echó a Jeremías con sogas en la cisterna. Y dijo el etíope Ebed-melec a Jeremías: “Pon ahora esos trapos viejos y ropas raídas y andrajosas, bajo los sobacos, debajo de las sogas”. Y lo hizo así Jeremías. De este modo sacaron (Ebed Melec y los 30 hombres) a Jeremías con sogas, y lo subieron de la cisterna”- Jeremías 38:7-13).
No solo esto, sino que la Escritura intima que, la ultima [y mayor] revelación Divina, surgirá de Teman (el país de Yemen, donde la gente es pobre, y de piel oscura), como esta escrito: «Dios vendrá de Temán.... Su gloria cubrió los cielos, Y la Tierra se llenó de su alabanza. Y el resplandor fue como la luz; Rayos brillantes salían de su mano, Y allí [entre los creyentes pobres, débiles, y ordinarios] estaba escondido su poder»- Habacuc 3:3-4.
En resumen, la Escritura intima que, si bien estamos llamados a no discriminar contra nadie, sino a amar al prójimo como a nosotros mismos (Levítico 19:18), cuando de tomar consejo se trata, el hombre y la mujer que siguen a Moisés, deben ser especialmente cuidadosos, a la hora de imitar el ejemplo ético y moral que puedan brindarle sus hermanos Ashkenazim, así como cualquier otra persona "blanca" con la cual puedan interaccionar; recordando siempre los pasajes de la Escritura que dicen: "Maldito el varón que confía en [la apariencia física de] el hombre, y pone carne [y no la Escritura] por su brazo"- Jeremías 17:5; "El consejo de los impíos lejos esté de mí"- Job 21:16; "Porque son nación privada de consejos, Y no hay en ellos entendimiento"- Deut. 32:28; "Con Dios está la sabiduría y el poder; Suyo es el consejo y la inteligencia"- Job 12:13). ¡Que el Creador tenga misericordia, y bendiga a su Santo Pueblo! Amen.





El Alzheimer teológico de la noble Fe Cristiana

La religión Cristiana, es un camino perfectamente valido para agradar al Creador; Pero, la teología cristiana, da visos de haber surgido de un cerebro con serios problemas mentales. Por ejemplo, el Cristianismo postula que, el Jesús en el cual ya creen los Cristianos, es el mismo יהוה (Adonai Yah) en el cual ya creen los Hebreos. Y esto aparentaría ser lógicamente aceptable, si no fuese por el hecho de que el Cristianismo también insiste en afirmar que, los Hebreos que no creen en Jesús, tampoco creen en יהוה.
Y uno solo puede maravillarse de que, una lógica tan disparatada, no tenga el suficiente sentido común como para decirse a si misma: “Si yo, como Cristiano, reconozco que los Hebreos creen en יהוה , y en adición reconozco que יהוה y Jesús son la misma persona, ¿como puedo luego ser tan torpe como para afirmar que los Hebreos no creen en Jesús? ¿No he acabado yo de decir que, Jesús y יהוה , son la misma persona? ¿como puede alguien creer en יהוה, sin creen a la misma vez en Jesús? ¿Puede alguien creer en los pájaros, sin creer en las aves?





Jesus No Es Dios Pues Tuvo Que Aprender Obediencia



Ningún creyente esta en sus cabales, mientras insista en seguir [sin cuestionamiento alguno] a un lider que confiesa abiertamente estar fuera de sus cabales

El Cristianismo, sigue ciegamente las ideas y los escritos del apóstol Pablo [paz sea con el]. Y Pablo, a la verdad era un hombre bueno; pero, tanto el relato Cristiano, como el mismo apostol Pablo, admiten voluntariamente que Pablo padecía de sus facultades mentales [es decir, que estaba desquiciado]. Como confirman los Escritos cristianos, cuando dicen:

1) “Estás loco, Pablo: las muchas letras te vuelven loco" (Hechos 26:24)
2) "Lo que hablo, no lo hablo según el Señor, sino como en locura” (2 Corintios 11:17).
3) “¡Ojalá me toleraseis un poco de locura! Sí, toleradme” (2 Corintios 11:1)
4) "Recibidme como a loco, para que aun me gloríe yo un poquito" (2 Corintios 11:16)
5) "agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación" (1Corintios 1:21)

Y, el Creador, quiere que su Pueblo se aleje de la locura. Como esta escrito:

"Escucharé lo que hablará יהוה Dios; Porque hablará paz a su pueblo y a sus santos, PARA QUE NO SE VUELVAN A LA LOCURA" (Salmo 85:8)





El Creyente Hebreo, debe advertir a los creyentes Cristianos acerca del peligro de su Idolatría

El Creyente Hebreo, debe exhortar al creyente Cristiano a abandonar su pecaminosa idolatría por la figura del hombre llamado "Jesús de Nazaret" (paz sea con el). ¿Por que? Pues porque, el Creador, ha condenado a los idolatras a la muerte y a la destrucción; pues, estos últimos, no ponen su confianza en la justicia del Dios que ha prometido recompensar a todo aquel que hace el bien prescrito en sus Diez Mandamientos (Eclesiastés 12:13, Y Salmo 37:27), sino que confían en cambio en las falsas y vanas promesas de su ídolo. Como esta escrito:
«Desde los confines de la tierra vendrán a ti las Naciones (Gentiles), y dirán: “SÓLO MENTIRA HEREDARON NUESTROS ANTEPASADOS; HEREDARON LO ABSURDO, LO QUE NO SIRVE PARA NADA”» (Jer. 16:19).
Y, como el Creador ha condenado a los idolatras Cristianos a la muerte, el creyente Hebreo tiene que exhortarles a arrepentirse de su idolatría, a fin de cumplir con ellos el verso que dice:
«Cuando yo dijere al impío: De cierto morirás; y tú no le amonestares ni le hablares, para que el impío sea apercibido de su mal camino a fin de que viva, el impío morirá por su maldad, pero su sangre demandaré de tu mano»- Ezequiel 3:18





¡Creyentes!, el Dios de Israel ( יהוה , bendito sea ), es omnipresente, pues esta simultáneamente en todas partes. Así que, pensar que Dios "vino al mundo” en la persona de Jesús (p.s.c.e.), es disparatado y blasfemo. ¿Por que? Pues porque niega la omnipresencia del Creador [pues, si Dios tuvo que "venir" al Mundo en la persona del Galileo (paz sea con el), ¡significa que no estaba aquí con anterioridad!]





El cristianismo es bueno, pero su teología es fraudulenta, pues adscribe corrupción al Creador

El Cristianismo es Bueno [pues invita a los hombres a volver al Creador]. Pero, la teología cristiana, es fraudulenta, pues alega que, el Dios de Israel, se hizo a si mismo un hombre de carne y hueso ["Jesús de Nazaret", paz sea con el]. Y que, este hombre, sufría de la corrupción humana; pues, se levantaba con mal aliento, sudaba, orinaba, y hasta tenia que limpiarse [luego de haber defecado]. Pero, todo esto, surge de la ignorancia de la Ley de Dios [así como de las artimañas de Satan, quien siempre insiste en negar lo dicho por el Creador]. Es que la Ley enseña que, el Dios de Israel, no padece de ningún tipo de corrupción [ya sea esta de naturaleza física, o de naturaleza moral]. Como esta escrito: «EL ES LA ROCA, CUYA OBRA ES PERFECTA, Porque todos sus caminos son Rectitud; DIOS DE VERDAD, Y SIN NINGUNA INIQUIDAD EN Él; Es Justo y Recto. LA CORRUPCIÓN NO ES SUYA; DE SUS HIJOS ES LA MANCHA, generación torcida y perversa [aquella que atribuye defectos y corrupción al Creador]» (Deut. 32:4-5)





El Islam y el Cristianismo, han fallado en cumplir su promesa de ser el instrumento Divino para traer la Paz entre Judíos y Gentiles

El Islam, ha fracasado en validar su reclamo inicial de ser una religión de Paz. ¿Por que? Pues porque, después de alcanzar los 1400 años de existencia, y los 1,600 millones de adeptos, los creyentes Islámicos aun tienen tanto odio y envidia hacia los creyentes Judíos, como el día en que el profeta Muhammad [paz sea con el] ordeno la decapitación de todos los varones adultos pertenecientes a la tribu Judía de “Banu Quraiza” (es decir, los habitantes de Khaybar).
De hecho, un “Ahadith” [que no es otra cosa sino una aceptada tradición Islámica] cita al profeta confesando este fracaso, y diciendo a sus seguidores lo siguiente: “La enfermedad de las gentes que pasaron antes que vosotros [los celos, y el odio] se ha infiltrado entre ustedes, y comienza a 'afeitar'. Yo no digo que afeita vuestro pelo, sino que afeita vuestra Fe” (Tirmidhi).
De igual modo, el Cristianismo ha fracasado en validar su reclamo inicial de que, Jesús de Nazaret (paz sea con el), fue “el Príncipe de Paz”, que logro eliminar la enemistad que hasta entonces había existido entre Judíos y Gentiles. Como esta escrito: «PORQUE ÉL [JESUS] ES NUESTRA PAZ, QUE DE AMBOS PUEBLOS [EL JUDIO, Y EL GENTIL] HIZO UNO, DERRIBANDO LA PARED INTERMEDIA DE SEPARACIÓN, ABOLIENDO EN SU CARNE LAS ENEMISTADES, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, PARA CREAR EN SÍ MISMO DE LOS DOS UN SOLO Y NUEVO HOMBRE, HACIENDO LA PAZ» (Efesios 2:14-15).
Es que, luego de alcanzar los 2,000 años de Historia, y los 2,000 millones de adeptos, la separación y la animosidad que contra el Pueblo Hebreo siente el Pueblo Cristiano, es tan visceral como el día en que Jesús dijo a los Judíos: «Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer» (Juan 8:44)





Guardar los Mandamientos: el único camino para llegar al Cielo

En el mundo, hay muchas religiones. Pero, para llegar al Cielo, hay un solo camino: guardar los Mandamientos Divinos (es decir, hacer el bien en ellos prefigurado). Como esta escrito:
«Porque el Mandamiento es lámpara, y la enseñanza es luz, Y camino de vida las reprensiones que te instruyen... Guíame por la senda de tus mandamientos, Porque en ella tengo mi voluntad... Por el camino de tus mandamientos correré, Cuando ensanches mi corazón... Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre» (Proverbios 6:23, Salmo 119:35, Salmo 119:32, & Eclesiastés 12:13). Y como también confirman los Escritos Cristianos, cuando dicen: «Mas si quieres entrar en la Vida, guarda los Mandamientos... El que dice: “¡Yo le conozco!”, y no guarda sus Mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él» (Mateo 19:17, & 1 Juan 2:4)





¿Como deben los creyentes combatir la maldad?

Combate la maldad, por medio de las obras de tus manos [en otras palabras, forzándote a ti mismo, así como a quienes te rodean, a hacer lo bueno]. Pero, de no poder combatirla por medio de las obras de tus manos, hazlo con tus palabras [es decir, con las cosas que hablas, y las cosas que escribes]; Finalmente, si no puedes combatirla con tus palabras, pues combátela con tu corazón [recordándote a ti mismo que, la maldad, tarde o temprano será castigada].





Moises Es La Manifestacion De Dios En La Tierra



La Revelación Divina Dada A Moisés

El Dios de Israel (Adonai Yah, bendito sea), mostró a Moisés nuestro maestro (paz sea sobre el), la Ley que rige Su creación. Esta Ley, conocida como “Ley de Medida, por Medida”, es a menudo también conocida como “Ley de Causa y Efecto”, o “Ley de Siembra y Cosecha”. Y, esta es la razón para que, la Escritura Hebrea, diga lo siguiente: «PORQUE ÉL (יהוה) PAGARÁ AL HOMBRE SEGÚN SU OBRA, Y LE RETRIBUIRÁ CONFORME A SU CAMINO» (Job 34:11). Y también: «Porque TÚ (יהוה) PAGAS A CADA UNO CONFORME A SU OBRA» (Salmo 62:12). Y mas adelante: «El que mira por tu alma (יהוה), Él lo conocerá, Y DARÁ AL HOMBRE SEGÚN SUS OBRAS» (Proverbios 24:12). El profeta Isaías tambien lo confirma, cuando dice: «... MIS ESCOGIDOS DISFRUTARÁN LA OBRA DE SUS MANOS» (Isaías 65:22). Finalmente, lo resume todo diciendo: «Decid al justo que le irá bien, porque comerá de los frutos de sus manos. ¡Ay del impío! Mal le irá; porque, según las obras de sus manos, le será pagado» (Isaías 3:10-11).
Así, el hombre que desee que se le muestre misericordia, debe primero mostrar misericordia; El hombre que desee ser tratado con justicia [por su prójimo], debe primero tratar con justicia [a su prójimo]; el hombre que quiera ser amado por sus semejantes, debe primero amar a sus semejantes; el hombre que desee ser perdonado, debe primero perdonar; el padre que desee la honra y consideración de sus hijos, debe primero honrar y considerar a sus [propios] padres; el hombre que anhela que se le muestre amistad, debe primero mostrar amistad; el que desee “recibir” felicidad, debe primero “dar” felicidad; el que desee ser bendecido por el Creador, debe primero bendecir al Creador.
Finalmente, el hombre que desea que יהוה le honre, dándole vida [eterna], debe primero honrar a יהוה , dándole su propia vida; es decir, viviendo para obedecer los mandamientos de יהוה (no robes, no mates, no mientas, no forniques, no adulteres, etc) y confiando en su Palabra [no en la vana opinión de hombres arrogantes e inmorales], como esta escrito: «Así ha dicho יהוה: MALDITO EL VARÓN QUE CONFÍA [CIEGAMENTE] EN [LA OPINIÓN DE] EL HOMBRE, Y PONE CARNE [PERECEDERA] POR SU BRAZO [POR SU FORTALEZA Y CONFIANZA], y su corazón se aparta de [la completa confianza en] יהוה. Será como la retama en el desierto, y no verá cuando viene el mal, sino que morará en los sequedales en el desierto, en tierra despoblada y deshabitada. [Pero] BENDITO EL VARÓN QUE CONFÍA EN יהוה (YAH), Y CUYA CONFIANZA ES יהוה. PORQUE SERÁ COMO EL ÁRBOL PLANTADO JUNTO A LAS AGUAS, QUE JUNTO A LA CORRIENTE ECHARÁ SUS RAÍCES, Y NO VERÁ CUANDO VIENE EL CALOR, SINO QUE SU HOJA ESTARÁ VERDE; Y, EN EL AÑO DE SEQUÍA, NO SE FATIGARÁ, NI DEJARÁ DE DAR FRUTO. Engañoso es el corazón [del hombre que no confía en Yah], mas que todas las cosas, y perverso; ¿quien lo conocerá? YO יהוה , que escudriño la mente, QUE PRUEBO EL CORAZÓN, PARA DAR A CADA UNO SEGÚN SU CAMINO, SEGÚN EL FRUTO DE SUS OBRAS» (Jeremías 17:5-9)





Ciencia, y Vida después de la Muerte

Si fuese realmente cierto que “la Evolución de la vida” es una Ley de la Naturaleza; entonces la evolución de la vida nunca podría ser detenida [lo que a su vez implicaría la necesidad de que la vida continuase existiendo aun después de la muerte]. ¿Por que? Pues porque, las Leyes de la Naturaleza, nunca cesan de existir. Es decir, si la evolución de la vida fuese en efecto una Ley de la Naturaleza, entonces ni siquiera la muerte podría detenerla, sino que la vida tendría que continuar evolucionando, aun en presencia de la muerte absoluta [tal y como se alega que sucedió billones de años atrás, cuando la vida evoluciono a partir de componentes que estaban científicamente muertos, pues carecían de cualquier traza de vida; cosas muertas e inanimadas, como lo eran las rocas, el agua, la lava, los minerales, los relámpagos, etc.]





Solo el creyente honesto y humilde, encontrará la verdad Divina revelada en la Ley; mas, los mentirosos, sufrirán el tormento de su auto-engaño

Descubrir la Verdad de Dios, es muy sencillo; y solo requiere que la persona sea humilde [es decir, que sea capaz de reconocer el hecho de que puede haber estado equivocada], e intelectualmente honesta [en otras palabras, estar lo suficientemente comprometida con la verdad, como para aceptarla sin peros ni reparos].
Por ejemplo, la noble fe Cristiana, postula que Jesús es el Hijo de Dios; y que, como hijo de Dios, Jesús tiene las misma cualidades Divinas que su Padre. ¿Y como sabemos si Jesús es o no el Hijo de Dios? De nuevo, la forma de saberlo, es ser humildes, e intelectualmente honestos. Es que, 1300 años antes de la llegada del Cristianismo, el Creador ya había enseñaba en su santa Ley que, el tirulo de “Hijo de Dios”, pertenecía solo al pueblo de Israel. Como esta escrito: «ISRAEL ES MI HIJO, mi Primogénito »- Éxodo 4:22; Y, «SOLAMENTE DE TUS PADRES SE AGRADÓ יהוה PARA AMARLOS, Y ESCOGIÓ SU DESCENDENCIA DESPUÉS DE ELLOS, A VOSOTROS, DE ENTRE TODOS LOS PUEBLOS»- Deut. 10:15. En adición, es a los Israelitas a quien la Escritura Hebrea llama dioses. Como esta escrito: «VOSOTROS SOIS DIOSES, Y TODOS VOSOTROS HIJOS DEL ALTÍSIMO»- Salmo 82:6
Finalmente, el mismo Evangelio confirma que Jesús no era el Hijo de Dios. Es que Jesús dijo que no había verdad alguna en el Demonio. Como esta escrito: «El (el Demonio) ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque NO HAY VERDAD EN ÉL»- Juan 8:44. Y, luego de afirmar que, todo lo que dice el demonio, es mentira, el Evangelio pone lo siguiente en boca del demonio: «También SALÍAN DEMONIOS DE MUCHOS, DANDO VOCES (gritando) Y DICIENDO: TÚ ERES EL HIJO DE DIOS»- Lucas 4:41





Si, como reclama la noble fe Cristiana, el creyente no puede "participar de los demonios", entonces tampoco puede participar del Evangelio

El Cristianismo afirma que, los creyentes, no pueden hacerse "participantes con los demonios"? Como esta escrito: “y no quiero que vosotros os hagáis partícipes con los demonios"- 1 Corintios 10:20. Pero, si esto es realmente cierto, entonces los creyentes Hebreos no podemos participar del Evangelio; pues este presenta a los demonios dando testimonio de la fe Cristiana. Como esta escrito:

---“Pero había en la sinagoga de ellos un hombre con ESPÍRITU INMUNDO, QUE DIÓ VOCES (gritó), diciendo: ¡Ah! ¿qué tienes con nosotros, Jesús nazareno? ¿Has venido para destruirnos? SÉ QUIÉN ERES, EL SANTO DE DIOS” (Marcos 1:23-24);
---“Y LOS ESPÍRITUS INMUNDOS, al verle, se postraban delante de él, y DABAN VOCES (gritaban), diciendo: TÚ ERES EL HIJO DE DIOS” (Marcos 3:11);
---“Y CLAMANDO A GRAN VOZ (gritando), DIJO [EL ESPIRITU INMUNDO] ¿Qué tienes conmigo, JESÚS, HIJO DEL DIOS ALTÍSIMO?” (Marcos 5:7);
---“También SALÍAN DEMONIOS DE MUCHOS, DANDO VOCES (gritando) Y DICIENDO: TÚ ERES EL HIJO DE DIOS” (Lucas 4:41);
---“Aconteció que mientras íbamos a la oración, NOS SALIÓ AL ENCUENTRO UNA MUCHACHA QUE TENÍA ESPÍRITU DE ADIVINACIÓN, LA CUAL daba gran ganancia a sus amos, adivinando. Esta, siguiendo a Pablo y a nosotros, DABA VOCES (gritaba), DICIENDO: ESTOS HOMBRES SON SIERVOS DEL DIOS ALTÍSIMO, QUIENES OS ANUNCIAN EL CAMINO DE SALVACIÓN” (Hechos 16:16-17).





La Noble teologia Cristiana, encarna la vieja estrategia de "Divide and Conquer"

La noble fe Cristiana, puede concebirse como un fallido intento del mundo gentil para utilizar contra el Pueblo Hebreo la vieja estrategia de "Divide, and conquer" (divide y conquista). Es decir, ya que la fortaleza de Israel, consiste en su obediencia a la Ley de su único y Soberano Dios, el gentil trato de "dividir" al Dios Hebreo; promoviendo la mentira de que, el Dios de Israel, consiste de "un Padre", y de "un Hijo". ¿Para que hizo esto el gentil? Pues para poder justificar su reclamo de que, el Dios de los Hebreos ("el Hijo"), ya no desea que Israel continúe obedeciendo los mandamientos de la Ley Divina [perdiendo de este modo Israel su fortaleza]





Deben Los Judios Seguir a Los Gentiles?





¿Que significan las Promesas y las Enseñanzas reveladas en la Torah (la Ley de Dios)?

La Escritura Hebrea dice que, el camino al perdón de los pecados, es semejante a la distancia que existe entre el Oriente y el Occidente (Salmo 103:12); es decir, no es una distancia fija, sino una dirección hacia la cual escogemos (o no) caminar; aun si sabemos de antemano que, nuestra jornada, quizás no logre llevarnos [literalmente] a la meta [pues, lo importante, no es llegar al destino final, sino embarcarnos en la jornada]. Y, esto mismo, es lo que implica el verso que describe al Creador diciendo que “Sus caminos, son eternos” (Habacuc 3:6). Es decir, “Los Caminos de Dios” (entiéndase, la manera en que el Creador opera con sus Criaturas), son tan eternos e infinitos, como el Dios del cual surgen. Y esto a su vez, significa que, los "caminos de Dios" que nos muestra la Torah (es decir, ideas tales como el Pueblo de Israel, la victoria sobre las Naciones de Canaán, el Templo Sagrado, el Reino eterno de la casa de David, la llegada del Mesías, la Redención del Mundo, etc) no son "caminos finitos, ni limitados"; ni tampoco son promesas u objetivos cuya intención era tener un concreto y final cumplimiento, en algún punto de la historia [luego de lo cual pasarian a ser letra muerta y acabada]. Es que, las promesas Divinas, son en realidad paradigmas de “los Caminos eternos” que el Creador anhela que sus criaturas transitemos; alegorías fisicas y temporales, de verdades espirituales y eternas: de la vida comprometida con el bien, con la Justicia, con la Verdad, con la misericordia, y con la Humildad; cosas que traerán Libertad y Salvación al único mundo que todos y cada uno de nosotros tiene el deber de ayudar a redimir: el mundo que cada uno de nosotros lleva en su interior.





¿Cuando Dios reine finalmente en Sión, cual será la Religión que practicaran y aprenderán las Naciones del mundo?

«Y todos los que sobrevivieren de LAS NACIONES QUE VINIERON CONTRA JERUSALÉN, SUBIRÁN DE AÑO EN AÑO PARA adorar al Rey, a יהוה de los ejércitos, y a CELEBRAR LA FIESTA DE LOS TABERNÁCULOS (Zacarías 14:16)... Y DE LUNA NUEVA EN LUNA NUEVA, y DE DÍA SABADO EN DIA SABADO, VENDRÁN TODOS A ADORAR DELANTE DE MÍ, dijo יהוה (Isaías 66:23)…. En aquellos días, acontecerá que DIEZ HOMBRES DE LAS NACIONES DE TODA LENGUA, TOMARÁN DEL MANTO A UN JUDÍO, DICIENDO: IREMOS CON VOSOTROS, PORQUE HEMOS OÍDO QUE DIOS ESTÁ CON VOSOTROS (Zacarías 8:23)... Y vendrán muchas Naciones, y dirán: VENID, Y SUBAMOS AL MONTE DE יהוה, a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará sus caminos, y caminaremos por sus sendas. PORQUE DE SION SALDRÁ LA TORAH (LA LEY), y de Jerusalén la palabra de יהוה» (Isaías 2:3).
Note como la Escritura Hebrea profetiza que, cuando יהוה reine finalmente en la Tierra, las naciones del mundo guardaran las fiestas Judías de la luna Nueva (el comienzo del mes), del día Sábado, y de los Tabernáculos. En adición, se nos dice que, serán los gentiles, quienes querrán seguir a los creyentes Judíos [y no los Judíos a los creyentes gentiles]. También se nos dice que, a quien las naciones subirán a adorar en Jerusalén, será a יהוה (y no a Jesús de Nazaret). Finalmente, se nos dice que ha de ser la Ley (y no la Gracia), la que saldrá de Jerusalén, a fin de que sea aprendida por las otras Naciones del Mundo.
Pero, ¿que sucederá con las Naciones Cristianas, que nunca entendieron que, si la Ley fue escrita en piedra, fue para mostrarles que, al igual que la piedra, la Ley era para siempre? Pues que vendrán, y confesaran arrepentidas, la vanidad de sus creencias. Como esta escrito: «... A ti vendrán Naciones desde los extremos de la tierra, y dirán: CIERTAMENTE MENTIRA POSEYERON NUESTROS PADRES, VANIDAD, Y NO HAY EN ELLOS PROVECHO» (Jeremías 16:19)





Conviertete A La Ley No Al Judaismo



La Vida Eterna, esta en seguir a Moisés; Pero, ¿que significa “seguir a Moisés” (guardar la Ley)?

Si “seguir a Moisés” [guardar la Ley], fuese obedecer todos y cada uno de los ritos por ella prescritos, entonces, aun el mismo Jesús de Nazaret, falló en guardar la Ley. ¿Porque? Pues porque, la Ley, ordenaba dar el diezmo de todo [¡aun de la comida que ingería la persona!]; pero, Jesús, nunca aparece dando diezmos de nada. La Ley, ordenaba que había que purificarse, luego de cualquier emisión seminal nocturna; pero, Jesús, no aparece nunca purificándose de ninguna emisión. La Ley, decía que, el Rey, tenia que escribir con sus propias manos un rollo de la Torah; pero, Jesús [el alegado “Rey de Reyes”], no aparece nunca escribiendo ningún rollo de la Torah. La Ley, decía que, quien tocaba algún leproso [o algún muerto], era inmundo, y debía purificarse de su inmundicia; pero, aunque en efecto tocó leprosos y muertos, Jesús nunca aparece purificándose de nada. La Ley, decía que, había que jurar por el nombre del Creador; pero, Jesús, no solamente nunca aparece jurando por el nombre del Creador, sino que aparece prohibiendo que sus discípulos lo hagan. La Ley, decía que había que honrar y amar a los padres; pero, Jesús, aparece deshonrando a sus padres [es decir, negándoles], y diciéndole a sus seguidores que, quien no aborrezca a sus padres, no es digno de ser su seguidor. La Ley, decía que no se podía insultar a “los príncipes” [es decir, los lideres] del Pueblo; pero, Jesús, aparece llamándolos “Hijos del Diablo”.
En fin, que ni el mismo Jesús, creía que “seguir la Ley de Moisés” era guardar todos y cada uno de sus ritos y mandamientos. ¿Que entendía entonces Jesús que era el significado de “guardar la Ley” [o de “seguir a Moisés”]? Pues entendía [correctamente] que era “apartarse del mal, para hacer en cambio el bien”. Como esta escrito: “APÁRTATE DEL MAL, Y HAZ EL BIEN, Y VIVIRÁS PARA SIEMPRE» (Salmo 37:27); era obrar con justicia, con misericordia, y con humildad, como esta escrito: «Oh hombre, Él te ha declarado lo que es bueno, ¿Y QUÉ PIDE יהוה DE TI? ¡SOLAMENTE HACER JUSTICIA, Y AMAR MISERICORDIA, Y HUMILLARTE ANTE TU DIOS!» (Miqueas 6:8). Jesús, entendía correctamente que, guardar la Ley, era amar al Dios que no podemos ver, haciendo bien al prójimo que en efecto podemos ver”; que, seguir a Moisés, significa “no robar lo que pertenece a nuestro prójimo, no matar al prójimo, no mentir al prójimo, no tomar la mujer del prójimo, y honrar a nuestros padres [que son nuestro prójimo mas cercano!]”; en fin, hacer al prójimo, el mismo bien que desearíamos para nosotros mismos, como también confirman los Escritos Cristianos, cuando dicen: «TODAS LAS COSAS QUE QUERÁIS QUE LOS HOMBRES HAGAN CON VOSOTROS, ASÍ TAMBIÉN HACED VOSOTROS CON ELLOS; PORQUE ESTO ES [EL MENSAJE DE] LA LEY, Y [DE] LOS PROFETAS» (Mateo 7:12). Y también dicen en otro lugar, «Porque: NO ADULTERARÁS, NO MATARÁS, NO HURTARÁS, NO DIRÁS FALSO TESTIMONIO, NO CODICIARÁS, Y CUALQUIER OTRO MANDAMIENTO, EN ESTA SENTENCIA SE RESUME: AMARÁS A TU PRÓJIMO COMO A TI MISMO. El amor no hace mal al prójimo; así que, EL CUMPLIMIENTO DE LA LEY, ES EL AMOR» (Romanos 13:9-10)
De este modo, “seguir a Moisés” [guardar la Ley] no es otra cosa sino amar al prójimo, haciéndole el mismo bien que desearíamos para nosotros mismos. Y, esto, no es algo imposible, pues el Creador ha dicho que, la obediencia a la Ley, no es algo demasiado difícil para nosotros. Como dice la Escritura Hebrea: «Y te hará יהוה tu Dios abundar en toda obra de tus manos... porque יהוה volverá a gozarse sobre ti para bien, de la manera que se gozó sobre tus padres, CUANDO OBEDECIERES A LA VOZ DE יהוה TU DIOS, PARA GUARDAR SUS MANDAMIENTOS Y SUS ESTATUTOS ESCRITOS EN ESTE LIBRO DE LA LEY... PORQUE ESTE MANDAMIENTO QUE YO TE ORDENO HOY NO ES DEMASIADO DIFÍCIL PARA TI...» (Deuteronomio 30:9-11). Y como también confirman los escritos cristianos, cuando dicen: «PUES ESTE ES EL AMOR A DIOS, QUE GUARDEMOS SUS MANDAMIENTOS; Y SUS MANDAMIENTOS NO SON GRAVOSOS» (1 Juan 5:3)





Who is Israel?, and what is the Holy Land?

There is the Christian religion, there is the Muslim religion, there is the Jewish religion, and there is Torah Religion. The “Torah Religion” has a life of itself, and has an identity that stands apart, and is independent of what modern Judaism, Christianity or Islam could say. Actually, most people never realize that, Judaism, and the Jewish people, are two different [and often separated] entities, and that, the one, doesn’t always represents the other, as most scholars agree that modern Judaism doesn’t follow what the Torah commands (the Ten commandments, Jubilee, Levirate marriage, the land rest, the release of debts, etc), but rather what latter Rabbis understood to be the meaning of those commandments.
Of course, it is absolutely true that Torah revolves around the Nation of Israel, just as it revolves around the land of Israel; but you would be surprised to know that, neither the land, nor the Nation, has any intrinsic sanctity. Do you know how most IDF soldiers “connect back with God” after their tour of duty is over? By traveling to India, in order to learn spirituality from an Indian Guru! We personally know some native Israelis [even from Jerusalem!] that came to know God only after moving out of the land of Israel, in order to settle in California, or Florida. The reason for this contradiction, is the following: Torah is the manifestation of an infinite mind; the mind of God. And that mind goes far beyond simple facts and statemente; far beyond whimps and human preferences for this or that other people; or this or that other land. Truth is that, both the land of Israel, as well as the concept of a chosen People, are paradigms for much greater realities. In other words, the land that God really wants to be Holy, isn’t the land of Israel, but rather the land that comprises the body of every human being (remember that mankind was made out of earth’s dust). And, the people God really wants to be “choosen” [the real children of Avraham] isn’t just the people of Israel, but rather those of any race [or nation] that behave like the stars in Heavens do (Genesis 15:); meaning those who "shine" in the midst of the moral "darkness" that covers the whole world.
Following modern “normative Judaism” is good, as long as we stay away from exaggerated Nationalistic pride, and religious self-aggrandizing [which is a form of idolatry]. But it is alsdos wrong, when we place the words of a any Rabbi [or any Jewish establishment] over the words of God, who speaks thru Moses Torah; and it is also wrong, if it makes us spiritually empty and hollow; if it forces us to approve of what Torah clearly disapproves (envy, deceit, usury, pride, treachery, injustice, moral relativism, homosexuality, etc). May Ha Shem show His mercy upon Israel, as well as the whole World. Amen





The Ten Commandments are God’s own Religion

There’s only one infalible Scripture, written by God’s own “fingers”: the Ten Commandments (or “sayings”), written upon the two stone Tablets. And these Ten Commandments, spells out God’s own religion [a religion that doesn’t mention Jesus, Muhammad, Israel, or even Moses!]. And this godly religion, is an universal religion. But, since Evangelical Christianity can’t make a monopoly out of it; it came up with the astute idea that, in addition to submitting to the authority of God’s Ten Commandments, God expects us to submit to the authority of Jesus. Likewise, since Islam can’t make a monopoly out of it; it came up with the astute idea that, in addition to submitting to the authority of God’s Ten Commandments, God expects us to submit to the authority of Muhammad. Finally, since Orthodox Judaism can’t make a monopoly out of the Ten commandments, it came up with the astute idea that, in addition to submitting to the authority of God’s Ten Commandments, the Creator expects us to submit to the authority of the Orthodox Rabbis. And, this generalized challenge to God’s exclusive Rule over His people [in other words, an attempt against “the thone of God”], preying upon the weak minded, as well as upon those left behind in the path of Torah, is “the Amalek” with whom God have promised to wage war from generation to generation [as it is an endless attemp to get rid of God’s authority, and replace it with Men’s authority]. As it has been written: «Because their hand was against the throne of יהוה, Adonai will fight Amalek generation after generation»- Exodus 17:16.





La “Sabiduría” de Cristianos Y Netsaritas

There’s only one infalible Scripture, written by God’s own “fingers”: the Ten Commandments (or “sayings”), written upon the two stone Tablets. And these Ten Commandments, spells out God’s own religion [a religion that doesn’t mention Jesus, Muhammad, Israel, or even Moses!]. And this godly religion, is an universal religion. But, since Evangelical Christianity can’t make a monopoly out of it; it came up with the astute idea that, in addition to submitting to the authority of God’s Ten Commandments, God expects us to submit to the authority of Jesus. Likewise, since Islam can’t make a monopoly out of it; it came up with the astute idea that, in addition to submitting to the authority of God’s Ten Commandments, God expects us to submit to the authority of Muhammad. Finally, since Orthodox Judaism can’t make a monopoly out of the Ten commandments, it came up with the astute idea that, in addition to submitting to the authority of God’s Ten Commandments, the Creator expects us to submit to the authority of the Orthodox Rabbis. And, this generalized challenge to God’s exclusive Rule over His people [in other words, an attempt against “the thone of God”], preying upon the weak minded, as well as upon those left behind in the path of Torah, is “the Amalek” with whom God have promised to wage war from generation to generation [as it is an endless attemp to get rid of God’s authority, and replace it with Men’s authority]. As it has been written: «Because their hand was against the throne of יהוה, Adonai will fight Amalek generation after generation»- Exodus 17:16.





Rio Revuelto, es ganancia de Pescadores



«Exterminando a 6 millones de Judíos, y causando la muerte de 60 millones de soldados, Adolfo Hitler no trajo al mundo tanta maldición, como la que puede traer un hombre que, siendo poderoso (gozando de la admiración publica), se declara abiertamente homosexual. Es que, el hombre (o la mujer) que tal hace, esta bajo la ira Divina, y el Juicio de Dios caerá repentinamente sobre el, tal y como cayo repentinamente sobre los Sodomitas. Así, el creyente sabio, siente fobia de aquellos que son abiertamente homosexuales. Y, esta fobia, hace que se aparte de ellos, tal y como se aparto Lot de los Sodomitas, salvando así su vida»



La narrativa Evangélica, sería emocionalmente irresistible, si no fuese porque, la Ley de Dios, la refuta de forma tan aplastante

La Ley Divina, enseñaba que, el cordero Pascual, se hacia ritualmente impuro [invalido] en el momento mismo en que era tocado por alguien que hubiese tocado algún muerto [como habría sido el caso con el típico soldado Romano, que participaba diariamente de ejecuciones]. ¿Por que? Pues porque la Ley no solo declaraba inmundas a estas personas, sino también a todo lo que tocaban; como esta escrito: «EL QUE TOCARE CADÁVER de cualquier persona, SERÁ INMUNDO SIETE DÍAS»- Números 19:11; «Y TODO LO QUE EL INMUNDO TOCARE, SERÁ INMUNDO; y, la persona que lo tocare, será inmunda hasta la noche»- Números 19:22. Y esta es la razón por la cual el Evangelio contiene el siguiente pasaje: «Llevaron a Jesús de casa de Caifás al pretorio (Romano). Era de mañana, Y ELLOS NO ENTRARON EN EL PRETORIO, PARA NO CONTAMINARSE, Y ASÍ PODER COMER LA PASCUA»- Juan 18:28.
Con este trasfondo, y ya que, durante su [alegado] sacrificio como cordero pascual, Jesús permitió que los soldados Romanos tocasen su cuerpo [abofeteándole, y flagelándole], la Ley declaraba a Jesús ritualmente inmundo, descalificándole así de participar del ritual de la Pascua, como esta escrito: «Pero HUBO ALGUNOS QUE ESTABAN INMUNDOS A CAUSA DE MUERTO, Y NO PUDIERON CELEBRAR LA PASCUA aquel día; y vinieron delante de Moisés y delante de Aarón aquel día, y le dijeron aquellos hombres: NOSOTROS ESTAMOS INMUNDOS POR CAUSA DE MUERTO..”»- Números 9:6-7.
Y, esta casi demás decir que, si la inmundicia de Jesús, le incapacitó de participar del ritual de la Pascua, ¡por cuanto mas no le habrá incapacitaba de ser el sacrificio Pascual! Es que la Ley no permitía que se le ofreciese a Dios ningún cordero [o sacrificio] que fuese inmundo o impuro. Como esta escrito: «NO OFRECERÁS EN SACRIFICIO A יהוה TU DIOS, BUEY O CORDERO EN EL CUAL HAYA FALTA O ALGUNA COSA MALA, PUES ES ABOMINACIÓN A יהוה TU DIOS»- Deuteronomio 17:1.





Cambiar lo Cierto (la Ley), por lo Dudoso (el Evangelio), es peligroso

Lo que dice la Torah [es decir, la Ley de Dios] es Cierto; mientras que, lo que dice el Evangelio, es Dudoso. Y, como bien dice un antiguo y muy sabio refrán: «Cambiar lo Cierto, por lo Dudoso, ¡es Peligroso!»





Los extravios de la Noble Teologia cristiana : El que confiese a Jesús con su boca, será salvo

¿Por que es falso el verso cristiano que dice: “que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo”- Romanos 10:9? Pues, la falsedad del verso, estriba en que discrimina injustamente contra aquellos que han nacido mudos; y para quienes, confesar a Jesús con su boca, no es una opción que puedan escoger.





Los extravios de la Noble Teologia cristiana : dura cosa es dar coces contra el Aguijon

Hermano cristiano, ¿hasta cuando seguirás dando coces contra el aguijón de la Ley Divina? ¿Acaso no sabes que, solo los delincuentes, rechazan la Ley? ¿No sabes tu que, quien se rebela contra la Ley de Dios, se rebela contra Dios, y se condena a si mismo? Como esta escrito:

«Horror se apoderó de mí, a causa de los inicuos Que dejan tu Ley»- Salmo 119:53
«Pero no oyeron tu voz, ni anduvieron en tu Ley; nada hicieron de lo que les mandaste hacer; por tanto, has hecho venir sobre ellos todo este mal»- Jeremías 32:23





¿Cuantos Mandamientos hay que guardar?

El Creador escribió “con sus propios dedos” solamente 10 mandamientos. Y, estos diez mandamientos, pueden resumirse en un solo mandamiento: “Hacer el bien” [o “apartarse del Mal”]. Como esta escrito: “Apártate del Mal, y haz el Bien, y Viviras para siempre”- Salmo 37:27.
Pero, si esto es así, ¿por que se abstienen los creyentes de muchas otras cosas que no son mencionadas en los Diez mandamientos (Brujería, drogas, homosexualidad, etc)? Pues, si el creyente se abstiene de estas otras cosas, es solo porque, tales cosas, ponen al creyente en riesgo de violar alguno de los 10 Mandamientos. Por ejemplo: si el creyente se abstiene de la brujería, así como de la adoración de imágenes, es porque estas cosas le ponen en riesgo de terminar violando el mandamiento que le ordena adorar solamente al Creador [y no a ningún santo, a ningún espíritu, ni a ninguna imagen]; Si el creyente se abstiene de la borrachera [o de las drogas], es porque tal cosa le pone en riesgo de perder el control, y terminar asesinando a alguien; Si la mujer creyente se abstiene de utilizar ropa corta y ajustada, es porque tal cosa podría ponerla a ella [o a quien la observa] en riesgo de violar el mandamiento que prohíbe el adulterio; Y, si el creyente se abstiene de la homosexualidad, es porque tal conducta le pone en riesgo de violar el mandamiento que le prohíbe deshonrar a sus padres, así como el de no levantar un falso testimonio.
Pero, al final de todo, la realidad es que los únicos mandamientos que Dios decidió escribir con sus propios dedos [dándoles así una importancia suprema], fueron los 10 mandamientos. Y, el resto de lo que tanto Cristianos como Judíos consideran ser mandamientos [circuncidarse, no comer carne de cerdo, diezmar, tener hijos, etc], son en realidad el comentario que hicieron Moisés y los profetas, acerca de como debe el creyente aplicar esos 10 mandamientos en su vida diaria. Y quizás sea esa la razón por la cual, la Ley de Moisés, consistía precisamente de 613 mandamientos [que cubrían cada aspecto de la vida diaria del creyente Hebreo]. ¿Y por que 613? Pues porque 613 = 6 + 1 + 3 = 10





Las deliciosas contradicciones de la noble teología Cristiana : ¿dar gloria a Jesús? ¿o no darla?

¿Cuando se equivoca el Evangelio? ¿Cuando dice que los Hombres deben dar gloria a Jesús (“El que no honra al Hijo, no honra al Padre que le envió”- Juan 5:23)?; ¿O cuando dice que, los Hombres no deben dar gloria a Jesús, pues Jesús no recibe la gloria de los hombres (“Gloria de los Hombres, no recibo”- Juan 5:41)? Y, ¿como no podria llevar esto a la persona mas cuerda, al borde mismo de la bi-polaridad?





«Si usted conociese lo que ya nosotros conocemos, lloraria un poco, pero también reiria mucho»




¿Recompensa y castiga personalmente Dios? ¿Se venga literalmente el Creador? ¿Mata literalmente Dios a los impios?

Cuando la Escritura Hebrea dice que Dios “apareció” a tal o cual persona, la Escritura no habla en términos literales, sino alegóricos; Es decir, utiliza un recurso literario llamado “antropomorfismo”, donde [en aras de hablarnos en un lenguaje que podamos entender] se le atribuyen al Creador características humanas . ¿Y como sabemos que Dios no puede aparecer literalmente a nadie en este mundo? Pues porque, siendo el Creador del Universo, ni siquiera los cielos de los cielos serían suficiente como para contener toda su esencia. Y, si los Cielos de los Cielos no pueden contener toda su esencia, ¿cuanto menos podrá contenerla nuestro pequeño y limitado planeta? Como esta escrito: «¿Es verdad que Dios morará sobre la Tierra? HE AQUÍ QUE LOS CIELOS, LOS CIELOS DE LOS CIELOS, NO TE PUEDEN CONTENER; ¿cuánto menos esta casa que yo he edificado?» 1 Reyes 8:27.
De igual modo, cuando la Escritura adscribe caprichos y debilidades humanas al Creador; alegando que Dios es vengativo, que Dios es celoso, que Dios mata a alguna persona, o que Dios premia o recompensa arbitrariamente a los hombres, se esta utilizando el recurso del antropomorfismo. Es que, el Dios de los Hebreos, no tiene en realidad defectos éticos ni morales. Como esta escrito: «El es la Roca, cuya obra es perfecta, Porque todos sus caminos son rectitud; DIOS DE VERDAD, Y SIN NINGUNA INIQUIDAD EN ÉL; ES JUSTO Y RECTO. LA CORRUPCIÓN NO ES SUYA; DE SUS HIJOS ES LA MANCHA, Generación torcida y perversa» (Deut. 32:4-5).
Es que Dios es eterno, lo cual significa que Dios no cambia, no muda de postura, ni tampoco improvisa. La realidad es que, desde la Eternidad sin principio, ya el Creador ha emitido todos sus juicios, todos sus decretos, todas sus recompensas, y todos sus castigos; Pero, es el hombre, el que escoge su castigo o su recompensa; su vida o su muerte. En otras palabras, el Creador le presenta las opciones; pero deja que sea el hombre, quien escoja su propia bendición, o su propia maldición; su propia vida, o su propia muerte; su propia recompensa, o su propio castigo. Como esta escrito: «A los Cielos y a la Tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que OS HE PUESTO DELANTE LA VIDA Y LA MUERTE, LA BENDICIÓN Y LA MALDICIÓN; ESCOGE, PUES, LA VIDA, PARA QUE VIVAS tú y tu descendencia» (Deuteronomio 30:19).
Y es por esto que la Escritura Hebrea incluye relatos como el de Amán, quien termino siendo ahorcado, por haber tratado de ahorcar al inocente Mardoqueo. ¿Quien ahorcó a Amán? ¿Acaso le ahorcó personalmente Dios? ¡No! Amán se ahorcó a si mismo, cuando escogió ahorcar al inocente Mardoqueo [cosechando de ese modo el mismo mal que había sembrado]. Como esta escrito: «Así colgaron a Amán en la horca que él había hecho preparar para Mardoqueo»- Ester 7:10.






La religión de Dios (La Verdadera Religión) es esta: “Apártate del mal, y haz el bien, y vivirás para siempre (tendrás vida eterna)” -Salmo 37:27. Por tanto, todo credo, dogma, o religión, que me aliente a apartarme de lo malo (a abstenerme de chantajear, de sobornar, de extorsionar, de robar, de mentir, de matar, de fornicar, de adulterar, de deshonrar a mis padres, etc), y a hacer lo bueno (a obrar con justicia, con misericordia, y con humildad), proviene de Dios. Pero cualquier religión, credo, dogma, o doctrina que me permita, me aliente, o me facilite hacer lo malo, proviene de Satanás.





¿Por que es tan difícil lograr que un verdadero creyente Hebreo sirva a Yeshua (Jesús), o a Allah?

Tanto la noble fe Cristiana, como la igualmente noble fe Islámica, son caminos perfectamente válidos para agradar al Creador. Pero, si esto es así, ¿porque entonces rehúsan los creyentes Hebreos abrazar ninguna de estas dos tradiciones religiosas? Pues, la razón para ello, es muy sencilla: cuando decimos que estas religiones son caminos perfectamente válidos para agradar a Dios, lo que intentamos decir es que, ambas tradiciones religiosas, poseen suficiente verdad como para propiciar un ámbito donde sus respectivos adeptos logren vivir la vida de bien que agrada al Creador. Pero, lo anterior, no necsariamente implica que, las teologías Cristianas e Islámicas, sean un fiel reflejo del plan de Dios para toda la humanidad.
A fin de entender lo que intentamos ilustrar, es necesario tener presente que, en tiempo antaño, la gente creía en la existencia de multiples dioses. Y, como era de esperar, cada persona buscaba la protección y el auxilio de alguno de esos dioses. ¿Como escogía la persona el dios al cual habría de adorar? Pues simplemente escogía al dios [o a los dioses] que mas beneficios ofreciese, y que menos responsabilidades demandase.
Pero, cuando llegó la revelación Mosaica, esta última echó por tierra el anterior mecanismo religioso. ¿Por que? Pues porque, postulando la existencia de un supremo y único Dios [un Dios que demandaba de sus adoradores la vida ética y moral que implica la obediencia a los Diez mandamientos de su Ley], se cerraba la puerta a optar por alguna otra deidad, así como a que el hombre pudiese escoger el mínimo de responsabilidades éticas y morales que le fuesen posibles.
Teniendo en cuenta este trasfondo, podemos entender la razón por la cual, el creyente Hebreo, percibe en la llegada de tanto el Cristianismo como el Islam, un velado intento de retornar al antiguo sistema pagano; uno donde el individuo tenía la opción de servir al dios que mas beneficios ofreciese, y menos demandas éticas y morales hiciese.
¿Que queremos decir con todo esto? Pues que, aunque el Cristianismo alega que Jesús (paz sea con el) era el mismo Dios que adoraban los Hebreos (יהוה, bendito sea), el dios que los cristianos llaman “Jesús”, no solamente ofrece mas beneficios que el Dios de los Hebreos; sino que, sus demandas éticas y morales, son mucho menores que las del Dios de los Israelitas.
Es decir, a diferencia del Dios Hebreo, el dios Cristiano no demanda de sus adeptos el inquebrantable compromiso ético y moral que implica la obediencia a los mandamientos. En adición, el dios Cristiano, promete seguridad absoluta de salvación [es decir, salvación sin buenas obras], así como la certeza de que sus seguidores serán milagrosamente rescatados de la ira que ha de venir [el rapto de la iglesia]. ¿Y que pide el dios Cristiano a cambio de todos estos beneficios? Solamente que sus seguidores le hagan su dios y Señor, confesandole como la encarnación del Dios de Israel, que murió y resucito para ser el Salvador de sus adoradores (“que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo”- Romanos 10:9).
De igual modo sucede con la noble fe Islámica, que también postula que, su dios (Allah), es el mismo Dios que adoran los creyentes Hebreos. Y, al igual que sucede con el dios que los cristianos llaman Jesús, el dios que los Musulmanes llaman “Allah”, no solamente ofrece mas beneficios que el Dios de los Hebreos; sino que, sus demandas éticas y morales, son mucho menores que las de יהוה. Es que, el dios de los Musulmanes, no demanda de sus adeptos el inquebrantable compromiso ético y moral que implica la obediencia a los mandamientos de la Ley Divina, pues promete que su profeta [Muhammad, paz sea con el] habrá de sacar del tormento eterno a todos aquellos que tengan siquiera un grano de fe en su apostolado. No solamente esto, sino que Allah promete a cada uno de sus adeptos disfrutar de un Paraíso donde tendrán 72 vírgenes que habrán de satisfacer todas sus necesidades sexuales. ¿Y que pide Allah a cambio de todos estos beneficios? Solamente que sus seguidores le hagan su Dios y Señor, confesandole que no hay Dios fuera de Allah, y que Muhammad es su ultimo y mas grande Profeta.
En resumen, el creyente Hebreo percibe en la teología Cristiana, así como en la Islámica, un tácito retorno al antiguo paganismo; aquel paganismo que existió antes de la revelación Mosaica; un paganismo donde el hombre tenia la opción de escoger entre dioses distintos; dioses que competían entre si por la pleitesía de los seres humanos; dioses distintos entre si, pues ofrecían distintos beneficios, y demandaban distintas responsabilidades. Y, esto ultimo, da al hombre una excusa para escoger servir al dios que mas beneficios le ofrezca, y que menos responsabilidades éticas y morales le demande. Y, esta posibilidad de eludir la vida ética y moral que ordena el único y verdadero Dios [el dios de Israel], es lo que hace que, tanto יהוה, como sus seguidores, desprecien toda forma de idolatría [la creencia de que existen múltiples dioses, con múltiples voluntades], pues esta es directa o indirectamente la raíz de toda otra forma de maldad, de perversion, y de inmoralidad.





Ser Bondadoso Es Mas Importante Que Tener La Razon



Pero, ¿a que tanto derramamiento de lágrimas, peleándonos y destruyéndonos los unos a los otros? ¡Esto es cosa de risa!; Lograr formar tan grande y larga garata, por el simple hecho de creer exactamente lo mismo, solo que describirlo desde dos ángulos opuestos [el ángulo Judío, versus el ángulo Musulmán/Cristiano]



El Creyente tiene que alejarse de toda forma de mentira, de crueldad, de injusticia, y de soborno

El Creador [יהוה , bendito sea] ordenó a Israel prestar atención a lo siguiente:

1) De palabra de mentira, te alejarás...
2) y no matarás al inocente y justo...
3) porque yo no justificaré al impío...
4) No recibirás presente (regalo); porque el presente ciega a los que ven, y pervierte las palabras de los justos... (Éxodo 23:7-8)

Y es debido a lo enseñado por Dios en este pasaje que, el creyente Hebreo (es decir, el hombre que se ha circuncidado voluntariamente, haciéndose así discípulo de Moisés, a fin de vivir guiado por los Diez mandamientos del Pacto entre Dios y Su Pueblo), no puede “acercarse” (o “aceptar”) la mentira de que Dios sea un hombre llamado “Jesús de Nazaret” (pues Dios no es hombre, ni hijo de hombre, según Números 23:19). De igual modo, el creyente no puede creer que Dios haya “matado” (es decir, ofrecido en sacrificio) a Jesús, a quien el mismo N.T. describe como inocente y justo (“Porque tal sumo sacerdote nos convenía: santo, inocente, sin mancha, apartado de los pecadores”- Hebreos 7:26); y tampoco puede aceptar el creyente la idea Cristiana de que el Creador ha justificado en Cristo al impío [pues, como dice el pasaje en Éxodo 23, Dios no justifica al impío]. Finalmente, el creyente Hebreo no puede aceptar el “presente (o el “regalo”) de la “salvación gratuita” (o, “por fe”) que ofrece el Cristianismo; pues el pasaje en Éxodo advierte que, el presente, “ciega a los que ven” y “pervierte las palabras del justo” [quien, debiendo ahora un favor, y teniendo un claro conflicto de intereses, ya no puede juzgar con la misma imparcialidad y objetividad que antes]





En este moderno mundo en que vivimos, cada cual elige donde hallar la verdad. Y quizás ese sea precisamente el problema; asumir que la verdad es algo alejado y escondido de nosotros mismos. Algo que solo un gran profeta, un ser iluminado, un mesías, o un hijo de Dios puede mostrarnos. Tristemente, no nos damos cuenta que toda la verdad que necesitamos, esta delante de nuestro propios ojos; que la mas profunda sabiduría, se halla escrita en el libro de Dios que son los cielos y la tierra; escrita sin letras ni palabras en aquel libro sagrado que nunca podrá ser alterado, pues no es otro sino “El Libro de la Creación”





Dios es perfecto, es inmutable, y no necesita absolutamente nada

Dios es por definicion perfecto, e inmutable. En adición, el Creador esta completo. Esto significa que no hay defecto moral, ni necesidad alguna en el Creador; y que, nada de lo que podamos hacer, decir, o pensar, disminuirá (o aumentara) en nada su gloria. En resumen, Dios no necesita nada de su creación: no necesita la sumisión del ser humano, ni tampoco su fidelidad. El Creador no necesita que creamos en su palabra, no necesita que le amemos, ni mucho menos que le adulemos. Si el Creador aparenta “pedir”, “demandar”, o “necesitar” que hagamos lo bueno, no es porque lo necesite, ni porque gane (o “pierda”) nada con ello; es porque sabe que nosotros lo necesitamos. Y la razón de esto ultimo, es que Dios ha sujetado a todo el universo bajo la Justicia Divina que encarna la Ley de “causa, y efecto” (también llamada “ley de acción, y reacción”, o “ley de la siembra, y de la cosecha”).
Esta Ley dice que, si hacemos lo malo, recibiremos el mismo mal que hallamos hecho; y que, si hacemos el bien, recibiremos el mismo bien que hallamos realizado. De este modo, Dios actúa como un Padre amoroso; y, por medio de sus mandamientos, nos exhorta a alejarnos de toda especie de maldad, a fin de que nos acerquemos a todo aquello que es bueno, noble y justo. ¿Por que? Pues porque de ese modo “cosecharemos” el mismo bien que hayamos “sembrado”. Por ejemplo, si queremos ser amados por nuestro prójimo, tenemos que primero amar a ese prójimo.
Y esta es la razón para que Dios prohíba que hagamos imagen alguna; pues sabe que, una imagen de Dios, podría conducirnos a creer que Dios necesita de nuestro amor, y que el amar al prójimo es menos importante que el amor al Creador. Pero esto es falso; pues, como ya hemos dicho, Dios no necesita nuestro amor; Somos nosotros los que necesitamos el amor de los seres humanos. Así, la única forma de cosechar ese amor, es sembrándolo nosotros primero. Y es por eso que la Escritura dice que Dios creo al ser humano “a su imagen y semejanza”; de modo que, quien desee amar a Dios, solo pueda hacerlo indirectamente (amando a su prójimo, a fin de que, tarde o temprano, coseche de vuelta ese mismo amor).
Lo anterior, explica a su vez la razon para que, las tradiciones Abrahamicas, enseñan que el mayor de todos los mandamiento, es amar a Dios (algo que solo puede hacerse amando al prójimo. En conclusión, quien obedece al Creador, lo hace para su propio beneficio (un beneficio que alegra al Creador); y, quien le desobedece, lo hace para su propio perjuicio (un perjuicio del cual el Creador se duele)





El extravio de alegar que, fuera del Nazareno, nadie puede ser perfecto ante el Creador

¿Por que es locura el alegato de que, nadie cuenta con el favor Divino, a menos que guarde perfectamente la Ley [algo que, según el Cristianismo, solo el Nazareno pudo alcanzar]? Pues, si es locura, es porque niega lo que el Creador ha revelado previamente de forma clara e incuestionable, en las paginas de la Escritura Hebrea. Es que, la Ley de Dios, enseña que hubo muchos creyentes que, no solamente fueron perfectos ante Dios, sino que contaron con el favor y la aprobación Divina. Como esta escrito: «NOÉ, VARÓN JUSTO, ERA PERFECTO en sus generaciones; con Dios caminó Noé» (Génesis 6:9); «excepto CALEB HIJO DE JEFONE CENEZEO, Y JOSUÉ HIJO DE NUN, QUE FUERON PERFECTOS en pos de יהוה» (Números 32:12); «Con todo, EL CORAZÓN DE ASA FUE PERFECTO PARA CON יהוה TODA SU VIDA» (1 Reyes 15:14); «Todos estos hombres de guerra, dispuestos para guerrear, vinieron CON CORAZÓN PERFECTO a Hebrón» (1 Crónicas 12:38); «Hubo en tierra de Uz, UN VARÓN LLAMADO JOB; Y ERA ESTE HOMBRE PERFECTO Y RECTO, temeroso de Dios y apartado del mal» (Job 1:1); «Conoce יהוה los días de LOS PERFECTOS, Y la heredad de ellos será para siempre» (Salmo 37:18); « יהוה me ha premiado conforme a mi justicia; CONFORME A LA LIMPIEZA DE MIS MANOS ME HA RECOMPENSADO» (2 Samuel 22:21); «Era Abram de edad de noventa y nueve años, cuando le apareció יהוה y le dijo: Yo soy el Dios Todopoderoso; ANDA DELANTE DE MÍ Y SÉ PERFECTO» (Génesis 17:1); ַ«PERFECTO SERÁS DELANTE DE יהוה TU DIOS» (Deuteronomio 18:13); «Por lo cual me ha recompensado יהוה CONFORME A MI JUSTICIA; CONFORME A LA LIMPIEZA DE MIS MANOS DELANTE DE SU VISTA» (Salmo 18:24.





La Noble fe Cristiana, contiene mucha verdad; pero, desafortunadamente, tambien contiene mucha mentira

El Evangelio contiene mucha verdad; pero también contiene mucha mentira, como por ejemplo: la mentira que afirma que, no se puede jurar en ninguna manera (Mateo 5:34-35); la mentira que dice que, se puede odiar a los padres (Lucas 14:26); la mentira que dice que, podemos comer algún tipo de sangre (Juan 6:54); la mentira que dice que, el hombre puede experimentar bendicion, sin tener que obedecer los mandamientos (Efesios 2:8-9); la mentira que dice que, la salvación, esta en el Hijo del Hombre (Hechos 4:12); y la mentira que dice que, el Creador, espera que su Pueblo siga la locura que alegadamente es la predica Cristiana (1 Corintios 1:21).
¿Por que son mentira todas y cada una de estas cosas? Pues porque, el Dios de Israel, de antemano las había prohibido y refutado por su Palabra, como esta escrito: “A יהוה tu Dios temerás, y a Él solo servirás, y POR SU NOMBRE JURARÁS”- Deut. 6:13; “HONRA [AMA] A TU PADRE Y A TU MADRE”- Éxodo 20:12; “NINGUNA SANGRE COMERÉIS en ningún lugar”- Levítico 7:26; “Pero acontecerá, SI NO OYERES LA VOZ DE יהוה TU DIOS, PARA PROCURAR CUMPLIR TODOS SUS MANDAMIENTOS... que VENDRÁN SOBRE TI TODAS ESTAS MALDICIONES”- Deut. 28:15; “NO CONFIÉIS en los príncipes, ni EN HIJO DE HOMBRE, PORQUE NO HAY EN ÉL SALVACIÓN”- Salmo 146:3; “Porque hablará paz a su Pueblo y a sus Santos, para que NO SE VUELVAN A LA LOCURA”- Salmo 85:8.
Y, el Dios de Israel [bendito sea], no es hombre, para que mienta respecto a lo que ha salido de su boca; ni tampoco es un Hijo de hombre, para que se arrepienta de ello [necesitando así cambiar de opinión]. Como esta escrito: “EL QUE ES LA GLORIA DE ISRAEL, NO MENTIRÁ, NI SE ARREPENTIRÁ, PORQUE NO ES HOMBRE PARA QUE SE ARREPIENTA”- 1 Samuel 15:29.
Abandone hoy mismo las mentiras del Evangelio, retorne al Pacto de Dios, y vuelva a la verdad de la Ley, tal y como fue impresa por el dedo mismo de יהוה, sobre sobre las dos tablas de Piedra. Como esta escrito: “Tu justicia es justicia eterna, ¿Y TU LEY? ¡LA VERDAD!”- Salmo 119:142; “Y ÉL OS ANUNCIÓ SU PACTO, EL CUAL OS MANDÓ PONER POR OBRA; LOS DIEZ MANDAMIENTOS, y los escribió en dos tablas de Piedra”- Deuteronomio 4:13





Tratar de obedecer perfectamente la Ley de Moisés, es Satánica rebeldía, solo que vestida de falsa piedad religiosa

Mas de la mitad de los 613 mandamientos que comprendían la Ley de Moisés, eran mandamientos acerca de como debían ofrecerse los sacrificios en el Templo de Jerusalén. Es que, a fin de evitar el paganismo, la Ley prohibía que los sacrificios fuesen hechos fuera del recinto del Templo de Jerusalén («Y AL LUGAR QUE יהוה VUESTRO DIOS ESCOGIERE PARA PONER EN ÉL SU NOMBRE, ALLÍ LLEVARÉIS TODAS LAS COSAS QUE YO OS MANDO: VUESTROS HOLOCAUSTOS, VUESTROS SACRIFICIOS, VUESTROS DIEZMOS, LAS OFRENDAS ELEVADAS DE VUESTRAS MANOS, Y TODO LO ESCOGIDO DE LOS VOTOS QUE HUBIEREIS PROMETIDO A יהוה.... CUÍDATE DE NO OFRECER TUS HOLOCAUSTOS EN CUALQUIER LUGAR QUE VIERES; SINO QUE EN EL LUGAR QUE יהוה ESCOGIERE, EN UNA DE TUS TRIBUS, ALLÍ OFRECERÁS TUS HOLOCAUSTOS, y allí harás todo lo que yo te mando»- Deut. 12:11-14). De igual modo, la Ley prohibía que los sacrificios fuesen hechos por personas distintas a la descendencia de Aarón («Y el sacerdote Eleazar tomó los incensarios de bronce con que los quemados habían ofrecido; y los batieron para cubrir el altar, EN RECUERDO PARA LOS HIJOS DE ISRAEL, DE QUE NINGÚN EXTRAÑO QUE NO SEA DE LA DESCENDENCIA DE AARÓN SE ACERQUE PARA OFRECER INCIENSO DELANTE DE יהוה, PARA QUE NO SEA COMO CORÉ Y COMO SU SÉQUITO; según se lo dijo יהוה por medio de Moisés»- Num. 16:39-40).
Pero, la realidad histórica, es que la voluntad de יהוה fue que el Pueblo fuese exiliado [como esclavo] a Babilonia, y que el Templo de Jerusalén fuese destruido («Y יהוה OS ESPARCIRÁ ENTRE LOS PUEBLOS, Y QUEDARÉIS POCOS EN NÚMERO ENTRE LAS NACIONES A LAS CUALES OS LLEVARÁ יהוה»- Deut. 4:27; «Por tanto, a causa de vosotros SION SERÁ ARADA COMO CAMPO, Y JERUSALÉN VENDRÁ A SER MONTONES DE RUINAS, Y EL MONTE DE LA CASA [DE DIOS] COMO CUMBRES DE BOSQUE»- Miqueas 3:12).
Y, en este sentido, es extraviado el reclamo que hace la noble fe Cristiana, cuando postula que Dios esperaba que Israel guardase perfectamente todos y cada uno de los 613 mandamientos de la Ley.
Es decir, si hubiese sido cierto que Dios deseaba que Israel obedeciese perfectamente la Ley, habría sido imposible que Dios permitiese que el Templo de Jerusalén fuese destruido. Y también habría sido imposible que Dios exiliase al pueblo Hebreo. ¿Por que? Pues porque, los esclavos Hebreos que vivían en Babilonia, no habrían podido cumplir toda la Ley, pues no habrían tenido libertad para viajar a Jerusalén, a fin de ofrecer allí los sacrificios diarios prescritos en la Ley. Y, aun si hubiesen tenido la libertad para viajar a Jerusalén, no habrían podido cumplir la Ley, pues el Templo dejó de existir durante 70 años que duro el exilio; de suerte que, cualquier sacrificio que hubiesen intentado ofrecer [en aras de “cumplir perfectamente la Ley”], habría sido Satánica rebeldía [solo que vestida de falsa piedad religiosa]. ¿Por que? Pues porque, como ya se ha reseñado, la Ley prohibía que se ofreciesen sacrificios fuera del recinto del Templo; y, cualquier intento de ofrecerlos fuera del Templo, habría sido satánica rebeldía contra lo claramente ordenado en la Ley de Moisés.
En conclusión, tanto la destrucción del primer Templo, como el exilio a Babilonia, son prueba indubitable de que, “la perfecta obediencia de la Ley”, nunca estuvo en el plan de Dios para su Pueblo escogido.



¿Sera posible que, a pesar de lo noble que es el relato acerca de la vida de Yeshua (Jesus de Nazaret, paz sea con el), la teología que de su persona esboza el “B'rit Ha-Dashah” (el "Nuevo Pacto"), sea el producto de la iniquidad?

La Escritura Hebrea dice que, los días del hombre, son 70 años. Y, como máximo, son 80. Como esta escrito: «LOS DÍAS DE NUESTRA EDAD SON SETENTA AÑOS...» (Salmo 90:10). Pero tambien dice que, los hombres inicuos, adulan y engañan a las masas, violando el pacto de Dios, y rehusando guardar los Diez mandamientos de la Ley Divina. La Escritura advierte que, estos inicuos, no llegaran a la mitad de sus días (es decir, no llegaran a cumplir los 35 o 40 años de edad). En adición, dice que serán forzados a descender al Hades (es decir, al pozo de la destrucción), como esta escrito: «EXTENDIÓ EL INICUO SUS MANOS... VIOLÓ SU PACTO. LOS DICHOS DE SU BOCA SON MÁS BLANDOS QUE MANTEQUILLA, PERO GUERRA HAY EN SU CORAZÓN; suaviza sus palabras más que el aceite, mas ellas son espadas desnudas... MAS TÚ, OH DIOS, HARÁS DESCENDER AQUÉLLOS [INICUOS] AL POZO DE PERDICIÓN. LOS HOMBRES sanguinarios y ENGAÑADORES, NO LLEGARÁN A LA MITAD DE SUS DÍAS...» (Salmo 55:20-23)
¿Son verdaderas las enseñanzas que a Jesús (paz sea con el) atribuyen los Escritos Cristianos? ¿O son el producto de la iniquidad? Y, ¿Como saberlo? ¡Muy sencillo! El Salmo 55 advierte que, si sus enseñanzas eran el producto de la adulación y el engaño, tenían que presentar a Jesús incitándonos a violar “SU PACTO” (el pacto de la Ley de Dios). En adición, tenían que presentar a Jesús trayendo GUERRA; presentarlo MURIENDO ANTES DE LOS 40 AÑOS; y, finalmente, tenían que presentar a JESUS DESCENDIENDO AL HADES.
Según los escritos cristianos, ¿a que nos incita Jesús? ¿A guardar el pacto de la Ley? ¿O a rebelarnos contra ella?: «La Ley y los profetas eran hasta Juan...[en otras palabras, ¡olvidense de la Ley!]» (Lucas 16:16).
¿Que dicen los Escritos cristianos que trajeron las blandas y suaves palabras del Galileo? ¿Paz? ¿O Guerra?: «¿Pensáis que he venido para dar Paz en la tierra? Os digo: No, sino disensión (¡Guerra!). Porque de aquí en adelante, cinco en una familia estarán divididos, tres contra dos, y dos contra tres» (Lucas 12:51-52).
¿A que edad dice el Cristianismo que Murió Jesús? ¿Antes de los 40? La respuesta es que, aunque los escritos cristianos no lo indican de forma explicita, se puede inferir que tenia unos 33 años de edad. ¿De donde lo inferimos? Pues combinando el hecho de que comenzó su ministerio a los 30 años de edad (Lucas 3:23), con el hecho de que, el numero de fiestas en las cuales participo [según mencionadas en los evangelios], intiman que su ministerio duro cerca de 3 años y medio.
Finalmente, confirman los escritos cristianos que Jesús hubiese descendido al pozo de destrucción (Hades)?: «Varones hermanos, se os puede decir libremente DEL PATRIARCA DAVID, que murió y fue sepultado, y su sepulcro está con nosotros hasta el día de hoy. Pero siendo profeta, y SABIENDO QUE con juramento DIOS le había jurado que de su descendencia, en cuanto a la carne, LEVANTARÍA AL CRISTO para que se sentase en su trono, viéndolo antes, HABLÓ DE LA RESURRECCIÓN DE CRISTO, QUE SU ALMA NO FUE DEJADA EN EL HADES (es decir, que Jesús fue en efecto forzado a descender al Hades, solo que no fue dejado allí permanentemente)» (Hechos 2:29-31)
Así, tanto la Escritura Hebrea, como los Escritos cristianos, son contundentes en demostrar la iniquidad que se oculta detras los suaves y dulces dichos que, al maestro de Galilea (paz y bendicion sean con el), atribuyen los Evangelios.




Los creyentes Hebreos podremos a veces ser tontos, ¡Pero no tanto!

La literatura cristiana, reconoce que Jesús (paz sea con el) no pudo salvar a Juan el Bautista [un hombre Justo, que merecía ser librado], de las manos del perverso Rey Herodes [un enemigo que, a pesar de ser malvado, solo era un débil y mortal ser humano]. Pero, a pesar de esto, los Cristianos esperan que los Hebreos creamos [ingenuamente] que Jesús podrá en efecto salvar a todos los impíos del mundo [aun si estos últimos no lo mereciesen], librandoles de las manos de la muerte [un poderoso e inmortal enemigo]. Es que, si Jesús era en realidad tan poderoso, ¿por que no hizo con Herodes, lo que mismo que hizo Moisés con Faraón? ¿Por que no enfrento Jesús cara a cara al Rey Herodes? Y, si Jesús en realidad podía conquistar la muerte, ¿porque no resucito a Juan el Bautista, tal y como se alega que resucito a Lázaro, y se resucito a si mismo? ¿O es que, resucitar a un Justo decapitado, se le hacia demasido dificil?



El problema con Yeshua (Jesús, paz sea con el), es que todo lo que tiene que ver con el relato de su vida, esta mal

El problema con Jesús, no es la ausencia de suficiente evidencia externa que valide su realidad histórica; el problema es que, el relato de su existencia, esta mal; y, en los casos donde no es paradójico, es contradictorio, o incierto.
El relato de Jesús esta mal, porque su narrativa “no cuadra” con sus reclamos (es decir, Jesús reclama ser el cordero expiatorio que menciona la Ley, pero a la misma vez muere contradiciendo esa Ley, que ordenaba que el sacrificio fuese hecho dentro del Templo de Jerusalén, a manos de un sacerdote de la descendencia Aaronica, por el método de degollamiento, y sin que el cordero tuviese magulladura ni impureza alguna).
El relato de Jesús esta mal, porque todo lo que alega por un lado, lo contradice por el otro lado (por un lado, dice que Dios es uno, pero por el otro lado dice que Dios es tres; por un lado, dice que nadie ha visto a Dios, pero por el otro lado, dice que el que ha visto a Jesús, ha visto a Dios; por un lado, dice que Dios no puede ser tentado por Satanás, pero por el otro lado, dice que Satanás tentó a Dios en Jesús; por un lado, dice que es mas fácil que pasen el cielo y la Tierra antes de que se abrogue la Ley, pero por otro lado, dice que la Ley era hasta Juan; por un lado, dice que Jesús era bueno, pues no tenia pecado alguno, pero por el otro lado, pone al mismo Jesús diciendo que no merecía ser llamado bueno).
El relato de Jesús esta mal, porque es incierto, ya que Jesús no escribe personalmente ningún evangelio, ni ninguna carta apostólica; y, los que escriben en su nombre, niegan todas y cada una de las grandes verdades reveladas por Dios a Israel (la incorporeidad del Creador, la unicidad de Dios, la recompensa por la obediencia a los mandamientos, el castigo de los que abandonan los mandamientos, la eternidad del pacto Mosaico, la primacía del sacerdocio Aaronico, la circuncisión, el Sábado, etc). Y, si no hay certeza alguna de verdad en el relato de Jesús, entonces el creyente Hebreo no puede incluirlo en su conversación diaria [¡cuanto menos aceptarlo!], pues la Escritura Hebrea ordena que solo hablemos verdad. Como esta escrito: «Estas son las cosas que habéis de hacer: HABLAD VERDAD CADA CUAL CON SU PRÓJIMO…” (Zacarías 8:16).




Un análisis critico acerca de la naturaleza de Yeshua (Jesús de Nazaret, paz sea con el)

Los escritos cristianos, intiman que, el ser humano, tiene una naturaleza dual. En otras palabras, que cada persona consiste de “un hombre externo” [o “cuerpo físico”], así como de “un hombre interno” [o “ser espiritual”] que mora dentro de ese cuerpo externo. Como esta escrito: «Porque SEGÚN EL HOMBRE INTERIOR, ME DELEITO EN LA LEY DE DIOS; pero veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley de mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros. ¡Miserable de mí! ¿QUIÉN ME LIBRARÁ DE ESTE CUERPO DE MUERTE [ES DECIR, DE MI HOMBRE EXTERIOR]?» (Romanos 7:22-24); Y también dice en otro lugar: «antes, AUNQUE ESTE NUESTRO HOMBRE EXTERIOR SE VA DESGASTANDO, EL INTERIOR NO OBSTANTE SE RENUEVA DE DÍA EN DÍA» (2 Corintios 4:16).
Pero, si esto es así, y es cierto que Jesús era también un hombre (como esta escrito: «Pero ahora PROCURÁIS MATARME A MÍ, HOMBRE QUE OS HE HABLADO LA VERDAD, la cual he oído de Dios»- Juan 8:40), entonces “el hombre exterior” de Jesús de Nazaret [es decir, su cuerpo físico], no pudo haber sido el Creador; pues, ese cuerpo físico [o “hombre exterior”], fue creado dentro del vientre de María.
Pero, ¿y que de “el hombre interior” de Jesús? ¿Quien creía Jesús que era el ente espiritual que habitaba su cuerpo físico? Dejemos que sea el mismo Jesús quien provea la contestación a nuestra pregunta: «LAS PALABRAS QUE YO OS HABLO, NO LAS HABLO POR MI PROPIA CUENTA; SINO QUE, EL PADRE QUE MORA EN MÍ, ÉL HACE LAS OBRAS» (Juan 14:10). Es decir, Jesús pensaba que, el hombre interior [o “el ser espiritual”] que habitaba su cuerpo físico, no era otro sino el mismísimo Padre Celestial; creía que, el hombre interior que hablaba y obraba a traves de su hombre exterior, era aquel mismo Padre celestial que había dicho: “ISRAEL ES MI HIJO, MI PRIMOGENITO” (Éxodo 4:22). Note que, lo hasta aquí expuesto, implica que Jesús no se percibía a si mismo como la encarnación de algún “Hijo de Dios” [alguien que fuese la segunda persona de una supuesta Trinidad donde, “El Padre Celestial”, fuese la primera persona]. ¡Jesús creía que era la encarnación de la única persona que componía la totalidad de la esencia Divina [¡el Padre Celestial de Israel!].
En resumen, los Escritos cristianos, proveen evidencia para apoyar la idea de que, el cristianismo original, no percibía a Jesús como la encarnación de la segunda persona de una alegada trinidad Divina, sino que le percibían como a un “hombre externo” [o “un cuerpo físico”] dentro del cual habito en algún momento el Padre celestial de los Israelitas; tal y como en tiempo antaño había habitado en los cuerpos de los israelitas piadosos, a quienes la Escritura describe apropiadamente como a “dioses”, y como a “Hijos del Altísimo”: .«VOSOTROS SOIS DIOSES, Y TODOS VOSOTROS [SOIS] HIJOS DEL ALTÍSIMO» (Salmo 82:6)




El error de referirse al Creador con el nombre “Jehova” que utiliza el Cristianismo

El Nombre “Jehova”, es un novel invento de la teología Cristiana [es decir, el producto de una pobre traducción del texto Hebreo Masoretico]. ¿Por que? Pues porque, el nombre “Jehova”, no aparece ni siquiera una sola vez en toda la Escritura Hebrea. Es que, el Hebreo Bíblico, no contenía en si mismo vocales; así que, el nombre propio de Dios, solo aparece en la Escritura como “‘YHVH” (Note que, la letra “J”, no existía en el Hebreo de los tiempos Bíblicos, así que, el nombre Divino, no podía ser “Jehova”; pues, en todo caso, habría sido “Yehovah”). Pero, como no podemos descartar absolutamente que, la letra “V”, pueda haber sido utilizada para representar la vocal “O”, así como la vocal “U” [como sucede en el Hebreo moderno], el nombre Divino, pudo también haber sido pronunciado como “Yehoh”, o “Yehuh”. Finalmente, como el Salmista dice: “Yah es su nombre” (Salmo 68:4), y todos estamos de acuerdo en que se dice “Halelu-Yah” [y no “Halelu-Yeh”], es muy probable que, la verdadera pronunciación del nombre Divino, haya sido “Yahoh”, o “Yahuh”. Y, esto ultimo, explica a su vez el hecho de que, el nombre que da la Escritura Hebreo para el profeta Elías, era “Eli-Yahuh”, lo cual literalmente significa “Mi Dios es Yahuh”.
Así que, hay una gran probabilidad de que, la pronunciación correcta del nombre Divino, sea “Yahuh”; pero ninguna posibilidad de que haya sido “Jehova”. Pero, si el creyente Hebreo no puede seguir la especulación y la conjetura, ¿Que nombre debe entonces utilizar, a fin de referirse con absoluta certeza al Creador? Pues, si quiere estar absolutamente seguro, debe referirse a Dios por medio de aquellos títulos que utilizaron los Patriarcas para describirle: Nombres como “Elohim” (El Poder de todos los poderes); “El Shaddai” (el Omnipotente proveedor); “El Elyon” (El Dios Altísimo); “Adonai” (“El Señor”); “Elohei Avraham” (El Dios de Avraham); “Magen Avraham” (Escudo de Avraham); Ha Shem (El Nombre); etc.
La Escritura Hebrea, dice que, en el Futuro, cuando los hombres finalmente entiendan el verdadero significa del nombre Divino, se referirán a Dios utilizando el mas perfecto nombre de “Ejad” (una palabra Hebrea que literalmente significa “Uno”, o “Único”). Como esta escrito: «Ese día reinará el Señor en toda la tierra. El Señor será el “Ejad” (único), y “Ejad” (único) será también su nombre» (Zacarías 14:9, Biblia “Dios Habla Hoy”)




Dios aborrece la idolatría; sin importar si viene de los Cristianos, de los Judíos, o de los Musulmanes

La idolatría, es la locura de quien se obstina en afirmar que, aquello que es finito (Moisés, Jesús, Muhammad, la Ciencia, el Evangelio, La Torah, el Corán, etc), es en realidad Infinito (Dios). Y, ¿como justifica el idolatra, esta corrupción de su alma? ¡Pues urdiendo mentiras!; Es decir, atribuyendo falsos atributos y virtudes a su ídolo, a fin de esconder sus faltas, y negar sus limitaciones.
Y es por esto que יהוה (Yah, bendito sea) esta enojado con aquellos que se entregan conscientemente a la idolatría; pues יהוה es un Dios de verdad, que aborrece todo tipo de mentira, y que no falla en castigar a los mentirosos. Como esta escrito:
“Dios de verdad, y sin ninguna iniquidad en él”- Deuteronomio 32:4; “Destruirás a los que hablan mentira; Al hombre sanguinario y engañador abominará יהוה”- Salmo 5:6; “Porque la boca de los que hablan mentira será cerrada”- Salmo 63:11; “El que habla mentiras no se afirmará delante de mis ojos”- Salmo 101:7; “El justo, aborrece la palabra de mentira”- Proverbios 13:5; “El testigo falso, no quedará sin castigo; Y, el que habla mentiras, no escapará”- Proverbios 19:5; “Por cuanto entristecisteis con mentiras el corazón del justo, al cual yo no entristecí, y fortalecisteis las manos del impío, para que no se apartase de su mal camino, infundiéndole ánimo, por tanto, no veréis más visión vana, ni practicaréis más adivinación”- Ezequiel 13:22-23




¿Deben los gentiles hacerse creyentes Judíos? ¿O deben en cambio conformarse con ser creyentes Hebreos?

La palabra "Judio", no es la designacion mas apropiada para describir la fe originalmente revelada por Dios a Israel. Es que, describir la fe de Israel con la palabra “Judio”, es algo que no encontramos ocurriendo siquiera una sola vez en los Libros de Moises, o en los escritos de los antiguos profetas. Lo mismo sucede con la palabra “Noahida” que no aparece en ninguna parte de la Escritura hebrea, ni aparecen tampoco ejemplos de personas que se hubiesen convertido al Noahismo.
Es que, los antiguos seguidores de la fe de Israel, no se percibian a si mismos como “creyentes Judios”, sino como “creyentes Hebreos”]; pues la realidad historica es que, desde la epoca de Avraham, hasta el tiempo del exilio de Israel [es decir, el exilio de las diez tribus del Norte], los seguidores del Dios de Avraham, siempre fueron conocidos como “Hebreos” [y no como “Judios”]. Como esta escrito: «Y vino uno de los que escaparon, y lo anunció a ABRAM EL HEBREO» - Genesis 14:13; «MIRAD, NOS HA TRAÍDO UN HEBREO [JOSE], para que hiciese burla de nosotros» - Genesis 39:14; «Porque fui hurtado de LA TIERRA DE LOS HEBREOS» - Genesis 40:15; «CRECIDO YA MOISÉS, salió a sus hermanos, y los vio en sus duras tareas, y OBSERVÓ A UN EGIPCIO QUE GOLPEABA A UNO DE LOS HEBREOS, SUS HERMANOS - Exodo 2:11; «y dile: יהוה EL DIOS DE LOS HEBREOS ME HA ENVIADO a ti, diciendo: Deja ir a mi pueblo, para que me sirva en el desierto» - Exodo 7:16; «SI SE VENDIERE A TI TU HERMANO HEBREO O HEBREA, y te hubiere servido seis años, al séptimo le despedirás libre» - Deut. 15:12; «Cuando los filisteos oyeron la voz de júbilo, dijeron: ¿Qué voz de gran júbilo es esta en EL CAMPAMENTO DE LOS HEBREOS? Y supieron que el arca de יהוה había sido traída al campamento» - 1 Samuel 4:6; «Y él [Jonas] les respondió: SOY HEBREO, Y TEMO A יהוה, DIOS DE LOS CIELOS, que hizo el mar y la tierra» - Jonas 1:9.
Asi, mientras las doce tribus de Israel estuvieron unidas en su Tierra, los seguidores del Dios de Avraham, se identificaron a si mismos como “creyentes Hebreos”. Pero, cuando las diez tribus del Norte fueron exiliadas, solamente quedo sobre la Tierra el Reino de Judah [que tambien incluia la Tribu de Benjamin]. Y, a los creyentes Hebreos de esa tribu de Judah, se les comenzo a llamar “creyentes Judios”. Y es por esto que, el termino “Judio”, viene a aparecer en la Escritura Hebrea de forma tan tardia [en la epoca de Jeremias, Zacarias, Esdras, Ester y Nehemias].
Curiosamente, ya que los creyentes Hebreos pertenecientes a la tribu de Judah [es decir, “los Judios”], convivieron durante un tiempo con los creyentes hebreos que quedaron de las diez tribus exiliadas, cuando los Judios se referian a estos otros creyentes, lo hacian utilizando el pseudonimo de “Hebreos” [haciendo de este modo una clara distincion entre lo que era ser “un creyentes Hebreo”, y lo que era ser “un creyente Judio”]. Como esta escrito: «que cada uno dejase libre A SU SIERVO Y A SU SIERVA, HEBREO Y HEBREA; QUE NINGUNO USASE A LOS JUDÍOS, SUS HERMANOS, como siervos» - Jeremias 34:9.
En resumen, la religion revelada por Dios a Israel, fue la religion Hebrea; pero, la Escritura Hebrea muestra que, la realidad historica de Israel, seria de tal naturaleza, que se hizo inevitable el que los sobrevivientes del exilio [es decir, los miembros de la tribu de Judah], desarrollasen su propia version de la fe Hebrea. A esta version de la fe Hebrea desarrollada por los integrantes de la tribu de Judah, se le vino a conocer con el nombre de “Judaismo”; pues la escritura describe a sus seguidores, utilizando el epiteto de “Judios”. Pero la Escritura tambien muestra que, aquellas personas que deseaban practicar la fe de Avraham, sin ser parte de la tribu de Judah [como fue el caso con los Gabaonitas], no podian identificarse a si mismos como “Judios”, sino como “Hebreos”. Y este es el presente estado de cosas: que un gentil no puede hacerse propiamente “un creyente Judio” [pues no es un descendiente de la tribu de Judah], pero puede en efecto hacerse “un creyente Hebreo”; pues muy probablemente desciende de alguna de las diez tribus exiliadas. Y, aun si no fuese descendiente de alguna de las diez tribus exiliadas, podria de todos modos hacerse un creyente Hebreo, tal y como hicieron Sefora, los hijos de Jetro, los Gabaonitas, Rahab, Ruth, y tantos otros mas.




¿Por que cuestionan los ateos la existencia del Dios de los Hebreos?

Los Hebreos postulan que Dios creo todas las cosas. Y, cuando dicen "Todas las cosas", lo dicen en un sentido literal. Es decir, postulan que Dios creó el tiempo, el espacio, la materia, la energia, las dimensiones, las ideas, y hasta la existencia misma. De hecho, el historiador Flavio Josefo, afirma que los antiguos Hebreos creian que Dios se habia creado a si mismo. Es decir, el Dios que postulan los Hebreos, es inexistencia absoluta. Y, esta inexistencia, no solamente crea la existencia, sino que tambien crea todo lo que esa existencia contiene. Pero, si asumiesemos como cierto lo que postulan los Hebreos [que el Creador es inexistencia absoluta], ¿que sentido haria preguntarnos si Dios existe? ¿No es Dios [por definicion] inexistente?
Asi que, cuando un ateo pregunta si el Dios de los Hebreos realmente existe, demuestra con ello que no tiene la menor idea de que (o quien) es el Dios de los Hebreos; pues, estos ultimos, postulan que su Dios es precisamente esa inexistencia que los ateos tanto defienden.




Dios Su Realidad No Debe Parecernos Fantastica



El ateísmo, es ignorancia voluntaria; algo así como el hombre que, luego de que se le lleva a Israel, y se le muestra la tumba de José, de Sara, y de Avraham, responde diciendo: "Israel no existe, ni tampoco existen José, Avraham, ni Sara; pues todos ellos son mitos sacados de la Biblia, un libro sin ninguna relevancia histórica ni científica, pues esta basado en la ignorancia y la credulidad de los hombres primitivos"





No cambie una idolatría por otra; ni deje que nadie le enturbie el agua que ya está clara

La Escritura Hebrea, advierte lo siguiente: «Así ha dicho יהוה: “maldito el varón que confía [ciegamente] en [la opinión de] el hombre, y pone carne [perecedera] por su brazo [por su fortaleza y confianza], y su corazón se aparta de [la completa confianza en] יהוה. Será como la retama en el desierto, y no verá cuando viene el mal, sino que morará en los sequedales en el desierto, en tierra despoblada y deshabitada”»- Jeremías 17:5-6.
Y el anterior pasaje significa que, si usted ha dejado de seguir ciegamente a los Pastores Cristianos, para en cambio seguir ciegamente a los Rabinos Judíos [o a los Imanes Musulmanes], usted ha hecho el avance de “Juan Bobo”; pues simplemente ha cambiado una forma de idolatría, por otra forma de idolatría. Comience a poner su confianza en lo que dijo personalmente Dios, cuando escribió su diez mandamientos, sobre las dos tablas de Piedra, y deje de creer ciegamente en lo que, acerca de esos mandamientos, dice el hombre [el Rabino, el Pastor, el Sacerdote, el Imán, etc]. Recuerde que, el clero de todas las religiones, es como el buen pescador; que no obtiene beneficio alguno de que el agua este clara, sino que tiene que “revolcar el rio”, si es que desea obtener su sustento.




¿Pagar por una Conversiones Ortodoxa en Jerusalén? ¡Seria mas “Kasher” si la hiciese en Yemen!

Tanto en Jerusalén, como en Tel Aviv, se celebran paradas de orgullo Gay. Y esto, según la Torah, equivale a idolatría. Es decir, la Torah considera ambas cosas como una misma cosa: ABOMINACION. Es que, con respecto a la idolatría, la Torah dice: «Si oyeres que se dice de alguna de tus ciudades que יהוה tu Dios te da para vivir en ellas, que han salido de en medio de ti hombres impíos que han instigado a los moradores de su ciudad, diciendo: Vamos y sirvamos a dioses ajenos, que vosotros no conocisteis; tú inquirirás, y buscarás y preguntarás con diligencia; y SI PARECIERE VERDAD, COSA CIERTA, QUE TAL ABOMINACIÓN SE HIZO EN MEDIO DE TI, IRREMISIBLEMENTE HERIRÁS A FILO DE ESPADA A LOS MORADORES DE AQUELLA CIUDAD, destruyéndola con todo lo que en ella hubiere”- Deut. 13:12-15. Y, con respecto a la homosexualidad, la Torah dice: “SI ALGUNO SE AYUNTARE CON VARÓN COMO CON MUJER, ABOMINACIÓN HICIERON; AMBOS HAN DE SER MUERTOS; sobre ellos será su sangre» (Levítico 20:13).
Es decir, ya que la Torah considera que, la homosexualidad promovida por una ciudad israelita, equivale a la promoción de la idolatría por esa misma ciudad, el castigo que prescribe en ambos casos, es el mismo: la muerte de sus moradores (incluyendo a sus Rabinos). Así, mientras se continúen llevando a cabo paradas de orgullo Gay, ningún Rabino que resida en Jerusalén, o en Tel Aviv, esta autorizado por la Torah a oficiar [ni mucho menos bendecir] ninguna conversión al Judaísmo [independientemente de si la conversión se lleva a cabo en Jerusalén, en Tel Aviv, o en algún otro país del Mundo]; pues, ese Rabino residente de Jerusalen [o de Tel Aviv] está bajo la maldición de la Ley. Y, el que tal Rabino intente oficiar [o bendecir] una conversión al Judaísmo, seria una burla a la Fe, y una blasfemia al nombre del Altísimo; pues nadie puede dar o otros, una bendición Divina con la cual no cuenta.
¿Y como estamos completamente seguros de que, la abierta practica de la inmoralidad sexual [la homosexualidad], condena a la muerte a todos los habitantes de una ciudad? Pues los sabemos por el relato de lo sucedido a la concubina del Levita, que fue ultrajada públicamente por los hombres de Gabaa, una de las ciudades de Benjamín. ¿Cual fue el castigo para los habitantes de Gabaa? Pues el exterminio de sus moradores. Como esta escrito: “Pero cuando estaban gozosos, HE AQUÍ QUE LOS HOMBRES DE AQUELLA CIUDAD, HOMBRES PERVERSOS, RODEARON LA CASA, golpeando a la puerta; y hablaron al anciano, dueño de la casa, DICIENDO: SACA AL HOMBRE QUE HA ENTRADO EN TU CASA, PARA QUE LO CONOZCAMOS (SEXUALMENTE).... Y VINIERON CONTRA GABAA DIEZ MIL HOMBRES escogidos de todo Israel, y la batalla arreciaba; MAS ELLOS NO SABÍAN QUE YA EL DESASTRE SE ACERCABA A ELLOS.... Y LOS HOMBRES DE ISRAEL VOLVIERON SOBRE LOS HIJOS DE BENJAMÍN, Y LOS HIRIERON A FILO DE ESPADA, ASÍ A LOS HOMBRES DE CADA CIUDAD COMO A LAS BESTIAS Y TODO LO QUE FUE HALLADO; ASIMISMO PUSIERON FUEGO A TODAS LAS CIUDADES...”- Jueces 19:22; 20:34 & 48.
En resumen, si usted quiere estar seguro de que su conversión al judaísmo es halajicamente válida, tiene que hacerla con un rabino que venga de una ciudad que no promueva las paradas de orgullo Gay. Y, la única manera de estar seguro de esto, es hacer la conversión bajo el auspicio de un Rabino que viva en algún país que prohíba las paradas de orgullo Gay; Rabinos que vengan de países como Irán, Etiopía, o Yemen [donde, la Ley Shariah, castiga la abierta Homosexualidad]




El Cristianismo es bueno; pero, su teologia acerca de "la Salvacion gratuita", es extraviada

El Cristianismo es bueno, pues alienta al hombre a acercarse a su Creador. Pero, la teología Cristiana acerca de “la salvación gratuita”, es pura necedad. ¿Por que? Pues porque equivale a decir que, un Hombre que es infinitamente rico, viene un día, y decide regalar todos sus trillones a sus hijos, a pesar de que sabe que sus hijos no han trabajado una sola hora en toda su vida, ni tampoco saben lo que es ganarse honradamente un solo centavo. ¿No seria necio de parte de este Padre, el haber puesto trillones de dolares en manos de hombres que nunca han experimentado en carne propia lo difícil que es ganarse la vida?
¿No confirma el Evangelio esta misma verdad? ¿Que sucedió con el Hijo prodigo, luego que su Padre le diera [antes de tiempo] su herencia? ¿No la despilfarro toda? ¿No se entrego este hijo a la maldad? ¿No termino solo, abandonado, en bancarrota, y morando entre los cerdos? Así, seria una grave necedad, el postular que, el Padre celestial, es menos sabio que un Padre terrenal; pues, a diferencia de este ultimo, el Creador “regala” a sus hijos, el tesoro de la salvación, sin pedir de antemano que sus hijos trabajen por ella [haciendo el bien encarnado en los mandamientos], a fin de que aprendan el esfuerzo [y el valor] que implica tener que ganarse el sustento eterno.




El cristianismo es bueno, pues llama a los hombres al arrepentimiento; pero, su teologia es tan ambivalente y contradictoria, que requiere que cometamos suicidio intelectual

(1) En Mateos 2:23 dice: "Y vino y habito en la ciudad que se llama Nazaret, para que se cumpla lo que fue dicho por los profetas, que había de ser llamado Nazareno". ¿Qué profeta dijo esto? ¿Donde en las Escrituras Hebreas se encuentra este versículo?
(2) En Mateos 27:9 y 10 dice: "Entonces se cumplió lo dicho por el profeta Jeremías, que dijo: Y tomaron las treintas piezas de plata precio con que fue tazado". ¿En que parte del libro de Jeremías dice esto?
(3) En Mateos 23:35 dice: "Para que venga sobre ustedes la sangre que se ha derramado sobre la tierra, desde la sangre de Abel el justo, hasta la sangre de Zacarias, hijo de Barequias el cual ustedes mataron entre el altar y el templo". ¿Donde en las Escrituras Hebreas se encuentra este versículo. ¿Fue asesinado de esa manera el hijo de Berequías?
(4) En Marcos 9:11-13 dice que es necesario que Elias venga antes, pero ¿Donde dice que "le harían lo que quisieran" (cortarle la cabeza), como dice el verso 13? ¿Donde esta escrito que tenia que morir de esa manera?
(5) ¿Donde profetizan las Escrituras Hebreas que Elias solo vendría en sentido espiritual?
(6) Galatas 3:19 y Hechos 7:53 dicen que la Ley fue dada por medio de ángeles. ¿En que verso dice tal cosa la Escritura Hebrea?
(7) Juan 17:12 habla de Judas como el "Hijo de perdición... “para que se cumpla la Escritura". ¿Donde esta esta profecía? ¿En que parte de las Escrituras Hebreas?
(8) Si Jesus era realmente Hijo de Dios, ¿Porque los Evangelios le llaman "el Hijo del hombre"?
(9) ¿Como se prueba que Jesús vino de la tribu de David? (10) ¿Donde se encuentra en las Escrituras Hebreas que el Mesías sería la encarnacion de Dios?
(11) Pablo dice que es solo por medio de sacrificio de sangre que se perdonan los pecados. Pero Deuteronomio 22: 13, 21, Numeros 15: 32-36, y Levíticos 24:10-17, dicen lo contrario.
(12) ¿Donde dice en las Escrituras Hebreas que un humano perfecto era el sacrificio ideal para perdonar pecados?
(13) ¿Porque los padres de Jesus no le dieron el nombre de “Emanuel”?
(14) ¿Porque Jesús murió en una cruz? ¿Donde en las Escrituras Hebreas dice que esa era la muerte que debia sufrir “el cordero de Dios”?
(15) ¿Cuantos hijos tiene Dios? ¿No son tambien los creyentes Hebreos llamados “hijos del Altisimo” (“Yo dije: Vosotros sois dioses, Y todos vosotros hijos del Altísimo”- Salmo 82:6)? ¿No son los angeles tambien llamados “Hijos de Dios” (“Aconteció que otro día vinieron los hijos de Dios para presentarse delante de Yah, y Satanás vino también entre ellos presentándose delante de Yah”- Job 2:1)? Y, si Dios llama así tanto a sus ángeles, como a los creyentes Hebreos, ¿por qué se dice que Jesús es el unigénito (unico) hijo de Dios (Juan 3:16)?
(16) ¿Donde se encuentra en las Escrituras Hebreas que 75 almas fueron a Egipto con Jacob, según dice Hechos 7:14?
(18) ¿Porque razón tuvo Jesús que pagar por el pecado de otros, si Jeremías 31:29 y Ezequiel 18:2-4 dicen que cada cual pagara por su propio pecado?
(19) En Juan 7:38 dice: "El que cree en mi, como dice la Escritura, de su interior fluirán ríos de agua viva". ¿Donde se encuentra esa "Escritura" en la Biblia hebrea?
(20) ¿Porque las genealogías de Jesús no concuerdan? Compare la de Mateo y la de Lucas, y notara que; (1) Una es más larga que la otra; (2) Que la mitad de los nombres, no concuerdan.
(21) Si Jesús le prometió al ladrón, en su momento de muerte, cuando ya no podía hacer ni bien ni mal: "estarás conmigo en el paraíso" (Lucas 23:43), ¿Como es que dijo antes que solo los que hacen la voluntad de su Padre entrarían al reino (“No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos”-Mateo 7:21)?
(22) En 1 de Corintios 15:15 se dice que Jesús se le apareció a Pedro, y después a los doce. ¿Si Judas ya había muerto y su sucesor no había sido nombrado hasta la resurrección de Jesús; quien era el apóstol numero doce?
(23) Parece que hay una contradicción en esto: Cuando las mujeres fueron informadas que Jesús había resucitado; ¿Ocultaron la noticia porque tenían miedo (Marcos 16:8), o corrieron a decirlos a los dicipulos? (Lucas 24:9; Mateos 28:8)
(24) Difícilmente un testimonio será creíble si se contradice: ¿Quien llego primero a la tumba vacía? ¿Solamente Maria Magdalena (Juan 20:1), Maria Magdalena y la otra Maria (Mateos 8:1), o las dos Maria y Salome (Marcos 16:5)?
(25) ¿Que hizo Judas con las treinta piezas de plata? ¿Compro un campo y cayendo murió reventado? (Hechos 1:18) ¿o las regreso a los principales de los sacerdotes y fue y se ahorcó? (Mateos 27: 3 al 7)
(26) ¿Cual era el estado emocional de Maria magdalena cuando el Jesús resucitado se le aparece por vez primera? ¿Estaba llena de gozo (Mateos 28: 8 y 9)? ¿O estaba llorando (Juan 20:4)?
(27) En Mateos 21: 19 al 21, Jesús maldice una higuera, hasta matarla. ¿Porque Jesús se va contra la Ley, que prohíbe que se dañe árboles frutales? (Deuteronomio 20: 19 y 20). ¿Porque la culpo de no tener fruto, si reconoció que estaba fuera de tiempo? ¿No se supone que Jesus cumplió toda la Ley?
(28) ¿A quien se le aparece Jesús por primera vez después de haber resucitado? ¿A Maria Magdalena y a las otras mujeres (Mateos 28:9)? ¿Solo a Maria Magdalena (Marcos 16:9)? ¿A Cleofas y a otro seguidor (Lucas 24:13)?
(29) Si Jesús es el sacrificio perfecto ¿Porque Ezequiel anunció que se iba a construir un tercer templo? (Ezequiel 37:26 al 28; Ezequiel 40 al 48; Isaias 33:20).
(30) Y si no es así, ¿puede probar usted que el tercer Templo no será construido?
(31) ¿En que parte de las Escrituras Hebreas dice que habrá un nuevo pacto que anulará la Torah misma?
(32) Si las leyes del antiguo pacto caducaron, ¿Cuales son las nuevas leyes? ¿Que dicen especificamente estas leyes acerca de la liberacion de los esclavos? ¿acerca de con quien puede [y no puede] casarse una viuda? ¿que dicen acerca de que porcion de los campos debe dejarse para los pobres? ¿que dicen acerca del periodo de descanso designado a la mujer que ha acaba de dar a luz a un hijo? ¿que dice acerca de las penas y las compoensaciones que conllevan los distintos tipos de delitos (robo, asesinato, violacion, adulterio, incesto, fraudes, salarios de los empleados, etc)
(33) Si el perdonan los pecados se obtiene solo por medio de la sangre, ¿por que se le permite a los pobres ofrecer un efah de harina fina para expiación de pecados? (Levíticos 5:11)
(34) ¿Porque fue muerto Jesús en la época de la Pascua? ¿No debio haber muerto Jesus en la epoca donde se celebra la fiesta donde se expian los pecados de toda la nacion de Israel (Yom Kippur)?
(35) ¿Donde dicen las Escrituras Hebreas que la Pascua tenia como finalidad limpiar los pecados de Israel?
(36) ¿Por que si Jesús dio su sangre para limpiar los pecados, este no murió en Yom kippur? ¿No es esta la fiesta en la cual se hacen los sacrificios para el perdón de los pecados de todo el pueblo de Israel?
(37) ¿En que parte de las Escrituras Hebreas [que hablen del Mesías], se nos dice que, este ultimo, limpiaría el pecado de toda la nacion de Israel, asi como del resto del Mundo?
(38) En Mateo 1:18-25, se dice que un ángel aparece a José, y le da un mensaje sobre el niño que esta por nacer. En Lucas, se le aparece un ángel a Maria, y le dice que, lo que ella tiene en su vientre, será grande, y sera llamado hijo del Altísimo. Pero, si esto sería asi, ¿por qué entonces se nos dice en Marcos 3:20-21 que sus familiares le quería, prender, pues pensaban que estaba loco? ¿No se supone que que ya supieran que Jesus sería el grande hijo del Altisimo (el Mesias prometido)?
(39) Si el angel dijo tales cosas acerca de Jesus a Maria, ¿Porque entonces Marcos 6:4-6 dice que, ni los de su propia casa, creían en el?
(40) En la entrada triunfal en Jerusalén (Juan 12:12), se dice que Jesús se sentó en un Pollino de Asna; lo mismo dice Marcos. ¿Porque razón dice Mateo 21:1-7 que Jesus pidió dos animales, y se sentó en ellos? (Véase el versículo 7).
(41) Juan el Bautista bautizaba para arrepentimiento (Mateos 3:11). Si Jesús no tenia tacha, ni pecado ¿Por que tenía Juan que bautizarlo?
(42) Si contestas la anterior pregunta con el verso en Mateos 3:15 (alegando que era, “para que se cumpliera toda justicia”), ¿Cual era esa “justicia" que tenia que cumplirse? ¿Donde en la Escritura Hebrea se describe tal justicia? ¿Seria acaso la justicia de aclarar que, no hay ningun hombre justo que haga solamente el bien, y nunca peque? (“Ciertamente no hay hombre justo en la tierra, que haga (solo) el bien, y nunca peque”- Eclesiastés 7:20)
(43) De donde se saco el nombre de "campo de sangre" de Mateos 27:6-8, y de Hechos 1:18, 19?
(44) ¿Cuando fue la ascensión de Jesús? ¿El mismo día de su resurrección (Lucas 24:31)? ¿O cuarenta días después (Hechos 1: 9 al 12)?
(45) ¿En que lugar ocurrió la resurrección? ¿En Betania (Lucas 24:50-51), o en el Monte de los Olivos (Hechos 1:9-12)?
(46) ¿Cual fue la experiencia de los que acompañaban a Pablo en el Camino a Damasco?: a) Oyeron la voz, pero no vieron nada (Hechos 9:7) b) Vieron la luz, pero no oyeron nada (Hechos22:9) c) Cayeron todos a tierra (Hechos 26:14)
(47) En la misión de predica que se le encomienda a los Doce Apóstoles, ¿que cosas les dice Jesús que no deben llevar? Mateos 10:9-10, y Lucas 9:3-5, dicen: "No lleven bastón, ni pan, ni dinero, ni tomes dos vestidos cada uno". En cambio, Marcos 6:8, dice otra cosa.
(48) Juan el Bautista reconoce a Jesús desde que esta en el vientre de su Madre (Lucas 1:44). Mas tarde lo reconoce, como "el Cordero de Dios que quita los pecados del mundo (Juan 1:29 y 36)" ¿Porque razón Juan duda de el, y no le reconoce, cuano esta en la carcel (Lucas 17:18 al 23)? ¿Seria acaso porque Juan estaba defraudado de que Jesus no tuviese el valor de confrontar publicamente el pecado del Rey Herodes? ¿O seria porque pensaba que, si Jesus no era lo suficientemente poderoso como para librar a un solo israelita de la injusticia del tirano Herodes, mucho menos podria librar a tods los Israelitas de la injusticia del Tirano Cesar?
(49) ¿Quien instituyo la cena pascual? Jesús, según Mateos 26:26:29, Marcos 14:22-25, Lucas 22:17-19? ¿El Apóstol Pablo, según 1 de Corintios 11:23? ¿Dios, según Éxodo 12:14, 12:24-26, 12:43-47?
(50) ¿Como es que Jesús aparenta contradecir las Escrituras Hebreas, cuando dice en Marcos 2:25-26 que Abiatar era el Sumo Sacerdote, cuando en realidad era Ahimeleq? (1 de Samuel 21)
(50) ¿Por que se dice que Abiatar era sumo sacerdote, cuando Abiatar era realmente era uno de los muchos hijos del Sumo Sacerdote Ahimeleq (“Pero uno de los hijos de Ahimelec, hijo de Ahitob, que se llamaba Abiatar, escapó, y huyó tras David”- 1 Samuel 22:20?).
(51) En Hechos 7:16, se dice que Abraham compró un sepulcro de los hijos de Hamor, de Siquem. ¿Donde en las Escrituras Hebreas se encuentra tal versículo? ¿No dicen las Escrituras Hebreas que, el sepulcro que compro Abraham, se lo compró a Efróon el Heteo, y que no estaba en Siquem, sino en Hebron (“Y QUEDÓ LA HEREDAD DE EFRÓN que estaba en Macpela al oriente de Mamre, la heredad con la cueva que estaba en ella, y todos los árboles que había en la heredad, y en todos sus contornos, COMO PROPIEDAD DE ABRAHAM, en presencia de los hijos de Het y de todos los que entraban por la puerta de la ciudad. DESPUÉS DE ESTO, SEPULTÓ ABRAHAM A SARA SU MUJER EN LA CUEVA DE LA HEREDAD DE MACPELA AL ORIENTE DE MAMRE, QUE ES HEBRÓN”- Génesis 23:17-19.
(52) ¿Que fue lo que en realidad se compró de los hijos de Hamor? ¿No fue el campo donde se enterró a José (“Y enterraron en Siquem los huesos de José, que los hijos de Israel habían traído de Egipto, EN LA PARTE DEL CAMPO QUE JACOB COMPRÓ DE LOS HIJOS DE HAMOR padre de Siquem, por cien piezas de dinero; y fue posesión de los hijos de José”- Josue 24:32)?
(53) ¿Quien hizo este trato o compra? ¿No fue Jacob?
(54) ¿Donde en las Escrituras Hebreas se encuentra de forma explicita el nombre “Jesús de Nazaret”?
(55) ¿Por qué cree usted que, el nombre “Jesús de Nazaret”, no se encuentra en las Escrituras Hebreas?
(56) ¿Que significan para usted los siguientes versos?: “Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros”- Éxodo 3:14 (ojo con este verso); “He aquí que yo envío muchos pescadores, dice Yah, y los pescarán, y después enviaré muchos cazadores, y los cazarán por todo monte, y por todo collado, y por las cavernas de los peñascos”- Jeremías 16:16; “Porque Yah de los ejércitos lo ha determinado, ¿y quién lo impedirá? Y su mano extendida, ¿quién la hará retroceder?”- Isaías 14:27.
(57) ¿Que día celebro Jesús la cena Pascual? ¿El primer día de la Pascua (Mateos 26:17, Marcos 14:12, Lucas 22:7)? ¿Antes de la vispera (o “dia de preparacion”) de la Pascua (Juan 19:14)?
(59) 1 Corintios 10:1-4 dice: "No quiero que ignoren, hermanos, que nuestros padres estuvieron todos bajo la nube y todos atravesaron el mar; y todos fueron bautizados en Moisés, por la nube y el mar; y todos comieron el mismo alimento espiritual; y todos bebieron la misma bebida espiritual, pues bebían de la roca espiritual que les seguía; y la roca es Cristo". Ahora, preguntamos, ¿Donde dice en las Escrituras Hebreas que se puede bautizar a alguien por o con una nube? Nada dice de una roca que los seguía. ¿Donde se encuentra este versículo, ya que Éxodo 14:22 no dice nada de esto?
(60) En Hebreos 9:19-20 dice: «Pues Moisés, después de haber leído a todo el pueblo todos los preceptos según la Ley, tomó la sangre de los novillos y machos cabríos con agua, lana escarlata, e hisopo, y roció el libro mismo, y a todo el pueblo diciendo: “Esta es la sangre de la Alianza que Dios ha ordenado para ustedes"». ¿Donde dice en las Escrituras Hebreas que el Libro fue rociado con sangre? (Éxodo 24:6-8)
(61) En Hebreos 11:21 dice: "Por fe, Jacob, moribundo, bendijo a cada uno de los hijos de José, y se inclinó apoyado en la cabeza de su bastón. Ahora, si lees Génesis 47:31 dice; «Júramelo», dijo. Y José se lo juró. Entonces Israel se inclinó sobre la cabecera de su lecho". ¿Por qué razón la discrepancia entre bastón y cabecera de su lecho?
(62) 1 Corintios 15:23 dice: "Porque les transmití, en primer lugar, lo que a su vez recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, según las Escrituras"; Si el murió por los pecados, y puso su vida de su propia voluntad, ¿Por qué pidió varias veces a Dios que lo librara de la muerte? (Hebreos 5:7, Lucas 22:42-44)
(63) En Juan 2:13-16 leemos lo siguiente: "Se acercaba la Pascua de los judíos, y Jesús subió a Jerusalén. Y encontró en el Templo a los vendedores de bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas en sus puestos. Haciendo un látigo con cuerdas, echó a todos fuera del Templo, con las ovejas y los bueyes; desparramó el dinero de los cambistas, y les volcó las mesas; y dijo a los que vendían palomas: «Quiten esto de aquí. No hagan de la Casa de mi Padre una cueva de ladrones»". Si la Torah ordena en Deuteronomio 14:22 al 26, que se ponga en un lugar escogido del templo algun tipo d elugar o mercado donde se pueda intercambiar dinero por animales, ¿Porque Jesús hizo lo que hizo, y dijo que estos estaban haciendo de la casa de Dios una cueva de ladrones? Además, el atrio de los gentiles no era parte de la "casa de Dios" sino un lugar profano.
(64) Hebreos 8:13 dice: "Al decir nueva, declaró anticuada la primera; y lo anticuado y viejo está a punto de cesar". Si la Ley fue quitada, y Jesús la clavó en el madero. ¿Como es que Jesús dice lo contrario en Mateos 5: 17-19: "No piensen que he venido a abolir la Ley y los Profetas. No he venido a abolir, sino a dar cumplimiento. Sí, les digo antes ha de pasar el cielo y la tierra, antes que pase una jota o una tilde de la Ley sin que todo suceda. Por tanto, el que traspase uno de estos mandamientos más pequeños, y así lo enseñe a los hombres, será el más pequeño en el Reino de los Cielos; en cambio, el que los observe y los enseñe, ése será grande en el Reino de los Cielos". ¿Si él dice que hay que observar los mandamientos de la Ley, y hay que enseñarlos a otros, ¿por dice entonces el libro de hebreos que la Ley fue quitada? ¿Cual de los dos tiene la razón? ¿Jesus? ¿O Pablo?
(65) Si la Ley fue quitada con la muerte de Cristo, ¿porque los primeros cristianos siguieron cumpliendo la Ley? Por ejemplo, Hechos 15:19 al 21 dice: "Por esto opino yo que no se debe molestar a los gentiles que se conviertan a Dios, sino escribirles que se abstengan de lo que ha sido contaminado por los ídolos, de la impureza, de los animales estrangulados, y de la sangre. Porque, desde tiempos antiguos, Moisés tiene en cada ciudad sus predicadores, y es leído cada Sábado en las sinagogas". ¿Por qué los judeo cristianos seguían guardando los sábados? ¿Porque seguían asistiendo a las sinagogas?
(66) El libro de Galatas afirma que la circuncisión no salva. ¿Y donde en las Santas Escrituras dice que esta había sido alguna vez para salvación? Nunca fue dicho que esta era para salvación, sino que solo era un pacto entre Dios e Israel, para heredar la tierra, y multiplicarse. ¿Cual era la razón de esta contienda contra la circuncisión?
(67) ¿Estaba Jesús ayunando, cuando estaba siendo tentado en el desierto? Marcos 1:12-13 dice que, cuando el estaba en el desierto, los ángeles le servían. ¿Si no era comida lo que le servían, entonces que era?
(68) Mateo 4:2-3 dice que, en la tentación, Jesus se hallaba solo. ¿En que quedamos? ¿estaba solo? ¿o estaba con los ángeles?
(69) Marcos dice que Jesus fue tentado durante los 40 días de su estadía en el desierto; pero Mateo dice que fue tentado luego que pasaron esos 40 días. ¿Cual es la verdad?
(70) ¿Fue llevado o no Jesús al desierto para ser tentado? ...Todos los cristianos saben que, según el Evangelio de Mateo, la tentación sucedio luego que Jesus salio de las aguas, donde fue bautizado por Juan; pero, si miramos de cerca los evangelios, hallaremos que Juan 1: 35-42 dice que, el encuentro con Natanael, fue "al siguiente día", (o sea, el segundo día después del bautismo); y que, al tercer día, salió para Caná de Galilea, donde se celebraron las famosas bodas del milagro del vino. ¿Qué fue entonces lo que realmente ocurrió? ¿La tentación en el desierto? ¿o el milagro en las bodas de Caná? Aquí tenemos [aparente] una gran contradicción.
(71) Si Jesús se apartó solo a orar en el Getsemaní, en su última noche, y los evangelios dicen cláramente que sus discípulos estaban durmiendo ¿Cómo supieron que cosa específicamente dijo en esa oración, si nadie le oyó?
(72) De acuerdo a Marcos 8:12 Jesús dijo: "¿Porque pide señal esta generación? En verdad les digo que no será dada señal alguna a esta generación (hablando de los Judíos)". Pero, Juan 12:37, y Hechos 2:22 dice que muchas señales se les dio a esa generación de incrédulos. ¿En que quedamos, se las dio, o no?
(73) Marcos 6:5 dice, debido a la incredulidad de sus oyentes, Jesus no pudo hacer muchos milagros en Nazaret. Pero, en Marcos 10:27 se nos dice: "Para Dios, nada es imposible".
(74) Jesús dice en Juan 5:31-32: "Si doy testimonio de mi mismo, mi testimonio no es verdadero. Otro es el que da testimonio de mi; y se que el testimonio que da de mi es verdadero". Mas tarde, en Juan 8:14, Jesus dice: "Aunque yo doy testimonio de mi mismo, mi testimonio es verdadero, porque se de donde he venido, y a donde voy”. Esto lo dijo Jesus a los Fariseos que alegaban que su testimonio no era verdadero, ya que provenia de el". ¿Como es entonces el asunto? ¿Dió testimonio a favor de si mismo, o no lo dio?
(75) En la ultima Cena, Juan le pregunta a Jesús, "Señor, ¿a donde vas?" (Juan 13:36). En Juan 14:5, Tomás le dice a Jesús que el no sabe a donde va Jesús; pero, en Juan 16:5, Jesús dice: "Voy al que me envió ¿y ninguno de ustedes me pregunta: A donde vas?" ¡Pero si Pedro y Tomás le preguntaron a donde iba!
(76) En Juan 17:12 se menciona a un hijo de perdición, y cómo se cumplió esta profecía. ¿Donde en las Escrituras Hebreas se encuentra esta profecía?
(77) Según Jesús, ¿Quien,juzgara al pecador? En Juan 5:22, Jesús dice que el Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio se lo ha dado al Hijo; pero, en Juan 8:15, Jesus dice que el Hijo no juzga a nadie. Juan 12:47 dice que Jesus no ha venido a juzgar al mundo, sino a salvar al mundo. Mateos 19:28 dice que, los apóstoles serían quienes juzguen a las doce tribus de Israel. ¿Quien juzgara a quien? ¿Como pueden los 12 apóstoles juzgar a Israel, si Mateos 7:1 dice: "No juzguen, para que no sean juzgados"?
(78) Mateos 5:9 Dice: "Bienaventurado los mansos y los pacificadores, ya que serán llamados hijos de Dios”; pero Jesús parece que se contradice, cuando dice en Mateo 10:34: "No piensen que he venido traer paz en la tierra; no he venido a traer paz, sino espada".
(79) Juan 14:9 dice: "El que me ha visto, ha visto también al Padre”. ¿Como es que dices muestranos al Padre?". Pero Exodo 23:20 dice que, el que ve el rostro de Dios muere. ¿Como es que Felipe seguiese vivo? ¡Y no son pocos los cristianos que afirman haber visto a Jesús!
(80) En Lucas 22:36, Jesús le dice a sus disipulos que, el que tenga bolsa, que la tome, así como su alforja; y que, el que no tenga, que venda su capa y compre una "ESPADA". ¿Como es posible que, en Juan 18: 10 y en Mateos 26: 52, 53, Pedro le corte una oreja a un soldado [o guardia] con una espada [defendiendo a su maestro] y venga Jesús y lo regañe, diciendo: "guarda tu espada, ya que, quien a espada mata, a espada morirá"? ¡Pero si Jesus le habia pedido que llevase una espada!
(81) Romanos 10:13 Dice: "todo aquel que invoque el nombre del Señor, será salvo"; pero Mateos 7:21 dice que, "no todo el que me dice Señor, Señor, entrara en el Reino de los cielos; sino solo el que hace la voluntad de mi Padre, que esta en los cielos". ¿Como es entonces la cosa? ¿Se puede ser salvo con tan solo invocar el nombre del Señor? ¿O la salvacion depende en cambio del bien que hagamos?
(82) En Ecclesiastes 1:4, y Salmo 104:5, dice: "la tierra permanece para siempre"; pero 2 Pedro 3:10 parece decir todo lo contrario.
(83) Según Mateo 17:1, y Marcos 9: 2, Pedro, Santiago, y Juan fueron llevados por Jesús a un monte alto 6 días despues de haberseles dicho que algunos de ellos no moririan antes de ver venir el reino de Dios con poder. Pero, según Lucas 9:28 esto sucedió 8 días despues. ¿Cual de ellos dijo la verdad?
(84) Según Romanos 4:5, y 15:9, Jesús justifica al pecador; pero, Proverbios 17:15, nos enseña que “justificar al pecador” es abominación a Dios.
(85) Juan 7: 8-10 dice: "ustedes suban a la fiesta, porque aun no es mi tiempo. Y diciendo esto se quedo en Galilea. Mas como sus hermanos hubieron subido, entonces el también subió a la fiesta, no manifiestamente, sino en secreto". ¿Acaso Jesús rompió su palabra, cuando les dijo a sus hermanos que no iría, y fue de todas maneras? Y, ¿porque subio en secreto?
(86) En Marcos 14:66-72, se nos dice que, una misma criada del Sumo sacerdote, acuso en dos ocasiones a Pedro de ser seguidor del Nazareno [lo cual hizo que Pedro negara dos veces]; entonces, los hombres que alli se encontraban tambuien acusaron a Pedro, lo que causo que Pedro negara por tercera vez. Pero, en Lucas 22:54-62, se nos dice que no fue asi, sino que la criada lo acuso la primera vez, un hombre lo acuso la segunda vez, y otro segundo hombre lo acuso la tercera vez. ¿Cual de los dos relatos es el verdadero?
(87) En Juan 3:13, Jesús dice: "Y nadie subió al cielo, sino el que descendio del cielo, el hijo del Hombre, que esta en el cielo”. El verso dice que nadie subió al cielo, fuera de Jesus; pero, 2 Reyes 2:11, dice que Elias subió al cielo en un carro de fuego. ¿Quien entonces subió primero al cielo? ¿Como podia el evangelio decir que el Hijo del hombre estaba en el cielo [en tiempo presente], si en ese momento Jesus estaba aqui en la Tierra? ¿Puede un hijo de hombre ser omnipresente, para poder estar simultaneamnete en el cielo y en la Tierra?
(88) Juan 20:9 dice que los apostoles no entendían aun las Escrituras [Hebreas], en cuanto a que Jesus habria de resucitaría de entre los muertos. ¿Cuales fueron esas Escrituras? ¿Acaso no dicen las Escrituras Hebreas todo lo contrario; es decir, que el Mesías no moriría, y que por tanto no tendria que resucitar de entre los muertos?
(89) Marcos 10:18 dice: "¿Porque me llamas bueno? No hay bueno, sino solo Dios". Si solo Dios es bueno, ¿como puede serlo Jesús? Jesus mismo pidio que no le dijeran bueno. ¿Acaso no dijo Jesus que era el buen maestro, y el buen pastor? ¿Era Jesus bueno, o no lo era?
(90) Mateos 13:31-32 dice que, el reino de los cielos, es semejante a un grano de mostaza. La comparación aquí no es muy científica, ya que dice que la mostaza es la mas pequeña de las semillas; y que, al crecer, se hace un árbol grande. Pero la realidad es que, la mostaza, no es la mas pequeña de las semillas, ni tampoco se convierte en un grande árbol, ya que es un arbusto.
(91) Hablando acerca de demonio, Juan 8:44 dice que "es homicida desde el principio, y que no permanece en la verdad, porque no hay verdad en el. Cuando habla mentira, de lo suyo habla; porque es mentiroso, y padre de la mentira". Ahora, si vamos a Lucas 4:41, encontramos al demonio deciendo: "tu (Jesús) eres el Hijo de Dios". ¿Mintió el demonio cuando dijo esto? ¿o dijo la verdad? Si dijo la verdad, ¿no erró entonces Jesús, cuando dijo que no habia verdad en el Demonio?
93) ¿Acaso no dicen las Escrituras Hebreas que, tanto los ángeles, como los creyentes Israelitas, son hijos de Dios? ¿Por qué entonces dice el Evangelio que el sumo sacerdote se escandalizó [al punto de rasgar sus vestiduras] cuando Jesus alegó ser "el Hijo de Dios"? ¿En qué sentido podría ser blasfemo para un Israelita el que otro Israelita reclamase ser hijo de Dios?
94) Si en Isaías 8 y 9, se hace referencia a la amenaza Siria y Efraimita contra Judá ¿Por qué al hablar en el capítulo 9 acerca del "Príncipe de Paz", y acerca del niño que seria llamado “Emanuel”, debeeriamos asumir que el tema cambia radicalmente, y que ya no hace referencia a la amenaza Efraimita, sino a un hombre (Jesús), que no llegaria sino hasta ochio siglos mas tarde? ¿Acaso se le olvidó a Isaias el tema de la amenaza Siria, y se proyectó fuera de contexto? ¿No quedamos que iba a ser una señal del final de la amenaza siria? Si yo digo "esta será señal del fin de la amenaza siria" y luego hablo de algo que sucederá mil años después ¿como puede eso servir la señal? ¿Qué sentido tendria tal cosa?
95) Si vez tras vez el profeta Isaías llama a Israel "el Siervo de Dios", ¿Por qué en Isaías 53 esa expresión tendria de pronto otro significado, para referirse en cambio a un mesiás individual?
96) Si, en el libro de Daniel, aparece varias veces el ángel Gabriel, y traduce en palabras el significado de las visiones del profeta ¿Como es que ningún cristiano nota el paralelo entre la visión del "Hijo del Hombre", y la explicación del ángel, que dice que esta visión significa el colectivo de "los santos del Altísimo"? ¿Es este Hijo del hombre un solo mesías, o es el pueblo de Israel?
97) Si el Mesías prometido sería lo mejor que le pudiera pasar al pueblo Hebreo ¿Como es que, las peores persecuciones contra los Judíos, se han hecho en nombre de Jesús?
98) Si Jesús fue juzgado ante el Sanedrín en pleno, ¿como es que otros evangelios solo dicen que fue interrogado por cercanos al sumo sacerdote [en su casa particular]? Si ninguno de sus discípulos escuchó el interrogatorio ¿como sabemos que fue lo que verdaderamente sucedió? ¿No dice la Ley judía que el Sanedrín no se podia reunir de noche?; ¿que toda sentencia de muerte debia ser apelada durante 40 días?; ¿y que toda sentencia unánime de muerte, queda automaticamente anulada por sospecha de colusión?
99) Si el historiador Falvio Josefo describe a Pilatos como un salvaje, desalmado, y cruel militar ¿Por qué iba a tratar de salvarle la vida a un solo judío, por creer que era "inocente"? ¿Por qué si le confiesa que se cree rey, trata de liberarlo, habiando una ley de lesa majestad? ¿Por qué razon Pilatos [que no tuvo compasión de las mujeres y los niños que crucificaba por deporte], iba a compadecerse de Jesus al punto de violar la ley romana, y exponerse a sanciones a causa de un solo hombre?
100) ¿Cual es la razon para que, el nombre del Dios de Israel (יהוה , bendito sea) no aparezca ni siquiera una sola vez en todo el “Nuevo Testamento”?





¿Como se manifiesta dentro del ambito de la existencia, un Dios como el Dios de los Hebreos, que es pura Inexistencia?

Los Hebreos, siempre hemos creído que Dios es la inexistencia que precedió a todas las cosas. Y creemos también que, esa inexistencia, creo a su vez la existencia, así como todo lo que la existencia contiene (las ideas, el tiempo, el espacio, la materia, la energía, las múltiples dimensiones, las leyes de física, las múltiples formas de vida, etc). Y la creación de la existencia, incluyo una jerarquia de existencias, cada una superior a la otra, de suerte que, mientras mas “alta” sea una forma de existencia, mas “cercana” estará a la total inexistencia del Creador. De igual modo, mientras mas “cercana” al Creador se encuentra una jerarquía de existencia, mas perfecto es su conocimiento de la naturaleza intima de Dios, y mas compelida se siente a ser “la imagen de Dios” que perciba la jerarquía de existencia inmediatamente inferior a ella.
Por ejemplo, el cabalismo Judío, postula que, el “Elohim” que [en el libro de Génesis] aparece creando al mundo, no era literalmente Dios [que habita fuera de tiempo y espacio]; sino que era en cambio “un ángel” [un mensajero de Dios, o alguien que hablaba y actuaba en nombre de Dios]. Es decir, era un ser perteneciente a una jerarquía existencial superior a la nuestra; un ser cuya mayor ética, moral, y poder, capacitaban para representar la perfecta ética, moral, y poder que caracterizan solamente al Omnipotente. Y lo mismo sucede con cada caso donde la Escritura Hebrea dice que alguien “vio” a Dios, que alguien “hablo” con Dios, que Dios “se enojo”, que Dios “se vengo”, que Dios “mato” a alguien, o que Dios “interacciono” con alguna persona; en cada uno de estos casos, no fue literalmente Dios quien dijo o hizo nada de lo que se le atribuye, sino algún ser inferior a Dios [pero superior a los seres humanos] que actuó en su nombre. Y la Escritura muestra que Moisés sabia todo esto; y que sabia que, el ser que habría de acompañar a los Israelitas en el desierto, hablaría como si fuese Dios, actuaria como si fuese Dios, y llevaría el nombre de Dios; pero no seria realmente Dios, sino uno de sus superiores [pero imperfectos] mensajeros [o “ángeles”]. Aun así, ya que la actuación de este mensajero, contaba con el expreso aval Divino, los Israelitas debían obedecerle, tal y como si hubiese sido literalmente Dios quien les hablase. Como esta escrito: “HE AQUÍ YO ENVÍO MI ANGEL DELANTE DE TI para que te guarde en el camino, y te introduzca en el lugar que yo he preparado. Guárdate delante de él, y OYE SU VOZ; NO LE SEAS REBELDE; PORQUE ÉL NO PERDONARÁ VUESTRA REBELIÓN, PORQUE MI NOMBRE ESTÁ EN ÉL. PERO SI EN VERDAD OYERES SU VOZ E HICIERES TODO LO QUE YO TE DIJERE, SERÉ ENEMIGO DE TUS ENEMIGOS, y afligiré a los que te afligieren”- Éxodo 23:20-22
Pero, si en un futuro, apareciese un ser superior (un extraterrestre, un ser inter-dimensional, una forma de vida desconocida, etc), ¿como podríamos saber con certeza alguna si ese ser actúa o no en nombre de Dios? Pues la respuesta es muy sencilla: No importando cuan poderoso o sobrenatural aparente ser un ente, si ese ente intenta conducirnos a la corrupción moral [haciendo a nuestros padres, a nuestros amigos, o a nuestros vecinos, un mal que no nos gustaría que nos hiciesen a nosotros mismos], entonces ese ente no habla [ni actúa] en nombre de Dios [y no hay por tanto obligación alguna de creerle, ni de obedecerle]. Y, si ese ente intenta conducirnos a la corrupción moral de la mentira que implica tomar algo creado, y pretender hacerlo el Creador, entonces ese ente no habla [ni actúa] en nombre de Dios [y no tenemos por tanto obligación alguna de creerle, ni de obedecerle]




El creyente Hebreo, habrá de recibir el mismo bien que ha sembrado

El rabino Beroka de Khuzistan, solía frecuentar el mercado de Be Lapat [la capital de la provincia de Khuzistan, en Persia, durante la época de la dinastía Sasánida], donde a menudo se le aprecia el profeta Elías. En una ocasión, el Rabino preguntó a Elías: “¿Hay alguien en este mercado [atestado tsnto de mercaderes Judíos, como gentiles], que vaya a tener una [buena] porción en el Mundo que ha de venir? A lo cual Elías contesto con un rotundo “No”. Mientras hablaban el uno con el otro, aparecieron repentinamente dos hombres; y el profeta Elías dijo al Rabino: “Estos dos [hombres] tendrán un [buen] lugar en el Mundo que ha de venir”. Entonces el Rabino fue a donde ellos, y les preguntó que ocupación tenían; a lo cual contestaron que eran comediantes; y que, cuando veían a algun hombre deprimido [y posiblemente considerando el suicidio], se encargaban de alegrarle [“salvandole” figurativamente la vida]. También dijeron, cuando veían a dos personas discutiendo, trabajaban duro para hacer la paz entre ellos [trayendo de ese modo la paz a sus vidas]. Así, la razón por la cual Elías había intimado que estos dos hombres tendrían vida y paz en el Mundo que ha de venir, era porque habrían de cosechar la misma vida y paz que, en este este mundo, habían sembrado en su prójimo.





La locura de “la Salvación por Fe”, la doctrina cristiana que postula que, el favor Divino, no se alcanza haciendo el bien, sino creyendo que Jesús es el Mesías

¿Por que es la doctrina cristiana acerca de "la salvación por fe", un tipo de locura (o de "Alzheimer bíblico"? Pues porque está completamente desconectada de la realidad ética y moral revelada por el Dios de la Escritura Hebrea. ¿Cual es esa realidad? ¡Pues la Ley de "siembra, y cosecha"! (o "ley de causa, y efecto"). Es que, el Dios de Israel (bendito sea), ha mostrado a su Pueblo que, el favor Divino, esta con aquellos que obran (o "siembran") el Bien [teniendo así “un corazón perfecto”, a pesar de nunca alcanzar la absoluta perfección]; Pero que, la ira Divina, esta sobre aquellos que hacen (o "siembran") lo malo [abandonando los mandamientos]. Como esta escrito:

«En יהוה Dios de Israel puso [Ezequías] su esperanza... Porque siguió a יהוה, y no se apartó de Él, SINO QUE GUARDÓ LOS MANDAMIENTOS QUE יהוה PRESCRIBIÓ A MOISÉS. Y יהוה ESTABA CON ÉL; Y ADONDEQUIERA QUE SALÍA, PROSPERABA» (2 Reyes 18:5-7); «DEJARON TODOS LOS MANDAMIENTOS DE יהוה SU DIOS... Y SE ENTREGARON A HACER LO MALO ANTE LOS OJOS DE יהוה, PROVOCÁNDOLE A IRA. יהוה POR TANTO, SE AIRO EN GRAN MANERA CONTRA ISRAEL, y los quito de delante de su rostro; y no quedo sino solo la tribu de Judá» (2 Reyes 17:16-18); «SI BIEN HICIERES, ¿NO SERÁS ENALTECIDO?» (Génesis 4:7); «EL QUE SEMBRARE INIQUIDAD, INIQUIDAD SEGARÁ»; «Reprendiste a LOS SOBERBIOS, LOS MALDITOS, QUE SE DESVÍAN DE TUS MANDAMIENTOS» (Salmo 119:21) (Proverbios 22:8); «DECID AL JUSTO QUE LE IRÁ BIEN, PORQUE COMERÁ DE LOS FRUTOS DE SUS MANOS. ¡AY DEL IMPÍO! MAL LE IRÁ, PORQUE SEGÚN LAS OBRAS DE SUS MANOS LE SERÁ PAGADO» (Isaías 3:10-11); «Y EJECUTÓ [EZEQUIAS] LO BUENO, RECTO Y VERDADERO delante de יהוה su Dios. En todo cuanto emprendió en el servicio de la casa de Dios, DE ACUERDO CON LA LEY, Y LOS MANDAMIENTOS, BUSCÓ A SU DIOS, LO HIZO DE TODO CORAZÓN, Y FUE PROSPERADO» (2 Crónicas 31:20-21); «... COMO YO HICE [EL MAL], ASÍ ME HA PAGADO DIOS [CON MAL]...» (Jueces 1:7).

Finalmente, la Escritura Hebrea muestra que, aunque David no guardo perfectamente la Ley [pues peco en el asunto de Betsabe, así como de su esposo Urías], el Creador utiliza a David como el paradigma de lo que es agradar a יהוה, y contar con el favor Divino. Como esta escrito: «Si tú anduvieres delante de mí COMO ANDUVO DAVID TU PADRE, EN INTEGRIDAD DE CORAZÓN Y EN EQUIDAD, HACIENDO TODAS LAS COSAS QUE YO TE HE MANDADO, Y GUARDANDO MIS ESTATUTOS Y MIS DECRETOS, YO AFIRMARÉ EL TRONO DE TU REINO SOBRE ISRAEL PARA SIEMPRE» (1 Reyes 9:4-5). ¿Sentía David que estaba perdido, por el hecho de nunca haber guardado perfectamente la Ley? ¿Sentía acaso que necesitaba “un plan alterno de salvación”, que no dependiese de las obras, sino de la Fe? ¿O creía en cambio que, el disponer su corazón para guardar los mandamientos, le había hecho merecedor del favor Divino? Como esta Escrito: «יהוה me ha premiado conforme a mi justicia; Conforme a la limpieza de mis manos me ha recompensado. Porque yo he guardado los caminos de יהוה, Y no me aparté impíamente de mi Dios. Pues todos sus decretos estuvieron delante de mí, Y no me he apartado de sus estatutos. Fui recto para con Él, Y me he guardado de mi maldad; Por lo cual me ha recompensado יהוה conforme a mi justicia; Conforme a la limpieza de mis manos delante de su vista» (2 Samuel 22:21-25).





Una fe que no obedece los mandamientos de Dios, no agrada a Dios

Dios ordena a Moisés hablar a la piedra, a fin de que esta produzca el milagro de que brote agua de su interior (Num. 20:8). Moisés tiene fe en la Palabra de Dios (en lo que ha dicho el Creador), y el milagro se realiza. Pero Moisés es castigado, y se le impide entrar a la Tierra prometida. ¿Como es posible? ¿No tuvo fe Moisés? Si, Moisés tuvo en efecto fe, pero Dios se desagrado tanto de esa fe, que la contó como incredulidad; como esta escrito: “Y Yah dijo a Moisés y a Aarón: Por cuanto no creísteis en mí, para santificarme delante de los hijos de Israel, por tanto, no meteréis esta congregación en la tierra que les he dado” (Num. 20:12).
Es que, la fe que mostró en este caso Moisés, no pasó de ser una abstracción teológica; una idea que fallo en traducirse en obediencia al concreto y especifico mandamiento Divino. Dios había ordeno a Moisés hablar a la piedra, pero Moisés simplemente no obedeció el mandamiento, sino que prefirió en cambio golpearla [con su vara]. Lo que la Torah intenta enseñarnos con este episodio, es que, la obediencia a los mandatos Divinos, se cuenta como fe; pero, la fe que no incluye obediencia a los mandamientos, se cuenta como incredulidad.
Si Dios castigo la desobediencia de un hombre tan santo, tan consagrado, y con tanta fe como Moisés, ¿cuanto mas no castigare nuestra desobediencia? Al igual que a Moisés, Dios ha ordenado al creyente no robar, no mentir, no matar, no fornicar, no adulterar, y no deshonrar a sus padres. Y, si nuestra fe no incluye la obediencia a estas ordenes Divinas, también nosotros seremos excluidos de la Tierra Prometida (prototipo de la vida en el mundo que ha de venir).





¿Como perdona El Creador nuestras Rebeliones (pecados)?

La Tanak (Escritura Hebrea) muestra que, en su infinita misericordia, Dios ha provisto desde el principio mismo de su Creación un remedio para resarcir el pecado de sus criaturas. ¿Cuál es ese remedio? EL ARREPENTIMIENTO SINCERO. De hecho, los maestros de la escuela de Hillel (la fe Hebrea de nuestro padre Avraham), enseñaban que, cuando el hombre pecaba, no tenia que sentirse irremediablemente perdido, pues יהוה (Adonai el Creador) había provisto en el arrepentimiento un acceso a la misericordia Divina, que haría que esta "triunfase sobre el juicio". La Escritura dice así: “Como están lejos el oriente del Occidente, así hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones (o transgresiones)” (Ki-rechok mizra hirehik mi-maarav mi-menu et peshaeinu)- Salmo 103:12. ¿Qué importancia hay en el orden de las palabras? ¿Por qué primero el Oriente, y solo despues el Occidente? Es que se esta aludiendo al recorrido del Sol. Es decir, los antiguos Judíos, creían que el lugar de tormento (Gehinnom) se encontraba en el Oriente. Y esto explicaba el tono rojizo de los amaneceres; pues teorizaban que, cuando el sol se levantaba en el Oriente (en la mañana), reflejaba el color de la sangre de aquellos que ya se hallaban en Gehinnom. Por el otro lado, el que mas tarde el Sol se “pusiese” (o “se inclinara”) en el Occidente, insinuaba que la Presencia Divina moraba en aquella dirección; y esto explicaba el hecho de que el Sol se “inclinara” en el Occidente (rindiendo asi pleitesía a su Creador). Pero, ¿Cómo esta lejos el Oriente del Occidente? ¿Hay una distancia fija entre ellos? La respuesta es en la negativa, pues no hay una distancia específica entre estos dos puntos. De hecho, el Oriente y el Occidente no son ningún lugar en particular; son direcciones opuestas (relativas), hacia las cuales escogemos dirigirnos. En otras palabras, la distancia entre el Oriente y el Occidente, son un cambio de dirección: un giro de 180 grados. La imagen que se quiere mostrar, es la de un hombre que va caminando hacia el Oriente (alejándose de su Creador, en dirección a Gehinnom). En un momento dado, ese hombre se detiene y, razonando consigo mismo, reconoce que esta llevando su vida en la dirección equivocada, camino a la destrucción. Entonces, decide no caminar mas en esa dirección (en direccion a la maldad que "El Oriente" prefigura); y, dando un giro de 180 grados (es decir, dándole la espalda a la maldad), comienza a caminar en la dirección opuesta, dirigiendose a la presencia de Dios que "El Occidente" prefigura. Así como este giro de 180 grados ha "Salvado" la distancia que existe entre Oriente y Occidente, de ese mismo modo Dios "Salva" (aleja las rebeliones de) la humanidad; pues en el momento en que el hombre reconoce lo errado de su camino, para convertirse (dar un giro de 180 grados) de su maldad, y comenzar a acercarse a su Creador, en ese mismo instante sus faltas le son perdonadas. Y es por esto que el Creador dice: “El que encubre sus pecados no prosperará; Mas el que los confiesa (reconociendo así lo extraviado de su sendero), y se aparta (para comenzar a caminar en la dirección opuesta) alcanzara misericordia (es decir, recibirá el perdón de sus pecados)”- Proverbios 28:13.




¿Practicaba Avraham el Judaísmo Moderno?

Si bien el patriarca Avraham (paz y bendición sean siempre con el) conocía los rudimentos de lo que luego vendría a conocerse como “la Ley de Moisés”, la realidad es que Avraham nunca practicó el Judaísmo tradicional [es decir el moderno Judaísmo Rabínico], sino que practicó una fe que, en el tiempo de Avraham, era conocida con el nombre de “Temor de Dios”. Como esta escrito: «Y Avraham respondió: Porque dije para mí: CIERTAMENTE NO HAY TEMOR DE DIOS EN ESTE LUGAR, y me matarán por causa de mi mujer»- Génesis 20:11. Y, aunque muy similar al Judaísmo tradicional, esa fe que Avraham llamaba “Temor de Dios”, es distinta al Judaísmo moderno; pues no pone su énfasis en en el aspecto ritual y ceremonial de la Fe, sino en vivir la vida ética y moral que agradan al Creador [es decir, en alentar al hombre a que haga el bien, sabiendo que un día habrá de cosechar el mismo bien que haya sembrado].
La realidad es que, ya que la fe que practicaba Avraham, era distinta al Judaísmo moderno, hace perfecto sentido el hecho de que Avraham nunca conoció a ningún Rabino Ashkenazi; Avraham nunca se vistió como se visten los modernos Rabinos; Avraham nunca supo los detalles de las discusiones que, siglos después, serian incluidas el Talmud; Avraham nunca dió sus diezmos a ningún Cohen (sacerdote Aarónico); nunca guardó la separación matrimonial entre Judíos y gentiles [pues engendró hijos de dos mujeres gentiles, como lo fueron Hagar y Ketura]; Avraham no circuncidó a los ocho días de nacido a su hijo Ishmael [sino que lo hizo a los trece años de edad]; no celebró la fiesta de Pesaj (Pascua), la fiesta de Yom Kippur (el día de la expiación), ni la fiesta de Sukkot (fiesta de los tabernáculos); Avraham no decía "el Shema" diariamente; y tampoco decía la bendición del Kiddush [sobre el vino]. Finalmente, y en adición a muchas otras cosas, Avraham se casó con Sarai, la hija de su Padre [algo prohibido en la Ley]; Avraham no dió la mayor parte de su herencia a su primogénito Ishmael [también prohibido por la Ley]; y tampoco guardó una cocina “Kasher” [pues comió carne con mantequilla, mientras entretenía a los tres ángeles que habían venido a visitarle].
En conclusión, Avraham fue el padre biológico y espiritual de Isaac (el patriarca de los Judíos), de Ishmael (el patriarca de los Musulmanes), y de Edom (el patriarca de los Romanos, o Cristianos); pero, Avraham mismo, no fue Judío, Cristiano, ni Musulmán, sino un paradigma de la vida que, tanto Judíos, como Cristianos y Musulmanes, deben imitar.





«Hay un solo camino para llegar a Dios. Y es el siguiente: «Apártate del mal, y haz el bien, y vivirás para siempre» (Salmo 37:27). Y tanto el Judaísmo, como el Cristianismo y el Islam, no son sino distintos “autobuses” que el Creador (bendito sea) nos permite tomar, a fin de transitar ese único camino; Un camino que nos lleva finalmente al Creador»




¿Por que es falso el Reclamo cristiano que alega que, el que no confiese a Jesús, no sera confesado por el Padre Celestial?

El Santo Evangelio, dice de la siguiente manera: «A cualquiera, pues, que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos» - Mateo 10:32

El anterior verso, es hermoso, y emocionalmente arrollador. ¿Por que entonces no lo creen los Hebreos? Pues porque recuerda la leyenda del falso profeta que, luego de reunir a una gran multitud, procedió a apuntar con su dedo a un lugar especifico en el suelo, para luego decir: “Este lugar que estoy ahora mismo señalando, es el centro exacto del Universo!” Entonces, uno de entre la multitud le interrumpió, para preguntarle: ¿Y como estamos seguros de ello? Entonces, el falso profeta, le contesto diciendo: “¡Si no crees que es el centro del Universo, pues toma una regla, y comienza a medir [¡para que lo confirmes por ti mismo!]”.
Afortunadamente, el anterior pasaje puede en efecto medirse contra “la regla” de la Escritura Hebrea, la cual muestra que el reclamo es falso, y altanero. ¿Por que? Pues porque niega la verdad revelada en la Tanak (es decir, en la Escritura Hebrea). ¿Cual es esa verdad? Pues que, el favor Divino, no es el producto de confesar el nombre de ningún hombre mortal, sino de abandonar la maldad, para comenzar en cambio a “sembrar” [hacer] el bien que encarnan los Diez mandamientos de la Ley Divina. Como esta escrito: “Apártate del Mal, y haz el Bien, y Vivirás para siempre” (Salmo 37:27); Y, «Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre» (Eclesiastés 12:13).
De hecho, la Escritura Hebrea enseña lo contrario a lo que reclama el pasaje Evangélico; pues muestra que, el Creador, confeso dos veces en el Cielo el nombre de su siervo Job. ¿Y por que lo hizo? ¿Por que Job confeso que vendría en el futuro un hombre llamado Jesús de Nazaret? ¿O porque Job era en cambio un hombre temeroso de Dios, y apartado del Mal? Como esta escrito: «Y יהוה DIJO a Satanás: ¿No has considerado a MI SIERVO JOB, QUE NO HAY OTRO COMO ÉL EN LA TIERRA, VARÓN PERFECTO Y RECTO, TEMEROSO DE DIOS Y APARTADO DEL MAL?» (Job 1:8); Y, «Y יהוה DIJO a Satanás: ¿NO HAS CONSIDERADO A MI SIERVO JOB, QUE NO HAY OTRO COMO ÉL EN LA TIERRA, VARÓN PERFECTO Y RECTO, TEMEROSO DE DIOS Y APARTADO DEL MAL, Y QUE TODAVÍA RETIENE SU INTEGRIDAD» (Job 2:3)





No hay mandamiento de la Ley, que Yeshua (Jesús de Nazaret, paz sea con él) no haya violado directa o indirectamente

El Cristianismo es bueno, pues alienta al hombre a acercarse a Dios; pero, su teología es fraudulenta, pues alega que Jesús guardó perfectamente la Ley; y que, por tanto, estaba capacitado para morir en sustitución de todos los hombres. Pero esto es totalmente falso; pues no hay un solo mandamiento de la Ley, que Jesús no haya directa o indirectamente quebrantado. Es decir, Jesús robó, al nunca aparecer diezmando, y al no devolver al dueño original, la moneda que estaba dentro del pez capturado por Pedro (Mateo 17:27); Jesús mató, a los hijos que nunca nacieron de él, como consecuencia de haber escogido nunca casarse; Jesús violó el Sábado, alegando que era Señor del Sábado (Mateo 12:1-8); Jesús deshonró a sus padres, al negarlos públicamente (Mateo 12:47-49); Jesús mintió (Lucas 13:33), al afirmar que era imposible que un profeta muriese fuera de Jerusalén (pues la realidad es que Moisés en efecto murió fuera de lo que, en aquel tiempo, era la ciudad de Jerusalén, según Deut. 34:5); Jesús adulteró, la pureza de la Escritura (añadiendo y modificando mandamientos de la Ley, según Mateo 5:21-44); Jesús codició lo ajeno, al reclamar el sumo sacerdocio que solo pertenecía a la descendencia de Aarón (Números 16:40); Y Jesús adoró a un dios ajeno, al hacerse a si mismo dios (Juan 10:30).





Que el Creador (bendito sea) borre nuestro nombre de su Libro, si lo siguiente no es una verdad que puede salvar su alma: "Al igual que el hombre rico del relato evangelico, la persona que cree en la salvacion por fe, sin necesidad de obedecer los Diez mandamientos, sera atormentada hasta el dia en que reconozca el extravio de su maldad. En cambio, la persona que renuncia al pecado, y se compromete con hacer el bien encarnado en los diez mandamientos, tiene un lugar asegurado entre los santificados de Dios". Que el Creador juzgue sin misericordia nuestras vidas, si hay mentira alguna en lo que acabamos de proclamar





¿Cual es el nombre de la ultima Revelación Divina? Y, ¿Cual es el nombre del profeta trajo tal revelacion?

La imagen que a menudo proyecta el “Brit Hadasha” (el Evangelio), es una capaz de inducir en la psiquis de millones de lectores (gentiles), la idea de que los Judíos somos gente maligna y perversa; gente satánica, capaz de realizar la mayor de todas las abominaciones- crucificar al Creador del Universo; quien, según el evangelio, se encarno en la persona de Yeshua (Jesús de Nazaret, paz sea con el). Es que, como el evangelio presenta a su héroe (Jesús) antagonizando contra todo lo que tenga que ver con los Judíos, el lector se ve emocionalmente forzado a rechazar todo aquello que pueda identificarle con estos villanos: la Ley que los Judíos guardaban, las fiestas sagradas (Yom Kippur, Pascua, Tabernáculos, etc) que guardaban los Judíos, y los mandamientos que obedecían.
Por eso, los evangelios citan a Jesús diciendo, “Y EN VUESTRA LEY está escrito que el testimonio de dos hombres es verdadero (es decir, EN VUESTRA LEY, NO EN LA MIA)...” - Juan 8:1. Esto ultimo, es afirmado en el pasaje de Juan 10:34, donde se cita a Jesús diciendo:
A fin de que el creyente Hebreo no viviese en la constante incertidumbre que implica no estar seguro de si sigue o no al ultimo profeta [o si sigue o no la ultima revelación Sagrada], el Creador decidió mostrar a Moisés toda la Torah (toda la “instrucción Divina”) que necesitan los hombres para conocer que en efecto están haciendo la voluntad de su Creador. Y, a fin de significar que tal instrucción Divina (o “Torah”) nunca cambiaría, sino que seria eterna e inmutable, el Creador decidió escribirla sobre la Piedra [que significa aquello que es solido, eterno, e inmutable].
Esa revelación eterna e inmutable, es conocida como “los Diez Mandamientos” [o “los diez dichos”]; y, a fin de que en el futuro todos supiesen que estos mandamientos eran la voluntad de Dios [y no el capricho de algún hombre sediento de pleitesía y adulación], el Creador decidió escribirlos con “sus propios dedos”. ¿Por que con sus propios dedos? Pues para que, si en el futuro algún hombre llegase a escribir algo contrario a los mandamientos Divinos, los creyentes pudiesen reprender a ese hombre, diciendo: ¿Que escritura Esperas tu que creamos? ¿La que has escrito tu, que eres un hombre finito y mortal? ¿O lo que ha escrito Dios, que es un Espíritu infinito, e inmortal?
Y es por esto que el Creador mostró a Moisés que no podemos añadir nada a esa Ley Divina, como esta escrito: "NO AÑADIRÉIS A LA PALABRA QUE YO OS MANDO, NI DISMINUIRÉIS DE ELLA, para que guardéis los mandamientos de Yah vuestro Dios que yo os ordeno". En adición, nuestro maestro Moisés dijo lo siguiente: “NO ESTA EN LOS CIELOS”- Deut. 30:12. En otras palabras, Moisés quiso decir: «No digáis, “otro similar a Moisés (Khrishna, Jesús, Pablo, Muhammad, Rashi, Maimónides, Lutero, José Smith, Elena G. De White, Charles Taze Russell, etc) se levantará, y nos traerá de los Cielos otra Torah”, pues les digo que “No esta en los Cielos”; es decir, ninguna parte de ella quedo en los Cielos (dando así lugar a una futura nueva revelación, que alegue venir a completar [o perfeccionar] la revelación dada por Dios en el Sinaí)» Deut. R. 8:6.
Así, ninguna de las revelaciones Divinas posteriores a Moisés [los Salmos de David, los proverbios de Salomón, la profecía de Isaías, los Evangelios de Jesús, el Corán de Muhammad, etc] puede añadir ni quitar una sola jota [o un tilde] a lo ya revelado en la Ley de Dios [es decir, a los Diez mandamientos]; sino que solamente puede “parafrasear” el mensaje de la Ley, articulándolo de forma que sea mas fácil de entender para sus respectivas audiencias [Griegos, Romanos, Árabes, Anglosajones, etc].
De hecho, el estudio profundo de cada una de estas ultimas revelaciones, mostrara que todas han aceptado [ya sea de forma explicita o implícita] la verdad originalmente revelada en la Ley Divina. ¿Cual es esa verdad? Pues que los hombres debemos amar y reconocer al Creador, al cual no podemos ver ¿Como? Pues amando y reconociendo a nuestro prójimo [al cual en efecto podemos ver, y que en adición ha sido hecho a imagen y semejanza del Creador]. ¿Y como amamos a nuestro prójimo? Pues no haciéndole aquello que no nos gustaría que se nos hiciese a nosotros mismos: es decir, no robandole, no asesinándole, no mintiéndole, no tomando su mujer; no tomando sus pertenencias, dándole descanso, etc. Y, este “amar a Dios por medio del amor al prójimo”, fue la razón para que, 1400 años después de haber sido revelada la Ley Divina, los Evangelios resumiesen la teología cristiana diciendo: «Amados, armémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios. EL QUE NO AMA, NO HA CONOCIDO A DIOS; PORQUE DIOS ES AMOR»- 1 Juan 4:7-8; Y también dice en otro lado, «ASÍ QUE, TODAS LAS COSAS QUE QUERÁIS QUE LOS HOMBRES HAGAN CON VOSOTROS, ASÍ TAMBIÉN HACED VOSOTROS CON ELLOS; PORQUE ESTO ES (TODO EL MENSAJE DE) LA LEY, Y LOS PROFETAS» - Mateo 7:12.
Del mismo modo, 2000 años después de la revelación Mosaica, el Islam admitió la verdad suprema de la Ley Divina, cuando cita al profeta Muhammad diciendo estas palabras: “UN HOMBRE NO ES UN VERDADERO CREYENTE, HASTA QUE NO AMA PARA SU HERMANO, LO QUE AMA PARA SI MISMO” - Sahih Muslim (Hadith autentico), narrado por Anás”; Y también cuando el sagrado Corán admite que, quienes hagan bien al prójimo, no tienen nada que temer, pues tienen asegurada su recompensa: «LOS CREYENTES, LOS JUDIOS, LOS CRISTIANOS, LOS SABEOS, QUIENES CREEN EN ALÁ (DIOS) y en el ultimo día (el día del Juicio), Y OBRAN EL BIEN; ESOS TIENEN SU RECOMPENSA JUNTO A SU SEÑOR. NO TIENEN QUE TEMER [NINGUN MAL], Y NO ESTARAN TRISTES» (Sura Al Bacara, 2:62).





¿Quien fue Muhammad (paz sea con el), el profeta del Islam?

Desde un punto de vista practico y objetivo, podríamos decir que Muhammad (p.s.c.e.) fue una figura inmensa; un gran visionario, utilizado por Dios para llevar al noble pueblo Árabe, el conocimiento de una buena porción del monoteísmo ético; aquel monoteísmo ético previamente revelado por Dios a Moisés, en su Ley Divina (es decir, en los 10 Mandamientos). Y, las faltas que surgen de la teología o de los hechos adscritos a Muhammad, surgen principalmente del hecho de que, al igual que sucedió con el Nazareno (paz sea con el), Muhammad no escribió personalmente nada. Y, el sentido común, dicta que es imposible que nadie [sin importar si se llama Jesús o Muhammad] pueda en justicia reclamar haber sido “el mayor de todos los profetas y mensajeros”, si ni siquiera pudo escribir personalmente su mensaje





las Raíces Musulmanas del Mormonismo

El mormonismo, es esencialmente la moderna versión cristiana de la antigua fe Islámica:

1) Al igual que sucedió con Muhammad, quien reclamó haber sido visitado [privadamente] por un ángel (Gabriel), de ese mismo modo José Smith reclamo haber sido visitado [privadamente] por un Ángel (Moroni).
2) De igual modo que Muhammad reclamó que el Ángel le había revelado un libro Divinamente inspirado [el Corán], de ese mismo modo José Smith reclamo que el Ángel le había revelado un libro divinamente inspirado [el libro de Mormón].
3) De igual modo que Muhammad reclamó que, la nueva revelación divina, le permitía tener muchas esposas [incluyendo las esposas de algunos de sus seguidores], de ese mismo modo José Smith reclamo que, la nueva revelación divina, le permitía tener muchas esposas [incluyendo las esposas de algunos de sus seguidores].
4) Al igual que Muhammad tuvo su propio ejercito, y no permitía que sus seguidores cuestionasen la veracidad de sus reclamos, de ese mismo modo José Smith llego a tener su propio ejercito, y tampoco permitía que sus adeptos cuestionen sus reclamos [hasta el día de hoy, los Mormones envían espías a sus propias congregaciones, a fin de asegurarse de que nadie se desvía de su linea doctrinal)
5) Del mismo modo que Muhammad murió a consecuencia de un atentado contra su vida, de ese mismo modo José Smith murió a consecuencia de un atentado contra su vida.
6) Del mismo modo que Muhammad predicaba que, la recompensa celestial, sera tener sexo infinitamente con mujeres, de ese mismo modo José Smith predicaba que, la recompensa celestial, sera tener sexo infinitamente con mujeres.





El Anti Semitismo De Los Evangelios Cristianos

La imagen que a menudo proyecta el “Brit Hadasha” (el Evangelio), es una capaz de inducir en la psiquis de millones de lectores (gentiles), la idea de que los Judíos somos gente maligna y perversa; gente satánica, capaz de realizar la mayor de todas las abominaciones- crucificar al Creador del Universo; quien, según el evangelio, se encarno en la persona de Yeshua (Jesús de Nazaret, paz sea con el). Es que, como el evangelio presenta a su héroe (Jesús) antagonizando contra todo lo que tenga que ver con los Judíos, el lector se ve emocionalmente forzado a rechazar todo aquello que pueda identificarle con estos villanos: la Ley que los Judíos guardaban, las fiestas sagradas (Yom Kippur, Pascua, Tabernáculos, etc) que guardaban los Judíos, y los mandamientos que obedecían.
Por eso, los evangelios citan a Jesús diciendo, “Y EN VUESTRA LEY está escrito que el testimonio de dos hombres es verdadero (es decir, EN VUESTRA LEY, NO EN LA MIA)...” - Juan 8:1. Esto ultimo, es afirmado en el pasaje de Juan 10:34, donde se cita a Jesús diciendo:
“Respondióles Jesús: ¿No está escrito EN VUESTRA LEY...” (de nuevo, NO EN MI LEY, SINO EN VUESTRA LEY). Del mismo modo, el Evangelio dice: “Estaba cerca la Pascua, LA FIESTA DE LOS JUDÍOS (es decir, NO UNA FIESTA DE DIOS, NI DE JESÚS Y SUS SEGUIDORES, sino de los Judíos)” - Juan 6:4. Y, también dice en otro lugar: “Estaba cerca LA FIESTA DE LOS JUDÍOS; LA DE LOS TABERNÁCULOS ... (de nuevo, NO LA FIESTA DE JESÚS Y DE SUS SEGUIDORES, SINO LA DE SUS ENEMIGOS JUDÍOS). De igual modo, los Evangelios distinguen entre, los mandamientos de Jesús (el héroe de la historia), y los mandamientos de los Judíos (los villanos de la narrativa). Acerca de Jesús, el Evangelio dice: “El que tiene MIS MANDAMIENTOS, y los guarda, aquél es el que me ama; y el que me ama, será amado de mi Padre...” - Juan 14:21; Mientras que de los Judíos dice: “Mas en vano me honran, Enseñando DOCTRINAS Y MANDAMIENTOS DE HOMBRES (ES DECIR, DE LOS JUDÍOS)” - Mateo 15:9.
De este modo, el Evangelio hace de Jesús (paz y bendición sean con el) el paradigma de todo lo que es bueno y noble; un hombre a quien aun los espíritus inmundos admiran y reconocen (“Y los espíritus inmundos, al verle, se postraban delante de él, y daban voces, diciendo: ¡Tú eres el Hijo de Dios!”- Marcos 3:11). Pero, este mismo Evangelio, hace de los Judíos algo peor que espíritus inmundos (¡los espíritus inmundos tenían al menos suficiente “bondad” como para postrarse ante Jesús!). El Evangelio presenta a los Judíos como hijos de Satanás; gente maligna y perversa; demonios asesinos y mentirosos, siempre dispuestos a hacer la voluntad de su padre el diablo. Como esta escrito: “Vosotros (ES DECIR VOSOTROS LOS JUDÍOS, CON LOS CUALES YO NO TENGO NADA QUE VER) sois de vuestro padre el Diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira”- Juan 8:44. Así, EL EVANGELIO IMPLANTA EN EL SUBCONSCIENTE DE SUS LECTORES (EL MUNDO GENTIL), LA IDEA DE QUE LOS JUDÍOS SON HIJOS DEL DIABLO, DE MODO QUE, TODO LO QUE LOS JUDÍOS PREDICAN, PRACTICAN, Y CREEN, ESTA BAJO MALDICIÓN DIVINA; no siendo otra cosa sino el vano producto del engaño y la mentira de aquellos que, en su dureza de corazón, rehúsan doblegarse ante el Dios encarnado en la persona de Jesús.
Irónicamente, esta mentalidad es en si misma la mayor de todas las vanidades; pues, en su inocente (pero extraviado) deseo de distanciarse de todo lo que evoque a los villanos de la narrativa, el gentil termina menospreciando la Ley de los Judíos (que en realidad no es la Ley de los Judíos, sino la Ley de יהוה; quien, luego de entregarla a los Judíos, les ordeno guardarla para siempre); termina menospreciando las fiestas de los Judíos (que, de nuevo, no son las fiestas de los Judíos, sino las fiestas de יהוה, quien ordeno a los Judíos guardarlas para siempre); termina menospreciando los mandamientos de los Judíos (que, de nuevo, no son los mandamientos de los Judíos, sino los mandamientos de יהוה; quien, luego de escribirlos en dos tablas de piedra, ordeno a los Judíos guardarlos hasta el fin de los siglos); y termina menospreciando a יהוה (Adonai Yah, el dios de los Judíos), quien no es el Dios de los Judíos, sino el Único y Verdadero Dios, quien entrego a Israel la Ley, las Fiestas, y los Mandamientos). Y, luego que este gentil ha abandonado las leyes, las fiestas y los mandamientos del verdadero Dios, procede a llenar el vacío que ha quedado, con la adoración y pleitesía de Jesús (el falso hombre-dios que, según los evangelios, no reconoció como suyas la Ley, las Fiestas, ni los mandamientos dados por יהוה a Israel).





¿Cual fe es mas ennoblecedora? ¿La Cristiana? ¿O la Hebrea?

El mensaje [implícito] de la noble Fe Cristiana, es que el Creador posee un ego de proporciones gigantescas. Y, este inmenso ego, le hace ser sumamente caprichoso, pues espera que todos le rindamos ciega pleitesía y adulación; y que respondamos servilmente, diciendo “Si”, a todo lo que ese Dios diga y ordene, sin importar si lo que alegadamente dice [u ordena] no hace sentido, es injusto, o es arbitrario. Pero, el mensaje implícito de la Fe Hebrea, es un poco mas ennoblecedor, pues postula que, el verdadero Dios, no necesita absolutamente nada, y es moralmente perfecto; no teniendo caprichos ni deseos que necesiten ser satisfechos pues [nuevamente], no necesita absolutamente nada de los seres humanos [es decir, no necesita que creamos en el, no necesita que le amemos, que le adoremos, ni que le obedezcamos].
Como resultado de esto, el juicio de Dios no esta basado en ningún capricho que el Creador pueda poseer [en nada que podamos haberle "dado", o dejado de dar], sino en la justicia que se manifiesta en conceder a cada individuo el mismo bien o mal que, con sus obras, haya libre y voluntariamente escogido. Como confirma la Escritura Hebrea cuando dice: «¡LEJOS ESTE DE DIOS LA IMPIEDAD, y del Omnipotente la iniquidad! PORQUE ÉL PAGARÁ AL HOMBRE SEGÚN SU OBRA, Y LE RETRIBUIRÁ CONFORME A SU CAMINO. Si, por cierto, DIOS NO HARÁ INJUSTICIA, y el Omnipotente no pervertirá el derecho» (Job 34:10-12). Y también dice en otro lugar: «Porque TÚ PAGAS A CADA UNO CONFORME A SU OBRA» (Salmo 62:12). Y mas adelante dice: «El que mira por tu alma, Él lo conocerá, Y DARÁ AL HOMBRE SEGÚN SUS OBRAS» (Proverbios 24:12). Y también dice el profeta: «... MIS ESCOGIDOS DISFRUTARÁN LA OBRA DE SUS MANOS» (Isaías 65:22).
Y fue precisamente esa justicia Divina (la ley de la siembra y la cosecha) el motivo para que el Rey Adoni-bezec [quien había cortado los pulgares de muchos reyes] mereciese que sus pulgares fuesen también cortados. Como dice la Escritura: «Y subió Judá, y Yah entregó en sus manos al cananeo y al ferezeo; e hirieron de ellos en Bezec a diez mil hombres. Y hallaron a Adoni-bezec en Bezec, y pelearon contra él; y derrotaron al cananeo y al ferezeo. MAS ADONI-BEZEC HUYÓ; y le siguieron y le prendieron, Y LE CORTARON LOS PULGARES DE LAS MANOS Y DE LOS PIES. ENTONCES DIJO ADONI-BEZEC: SETENTA REYES, CORTADOS LOS PULGARES DE SUS MANOS Y DE SUS PIES, RECOGÍAN LAS MIGAJAS DEBAJO DE MI MESA; COMO YO HICE, ASÍ ME HA PAGADO DIOS» (Josué 1:4-7).
Fue esa misma justicia Divina, la que condeno al Rey Agag a morir por la espada; pues, con su espada, había dado muerte a muchos inocentes. Como esta escrito: «COMO TU ESPADA DEJÓ A LAS MUJERES SIN HIJOS, ASÍ TU MADRE SERÁ SIN HIJO entre las mujeres. Entonces Samuel cortó [con su espada] en pedazos a Agag delante de Yah en Gilgal» (1 Samuel 15:33) Finalmente, el justo Juicio Divino que se manifiesta en la Ley de “medida por medida” (siembra y cosecha), hizo que el malvado Aman acabase ahorcado en la misma horca en la que había escogió acabar con Mardoqueo: «Así COLGARON A AMÁN EN LA HORCA QUE ÉL HABÍA HECHO PREPARAR PARA MARDOQUEO» (Ester 7:10)





Tanto la noble Fe Nazarena, como la igualmente noble Fe Islámica, son caminos perfectamente validos para agradar al Creador. Pero, los adeptos de ambos credos, deben cuidarse del mal que, a sus respectivas Religiones, pueda causar cualquier nociva combinación de, ignorancia de la Ley Divina, pensamiento caprichoso ("wishful thinking"), y simple y antiguo anti-semitismo





¿Cual es el "verdadero" nombre de Dios?

Técnicamente hablando, la traduccion mas "correcta" del nombre propio del Creador ( יהוה ), seria la palabra "Yahuh" (o "Yahoo", en el idioma Ingles). Es que, la letra hebrea "Vav" [ ו ], no solamente podía traducirse antiguamente como "v", sino también como "u". Por eso es que, el nombre bíblico de "Esaú", también puede válidamente traducirse como "Esav". Y es también por esto que, el nombre Hebreo del profeta "Elías", era "Eli-Yahu", que significa "mi Dios- Yahu" (o "Mi Dios es Yahu). De hecho, la anterior terminación (-yahu) era bastante común entre los profetas y hombres de Dios Hebreos. Por ejemplo, el nombre Hebreo de Isaías, era “Yesha-yahu”; Y, el de Jeremías, era “Yirmi-yahu”. Aun así, tanto este nombre, como aquellos que a menudo utilizamos para referirnos al Creador (Yah, Elohim, Adonai, El Shaddai, Ha Shem, etc), solo reflejan diversos y particulares aspecto de “El Todo Supremo” que es la Divinidad. Pero, cuando llegue la perfección [cuando los hombres logremos finalmente entender la voluntad de Dios para nuestras vidas], comenzaremos a utilizar el verdadero y ultimo nombre de Dios. ¿Cual es ese nombre? Pues “¡Ejad!”. ¿Que es “Ejad”? Pues un termino Hebreo que literalmente significa “Uno” [o “Único”]. Y esto pretende intimar que el Creador es “el Único” [pues no existe nada ni nadie igual a El]; Dios es el “Único” conocimiento, y la “Única” verdad [pues es la verdad que abarca toda otra verdad]; Dios es el “Único” que existe [pues toda otra existencia esta supeditada a la Suya]; El Creador es el “Único” poder [pues todos los otros poderes del universo, están sujetos a Su Poder]; El Creador es el “Único” que posee perfecta justicia, misericordia, y humildad; el “Único” que es moralmente perfecto; el “Único” que merece la suprema gloria, alabanza, sujeción, e imitación de todos. Como esta escrito: «Y Yah será Rey sobre toda la Tierra. En aquel día, Yah será Único, ¿Y su nombre? ¡Único!» (Zacarías 14:9)





El Fatal Error de la Noble Fe Cristiana

La Escritura ordena amar con amor supremo, solamente a aquel Dios que es UNO solo; el Creador del Universo. Como esta escrito: “Oye, Israel: El Señor nuestro Dios, El Señor Uno es. Y amarás a El Señor tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas”- Deuteronomio 6:4-5. Es cierto que la teología Cristiana alega que Jesús era uno con el Padre, pero el texto evangélico pone en entredicho esta idea, pues describe a Jesús reconociendo su separación de Dios. El pasaje dice así: “Hacia esa hora, Jesús gritó con fuerza: Elí, Elí, ¿lamá sabaqtaní?, es decir: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?”(Mateo 27:46, y Salmo 22:1). Así, si Jesús hubiese sido Dios, tendríamos que admitir que, en la cruz, Dios se abandono a si mismo, dejando de ser UNO solo, para convertirse en DOS separados. Pero esto es imposible, pues el verso en Deuteronomio dice “El Señor UNO es...”. No solo esto, sino que el mismo Jesús, quien nació de una mujer (María), reconoce que no es el mayor de los que nacen de mujer. Y, si Jesús no es el mayor de los que nacen de mujer, ¿cuanto menos podrá ser igual al Dios que es el mas grande de todos los que NO nacen de mujer? El texto dice así: “De cierto os digo: Entre los que nacen de mujer no se ha levantado otro mayor que Juan el Bautista...”- Mateo 11:11. Así, el anterior análisis demuestra fuera de toda duda, que Jesús No es Dios, y por tanto NO puede ser el objeto del supremo amor, ni la adoración de ningún creyente. De hecho, aun si admitiéramos la posibilidad de que el hombre que colgaba en la cruz fuera Señor, y que el Dios que le había abandonado fuera también Señor, estaríamos hablando de dos Señores (pues, según el clamor de Jesús, estaban separados el uno del otro). Pero Jesús mismo aclaro que, no podemos servir a dos Señores. El verso dice así: “Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro”- Mateo 6:24. No podemos servir al Padre y a la misma vez servir al Hijo; No podemos servir a el Adonai de la Torah, y a la misma vez servir al Jesús de los Escritos Cristianos; No podemos obedecer al Señor que dijo, “Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley....” (Josué 1:8) y a la misma vez servir al Señor que dijo, “La ley y los profetas eran hasta Juan...”(Lucas 16:16). Si obedecemos a uno, estaremos desobedeciendo al otro; y si amamos con amor supremo a uno, entonces ya no estaremos amando con amor supremo al otro.





¿Por que fue destruido el segundo templo de Jerusalen?

Dios destruyo el Templo de Jerusalen, en castigo por la gran multitud de Judios que habian abandonado los mandamientos Divinos [que prohiben la idolatria de ningun ser humano], para idolatrar en cambio a hombres como el Nazareno (paz sea con el); hombres que, a pesar de ser de carne y hueso (es decir, a pesar de tener necesidad de sudar, de orinar, y de defecar), demandaban la absoluta pleitesia y adulacion de los Israelitas. Si Israel no hubiese caido en este grave pecado de idolatria, el Templo no habria sido destruido.





La Forma Sutil en la Que El Cristianismo niega al Dios de Israel

El Dios de Israel, se llama יהוה (Yah). Este Dios, revelo a Israel que no hay ningún otro Dios fuera de Él, como esta escrito: «¿Quién hizo oír esto desde el principio, y lo tiene dicho desde entonces, sino YO יהוה (Yah)? Y NO HAY MÁS DIOS QUE YO; Dios justo y Salvador; NINGÚN OTRO FUERA DE MÍ». (Isaías 45:21). Note que Yah dice claramente que El es el único Dios. Pero, como Ha Satan (el opositor) siempre niega la palabra de Dios, pues se las ingenio para que el Cristianismo alegara que Yah no es el único Dios, sino la cabeza de un Dios mas grande; un Dios “Trino” compuesto por Yah, por Jesús, y por el Espíritu Santo. Note la sutileza con la que Satán se opone a la palabra de Dios: A la misma vez que alega “creer” en el Dios de Israel, LA TEOLOGÍA CRISTIANA INSINÚA QUE YAH NO ES EL UNICO Y VERDADERO DIOS; SINO QUE, EL VERDADERO DIOS, ES EN REALIDAD ALGO MUCHO MAYOR [Y MÁS PODEROSO] QUE YAH; UNA SUPUESTA “TRINIDAD”, DE LA CUAL YAH ES SOLAMENTE UNA FRACCION. Y, es por esto, que los Judíos nunca pueden aceptar la teología Cristiana, pues esa teología niega [directa o indirectamente] todas y cada una de las verdades reveladas por Dios a Israel, a través de Moisés y de los profetas.





¿Teología De Ingenuidad?

La noble fe Cristiana, es un camino perfectamente valido para acercarse al Creador. Pero, para creer en el Cristianismo, es conveniente ser un poco crédulo, e ingenuo. Es decir, hay que tener un estado de conciencia que nos permita mirar la teología Cristiana desde la crédula e ilusoria perspectiva que caracterizaría a los niños. Y es por eso que los evangelios enseñan diciendo: “De cierto os digo, que EL QUE NO RECIBA EL REINO DE DIOS COMO UN NIÑO, NO ENTRARÁ EN ÉL” (Marcos 10:15).
De hecho, el Evangelio afirma que, tener una mente sabia y entendida (es decir, poseer un razonamiento maduro y analítico) es un impedimento para entender a Dios. Como esta escrito: “Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, PORQUE ESCONDISTE ESTAS COSAS DE LOS SABIOS Y DE LOS ENTENDIDOS, y las revelaste a los niños” (Mateo 11:25). No solamente la teología cristiana promueve un estado de ingenua insensatez, sino que incluso le alaba, presentándole entre los creyentes como el glorioso y espiritual cumplimiento de las Escrituras. Como esta escrito: “Yo os provocaré a celos con un pueblo que no es pueblo; CON PUEBLO INSENSATO OS PROVOCARÉ a ira” (Romanos 10:19). Y también dice: “Pero el hombre natural NO PERCIBE LAS COSAS QUE SON DEL ESPÍRITU DE DIOS, PORQUE PARA ÉL SON LOCURA, y no las puede entender, PORQUE SE HAN DE DISCERNIR ESPIRITUALMENTE” (1 Corintios 2:14).
De hecho, la teología cristiana hace de la locura de su insensatez, algo infinitamente mayor que cualquier sabiduría humana [¡como si el sentido común, y el correcto conocimiento de Dios, fuesen auto-excluyentes!]; presentándola como el mas grande poder. Como esta escrito: “Pues ya que en la sabiduría de Dios, EL MUNDO NO CONOCIÓ A DIOS MEDIANTE LA SABIDURÍA, AGRADÓ A DIOS SALVAR A LOS CREYENTES POR LA LOCURA DE LA PREDICACIÓN” (1 Corintios 1:21). Y en otro lado: “Porque LA PALABRA DE LA CRUZ ES LOCURA a los que se pierden; PERO A los que se salvan, esto es, a NOSOTROS, ES PODER DE DIOS” (1 Corintios 1:18).
La realidad es que el Cristianismo fue tan exitoso en engrandecer y anquilosar la insensatez y la credulidad, que [como dice un refrán] “se le fue la mano”. Es decir, tuvo finalmente que intentar “deshacer” lo que se había excedido en hacer. Y este es el motivo para que encontremos al apóstol Pablo (paz sea con el), reprendiendo a los creyentes de la iglesia de Corinto, a causa de su inmaduro y fantasioso modo de pensar: «Hermanos, NO SEÁIS NIÑOS EN EL MODO DE PENSAR, SINO SED niños en la malicia, pero MADUROS EN EL MODO DE PENSAR» (1 Corintios 14:20).
¿Cual es el problema con todo esto? Pues que, al igual que sucede con toda doctrina o ideología Satánica, su finalidad no es otra sino el que actuemos como lo hace Ha Satan (el “Opositor”), rebelándonos contra lo expresamente ordenado por Yah. Es decir, la locura e insensatez de la teología Cristiana, conduce al creyente a aceptar como razonable, cualquier postura cristiana que niegue o se oponga directa [o indirectamente] a lo dicho por Yah en su Torah. Por ejemplo, si el Creador dijo que había un solo Dios (Deut. 6:4), el Cristiano se opone a ello, y lo contradice diciendo (1 Juan 5:7) que Dios no es Uno, sino Tres [Padre, Hijo, y Espíritu Santo]; Si el Creador dice que no desea que adoremos imágenes de nada de lo que esta en los cielos (Deut. 5:8-9), el Cristiano lo contradice, diciendo (Colosenses 1:15) que Dios en efecto desea que adoremos una imagen celestial [a Jesús, quien es “la imagen” del Dios invisible]; Si Yah dijo que debíamos observar (descansar) el Día Sábado (Deut. 5:12-15), el Cristiano lo rebate diciendo que, la importancia del Sabado, pertenece ahora al Domingo (Hechos 20:7, y Marcos 16:9); Si Dios ordenó que amáramos a nuestros padres (Deut. 5:16), viene el Cristianismo y cita a Jesús diciendo: “Si alguno viene a mi, y no aborrece a su padre y madre.... no puede ser mi discípulo” (Lucas 14:26); Si Yah dijo que no debíamos robar [es decir, no podíamos prohibir que los pobres, y los que no tenian con qué alimentarse, comiesen de las esquinas de nuestros cultivos, según Levitico 23:22], viene el Cristiano y lo contradice diciendo “Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma” (2 Tesalonicenses 3:10); Si Yah dijo que no podíamos comer cerdo, ratones, ni lagartos (Deut. 14:8, y Lev. 11:29-30), viene el Cristiano y lo contradice, citando el verso que dice: “De todo lo que se vende en la carnicería, comed...” (1 Corintios 10:25); Si Yah dijo que nunca debemos apartarnos de la Ley (Josue 1:8), el Cristiano lo contradice citando el pasaje que dice: “La Ley y los profetas eran hasta Juan” (Lucas 16:16); si Dios dice que los hijos no moriran por el pecados de sus padres (Deut. 24:16), el cristiano le desmiente, alegando que, si morimos, es debido al pecado de nuestros padres Adan y Eva (1 Corintios 15:21-22, y Romanos 5:12-19); si Dios dijo que, si le amamos y guardamos sus mandamientos, Él tendra misericordia de nosotros (Deut. 5:10), el cristiano viene y le contradice, alegando que nadie puede obtener la misericordia Divina (la salvacion) por medio de la obediencia a los mandamientos (Gálatas 2:6, Efesios 2:9, y Gálatas 2:21).
Esta rebelde aptitud cristiana, se manifestó por primera vez en el rey Shaul (un nombre Hebreo que, traducido al Castellano es “Saulo”). Es que el profeta Samuel increpaba a Shaul, diciéndole que había desobedecido lo ordenado por Yah [matar a todos los animales, así como a todas las personas de Amalec]. Pero Shaul tomo la aptitud del hombre soberbio, y orgulloso, que se dice así mismo: “¡Nadie me dice lo que tengo que hacer, o lo que tengo que creer!”. A pesar de que los hechos demostraban su clara desobediencia, Shaul insistía en racionalizar su rebeldia, afirmando que en efecto estaba obedeciendo al Creador, y que era Samuel quien estaba equivocado, no entendiendo en realidad lo que sucedia. Como esta escrito: “y Saúl le dijo: Bendito seas tú de Yah; YO HE CUMPLIDO LA PALABRA DE YAH. Samuel entonces dijo: ¿PUES QUÉ BALIDO DE OVEJAS Y BRAMIDO DE VACAS ES ESTE QUE YO OIGO CON MIS OÍDOS?” (1 Samuel 15: 13-14)... “¿POR QUÉ, PUES, NO HAS OÍDO LA VOZ DE YAH, sino que vuelto al botín has hecho lo malo ante los ojos de Yah? Y SAÚL RESPONDIÓ A SAMUEL: ANTES BIEN HE OBEDECIDO LA VOZ DE YAH...” (1 Samuel 15:19-20). ¿Que pensaba Dios acerca de la aptitud de Shaul (Saulo)? Veamos lo que dice la Escritura: “ME PESA HABER PUESTO POR REY A SAÚL, PORQUE se ha vuelto de en pos de mí, y NO HA CUMPLIDO MIS PALABRAS” (1 Samuel 15:11). Y mas adelante dice: “PORQUE COMO PECADO DE ADIVINACIÓN, ES LA REBELIÓN; Y COMO ÍDOLOS E IDOLATRÍA, LA OBSTINACIÓN” (1 Samuel 15:23).
¿Cual es el destino de quienes se obstinan en desechar (desobedecer) la ordenado por Yah? Pues, en armonía con la Ley de "medida por medida" (siembra y cosecha), estas personas serán tambien desechadas por Yah. Como esta escrito: “POR CUANTO TÚ DESECHASTE LA PALABRA DE YAH, ÉL TAMBIÉN TE HA DESECHADO...” (Ibid).
La rebelde consciencia que entre sus seguidores promueve la perspectiva cristiana, quizás de explicación al hecho de que ningún demonio [o espíritu impuro] haya jamas predicado Torah a los hombres [pues esta obliga a sus seguidores a obedecer los mandamientos del Creador]; mientras que los escritos cristianos afirman que los espíritus inmundos en efecto han predicado Cristianismo a los hombres [pues, como ya hemos demostrado, el Cristianismo induce a sus adeptos a rebelarse contra lo ordenado por Yah]. Como esta escrito: «Nos salió al encuentro UNA MUCHACHA QUE TENÍA ESPÍRITU DE ADIVINACIÓN, LA CUAL daba gran ganancia a sus amos, adivinando. Esta, siguiendo a Pablo y a nosotros, DABA VOCES, DICIENDO: ESTOS HOMBRES SON SIERVOS DEL DIOS ALTÍSIMO, QUIENES OS ANUNCIAN EL CAMINO DE SALVACIÓN” (Hechos 16:16-17). Roguemos al Creador por nuestros amados hermanos Cristianos; quienes, en aras de perseguir lo que aparenta ser una hermosa y glamurosa ilusión, renuncian a la obediencia, a la sabiduría y al conocimiento de Yah [el único y verdadero Dios], quien advierte a los suyos diciendo: “ABORREZCO A LOS QUE ESPERAN EN VANIDADES ILUSORIAS; Mas yo en Yah he esperado” (Salmo 31:6). Y también en otro lugar: “LOS QUE SIGUEN VANIDADES ILUSORIAS, SU MISERICORDIA ABANDONAN. Mas yo con voz de alabanza te ofreceré sacrificios; Pagaré lo que prometí. LA SALVACIÓN ES DE YAH [¡y no de nadie que haya habitado en un cuerpo de carne y sangre!]” (Jonás 2:8-9)





¿Quien es Yeshua (Paz Sea Con El) para los seguidores del Judaísmo Universal

Los Evangelios Cristianos indican que, los Judios que escucharon hablar al maestro de Galilea (la paz y la bendicion de Yah sean con el), entendieron claramente que Jesus no era sino un profeta; un poderoso reformador, que llamaba al pueblo a volver a Dios en sincero arrepentimiento; Como esta escrito: “Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente”- Lucas 13:2-4. Por esto, tambien dicen los evangelios: “Cuando entró él en Jerusalén, toda la ciudad se conmovió, diciendo: ¿Quién es éste? Y la gente decía: Este es Jesús el profeta, de Nazaret de Galilea”- Mateo 21:10-11. O, como tambien dice en otro lugar: “Y oyendo sus parábolas los principales sacerdotes y los fariseos, entendieron que hablaba de ellos. Pero al buscar cómo echarle mano, temían al pueblo, porque éste le tenía por profeta” - Mateo 21:45-46. Aun los mismos seguidores del Galileo, entendian que este no era sino un poderoso profeta de Dios, como esta escrito: “Aquellos hombres (sus discipulos) entonces, viendo la señal que Jesus habia hecho, dijeron: Este verdaderamente es el profeta que habia de venir al mundo” (Juan 6:14). Y tambien dice en otro lugar: “He aquí, dos de ellos (dos discipulos de Jesus) iban el mismo día a una aldea llamada Emaús, que estaba a sesenta estadios de Jerusalén. E iban hablando entre sí de todas aquellas cosas que habían acontecido. Sucedió que, mientras hablaban y discutían entre sí, Jesús mismo se acercó, y caminaba con ellos. Mas los ojos de ellos estaban velados, para que no le conociesen. Y les dijo: ¿Qué pláticas son estas que tenéis entre vosotros mientras camináis, y por qué estáis tristes? Respondiendo uno de ellos, que se llamaba Cleofas, le dijo: ¿Eres tú el único forastero en Jerusalén que no has sabido las cosas que en ella han acontecido en estos días? Entonces él les dijo: ¿Qué cosas? Y ellos le dijeron: De Jesús Nazareno, que fue varón profeta, poderoso en obra y en palabra delante de Dios, y de todo el pueblo” - Lucas 24:13-19.
Yeshua (la paz y la bendición del Creador sean con el) fue un poderoso expositor del Judaismo Universal; Un poderoso paradigma de lo que significaba vivir el Judaísmo que articulaba la escuela Judía de Hillel. En terminos eticos y morales, el Nazareno ciertamente fue un modelo digno de admirar. Pero Yeshua (Jesus) no era Dios, era solo un ser humano. Yeshua (paz sea con el) no era perfecto, pues tenia necesidades que requerían ser satisfechas. Por eso, cuando se cansaba, tenia que dormir; cuando le daba hambre, tenia que comer; cuando se enojaba, volcaba las mesas de los cambistas; y cuando estaba inseguro de si la higuera tenia o no higos, tenia que ir a verificarlo. No solo fue la conducta de Jesús imperfecta, sino que, en ciertos aspectos, no seriamos sabios siguiendo su ejemplo. Un caso particular de esto, es que los Escritos Cristianos nunca mencionan a Jesús riéndose. Y, no es buen indicio el que un hombre no ria, pues la promesa Divina es que "Cuando Adonai hiciere volver la cautividad de Sion, seremos como los que sueñan. Entonces nuestra boca se llenará de risa ...." (Salmo 126:1-2). Otro buen ejemplo, podría ser el hecho de que no se nos dice que Jesús (paz sea con el) haya jamas contraído matrimonio, ni engendrado hijo alguno. Y esta casi demás decir que, si todos fuésemos a seguir ese ejemplo, la humanidad pronto dejaría de existir.
En cuanto a que Jesús fue el mas grande de todos los profetas, habría que decir que el mismo Jesús diferiría de esta idea, pues se le adscribe haber dicho que, entre los que nacían de mujer, nadie era mayor que Juan el Bautista (Mateo 11:11). Y, siendo que Jesús también nació de una mujer (María), no nos queda otro remedio que concluir que, lo que Jesús implicaba era que Juan era mayor profeta que el. Pero este no es el único caso; Si bien se le adscriben a Jesús (paz sea con el) milagros extraordinarios, hubo profetas que obraron milagros mucho mayores que los que se le adscriben a Jesús. El profeta Eliseo es un buen ejemplo de esto. Vera, la tradición Judía dice que, el mas poderoso de entre todos los poderosos, es aquel que puede convertir en amigos a los que antes eran sus enemigos. Aunque se nos dice que Jesús (ssce) triunfo sobre la muerte, nunca logro triunfar sobre aquellos enemigos que deseaban su mal. Es decir, nunca logro hacerlos sus amigos. Pero, de Eliseo, se nos dice que, en un momento dado, se vio a si mismo rodeado por un ejercito enemigo (el ejercito Sirio); pero, al final, se obro en Eliseo un milagro tan grande, que aquellos soldados enemigos no solo se marcharon sin dañar a nadie, sino que se hicieron amigos de Eliseo, y lo demostraron por medio de nunca mas venir contra el profeta. El pasaje lee así: “Entonces se les preparó una gran comida; y cuando habían comido y bebido, los envió, y ellos se volvieron a su señor. Y NUNCA MÁS VINIERON BANDAS ARMADAS DE SIRIA A LA TIERRA DE ISRAEL" (2da Reyes 6:23). De igual modo, a pesar de que se nos dice que, después de resucitar de entre los muertos, Jesús multiplico los peces (Juan 21:6), de Eliseo se nos dice que obro un milagro aun mayor; pues, sin haber resucitado, sus huesos inanimados poseían aun suficiente poder como para resucitar el cadáver de otro hombre. El pasaje dice así: “Y aconteció que al sepultar unos a un hombre, súbitamente vieron una banda armada, y arrojaron el cadáver en el sepulcro de Eliseo; y CUANDO LLEGÓ A TOCAR EL MUERTO LOS HUESOS DE ELISEO, REVIVIÓ, Y SE LEVANTÓ SOBRE SUS PIES” (2da Reyes 13:21).
En resumen, aunque el Judaísmo Universal reconoce en Yeshua (Jesús) a un ungido de Dios, así como a un poderoso maestro de esta escuela judía de pensamiento, no entiende que halla justificación alguna para hacer de su persona un objeto de culto. De igual modo, no entiende que sus palabras o sus enseñanzas hallan sido suficientemente completas (o exhaustivas) como para abrogar (y mucho menos remplazar) la Torah dada a Yisrael por medio de Moshe ravenu. Y, en este ultimo punto, hasta la tradición Cristiana nos da la razón pues, si la palabras y las acciones atribuidas al Nazareno (ssce) hubiesen sido suficientemente claras y concisas, no habría necesidad de haberse escrito 23 libros adicionales, para explicar y aclarar el mensaje de tan solo cuatro libros (Evangelios). De hecho, no habría habido tampoco necesidad de que el evangelista Lucas dijera que se habían hecho varios intentos (¿infructuosos?) para poner en orden (correcto) los sucesos asociados con las palabras y las acciones del Nazareno (ssce). El pasaje lee así: “Puesto que ya MUCHOS HAN TRATADO DE PONER EN ORDEN LA HISTORIA DE LAS COSAS que entre nosotros han sido ciertísimas, tal como nos lo enseñaron los que desde el principio lo vieron con sus ojos, y fueron ministros de la palabra, me ha parecido también a mí, después de haber investigado con diligencia todas las cosas desde su origen, escribírtelas por orden, oh excelentísimo Teófilo” (Lucas 1:1-3). Así, el seguidor del Judaismo Universal, reconoce (y endosa) el merito del mensaje etico que Jesús mismo predico; el arrepentimiento que se traduce en una vida comprometida con hacer el bien, no haciendo al prójimo aquel mal que no quisiéramos para nosotros mismos (Mateo 7:12). Pero, en el ultimo análisis, la fe Hebrea de nuestro padre Avraham, no es Cristianismo, sino una forma universal de Judaísmo; es decir, al igual que cualquier otra forma de Judaísmo, el Judaísmo Universal rechaza cualquier interpretación que niegue el mensaje básico de la Torah; cualquier teología (Divinidad de Jesús, Infalibilidad de los Escritos Cristianos, Trinidad, Salvación solo por la fe, abrogación de la Ley, etc.) que proponga que la salvación del hombre depende de otra cosa fuera del arrepentimiento sincero, y del compromiso con hacer el bien, tal y como lo prefigura la Ley de Moisés.




La Torah dice así: «Pero acontecerá, SI NO OYERES LA VOZ DE יהוה (YAH) TU DIOS, PARA PROCURAR CUMPLIR TODOS SUS MANDAMIENTOS... que vendrán sobre ti todas estas maldiciones, y te alcanzarán... MALDITO SERÁS TÚ... y no serás sino oprimido y robado todos los días, Y NO HABRÁ QUIEN TE SALVE» (Deut. 28: 15&29). En el anterior pasaje, la palabra Hebrea que se ha traducido como “quien te salve”, es “Moshia”; una palabra que traducimos al Castellano como “Mesías”. ¿Que significa entonces el pasaje? Pues significa que, no hay Salvador, ni tampoco hay Salvación, para el hombre que rehúsa guardar los [Diez] mandamientos de Yah. Este hombre rebelde, que rehúsa someter su cuello al yugo de los mandamientos, estará bajo maldición, pues será oprimido [batallará contra la depresión] y robado [de su paz], todos los días de su vida.




Hacer el Bien que ordena la Escritura Hebrea, es muy fuerte; es mas fácil jugar a la religión

El mensaje de la Torah [la Escritura Hebrea], no es Abraham, no es Israel, No es Moisés, no es Jesús, ni tampoco es Muhammad (paz sea con todos ellos). El mensaje de la Torah, no es la Tierra de Israel, no son las Naciones gentiles, no es el Noahismo, no es el Judaísmo, no es el Cristianismo, no es el Islam, y tampoco es el Judaismo Universal. El mensaje de la Torah, es que el Creador (bendito sea), desea que el hombre vuelva la espalda a la maldad, y comience en cambio a hacer el bien; pues, cuando el hombre siembra el bien, esta con ello asegurándose de que tendrá una buena cosecha [es decir, que habrá de recoger en un futuro, ese mismo bien que ha sembrado]
¿Donde enseña estas cosas la Escritura Hebrea? ¡Pues en todas partes! Es decir, esta enseñado [explicita o implícitamente] en cada relato, en cada mandamiento, en cada estatuto, en cada rito, en cada narrativa histórica, y en cada alegoría. Los siguientes, son solo una pequeña muestra de ello:

1) «Apártate del mal, y haz el bien, Y vivirás para siempre» - Salmo 37:27
2) «Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido?» - Génesis 4:7
3) «Decid al Justo, que le irá bien, porque comerá de los frutos de sus manos» - Isaías 3:10
4) «El que sembrare iniquidad, iniquidad segará» - Proverbios 22:8
5) «¡Ay del impío! Mal le irá, porque, según las obras de sus manos, le será pagado» - Isaías 3:11
6) «Así colgaron a Amán en la horca que él había hecho preparar para Mardoqueo» - Ester 7:10
7) «Mas Adoni-bezec huyó; y le siguieron y le prendieron, y le cortaron los pulgares de las manos y de los pies. Entonces dijo Adoni-bezec: Setenta reyes, cortados los pulgares de sus manos y de sus pies, recogían las migajas debajo de mi mesa; Como yo hice, así me ha pagado Dios» (Jueces 1:6-7)
8) «Oh hombre, El (Dios) te ha declarado lo que es bueno, ¿y qué pide Dios de ti? ¡solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios!» - Miqueas 6:8
9) «Estas son las cosas que habéis de hacer: Hablad verdad cada cual con su prójimo; juzgad según la verdad y lo conducente a la paz» - Zacarías 8:16
10) «No harás injusticia en el juicio, ni favoreciendo al pobre ni complaciendo al grande; con justicia juzgarás a tu prójimo» - Levítico 19:15
11) «¡Lejos este de Dios la impiedad, y del omnipotente la iniquidad! Porque Él pagará al hombre según su obra, y le retribuirá conforme a su camino. si, por cierto, Dios no hará injusticia, y el omnipotente no pervertirá el derecho» - Job 34:10-12
12) «Porque tu [oh Dios] pagas a cada uno, conforme a su obra» (Salmo 62:12)
13) «El que mira por tu alma, Él lo conocerá, y dará al hombre según sus obras» - Proverbios 24:12
14) «... Mis escogidos disfrutarán la obra de sus manos» - Isaías 65:22)
15) «Y yo [el Creador] les pagaré conforme a sus hechos, y conforme a la obra de sus manos» (Jeremías 25:14).

Pero, a pesar de lo claro y contundente que es el llamado ético y moral que hace la Escritura Hebrea, tanto el liderato del Judaísmo tradicional, como el liderato Cristiano e Islámico, se obstinan en negarlo. ¿Por que? Pues porque lo encuentran demasiado fuerte. Es que, abandonar la maldad, no solamente implica abandonar la usura, la mentira, el oportunismo, el fraude, el adulterio, el robo, la vanidad, y la homosexualidad; sino que también implica renunciar a la idolatría del hombre. Y, no se puede llegar a ser líder de ningún gran establecimiento religioso, sin primero idolatrar a los hombres que fundaron tal establecimiento [así como a las instituciones que le representan]. Es decir, no se puede ser un gran líder del Judaísmo Ortodoxo, sin primero “venderle” el alma [la conciencia] a Maimónides, a Rashi, a Baal Shem Tov, al Rabino Nachman, y al Rabino Shneerson. Del mismo modo, nadie puede ser un gran líder Cristiano, si primero no idolatra [rindiendo ciega pleitesía] a la figura del apóstol Pablo. Y nadie puede ser un gran líder Islámico, si primeramente idolatrar a Muhammad [creyendo ciega e incondicionalmente en sus palabras].
Y, esta idolatría del hombre, es lo que mantiene con vida a las grandes instituciones religiosas, que prefieren negar el mensaje de la Torah, antes que renunciar a su propia existencia, así como a la gloria, y al poder que han alcanzado.
En conclusión, tanto los pecadores de entre todos los pueblos del mundo, como el liderato religioso de Judíos, Cristianos, y Musulmanes, prefieren pervertir el mensaje Divino, negando que sea un llamado a vivir una vida ética y moral, y haciéndolo en cambio un llamado a “tener la teología correcta”. De este modo, ponen en segundo plano la demanda ética y moral hecha por la Torah, para ensalzar en cambio una falsa y artificialmente creada demanda intelectual; un área en la cual pueden adquirir prominencia, gloria, y poder; pero sin verse obligados a renunciar completamente al pecado, al orgullo, a la idolatría, y a la inmoralidad. Y esto explica el común fenómeno que a diario observamos; donde vemos una innumerable cantidad de Judíos, de Cristianos, y de Musulmanes que, a pesar de ser excelentes teólogos, exhiben una vida inmoralidad; que son ateos confesos; o que practican la abierta homosexualidad [todo esto, sin darse cuenta de que Dios no puede ser engañado; y que, tarde o temprano, serán forzados a sufrir el castigo de arder en la misma hoguera que han encendido]. ¡Que el Creador tenga misericordia de su Pueblo!





¿Es valida la religión Netsarita? ¿Y que de los Adventistas, de los Mormones, de los Testigos, y de los Mesiánicos?

Tanto los cultos Mesiánicos, como los cultos Netsaritas, los cultos Católicos, los cultos Evangélicos, los Pentecostales, los Mormones, los Testigos, y los Adventistas, son formas validas de servir y adorar al Creador. El único problema es que, al igual que hacían los antiguos Samaritanos, estos credos diluyen lo que es la adoración y pleitesía que debemos rendir a יהוה [el único y verdadero Dios, bendito sea], con la adoración y pleitesía que rinden a la figura del Nazareno [así como a la figura del apóstol Pablo]. Y, obrando de esta manera, estos credos contradicen la clara y explicita voluntad Divina, que no es otra sino que el creyente solo sirva y adore al Creador; y no a nada [ni a nadie] que tenga un nombre distinto al de יהוה [Adonai Yah, bendito sea]. Como esta escrito: «A יהוה tu Dios temerás, y a Él solo servirás, y por su nombre jurarás»- Deut. 6:13; Y como dice también en otro lugar: «Yo יהוה; este es mi nombre; y a otro no daré mi gloria»- Isaías 42:8; Y finalmente dice: «Y nombre de otros dioses no mentaréis, ni se oirá de vuestra boca»- Éxodo 23:13





Nunca vendrá otro hombre [ni otro Mesías] como Moisés

El único ser humano que ha sido designado "Dios" por el Creador, fue Moisés (Éxodo 7:1). Y eso nunca cambiara. Es que, La escritura Hebrea, dice que nunca se levanto en Israel otro profeta como Moisés, ni nadie que hiciese los milagros que hizo Moisés. Y eso es palabra de Ha Shem [y por tanto es final e inmutable]. Es decir, es falso que ha de venir algún Mesías humano, que ha de hacer mayores milagros que los que hizo Moisés; o que haya de tener mas poder [o mejor visión profética] que Moisés. La promesa Divina es que Nunca ha venido, ni tampoco vendrá, ningún hombre mayor que Moisés; sino que sera el mismo Moisés, quien volverá para completar su Misión: hacer que todos los que le siguen [todos los creyentes Hebreos] lleguen finalmente a la Tierra prometida [prototipo del Olam Haba, o mundo que ha de venir]. Es que, no es mera coincidencia que, la palabra Hebrea “Mashiach” (Mesías), y la palabra Hebrea "Mosheh" (Moisés) tengan la misma raíz etimológica.... [¡es que, lo uno, equivale a lo otro!]...





Life isn’t “All or Nothing”

If you live long enough [and hard enough], you’ll reach the point where you finally realize that life isn't "all, or nothing". You’ll come to understand that, each of the three mayor monotheistic traditions (Islam, Judaism and Christianity), makes a positive contribution to the whole religious experience. In the case of Christianity, it’s the emotional part of their tradition, which manifest itself in great worship music; in the case of Islam, it’s their commitment with honor, respect, chastity, and submission to God’s will. In the case of Judaism, it is their legends, as well as the deeper philosophical explanation of the Scriptures. What shall a believer do? Submit himself to the short-sighted “all or nothing” criterion? Choose one tradition, and reject the good contributions made by all others? The answer Universal Judaism gives to this issue, is to take the best of each tradition. That's why it is no surprise to find Hebrew believers who dress like Middle Eastern Muslims (Yemenite Jews); sing to God like Christians, and expose Torah like Orthodox Jews (according to the weekly Parasha).
In addition, Universal Judaism recognizes that God has sent many prophets to the world: Noah, to the generation of the flood, Job to the people of Uz, Moses to Israel, Jesus to the Greeks and the Romans, and Muhammad to the Arab World (peace be upon them all). Why? So that each individual has the option of following the prophet who best represents the cultural background each person identifies with.
In short, as long as the believer recognizes that there’s only one Creator (the God Avraham served), who will one day judge the whole world, rewarding those who do good, and punishing those who do evil, it doesn’t matter if that person follows Islam, Christianity, or Judaism; he can rest assured that he will be granted a place in Olam Ha-ba (the World to come, or Paradise).





¡Los mitzvot (mandamientos) fueron dados para el beneficio de los seres humanos!

La tradición Judía enseña que, la recompensa por honrar a los padres, es una larga vida en el “Olam habá” (es decir, en el Mundo que ha de venir). Si bien la principal recompensa por esta mitzvá (mandamiento) está reservada para el mundo venidero, es una de los mitzvot (mandamientos) de los cuales una persona también recibe beneficio en este mundo. Cuando los Reyes de las naciones oyeron el Primer Mandamiento de Hashem (El Creador, bendito sea), no fueron impresionados, pues Arguyeron diciendo: "¿Qué soberano desea ser negado? Hashem, al igual que cualquier otro rey, ordena que El sea reconocido." Cuando escucharon acerca del Segundo Mandamiento, similarmente observaron: "¿Existe algún soberano que tolere alguna otra autoridad? Hashem, al igual que todos los reyes, quiere ser adorado Él solo. ¡Ese es el por qué decretó que nadie sirviese a otros dioses!". Tampoco se conmovieron por el Tercer Mandamiento, comentando: "¿Qué rey querría que sus súbditos juraran falsamente en su nombre? Hashem tampoco lo quiere". Acerca del Shabat, dijeron: "¡Desde luego, todos los reyes gustan que su día especial sea celebrado!" Pero cuando escucharon acerca de la mitzvá de honrar a los padres, todos los reyes se levantaron de sus tronos, y alabaron a Hashem, admitiendo: "Si alguien en nuestros círculos es elevado a un noble rango, inmediatamente niega a sus [plebeyos] padres. Hashem actúa diferente, ¡El ordenó que todos honren a sus padres!".
Así, los reyes de la Tierra “admitieron” (que estaban equivocados), y entendieron retro-activamente que las mitzvot de Hashem no fueron dadas [como originalmente imaginaron] con el fin de honrar a Hashem. ¡Las mitzvot fueron dadas para el beneficio de los seres humanos! Con respecto a esta “admisión” de los reyes de la tierra, la antigua traducción Hebrea del Salmo 138:4 dice de la siguiente manera: “Todos los Reyes de la Tierra, oh Señor, admitieron (que estaban equivocados), después que oyeron las palabras (entiéndase, los mandamientos) de tu boca”.





Moisés es El Camino; Nadie viene a Dios, si no es por medio de Moisés

Tanto Jesús como Muhammad (paz sea con ellos), fueron grandes estrellas, que brillaron con fuerza en el universo moral de nuestro Creador. Acerca del Galileo, el Evangelio reclama lo siguiente: «Jesús le dijo: YO SOY EL CAMINO, Y LA VERDAD, Y LA VIDA; NADIE VIENE AL PADRE, SINO POR MÍ» (Juan 14:6). Y, acerca de Muhammad, el Hadith (Muslim 193) dice así: «SE ME DIRÁ, “OH MUHAMMAD, LEVANTA TU CABEZA. HABLA, Y SERAS OÍDO; PIDE, Y SE TE DARÁ; INTERCEDE, Y TU INTERCESIÓN SERA ACEPTADA”. YO DIRÉ, “OH SEÑOR, ¡MI UMMAH! (MIS SEGUIDORES), ¡MI UMMAH! (MIS SEGUIDORES)”. Y SE ME DIRÁ, “VE, Y A TODO EL QUE TENGA EN SU CORAZÓN LA FE [EN TI] DEL PESO DE UN GRANO DE MOSTAZA, SÁCALO [DEL FUEGO DEL INFIERNO]”. Así que iré, y haré eso, para luego volver a mi Señor, y adorarle con aquellas palabras».
De este modo, vemos que, tanto Jesús como Muhammad (paz sea con ellos), prometieron salvar a su seguidores. Es decir, estas dos grandes luminarias religiosas, hicieron la promesa de que, la confianza en sus personas [en la veracidad de sus respectivo mensajes], garantizaría a sus seguidores la salvación de sus almas [permitiendoles llegar a Dios, y ser aceptos ante Él].
Pero, si bien las promesas hechas por estos grandes mensajeros fueron poderosamente seductoras, la realidad verificable, es que la Escritura muestra que solo el profeta Moisés produjo pruebas indubitables acerca de la veracidad de sus promesas. Es decir, solo Moisés demostró tener suficiente aprobación Divina, como para [literalmente] llevar a sus [millones] de seguidores ante el Santo de Israel. Y la Escritura confirma que, quienes siguieron al maestro Moisés, no solamente llegaron salvos y sanos ante el Creador, sino que se les concedió ver a Dios con sus propios ojos, y regocijarse con serenidad (paz), comiendo ante su santa presencia.
¿Donde confirma la Torah que Moisés haya logrado llevar ante Dios a sus seguidores, a fin de que pudiesen ver al Creador, para comer y beber ante su presencia? Pues en los siguientes pasajes: «Y יהוה dijo a Moisés: Así dirás a los hijos de Israel: VOSOTROS HABÉIS VISTO QUE HE HABLADO DESDE EL CIELO CON VOSOTROS» (Éxodo 20:22); Y LA APARIENCIA DE LA GLORIA DE יהוה ERA COMO UN FUEGO ABRASADOR, en la cumbre del monte, A LOS OJOS DE LOS HIJOS DE ISRAEL» (Éxodo 24;17); «Y HABLÓ יהוה CON VOSOTROS DE EN MEDIO DEL FUEGO; oísteis la voz de sus palabras» (Deut. 4:12); «Y SUBIERON MOISÉS Y AARÓN, NADAB Y ABIÚ, Y SETENTA DE LOS ANCIANOS DE ISRAEL; Y VIERON AL DIOS DE ISRAEL; y había debajo de sus pies como un embaldosado de zafiro, SEMEJANTE AL CIELO CUANDO ESTÁ SERENO. Mas no extendió su mano sobre los príncipes de los hijos de Israel; Y VIERON A DIOS, Y COMIERON Y BEBIERON» (Éxodo 24:9-11).
De este modo, si bien es cierto que muchos han “dicho” ser “El Camino a Dios”, el Creador (bendito sea) ha revelado en su Palabra que, solo los seguidores de Moisés [las personas que, sin importar su nacionalidad, se comprometen públicamente con obedecer los diez mandamientos], tienen la certeza de que, el “dicho”, se habrá de convertir en el “hecho” [¡como corroboró Dios que sucedió con los anteriores seguidores de Moisés!]. ¿A quien debe usted creer? ¿Al que dice? ¿O al que hace? Decir es fácil; en cambio, cumplir es difícil. Es que, como dice un sabio refrán, «Del “dicho”, al “hecho”, ¡hay un gran trecho!».
Siga a Moisés, y tendrá garantía segura de que tendrá una parte en “la cena de los Justos”, que se celebrará en la presencia del Creador (bendito sea), en aquel gran Día Final.




La vida de todo hombre termina en una gran tribulación, y en un consecuente “arrebatamiento”. La "gran tribulación", es el dolor que causa el proceso de la muerte; y, "el arrebatamiento", es el de su alma [la cual, en un "abrir y cerrar de ojos", arrebata la muerte de su cuerpo]



Que Escritura sagrada debe el creyente seguir? ¿El Korán? ¿El Evangelio? ¿O la Torah?

Nuestros amados hermanos Musulmanes, reconocen que Allah (Dios, bendito sea) no escribió el Korán. Tampoco lo escribió el profeta Muhammad (paz sea con el); sino una tercera persona (quizás algún escribano). Igual sucedió tanto con la Torah, como con los Evangelios: fueron todos escritos por la mano del hombre. En cambio, tanto judíos, como cristianos y musulmanes, concordamos en que, los Diez Mandamientos, no fueron escritos por la mano de hombre alguno, sino por el dedo mismo de Dios [esto es, sobre las dos tablas de piedra].
Esto implica que, en el momento en que una persona decide despreciar lo escrito directamente por el dedo de Dios [no obedeciendo los diez mandamientos], para poner en cambio su confianza en lo escrito por el dedo de algún hombre [El Korán o El Evangelio], comete lo que entre los Musulmanes es conocido como el grave pecado de “Shirk” (politeísmo); es decir, hacer a la criatura igual [o mayor] que su Creador.
Esta extraviada aptitud, solo traerá maldición sobre esa persona; pues, despreciando lo ordenado por su Creador, se arriesga a que se cumpla en su vida lo profetizado por el profeta Jeremías, cuando advierte diciendo: «Yah [El Señor] dice: “Maldito aquel que aparta de mí su corazón, que pone su confianza en los hombres y en ellos busca apoyo. Será como la zarza del desierto, que nunca recibe cuidados: que crece entre las piedras, en tierras de sal, donde nadie vive. Pero bendito el hombre que confía en mí, que pone en mí su esperanza. Será como un árbol plantado a la orilla de un río, que extiende sus raíces hacia la corriente y no teme cuando llegan los calores, pues su follaje está siempre frondoso. En tiempo de sequía no se inquieta, y nunca deja de dar fruto”» (Jeremías 17:7-8, Versión “Dios Habla Hoy”).

Los que servimos al Creador ("Yah", bendito sea), hemos puesto nuestra esperanza en lo que nuestro Dios ha escrito con su propio dedo. ¿En quien ha puesto usted su suprema confianza? ¿En lo escrito por Dios, o en lo escrito por el hombre? ¿Guarda usted el Sábado [como ordenó directamente Dios en las tablas de piedra]? ¿O guarda el Viernes [o el Domingo]? ¿Cree usted que el nombre original de Dios es יהוה [“Yah”, como el mismo Creador lo escribió en las dos tablas de piedra]? ¿O cree que el nombre original es Allah [como dice el sagrado Korán], o Jesús [como dicen los santos Evangelios]? ¿Dará mas crédito a lo escrito por el dedo de Dios, o a lo escrito por el dedo del hombre?





La Torah es la Verdad; pero, el Evangelio, es demagogia

El Dios de la Torah (la Escritura Hebrea) es un Dios humilde, con el cual Abraham, Moisés, y los profetas, no solamente podían discutir y argumentar (“Lejos de ti el hacer tal, que hagas morir al justo con el impío, y que sea el justo tratado como el impío; nunca tal hagas. El Juez de toda la tierra, ¿no ha de hacer lo que es justo?”- Génesis 18:25), sino que incluso podían mostrar sus dudas (“si יהוה está con nosotros, ¿por qué nos ha sobrevenido todo esto? ¿Y dónde están todas sus maravillas, que nuestros padres nos han contado, diciendo: ¿No nos sacó יהוה de Egipto?”- Jueces 6:13). De hecho, el Dios de la Torah era tan humilde, que hasta permitió que las hijas de Zelofehad le corrigieran, de suerte que pudiesen heredar tierras de su padre (“Bien dicen las hijas de Zelofehad; les darás la posesión de una heredad entre los hermanos de su padre…”- Números 27:7).
Pero, el dios del Nuevo testamento, era un dios arrogante, que no toleraba el honesto cuestionamiento de sus seguidores, y malignizaba a quienes lo intentaban (“Entonces Pedro, tomándolo aparte, comenzó a reconvenirle, diciendo: Señor, ten compasión de ti; en ninguna manera esto te acontezca. Pero él, volviéndose, dijo a Pedro: ¡Quítate de delante de mí, Satanás!…”- Mateo 16:22-24); un dios que no toleraba la duda (“y no seas incrédulo, sino creyente…”- Juan 20:27), sino que exigía la ciega y absoluta credulidad de sus seguidores (“pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él”- Juan 3:36).
Para colmo, el Dios de la Torah, demanda que su pueblo viva en “madurez”. ¿Cual madurez? Pues la de madurez de quien es lo suficientemente adulto como para actuar plenamente consciente de que tendrá que enfrentar las consecuencias de sus malas [o buenas] acciones, de suerte que asume la responsabilidad de hacer el bien, a fin de evitar que su vida termine en desastre]. Pero, el dios del Nuevo testamento, utiliza la inmadurez de sus seguidores, como instrumento para obtener su pleitesía. ¿Como? Pues por medio de “la salvación por fe, y sin necesidad de las obras de la Ley”; una doctrina que explota las pasiones de los hombres, por medio de la demagogia que es prometerles “todos los beneficios de la Ley, pero sin ninguna de sus responsabilidades”.





Homosexualidad Masculina; la mayor de todas las abominaciones

Satanás odia a Dios; y quisiera que Dios tuviese un cuerpo humano, a fin de poder sodomizarle. Pero, como no puede hacerlo [pues Dios es un espíritu], entonces trata de hacerlo indirectamente; es decir, Sodomizando al hombre, que esta hecho "a imagen y semejanza de Dios". Pero, para que la blasfemia sea completa, Satanás no sodomiza forzosamente a los hombres, sino que les induce a sodomizarse entre ellos mismos. De este modo, Satanás puede maldecir a Dios, diciendo lo siguiente: "Esto es la prueba de que Dios es un idiota- el que haya creado a los hombres a su propia imagen, y luego les halla dotado de libre albedrío; algo que les permitiría sodomizarse entre ellos mismo [sodomizando indirectamente también al Creador]"





¿Cual es el propósito de los pasajes “violentos” que hallamos grabados en la Escritura hebrea?

¿Por que aparecen en la Escritura hebrea pasajes donde el Creador ordena a Israel matar a mujeres, a niños, a ancianos, y a los animales? ¿No proveen estos pasajes una excusa para que los ateos y los homosexuales rechacen tanto la Palabra como los mandamientos del Creador? La respuesta es que, estos pasajes, tienen una doble finalidad: la primera de ellas, es infundir un temor reverente en el corazón de los creyentes, a fin de ayudarles a permanecer en la Senda del Bien [es decir, en la obediencia a los Mandamientos]; Como esta escrito- «... Y quitarás el mal de en medio de ti. Y, LOS QUE QUEDAREN, OIRÁN Y TEMERÁN, Y NO VOLVERÁN A HACER MÁS UNA MALDAD SEMEJANTE en medio de ti»- Deut. 19:19-20.
La segunda finalidad, es proveer una excusa para que, los impíos que han resuelto no arrepentirse (los blasfemos, los ateos, y los homosexuales), continúen practicando su inmundo y extraviado estilo de vida; de modo que, al final, puedan ser destruidos y desarraigados, sin que se les muestre misericordia alguna. Como esta escrito: «Porque esto vino de Dios, QUE ENDURECÍA EL CORAZÓN DE ELLOS, PARA QUE RESISTIESEN CON GUERRA A ISRAEL, PARA DESTRUIRLOS, Y QUE NO LES FUESE HECHA MISERICORDIA, SINO QUE FUESEN DESARRAIGADOS, como Dios lo había mandado a Moisés»- Josué 11:20





¿Quien es el Mesías que reinara sobre Israel?

Nuestros amados hermanos Cristianos tienen una concepción literal acerca de la idea de un Mesías. Y, esta perspectiva, les conduce a pensar que el Mesías es una persona especifica, que habrá de reinar sobre Israel (así como sobre el mundo entero) durante la época Mesiánica. Obviamente, el Cristianismo postula que esta persona no sera otra sino el Maestro de Galilea (paz y bendición sean con el). Pero, ¿que decía la Escritura Hebrea al respecto? ¿Quien dice la Tanak que habrá de reinar sobre Israel? La Escritura dice así: «¡Ah, cuán grande es aquel día! tanto, que no hay otro semejante a él; tiempo de angustia para Jacob; pero de ella será librado. En aquel día, dice Yah de los ejércitos, yo quebraré su yugo de tu cuello, y romperé tus coyundas, y extranjeros no lo volverán más a poner en servidumbre, sino que servirán a Yah su Dios y a David su rey, a quien yo les levantaré (resucitare de entre los muertos). Tú, pues, siervo mío Jacob, no temas, dice Yah, ni te atemorices, Israel; porque he aquí que yo soy el que te salvo de lejos a ti y a tu descendencia de la tierra de cautividad; y Jacob volverá, descansará y vivirá tranquilo, y no habrá quien le espante» (Jeremías 30:-10). Y también dice en otro lugar la Escritura: «.. Y les dirás: Así ha dicho Yah el Señor: He aquí, yo tomo a los hijos de Israel de entre las naciones a las cuales fueron, y los recogeré de todas partes, y los traeré a su tierra; y los haré una nación en la tierra, en los montes de Israel, y un Rey será a todos ellos por Rey; y nunca más serán dos naciones, ni nunca más serán divididos en dos reinos. Ni se contaminarán ya más con sus ídolos, con sus abominaciones y con todas sus rebeliones; y los salvaré de todas sus rebeliones con las cuales pecaron, y los limpiaré; y me serán por pueblo, y yo a ellos por Dios. Mi siervo David será Rey sobre ellos, y todos ellos tendrán un solo pastor; y andarán en mis preceptos, y mis estatutos guardarán, y los pondrán por obra» (Ezequiel 3:21-24).
Así, la interpretación literal de la Escritura Hebrea, muestra de forma inequívoca que, si algún Mesías humano (la palabra Mesías literalmente significa “ungido”) habrá de reinar sobre Israel, este Mesías no puede ser otro sino el antiguo Rey David (paz sea con el), quien literalmente fue “ungido” por el profeta Samuel. Pero, los hermanos Cristianos podrían alegar que los anteriores pasajes no son literales; es decir, que el nombre “David” no es sino una forma alegórica de referirse a “Jesús”. ¿Cual es el problema con esta ultima linea de razonamiento? Pues que contradice la porción del pasaje que dice: «... y andarán en mis preceptos, y mis estatutos guardarán, y los pondrán por obra». Es decir, el Mesías que reinara sobre Israel, obligara a Israel a guardar tanto los preceptos como los estatutos de Yah. ¿A cuales preceptos y estatutos se hace referencia? Pues a los preceptos y estatutos de la Ley, como esta escrito: «Guarda los preceptos de Yah tu Dios, andando en sus caminos, y observando sus estatutos y mandamientos, sus decretos y sus testimonios, de la manera que está escrito en la ley de Moisés, para que prosperes en todo lo que hagas y en todo aquello que emprendas» (1 Reyes 2:3). Y también confirma otro pasaje diciendo: «En extremo nos hemos corrompido contra ti, y no hemos guardado los mandamientos, estatutos y preceptos que diste a Moisés tu siervo» (Nehemías 1:7).
Así, de acuerdo a la teología Cristiana (que postula que el Nazareno cumplió perfectamente la Ley, a fin de que nadie se viese obligado a seguir cumpliéndola), Jesús no puede ser el Mesías que describe el profeta Ezequiel, pues el Mesías de Ezequiel hará que Israel vuelva a la obediencia a la Ley.
El punto es que, si asumimos que los anteriores pasajes son figurados; y que, en vez de hablar de David (paz y bendición sean siempre sobre el), en realidad hablan de Jesús, entonces los “pilares” del edificio de nuestra fe estarían descansando sobre lo que, en términos teológicos, es poco mas que “arena movediza”. Es decir, así como cabe la remota posibilidad de que el “David” de la Biblia Hebrea fuese realmente el “Jesús” de la Biblia Griega; de ese mismo modo cabe la remota posibilidad de que, el “Jesús” de la Biblia Griega, en realidad sea el “David” de la Biblia Hebrea. En otras palabras, que “Jesús” no haya sido una manifestación de “Jesús”, sino una manifestación de “David”; tal y como (según los escritos Cristianos) Juan el Bautista fue una manifestación de Elías, pero Elías no fue una manifestación de Juan el Bautista. Esta ultima idea hace perfecto sentido, cuando recordamos que Dios prometió a David tanto un Reino como un Trono eterno, como esta escrito: «Y será afirmada tu casa y tu reino para siempre delante de tu rostro, y tu trono será estable eternamente» (2 Samuel 7:16). En el anterior pasaje, Dios prometió a David (no a ninguno de sus descendientes, ni tampoco a Jesús) un reino y un trono eterno. Pero la historia muestra que esa promesa aun no se ha cumplido, pues ni David, ni ninguno de sus descendientes reina al presente sobre Israel. ¿Cuando recibirá entonces David el trono eterno prometido? ¡Pues en la Eternidad (la era mesiánica), donde sera resucitado (para nunca mas morir) y reinar así eternamente!
¿Significa esto que el Cristianismo es mentira, y que los Cristianos no tendrán parte del reino milenial? ¡En lo absoluto! Todos los justos de entre las comunidades Cristianas y Musulmanas tendrán en efecto parte en el mundo que ha de venir, según intima la Escritura, cuando dice: “Pero los mansos heredarán la tierra, Y se recrearán con abundancia de paz”- Salmo 37:11. Pero la Escritura intima también que, la recompensa que habrá de recibir cada justo, es distinta; pues esta diseñada para satisfacer el deseo del corazón de cada justo en particular, como dice la Tanak: «Deléitate asimismo en Yah, y Él te concederá las peticiones de tu corazón» - Salmo 37:4.
Así, el Olam Ha-ba que experimentaran los hermanos Cristianos, es distinto al que experimentaran los creyentes Hebreos. Es decir, los hermanos Cristianos experimentaran “un Olam Ha-ba Cristiano”; uno donde Jesús (paz sea sobre el) reinara sobre ellos (cumpliendo así el deseo de sus corazones). Pero, el Olam Ha-ba que experimentaran los que siguen la fe de Avraham, sera uno “Hebreo”; es decir, uno donde David (paz sea con el) reinara sobre ellos (cumpliendo así no solamente el deseo de sus corazones, sino lo prometido en las Escrituras Hebreas). Lo mismo podríamos decir acerca de los hermanos Musulmanes: quienes experimentaran un Olam Ha-ba “Musulmán”, es decir, uno donde no serán David ni Jesús quienes presidan sobre ellos, sino el profeta Muhammad (paz sea con el).
Alguien podría preguntar: ¿Entonces, que diferencia hace el creer una cosa o la otra? ¿No da todo igual? La respuesta es que, en efecto da igual, pero solo para quienes no conocen la verdad que revelan las Escrituras. Pero, para quienes la han conocido, hace toda la diferencia del mundo. Una cruda analogía, podría ser la persona que necesita un arma para su defensa personal. Quien solo ha conocido las armas blancas (cuchillos), se siente feliz y seguro con ellas. Pero quien ha conocido las armas de fuego no se sentirá feliz con nada menos que una. Otro crudo ejemplo, podría ser la persona que pasa su vida alimentándose de comida chatarra (hamburguesas, perros calientes, papas fritas, y bebidas gaseosas). Si esta es la comida que regularmente ingiere, la persona se siente perfectamente feliz con ella. Pero, si la persona se ha educado, y ha experimentado la diferencia que hace comer alimentos integrales y orgánicos (libres de pesticidas, aditivos, y preservativos), ya no sera feliz con nada menos que esta ultima alternativa.




Los Escritos Cristianos confirman que, el sacrificio de Jesús (paz sea con el), no ha borrado el pecado de sus seguidores

¿Como estamos seguros de la falsedad del reclamo Cristiano, que alega que, la fe en Jesús, borra el pecado original con el que [alegadamente] ha nacido cada ser humano? Pues lo sabemos porque, los mismos escritos cristianos, así lo confirman. Es que, el apóstol Pablo, dice que “la paga del pecado”, es la muerte («Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro»- Romanos 6:23); y también dice que, cuando un sacrificio expía realmente el pecado de una persona, esa persona pierde conciencia de lo que es el pecado («pues, los que tributan este culto, limpios una vez, no tendrían ya más conciencia de pecado»- Hebreos 10:2. Y así las cosas, no nos queda otro remedio sino concluir que, si es cierto lo que dice el “Nuevo Testamento”, entonces los creyentes en Cristo no deberían seguir muriendo (pues, su fe en Cristo, se supone que les hubiese limpiado del pecado original, así como de cualquier otro pecado, de modo que ya no deberían tener pecado alguno que requiera ser pagado con la muerte). Del mismo modo, nos vemos forzados a concluir que, si el sacrificio expiatorio de Cristo, limpio en efecto el pecado de sus seguidores, entonces los seguidores de Cristo se supone que ya no tengan conciencia alguna de lo que es el pecado. ¿Es esto lo que corrobora nuestra experiencia diaria? ¿Dejan de morir las personas que creen que Jesús fue el sacrificio perfecto por sus pecados? ¿Dejan de tener conciencia de lo que es el pecado? ¿No? Pues entonces [y según la carta a los Romanos, así como la carta a los Hebreos], el sacrificio de Jesús no fue efectivo en limpiar los pecados de sus seguidores. Y esto a su vez significa que, “El Nuevo Testamento”, es un fraude; que aún no se ha manifestado ningún “Nuevo Pacto” que sustituya al “Antiguo Pacto”; y que todavía tenemos la responsabilidad de vivir por la Ley de Moisés [es decir, en sumisión a lo ordenado por el Creador sobre las dos tablas de Piedra].





La Mayor mentira de Satan: Alegar que no podemos confiar en la Palabra de Dios

"USTEDES [LOS JUDÍOS] EXAMINAN LAS ESCRITURAS, PORQUE PIENSAN [FALSAMENTE] TENER EN ELLAS LA VIDA ETERNA. ¡Y SON ELLAS LAS QUE DAN TESTIMONIO DE MÍ! PERO USTEDES NO QUIEREN VENIR A MÍ, PARA QUE TENGAN ESA VIDA [ETERNA]." (Juan 5:39-40)

La mayor mentira de Satan, es insinuar que, poner toda nuestra confianza en la palabra de יהוה (la Escritura Hebrea), es una perdida de tiempo. Y que, no hay seguridad alguna en creer y obedecer los mandamientos de יהוה. Esta fue la misma mentira con la que Satan tentó a Eva, diciéndole; "¡olvidate de lo que Dios ha ordenado, sigue el deseo de tu corazón, y haz lo que te conviene!" [en otras palabras, come de lo que Dios te ha prohibido comer].
En adición, la Escritura advierte contra quienes se exaltan a si mismos [alegando ser el glorioso cumplimiento de esta o aquella otra profecía], cuando dice: "Deja que sean otros los que te alaben; no está bien que te alabes tú mismo" (Prov. 27:2, versión Dios habla Hoy). Finalmente, la Ley prevenía a Israel, a fin de que estuviese apercibido contra cualquier [auto proclamado] “Príncipe de Paz”, o “Hijo de Hombre” que pretendiese ser el Salvador espiritual del pueblo de יהוה. ¿Donde advierte esto la Ley? Pues en el pasaje que lee: “NO CONFIÉIS EN LOS PRÍNCIPES, NI EN HIJO DE HOMBRE, PORQUE NO HAY EN ÉL SALVACIÓN” (Salmo 146:3, Versión Reina-Valera).





Lo que dice el dios de los Griego, versus lo que dice el Dios de Israel

--LO QUE DICE JESUS, EL DIOS DE GRIEGOS Y ROMANOS:

1) “Porque el HIJO DEL HOMBRE VINO a buscar y A SALVAR LO QUE SE HABÍA PERDIDO”- Lucas 19:10

--LO QUE DICE יהוה, EL DIOS DE ISRAEL:

“NO CONFIÉIS EN los príncipes, ni en HIJO DE HOMBRE, PORQUE NO HAY EN ÉL SALVACIÓN” (Salmo 146:3)

NO PODEMOS SERVIR A DOS DIOSES, SIN TERMINAR SIENDOLE INFIEL A UNO DE ELLOS. ¿A CUAL DE ESTOS DOS DIOSES CREERA USTED? ¿AL DIOS DE LOS GRIEGOS? ¿O AL DIOS DE ISRAEL?





Si el Mesías es en efecto una persona en particular, ¿Quien podría ser?; Y, ¿que relación podría tener con el Galileo?

El Libro de los Salmos, enseña que David es el futuro Rey Mesías. Y, la palabra “Mesías”, es la traducción al Castellano de una palabra Hebrea que literalmente significa “ungido” (con aceite), algo reservado para Reyes y Sacerdotes. Este Rey Mesías, que no es otro sino David, reinara un día sobre toda la Tierra. Como esta escrito: «Masquil de Etán Ezraíta: 19 Entonces hablaste en visión a tu santo, Y dijiste: HE PUESTO EL SOCORRO SOBRE UNO QUE ES PODEROSO; HE EXALTADO A UN ESCOGIDO DE MI PUEBLO. 20 HALLÉ A DAVID MI SIERVO; LO UNGÍ CON MI SANTA UNCIÓN (EN ESTE VERSO, LA PALABRA HEBREA QUE ES TRADUCIDA COMO “LO UNGI”, LITERALMENTE SIGNIFICAS “LO HICE MESIAS”). 21 Mi mano estará siempre con él, Mi brazo también lo fortalecerá. 22 No lo sorprenderá el enemigo, Ni hijo de iniquidad lo quebrantará; 23 Sino que quebrantaré delante de él a sus enemigos, Y heriré a los que le aborrecen. 24 Mi verdad y mi misericordia estarán con él, Y en mi nombre será exaltado su poder. 25 Asimismo pondré su mano sobre el mar, Y sobre los ríos su diestra. 26 EL ME CLAMARÁ: MI PADRE ERES TÚ, MI DIOS, y la roca de mi salvación. 27 YO TAMBIÉN LE PONDRÉ POR PRIMOGÉNITO, EL MÁS EXCELSO DE LOS REYES DE LA TIERRA. 28 Para siempre le conservaré mi misericordia, Y MI PACTO SERÁ FIRME CON ÉL. 29 Pondré su descendencia para siempre, Y SU TRONO COMO LOS DÍAS DE LOS CIELOS. 30 Si dejaren sus hijos mi ley, Y no anduvieren en mis juicios, 31 Si profanaren mis estatutos, Y no guardaren mis mandamientos, 32 Entonces castigaré con vara su rebelión, Y con azotes sus iniquidades. 33 Mas no quitaré de él mi misericordia, Ni falsearé mi verdad. 34 No olvidaré mi pacto, Ni mudaré lo que ha salido de mis labios. 35 UNA VEZ HE JURADO POR MI SANTIDAD, Y NO MENTIRÉ A DAVID. 36 Su descendencia será para siempre, y SU TRONO (SERA ETERNO) COMO EL SOL DELANTE DE MÍ. 37 COMO LA LUNA SERÁ FIRME PARA SIEMPRE, Y como un testigo fiel en el cielo. Selah» (Salmo 89:19-37).

El que David habrá de ser el Rey Ungido que reinara sobre Israel (así como sobre todos los pueblos de la Tierra) al final de los tiempos, es también enseñado por el profeta Jeremías, cuando dice: «7 ¡Ah, cuán grande es aquel día! tanto, que no hay otro semejante a él; tiempo de angustia para Jacob; pero de ella será librado. En aquel día, dice יהוה de los ejércitos, yo quebraré su yugo de tu cuello, y romperé tus coyundas, y extranjeros no lo volverán más a poner en servidumbre, 9 SINO QUE SERVIRAN A יהוה su Dios, y a DAVID SU REY, A QUIEN YO LES LEVANTARE (de entre los muertos)» (Jeremías 30:7-9).
El profeta Ezequiel confirmo esto mismo, cuando dijo: «... Y les dirás: Así ha dicho יהוה el Señor: HE AQUÍ, YO TOMO A LOS HIJOS DE ISRAEL DE ENTRE LAS NACIONES a las cuales fueron, y los recogeré de todas partes, y los traeré a su tierra; y los haré una nación en la tierra, en los montes de Israel, Y UN REY SERÁ A TODOS ELLOS POR REY; y nunca más serán dos naciones, ni nunca más serán divididos en dos reinos. Ni se contaminarán ya más con sus ídolos, con sus abominaciones y con todas sus rebeliones; y los salvaré de todas sus rebeliones con las cuales pecaron, Y LOS LIMPIARÉ; Y ME SERÁN POR PUEBLO, y yo a ellos por Dios. MI SIERVO DAVID SERÁ REY SOBRE ELLOS, y todos ellos tendrán un solo pastor; y andarán en mis preceptos, Y MIS ESTATUTOS GUARDARÁN, y los pondrán por obra» (Ezequiel 3:21-24).
En adicion, el mas sabio de todos los hombres (el rey Salomón), intimo también esta misma verdad, cuando dijo: “NADA HAY NUEVO DEBAJO DEL SOL (NO HAY NADA NUEVO EN ESTE MUNDO)”- Eclesiastés 1:9. Es decir, si en el futuro habría de venir algún Rey Mesías, no podía ser un nuevo Rey Mesías, sino uno que hubiese reinado antes (o durante) la época de Salomón. Pero, como solo dos reyes (Saúl Y David) fueron “ungidos” antes de Salomón, ese Rey "ungido" (Mesías) tendría que, por eliminación, ser el Rey David [ya que fue el único de los dos que murió contando con el claro favor Divino].
¿Donde deja esta interpretación a los billones de Cristianos que aseguran que Jesús fue el Mesías? La contestación es la siguiente: La Escritura dice claramente que David es el Mesías; así que, cualquier otro posible Mesías, no puede ser otra cosa que una manifestación del espíritu de David. Es decir, así como el Cristianismo reclama que Juan el Bautista fue una manifestación del espíritu de Elías; de ese mismo modo el Galileo pudo haber sido una manifestación del espíritu de David. Y esto explica el hecho de que, cuando Herodes toma (ilícitamente) por mujer a la esposa de su hermano Felipe (una grave violación de la Ley de Dios) fuese Juan el Bautista (¡y no Jesús!) quien tuviese el valor y la fe de confrontarle (Marcos 6:14-18).
¿Como es posible que Juan el Bautista (un mero pecador) pudiese mostrar mayor celo por los mandamientos Divinos, que aquel que era supuestamente el Mesías? ¡Pues muy sencillo! Era que, el espíritu de David (que se manifestaba en el Galileo), sabia instintivamente que, en su anterior vida, había sido culpable de cometer el mismo pecado que ahora cometía Herodes: tomar (ilícitamente) por mujer a Betsabé, la esposa de su “hermano” Israelita (Urías Heteo). Así, el espíritu de David [que se manifestaba en Jesús], le impedía “sacar la paja del ojo del Rey Herodes”, sabiendo que, en su anterior vida (como el Rey David), había tenido en su propio ojo “una viga mucho mas grande”.
Al final de los tiempos, el Rey David (es decir, su espíritu) volverá a manifestarse en medio de Israel, exhortando a los justos de entre el pueblo a que vuelvan a la obediencia nacional y colectiva de la Ley de Dios. Muchos en Israel seguirán su llamado, pero las naciones gentiles le aborrecerán, tildándole de “Anticristo”. Entonces, guiados por un gran Engañador, traerán sus ejércitos a la Tierra Santa, para hacerles guerra, como esta escrito: «¿Por qué se amotinan las naciones gentiles? ¿Por qué hacen planes vanos? LOS REYES Y GOBERNANTES DE LA TIERRA SE REBELAN, Y JUNTOS CONSPIRAN CONTRA EL SEÑOR Y SU REY UNGIDO (Su Mesías David). Y gritan: “¡Vamos a quitarnos sus cadenas! ¡Vamos a librarnos de sus ataduras! (las cadenas y las ataduras de la Ley de Dios)”» (Salmo 2:1-3, Biblia “Dios Habla Hoy”).
Pero, cuando hagan la guerra, Dios intervendrá, dando a David y a Israel, una aplastante y sobrenatural victoria. Esto hará que los gentiles entiendan lo errado que estuvieron con respecto a Israel [a quien siempre habían considerado “enemigo de Dios”], así como lo errado de las creencias surgidas tanto del antiguo Monte Calvario, como del antiguo Monte donde esta la cueva de Hira [es decir, lo errado de las teologías Mesiánicas heredadas por sus padres]. Como esta escrito: «desde los confines de la Tierra VENDRÁN A TI (EN ISRAEL) LAS NACIONES GENTILES, Y DIRÁN: “SÓLO MENTIRA HEREDARON NUESTROS ANTEPASADOS; HEREDARON LO ABSURDO, LO QUE NO SIRVE PARA NADA”» (Jer. 16:19).
Y esto también dará cumplimiento a la profecía que dice: «DELANTE DE SU ROSTRO IBA MORTANDAD, Y A SUS PIES SALÍAN CARBONES ENCENDIDOS. Se levantó, y midió la tierra; Miró, e hizo temblar las gentes; LOS MONTES ANTIGUOS (El Calvario y el Hira) FUERON DESMENUZADOS» (Habacuc 3:5-6).




Jesús no pudo haber sido el Cristo, pues admitió públicamente no ser hijo de David

Jesús, no pudo haber sido el Mesías (el Cristo). ¿Por que? Pues porque la Escritura profetizaba claramente que, el Cristo (es decir, el ungido de Dios), debía ser “hijo de David”. Y Jesús negó rotundamente el haber sido hijo de David [pues reclamaba en cambio ser hijo del mismo Creador, y no de ningún Israelita que fuese un descendiente directo de David]. Como esta escrito: «¿Cómo dicen [ustedes los fariseos] que el Cristo es hijo de David?... David, pues, le llama Señor; ¿cómo entonces es su Hijo?» (Lucas 20:41-44)





La Fe Netsarita (El Cristianismo) es valido; pero, su teología acerca de la [alegada] divinidad de Jesús, es un completo fraude

Aunque el cristianismo es un camino perfectamente valido para agradar a dios, la teología Cristiana que iguala a Jesús con el Dios de los Hebreos es falsa y engañosa. ¿Y como lo probamos? Pues lo probamos con la Escritura Hebrea, que dice que, el Creador, es la Autoridad Suprema; es decir, Dios no tiene que pedirle nada a nadie, pues todo el poder, y toda la autoridad, ya le pertenecen. En adición, la Escritura Dice que, el Creador, es omnipotente, y por ende no hay asunto que no pueda juzgar, ni bien que sea incapaz de conceder. Como esta escrito: «¿Quien me ha dado a mi primero, para que yo restituya? [Como si hubiese algo que aún no me perteneciese]. ¡TODO LO QUE HAY DEBAJO DEL CIELO ES MIO! [Y POR TANTO, NO HAY NADA QUE NO ESTE YA BAJO MI AUTORIDAD]»- Job 41:11; Y, «He aquí que YO SOY יהוה (Adonai Yah, bendito sea), Dios de toda carne; ¿HABRÁ ALGO QUE SEA DIFÍCIL PARA MÍ? - Jeremías 32:27.
Pero, con respecto al Maestro de Galilea (paz sea con el), los Escritos Cristianos le presentan confesando abiertamente que hay cosas que simplemente no tiene el poder para juzgar, ni para conferir. Como esta escrito: «Le dijo uno de la multitud: Maestro, di a mi hermano que parta conmigo la herencia. Mas él le dijo: Hombre, ¿QUIÉN ME HA PUESTO SOBRE VOSOTROS COMO JUEZ O PARTIDOR?»- Lucas 12:13-14; Y también dice en otro lado: «pero EL SENTAROS A MI DERECHA Y A MI IZQUIERDA, NO ES MÍO DARLO, sino a aquellos para quienes está preparado por mi Padre»- Mateo 20:23





El "Brit Hadashah" (Nuevo Testamento) es Locura; Pero, "La Torah" (la Ley de Dios), es su Cura

La predica del "Nuevo Testamento", es una enfermedad mental (es decir, es un tipo de locura). Como esta escrito: «Agradó a Dios salvar a los creyentes por LA LOCURA DE LA PREDICACION [DEL EVANGELIO]»- 1 Corintios 1:21. Y, "la Cura Divina" para la enfermiza locura que produce el "Nuevo Testamento", es la Paz que viene con escuchar [obedecer] la Ley de Dios, como esta escrito: «MUCHA PAZ TIENEN LOS QUE AMAN TU LEY, Y no hay para ellos tropiezo»- Salmo 119:165; Y, «Escucharé lo que hablará יהוה Dios; PORQUE HABLARÁ PAZ A SU PUEBLO Y A SUS SANTOS, PARA QUE NO SE VUELVAN A LA LOCURA»- Salmo 85:8.





La naturaleza del Dios de Israel

La Torah dice: «NO HARÁS PARA TI ESCULTURA, NI IMAGEN ALGUNA DE COSA QUE ESTÁ ARRIBA EN LOS CIELOS, NI ABAJO EN LA TIERRA, NI EN LAS AGUAS DEBAJO DE LA TIERRA. No te inclinarás a ellas ni las servirás; porque yo soy יהוה tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen» (Deut. 5:8-9). Y también dice en otro lugar, «OYE, ISRAEL: יהוה NUESTRO DIOS, יהוה ES “EJAD”» (Deut. 6:4).
En el anterior verso, la palabra hebrea “ejad” puede válidamente traducirse como “uno”, “único”, o “solo”. Y esto significa que todos estos atributos aplican a יהוה (Yah, el Dios de Israel). En otras palabras, Dios esta “solo” (en el sentido de que no hay nadie con quien comparta el titulo de Dios); Dios es único (en el sentido de que, en toda la Creación, no hay nadie que posea su misma naturaleza); y Dios es “uno”. Pero, ¿Que significa que Dios sea “uno”? ¿Por que no puede alguien decir: “Muy bien, Dios es uno... ¡y yo soy dos!”? O, mejor aun, ¿por que no puede decir: “Yo soy uno, Dios es dos, y el planeta Saturno es tres”?
La razón por la cual nunca podremos hacer [con verdad] tal aseveración, es porque implica decir que “nosotros estamos aquí, Dios esta allá, y el planeta Saturno esta en algún tercer lugar”; Y eso seria asumir que hay alguna cosa que posee una existencia independiente y separada de Dios. Pero esto es falso, pues el Creador dice así: «Y respondió יהוה a Moisés: YO SOY EL QUE SOY» (Éxodo 3:14). En otras palabras, solo el Creador existe; pues nada ni nadie tiene una existencia independiente (o “separada” de Él). ¿Por que? Pues porque todo lo creado (la materia, la energía, el tiempo, el espacio, el mundo, la existencia misma, etc) esta “dentro” de Él.
En otras palabras, la Torah enseña que Dios contiene dentro de si mismo todas las cosa, y que todas las cosas existen “dentro de Él” [es decir, como parte de su única y absoluta existencia]. ASI, PODREMOS EN PROPIEDAD DECIR QUE DIOS ES EL INFINITO QUE TODO LO CONTIENE. Y SIENDO QUE TODO LO CONTIENE, ES EL PRINCIPIO Y EL FINAL DE TODO; EL SER DENTRO DEL CUAL EXISTIMOS Y SOMOS. Y esto nos permite entender la razón para que, durante el primer siglo de la era Cristiana, el historiador Judío Flavio Josefo escribiese lo siguiente: «El primer mandamiento, tiene que ver con Dios. Y afirma que DIOS CONTIENE [DENTRO DE SI MISMO] TODAS LAS COSAS, Y ES UN SER EN TODAS FORMAS PERFECTO Y FELIZ; AUTO SUFICIENTE, Y PROVEEDOR DE TODOS LOS OTROS SERES; EL PRINCIPIO, EL MEDIO Y EL FINAL DE TODAS LAS COSAS» (Flavio Josefo contra Apion, Par. #190).
También explica las palabras que por ese mismo tiempo expuso a su audiencia Pablo (paz sea con el), cuando es citado diciendo: «para que busquen a Dios, si en alguna manera, palpando, puedan hallarle, aunque ciertamente no está lejos de cada uno de nosotros. Porque en Él vivimos, y nos movemos, y somos» (Hechos 17:27-28).
Así, Dios no esta “contenido” (sub-editado) dentro de ningún hombre, dentro de ningún lugar, dentro de ningún tiempo, dentro de ningún espacio, ni dentro de ninguna otra cosa (por ejemplo, dentro de una “Trinidad”), pues todas las cosas están “dentro de Él”, pero Él no esta “dentro” (sub-editado) de ninguna cosa.
Y esto a su vez explica la razón por la cual Moises nos ha prohibido tratar de hacer alguna imagen de Dios, pues seria imposible que una imagen finita pudiese representar con veracidad aquello que es infinito [pues tendría que ser una imagen de todo lo que existe (tanto como de lo que no existe)]. No solo esto, sino que, una imagen finita, equivaldría a dar un falso testimonio acerca de Dios, pues la imagen esta limitada en tiempo, espacio, dimensión, y existencia; mientras que el Dios infinito no esta constreñido en tiempo, espacio, dimensiones, o siquiera existencia.
De este modo, vemos que el Dios de Israel es de tal naturaleza, que hace irrelevantes las grandes preguntas filosoficas que a menudo nos agobian. Preguntas como, “¿Donde esta Dios?”, “¿Cuan viejo es el Creador?”, “¿Puede Dios hacer esta, o aquella otra cosa?”, o “¿Existe Dios?”. Es que estas preguntas no hacen sentido, cuando tratamos de aplicarlas a algo que por definición es el infinito que contiene dentro de si mismo “todas las cosas”; todas las posibilidades, y todas las imposibilidades; Todos los universos posibles, todos los tiempos posibles; todas las posibles leyes de física; todas las posibles formas de existencia, así como las de no existencia.
Y esta es la razón para que, uno de los nombres que dieron a Dios los sabios de Israel, fuese “Ha Makon”; una frase Hebrea que literalmente significa “El Lugar”. ¿Cual lugar? Pues aquel que es la fuente absoluta de todas las cosas; el lugar que, si bien contiene dentro de si mismo todas las cosas, no esta contenido dentro de ninguna otra cosa [fuera de si].




«El Creador aborrece al hombre Altivo, sin importar si ese hombre es Judío, Cristiano o Musulmán; como esta escrito, “ABOMINACIÓN ES AL SEÑOR TODO ALTIVO DE CORAZÓN; ciertamente no quedará impune” (Proverbios. 16:5). Pero Dios exalta al Hombre que es humilde, sin importar tampoco si ese hombre es Judío, Cristiano, o Musulmán; Como esta escrito, “YAH EXALTA A LOS HUMILDES” (Salmo 147:6)»



«You will never go wrong, by doing what is Right»



«Para el creyente Hebreo, hay dos opiniones supremas- En los Cielos, la de Dios; y en la Tierra, la de Moisés»



Redención de pecados, y derramamiento de Sangre

Si es realmente cierto que, “sin derramamiento de sangre, no hay remisión de pecados” (como enseña la noble tradición Cristiana), tendríamos que hacernos la siguiente pregunta: ¿No pecaron los hermanos de José? ¿No trataron de matarle? ¿No le vendieron [injustamente] como esclavo? ¿No es cierto que, a pesar de que ser culpables de tan grave pecado, José no demando la muerte de ninguno de ellos como medio para expiar su pecado?
José sabia muy bien que sus hermanos habían reconocido ya su pecado, pues les había oído confesarlo. Como esta escrito: “Y decían el uno al otro: Verdaderamente hemos pecado contra nuestro hermano, pues vimos la angustia de su alma cuando nos rogaba, y no le escuchamos; por eso ha venido sobre nosotros esta angustia”- Gen. 42:21.
Para el sabio y experimentado hombre de Dios que era José, esta confesión de pecados era todo la expiación requerida para perdonar la maldad de sus hermanos. Pero, desafortunadamente, estos últimos no poseían la misma sabiduría que su hermano; pues rehusaban creer que su sincero arrepentimiento pudiese proveer suficiente expiación para sus faltas. ¿Por que? Pues porque insistían en “interpretar” el perdón de José, en base a su propia concepción del perdón: Es decir, si hubiesen sido ellos los agraviados, no habrían aceptado el arrepentimiento de José como suficiente reparación para la falta. Así que no lograban creer que José fuese capaz de un mayor perdón- de pasar por alto la falta contra él cometida, sin demandar algún tipo de tortura o derramamiento de sangre. Y es por esto que la Escritura les cita diciendo: «Quizá nos aborrecerá José, y nos dará el pago [la muerte o la tortura] de todo el mal que le hicimos. Y enviaron a decir a José... ahora te rogamos que perdones la maldad de los siervos del Dios de tu padre. Y José lloró mientras hablaban... Y les respondió José: No temáis; ¿acaso estoy yo en lugar de Dios? Vosotros pensasteis mal contra mí, mas Dios lo encaminó a bien, para hacer lo que vemos hoy, para mantener en vida a mucho pueblo...”» (Gen. 50:15-21).
¿Estaba José en lugar de Dios? ¿Estaba en un lugar de suprema autoridad sobre la vida y el bienestar de sus hermanos? ¡Ciertamente lo estaba! Y no había sido otro sino el mismo Creador quien le había puesto en tal lugar. Pero entonces, ¿por que llora José? Llora porque entiende la alegoría moral que, tanto él como sus hermanos, se encuentran protagonizando. Llora porque, en su puesto de “salvador” de su pueblo, siente que refleja el puesto del ultimo y supremo Salvador (Yah, el Dios de Israel). Y llora porque el Ruaj Ha Kodesh (Espíritu Santo) le hace entender que Yah llora también cuando su pueblo rehúsa creer que el Salvador de Israel sea lo suficientemente noble como para demandar solo el arrepentimiento sincero [y no la muerte ni la tortura física del transgresor] como suficiente reparación por el pecado.
José llora porque, siendo profeta, prevé que, en un futuro distante, mucho pueblo se corrompería con ese mismo extravío: Con el extravío de postular que, el Dios omnipotente, es incapaz de perdonar pecados tan solo con el arrepentimiento del pecador, pues “sin derramamiento de sangre, no se hace remisión [por los pecados]” (Hebreos 9:22).




«Huya de la homosexualidad; pues, sin siquiera darse cuenta, el hombre que se auto valoriza en términos de lo que entra en sus asentaderas [el abiertamente homosexual], humilla su propia persona, adscribiéndose a si mismo el valor de lo que sale de sus asentaderas»



Ciencia Versus Religión

La diferencia entre la Ciencia y la Religión, es mucho menor de lo que se nos ha querido hacer creer. Es que, en el ámbito religioso, se postula que la materia que al presente se encuentra “muerta” (pero que en el pasado estuvo “viva”, pues mucha de ella conformó el cuerpo de billones de seres humanos), un día habrá de cobrar vida (a este ultimo proceso, le conocemos con el nombre de "resurrección"). Por el otro lado, la Ciencia postula que, la materia que una vez estuvo muerta (rocas, minerales, compuestos, etc), ya ha cobrado vida (a este ultimo proceso, le conocemos con el nombre de "evolución").
Así, tanto la Ciencia como la religión postulan basicamente lo mismo: que la materia que ha estado muerta, puede cobrar vida. La única diferencia, es que la Ciencia atribuye este poder a la materia; alegando que, la materia muerta, puede por si misma cobrar vida (es decir, que “la vida puede surgir de la muerte”); mientras que la Religión alega que, la materia muerta, no puede cobrar vida por si misma, sino que necesita adquirirla de una fuente externa [una fuente de vida que, residiendo "fuera de la materia", tiene un atributo de Divinidad]. Asi, vemos que "creer en la ciencia", o "creer en la religion", en realidad depende de nuestro grado de fe; de si creemos que la vida esta presente en la materia muerta (inerte), o si creemos que no esta presente. Si usted cree que "las cosas muertas" alcanzan vida por si mismas, su fe se inclina hacia la ciencia. Si es usted esceptico, y no cree que las cosas muertas puedan cobrar vida por si mismas, entonces su fe se inclina hacia la religion.
De hecho, si lo que postula la ciencia es correcto [y la vida surge espontaneamente de la materia muerta], deberiamos esperar que el proceso evolutivo fuese reproducible (repetible). Es decir, deberiamos esperar que la vida volviese a surgir [espontaneamente] de la materia muerta. El problema con esto es que, ni siquiera aquellos que postulan la evolucion, creen una cosa como esa. Es decir, si usted o yo nos presentamos ante algun laboratorio, reclamando que hemos descubierto una nueva bacteria [o un nuevo virus], que ha surgido espontaneamente de la materia muerta [por ejemplo, de algun yacimiento mineral], ningun cientifico estaria dispuesto a creernos. ¿Por que? ¡Pues porque ni siquiera los cientificos tienen tanta fe en la evolucion!





Si abraza usted el Ateismo, los poderes seculares podran someterle con mayor facilidad

Mientras el liderato secular (el gobierno, los grupos de derechos humanos, las organizaciones no gubernamentales, los activistas LGBT, etc) perciba que su primera fidelidad es para con los valores, las costumbres y las prioridades dictaminadas por la Ley de Moisés (o por algún otro código de fe), y no para con lo que ellos dictaminan, trataran de forzarle a creer que no hay Dios, y que Moisés (Jesús, Muhammad, etc) no es sino una fantasía. ¿Por que? Pues porque, ningún líder que pretenda alcanzar poder absoluto sobre las masas (a fin de utilizarlas como instrumento para adelantar su propia agenda), lograra jamas su meta, mientras tenga que competir con algún otro líder por la fidelidad de esas mismas masas.
Así, siendo fiel a lo ordenado por su religión, se rebela usted contra ese liderato secular, impidiéndole alcanzar sobre su persona el poder absoluto que tanto codicia. Esta aptitud, no solamente es correcta, sino saludable; pues, demasiado poder, podría corromper hasta al mejor de los hombres; un hombre que, luego de intoxicarse a si mismo de poder, se veria tentado a actuar como si fuese un dios (de forma impune, y tiránica).



«¡Qué aflicción [esta deparada] para los que arrastran sus pecados con sogas hechas de mentiras, que arrastran detrás de sí la maldad como si fuera una carreta! Hasta se burlan de Dios, diciendo: “¡Apresúrate, haz algo! Queremos ver lo que puedes hacer. Que el Santo de Israel lleve a cabo su plan, porque queremos saber qué es”. ¡Qué aflicción para los que dicen que lo malo es bueno y lo bueno es malo, que la oscuridad es luz y la luz es oscuridad, que lo amargo es dulce y lo dulce es amargo! ¡Qué aflicción para los que se creen sabios en su propia opinión y se consideran muy inteligentes! ¡Qué aflicción para los que son campeones a la hora de beber vino, y se jactan de la cantidad de alcohol que pueden tomar! Aceptan sobornos para dejar en libertad a los perversos, y castigan a los inocentes. Por lo tanto, así como las lenguas de fuego consumen los rastrojos, y la hierba seca se marchita y cae en medio de la llama, así las raíces de ellos se pudrirán y sus flores se marchitarán. Pues han rechazado la ley del Señor de los Ejércitos Celestiales; han despreciado la palabra del Santo de Israel. Por eso el enojo del Señor arde contra su pueblo, y ha levantado el puño para aplastarlo»
-- Isaías 5:18-25



¿Que hacemos cuando deseamos “obtener vida” (alimentarnos) de un duro pedazo de carne? ¡Pues la ablandamos! ¿Como lo hacemos? ¿Teniendo fe en algún [otro] pedazo de carne, ya ablandado? ¡No! Lo hacemos tomando el pedazo duro de carne, y trabajándolo en el fuego [hasta que finalmente se ablande]




Dios no se agrada de la idea de que el hombre crea poder "salvarse" sin esfuerzo alguno

La Escritura Hebrea utiliza el pan como una alegoría; una que intenta prefigurar aquel alimento por medio del cual el hombre puede sostenerse a si mismo (obtener vida). Y, es por esto que, el maná que sostenía con vida a Israel (en su jornada a través del desierto), descendía directamente de los cielos; como intimando que, así como el pan terrenal puede dar vida a los hombres, de ese mismo modo el pan celestial (la palabra de Yah) puede dar vida a los hombres. Note que el pan no es algo que surge espontáneamente; no crece por si mismo en las espigas. El pan, requiere del trabajo y el esfuerzo de aquel que desea consumirlo; esta persona, tiene que hacer el esfuerzo de recoger la harina, amasarla con agua, fermentarla, y finalmente cocerla.
En otras palabras, la Escritura intima que, no podemos “obtener vida” (alimentarnos), si no estamos dispuesto a hacer el esfuerzo que ello demanda. De hecho, note que, aun los Israelitas que recibían el maná del cielo, tenían que hacer el esfuerzo de salir a recogerlo, molerlo, y prepararlo. Como esta escrito: “El pueblo se esparcía y lo recogía, y lo molía en molinos, o lo majaba en morteros y lo cocía en caldera, o hacía de él tortas” (Num. 11:8)
¿Que significan estas cosas? Significan que Yah (bendito sea) no aprueba que, aquel pecador que desea obtener la vida [eterna], piense que puede hacerlo sin esfuerzo alguno de su parte. Es decir, Dios no se agrada del concepto de la “salvación sin obras”, donde el hombre cree poder obtener el pan (la vida eterna) sin esfuerzo alguno de su parte, y solamente confiando en el “trabajo” hecho por alguna otra persona (Moisés, Jesús, Muhammad, etc).
¿Confirman estas cosas las Escrituras Hebreas? ¡Ciertamente! La Torah enseña que, luego de que Adam rompiese su comunión con el Creador, este le dice que, de ese momento en adelante (es decir, ahora que Adam se encontraba espiritualmente lejos del Creador), Adam tendría que ganar el pan (obtener la vida) con el sudor de su frente. Como esta escrito, «Por cuanto comiste del árbol de que te mande diciendo “no comerás de el”; maldita sera la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella... Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra... pues polvo eres » (Gen. 3:17&19).
De este modo, Dios intimo a Adam que, la manera en que “obtendría la vida”, seria “trabajando la tierra con el sudor de su frente” (es decir, con su propio esfuerzo). Pero, surge una interesante pregunta: ¿no era en si mismo Adam, un pedazo de tierra? ¿Cual de las dos “tierras” tenia que Adam trabajar? ¿La que conformaba su propio cuerpo? ¿O la tierra externa a su cuerpo?
Esto ultimo, era precisamente lo que el Creador deseaba ilustrar: que así como Adam tendría que trabajar aquella tierra que era externa a su cuerpo, a fin de obtener el pan (la vida material); de ese mismo modo tendría que trabajar la tierra conformada por su propio cuerpo (disciplinando sus pasiones y deseos, sujetándolas a la voluntad Divina), a fin de obtener la vida del alma.
La Torah dice: «He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal; ahora, pues, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre... Echó, pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto de Edén querubines, y una espada encendida que se revolvía por todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida» (Gen. 3:22&24).
¿Por que impidió Dios que Adam comiese del árbol de la vida? Pues porque esto habría equivalido a “salvación sin obras”; es decir, a tratar de obtener vida eterna, en base al “trabajo” (merito) de alguna otra persona. Es que, el “trabajo” (merito) de haber sembrado el árbol de la vida, le pertenecía al Creador, y no a Adam. Si Adam deseaba obtener vida [eterna], no podía seguir el camino fácil que era sostenerse eternamente del merito de algún otro; tenia que seguir el camino largo y estrecho ordenado por Yah- Ganarse el pan (la vida eterna) con el “sudor de su frente”, es decir, por el merito su propio esfuerzo, y no por el merito de ningún otro ser [¡ni siquiera el del Creador!]





La Ley Eterna

La Ley de Moisés (paz y bendición sean con el) ordenaba santificar el día de Shabbat (reposo), como esta escrito: “Guardaras el día de reposo para santificarlo, como Yah tu Dios te ha mandado” (Deut. 5:12). Pero la Escritura enseña que, desde el principio mismo de la Creación, Adonai Yah (bendito sea) afirmo el mandamiento que ordenaba santificar el día de Shabbat. ¿Y como afirmo Yah este mandamiento? ¡Pues observandolo personalmente!, como esta escrito: “Y acabo Dios en el séptimo día la obra que hizo; y reposo el día séptimo... Y bendijo Dios el día septimo, y lo santifico...” (Gen. 2:2-3). Es como si la Escritura dijese: “Si Yah (el Creador) santifica el Shabbat, ¿por cuanto mas no deben hacerlo ustedes sus criaturas? Pero, si esto es asi, ¿por que hubo necesidad de promulgar nuevamente el mandamiento, durante la generacion de Moises (Exodo 20:8)? Pues para enseñarnos que, los Diez mandamientos, no comenzaron en el monte Sinai (con la entrega de las tablas de la Ley); sino que, desde el comienzo del mundo, han sido parte implicita de la Creacion (siempre han estado alli para que los hombres los observen y cumplan). Es decir, el pecado de Adam y Hava, no fue desobedecer una orden directa del Creador; su trasgresion fue que, teniendo un claro conociendo de los diez mandamientos, violaron aquel que ordenaba diciendo: “Honra a tu Padre ... para que tus dias se alarguen en la tierra ...” (Exodo 20:12). Asi, cuando Adam y Hava deshonran a su Padre (el Creador), en efecto violan el mandamiento que garantizaba el alargamiento indefinido de sus dias. Es decir, con aquella violacion, trajeron sobre si mismos la maldicion implicita en el mandamiento: el acortamiento de sus dias (la muerte). Es que, la Ley de “Medida por Medida” (siembra y cosecha) dicta que, quien no honra a aquel que le confirio la vida, no recibira la honra de que se le confiera a su vez la vida.
Lo que la Torah pretende enseñarnos con el anterior relato, es que aceptar (obedecer) los Diez Mandamientos, produce bienestar, y vida sin limite; Pero, el rechazarlos, produce muerte y sufrimiento.
Adonai dijo a Moises: “Cuando hayas vuelto a Egipto, mira que hagas delante de Faraon todas las maravillas que he puesto en tu mano...” (Exodo 4:21). ¿Y que tenia Moises en su mano? Pues una vara (Exodo 4:2). Como cualquier otra vara, la de Moises habia procedido de un arbol; Pero esta, no era una vara cualquiera, pues tenia el poder de cambiar la muerte por vida (transformandose de una muerta vara, en una viva serpiente). En otras palabras, ¡la vara de Moises era tipo del Arbol del cual surge la vida!. ¿Y cual es ese arbol? ¡Pues la Ley de Dios (los diez mandamientos)!, como esta escrito: “Hijo mío, no te olvides de mi Ley, Y tu corazón guarde mis mandamientos; Porque largura de días y años de vida Y paz te aumentarán... Largura de días está en su mano derecha (tal y como la vara estaba en la mano de Moises); En su izquierda, riquezas y honra. Sus caminos son caminos deleitosos, Y todas sus veredas paz. Ella es árbol de vida a los que de ella echan mano, Y bienaventurados son los que la retienen” (Prov. 3: 1-2 & 16-17). Lo que Yah ordenaba a Moises, era que ofreciese a Faraon (y por ende a todos los Egipcios) la “vara” de los mandamientos; aquellos diez mandamientos, que producen vida y bendicion a quienes los aceptan, pero muerte y destruccion a quienes los rechazan. Curiosamente, un Midrash dice que, la vara con la cual Moises vino ante Faraon, tenia diez letras inscritas sobre ella misma. ¿Que significado tendrian aquellas diez letras? La respuesta es que, si Faraon humillaba su corazon, y aceptaba obedecer al Creador, las diez letras significarian cada uno de los diez mandamientos, cuyo producto es vida, y paz. Pero, si Faraon insistia en la dureza de su corazon (rehusando obedecer al Creador), las diez letras significarian diez edictos de muerte y destruccion (diez “plagas”).
En otras palabras, cuando Moises se presenta ante Faraon, no lo hace con una aptitud desafiante, amenazadora, o impositiva; lo hace como un padre que instruye, exhorta, y aconseja. Moises invito a Faraon (como representante del pueblo Egipcio) a “asirse” de la misma vara (los diez mandamientos) de la que (como representante del pueblo israelita) se asia Moises. Es que si Faraon (Egipto) hubiese aceptado someterse en obediencia a aquellos mismos mandamientos, habria en efecto abrazado la fe de Israel. Y, como hermanos en la fe, el trato que habria dispensado a los Israelitas habria sido tan considerado, que no habria habido necesidad alguna de la esclavitud, o de que aconteciesen las plagas, o la destruccion de Faraon y su ejercito. Con esta aptitud, Moises modelaria la supremacia moral del Dios de Israel, quien instruiria a su pueblo diciendo: “Cuando te acerques a una ciudad para combatirla, le intimarás la paz (es decir, le ofreceras la oportunidad de hacerse proselitos, abrazando la fe Hebrea)”- Deut. 20:10.
En resumen, al final del Exodo de Egipto, vemos que Moises, el hombre que insiste en “agarrar en su mano”, o “aferrarse a la obediencia de” los diez mandamientos, termina siendo exaltado y honrado, permitiendosele ascender a la cumbre del Sinai, para gozar alli de la vida, la luz, y la bendicion que emanan de los mandamientos; Pero Faraon, el hombre que persiste en rechazar esos diez mandamientos, termina siendo abatido y humillado, descendiendo a lo profundo de un turbulento mar, para perecer alli en las densas tinieblas.




La Frontera entre el Bien y el Mal

En la antigüedad, las fronteras (o “limites”) de las Naciones eran demarcadas por medio de cosas inamovibles (Montes, Piedras, Rios, etc). Fue precisamente por esto, que los mandamientos fueron dados en un monte (El Sinaí), y en Piedras (las Dos Tablas): como para intimar que, lo allí ordenado, constituía la demarcación entre el bien y el mal; entre la verdad y la mentira; entre el judío, y el gentil; entre el creyente, y el no creyente. Aquel cuya vida esta “demarcada” por los mandamientos dados en el monte Sinaí (en las dos tablas de piedra), vive dentro de la frontera del bien (la Canaán espiritual); tiene la verdad, y es un verdadero creyente Israelita. Pero, aquel cuya vida no esta demarcada por aquellos mandamientos, vive (moralmente hablando) en el territorio de la maldad (simbolizado por las naciones paganas), sigue una mentira; y, aun si hubiese nacido físicamente de un Israelita, necesita dejar que su corazón sea circuncidado por el “pedernal” de los mandamientos: «Entonces Séfora tomó un pedernal afilado y cortó el prepucio de su hijo (¡el hijo de Moisés!)...» - Éxodo 4:25.
Es por lo arriba expuesto, que Dios ordeno a Israel que, tan pronto cruzara el Jordán, lo primero que debía hacer era definir la frontera de la Tierra prometida. Y esto se haría levantando grandes piedras, y revocándolas con cal. Entonces, escribirían sobre ellas la Ley de Moisés; como para intimar al forastero que mas tarde habría de venir, que la frontera (o “muralla”) que circunvalaba la tierra Prometida (y por ende al verdadero pueblo de Dios) era la Ley dada a Moisés (las dos Tablas de Piedra); y que, nadie que no estuviese dispuesto a vivir dentro de las murallas de la Ley (es decir, obedeciendo los diez mandamientos) podría morar en la Canaán Celestial (Es que, si la Ley fue dada en Piedra, fue para simbolizar que su vigencia seria Eterna, pues la piedra era imposible de disolver): «Y EL DÍA QUE PASES EL JORDÁN A LA TIERRA QUE יהוה TU DIOS TE DA, LEVANTARÁS PIEDRAS GRANDES, Y LAS REVOCARÁS CON CAL; Y ESCRIBIRÁS EN ELLAS TODAS LAS PALABRAS DE ESTA LEY, CUANDO HAYAS PASADO PARA ENTRAR EN LA TIERRA QUE יהוה TU DIOS TE DA, tierra que fluye leche y miel, como יהוה el Dios de tus padres te ha dicho. Cuando, pues, hayas pasado el Jordán, levantarás estas piedras que yo os mando hoy, en el monte Ebal, y las revocarás con cal; y edificarás allí un altar a יהוה tu Dios, altar de piedras; no alzarás sobre ellas instrumento de hierro. De piedras enteras edificarás el altar de יהוה tu Dios, y ofrecerás sobre él holocausto a יהוה tu Dios; y sacrificarás ofrendas de paz, y comerás allí, y te alegrarás delante de יהוה tu Dios. Y ESCRIBIRÁS MUY CLARAMENTE EN LAS PIEDRAS TODAS LAS PALABRAS DE ESTA LEY» - Deut. 27:2-8.




Los que siguen a Moises

Para los profetas Hebreos, “el mar” era una alegoría de la tumba (es decir, el Sheol). Y esto se debia a que, cuando moria una persona, era comun que su muerte estuviese acompañada de “un mar de lagrimas”. Y esto explica a su vez el que, luego de haber sido lanzado a la mar, el profeta Jonas orase a Yah diciendo: “Desde el seno del Sheol clame, y mi voz oíste... La tierra echo sus cerrojos sobre mi para siempre; mas tu sacaste mi vida de la Sepultura, oh Yah, Dios mio” (Jonas 2:2&6). En Adicion, la Torah narra que, los hombres que seguían a nuestro maestro Moisés (paz y bendición sean con el), también entraron en las aguas del mar (el mar Rubio). Y, no solamente entraron ellos, sino también los hombres que se oponian a Moises (aquellos que seguían al perverso Faraón). Pero, ¡sucedio algo maravilloso!: a quienes seguían a Moisés, se les concedió salir con vida de la mar; mientras que, a quienes se oponian a el, no se les concedió salir con vida. ¿Que significa esta alegoria? Significa que, tanto los que siguen la Ley de Moisés (los Judíos), como los que no la siguen (los gentiles) entraran en la tumba (el Sheol); Pero, solo aquellos que hayan entrado “siguiendo a Moisés” (es decir, comprometidos con la obediencia a lo ordenado en las tablas de piedra) saldrán de allí para vida. El resto, no saldra para vida, sino para muerte y vergüenza, como esta escrito: “Así salvo Yah aquel día a Israel de mano de los Egipcios; e Israel vio a los Egipcios muertos a la orilla del Mar” (Éxodo 14:30). ¿Quiere usted salir con vida de la mar (experimentar la buena vida en el mundo que ha de venir)? ¡Pues comience a seguir a Moisés!





Los Que Niegan A Moisés

Datan, Abiram, On, y Korach (Coré): Cuatro grandes lideres, que se levantaron contra los mensajeros (“malachim”, o “ángeles”) de Dios que eran Moisés y Aarón. Curiosamente, el nombre “Coré” (Korach) significa “necesidad”, o “imperativo”; Mientras que el nombre “On” significa “fuerza” o “poder”. El mensaje de los rebeldes era el siguiente: “¡Basta ya de vosotros!”- Números 16:3. En otras palabras, “¡basta ya de Moisés! (símbolo de las ordenanzas de la Ley); y, ¡basta ya de Aarón! (símbolo de los sacrificios de la Ley)”. Los hombres de Coré reclamaron que Moisés (la Ley), y Aarón (los sacrificios) habían fracasado en darles la bendición que habían prometido; y que Moisés (la Ley) se enseñoreaba de ellos imperiosamente. Como esta escrito: “Ni tampoco nos has metido tu en tierra que fluya leche y miel (la tierra de Canaán), ni nos has dado heredades de tierras y viñas” (Num. 16:14); Y, “¿Es poco que nos hayas hecho venir de una tierra que destila leche y miel, para hacernos morir en el desierto, sino que también te enseñorees de nosotros imperiosamente?” (Num. 16:13). Hay que entender que, en la simbología de las Escrituras, “entrar a la tierra de Canaán” era un prototipo de “llegar a la Canaán Celestial”; es decir, entrar a la vida eterna (“olam ha-ba”). Así, lo que tanto Coré como sus seguidores afirman, equivale a reclamar que la Ley (Moisés) y los Sacrificios (Aarón) fallaron en “salvar” a Israel; y que, dado que Moisés y Aarón (la Ley y los sacrificios) no pudieron introducir a los Israelitas a la Canaán que tipifica la vida eterna, había un imperativo (“Korach”) de cambiar la Ley y el sacerdocio. Y, este cambio, implicaría obviamente un nuevo sacerdocio (un nuevo sacerdote, que sustituyese el sacerdocio de Aarón), así como “una nueva Ley” (el establecimiento de “un nuevo pacto”).
Así, delante de los hombres (de Israel), Korach y su seguidores rechazaron tanto a Moisés como a Aarón; negando de ese modo la Ley y los sacrificios. Pero, ¿cual fue la consecuencia de esa ideología? ¿Que respuesta dio el Creador al rechazo publico de aquellos dos gigantes espirituales? Dos hombres tan grandes, que el Creador les encomendó respectivamente hacer las veces de Dios y su profeta, a los ojos de Faraón; como esta escrito: «Yah dijo a Moisés: “Mira, yo te he constituido “Elohim” (Dios) para Faraón, y tu hermano Aarón sera tu profeta”» (Éxodo 7:1). ¿Como respondió Dios al rechazo de aquellos hombres que representaban a Dios y a su profecía? La respuesta esta en el siguiente pasaje: «... entonces la gloria de Yah apareció a toda la congregación. Y Yah hablo a Moisés y Aarón, diciendo : “Apartaos de entre esta congregación, y los consumiré en un momento... Apartaos de en derredor de la tienda de Coré, Datan, y Abiram” ... Y aconteció que, cuando ceso él de hablar todas estas palabras, se abrió la tierra que estaba debajo de ellos. Abrió la Tierra su boca, y los trago a ellos, a sus casa, a todos los hombres de Coré, y a todos sus bienes. Y ellos, con todo lo que tenían, descendieron vivos al Seol» (Números 16:19, 24, 31, 32, & 33).
¡Dios estaba tan molesto con Korach y sus seguidores, que no pudo espera a que estos muriesen, antes de enviarles al castigo en Gehinnom! ¿Que significa todo esto? Significa que Dios negara a todos aquellos que nieguen a Moisés (negando la vigencia de los mandamientos de la Ley). Y que, el castigo que habrán de recibir quienes nieguen a Moisés y los mandamientos, sera comenzar a sufrir en esta vida el castigo deparado para ellos en Gehinnom. ¿Como experimentaran este tormento? Pues “sintiendo que la tierra se abre debajo de ellos”; es decir, hundiéndose en una continua y severa depresión; un estado anímico caracterizado por una angustia, una ansiedad, una desesperación, y un desasosiego que les consume, y para el cual no hay una explicación medica ni fisiológica.
Curiosamente, la Escritura se abstiene de indicar que “On” fuese destruido junto con Datan, Abiram y Korach. ¿Por que? Pues porque “On” (“fuerza”, o “poder”), tuvo la suficiente “fuerza” como para “poder” reconocer su error; escuchando el sabio consejo de su esposa, quien le mostró cuan extraviado seria revelarse contra Moisés (la Ley y los mandamientos).
En conclusión, si se le ha dicho que los mandamientos de la Ley no son sino una pesada carga; una imperiosa maldición de la cual necesitamos ser librados, sepa usted que ha sido defraudado. Si se le ha dicho que alguna otra persona, fuera de Moisés y Aarón, es una mejor representación del Dios que liberto a Israel de la esclavitud egipcia; o una mejor representación de la profecía Divina, sepa que ha sido timado. Finalmente, si ha sido inducido a rebelarse contra Moisés, creyendo que la Ley y los mandamientos no son el camino a la Canaán celestial (la vida eterna), sepa que ha sido engañado, y que se expone al mismo destino de Korach y sus seguidores. ¡Escape por su vida! No espere comenzar a sentir el mismo tormento que sufrieron ellos, antes de imitar la sabia conducta de “On” (fuerza), quien amaso la suficiente “fuerza” como para “poder” retractarse de su extraviada rebelión, salvando así su vida.





¡No deje que le coma el León!

La Tanak dice (1 Reyes 13) que Dios hablo en una ocasión a cierto profeta, y no solamente le ordeno denunciar el paganismo del Rey de Israel (Jeroboam), sino abstenerse de comer o beber en el lugar de idolatría en que se había convertido Beth-El (la casa de Dios). Entonces, el profeta procede a obedecer con fidelidad aquello que le había sido ordenado, de suerte que recibe la bendicion Divina, pues Yah le prospera en su encomienda. Pero, mientras se encuentra cumpliendo con lo ordenado, aparece un segundo [y supuestamente mayor] profeta. Y este segundo profeta reclama tener una nueva [y mayor] revelación; una que excede la primera, de suerte que no hay que obedecer lo previamente ordenado, pues lo que Dios había antes prohibido (comer y beber), ahora supuestamente lo permitía.
Ante tal dilema, el primer profeta decide abrazar la nueva revelación, sin recordar que la Escritura dice: «Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta. El dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará?» (Números 23:19). Es decir, que la Torah enseñaba que, el Dios de Israel, no cambia su palabra de forma caprichosa o arbitraria. ¿Cual termina siendo el final del profeta? Pues que pierde su vida, siendo víctima del León. La anterior historia, no es sino una alegoría profética; una donde “el primer profeta” simboliza a Moisés; y, la orden de “no comer o beber cierta cosas en ciertos lugares”, representa los mandamientos dados por Dios a Moisés [que incluyen prohibiciones acerca de comida y bebida]. Por el otro lado, el “segundo” [y supuestamente mayor profeta] es el fundador del Cristianismo, y la nueva [y alegadamente mayor] revelación Divina (aquella que anula y cancela la obediencia a la primera) es “la Salvación por fe, sin necesidad de continuar obedeciendo lo previamente ordenado a Moisés”. Y, el profeta que pierde su vida siendo víctima del León, simboliza al creyente Hebreo que “pierde su vida” (pierde su entrada al Olam Ha-ba), siendo víctima del León [es decir, siendo víctima de la fe en aquel a quien la noble tradición Cristiana describe como “el León de la tribu de Judah”].





El Creyente tiene que Juzgar con Justicia; no con Parcialidad

La Torah ordena diciendo: «No perviertan la Justicia; no hagan ninguna diferencia entre unas personas y otras, ni se dejen sobornar, pues el soborno ciega los ojos de los sabios y pervierte las palabras de las personas justas. La justicia, y sólo la justicia, es lo que ustedes deben seguir, para que vivan y posean el país que el Señor su Dios les da» (Deut. 16:19-20, Versión “Dios Habla Hoy”). En el anterior pasaje, el Creador ordena que, aquellos que le invocan, tienen que perseguir (activamente) la Justicia. Es decir, cuando un creyente se ve en la disyuntiva de juzgar entre dos personas, que a su vez esbozan causas opuestas, el creyente debe evitar todo tipo de parcialidad, y todo conflicto de intereses. Es que, el soborno (los regalos y beneficios que ofrece a quien juzga una de las partes), hace que el juez se incline a favor de la parte que da la dádiva, comprometiendo de ese modo la imparcialidad y justicia de su veredicto. ¿Por que es esto inmoral? Pues porque conduce a que la justicia funcione solo para quienes pueden dar la dádiva (los ricos y poderosos), pero la hace escarnio para los pobres, los débiles, y los perseguidos (los huérfanos, las viudas, los ancianos, las minorías étnicas, los enfermos, etc). Y la palabra de Dios advierte diciendo: «Con arrogancia el malo persigue al pobre; Será atrapado en los artificios que ha ideado» (Salmo 10:2).Y tambien dice en otro lugar: «Yah será refugio del pobre, Refugio para el tiempo de angustia» (Salmo 9:9). Así, la Escritura enseña que, quien oprime al pobre, afrenta a su Creador, como esta escrito: «El que oprime al pobre, afrenta a su Hacedor; Mas el que tiene misericordia del pobre, lo honra» (Prov. 14:31).
La Ley de Dios exigía tal grado de Justicia, que ningún Israelita podía ser condenado a la muerte como resultado de alguna evidencia circunstancial. Es decir, supongamos que usted veía a dos hombres riñendo; y uno de ellos comenzaba a perseguir al otro hasta adentrarse en un edificio arruinado. Ahora, supongamos que usted seguía a los hombres hasta las ruinas; y, al llegar allí, encontraba al perseguido muerto en el piso; y, al perseguidor, sosteniendo en su mano una espada ensangrentada. Aunque usted podría verse tentado a asumir que el perseguidor ha dado muerte al perseguidor, la corte judía no consideraría esto sino como una conjetura, pues en realidad usted nunca vio al perseguidor enterrando la espada en el cuerpo del perseguido. ¡Aun mas! Ya que usted fue el único testigo presencial de estos hechos, la Ley no le permitiría levantar una acusación contra el perseguidor, pues la Justicia Divina demandaba al menos dos testigos presenciales.
¿Cual podría ser un ejemplo de la parcialidad en el Juicio que podría producir el soborno? Pues, un buen ejemplo de ello, podría serlo la persona que tiene que juzgar entre lo que dice el creyente Cristiano, y lo que dice su contra-parte Judía. El Cristiano, afirma que Jesús (paz y bendición sean con el) es el único y exclusivo Mesías; y que, la Vida Eterna, esta reservada solo para aquellos que creen que la muerte y resurrección de Jesús expían el pecado del Mundo, trayendo así a quien lo cree una gratuita salvación (una salvación que no demanda del creyente el compromiso con la vida ética y moral que implica la obediencia a los diez mandamientos de la Ley Divina). Por el otro lado, el creyente Hebreo dice que la Salvación del mundo esta disponible para todos ("todos los justos de entre las naciones, tendrán parte en el "Olam Ha-ba"), pues la salvación no depende de creer que Jesús sea literalmente el Mesías; y ni siquiera de creer en la religión Judía; Depende de que la persona reconozca su maldad, y se comprometa con hacer el bien que encarnan los mandamientos, no haciendo a otros el mal que no desearía para si mismo (no robar, no matar, no mentir, no adulterar, no deshonrar a sus padres, etc).
Así, vemos que, sin siquiera darse cuenta, el litigante Cristiano pretende "sobornar ideológicamente" a quien juzga entre la postura Judía, y la postura Cristiana. ¿Como? Pues insinuándole que, si "inclina la balanza" hacia el litigante Cristiano, recibirá un gratuito beneficio personal; ¿Cual? Pues "el regalo" (soborno) de la salvación. En otras palabras, la postura Cristiana coloca al gentil (que tiene que juzgar entre los reclamos teológicos de tanto Judíos como Cristianos) en el conflicto moral que implica ser juez, y a la misma vez acusado.
Esto es similar al caso donde un juez tiene que decidir si es correcto o no que la Ley provea una jugosa y vitalicia pensión para cada juez, independientemente de si cumple o no con su deber ministerial. En un caso como este, el Juez no tiene otra opción que abstenerse de decidir entre las partes, pues la naturaleza del caso le impide juzgar con justicia (con la imparcialidad que surge cuando el resultado del juicio no afecta personalmente al juez que adjudica). Y esto precisamente es lo que da peso a la postura Judía: el que, haciendo que la salvación dependa solo del compromiso con hacer lo bueno (y no de la aceptación teológica del Judaísmo), el Judaísmo evita el anterior conflicto de interés (proveyendo así el trasfondo que demanda el Creador, para que el hombre pueda juzgar a su prójimo con imparcialidad y justicia); pues, a diferencia de lo que ocurre con la postura Cristiana, el que el juez juzgue a favor de la postura Judía, no implica que este habrá de engrosar las filas del Judaísmo (por ejemplo, podría dar la razón al Judaísmo, y a la misma vez escoger el Budismo como su fe personal).




El Evangelio Me Convirtio Al Judaísmo Universal

La interpretación de los escritos de la noble fe Cristiana [evangélica], nos condujo a cuestionar seriamente la interpretación que, tanto de las enseñanzas del Maestro de Galilea (paz sea con el), como de la Biblia Hebrea, articularon los compiladores de los Escritos Cristianos. A continuación mostraremos algunas de las contradicciones que nos condujeron a abrazar las ideas del Judaísmo Universal, la ancestral fe practicada [directa o indirectamente] por todos los profetas de Dios:

1) En el evangelio de Juan, capitulo 1, y verso 21, los escribas y fariseos preguntan a Juan el bautista , si este era Elias, y Juan les contesta categóricamente que no lo es. El texto dice así: “Y le preguntaron: ¿Qué pues? ¿Eres tú Elías? Dijo: No soy. ¿Eres tú el profeta? Y respondió: No”. Pero a pesar de lo que dice el anterior texto, el verso en Mateo 11:14 cita a Jesús (paz y bendición sean con el) diciendo lo contrario, dando a entender que, en efecto, Juan era Elias. El texto dice así: “Y si queréis recibirlo, el es aquel Elias que había de venir”.
2) En Juan 14:9, Jesús es citado diciendo: “El que me ha visto a mi, ha visto al Padre”. Pero, a pesar de estas palabras atribuidas al mismo Jesús, casi 60 años mas tarde encontramos al apóstol Juan afirmando lo contrario. 1ra Juan 4:12 dice así: “Nadie ha visto Jamas a Dios”.
3) En Gálatas 5:2, el apóstol Pablo (que Dios se agrade de el) es citado diciendo que quien se circuncida ya no obtiene provecho de Cristo. El texto dice: “He aquí, yo Pablo os digo que, si os circuncidáis, de nada os aprovechara Cristo”. Pero a la vez que se cita al apóstol diciendo esto, se nos dice en Hechos 16:3 que el mismo Pablo procedió a circuncidar a Timoteo, a fin de que este pudiera acompañarle en sus viajes misioneros. El verso dice: “Este quiso Pablo que fuese con él; y tomándole, le circuncidó por causa de los Judíos que estaban en aquellos lugares; porque todos sabían que su padre era Griego”.
4) En Romanos 3:10-11 Pablo es citado diciendo que no hay ningún hombre que sea justo- “...No hay justo, ni aun uno; no hay quien entienda, No hay quien busque a Dios”. Pero este postulado contradice la escritura que por 1,500 años había sido aceptada (aun por el mismo Jesús de Nazaret) como la incuestionable Palabra de Dios; y es que Génesis 6:9 nos informa que Noé era justo. El texto dice así : "...Noé, varón JUSTO, era perfecto en sus generaciones; con Dios camino Noé". No solo esto, sino que las palabras de Pablo contradicen el texto en 2da Pedro 2:7, que aclara que Lot también era justo. El texto dice así: “..y libro al JUSTO Lot, abrumado por la nefanda conducta de los malvados”. Las palabras de Pablo también contradicen los Evangelios, pues en Mateo 1:19 se nos dice lo siguiente: “José su marido, como era JUSTO y no quería infamarla, quiso dejarla secretamente”. También contradicen las palabras en Lucas 1:6, donde se nos informa que Zacarias y Elisabeth eran ambos justos. El texto dice así: “Y eran ambos (entiéndase, Zacarias y Elisabeth) justos delante de Dios, andando sin reprensión en todos los mandamientos y estatutos del Señor”.
5) Con respecto a la resurrección de los muertos, Pablo dice que el cuerpo que ha de resucitar no es uno carnal, sino espiritual pues, según el apóstol, la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios. 1ra Corintios 15:44 dice así: “Se siembra cuerpo animal, resucitara cuerpo espiritual....”. También nos informa el apóstol, en 1ra Corintios 15:20, que Cristo fue la primicia (el primero en resucitar) de entre los que durmieron (entiéndase, de los que murieron). El texto dice así: “Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos, primicias de los que durmieron es hecho”. Pero el anterior texto contradice el evangelio, que dice que Cristo resucito en un cuerpo de carne y huesos. En Lucas 24:39 se cita a Jesús diciendo las siguientes palabras: “Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy; palpad y ved; porque un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo”.
6) En el Nuevo Testamento, el apóstol Pablo enseña que sin derramamiento de sangre no hay remisión de pecados, y por ende, tampoco hay entrada en la vida eterna. Hebreos 9:22 dice así: “...Y casi todo es purificado, según la ley, con sangre, y sin derramamiento de sangre, no se hace remisión” . Es decir, Pablo enseña que para obtener el perdón de los pecados requiere de un sacrificio literal, donde alguien derrame su sangre por nosotros. Pero la realidad era que en el contexto ritual de la Ley Judía, casi todo se purificaba con agua, no con sangre. Es decir, cuando algo se había contaminado, haciéndose por ello impuro para el servicio divino, se hacia purificación sumergiéndolo en agua. Aun las personas que habían sido declaradas impuras obtenían la purificación por medio de la inmersión en agua. Un buen ejemplo de esto lo eran las mujeres, quienes, luego de su periodo de impureza, eran purificadas sumergiéndose en un baño ritual, o “mikveh”. No solo esto, sino que las palabras de Hebreos 9:22 contradecían el espíritu de la Ley que encarnaba este rito de purificación en agua. Es que el agua era símbolo de las lágrimas. Dios quería intimar por medio de la purificación en agua que la verdadera purificación del pecado es el agua de las lágrimas de arrepentimiento, y esta verdad ética estaba confirmada en el texto del Salmo 51:17, que reza así: "Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; al corazón contrito y humillado no despreciaras tu, oh Dios" . Durante siglos, las Escrituras Hebreas habían enseñado que la manera en que el hombre obtenía el perdón de sus pecados era humillándose ante Dios, y convirtiéndose de su mal camino; en otras palabras, arrepintiéndose de corazón. Un claro ejemplo de esto era 2da Crónicas 7:14. Allí se nos dice lo siguiente: “Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado , y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos, entonces YO OIRÉ DESDE LOS CIELOS, Y PERDONARE SUS PECADOS, y sanare su tierra". De igual manera, Jeremías 36:3 enseñaba que Dios perdona el pecado del corazón arrepentido, sin necesidad de sacrificio alguno. El texto dice así: “Quizá oirá la casa de Judá todo el mal que yo pienso hacerles, para volverse cada uno de su mal camino, y yo perdonaré su maldad, y su pecado”.
7) El Nuevo Testamento enseña que la entrada a la vida eterna no se obtiene por medio de hacer obra alguna, sino por confesar que Jesús es el Señor Dios, que resucito de los muertos. Romanos 10:9 dice así: "Que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levanto de los muertos, seras salvo". Pero este texto contradice las palabras del Galileo, quien en Mateo 7:21 dijo que lo que anhelaba no era que se refirieran a El como “Señor”, sino que se obedeciera a Dios. El texto reza así: “No todo el que me dice Señor, Señor, entrara en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que esta en los cielos”. Y con respecto a cual es la voluntad del Padre celestial, Lucas 10:25-28 aclara que es amar a Dios y al prójimo, es decir, vivir una vida de arrepentimiento. El texto dice así: “..Maestro, ¿haciendo que cosa heredare la vida eterna? El le dijo, ¿Que esta escrito en la Ley?¿Como lees? Aquel, respondiendo, dijo: amaras al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo. Y le dijo (Jesús): Bien haz respondido; HAZ ESTO Y VIVIRÁS”.
8) El escritor del evangelio de Juan, capitulo 5, verso 18, nos dice que, al decir Jesús que Dios era su Padre, Jesús se estaba haciendo a si mismo igual a Dios. El texto dice así: “Por esto los judíos aun mas procuraban matarle, porque no solo quebrantaba el día de reposo, sino que también decía que Dios era su propio Padre, haciéndose igual a Dios”. Pero el problema con el texto que acabamos de leer es que contradice otros textos del mismo Nuevo Testamento, donde otras personas son llamadas “hijos de Dios”, sin necesariamente implicar que estas fuesen iguales a Dios. Uno de estos pasajes es Mateo 5:9, donde se dice que todo hombre pacificador, es un hijo de Dios. El texto dice así: “Bienaventurados los pacificadores, porque ellos eran llamados “HIJOS DE DIOS”. Otro de estos pasajes es Lucas 3:38, donde nos dice que Adán era hijo de Dios. El texto termina diciendo así:”... Hijo de Enos, hijo de Set, hijo de Adán, HIJO DE DIOS”.
9) Otro ejemplo en el cual el Nuevo testamento contradice las Escrituras es que en el libro de Hechos, capitulo 7, y verso 14, se nos dice que el numero de personas que subieron a Egipto con Jacob fue setenta y cinco. Pero Génesis 46:27 dice que fueron setenta. Hechos 7:14 dice así: “Y enviando José, hizo venir a su padre Jacob, y a toda su parentela, en número de setenta y cinco personas”. Pero Gen. 46:27 dice otra cosa. El texto dice así: “Y los hijos de José, que le nacieron en Egipto, eran dos: todas las personas de la casa de Jacob que vinieron a Egipto, eran setenta”.
10) Otra seria contradicción es que en 1ra De Corintios 11:14, el Nuevo testamento nos enseña que al hombre le es deshonroso dejarse crecer el cabello. El texto dice así: “La naturaleza misma ¿no os enseña que al varón le es deshonroso dejarse crecer el cabello?”. Pero Jueces 13:5 nos dice que cuando el ángel le dijo a la mama de Sansón como debía criar a su hijo, le ordeno que este debía dejarse crecer el cabello. El texto dice así: “Pues he aquí que concebirás y darás a luz un hijo; y navaja no pasará sobre su cabeza, porque el niño será nazareo a Dios desde su nacimiento, y él comenzará a salvar a Israel de mano de los filisteos”. No solo esto, sino que la presencia de Dios se aparto de Sansón el mismo día en que su pelo fue cortado. El texto en Jueces 16:19-20 dice así: “Y ella hizo que él se durmiese sobre sus rodillas, y llamó a un hombre, quien le rapó las siete guedejas de su cabeza.......... Y le dijo: ¡Sansón, los filisteos sobre ti! Y luego que despertó él de su sueño, se dijo: Esta vez saldré como las otras y me escaparé. Pero él no sabía que El Señor ya se había apartado de él”.
11) Finalmente, quizás la mas seria contradicción del Nuevo Testamento es el hecho de que enseña que Jesús, el Padre, y el Espíritu Santo, son una misma persona. Por ejemplo, 1ra Juan 5:7 dice así- “Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno”.
El anterior texto desafía la lógica y el sentido común. Veamos un ejemplo- Supongamos que usted entra en un cuarto solitario, y allí haya a un joven de unos 30 años, que se encuentra solo, pero hablando en alta voz. Usted le pregunta que esta haciendo, y el joven le contesta que solo esta hablando consigo mismo; ¿No sospecharía usted que este joven tiene problemas mentales? Ahora bien, si Jesús y Dios son una misma persona, ¿con quien hablaba Jesús cuando oraba? ¿Hablaba consigo mismo? ¿Tenia Jesús (la paz y la bendición sean con el) problemas mentales? ¿O es que Dios no conoce sus propios pensamientos?
Otra contradicción lógica seria la siguiente: Si Jesús y el Padre son una misma persona, entonces se deduce que Jesús es Dios, y si Jesús es Dios, entonces no necesita Dios alguno fuera de si mismo. Pero la realidad es que, luego de resucitar, encontramos a Jesús confesando que su Dios es el mismo Dios de sus hermanos judíos. El texto esta en Juan 20:17, y dice de la siguiente manera: "... mas ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre Padre y a vuestro Padre, A MI DIOS Y A VUESTRO DIOS".
De igual modo el texto en 1ra Juan 5:7 contradice flagrantemente el texto en Efesios 1:3, que reza de la siguiente manera: “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo....”. Este ultimo texto nuevamente muestra con claridad meridiana que Jesús tenia un Dios, y este Dios era el mismo Dios que adoraban los Judíos. Quizás esto explique el por que, en Mateo 19:17, Jesús rehúsa que le llamen “bueno”, señalando que el único “bueno” era Dios. El texto en Mateo reza así- “El le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno sino uno: Dios....”.
Otro texto que contradice el concepto de la Trinidad que se menciona en 1ra Juan 5:7 se encuentra en Lucas 24:18-19. Allí se narra el testimonio que de Jesús dan dos de sus seguidores presenciales. El texto dice así: “...Eres tu el único forastero en Jerusalén que no has sabido las cosas que en ella han acontecido en estos días? Entonces El les dijo:Que cosas? Y ellos le dijeron: de Jesús Nazareno, que fue varón profeta, poderoso en obra y en palabra delante de Dios y de todo el pueblo...” ¿Pensaban estos discípulos que Jesús y Dios eran una sola persona? Absolutamente No. Ellos veían a Jesús como un profeta, un hombre ungido por Dios para obrar en su viña. Ellos tenían claro que Jesús y el Padre eran dos personas distintas, pues hacia solo unos pocos días le habían oído expresar personalmente su posición de inferioridad con respecto al Padre. Esta palabras se encuentran en Juan 14:28. El texto dice así: “... Si me amarais, os habríais regocijado porque he dicho que voy al Padre; PORQUE EL PADRE MAYOR ES QUE YO”.
Hay también varios otros pasajes donde podemos ver que, con su misma conducta, Jesús intima que adolece de los atributos de la Deidad. Un buen ejemplo se encuentra en Lucas 24:41. Allí se nos dice lo siguiente: “Y como todavía ellos, de gozo, no lo creían, y estaban maravillados, les dijo: ¿Tenéis aquí algo de comer? Note que en este pasaje se nos dice que Jesús ya había resucitado; Pero Jesús tuvo que preguntar a sus discípulos si tenian algo de comer. ¿No se deduce por fuerza mayor que, si el Jesús resucitado fuese uno con el Padre, sabría todas las cosas?, ¿por que tendría Jesús que preguntarles si tenían algo de comer? ¿Por que no simplemente decirles- dadme de lo que tenéis para comer?
Para que no quede duda alguna de lo errado y contradictorio que es afirmar que Dios y Jesús son una misma persona, examinemos el texto en Juan 18:16-18. El texto reza así: “Y si yo juzgo, mi juicio es verdadero; porque no soy solo, sino yo y el que me envió, el Padre. Y en vuestra ley está escrito que el testimonio de dos hombres es verdadero. Yo soy el que doy testimonio de mí mismo: y da testimonio de mí el que me envió, el Padre”. Note que Jesús indica que el Padre y el son dos personas distintas de acuerdo a la Ley. ¿A que Ley se refería? Se refería a que, en cualquier caso legal donde un hecho tuviese que ser establecido, la Ley decía que el testimonio de un solo hombre no era suficiente; se necesitaban al menos dos hombres distintos, que pudiesen atestiguar sobre la veracidad de un hecho particular. La única excepción a esta regla, era el caso de la muerte de un esposo, donde la mujer podía obtener el divorcio en base al testimonio de un solo hombre, que hubiese presenciado la muerte de su marido. Note que la Ley no aceptaba el testimonio de una misma persona, con dos nombres distintos; Tampoco aceptaba el testimonio de un siamés (es decir, dos hombres unidos por medio de un mismo cuerpo); tenían que ser dos personas distintas y separadas. Al hacer referencia a esta Ley, lo que Jesús estaba afirmando de modo categórico, era que el Padre y el eran dos personas distintas, con conciencias separadas, tal como seria el caso de dos Israelitas comunes.
¿Significa, lo que hasta aquí hemos expuesto, que debe usted abandonar completamente los escritos Neo Testamentarios? Absolutamente No. ¿Significa que debe dejar de creer en la figura del Nazareno? ¡Jamas! Lo que significa, es que la evidencia interna apunta al hecho de que los compiladores Neo Testamentarios a menudo esbozaron teologías que diferían drásticamente de las palabras y enseñanzas atribuidas al Nazareno. Es que Jesús fue circuncidado al 8vo día (Lucas 2:21); acostumbraba asistir el día Sábado a la sinagoga judía (Lucas 4:16); hizo la peregrinación anual al templo de Jerusalén (Lucas 2:42-43); dijo el Shema- “Escucha Israel, el Señor tu Dios, el Señor uno solo es..." (Marcos 12:30); celebro la Pascua judía (Lucas 22:15); y dijo una bendición sobre el pan y el vino (Lucas 22:17&19). Desde cualquier ángulo que lo consideremos, tendremos que aceptar el hecho de que Jesús nació, vivió y murió como Judío. En otras palabras, la religion que Jesus practico, no fue la religion Cristiana, sino la Judía. Pero, si Jesús no vino a traer una nueva religión, ¿Cual fue entonces su misión? Su misión fue sencillamente diseminar la buena nueva de que El Creador siempre estaría dispuesto a perdonar al pecador que se arrepiente, según prometido en 2da de Crónicas 7:14, en Jeremías 36:3, y en Ezequiel 33:14-16. Su misión fue modelar al mundo lo que era la vida de arrepentimiento a la que debe aspirar todo hombre o mujer que ha sido “ungido” por Dios para, como se cita a Jesús diciendo, “trabajar en su viña”. La palabra Hebrea para “ungido” es “Mashiach”, o “Mesías”. Y la traducción al Griego de la palabra Mesías, es “Cristo”. Al igual que enseñaron tanto Moisés como los profetas, Jesús enseño que la vida de un ungido, o un "Mesías", es una donde nuestro servicio a Dios (por medio de nuestro servicio al prójimo), nos conduce a identificarnos con el dolor del que sufre. Antes de la llegada de Jesús, el privilegio de ser ungidos (o Mesías) de Dios, había recaído en su abrumadora mayoria sobre la comunidad judia. Por ejemplo, en 1ra Crónicas 16:22, y refiriéndose a los Israelitas que habrían de entrar a la tierra prometida, la Escritura dice asi: “No toquéis dijo a mis ungidos (entiéndase, Mesías), ni hagáis mal a mis profetas”.
Pero la realidad es que esta gracia no tiene que excluir al gentil. Es decir, habiendo Jesús practicado la etica y la religión judía, todo el que sigue sus enseñanzas judías esta implícitamente invitado a ser parte de ese mismo pueblo; para también convertirse en ungido (o Mesías) y profeta de Dios, tal como lo fueron los antiguos Israelitas. Quizás fue por eso que, sabiendo de antemano que muchos creerían su ejemplo de lo que es vivir la vida de un Mesías, Jesús es citado diciendo las siguientes palabras: “De cierto, de cierto os digo, El que en mi cree, las obras que yo hago, el las hará también , y aun mayores hará, porque yo voy al Padre”(Juan 14:12).
Todos estamos llamados a vivir la vida del Mesías que Abraham, Moisés, Jesús, y los profetas modelaron. La escuela judía de Hillel definía esa vida con la siguiente expresión: “Lo que es odioso para ti, no se lo hagas tu a los demás”. Jesús lo parafraseo diciendo: “Asi que, todas las cosas que querais que los hombres hagan con vosotros, asi tambien haced vosotros con ellos, porque esto es la Ley y los Profetas” (Mateo 7:12). En otras palabras, Jesús decía que la Ley se resumía en hacer bien al prójimo; y Hillel decía que la Ley se resumía en No hacer mal al prójimo- ¡Dos caras de una misma moneda!

Cuando Jesús es citado diciendo, “... yo soy el camino, y la verdad, y la vida, nadie viene al Padre sino por mi” (Juan 14:6), no estaba literalmente diciendo que era algun tipo de intermediario entre Dios y los hombres; o que antes de poder clamar a Dios, había que clamar a Jesús (esto quedaba claro del texto en Jeremías 33:3, que enseñaba que siempre podemos clamar directamente a Dios, sin necesidad de intermediario alguno: “Clama á mí, y te responderé, y te enseñaré cosas grandes y dificultosas que tú no sabes”). Lo que Jesus quería intimar era que, si queremos llegar a Dios (si queremos conocer la Verdad Divina, si realmente anhelamos conocer el estilo de vida que Dios desea que vivan sus ungidos), tenemos que ir al que sufre. Fue por esto que Jesús se identifico a si mismo con los oprimidos tanto por el liderato politico, como por el religioso; se identifico con los pobres, con los marginados, con los enfermos, con la viuda, con el huérfano, con el preso, y con quien sufría una muerte injusta. ¿Que significa todo esto? Significa que, no podemos conocer a Dios, ni saber la vida que espera de nosotros, sin que, al igual que hicieron todos los profetas, estemos dispuestos a negarnos a nosotros mismos; es decir, renunciar a nuestro propio zona de “confort”, para identificarnos con el dolor de nuestro prójimo, y asi “llevar nuestra propia cruz”. Como enseño el Galileo en Lucas 19:23: “Y decia todos: si alguno quiere venir en pos de mi, nieguese a si mismo, tome su cruz cada dia, y sigame”.
De modo semejante, y como ya hemos aclarado, cuando Jesús es citado diciendo: “Yo y el Padre uno somos” no esta en realidad implicando que literalmente era uno con el Padre. Lo que Jesús pretendía hacer, era llamar la atención a su ejemplo vivencial: que si Dios pudiese encarnarse, no seria el hombre poderoso, que impone a la fuerza su voluntad, y a quien todos temen y adulan; ¡No!, si Dios pudiera hacerse hombre, no seria el rico a quien todos respetan y exaltan; ¡No!, si Dios pudiera hacerse hombre, seria la persona humilde y desposeída; seria el pobre, el enfermo a quien nadie visita, seria el hombre despreciado por el liderato político y religioso, seria el soñador en quien nadie cree, y del cual todos se burlan; seria la viuda; seria el huérfano; seria el preso; seria el que hace bien, y tiene misericordia del prójimo, aun cuando este no pueda pagarle el favor; seria el hombre que hace lo correcto, porque es correcto hacer lo correcto, no porque recibira beneficio alguno por ello. Si Dios fuese hombre, seria aquel que da la vida por sus amigos, seria aquel que perdona a quienes le hieren y humillan, seria aquel que paga con bien a aquellos que le hacen mal. El mensaje del Judaismo ético de Jesús, era que "el Mesías" es la manifestación de Dios en el Mundo; y que, esta manifestacion, se hara una realidad el día en que, al igual que hicieron Avraham, Moises, Jesús, y todos los profetas, escojamos ser el hombre que el Creador mismo escogeria ser, si pudiese encarnarse en un cuerpo humano. Esta es la esencia del Judaísmo Universal, la fe que vivieron y predicaron todos los sabios de Israel.




La Verdad, Y El Jugo De China

La verdad, es como el jugo de china: tan natural y evidente, que va usted al árbol de chinas, toma algunas de ellas, las exprime dentro de un vaso, y ya tiene el jugo de china. Pero entonces, vienen los dueños de Jugos Tropicana (quienes han creado un imperio, monopolizando el jugo de China), y le convencen de que, lo que tiene usted en la mano, no es verdadero jugo de china, sino una sustancia peligrosa, que no ha sido apropiadamente empacada; no ha sido apropiadamente pasteurizada (un proceso ya de por si muy complejo); no esta apropiadamente diluida; no contiene el requerido contenido de endulzante (High Fructose corn syrop y/o Sucralosa), ni de preservativo; y tampoco ha sido aprobada como segura para consumo humano por el USDA (Departamento de Agricultura Norte Americano), ni por la FDA (Food and Drugs Administration). Así, estos especialistas de la complicación, el engaño, y el oportunismo, le convencen de echar a la basura (desechar) el puro y verdadero jugo de china que el Creador le ha regalado directamente del árbol, para en cambio terminar en un supermercado, pagando un alto precio por el pobre sustituto que ellos le ofrecen.
En el anterior relato, el árbol es la Torah (la Escritura Sagrada); su fruto (la china) es la verdad; y, si lo exprime (si la examina diligentemente) le dará su néctar (la pura y suprema Verdad). Hallara que, la verdad de Dios, es simple y natural: “Apartate del mal, haz el bien (guarda los Mandamientos), y vivirás para siempre” (Salmo 37:27). Pero, cuando ha hallado usted esta pura, simple, e inalterada verdad, llegan los lideres de algún imperio religioso (que han creado un monopolio con la Verdad de las Escrituras), y le convencen de que, lo que tiene usted en sus manos, no es realmente La Verdad Divina, sino una idea radical, y peligrosa; una idea que ninguna persona de reputación alguna ha aceptado jamas; una idea que no ha sido sujeta al “peer review” (analisis conjunto) de expertos en teología (Doctores en Divinidad, Rabinos, Pastores, Imanes, Sacerdotes, etc); una idea que no ha sido endosado jamas por ninguna institución académica, ni ninguna Universidad de prestigio.
Así, al final del día, usted termina echando al zafacon la pura, gratuita, e inalterada verdad de Dios, para terminar sentado en un templo, donde algún falso líder religioso le hará pagar con creces por aprender la glamorosa (pero adulterada) verdad con la que las instituciones humanas han diluido la Verdad Divina. Y, si no es usted cuidadoso, no solamente estará dispuesto a pagar por esa farsa, ¡sino que prestara su ayuda para diseminarla! Dios tenga misericordia de nosotros, y del mundo entero.




La verdad es dura y amarga; pero, al igual que la medicina, puede sanar nuestra alma

La Escritura Cristiana, esta llena de indicios que apuntan al hecho de que, la teología que de ella surge, es Satánica. Es que, en términos históricos, el cristianismo ha reconocido a Pedro como el primer Papa de la Iglesia, así como “la piedra” sobre la cual seria fundado. Como esta escrito: “Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, EL HIJO DE EL DIOS viviente... Y yo también te digo, que TÚ ERES PEDRO, Y SOBRE ESTA ROCA EDIFICARÉ MI IGLESIA...” (Mateo 16:16-18). Pero, inmediatamente después de hacer de Pedro, y de su confesión de fe (que Jesús es el Hijo de Dios), la piedra fundamental del Cristianismo, oímos a Jesús decir a ese mismo Pedro: “¡Quítate de delante de mí, Satanás!; me eres tropiezo, porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres” (Mateo 16:23).
Note que los anteriores versos parecen insinuar que, si Pedro fue en efecto el primer papa cristiano (el primer gran líder del Cristianismo), y Jesús llamo a Pedro Satanás, entonces Satanás (el Creador lo reprenda) fue en efecto el primer gran líder del Cristianismo. Y, si Satanás fue el primer gran líder del Cristianismo, entonces sus demonios debieron haber sido de los primeros en predicar la teología Cristiana. ¿Es esto confirmado por el Nuevo testamento? ¡Definitivamente!... pues Los escritos cristianos dicen así: “Y LOS ESPÍRITUS INMUNDOS, al verle, se postraban delante de él, y DABAN VOCES, DICIENDO: TÚ ERES EL HIJO DE DIOS (es decir, proclamaban a todos el fundamento de la fe Cristiana- que Jesús es el Hijo de Dios)” - Marcos 3:11. Del mismo modo, dice en otro lugar: “También SALÍAN DEMONIOS DE MUCHOS, dando voces y DICIENDO: TÚ ERES EL HIJO DE DIOS (de nuevo, proclamando a viva voz el testimonio de Pedro)”- Lucas 4:41. Y lo confirma también otro pasaje que dice: “Aconteció que, mientras íbamos a la oración, NOS SALIÓ AL ENCUENTRO UNA MUCHACHA QUE TENÍA ESPÍRITU DE ADIVINACIÓN, LA CUAL daba gran ganancia a sus amos, adivinando. Esta, siguiendo a Pablo y a nosotros, DABA VOCES, DICIENDO: ESTOS HOMBRES SON SIERVOS DEL DIOS ALTÍSIMO, QUIENES OS ANUNCIAN EL CAMINO DE SALVACIÓN (de nuevo, proclamando a todos que, a los espíritus inmundos, les gusta predicar la teología Cristiana- ¿¿Por que sera??)- Hechos 16:16-17.
Note que se nos dice en tres ocasiones que los demonios y los espíritus inmundos testifican la veracidad de la fe Cristiana. Y el que algo se repita tres veces, significa que es firme (o sea, que Dios quiere que le prestemos atencion) ¿Cree usted que seria sabio escuchar el consejo teologico de Satanas? ¿Que les paso a Adán y a Eva cuando siguieron la teología de la serpiente? ¿Habremos de repetir el mismo error, volviendo a asentir con el Diablo?





"Entonces Yah dijo a Moisés: He aquí, yo vengo a ti en una nube espesa, para que el pueblo oiga mientras yo hablo contigo, y también para que te crean para siempre"
(Exodo 19:9)



El Cristiano que dice que Jesus es Dios, hace a Jesus (paz sea con el) un Mentiroso

El cristiano que dice que Jesús es Dios, no entiende que, haciendo tal aseveración, hace a Jesus un mentiroso [o implica que no cree en las palabras que los Evangelios adscriben al Nazareno (p.s.c.e.)]. ¿Por que? pues porque, aunque también nacido de mujer (María), el Galileo admite que, "entre los nacidos de mujer", no había otro mayor que Juan el Bautista. Como esta escrito: «De cierto os digo: ENTRE LOS QUE NACEN DE MUJER NO SE HA LEVANTADO OTRO MAYOR QUE JUAN EL BAUTISTA» (Mateo 11:11). ¿Entiende usted lo que esto significa? Aunque tanto Juan como Jesús en efecto habían nacido de mujer, Jesús admite que, entre Juan y el, Juan era el mayor de los dos (de suerte que Jesús no podría ser Dios, ¡pues ello implicaría que Juan era mayor que Dios!). Para que no quedase duda alguna acerca de que Jesús NO era Dios, el mismo Nazareno (paz sea con el) afirma que sirve y adora al mismo Dios que adoraban sus discípulos Judíos. Como esta escrito: “ve a mis hermanos (Hebreos), y diles: SUBO a mi Padre, y a vuestro Padre, A MI DIOS (יהוה), Y A VUESTRO DIOS”» - Juan 20:17. O, como también dice en otro lugar: «BENDITO SEA (יהוה) EL DIOS y Padre DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO» - Efesios 1:3.
En fin, que el dilema que enfrenta el Cristiano [que rehusa creer en las palabras adscritas a Jesus], es que, si siendo cristiano, no puede creer en los dichos del Nazareno, ¿como espera que los no cristianos los crean?





¿Porque los Hebreos no aceptan a Jesus?

Hay diversa razones por las cuales los creyentes Hebreos no aceptan lo que acerca de Jesus (paz sea con el) postula la noble fe Cristiana. Una de las mas importantes, es que ello implicaria que Dios no tiene palabra (es decir, que no se puede confiar en lo que ha salido de la boca del Creador, pues este cambia constantemente de opinion). Y, esto ultimo, es para los Judios un tipo de "suicidio intelectual"; algo totalmente inaceptable. Veamos un ejemplo: La Escritura Hebrea dice que los días del hombre son 70 años. Y, como máximo, es de 80. Como esta escrito: «LOS DÍAS DE NUESTRA EDAD SON SETENTA AÑOS...» (Salmo 90:10). Pero los inicuos adulan y engañan a las masas, violando el pacto de Dios, y rehusando guardar los diez mandamientos de la Ley. La Escritura Hebrea advierte que estos inicuos no llegaran a la mitad de sus días (es decir, no llegaran a cumplir los 40 años de edad). En adición, dice que serán forzados a descender al Hades (el pozo de la destrucción), como esta escrito: «EXTENDIÓ EL INICUO SUS MANOS... VIOLÓ SU PACTO. LOS DICHOS DE SU BOCA SON MÁS BLANDOS QUE MANTEQUILLA, PERO GUERRA HAY EN SU CORAZÓN; suaviza sus palabras más que el aceite, mas ellas son espadas desnudas... MAS TÚ, OH DIOS, HARÁS DESCENDER AQUÉLLOS [INICUOS] AL POZO DE PERDICIÓN. LOS HOMBRES sanguinarios y ENGAÑADORES, NO LLEGARÁN A LA MITAD DE SUS DÍAS...» (Salmo 55:20-23)
¿Son verdaderas las enseñanzas que a Jesús (paz sea con el) atribuyen los Escritos Cristianos? ¿O son el producto de la iniquidad? Y, ¿Como saberlo? ¡Muy sencillo! El Salmo 55 advierte que, si sus enseñanzas eran el producto de la adulación y el engaño, tenían que presentar a Jesús incitandonos a violar “SU PACTO” (el pacto de la Ley de Dios). En adición, tenían que presentar a Jesús trayendo GUERRA; presentarlo MURIENDO ANTES DE 35 AÑOS (o como máximo antes de los 40 años); y, finalmente, tenían que presentar a JESUS DESCENDIENDO AL HADES.
Según los escritos cristianos, ¿a que nos incita Jesús? ¿A guardar el pacto de la Ley? ¿O a rebelarnos contra ella?: «La Ley y los profetas eran hasta Juan...[en otras palabras, ¡pueden olvidarse de ella!]» (Lucas 16:16). ¿Que dicen los Escritos cristianos que trajeron las blandas y suaves palabras del Galileo? ¿Paz? ¿O Guerra?: «¿Pensáis que he venido para dar Paz en la tierra? Os digo: No, sino disensión (¡Guerra!). Porque de aquí en adelante, cinco en una familia estarán divididos, tres contra dos, y dos contra tres» (Lucas 12:51-52).
¿A que edad dice el Cristianismo que Murió Jesús? ¿Antes de los 40? La respuesta es que, aunque los escritos cristianos no lo indican de forma explicita, se puede inferir que tenia unos 33 años de edad. ¿De donde lo inferimos? Pues combinando el hecho de que comenzó su ministerio a los 30 años de edad (Lucas 3:23), con el hecho de que, el numero de fiestas en las cuales participo [según mencionadas en los evangelios], intiman que su ministerio duro cerca de 3 años y medio.
Finalmente, confirman los escritos cristianos que Jesús hubiese descendido al pozo de destrucción (Hades)?: «Varones hermanos, se os puede decir libremente DEL PATRIARCA DAVID, que murió y fue sepultado, y su sepulcro está con nosotros hasta el día de hoy. Pero siendo profeta, y SABIENDO QUE con juramento DIOS le había jurado que de su descendencia, en cuanto a la carne, LEVANTARÍA AL CRISTO para que se sentase en su trono, viéndolo antes, HABLÓ DE LA RESURRECCIÓN DE CRISTO, QUE SU ALMA NO FUE DEJADA EN EL HADES (es decir, que Jesús fue en efecto forzado a descender al Hades, solo que no fue dejado allí permanentemente)» (Hechos 2:29-31).
Así, los creyentes Hebreos opinamos que, tanto la Escritura Hebrea, como los Escritos cristianos, son contundentes en demostrar la naturaleza [oculta] de los dichos y las enseñanzas que la teologia Cristiana intenta atribuir al Maestro de Galilea (paz y bendicion sean con el).





¿Que hace a Moises mayor que Jesus, Muhammad, o cualquier otro mensajero (paz y bendición sean con todos ellos)

¿Que hace de Moshe Ravenu (paz sea con el) un mayor profeta que Avraham, Isaías, Jonás, Miqueas, Daniel, Jesús, Muhammad, José Smith, o cualquier otro de los grandes mensajeros de Dios (paz y bendicion sean sobre todos ellos)? Pues el hecho de que, aunque solo era un ser humano, Moisés era una clase aparte en si mismo; un tipo de profeta como la humanidad nunca ha vuelto (y quizás nunca mas vuelva) a experimentar. Es que la comunicación entre Dios y Moisés no fue privada; no fue algo que diese lugar a cuestionar la veracidad, la certeza o la realidad de esa revelación. Como esta escrito: "Todo el monte Sinaí humeaba, porque Yah había descendido sobre él en fuego; y el humo subía como el humo de un horno, y todo el monte se estremecía en gran manera. El sonido de la bocina iba aumentando en extremo; Moisés hablaba, y Dios le respondía con voz tronante. Y descendió Yah sobre el monte Sinaí, sobre la cumbre del monte; y llamó Yah a Moisés a la cumbre del monte, y Moisés subió" (Exodo 19:18-19).
En otras palabras, Dios hablo publica y audiblemente a Moisés, y lo hizo en presencia de las cerca de 3 millones de personas que conformaban el pueblo de Israel. Y, aquel pueblo, no solamente escucho a Dios hablar directamente con Moisés (corroborando de ese modo tanto la veracidad del Dios al cual servían, como la del ministerio profético de Moisés), sino que la experiencia fue tan real y estremecedora, que dijeron a Moisés que había sido suficiente; que no necesitaban ninguna prueba adicional, y que preferían que (en lo sucesivo) Moisés hablase privadamente con Dios, pues ellos obedecerían todo lo que se les ordenase: «He aquí Adonai Yah nuestro Dios nos ha mostrado su gloria y su grandeza, y hemos oído su voz de en medio del fuego; hoy hemos visto que Adonai Yah habla al hombre (a Moisés su Siervo), y éste aún vive. Ahora, pues, ¿por qué vamos a morir? Porque este gran fuego nos consumirá; si oyéremos otra vez la voz de Adonai Yah nuestro Dios, moriremos. Porque ¿qué es el hombre (el Israelita promedio), para que oiga la voz del Dios viviente que habla de en medio del fuego, como nosotros la oímos, y aún viva? ACÉRCATE TÚ, Y OYE TODAS LAS COSAS QUE DIJERE ADONAI YAH NUESTRO DIOS; Y TÚ NOS DIRÁS TODO LO QUE ADONAI NUESTRO DIOS TE DIJERE, Y NOSOTROS OIREMOS Y HAREMOS» (Deut. 5:24-27).
Así, a diferencia del Cristianismo, del Islam, y de cualquier otra tradición monoteísta, la fe de Israel no es el producto de una revelación privada; donde un hombre reclama ser (o tener) la ultima revelación Divina, pero necesita invertir el resto de su vida tratando de convencer a su audiencia de la veracidad de su reclamo. La fe de Israel es distinta, pues es el producto de una revelación publica (Nacional), donde millones de personas fueron testigos objetivos (y simultáneos) de la veracidad del Dios de Israel (Adonai Yah), así como de la comunicación entre ese Dios y su profeta (Moisés). De este modo, Moisés fue el único profeta que nunca tuvo que convencer a nadie de que, la palabra que hablaba (y que escribía), era la fiel palabra del Dios Vivo. Por otro lado, y a pesar de los grandes y dramáticos reclamos que, acerca de Jesús y de Muhammad (paz sea con ellos) hacen tanto el Cristianismo como el Islam, estas ultimas fueron revelaciones privadas; es decir, no contaron con la clara, objetiva, e incuestionable validación que provee la revelación Nacional de la fe Mosaica. ¡Peor que eso!, si bien podemos tener certeza absoluta de la veracidad (así como de la inspiración Divina) de las palabras y hechos que escribió Moisés en la Torah con su propio puño y letra, no podemos tener certeza alguna de la veracidad ni la inspiración Divina de los dichos ni los hechos de Jesús ni de Muhammad (paz sea con ellos), pues ninguno de estos mensajeros escribió personalmente nada.
Aun así, lo que acabamos de exponer no es tan demoledor como el hecho de que, cuando alguien rehusó creer en Jesús, en Muhammad, en José Smith, o en algún otro profeta (paz sea con todos ellos), estos últimos no tuvieron otro remedio que intentar convencer a sus oyentes (a menudo con la amenaza de un castigo Divino) de la veracidad de sus reclamos; Y, aunque muchos insistieron en no creer, a menudo tales amenazas nunca se materializaron. Pero, con respecto a Moisés, fue totalmente distinto; Cuando alguien (Faraón, los diez espías, Datan, Abiram, Korah y sus seguidores, etc) rehusó creer la palabra que hablo Dios por medio de Moisés, o rehusó obedecer lo que Dios ordeno por medio de Moisés, el Creador mismo se encargo personalmente de reivindicar a su profeta. De hecho, cuando toda la nación de Israel se reunió para oponerse a Moisés y Aarón, Dios decidió hacer acto de presencia (visible), a fin de darles una lección personal: que El Creador (bendito sea) no toleraría que dudasen de lo que Moisés decía y ordenaba: «El día siguiente, toda la congregación de los hijos de Israel murmuró contra Moisés y Aarón, diciendo: Vosotros habéis dado muerte al pueblo de Adonai Yah. Y aconteció que cuando se juntó la congregación contra Moisés y Aarón, miraron hacia el tabernáculo de reunión, y he aquí la nube lo había cubierto, y apareció la gloria de Adonai Yah. Y vinieron Moisés y Aarón delante del tabernáculo de reunión. Y Adonai Yah habló a Moisés, diciendo: "Apartaos de en medio de esta congregación, y los consumiré en un momento". Y ellos se postraron sobre sus rostros. Y dijo Moisés a Aarón: Toma el incensario, y pon en él fuego del altar, y sobre él pon incienso, y ve pronto a la congregación, y haz expiación por ellos, porque el furor ha salido de la presencia de Adonai Yah; la mortandad ha comenzado. Entonces tomó Aarón el incensario, como Moisés dijo, y corrió en medio de la congregación; y he aquí que la mortandad había comenzado en el pueblo; y él puso incienso, e hizo expiación por el pueblo, y se puso entre los muertos y los vivos; y cesó la mortandad. Y los que murieron en aquella mortandad fueron catorce mil setecientos, sin los muertos por la rebelión de Coré» (Números 16:41-49).
¿Que intenta enseñarnos la Torah en el anterior relato? ¿Acaso no vendrían luego varios profetas y mensajeros que, al igual que Moisés, hablarían también palabra de Dios? Lo que el Creador intenta enseñarnos, es que la fe en esos posteriores mensajeros, seria opcional; es decir, estaría sujeta a nuestra discreción personal. Pero, el mensaje dado por Dios a Moisés (los diez mandamientos que le fueron entregados en la cumbre del Sinaí) no es opcional, pues es el único mensaje que el Creador ha decidido personalmente defender, y preservar (por eso fue escrito en piedra, porque perduraría para siempre). En otras palabras, el creyente Hebreo tiene la opción de creer que Jesús (paz sea con el) fue el Mesías humano que esperaba la antigua secta de los Fariseos; y, esta creencia en Jesús, no necesariamente le impide a ese creyente ser acepto al Creador (es decir, el hombre puede ser un admirador del Maestro de Galilea, siempre y cuando no le honre como a Dios, ni le haga mayor que Moisés). De igual modo, el creyente Hebreo tiene la opción de creer que Muhammad (paz sea con el) fue el ultimo mensajero de Dios, y esto no necesariamente le impide a ese creyente ser acepto al Creador (es decir, el hombre puede ser un admirador de Muhammad, siempre y cuando no le haga mayor que Moisés, ni le de el respeto y la pleitesía que corresponden solo al Creador). Pero, el hombre no tiene la opción de rehusar creer en Moisés; ni de creer que ya no esta obligado a obedecer los diez mandamientos de la Ley Divina. Es que, el rechazo a lo ordenado por medio de Moisés (y la conducta que ese rechazo implica) le impide al hombre ser acepto ante su Creador, pues Adonai Yah no tolera esa rebelde conducta. ¿Por que? Pues porque la obediencia a los mandamientos nos conduce al estilo de vida ético (justo, misericordioso, y humilde) que garantiza nuestra Vida y bendición (tanto en este mundo, como en el venidero). Por el otro lado, la incredulidad (desobediencia) a esos mandamientos, solo acarrea muerte y destrucción, como esta escrito: «PERO ACONTECERÁ, SI NO OYERES LA VOZ DE ADONAI YAH TU DIOS, PARA PROCURAR CUMPLIR TODOS SUS MANDAMIENTOS Y SUS ESTATUTOS QUE YO TE INTIMO HOY, QUE VENDRÁN SOBRE TI TODAS ESTAS MALDICIONES, Y TE ALCANZARÁN... Y VENDRÁN SOBRE TI TODAS ESTAS MALDICIONES, Y TE PERSEGUIRÁN, Y TE ALCANZARÁN HASTA QUE PEREZCAS; POR CUANTO NO HABRÁS ATENDIDO A LA VOZ DE ADONAI YAH TU DIOS, PARA GUARDAR SUS MANDAMIENTOS Y SUS ESTATUTOS, QUE ÉL TE MANDÓ...» (Deut. 28:45).
En resumen, el creyente Hebreo que quiera garantizar su entrada a Gan Edén (El Paraíso Celestial) tiene que creer en Moisés, y hacer de la obediencia a su Torah (los diez mandamientos), el supremo fundamento de su fe, de su conducta, de su conversación, de su teología, y de su esperanza. Por eso advierte la Escritura diciendo: "NUNCA SE APARTARA DE TU BOCA ESTE LIBRO DE LA LEY, SINO QUE DE DÍA Y DE NOCHE MEDITARAS EN EL, PARA QUE GUARDES Y HAGAS CONFORME A TODO LO QUE EN EL ESTA ESCRITO; PORQUE ENTONCES HARÁS PROSPERAR TU CAMINO, Y TODO TE SALDRÁ BIEN"- Josué 1:8. Esto, y no la opcional creencia en el posterior reclamo profético de este o aquel otro mensajero divino, es el único fundamento seguro; el único apoyo que, al igual que la piedra en la que fue dado, es inmutable, inconmovible, e indestructible; como dijo un gran Maestro del Judaísmo Universal: "Pero más fácil es que pasen el cielo y la tierra, que se frustre una tilde de la Ley" (Lucas 16:17). Quien edifica sobre la Piedra (de los diez mandamientos), es como quien edifica su casa sobre la Roca; Y, si edificar sobre la Roca es seguro, ¿cuanto mas seguro no sera edificar sobre la Roca que El Creador personalmente defiende y protege?



En todas las cosas, siga la verdad revelada por Dios en la Ley de Moisés. Huya de toda forma de mentira; pues, cuando acepta voluntariamente una mentira, comete usted suicidio mental (es decir, del intelecto). Pero, suficiente suicidio mental, conduce tarde o temprano al suicidio del alma (de su ética y de su moral). Y, suficiente suicidio del alma, conduce eventualmente al suicidio del cuerpo (físico)



«La tradición Judía tenia una forma peculiar de mostrar que, la confesión de pecados, era el remedio infalible para obtener entrada al Olam Ha-ba (El Mundo que ha de venir). La manera en que lo hacia, era narrando que, cuando un hombre era culpable de una trasgresión, cuyo castigo era morir bajo el peso de la piedra (morir apedreado), se le llevaba al lugar de ejecución. Entonces, cuando estaba a solo diez "cubits" del lugar, se le decía lo siguiente: "Confiesa, pues confesar es el proceder (correcto) de aquellos condenados a la muerte". Cualquiera que confiesa sus pecados, tendrá una porción en el mundo que ha de venir, pues encontramos que así sucedió con Acan, a quien Josué dijo: "Hijo mio, te ruego que des gloria al Señor, Dios de Israel, y que hagas confesión ante El. Y Acan contesto a Josué y dijo, en verdad he pecado contra el Señor, Dios de Israel, y he hecho así" (Josué 7:19). ¿Como sabemos que su confesión hizo expiación por sus pecados? Pues del hecho que el pasaje continua diciendo, "Y Josué dijo, ¿Por que nos has traído desgracia? Yah traerá desgracia sobre ti en este día" (ibid. 25)- Es decir, EN ESTE DIA traerá Yah desgracia sobre ti, pero Yah no traerá desgracia sobre ti en el dia de mañana, cuando estaras en la Vida Eterna. Si el reo no sabia como confesar, se le instruía a decir: "Que mi muerte sea una expiación por todos mis pecados". Esta tradición demuestra que, los primeros creyentes Judíos (aquellos Israelitas que, al igual que Josué, escucharon la Torah directo de la boca del Altísimo), entendían claramente que, la sincera confesión de sus pecados, y no su ciega adherencia a este o aquel otro dogma o rito religioso, era el camino seguro para que, aun el mas vil pecador (aquel que merecia la muerte), obtuviese el perdón de sus pecados, así como entrada al Mundo que ha de venir»





Josué, el profeta que habría de venir

Moisés dijo que, después que acabase su ministerio, Dios levantaría (designaría) otro profeta: «Profeta les levantaré de en medio de sus hermanos, como tú; y pondré mis palabras en su boca, y él les hablará todo lo que Yo le mandare. Mas a cualquiera que no oyere mis palabras que él hablare en mi nombre, yo le pediré cuenta» (Deuteronomio 18:18-19). Note que la promesa era que el profeta seria “como Moisés”. Esto significa que ese profeta haría las mismas cosas que hizo Moisés. ¿Cuales fueron esas cosas? Veamos,

1) Moisés dividió las aguas (en el mar Rojo)
2) Moisés venció a los enemigos de Israel (Faraón y su ejercito)
3) Moisés fue el supremo caudillo, y líder de los Israelitas (designando el lugar de cada tribu, con respecto al arca, durante su marcha por el desierto)
4) Dios castigo públicamente a quienes desobedecieron a Moisés (por ejemplo, a Coré)
5) Moisés escribió en el Libro de la Ley, mandamientos y ordenanzas para Israel.

Ese profeta que habría de suceder a Moisés, no era otro sino Josué, el hijo de Nun. ¿Como estar absolutamente seguros? ¿Hizo Josué las mismas cosas que hizo Moisés? ¡Por supuesto que si! Analicemoslas una por una:

1) Josué dividió las aguas (del río Jordán)- Josué 3:7, & 14-16
2) Josué venció a los enemigos de Israel (conquistando tanto a Jericó, como a las naciones Cananeas)- Josué 6:24
3) Josué fue el supremo caudillo y líder de los Israelitas (al punto de ser quien le distribuyo a cada tribu la tierra que habrían de habitar) - Josué 23:4
4) Dios castigo públicamente a quienes desobedecieron a Josué (Acán y su familia)- Josué 7:19-26
5) Josué escribió mandamientos y ordenanzas en el libro de la Ley- Josué 24:25-26

Así, Josué fue el profeta prometido por Dios; y, al igual que sucedió con Moisés, el libro que acompaño el ministerio profético de Josué, fue el libro de la Ley (cuyo fundamento son los diez mandamientos).





«Haz la mentira grande, hazla sencilla, y continua repitiéndola; eventualmente, la gente la creerá»
---Joseph Goebbels, ministro de propaganda de Adolfo Hitler---


La noble tradición Cristiana, postula que la santidad que el Creador espera de sus criaturas, consiste en ser perfectos; es decir, en obedecer a perfección todos y cada uno de los mandamientos de la Ley. Y por cuanto nadie ha podido vivir esa vida de perfección, todos los hombres somos pecadores, y estamos por ende bajo la ira y la maldición Divina (en otras palabras, destinados al infierno).
¿Cual es el problema con esta sencilla interpretación? Pues que es una gran mentira, pues niega toda la verdad Divina, segun revelada en la Escritura Hebrea. Es decir, si el Creador hablo a Avraham [prometiendo darle una tierra, y hacerle padre de muchas naciones] fue porque Avraham contaba con el favor de Dios, no porque estuviese bajo la ira ni la maldición Divina; si Dios permitió que Sara diese a luz en su avanzada ancianidad, fue porque el Creador se agradaba de Sara; Si Dios detuvo la mano de Avraham, a fin de evitar que sacrificase a su hijo Isaac, fue porque Dios se agradaba de Isaac; Si Dios permitió que Jacob luchase con el ángel que finalmente habría de bendecirle, fue porque Jacob contaba con el favor de Dios; Si el Creador saco a José de la cárcel, y le exalto para que reinase junto a Faraón, fue porque Dios se agradaba de José. ¿Y que diremos de Moisés, de David, de Elías, de Eliseo, de Daniel, y de los tres jóvenes Hebreos, a quienes Dios favoreció permitiéndoles abrir el mar, vencer Gigantes, resucitar muertos, vencer el ejercito enemigo, conquistar los leones, y escapar del horno de fuego?
Como si lo anterior no fuese ya suficiente, la anterior teología contradice las palabras adscritas al mismo Jesús de Nazaret (paz sea con el), pues este es citado diciendo lo siguiente:
«Oísteis que fue dicho, “Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo”. Pero yo os digo: “AMAD A VUESTROS ENEMIGOS, BENDECID A LOS QUE OS MALDICEN, HACED BIEN A LOS QUE OS ABORRECEN, y orad por los que os ultrajan y os persiguen; PARA QUE SEÁIS HIJOS DE VUESTRO PADRE QUE ESTÁ EN LOS CIELOS, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos”. Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa tendréis? ¿No hacen también lo mismo los publicanos? Y si saludáis a vuestros hermanos solamente, ¿qué hacéis de más? ¿No hacen también así los gentiles? SED, PUES, VOSOTROS PERFECTOS, COMO VUESTRO PADRE QUE ESTÁ EN LOS CIELOS ES PERFECTO» (Mateo 5:43-48).
Según el anterior pasaje, ¿Cual entendía Jesús que era la “perfección” que esperaba Dios de sus criaturas? ¿Guardar perfectamente todos y cada uno de los mandamientos? ¿O imitar el carácter Divino, amando a nuestro prójimo? Ciertamente, el que ama a su prójimo, ya cuenta con la aprobación Divina. Y, decir lo contrario [alegando que Dios no acepta nada menos que el cumplimiento perfecto de sus mandamientos] hace mofa al Creador, pues le dibuja como un Dios sádico; uno que, cual tirano religioso, demanda con severidad e intransigencia [so pena de grave castigo] nuestro cumplimiento de cosas que de antemano sabe nos seran imposibles de alcanzar. Y todo ello para que [segun alega el Cristianismo], toda la gloria y toda la honra sean solo para El; ¡Como si, encima de tirano, el Creador (bendito sea) pecase también de narcisista!





«La persona orgullosa, que pretende exaltarse a si misma por encima de todos, termina enloqueciendo [como muestran las historias de Saúl y de Nabucodonosor], pues solo una desquiciada criatura, podría creerse digna de asumir una postura que, en justicia, solo el Creador amerita. Como esta escrito: “¿Tienes tu brazo como el de Dios? ¿Y truenas con voz como la suya? ... Mira a todo altivo, y abátelo; mira a todo soberbio, y humíllalo; y quebranta a los impíos en su sitio. Encúbrelos a todos en el polvo, encierra sus rostros en oscuridad; y yo también te confesaré que podrá salvarte tu diestra”- Job 40:9-14»





«Los niños hacen “lo que les da la gana” [sin pensar en las consecuencias]. En cambio, la gente adulta hace lo que racionalmente redunda [al menos a largo plazo] en el bienestar de la mayoria...»





Los Diez pasos para obtener La Salvación prometida por Dios a los que siguen a Moisés

La Escritura Hebrea enseña que nunca ha existido un hombre mayor que Moisés; un hombre a quien Dios capacitó para que encarnase las palabras y el carácter de la Divinidad que habría de presenciar no solo Faraón, sino todo Egipto, Israel, Amalek, y el resto de las naciones del mundo. Como esta escrito: «Yah dijo a Moisés: "Mira, Yo te he constituido Dios para Faraón, y tu hermano Aarón sera tu profeta"»- Éxodo 7:1. Y es por esto que Moisés nunca pudo ser derrotado por ser humano alguno, pues ningún hombre es mas fuerte [o mas astuto] que el Creador. De niño, Faraón trato de ahogar a Moisés en el río Nilo, pero termino fracasando; luego, ya de adulto [cuando dio Moisés muerte al Egipcio que golpeaba al esclavo Israelita], Faraón trató nuevamente de matarlo, pero volvió a fracasar; Después, Faraón y su ejercito trataron de derrotar a Moisés [a orillas del mar Rubio], pero fracasaron nuevamente; Los diez espías se rebelaron infructuosamente contra el mandato de Moisés [quien les ordenaba entrar a poseer la tierra de Canaán], pero perecieron en el intento; Datan, Abiram, y Korah fallaron en su intento de usurpar la autoridad de Moisés [negando el origen Divino de su "Torah", o "instrucción"], y esto les costo sus vidas; la nación de Amalek hizo guerra contra Moisés, pero los brazos levantados [en oración] de Moisés, le derrotaron; El mismo pueblo de Israel [que había salido de Egipto], trató infructuosamente de levantarse en rebelión contra Moisés [luego de la muerte de Datan y Abiram], pero fue derrotado, reprendido, y castigado; Balaam contendió en palabras con Moisés, pero no pudo prevalecer, pues Dios convirtió su maldición en bendicion; los reyes Og y Sehon hicieron guerra contra Moisés, pero fracasaron miserablemente; Y, aun la misma muerte, fue incapaz de dañar a Moisés, pues la Torah no menciona que Moisés hubiese jamas enfermado, envejecido, o perdido su virilidad, como esta escrito: «Era Moisés de edad de ciento veinte años cuando murió, sus ojos nunca se oscurecieron, ni perdió su vigor» (Deut. 34:7). De hecho, la muerte [que para cualquier otro mortal conllevaría tristeza, angustia, y dolor], fue para el maestro Moisés un evento placentero; pues, según la versión Hebrea de Deut. 34:5, nuestro maestro murió "por boca de Dios (al pi Yah)" [es decir, por un beso del Creador]. ¿Que meta ulterior podría haber tenido en mente Yah (bendito sea), al dejarnos saber que Moisés obtuvo la victoria sobre todos sus enemigos (sobre Faraones, Reyes, Profetas, lideres comunitarios, individuos particulares, la nación de Israel, las naciones gentiles, el mar Rubio, el hambre, la sed, y hasta la misma muerte)? Pues inducir a todo ser humano a decirse a si mismo: "¡Yo quiero esa misma victoria! Voy por tanto a creer y a vivir como enseña y modela [el Maestro] Moisés".
A continuación, enumeramos diez verdades básicas que le harán alcanzar la Victoria y la Salvación prometida por Yah a todos aquellos que, abandonando su rebeldía y oposición a Moisés, optan por comenzar a seguirle:

1. El Dios a quien la Torah (la Ley de Dios) identifica con el nombre de יהוה (“Yah”), es el único y verdadero Dios. Como esta escrito: «... ASÍ DICE יהוה, Rey de Israel... “Yo soy el primero (porque no tengo padre), y yo soy el postrero (porque no tengo hijo), y FUERA DE MÍ, NO HAY DIOS (porque no tengo hermano)»- Isaías 44:6. Y, «Ved ahora que YO, YO SOY, Y NO HAY DIOSES CONMIGO (no hay nadie que sea un “Co-Dios” conmigo)...» - Deut. 32:39

2. Moisés es el vocero de Yah, así como el intermediario entre Dios y Su pueblo: «YO [Moisés] ESTABA ENTONCES ENTRE YAH Y VOSOTROS, PARA DECLARAROS LA PALABRA DE YAH» - Deut. 5:5. Así, el pueblo de Dios debe oír y obedecer a Moisés: «Acércate tu [Moisés], y oye todas las cosas que dijere Yah nuestro Dios; y TU NOS DIRAS TODO LO QUE YAH NUESTRO DIOS TE DIJERE, Y NOSOTROS OIREMOS Y HAREMOS [todo lo que nos ordenes]» - Deut. 5:27. Yah se agrada de que su pueblo obedezca a Moisés, pues esto asegura que todo habrá de irnos bien: «... Y me dijo Yah: He oído la voz de las palabras de este pueblo, que ellos te han hablado; BIEN ESTÁ TODO LO QUE HAN DICHO. ¡QUIÉN DIERA QUE TUVIESEN TAL CORAZÓN, QUE ME TEMIESEN Y GUARDASEN TODOS LOS DÍAS TODOS MIS MANDAMIENTOS [QUE LES DOY POR MEDIO DE TI], PARA QUE A ELLOS Y A SUS HIJOS LES FUESE BIEN PARA SIEMPRE!» - Deut. 5:28-29.

3. Por medio de Moisés, Yah hizo pacto con Israel, para ser su Rey, y para que ellos fuesen Su pueblo. Y, este pacto, consiste en obedecer los diez mandamientos de la Ley de Moisés: «Y ÉL OS ANUNCIÓ SU PACTO, EL CUAL OS MANDÓ PONER POR OBRA; LOS DIEZ MANDAMIENTOS...» - Deut. 4:13.

4. El Pacto hecho por Yah con Su pueblo, es Eterno [y por tanto no puede ser cancelado, ni alterado]: «He entendido que TODO LO QUE DIOS HACE SERA PERPETUO; SOBRE AQUELLO NO SE AÑADIRA, NI DE ELLO SE DISMINUIRA...» - Eclesiastés 3:14

5. Independientemente de cual sea su religión, el hombre que rehúsa seguir a Moisés (dejando de obedecer los mandamientos del Pacto de su Ley), es un hombre soberbio y maldito: «REPRENDISTE A LOS SOBERBIOS; LOS MALDITOS QUE SE DESVÍAN DE TUS MANDAMIENTOS. Y, dejar los mandamientos de la Ley de Moisés, hace a su vez que el hombre se haga un impío, y que los alabe: «LOS QUE DEJAN LA LEY, ALABAN A LOS IMPÍOS...» - Prov. 28:4.

6. Al igual que sucede con todo delincuente que aun no se ha arrepentido, El impío que vive en rebelión a la Ley de Dios, no siente verdadera paz en su alma: «NO HAY PAZ, dijo mi Dios, PARA LOS IMPÍOS» - Isaías 57:21

7. Pero Yah no quiere que el impío sea maldito, ni que viva sin hallar la paz, sino que haga el bien ordenado en los mandamientos del Pacto, y se aleje del mal (es decir, de la desobediencia a los mandamientos). ¿Por que? Pues porque así obtendrá la paz que trae la promesa de Vida Eterna: «APÁRTATE DEL MAL, Y HAZ EL BIEN, Y VIVIRÁS PARA SIEMPRE» - Salmo 37:27. Es por esto que, la obediencia a los mandamientos del Pacto, es el todo del hombre- el supremo motivo de su existencia: «... TEME A DIOS, Y GUARDA SUS MANDAMIENTOS; PORQUE ESTO ES EL TODO DEL HOMBRE...» - Eclesiastés 12:13.

8. Nadie, fuera de Yah, puede dar Salvación al hombre, pues escrito esta: «... YO יהוה, Y FUERA DE MÍ, NO HAY QUIEN SALVE»- Isaías 43:11. Y también esta escrito en otro lugar, «PORQUE YO יהוה, Dios tuyo, el Santo de Israel, SOY TU SALVADOR...» - Isaías 43:3

9. Si el impío se arrepiente, y se convierte de su maldad (abandonando su desobediencia a los mandamientos del Pacto), puede rogar directamente a Dios, quien ha prometido perdonarle: «SI SE HUMILLARE MI PUEBLO, sobre el cual mi nombre es invocado, Y ORAREN, y buscaren mi rostro, Y SE CONVIRTIEREN DE SUS MALOS CAMINOS; entonces YO OIRÉ DESDE LOS CIELOS, Y PERDONARÉ SUS PECADOS, y sanaré su tierra” - 2 Crónicas 7:14.

10. Reconcíliese hoy mismo con el Dios de Israel, haciendo la siguiente oración: “Oh Señor Yah, confieso que eres el único y verdadero Dios; que Moisés es tu siervo; que tu Ley es la Suprema y Eterna Verdad; que no hay otro Salvador fuera de ti; que Tu recompensas a los que obedecen tus mandamientos, y perdonas al que se convierte de su maldad [confesando sus pecados]. Perdona el pecado que he cometido, viviendo una vida de abierta rebelión a los mandamientos de tu Pacto. Te pido que vengas a mi vida, y te sientes en el trono de mi corazón, a fin de que seas mi Rey, y yo parte del Israel que te sirve. Ayúdame a escuchar y a obedecer los mandamientos que diste a tu siervo Moisés. Te ruego que me guíes, y me fortalezcas con tu santo espíritu, de modo que, al igual que el resto de Israel, pueda yo también transitar por el desierto de esta vida, haciendo tu voluntad, y no la mía. Te alabo, te glorifico, y te engrandezco, porque me has permitido hacerme parte de tu pueblo; y, al igual que hiciste con ellos, me guardaras hasta que llegue a la Canaán Celestial. Amen".





Why it is impossible to alter God’s Word?

Jewish Torah teaches us that the Creator personally wrote His Law upon the stone (the two stone tablets). What does it means? It means God's Law cannot be altered. It also means that the purest Divine revelation isn't the one written upon goat skins, nor even upon papyrus (both of which can be altered and/or destroyed); Why? Because The Creator chosed to write His Law upon Nature, and no man had a share in this process. Thus, the day mankind can alter the law of “Cause and Effect”, it will finally be able to alter Torah. The day mankind is able to alter the Law of “sowing and reaping”, it will be able to alter Torah. The day mankind can remove both the clouds and the moon from heavens, men will be able to alter Torah. The day mankind becomes capable of preventing the Sun from shining and rising in the horizon, they’ll be able to alter Torah. The day mankind can prevent light from conquering darkness, it would have annulled Torah. Why is this so? Simply because the totality of God’s revelation, can be understood by looking at the skies, and pausing to consider both the Laws as well as the order of Nature. How do we know that doing good will bring us good? By observing the law of sowing and reaping; if a man sows goodness, he will reap goodnes (he will be exalted), but if he sows evil, he will reap evil (he will stumble).
And how do we know evil is darkness, while goodness is light? Because a man cannot see with clarity (and threrefore stumbles), when surrounded by darkness, and this makes him anxious. But when surrounded by light, the man is at ease, since the light enables him to see with clarity, and without fear of stumbling. Therefore, the Torah of Nature teaches us that mankind must avoid the darkness of evil, and seek the light of goodness. How do we know that it is evil for man to “devour” (harm) his fellow man? Because the Torah written in Nature teaches that, even the wild (irrational) beasts, devour one another only for want of food (and not out of greed, power, or envy). Thus, it is unbecoming for human beings (which are superior to irrational beasts) to harm one another for vain and selfish reasons.
And how do we know that thanking God and singing His praises should have the priority on our daily living? Because the first thing birds (the most “elevated” of all irrational creatures) do in the morning, is to sing praises to their Creator. If irrational beings behave this way, how can rational human beings do any less?
How do we know that the best way to bring “life” unto the rest of the world is by “yielding good fruit” (doing what is good)? We know it from the trees, for they don’t go on missionary trips, neither do they go on preaching campaigns; They simply yield good fruit, and he who is hungry, and starving to death, can simply come and eat of it’s fruit, thereby receiving life.
In short, God chosed to personally write His will and Law in a Torah that can’t be altered, or cancelled, by any human being. This pure and unmarred Torah is the Law of Nature that the Universe displays. It is true that there have been other books (Torah of the Jews, Torah of the Gospels, Torah of the Quran, etc) written by men of God. These other books aspire to be a reflection of God’s personal Torah. But, any part of these books which denies, contradicts, or tries to supersede God’s own Torah, must be discarded [or be hold as no more than human commentary]. And any part of these books which is in full agreement with God’s Torah [as written in Nature] must likewise be considered the Word of the living God (blessed be Him).





El Dios de Israel, no espera que tengamos la teología correcta, sino la aptitud correcta

Si agradar a Dios dependiese de tener la teología correcta, cada individuo tendría que aprender personalmente todas y cada una de las sectas y religiones del mundo, antes de poder juzgarlas con objetividad. Tendría que aprender acerca de Sunni Islam, Sufi Islam, Ahmadiyyah Islam, Alevi Islam, Shia Islam, Cristianismo Católico, Cristianismo Copto, Griego, Ruso Ortodoxo, Evangélico Luterano, Evangélico Adventista, Metodista, Cientología, Cristianismo Presbiteriano, Pentecostés, Menonita, Bautistas, Discípulos de Cristo, Mita, El Mensaje de La Hora, Testigos de Yah, Mormones, Judaísmo Ortodoxo, Judaísmo Reformado, Judaísmo Conservador, Chabad Lubavitch, Haredi, Karaita, Breslev, Kaballah, Samaritano, Mesiánicos, Netsaritas, Dos Casas, Israelitas Hebreos, Budistas, Hinduismo, Shintoísmo, etc, etc, etc. De nuevo, esta seria la única forma de evaluar la precisión teológica de todas y cada una de estas sectas y religiones. Desafortunadamente, la vida de ningún ser humano es lo suficientemente larga como para alcanzar tan ambiciosa meta. Y, esta casi demás, decir que el Creador del universo (bendito sea) no pudo haber pasado por alto un detalle tan importante. De así haber sido, no seria realmente el Creador (el Dios omnisciente), sino la invención de algún ser humano, tal y como lo son Zeus, Baal, Anubis, Atenas, o Vulcano.
Tampoco es posible que el Creador proceda de la manera anteriormente descrita, pues equivaldría a decir que un hombre puede "volver su rostro hacia Dios" (buscándolo con sinceridad de corazón), y no vivir lo suficiente como para lograr hallarlo (encontrando la correcta teología Divina). De hecho, esto seria insinuar que Dios se presta a un tipo de juego cruel, donde el Creador “se esconde” de aquellos que sinceramente le buscan, para después “avergonzarles” (condenarles) por no haberle encontrado. Esto es una idea mezquina y Satánica; pues niega la palabra de Dios, que dice: «Y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón»- Jeremías 29:13. Y también dice en otro lugar: «Así ha dicho יהוה de los ejércitos: Volveos a mí, dice יהוהde los ejércitos, y yo me volveré a vosotros...» - Zacarías 1:3.
Así, agradar a Dios, no puede consistir en descubrir la teología correcta; tiene que ser algo que no este escondido de nosotros mismos; algo tan auto-evidente, que esta a los ojos de todo ser racional. Esto, que es evidente a todo ser pensante, es el deseo innato de recibir el bien; el deseo de ser respetados, honrados, y dignificados; el deseo de ser tratados con justicia, con misericordia, y con humildad. Cuando no se nos trata de esa manera, o cuando vemos que alguien no es tratado de esa manera, algo dentro de nosotros mismos nos dice que se esta haciendo algo malo, que estamos "errando al blanco", y que debemos rechazar esa extraviada conducta (los creyentes Hebreos llamamos a esto, "el yetzer ha-tov", o "impulso a hacer lo bueno"). Y esa aptitud de rechazar la mala conducta (resistir nuestro "yetzer ha-ra", o impulso a hacer lo malo), y querer en cambio someternos a la buena conducta (el yetzer ha-tov, o impulso a hacer lo bueno), es precisamente la verdad que agrada y complace al Creador.
Esa buena conducta a la cual nos alientan tanto la Torah como nuestro "yetzer ha- tov", esta sintetizada en los mandamientos, y se resume en renunciar a la maldad, para comprometernos con hacer el bien para el cual vinimos a este mundo: Reconocer, y ser agradecidos de nuestro Creador, no matar, no robar, no mentir, no calumniar, no adulterar, no fornicar, no codiciar lo que pertenece al prójimo, honrar a quienes nos dieron al vida, permitir un día de descanso para quienes nos sirven, etc. Así, quien se aparta (arrepiente) del mal, y se compromete con hacer lo bueno (guardando los mandamientos), goza de la misericordia Divina, y ha encontrado la verdad; como esta escrito: «... MUESTRO MISERICORDIA a millares, A LOS QUE me aman y GUARDAN MIS MANDAMIENTOS»- Éxodo 20:6. Y en otro lugar: «Tu justicia es justicia eterna, Y TU LEY (los mandamientos) ES (LA) VERDAD»- Salmo 119:142





The Infinite God of the Hebrew believers